Share

 

Ella recibió un regalo para su cumpleaños número 13. Era un diario y las palabras que ella depositaría en él harían de su trágica vida una inspiración para millones. Sus primeras palabras, escritas ese día, fueron: “Espero poder confiar en ti completamente, como nunca antes he podido hacer en nadie, y espero que seas un gran apoyo y consuelo para mí”. . ”

Hija de un industrial judío, Anna nació en 1929 como Annelies Marie Frank en Frankfurt, Alemania. Su padre, Otto, era un hombre de negocios alemán que sirvió como teniente en el ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial.

Pero en medio del aumento del antisemitismo y la persecución nazi de los judíos, Otto trasladó a su familia a Ámsterdam en el otoño de 1933. La familia Frank se encontraba entre los 300.000 judíos que huyeron de Alemania entre 1933 y 1939.

En Amsterdam, Otto dirigía una empresa llamada Opekta que vendía especias y pectina utilizadas en la fabricación de mermelada.

Anna y su hermana Margot fueron a una escuela local y estaban relativamente felices. Eso comenzó a cambiar el 10 de mayo de 1940 cuando el ejército alemán invadió los Países Bajos.

Dos años después, el 5 de julio de 1942, Margot recibió una citación oficial para presentarse a un campo de trabajo nazi. Su padre no tenía presentía nada bueno, así que al día siguiente la familia Frank se escondió y se mudó a un anexo secreto en las oficinas de la compañía de Otto.

Junto a ellos se escondía otra familia judía y, más tarde, un dentista judío. Todos pasaron dos años en este escondite, ni una sola vez saliendo. La entrada al anexo estaba oculta por un gran estante para libros.

Cuatro de los empleados leales de Otto traían alimentos y otras necesidades, así como noticias sobre el mundo exterior. Sabían que si los atrapaban, serían ejecutados por ayudar a los judíos, pero lo hicieron de todos modos.

Anne pasó la mayor parte del tiempo leyendo y escribiendo en su diario. Comenzó cada entrada con las palabras “Querida Kitty”, una amiga imaginaria. Escrito en el transcurso de dos años, el diario detalla el tiempo que su familia pasó escondida, así como los sentimientos de una adolescente frustrada y “normal”, que luchan por vivir en un espacio confinado.

A pesar de todos sus pasajes de desesperación, el diario es esencialmente una historia de fe, esperanza y amor frente al odio. El 15 de julio de 1944, Anne escribió: “Es difícil en tiempos como estos: los ideales, los sueños y las esperanzas más esperanzadas surgen dentro de nosotros, solo para ser aplastados por una realidad sombría. Es una maravilla que no haya abandonado todos mis ideales, parecen tan absurdos y poco prácticos. Sin embargo, me aferro a ellos porque sigo creyendo, a pesar de todo, que las personas son verdaderamente buenas de corazón.

“Para mí es absolutamente imposible construir mi vida sobre una base de caos, sufrimiento y muerte. Veo cómo el mundo se transforma lentamente en un desierto, escucho el trueno que se aproxima y que, un día, también nos destruirá, siento el sufrimiento de millones.

“Y sin embargo, cuando miro hacia el cielo, de alguna manera siento que todo cambiará para mejor, que también esta crueldad terminará, que la paz y la tranquilidad volverán una vez más. Mientras tanto, debo aferrarme a mis ideales. ¡Quizás llegue el día en que pueda realizarlos! “

El sufrimiento de Anne fue dar un paso decisivo en la mañana del 4 de agosto de 1944 cuando la Gestapo irrumpió en el anexo secreto y arrestó a todos los que estaban dentro. Durante años se creyó que alguien llamó a los alemanes y les dijo que los judíos vivían en las instalaciones de Opekta.

Sin embargo, la identidad de esta supuesta persona que llamó nunca se confirmó y una teoría posterior sugiere que los nazis pueden haber descubierto el anexo por accidente mientras investigaban los informes de fraude de cupones de ración y empleo ilegal en Opekta.

Los ocupantes del anexo fueron llevados a un campo de tránsito en los Países Bajos. Debido a que estaban escondidos cuando fueron arrestados, se les consideraba criminales y fueron castigados con trabajos forzados.

Luego pasaron al famoso campo de concentración de Auschwitz en Polonia. Al llegar a Auschwitz, todos los hombres fueron separados de sus familias y todos los prisioneros considerados no aptos para el trabajo fueron enviados a las cámaras de gas, junto con todos los menores de quince años. Anna había cumplido quince años y tres meses antes de ser capturada, por lo que se salvó.

Las mujeres y las niñas que no fueron seleccionadas para la muerte inmediata, Anna era una de ellas, tuvieron que desnudarse y luego las desinfectaron. Les afeitaron la cabeza y les tatuaron un número de identidad en los brazos. Anne y Margot pasaron varios meses sufriendo trabajos forzados en Auschwitz, levantando piedras pesadas y cortando rollos de césped.

Durante el invierno de 1944, las dos hermanas fueron trasladadas al campo de concentración de Bergen-Belsen en Alemania, sin su madre, Edith, quien cayó enferma y murió de hambre en Auschwitz.

En Bergen-Belsen enfermedades como la fiebre tifoidea se desataron en el campamento y, a principios de 1945, una epidemia de tifus mató a unos 17.000 prisioneros, entre ellos, se cree, Anna y Margot, solo unas pocas semanas antes de que el campamento fuera liberado por las fuerzas británicas. La fecha exacta de la muerte de Anna no se conoce, pero se cree que murió en febrero o marzo de ese año.

Otto se mantuvo en Auschwitz hasta su liberación en enero de 1945 y luego regresó a Ámsterdam, al enterarse de la muerte de su esposa en el camino. Se enteró de la muerte de sus hijas en julio de 1945 después de conocer a una mujer que había estado en Bergen-Belsen con ellas.

Tras el arresto de los que estaban en el anexo, el diario de Anna fue recuperado por Miep Gies, uno de los amigos de confianza que había ayudado a la familia Frank durante su estancia en la clandestinidad. Gies le dio el diario a Otto en julio de 1945 tras la confirmación de la muerte de Anne por parte de la Cruz Roja.

Otto finalmente reunió la fuerza para leerlo. Quedó asombrado por lo que leyó y más tarde lo publicó. “Se reveló una Anna completamente diferente a la niña que había perdido”, escribió en una carta. “No tenía idea de la profundidad de sus pensamientos y sentimientos”.

Publicado como El diario de una niña, el trabajo se ha traducido a más de 70 idiomas y más de 30 millones de copias.

El diario de Anne Frank perdura, no solo por los notables acontecimientos que ella describió, sino también por sus extraordinarios dones como narradora y su espíritu infatigable incluso en las circunstancias más horribles.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 11, 2019


 

Tags: ,

10 thoughts on “Una brisa cálida en el invierno permanente”

    • Cassie
    • posted on June 11, 2019

    .

    • Conciencia
    • posted on June 11, 2019

    El peor genocidio no lo cometieron los nazistas . Tampoco los otomanos el peor genocidio lo han cometido los comunistas. Ellos también persiguieron a los judios, homoxesuales y opositores, y nadie les dice nada. Aún ahora siguen hambreando a los pueblos , cometiendo homicidios y nadie se acuerda y pocos se pronuncian. El holocausto es recordado cada año y me parece muy bien. Pero nadie se acuerda de las victimas dé Stalin,Corea del Norte, Mao, Fidel Castro entre otros . Los Alemanes han pedido disculpas y han ayudado a la reconstrucción de Israel y muchas cosas han echo, pero los comunistas? A ellos les aplauden todo porque se esconden detras de un ideal y la verdad es que son grandes ipocritas . También Pablo Escobar uno delos peores asesinos de nuestros tiempos tenia ideales comunistas.

      • Pehuén Curá
      • posted on June 11, 2019

      Faltó el Genocidio Armenio a manos de los Turcos, de eso no se habla.

    • XXfingered
    • posted on June 11, 2019

    she has amazing word choice, and is so correct on what she is saying.

      • XXfingered - TRADUCCIÓN
      • posted on June 11, 2019

      ella tiene una increíble selección de palabras, y es tan correcta en lo que está diciendo.

    • Ruthie Gikkersen
    • posted on June 11, 2019

    Lovely sweet girl, denied her future along with so many millions of others due to Nazi depravity. There really are no words to describe what happened to her. And for what? Because Nazis were looking for convenient scapegoats for Germany’s stupidity in instigating WW!, and hey, why not pick on the most historically oppressed people in modern history? Sickening.

      • Ruthie Gikkersen - TRADUCCIÓN
      • posted on June 11, 2019

      Encantadora niña dulce, le negó su futuro junto con muchos otros millones debido a la depravación nazi. Realmente no hay palabras para describir lo que le pasó a ella. ¿Y para qué? Debido a que los nazis estaban buscando chivos expiatorios convenientes para la estupidez de Alemania en instigar a WW !, y hey, ¿por qué no elegir a las personas más oprimidas históricamente en la historia moderna? Nauseabundo.

    • Sandra Quijano
    • posted on June 11, 2019

    Recuerden que aunque Ana fue la más reconocida por haber escrito el diario, había más personas en esa casa, por eso, en mi opinion, la pregunta deberia ser “¿Quién traicionó a los escondidos.?”

    • Will Reinhardt
    • posted on June 10, 2019

    A great legacy.
    Also, Otto Frank was a wonderful man. He gave back to the world after losing all.
    He’s such a amazing man, his daughters were gone. He didn’t keep the diary to himself he let us read it

      • Will Reinhardt - TRADUCCIÓN
      • posted on June 11, 2019

      Además, Otto Frank era un hombre maravilloso. Devolvió al mundo después de perder todo.
      Es un hombre tan increíble, sus hijas se habían ido. No se guardó el diario, nos dejó leerlo.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: