Share

       .                                                    

“La aventura de Vivir”

Por JORGE LOBO ARAGÓN

Nunca te detengas, sigue, siempre se puede, las hojas del calendario caen imperturbables y pronto iniciaremos un naciente año. Cada día tildado en nuestro almanaque tuvo una historia. Un proyecto, una alegría o desencanto; cada marca nos desvela el tiempo pasado; Cada muesca revive los buenos momentos, las metas alcanzadas y las que aún nos quedan por lograr. Cada hoja arrancada franquea una página más del libro de la vida. Reseña que lentamente se va escribiendo y trazando día a día. El año se escurre, gota a gota, cada segundo resbala. El tiempo se desliza entre los dedos indiferentes y sorprendidos. Segundos, horas, ríos, vidas enteras fluyen al compás del instante. El tiempo aún avanza, esta vez, sobre manos que han vivido más vidas. El tiempo que son horas, minutos, días y años. El tiempo  que es un torrente en donde no se puede tocar la misma agua dos veces. Nunca pasará de nuevo. Termina el año. El espacio que ya se asoma en el horizonte de la vida. Rescataremos la grandeza de lo vivido. Lo bueno, lo malo, lo lindo y lo feo. Lo que Tata Dios nos va componiendo y marcando como pauta. La vida a pesar de las adversidades y los obstáculos que siempre abrirán una senda a seguir. Senderos con piedras, rocas y deslices. Pero con un Eterno que siempre estará presente. Que ha desgajado las hojas a un lado y ha sonreído con cada logro alcanzado. Que nos va recordando en cada soplo, en cada instante la grandeza del mundo en que vivimos. La majestad del espacio y del tiempo. Dimensión y esfera misteriosa que nos ofrenda la  existencia. El gran regalo a la humanidad. Comida celestial de tiempo y vida que bendijo a  este soñador a pesar de las adversidades y tropiezos.  Familia, hijos, yernos, nueras, nietos y muchos por venir. La riqueza infinita de soñar y volar como un pájaro. Surcando veranos e inviernos en bilocación imborrable. Orbitando con Saturno con sueños de anillos permanentes. Aleteando junto a personajes que trasformaron el mundo. Anidando en un eterno solsticio con mi aurora multicolor de pájaro volador. Soy  gracias al tiempo y destino un satélite agradecido. Un volador girando alrededor del orbe desde todos los ángulos y perspectivas. Aleteando junto al tiempo en un asombroso desfile de soles, lunas  y de estrellas. Envuelto en luceros errantes con sus luces y sombras de sublime brillo y excelso carisma. Siempre en vuelo continuo corriendo hacia al amor.  El Supremo, no tiene reloj ni calendario y nos enseña que siempre podemos  comenzar y enderezar el camino. Que cada día es una pequeña vida. Que cada instante es único.  Que como bien dice el poeta “…Cuando todos los días resulten iguales es porque el hombre ha dejado de percibir las cosas buenas que surgen en su vida cada vez que el sol cruza el cielo… Este es nuestro mundo vertiginoso como de fantasía o ficción él me ha dado la enorme posibilidad de exclamar, gracias Señor por esta enorme aventura de vivir.

Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 28, 2019


 

3 thoughts on “ FELIZ AÑO NUEVO”

    • Alicia Perdriel
    • posted on December 28, 2019

    Feliz año nuevo para todos

  1. Estimado Lobo Aragón, que así sea hasta el último aliento ya que buenos y malos todos los días valen la pena vivirlos. Que el 2020 nos depare la sorpresa de ser mejor de lo que imaginamos. Abrazos, buen fin y mejor principio. Con afecto a todos FAMILIA KUSSMAN

    • Patricio
    • posted on December 28, 2019

    ¡Que la Paz del Señor ilumine el camino y aquiete los espíritus; con los mejores deseos de Prosperidad y se hagan realidad sus más caros anhelos en el año que se inicia! para todos los integrantes de la página, Familia Kussman, colaboradores y lectores, Patricio R. Anderson y Flia.

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: