Share

 

 Escribe: My (RE) Carlos Españadero[1]

 

  Parece un tema ya resuelto. Muestro una definición que leo en internet:

Del latín patria, es la tierra natal o adoptiva que está ligada a una persona por vínculos afectivos, jurídicos y/o históricos. La patria puede ser, por lo tanto, el lugar de nacimiento, el pueblo de los ancestros o el país donde un sujeto se radicó a partir de un cierto momento de su vida.

Es el amor que surge hacia la tierra que nos vio nacer, la que tiene encerrada la historia de los antepasados, sus luchas, sus miedos, sus conquistas, sus aciertos y sus errores. Es una herencia de los padre, y justamente, eso significa siguiendo su etimología latina “terra patrum=tierra de los padres”.

Todas las definiciones, apuntan a desarrollar un concepto, abarcando todas las precisiones que permiten ubicar un objeto como perteneciente a la palabra que lo define.[2]

Sin embargo, veo que las definiciones casi siempre (salvo en cosas muy sencillas) no logran cumplir la razón de su existencia.

Pretender definir la verdad, la filosofía, la ciencia, desata una parafernalia, que puede exigir un libro o una biblioteca. Esto sin dejar de tener en cuenta que los definidores apabullan con sus ostentosos títulos habilitantes, premios y honores logrados en sus gestiones. Y lo peor que son sometidos en controversias con otros con similares méritos, y en sus choques verbales la definición queda vacia, dado que muchas veces una niega a otra.

  Lo grave es que los significados que se tomen, se difunden por los seres humanos comunes, que sin laureles ni títulos deben emplearlos en su vida común. Y hoy con medios de comunicación potentísimos, como nunca había poseído la Humanidad, utilizados por humanos comunes, los significados se modifican según “los usos y costumbres” que muchas veces se fundamentan en frases felices dadas por personas donde ellas mismas le han fabricado el significado.

Patria ha tenido y tiene una dinámica en su significado, que hace que el “difiniens” varie en su significado, y esto afecte el entendimiento necesario para dialogar.[3]

En consecuencia muy suscintamente daré mi “definiens.

Hasta mitad del siglo XX, me enseñaron que Patria es nuestro territorio nacional. Lo demás quizás quedaba implícito, pero la referencia fundamental era nuestro espacio terrestre, y con ello la soberanía. Y Patria era el sentimiento de amor a esto, incondicional. Con ello tomaba vida nuestra geografía, y el tema de nuestros límites. De lo demás se hablaba tan poco que para muchos no estaba incluido.

Después de la II guerra mundial , en el mundo se fue descubriendo tímidamente la presencia del ser humano en el concepto de Patria. Algunos expresando que la Patria era también su historia,  y avanzando en ella, lo que hicieron sus gobiernos. La política irrumpió avanzando sobre otro concepto tan rico pero también tan polémico: democracia, es decir el pueblo intentando gobernarse. Vano intento pero muy válido.

El marxismo contraponiendose al concepto monárquico, fabricó el concepto proletario. Se oponia a la nobleza (de sangre) a los pobres (sin lo necesario, solo hijos). Y con esto buscaron la patria proletaria, proponiendo descabezar a todos los que no fueran proletarios. Esto cambió el concepto de patria, dado que proletarios hay en todos lados, no interesa el territorio.

Por supuesto, esto hizo que quienes no querian ser descabezados, y tenían poder, encontraron en otra palabra: libertad, la razón para aplastar a los proletarios que pretendian no ser esclavos de su falta de riqueza. A la vez, los primeros vieron la oportunidad de usar la palabra república como símbolo de libertad, y los libertarios consideraron que la justicia social es dictadura o tiranía, que agravia la dignidad humana.

Ya en el siglo XXI, en nuestra Patria, se comienza a afirmar la idea de pueblo, pero en eso se mezcla los ingredientes de la realeza y del marxismo. Seguimos con la “clase” política, remembranzas de la nobleza, y del otro lado “la clase explotada”, donde no va todo el pueblo sino sectores del mismo. Para peor encontramos pensadores que creen que el pueblo está constituido por todos los que piensan como ellos. ¿Y los otros? Son útiles como instrumentos de ejecución, son carga como elementos que consumen, salvo que den ganancia, y sus expresiones son señales atentorios contra las instituciones.

Hay mucho que decir de esto, pero quiero ser breve. Me reservo para tratarlos si se hace necesario.

Yo creo que Patria es fundamentalmente mi pueblo, entendido por la totalidad de sus integrantes, nacidos en nuestro pais, o incorporados al mismo por su voluntad, y es el propietario en su conjunto de todos los bienes que posee nuestro territorio, que constituyen nuestra nación con su historia, que incluye todo lo que establece nuestra constitución y leyes.

Claro que hay muchos problemas que al no estar enunciados requiere bucear en nuestra historia, descubrir lo que creemos debe mantenerse y lo que suponemos que no debe ocurrir. Y esto es hablar de política y tener en cuenta nuestros usos y costumbres que nos hablan de democracia, de pueblo, de necesidad de escucharnos, de respetarnos, de amarnos, y de luchar por los intereses argentinos.

Pero hablar de pueblo, es hablar de muchos. Hoy unos 44 millones. Y dentro de ellos pensadores, sabios, virtuosos, notables, capaces, con sentido común, honestos, trabajadores (de todo tipo), generosos, mediocres, egoístas, ignorantes, haraganes, ladrones, asesinos, fanfarrones, etc., etc.). Y es a través de la conducción política que el pueblo puede avanzar hacia su futuro. Y esto no es nada fácil.

Y esto es hacer la Patria.

Claro que tenemos que ser concientes que habiendo tantos seres humanos que hoy no encuentran patrones comunes para proyectar, es probable que prevalezca la individual sobre el colectivo. ¿Será la misma Patria la que entiende un virtuoso como fue Favaloro, que una que entiende un criminal de los tanto que nos informan los medios de difusión?

En mi caso, trato de antes de mencionar la palabra Patria, trato de saber cual es el sentido que le da mi interlocutor. Y busco el diálogo con él para avanzar sobre lo que puede afectar a ella. No a mí ni a mi interlocutor.

Y siempre recordando que en la democracia, todos los integrantes del pueblo valemos 1. Nadie vale 0. Ni tampoco mas de 1. 

 

[1] Un ser humano.

[2] Una definición es una proposición o conjunto de proposiciones mediante la cual trata de exponer de manera unívoca y con precisión la comprensión de un concepto, término o dicción o –si consta de dos o más palabras– de una expresión o locución. Wikipedia

[3] El definiendum (lo definido) definiens (lo que define)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 4, 2019


 

Tags: ,

3 thoughts on “LA PATRIA Y LOS PATRIOTAS”

    • Rosa L. Alvarez
    • posted on August 3, 2019

    LOS PATRIOTAS COMPRAN DOLARES ,ESTAMOS EN EL HORNO

  1. Felicitaciones por escribir, amigo de la Unidad Penitenciaria 31 donde nos martirizaron “un tiempito”. En la misma forma que dejé de creer en la existencia de los héroes, también me paso lo mismo con la patria y los patriotas, quienes por excelencia tendrían que ser quienes usamos o usan uniforme. Mi descreimiento se potencia desde el mismo momento en que presidentes y hasta reyes hacen homenajes en el Monumento a la Memoria luego de pasar por el de San Martín, quien de verdad ha sido un patriota. Te dejo tres imágenes comenzando de izquierda a derecha con una semi pornográfica en relación a la que sigue y que corresponde al calabozo que ocupaste en el Pabellón 8,(la tomé no bien te fuiste), donde hoy los “camaradas” están pasando el invierno sin calefacción y la de la derecha en donde estás con Luchini (f) y Cervera (f), dos buenos seres humanos. Con afecto CLAUDIO KUSSMAN

    1. Apreciado amigo: gracias por tu recuerdo y tu opinión. Para mí, Patria es mi pueblo. Y mi pueblo no es los que lleva a visitar el monumento a la memoria, que padece la tragedia de ver la Patria solo con su interés sectorial. Ahí no reconozco al Pueblo, y si siento que es usado. Tampoco lo represento yo, con mis debilidades y falencias. Pero creo que la Patria seguirá existiendo, a pesar de memoriosos tuertos, o personas débiles como yo. Y lo hará en su pueblo, donde quizás no contamos. No importa mis sufrimientos y las canalladas que sigo soportando. Si fuera útil a mi Patria, no tendría importancia. Si no lo es, Dios los perdone. Mi recuerdo a los dos que fueron consecuentes con su idea de Patria. Yo traté solo de comprenderlos y brindar lo que creo que un argentino debe dar a otro argentino. Un abrazo. Carlos Españadero

Comment

Leave a Reply to Carlos Españadero Cancel reply

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: