Share

                         

Muchas veces se dice: “…Por un error judicial, anulan proceso contra un menor acusado de atropellar y matar o archivan la causa porque es inimputable…”Exhalamos el aire, inhalamos nuevamente y seguimos leyendo: “…Una desviación casi formal  de procedimiento derivó en la anulación de una causa en la que el conductor de un vehículo, alcoholizado y conduciendo a alta velocidad, atropelló y mató a una de ellas. Empezamos a resoplar. La nota informaba con absoluta objetividad el espanto y conmoción social del hecho. Su ulterior repercusión fue por la total impunidad e irresponsabilidad  de quien conducía el rodado a extrema velocidad. Un vehículo de alta gama conducido por una menor por indolencia de los padres  y del otro lado la tragedia y conmoción. Una víctima fallecida y un hogar desarmado. La vida se  contuvo para toda la familia la que con fortaleza milagrosa iniciaban el sinuoso y  serpenteado camino de petición de justicia. Los deudos y parientes indicados por el texto riguroso continúan apostando a la  mujer de ojos vendados y balanza en mano:”…Es que lo único que vence la impunidad –claman al cielo-…Lo único que esclaviza, es  el desánimo y el desamparo…”La causa de la víctima entra en la etapa de la investigación preliminar cuyo término únicamente se perime cuando la justicia quiere. Se reúnen pruebas, testigos, pericias, declaraciones, angustias de recordar cientos de veces el terrible suceso y largos peregrinaje sin consuelo alguno. Los inagotables curso del expediente y los interminable pasos de cada tramite  junto al letrado perduran por, días, semanas, meses, años…La familia convertidos en hábiles juristas en el tedioso proceso entrecruzan sus cuentas junto al abogado  para que no se  venzan términos ineludibles sin  bajar los brazos. Dos, tres casi cinco años y más han pasado y cuando todos esperaban esperanzados y a su vez atribulados a que finalmente se confirmara el procesamiento de la acusada, se dicta  la nulidad del procesamiento a raíz de la…”inadecuada descripción de los hechos en la indagatoria judicial”… anulación que manda a practicar todo el procedimiento una vez más. ¿Hubo ignorancia?¿Inexperiencia? ¿Torpeza? ¿Irregularidad? nunca se sabrá. ¿Y las garantías señaladas y estampadas como un sello  inquebrantable en los  evolucionados códigos procesales para las víctimas dónde se percudieron? Un vez más se siente como un lastre ese hermoso sueño de la humanidad que es la Justicia bajo cuya protección  deben florecer los más altos valores de la humanidad. Los hijos, el cónyuge, los padres no aguardaban reparación alguna, tampoco consuelo. Es que la  vida de un ser querido no tiene valor un valor monetario que pueda ser medido como una operación matemática. Lo que se reclama es justicia que es nada más que dar a cada uno lo que corresponda. Es tratar de seguir viviendo en familia con la tranquilidad de que se hizo lo posible para que la impunidad desaparezca. Finalmente la causa prescribió. Esa es la Justicia de hoy.

Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 12, 2019


 

Tags:

1 thought on “SED DE JUSTICIA”

  1. Es muy doloroso todo lo que se vive más el sufrimiento de las víctimas y familiares. Que se puede hacer?

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: