La Sra. Barnes de Carlotto lucha por prohibir una libertad que ella dice defender.

Share

 

Una vez más la Sra. Carlotto debió guardar silencio, reflexionar y luego hablar, pero el vedetismo la traicionó. Lo que está en juego en sus declaraciones es la libertad de expresión, de opinión, de publicar libremente sus ideas en un sistema democrático. ¿No es el derecho por el cual dice luchar desde hace años? Porque prohibir a terceros esas garantías constitucionales y convencionales por el solo motivo de no compartir sus ideas. Nadie se puede oponer a esas libertades salvo en regímenes dictatoriales, integristas, comunistas o islámicos. 
Según el artículo de Pagina 12 https://www.pagina12.com.ar/192089-carlotto-denuncio-a-di-pascuale-y-a-su-panfleto-negacionista: La Sra. Barnes de Carlotto: “aprovechó la oportunidad para denunciar a Di Pascuale y su panfleto negacionista” y declaró entre otros puntos:
  • “Acá, un asesino, un tipo juzgado, un tipo que seguramente torturó a mi hija Laura, posibilitó el robo de mi nieto, pudo presentar un libro en esta feria durante lo que se quiere llamar un gobierno democrático”,
  • Lo hemos denunciado y se han retractado, pero el señor Reato salió a decir que estuvieron mal” tanto el organismo de derechos humanos como la Fundación del Libro, que argumentó que ignoraba que aquella presentación se convertiría en una apología del genocidio.
  • “Y se preguntó si los genocidas tienen derecho a convivir con el resto de los ciudadanos o deberían vivir en la cárcel, “el lugar que les corresponde”. 
La justicia en Argentina como otros países, por razones diversas, pudo haber condenado inocentes, afortunadamente los recursos permiten corregir esos errores. La regla jurídica impone que hasta la última apelación la presunción de inocencia es de rigor. Recordando que los ex terroristas de los 70, transformados en periodistas, escritores, académicos, políticos, publican sus aventuras heroicas de combatientes ¿ellos si pueden hacerlo? 
Se puede o no estar de acuerdo con la publicacion del Sr. Di Pascuale, pero la crítica debe ser sobre su obra, refutar su contenido, y no sobre el autor o solicitar su prohibición, que es un acto discriminatorio, racista, de censura, de libertades y de orden público. ¿hay que quemar los libros cuando no se comparte ni el tema tratado o sus autores?  
La Sra. Barnes de Carlotto, dice haber sido maestra, que utilice esa experiencia de pedagoga, haciendo pedagogía de la verdad objetiva que la sociedad escuchará con interés, pero que no repita palabras que no tienen lugar en un debate serio salvo si quiere desorientar el objeto de discusión. 
Ni Genocidio, ni genocida, ni apología del genocidio.
1-    En Argentina jurídicamente no hubo crimen de genocidio, por consecuencia no hay genocidas ni la apología de ese crimen. Utilizar esa palabra es despreciable y miserable por la memoria de las víctimas y sus familias, que vivieron esa inhumana situación en un momento histórico preciso. Por las calumnias e injurias que efectúa merece el rechazo de la sociedad y de las comunidades que vivieron esos crímenes, porque ningún historiador o jurista responsables pueden asociarlo con hechos de la Argentina actual o de los 70. Al contrario, hubo grupos terroristas, que cometieron actos terroristas y hay ex – terroristas. De haberse cometido el crimen de genocidio en Argentina, quizás sus autores deban permanecer en las cárceles que solo una justicia independiente puede determinarlo, pero la hipótesis es inoperante por su entelequia. 
Negacionismo
2-    En Argentina, no existe el negacionismo como infracción penal o convencional pese a las pretendidas acusaciones expresadas o vehiculadas por Página12. La utilización de ese término en el debate de la historia política argentina no solamente es inoperante, inexacto e ilegal, sino que moralmente injustificado. Es sorprendente la utilización de la palabra negacionista en la boca de una maestra, salvo a ser revisionistas, que es más una tautología que un análisis político e ideológico. Al utilizar amalgamas, efectúa un proceso de intención, adoptando un negacionismo histórico. La creación y objetivo del vocablo fue definido por el historiador Henry Rousso en 1987[1].   
  • La palabra negacionismo, no puede ser utilizada para criminalizar, callar, perseguir, escrachar o intimidar los opositores a las afirmaciones dictatoriales de la historia oficial sin posibilidad de ejercitar el principio del debate contradictorio, propio de la historia. No se puede asociar ese vocablo creado por una situación dolorosa, muy grave, particular, para así justificar toda aventura política. 
Libertades fundamentales
3-    Salvo a vivir en un estado dictatorial, integrista, totalitario, comunista, se puede aún en Argentina, tener la libertad de opinión, de expresión, publicar sus ideas, participar al debate republicano, etc…y sobre todo poner en duda razonamientos inoperantes, afirmaciones dogmáticas. Ello no es sinónimo de delito ni de atentado contra la democracia o de convenciones internacionales.
La Sra. Barnes de Carlotto, es defensora de un relato ucrónico oficial bajo el modelo de la ley 14910 de la Provincia de Buenos Aires (al menos no declaró públicamente su oposición), adepto al revisionismo histórico, a la desinformación, la propaganda, buscando impedir el debate de ideas y otras libertades fundamentales. Los enemigos de la verdad son negacionistas al realizar un revisionismo histórico con intencionalidad política, (aunque afirmen lo contrario es decir manipulan no interpretan). Utilizan para negar la verdad histórica, objetiva, completa, los mismos métodos y técnicas de los negacionistas que ellos dicen combatir. No se puede afirmar hechos con discursivas de fuerte impacto emocional sin demostrarlos.
  • Asimismo, la denunciante del Sr. Di Pascuale, debería en su misión de información y de comparación de garantías, designar qué país del Consejo de Europa, aplica la retroactividad penal, la responsabilidad penal colectiva, la analogía penal, la prisión preventiva ilimitada, no respeta la amnistía, la prescripción, viola principios esenciales de legalidad, convencionalidad, constitucionalidad, del debido proceso. O que prohíbe la libertad de expresión, de opinión, de publicar libremente sus ideas. Así, disponer de una cartografía de países que violan los derechos humanos de sus ciudadanos.
La Sra. Barnes de Carlotto, no puede ignorar que la libertad de expresión y de opinión, son derechos garantizados y protegidos por el artículo 19, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos : «Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión, este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión »  y por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos : « Nadie podrá ser molestado a causa de sus opiniones »(art. 19)
  • Sus declaraciones son contrarias a la Libertad de expresión, opinión, pensamiento: Art: 4, 10, 11 Declaración de los Derechos Humanos y del Ciudadano 1789. Art: 19 Declaración Universal de los Derechos del Hombre 1948, Art 4 Pacto Internacional relativa a los Derechos Civiles y Políticos 1966, Art 9, 10 Convención Europea de Derechos Humanos 1950, Art. 11, 13 Convención Americana sobre los Derechos Humanos, Convenciones sobre la discriminación, las Constituciones de países democráticos, las Reglas de Brasilia, la Agenda 20-30 de la ONU, entre otras convenciones internacionales. No hay excepción para privar de esa libertad, conforme al artículo 27 de la Convención de San José.
  • No se puede constantemente utilizar el dolor de una situación personal para promover el odio (art. 13 Convención de San José), el rencor, con toda persona, institución o sistema que fue el enemigo de su hija, en otro contexto temporal y político. Ni tampoco continuar por procuración y por otros medios esa lucha de desunión nacional con la impunidad que le brinda una condición particular sin aceptar las consecuencias. ¿Son esos los objetivos políticos de la Sra. Carlotto que quiere para la Argentina?
El argumento de negacionismo de los detentores de un relato oficial es en la practica la negación como mecanismo de defensa, rechazando aspectos de la realidad que se consideran desagradables, negando la existencia y responsabilidad de hechos. Es negar la verdadera historia de los 70 en Argentina. Es negar los actos terroristas, los crímenes y delitos de la lucha armada o de los que intentaron tomar por las armas el gobierno, que cometieron atentados, secuestraron, asesinaron…y hoy día se presentan como inocentes que solo querían un mundo mejor. Las palabras claras, honestas y sinceras de la Sra. Carlotto serán bienvenidas. Paris, 07 mayo 2019, CasppaFrance.
[1]   La creación y objetivo del vocablo fue definido por el historiador Henry Rousso en 1987 para designar la contestación de la realidad del genocidio contra los judíos por la Alemania nazi en la II GM. Consiste a pretender que no hubo intención de exterminar los judíos, o que las cámaras de gas no existieron. Designa también la contestación o la minimización de los crímenes contra la humanidad condenados por el tribunal de Nuremberg.

 

CASSPAFRANCE.org

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 7, 2019


 

Tags: ,

15 thoughts on “La Sra. Barnes de Carlotto lucha por prohibir una libertad que ella dice defender.”

    • Javier Ringuelet
    • posted on June 18, 2019

    Hablan de que ella propaga el odio?

    • Alberto Cascini
    • posted on May 8, 2019

    Esta mujer no tiene moral y se atreve a dar ordenes….

    • Alma Garrido
    • posted on May 7, 2019

    Vieja atorranta
    paridora de terroristas.

    • Broco
    • posted on May 7, 2019

    Da asco la vieja esta
    ya me canso

    • Osmar Pilotto
    • posted on May 7, 2019

    Vieja ladrona… ni Ali Baba y cia. pudo tanto.

  1. Vieja inmunda, detestable y repugnante. Solo un gobierno como el de Lakri y los kerchner pueden darle cabida a esta hija de 4 trillones de putas.
    Que se ocupe de difundir los hechos de Rita, nombre de guerra de su hija laura y quedaremos todos contentos.
    Basura a la que pronto Satanás y el Tuerto hdp llamarán desde el infierno.

    • El Extraño del Pelo Corto
    • posted on May 7, 2019

    Quien se cree que es????
    Por Dios esta sinverguenza no tiene cara

    • Sandro F
    • posted on May 7, 2019

    Esta vieja, un poquito mas de poder, nos corta la cabeza a todos.

    • Paulo Bolletini
    • posted on May 7, 2019

    Vieja corrupta cuando te vas a retirrar??? Ya te llenaste los bolsillos con la sangre de tu hija, que mas???

      • Fresco y Batata
      • posted on May 7, 2019

      Igualita

  2. Argentina es como la pelicula Noche de brujas… no termina mas. Los Peronistas prohibian.Losmilicos prohibian.Esta vieja delincuente quiere prohibir.

    1. Diego Cappa, totalmente cierto y lo lamentable que no aprendemos más. https://www.ar.dev3.greymatter.one/kussman
      Abril 7, 2015
      DEJA VÚ
      Por Claudio Kussman

      Esta rutinaria e incierta vida carcelaria ha producido varios cambios en mi persona. Al ser tan lejana a mi diario vivir, en permanente contacto con el afecto de mi esposa, familia, amigos, mascotas y fauna de los bosques de Pinamar, sin olvidar la compañía de imponente mar por supuesto, ha hecho que en los últimos días tuviera una sucesión de sueños POSITIVOS. Siendo generalmente imágenes y pasajes de mi niñez, se activaron viejos recuerdos e impresiones que fueron vivencias insertadas en nuestra trágica historia como país. Así recuerdo a mis tíos preferidos, los del campo (San Antonio del Padua) con quien pasaba mis vacaciones, y algunos fines de semana, entre paseos a caballo, gallinas que sorprendentemente ponían huevos, ordeñe de vacas y mil importantes misterios rurales para mis menos de 10 años de edad.

      QUEMA DE LIBROS Y FOTOS AÑO 1955

      Un día los vi muy afectados quemando algún libro y una foto dedicada de Perón y Evita que durante largo tiempo exhibieron con orgullo en una pared del comedor. Se había producido el golpe militar y existía peligro de detención para quien tuviera elementos o símbolos de su ideología peronista. Desde ya en ese momento no lo supe, y seguí en un muy importante juego de escondidas con Misterix, el perro de raza Setter de ellos. Si bien no recuerdo el orden de los hechos ya que no puedo consultar Internet pero muy pegado a la quema descripta, viajamos a Bahía Blanca, parando en un hotel céntrico.

      QUEMA DE LIBROS E IGLESIAS AÑO 1955

      Nuevamente fui testigo de un hecho trágico. En vez de quedar en la vereda según me lo ordenaran mis mayores, al ver movimiento de gente me alejé y llegué a la esquina de Sarmiento y Zelarrayán que estaba bloqueada principalmente por hombres que miraban en silencio, hacia la plaza. Dada mi baja estatura pasé entre ellos hasta la primera fila. Allí pude ver una gran pila de libros, papeles, muebles y hábitos religiosos que un grupo de gente a los gritos sacaba de la sacristía y la catedral, quemándolos en el medio de la calle. Para mí las llamas tenían una proporción gigantesca. Me invadió el miedo y corrí desesperado hacia el hotel, tropezando y cayendo al suelo Por usar todavía pantalones cortos sangré una de mis rodillas. El cariño y los buenos servicios de mi abuela y mi madre curaron no solo la herida, sino también apaciguaron mi miedo. Desde ya no conté lo visto ya que tenía terminantemente prohibido alejarme de la vereda y por ello pasó el tiempo para saber lo ocurrido en el país. El manto de sospecha que los adherentes peronistas tendieron sobre la Iglesia Católica por su colaboración e instigación al golpe de estado contra su máximo líder, hizo que estos seguidores atacaran e incendiaran varios templos religiosos.

      QUEMA DE LIBROS AÑO 1973

      Pasaron los años y en 1973, ya oficial de policía con 28 años de edad, me habían regalado como muestra del horror, un manual de combate escrito por el Che Guevara y otros libros que trataban sobre diferentes formas para asesinar policías y militares. Ante una circular de la Jefatura donde se disponía la detención de quien poseyera este tipo de literatura, resolví quemarlos. Hoy me gustaría tenerlos como muestra de un periodo trágico para todo el país. El de los 70′.

      SALVANDO PREMIOS, CONDECORACIONES Y FOTOS IRREPETIBLES AÑO 2013

      Siguieron pasando los años y así sabiendo que la Justicia podía llegar a detenerme ordenando el secuestro de premios y condecoraciones, como así fotos y correspondencia, el año 2013 me encontró legando y sacando del país recuerdos irrepetibles, con valor afectivo solo para mí y mi familia. En ese momento se produjo en mí un DEJA VÚ, superponiéndose las imágenes del Claudio de pantalones cortos, el Claudio joven y fuerte, y este de hoy, el Claudio del ocaso. En medio el recuerdo de la obra de Ray Bradbury (1920-2012) Fahrenheit 451 NADA CAMBIÓ EN NUESTRA HISTORIA QUE SE REPITE UNA Y OTRA VEZ? Espero que mis sueños de recuerdos infantiles continúen. En ellos EL MAL, no lo percibo.

      1. No aprendemos mas… Claudio: es un documento de que somos un pais a la derva. no aprebndemos de los errores n de nada

    • el Rope Firulais
    • posted on May 7, 2019

    Cuando prohibir estaba bien… que raro, un gobierno peroncho…
    Libertad Lamarque (1908- 2000): compañera y rival de Duarte, debido a su gran popularidad como diva nacional. En su autobiografía, Lamarque expresó que a partir de la asunción de Perón a la presidencia de Argentina en 1946, no recibió más contratos para trabajar en el país, lo cual atribuyó a su relación conflictiva con la actriz Eva Duarte. Fue la primera en la lista.
    Niní Marshall (1903 – 1996): prohibida por una enemistad con la actriz Fanny Navarro, quien mantenía un romance clandestino con Juan Duarte. Según la película biográfica Ay, Juancito, dirigida por Héctor Olivera, Navarro le cuenta a Eva Perón que la actriz la imitaba burlándose de ella en uno de sus sketch, lo que le provocó una gran molestia. Ángel Mentasti le transmitió a Marshall que debían cancelar todos los proyectos que la convocaban por un pedido expreso de la primera dama Eva Perón.​ En sus memorias, Marshall relató que ante esa situación decidió pedir una audiencia con el presidente Perón:
    «En busca de razones solicité una entrevista al presidente de la Nación y me contestaron que me recibiría en la Casa de Gobierno, su secretario privado, Juan Duarte, ¡mi antiguo admirador! Tres veces fui a la audiencia acordada y en ninguna de las dos primeras me recibió. En la tercera… tras dos horas de amansadora, en una amplia antesala con mucha otra gente alrededor, salió el secretario del secretario del Presidente y en voz alta gritó: “Señora, dice el señor Duarte que se acuerde cuando en una fiesta de pitucos, vestida de prostituta, imitó a su hermana Eva”».
    Arsenio Mármol (1901-1956): En la década de 1940 sufrió la censura por parte de Eva Duarte quien intentó desplazar su programa Estampas Porteñas para ocuparlo con un radioteatro suyo. Inmediatamente, Mármol hablo con el coronel Juan Domingo Perón y lo repuso6​.
    Orestes Caviglia (1893-1971): En octubre de 1950 se encontraba representando en el Teatro Astral la obra Prontuario, una pieza norteamericana que Kirk Douglas llevó al cine como Antesala del infierno cuando llegó una nota de la Subsecretaría de Informaciones de la Presidencia, firmada por Raúl Apold, pidiendo la adhesión “espontánea” del elenco al régimen de Perón.7​Caviglia estuvo entre quienes se negaron a firmarla, por lo que ingresó en la lista de opositores al gobierno a los que se les cerraban las fuentes de trabajo y debió exiliarse en Montevideo, desde donde viajaba disfrazado a Buenos Aires para ver a su nieta.
    Arturo García Buhr: el primer actor tuvo que exiliarse en Europa por negarse a trabajar en una propaganda del gobierno peronista. Lo acompañó su mujer la actriz y vedette Aída Olivier. Regresaron a la Argentina, luego del golpe de 1955.
    Inés Edmonson (1919-2016) : pudo deberse al enfrentamiento entre Eva Duarte con la joven actriz a la que le había desplazado en sus amores con el editor Emilio Kartulovich
    Nelly Ayllón (1919-): Tuvo una reconocida rivaliadad y antipatía con Eva Duarte mientras integraban la compañía de Pierina Dealessi en la década de 1930. Ayllón la abofeteó fuertemente en el camarín tras varios celos que incluían al empresario teatral Rafael Firtuoso.
    Ulyses Petit de Murat: el periodista, poeta y dramaturgo estuvo exiliado en México por razones políticas entre 1951 y 1958.
    Tulio Demicheli (1914-1992): el director y guionista de cine, debió exiliarse debido a conflictos ideológicos con el gobierno peronista. En 1987, filmó la película El misterio de Eva Perón, un documental de montaje que incluye el realizado en colores sobre los funerales de Eva Perón.
    Alberto de Zavalía (1911-1988): el guionista, director y productor de cine argentino debió exiliarse a México durante la presidencia peronista debido a cuestiones políticas.
    Delia Garcés (1919-2001): la notable actriz argentina debió exiliarse junto a su esposo, Alberto de Zavalía, debido a los problemas que mantenía este con Perón. En el año 1951 comienza una gira por Latinoamérica -junto a su esposo- con una compañía teatral. Instalándose en 1956 en México. También estuvo trabajando en España y Francia, con reconocido éxito.
    Hugo Fregonese (1908- 1987): el director cinematográfico se exilió en Estados Unidos por su incompatibilidad ideológica con el gobierno de turno. Volvió recién en 1971.
    Pepe Arias (1900-1967): La actriz Tita Merello le solicitó expresamente a Lucas Demare que el cómico Arias fuera el coprotagonista de su próxima película, Mercado de abasto (1955), a pesar de la prohibición de actuar que el actor había recibido por parte del gobierno peronista.
    Graciela Lecube (1925-): la actriz y escritora estuvo en el puesto n° 18 de la lista negra impuesta por el Eva Perón, debido a varias razones, la primera es que era hija de judíos[cita requerida], la segunda que le molesto que la reemplazara en una audición que hizo en Radio Belgrano ya que leía muy bien, y la tercera es que fue nombrada “La hija de la marina”, la marina quiso eliminar a Perón durante su encarcelamiento. Tuvo que renunciar a sus contratos radiales, a la obra que hacía en el Teatro Astral y a sus películas, entre ellas, La novia de la marina, un guion escrito para ella. Tuvo 45 años de ausencias en el país de los cuales se dedicó exclusivamente al narrado y poesías.
    María Duval (1926): esta gran actriz de importantes películas durante la época de oro del cine argentino, debió dejar su carrera a principios de los 50’s debido a las dificultades para trabajar que se presentaron.
    Rodolfo Aráoz Alfaro (1901-1968): el abogado que militó en el Partido Comunista, tuvo que exiliarse al Uruguay debido a las reiteradas detenciones sin proceso durante el gobierno de Juan Domingo Perón.
    María Esther Duckse (1901-1981): la actriz uruguaya nacionalizada argentina, estuvo varios años sin trabajar por haber sido vetada por el régimen peronista y retornó al escenario en el Circo Teatro Arena de Francisco Petrone, su gran amigo.
    Ken Hamilton: el pianista y director de jazz fue prohibido por el gobierno peronista en 1951, debiendo cesar las actividades de la orquesta que dirigía en aquel momento.
    Osvaldo Pugliese (1905–1995): el director , compositor y músico debió suspender sus actividades artísticas durante la mitad de la década de 1950, debido a que era partidario comunista.
    Arturo Sampay (1911-1977) fue un jurista, constitucionalista y docente argentino, conocido como el ideólogo de la Constitución Argentina de 1949 y padre del constitucionalismo social en la Argentina. En 1952, Domingo Mercante, cuya posición se había deteriorado dentro del peronismo a raíz de versiones que le atribuían aspiraciones a suceder a Perón, fue desplazado de la vida pública con el visto bueno del propio Perón; a ello se sumó en 1954 el conflicto del gobierno con la Iglesia Católica.
    Luisa Vehil (1912-1991): la carrera de la actriz uruguaya se vio limitada tras haber integrado en 1946 la lista de la Agrupación de Actores Democráticos, que apoyó a la coalición electoral denominada “Unión Democrática” frente a la fórmula que llevaría al gobierno peronista. En esos años hizo girasen Europa y América.
    Lydia Lamaison (1914-2012):la actriz que integró “La Agrupación de Actores Democráticos”, en pleno gobierno peronista, tuvo su largo período de inactividad durante la duración del mismo.
    Irma Córdoba (1913-2008): su carrera como actriz se vio limitada durante el peronismo, como las de Paulina Singerman, Luisa Vehil y Niní Gambier, entre otras.
    Niní Gambier (1916-1999) : la primera actriz luego de casarse con el diplomático Juan Pedro Vignale, e impulsada por desavenencias políticas se radicó en Venezuela hasta la caída del gobierno de Perón.
    Jorge Paz (1919-2003): Periodista, abogado y locutor argentino, estuvo perseguido por los partidarios peronistas debido a su tendencia radical frondiziana.
    Amelia Bence (1914-2016): la actriz de lo ojos más bellos del cine argentino formó parte de la lista luego de que un periodista de El Hogar realizara una elogiosa crítica sobre una obra que realizaba y el matrimonio Bence-Closas, provocando la indignación, dijeron en la época, de Evita, que los consideraba enemigos. Eva Perón obligó al periodista a negar lo que había firmado. Debido a ello se exilió un tiempo en México junto a su entonces marido, Alberto Closas.
    Atahualpa Yupanqui (1908– 1992): Durante su faceta integradora del partido comunista fue humillado y agredido a tal punto que partidarios peronistas violentaron su casa, le lesionaron los dedos de su mano derecha para que no tocara más su guitarra y luego fue detenido. En 1952, Yupanqui abandonó dicho partido para dedicarse a su vida artística.
    Astor Piazolla (1921-1993): De padres peronistas, su postura antiperonista marco un movimiento cultural en pleno apogeo del gobierno de turno. Llegó a ser prohibido, censurado y exiliado durante un breve tiempo. Estudió en París y luego regresó a la Argentina en 1955.

  3. Vieja terrorista, siempre dando la nota

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: