A veinte años del crímen de Silvina Pelosso en los bosques de Yosemite

Share

 

El 19 de marzo de 1999, los agentes de la ley descubrieron los cuerpos carbonizados de Carol Sund, de cuarenta y dos años, y Silvina Pelosso, de dieciséis años, en el baúl de su auto alquilado, un día después de que el vehículo fuera ubicado en un área remota a varias horas del Parque Nacional Yosemite, California. Cary Stayner, un personal de mantenimiento en el albergue donde las mujeres fueron vistas por última vez un mes antes, confesó estos asesinatos y los de otras dos mujeres.

En la noche del 15 de febrero de 1999, Carol Sund de Eureka, California, junto con su hija Juli de quince años y su amiga Silvina Pelosso, de Argentina, se alojaron en Cedar Lodge en la ciudad de El Portal, California. , cerca de yosemite. Cary Stayner confesó posteriormente a los investigadores que ingresó a la habitación de mujeres con la premisa de que necesitaba arreglar una fuga de agua y luego estranguló a Carol Sund y agredió sexualmente a los dos adolescentes. Más tarde, él mató a Silvina Pelosso y puso su cuerpo, junto con el de Carol Sund, en su Pontiac Gran Prix alquilado. Stayner luego condujo a Juli Sund al lago Don Pedro, cerca de Mocassin, California, donde le cortó el cuello.

Después de que las mujeres fueron reportadas como desaparecidas, la policía interrogó a Stayner pero no creyó que el sujeto, personal de mantenimiento, estuviera involucrado ya que no tenía antecedentes de violencia. En cambio, la investigación se centró en otros empleados de Cedar Lodge y en personas sospechosas en la ciudad de Modesto, donde se encontró la cartera de Carol Sund en la calle varios días después de su desaparición (Más tarde, Stayner confesaría haber tirado la billetera para engañar a la policía).

El 18 de marzo de 1999, un hombre encontró el auto de alquiler de Carol Sund en un área aislada a 100 yardas al norte de la autopista 108, cerca de Long Barn, California. Al día siguiente, 19 de marzo, los investigadores llegaron para abrir el maletero del coche, donde descubrieron los cuerpos gravemente quemados de Sund y Pelosso.

Silvina Pelosso tenía 16 años, cursaba el secundario con brillantes notas y, como premio a su condición de buena estudiante, sus padres le regalaron un viaje a los Estados Unidos.
Allí se encontró con su amiga Julie Sund (15) y su madre, Carole Sund (42), para ir a recorrer el Parque Nacional Yosemite, en las montañas de Sierra Nevada, California. 

El 25 de marzo, después de recibir una pista anónima (que luego Stayner confesó haber enviado), la policía ubicó el cuerpo descompuesto de Juli Sund en un lugar aislado a menos de una hora del auto de alquiler. En ese momento, Stayner no era un sospechoso en el caso.

Luego, el 22 de julio de 1999, el cuerpo decapitado de Joie Armstrong, una naturalista de Yosemite de veintiséis años, fue encontrado cerca de su cabaña en la región Foresta de Yosemite. Los investigadores, que creyeron que había sido asesinada el día anterior, interrogaron a Stayner y  lo dejaron ir. Al decidir que querían seguir hablando con él, las autoridades localizaron a Stayner el 24 de julio en el campamento nudista de Laguna Del Sol en Wilton, California. Más tarde ese día, en una sorprendente confesión al agente del FBI Jeff Rinek, Stayner admitió haber matado a Sunds, Pelosso y Armstrong. Durante su juicio, los abogados de Stayner argumentaron que padecía una enfermedad mental, abuso sexual infantil y el trauma del secuestro de su hermano. En 1972, el hermano de Stayner, llamado Steven, de siete años, fue secuestrado por un agresor de niños y retenido en cautiverio durante más de siete años antes de que lograra escapar. Steven murió más tarde en un accidente de motocicleta en 1989. Cary Stayner fue condenado por los cuatro asesinatos y condenado a muerte.

Stayner (Foto a la derecha, entrando en la Corte) se declaró inocente alegando locura. Sus abogados afirmaron que la familia Stayner tenía antecedentes de abuso sexual y enfermedad mental, manifestándose no solo en los asesinatos, sino también en su trastorno obsesivo-compulsivo. Stayner solicitó que se le proporcionara pornografía infantil a cambio de su confesión. El Dr. José Arturo Silva testificó que Stayner tenía autismo leve, trastorno obsesivo-compulsivo y parafilia. No obstante, Stayner fue encontrado sano y declarado culpable de cuatro cargos de asesinato en primer grado por un jurado el 27 de agosto de 2002.

Durante la fase de penalización de su juicio, y luego de su condena a muerte, ingresó en la Penitenciaría de San Quintín en California. Stayner permanece en el corredor de la muerte aunque no ha habido ejecuciones en California desde que un fallo judicial de 2006 descubrió fallas en la administración de la pena capital en el Estado.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 19, 2019


 

Tags: , ,

3 thoughts on “A veinte años del crímen de Silvina Pelosso en los bosques de Yosemite”

  1. Silvina Pelosso. Buena alumna, hija querida y se topo con un maldito que cruelmente le quito la vida a ella, su amiga Juli y la madre. Lo que era una fiesta por el encuentro, termino en la peor de las tragedias. Abrazo a sus familiares..

    • Sofía María Pino
    • posted on March 19, 2019

    Me acuerdo de esta chica. terrirble

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: