UN HOMICIDIO DE ESTADO POR MUERTE LENTA Y PÉRFIDA CON LA COMPLICIDAD DE TODA LA SOCIEDAD ARGENTINA

ESCRIBEN JUAN MARTÍN PERKINS Y COSME BECCAR VARELA
Share

 

SOLDADO DE MARCHI

Por JUAN MARTÍN PERKINS

 En el penal de Ezeiza está muriendo el ex teniente primero paracaidista, Gustavo Ramón De Marchi. A él le gusta que lo llamen, simplemente, “soldado”. Tiene 71 años y hace casi 11 que está con prisión preventiva. Ha decidido prestar su último servicio a la Patria y no ingerir mas alimentos sólidos ni medicamentos hasta morir. Pide igualdad ante la ley, para él y para sus camaradas presos. Ofrenda su vida para llamar la atención de una sociedad que los ha abandonado dentro del pozo negro del olvido y la indiferencia. Con su huelga de hambre denuncia la permanente violación de los derechos constitucionales a los que son sometidos los militares que combatieron la subversión y son acusados de crímenes de “lesa humanidad”.
Mas de 400 camaradas ya han muerto en prisión, la gran mayoría sin condena y sin respeto por sus derechos y garantías. De Marchi ha excedido el régimen de prisión preventiva según lo establecido por el código procesal y no se le concedió el beneficio de la prisión domiciliaria para adultos mayores. Él no pide su excarcelación, sino que se cumpla la ley para todos los presos de “lesa humanidad”. Y se va a morir en el intento. Lo espeluznante es que esto simplemente ocurra. Que haya ocurrido tantos años gracias a la indiferencia generalizada. Hace un tiempo, otro corajudo la cantó bien justa antes de volarse la cabeza. El Malevo Ferreyra anunció que estas indignidades, traiciones y venganzas eran lo que les esperaba. Quienes ganaron la guerra de las armas hoy padecen la derrota en la guerra cultural. Desde los calabozos y las mazmorras, durante años, ven desfilar por los gobiernos, la justicia y los medios de comunicación a sus vencidos y a los hijos y familias de sus vencidos. Ellos deciden sobre las vidas y muertes de los soldados que evitaron el comunismo en los 70. Los argentinos lo sabemos, pero no hacemos nada. Mueren como moscas, en digno silencio, como los soldados que fueron.
La industria del juicio, como la llamó Malevo,  todo lo puede. Tumbas sin cuerpos, cuerpos sin tumbas, desaparecidos muertos y desaparecidos vivos y coleando a los que se les llevan flores y rinden honores y pagan suculentas indemnizaciones…Un día anunciaron que se acabaría el curro de los DDHH pero al día siguiente se arrepintieron porque a alguien se le escapó decir que no fueron 30.000. Entonces sacaron una ley y lo hicieron obligatorio.
De Marchi y sus 2.000 camaradas son una especie subhumana que debe desaparecer, no por cuestiones jurídicas sino políticas, económicas y de relato cultural. Todo este desastre proviene de la anulación de las leyes de obediencia debida y punto final. Fue la capitulación de La Nación frente al terrorismo setentista. Fue la destrucción de los cimientos de la República.
No volveremos a ser República ni tendremos paz mientas Argentina no se redima de su delito de lesa Patria. En otras épocas hubiera significado el fusilamiento de todos los que lo votaron…
Con la Dra Carrió a la cabeza de la fila, por ser quien impulsó el proyecto de anulación de las leyes. Mientras De Marchi se apaga, a los medios argentinos los ocupa un lechón que tiran desde un helicóptero a la pileta. Los dichos de Susana Giménez…  si Nicole le deja ver sus hijas a Cubero… si Pampita festeja su cumpleaños 42… Si Tinelli se hizo tatuaje nuevo… si Cafiero es  mas vivo que Peña… toda sarasa anestésica, mientras De Marchi presta su último servicio. Abandonado en el pozo negro de Ezeiza por un sistema judicial que se basa en la venganza y no en la justicia. Como sociedad, no tenemos memoria ni vergüenza ni humanidad. Estoy dolido, caliente y avergonzado. Nada bueno merecemos si no nos importa la verdad y la justicia.
Dice De Marchi que “el soldado no muere en combate. A lo sumo ahí podrá ser mutilado o perder la vida corporal… el soldado muere cuando es traicionado por la Patria”. Disculpá que te incomode, a vos, que te tomas el trabajo de leerme, pero siento que se lo debemos a De Marchi y a todos los camaradas que reclaman justicia.
Como en los 70, lo hace por nosotros. A puro sacrificio.

Juan Martín Perkins

Por COSME BECCAR VARELA

La tragedia que denuncia el Sr. Perkins se ha repetido ya 534 veces desde el 2003 y inclusive durante el “gobierno” de Macri que había prometido “acabar con el curro de los derechos humanos”. El caso del Tte. Primero De Marchi es uno de los más graves porque resulta de una huelga de hambre que puede ser mortal si no se respeta el derecho que reclama por ese medio extremo. Y sobre todo, porque el tiempo que pasó desde que inició (el 21/12/2019) es suficientemente largo como para que los integrantes del Poder Judicial y del Ejecutivo reparen el daño inicuo que le causan al Tte. Primero De Marchi, la prensa tiene amplia oportunidad para convertir el caso en uno testimonial de la desaparición del Estado de Derecho en la argentina y los supuestos amigos, inclusive sus “camaradas” y los Abogados de la Justicia y la Concordia, han tenido tiempo de sobra para denunciar el crimen en gestación como una violación al art.106 del Código Penal (homicidio por abandono de persona).

Todos los responsables de esa prisión, incluyendo a los de la Corte Suprema, que podría “avocarse” al caso por la notoria culpabilidad de los jueces a cargo del expediente y el “presidente” Fernández, que podría dictar un indulto a todos los secuestrados políticos, son reos del delito. Pero nadie ha hecho nada de eso. Los Abogados en especial, en cuyas filas hay varios penalistas, se han limitado a hacerle visitas de pre-pésame al Tte. Primero pero no se han movilizado para poner en evidencia la existencia del delito. Desde luego que no serían atendidos, pero al menos quedaría en evidencia la torpeza de los actores de este drama criminal.
Por eso, si bien me solidarizo con la nota del Sr. Perkins, pienso que le falta denunciar esas omisiones que son gravísimas. Por eso es que la argentina no tiene salvación: porque es una sociedad de malvados por acción u omisión, que ofende a Dios con toda desvergüenza.

Cosme Beccar Varela

 

Tercera Entrevista a Gustavo Ramón De Marchi

TODOS SOMOS MARGARET THATCHER CON GUSTAVO RAMÓN DE MARCHI

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 22, 2020


 

4 thoughts on “UN HOMICIDIO DE ESTADO POR MUERTE LENTA Y PÉRFIDA CON LA COMPLICIDAD DE TODA LA SOCIEDAD ARGENTINA”

    • Manuel
    • posted on January 22, 2020

    De Marchi tiene huevos señores!! hay que hscer huelga colectiva para obtener resultados el escandalo en manada asusta a los politicos argentinos y a los medios progres, de a uno no sirve sumense a este patriota!!

    • Anonymous
    • posted on January 22, 2020

    En mi caso, soy CONDENADO A PRISIÓN PERPETUA por LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA (luego definitiva). En mi proceso se podría considerar un ejemplo dado que el proceso se materializó en menos de 3 años. EL PROBLEMA ES QUE NO TENGO NADA QUE VER CON LA IMPUTACIÓN. Por lo tanto no estoy incluido en los que luchan por estar preso sin condena. A la vez, desde antes de ser imputado escribí un libro que está gratis en internet. Se titula EL PROBLEMA DEL TERRORISMO. Dentro del mismo clasifico al terrorismo y denomino TERRORISMO GUBERNAMENTAL al que la mayoría denomina TERRORISMO DE ESTADO. Y explico los fundamentos. En nuestro caso todos los presos políticos estamos sometidos a un plan de exterminio que está dentro del concepto de terrorismo gubernamental. Este plan ha logrado producir un terrorismo eficiente e implacable, que con la complicidad del periodismo y nada menos que el Poder Judicial han logrado engañar a la población y lentamente matarnos uno a uno En este marco, el teniente primero De Marchi ha asumido un intento que temo no alterará el plan y temo tampoco logrará el objetivo que busca. Espiritualmente lo acompaño y no festejaria su holocausto. My (RE) Carlos Españadero

    • Lucho Abate
    • posted on January 22, 2020

    Muy cierto lo que epresan los dos autores .

  1. Mientras todos los prisioneros no volvamos voluntariamente a prisión e iniciemos una huelga de hambre a todo o nada, diciendo ¡BASTA!, no seremos escuchados. Así militares, policías, fuerzas de seguridad, policiales y civiles seguiremos muriendo sin pena ni gloria en un lugar indigno como es la cárcel. Solo con escribir y rezar NO ALCANZA. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Leave a Reply to Prisionero En Arg (@PrisioneroA) Cancel reply

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: