EL ASESINATO DE JULIO CABAL

Escribe ORLANDO AGUSTÍN GAUNA
Share

 

 

POR NUESTRO SILENCIO… AHORA ES DEMASIADO TARDE

Una nueva vida se ha cobrado la inseguridad nuestra de cada día.

Hoy el nombre sorteado por la delincuencia ha sido JULIO CABAL (29 años); asesinado cuando atendía el comercio familiar. 

Gracias a las políticas de derechos humanos (para los delincuentes), Santa Fe se ha convertido en la provincia con la más elevada tasa de homicidios. El Departamento La Capital en su momento llegó a arañar la tasa de 30 homicidios cada 100.000 habitantes.

Entonces ante el dolor y la indignación que provoca cada muerte a manos de la delincuencia, se alzan voces reclamando ¡JUSTICIA!.

Pero cuando vemos como le van atando las manos a la policía para que no actúe contra la delincuencia y la “justicia” libera a los delincuentes aprehendidos, nos quedamos en silencio.

Cuando el 11 de marzo de 2016, el joven policía, EMILIANO NAVARRO, enfrentó y dio muerte a un peligroso delincuente que a mano armada había asaltado una rotisería en las inmediaciones de Boulevard Gálvez y Belgrano, la información se centró en la angustia de las victimas del delincuente; pero cuando meses después apareció un falso testigo afirmando haber visto que el policía “había asesinado” al delincuente y que la “justicia” considerara a ese testimonio suficiente para encarcelar al policía, todos nos quedamos en silencio.

¡JUSTICIA! El reclamo que las autoridades gubernamentales no escuchan.

Cuando por falsas acusaciones de delincuentes, se procesó a numerosos policías de los distintos comandos radioeléctricos de la zona, seguimos en silencio; sin tener en cuenta que el Comando Radioeléctrico, es la fuerza en apresto para acudir ante un llamado al 911. Entonces no debe sorprendernos que ese personal al ser comisionado ante un delito, se pueda demorar deliberadamente, por temor a encontrarse con los delincuentes y que luego la “justicia” los encarcele por falsas acusaciones. 

El mensaje subliminal es: “No se apuren, los delincuentes deben seguir libres”.

Para todas las víctimas, ahora es demasiado tarde. 

Somos cómplices de esos homicidios, al habernos callado cuando le empezaron a atar las manos a la policía y a liberar ligeramente a los delincuentes.

Empero, podemos salvar muchas vidas si exigimos que se encarcele a los delincuentes, sean policías o no, pero que se defienda a rajatabla a los buenos policías.

Ojalá suceda esto últimos antes de que sea demasiado tarde para nosotros mismos.

 

Orlando Agustín Gauna

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 19, 2019


 

Tags: , , ,

6 thoughts on “EL ASESINATO DE JULIO CABAL”

    • Jose Ad
    • posted on September 22, 2019

    Honor y Gloria a nuestra Policía que es víctima de la delincuencia y de la justicia que es tropa enemiga, que cultivan parásitos destructores de la Patria como son ellos mismos .

    • Jose Ad
    • posted on September 22, 2019

    Hola, intentando agarrarle la mano

    • Andres Medinilla
    • posted on September 19, 2019

    Nos vamos acostumbrando a todo . quien dijo que no vamos caminoa venezuela ???????

    • Ana M. Schelman
    • posted on September 19, 2019

    es que ni a Bulrich le importa un pito

  1. De verdad que ya es demasiado tarde y la sociedad deberá adaptarse (ya lo hizo) a la creciente inseguridad que día a día va ganando la calle. Con cada victima la gente próxima a la misma se siente emocionalmente impactada, entonces sale a gritar ¡Seguridad! ¡Seguridad!, luego el mismo dolor que produce esta acción hace que rápidamente desista. Así en otro lugar y a medida que se producen los delitos calamitosos se vuelve a repetir la misma escena una y otra vez. En los medios aparecen los funcionarios políticos, responsables del área seguridad o los gobernadores y se hacen ver con los procedimientos que se realizan pero luego no habiendo cámaras, no asisten al sepelio de los efectivos policiales que les matan. La sociedad lamentablemente cree toda esta farsa, sin detenerse a pensar cual es la razón de lo envalentonados y sin muestras de temor de los delincuentes. Ser policía es muy difícil ya que está permanentemente en guerra durante años. Mucho mas lo es en el presente con los protocolos que se le impone a sus efectivos a favor de los delincuentes. Los políticos han destruido la mística de la función y así por ejemplo en la Policía de la Provincia de Buenos Aires un Comisario secretario en la Jefatura llamado REY ALEJANDRO, sin riesgo alguno por el puesto que ocupa, ascendió entre el 2016 y el 2018 TRES VECES, llegando a Comisario General. Este tipo de hechos desmoraliza aún más a todo el personal que de verdad quiere ser policía de calle. Termino, mientras SEGUIMOS CAMBIANDO. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

  2. OTRO MAS DE LOS ABANDONADOS

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: