LOS CONDENADOS DE SANTA FE

Por el Doctor GONZALO MIÑO
Share

 

OBSERVACIONES DE UN ABOGADO

Por GONZALO MIÑO

El martes 27 asistí, como abogado defensor en el juicio que se llevó a cabo en la ciudad de Santa Fe, a una admirable demostración de valentía, coraje y amor de esposas, madres, hijas, nietas, hijos y amigos, que desde temprano se concretaron para apoyar a los presos políticos que ese día recibirían sentencia. No eran señoras “paquetas” del barrio Guadalupe, eran maestras, porteras, estudiantes, señoras mayores que caminaban lentamente son su bastón, niñas adolescentes, jóvenes que solo portaban algunos carteles hechos a mano pidiendo justicia.

Todo era corazón y emoción. Pero, tristemente no hubo camaradas, compañeros, retirados o autoridades de las fuerzas de seguridad o militares que los acompañaran, salvo algunas honrosas excepciones que se debe destacar y que concurrieron a título personal. Solo un reducido grupo de policías que el mismo Tribunal Oral había dispuesto para controlar la seguridad, que miraban con asombro y curiosidad a este grupo de personas y obviamente prestos a cumplir las órdenes, con temor reverencial, que les daban los referentes de los denominados organismos de derechos humanos, furiosos porque este grupo de mujeres les habían ganado “su lugar”.

Tribunal Federal de Santa Fe

Con solo banderas argentinas y entonando el himno nacional enronquecieron sus gargantas pidiendo justicia. Rápidamente todas las esperanzas se desvanecieron cuando, una vez más, la venganza se vistió de sentencia judicial y sin prueba alguna comenzaron a resonar las absurdas condenas.

Desolados los familiares, ya sin más lagrimas que derramar, quebradas sus almas por el dolor, pero con los puños llenos de impotencia y bronca, demostraron una vez más su hidalguía y dignidad, al casi sin aliento gritar a los maridos, esposos y abuelos que salían rumbo a cumplir las condenas: “van salir… se los prometemos”.

Ante tamaña demostración de valentía, coraje y amor, dignas del mayor respeto y admiración, no pude dejar de entristecerme ante la total ausencia de camaradas, retirados, compañeros, jefes, superiores o autoridades,  que escondiéndose bajo el disfraz de la prudencia que en realidad es miedo, abandonan a sus camaradas de armas, o intentando acallar el reclamo de sus conciencias homenajean a los muertes olvidándose de los vivos, que se pudren en una cárcel o esperan lentamente la muerte en sus domicilios.

 

Gonzalo Pablo Miño

Abogado Defensor

Agosto 29, 2019

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 29, 2019


 

Tags: ,

9 thoughts on “LOS CONDENADOS DE SANTA FE”

    • Maxi
    • posted on August 29, 2019

    feliz dia del abogado para ud, para Justicia y Concordia y todos los abogados que defienden la libertad y la inocencia en un pais que viola los Derechos Humanos de ex militares, ex policias y civiles. Agregaria yo que para que algunos jueces asesinos quieren que se los considere ”ex personas” pero no hay que parar con la pelea y contarle a los pibes chicos que paso en los 70

    • Pato Bellini
    • posted on August 29, 2019

    Tambien le toca a usted bailar con la mas fea… Santa Fe siempre ha sido la URSS

    • Susana
    • posted on August 29, 2019

    Todo el mundo habla bien de este abogado y este artículo demuestra fporque

    • Claudia Antin
    • posted on August 29, 2019

    sigue el circo

    • Ariel Vento
    • posted on August 29, 2019

    No hemos cambiado para nada. Por suerte siguen existiendo abogados como este para pelear contra los molinos

    • JVC
    • posted on August 29, 2019

    Un muy buen abogado felicitaciones muy buen defensor .

  1. Doctor Gonzalo Pablo Miño, una vez más GRACIAS, por su valentía y honestidad como abogado y mucho más por ser un buen ser humano. Como mi defensor le agradezco que nunca se opusiera o cuestionara mis expresiones sobre los miembros del poder judicial o sobre los mismos uniformados. En una palabra nunca intentó censurarme para lo cual también hay que tener valor, honestidad y respeto. Con mi familia casi a diario lo recordamos y ponderamos. Con afecto CLAUDIO KUSSMAN

    • CasppaFrance
    • posted on August 29, 2019

    Estimado Gonzalo Pablo Miño
    Ante todo, mi reconocimiento por su noble misión de asistir un PP en todo momento y lugar. Su presencia al lado de su cliente va más allá que la de abogado defensor, representa a todos los que no podemos estar en ese momento que lo hacemos público, pero además es el ciudadano, el hombre, que acompaña la victima de la injusticia que está solo, aislado cuando se presenta ante sus acusadores.
    Su testimonio es conmovedor y repugnante, pero es una realidad constante. Los PP están solos, es una regla de toda persona privada de libertad, pero lo más preocupante y grave es que nadie se quiere mostrar a su lado (en las visitas en cárceles, si están enfermos, cuando fallecen, en sus detenciones domiciliarias…), apoyarlos personalmente en los tribunales, manifestar por sus derechos, ayudarlos cuando son escrachados, declarados personas non -grata, interesarse por la situación espiritual, socio-económica…, en resumen, la solidaridad de la mal llamada familia institucional es inexistente. Afortunadamente algunos PP están acompañados por abogados como usted, otros con un reducido grupo familiar y amigos, la mayoría nada de ello. Están marginalizados. Las instituciones de las que los ex agentes del Estado hacían parte, no solamente las abandonaron, sino que son las principales enemigas. Sus autoridades y personal (actividad o retirados) prefieren ignorar la situación, evitan hablar de la violación de DDHH que viven sus colegas ilegalmente procesados por juicio lesa humanidad. Buscan borrar ese hecho porque los PP no son rentables, bien vistos, tienen prensa negativa, políticamente incorrecto. No hay que contar como aliados y hasta amigos de los PP a esas personas.
    Mi reconocimiento y felicitaciones a esas esposas, madres, hijas, nietas, hijos y amigos que acompañaron sus PP en los momentos difíciles donde se comunicaron las ilegales condenas. No tienen vergüenza, se muestran públicamente defendiendo sus familiares afrontando el adversario ideológico, a la prensa militante. Son un ejemplo a seguir para aquellos que quieran tomar ese camino. No abandonemos a aquellos hombres y mujeres que, en los años 70, protegieron las instituciones del Estado y la sociedad de los ataques armados de grupos terroristas que buscaban tomar el poder por las armas. Gracias doctor Miño por acompañar y asistir jurídicamente a los PP. Prof. Mario Sandoval, presidente CasppaFrance, casppa.france@gmail.com

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: