Share

.

La vida de Bela Lugosi fue aún más fantástica que sus películas de terror. Aunque el actor demacrado y llamativo ganó fama por su interpretación escalofriante del Conde Drácula, ocultó toda una vida de dolor, frustración y sueños perdidos detrás de ese maquillaje icónico.

Nacido como Béla Ferenc Dezső Blaskó, Lugosi era húngaro de nacimiento. Su ciudad natal era Lugos, aunque ahora se encuentra en la actual Rumania.

Cuando era niño, Bela Lugosi se las arregló con muy poco. Como el cuarto y más pequeño hijo de la familia, tuvo que aprender a abrirse camino en el mundo desde una edad temprana. Cuando tenía solo 12 años, decidió que quería convertirse en actor, para consternación de sus padres. Lugosi abandonó definitivamente la escuela y se puso a trabajar.

Después de aparecer como Drácula en la icónica película de 1931, Lugosi fue brevemente la estrella más popular de Hollywood. Quizás más sorprendente? Sus admiradores eran en su mayoría mujeres, y recibió más correos de admiradores femeninos que incluso Clark Gable.

Algunos actores son más pequeños de lo que aparecen en la pantalla grande, algunos de manera sorprendente, pero no Lugosi. El imponente húngaro tenía una altura natural de 6’1 ” (186 centímetros)

El compañero de escena más emblemático de Lugosi fue el actor de Frankenstein, Boris Karloff, pero su relación real era oscura y complicada. A pesar de trabajar juntos en múltiples películas de monstruos, los actores desconfiaban el uno del otro, particularmente Lugosi de Karloff. Según Karloff, el actor húngaro estaba aterrorizado de ser eclipsado.

Bela Lugosi estaba tan obsesionado por interpretar el papel cinematográfico del Conde Drácula que dialogó con los productores y aceptó un sueldo insultantemente bajo de solo 500 dólares  por semana. De hecho, solo puso en su cuenta bancaria una cuarta parte de lo que recibió el actor que interpretaba a John Harker, el actor canadiense David Manners.

A lo largo de todos sus emprendimientos personales o en el mundo del espectáculo, Lugosi escondió un secreto vergonzoso: fue adicto a la morfina durante gran parte de su carrera en Hollywood. Sus lesiones de la Primera Guerra Mundial probablemente se convirtieron en una ciática paralizante, lo que lo llevó a su dependencia de los analgésicos y lo hizo infamemente poco confiable en el set.

El actor David Manners afirmó que el set de filmación de Drácula estaba desorganizado y deslucido, con la mayoría de los actores e incluso el director Tod Browning sin interés en la producción. Bela Lugosi, sin embargo, fue la gran excepción. El elenco y los técnicos presenciaron a Lugosi acechando los pasillos en su capa y entonando seriamente entre tomas, “Soy Drácula”.

Aunque Lugosi ganó fama por su interpretación del temible vampiro, tenía un lado suave y encantador. En realidad, era un bromista empedernido. Según personas cercanas, sus fiestas de Hollywood a menudo empleaban a un comediante que actuaba como un mayordomo que se la pasaba derramando bebidas sobre sus invitados.

Lugosi tenía creencias socialistas y era un ferviente defensor de los sindicatos de actores, y estos ideales radicales lo ponen en grave peligro. En 1919, hubo una revolución comunista fallida en Hungría, y las consecuencias obligaron a Lugosi a huir de su patria hacia Viena, Berlín y, finalmente, Estados Unidos. Fue durante este tiempo de exilio que el actor tomó el nombre artístico “Lugosi” en honor a su ciudad natal, Lugos. Quería recordar de dónde venía.


En la película de Tim Burton, Ed Wood, Martin Landau interpreta a Bela Lugosi. Sin embargo, según quienes lo conocieron mejor, la película es lamentablemente inexacta sobre la vida del actor húngaro. Él, por supuesto, nunca dormía en ataúdes, pero tampoco poseía perros pequeños, y casi nunca maldecía.


Lugosi pudo haber tenido otra razón para envidiar a Boris Karloff. Después de que Lugosi protagonizara a Drácula, el estudio estaba ansioso por capitalizar su éxito y quería interpretarlo como el monstruo en una pequeña película llamada Frankenstein. En cambio, Lugosi rechazó el papel, criticando que sería más adecuado para un “actor de talento mediano” que para él, un actor serio. Por supuesto, fue un error fatal, y la parte hizo famoso a Karloff. Más tarde, según los informes, Lugosi se quejó: “Si no hubiera sido por Boris Karloff, podría haber tenido un rincón en el mercado del terror”.


El segundo matrimonio de Lugosi en 1921 con Ilona von Montagh no fue mejor que el primero que duró un año y un mes. También se divorciaron después de solo tres años juntos.


El papel de Lugosi como Drácula en realidad comenzó en Broadway, cuando fue elegido como el vampiro noble en una adaptación teatral de 1927 de la novela de Bram Stoker. La producción fue extremadamente popular a fines de la década de 1920.


El director Ed Wood, considerado uno de los peores cineastas de todos los tiempos, obtuvo la participación de un muy veterano y enfermo Lugosi en sus producciones de películas de clase “C”, si es que existe esta categoría. 

Al final, las colaboraciones de Lugosi con Ed Wood lo ayudaron tanto que decidió buscar tratamiento público para su adicción a la morfina antes de que fuera demasiado tarde. El anuncio atrajo a uno de sus más grandes y famosos fanáticos al rescate. Nada menos que Frank Sinatra ayudó a Lugosi con sus facturas del hospital, e incluso lo visitó en pleno tratamiento.

Según se informa, Lugosi estaba increíblemente asombrado y conmovido al ver en interés y preocupación de los Viejos Ojos Azules de Frank, ya que los dos nunca se habían conocido antes.

Lugosi murió de un ataque al corazón el 16 de agosto de 1956, mientras estaba acostado en una cama en su departamento de Los Ángeles. Tenía 73 años.
Lugosi fue enterrado con uno de los trajes de capa “Drácula” en el Cementerio de la Santa Cruz en Culver City, California. Contrariamente a la creencia popular, Lugosi nunca solicitó ser enterrado en su capa; Su hijo, Bela G. Lugosi, confirmó en numerosas ocasiones que él y su madre, Lillian, realmente tomaron la decisión, pero creyeron que es lo que su padre hubiera querido.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 13, 2020


 

18 thoughts on “Aquel Drácula Original”

    • Pistola Muñeiro
    • posted on February 13, 2020

    tenia fachita Dracu dracu

    • Anonymous
    • posted on February 13, 2020

    The vampires from twilight are a joke

      • ANONYMOUS - TRADUCCIÓN
      • posted on February 13, 2020

      Los vampiros del crepúsculo son una broma.

    • Lambretajones
    • posted on February 13, 2020

    Ed Wood hacia peliculas con dos mangos

    • ☼ Ashley Vontan ☼ (@avent77)
    • posted on February 13, 2020

    Ultra-classic Hollywood!

    • bpmbrent
    • posted on February 13, 2020

    bela lugosi makes dracula seem like the highly intelligent, gentlemanly, suave and purely evil vampire so much more than anyone else who has played him. when i think dracula and i think bela

    bpmbrent

      • BPMBRENT - TRADUCCIÓN
      • posted on February 13, 2020

      bela lugosi hace que Drácula parezca un vampiro muy inteligente, caballeroso, suave y puramente malvado, mucho más que cualquier otra persona que lo haya interpretado. cuando pienso en Drácula y pienso en Bela

    • GTC33
    • posted on February 13, 2020

    There can be only one. I loved Christopher Lee, but he will always be the #2 Dracula.

      • GTC33 - TRADUCCIÓN
      • posted on February 13, 2020

      Sólo puede haber uno. Me encantó Christopher Lee, pero él siempre será el Drácula # 2.

    • Eva Greenbush
    • posted on February 13, 2020

    Bela Lugosi is one of the most sexiest actors I’ve ever known. Same goes to Boris Karloff and Christopher Lee.

    • Donald Bloom
    • posted on February 13, 2020

    Hungary can be proud of the finest actor who ever played Dracula or who ever will.
    A great Hungarian without question.
    Mr. Lugosi is Dracula forever.

      • DONALD BLOOM - TRADUCCIÓN
      • posted on February 13, 2020

      Hungría puede estar orgullosa del mejor actor que haya interpretado a Drácula o que lo haga.
      Un gran húngaro sin dudas.
      El Sr. Lugosi es Drácula para siempre.

    • E. Mark Leonard
    • posted on February 13, 2020

    It’s funny, Bela Lugosi and Christopher Lee made vampires dramatic in a classic sense of tension waiting for the kill. Their hard work helped make vampires powerful and memorable on the big screen. Modern day vampires are a mockery of what they built up to be true vampires: cunning, charismatic, sly, aristocratic. Modern day vampires: romantic, dramatic in the comedic sense. Rest in peace Bela Lugosi and Sir Christopher Lee. Some of us will remember what a real vampire is.

      • E. MARK LEONARD - TRADUCCIÓN
      • posted on February 13, 2020

      Es divertido, Bela Lugosi y Christopher Lee hicieron que los vampiros fueran dramáticos en un sentido clásico de tensión esperando la muerte. Su arduo trabajo ayudó a que los vampiros fueran poderosos y memorables en la pantalla grande. Los vampiros modernos son una burla de lo que construyeron para ser verdaderos vampiros: astutos, carismáticos, astutos, aristocráticos. Vampiros modernos: románticos, dramáticos en el sentido cómico. Descansa en paz Bela Lugosi y Sir Christopher Lee. Algunos de nosotros recordaremos lo que es un verdadero vampiro.

    • Alejandra Quinteros
    • posted on February 13, 2020

    Frank Langella tambien era buen mozo y daba iedo en Dracula

    • Néstor Maldonado
    • posted on February 13, 2020

    pensar que ni al baño iba solo cuando veia estas peliculas

    • Jody Libby
    • posted on February 13, 2020

    Bela Lugosi definitely defined the Dracula image like no one else could.

      • JODY LIBBY - TRADUCCIÓN
      • posted on February 13, 2020

      Bela Lugosi definitivamente definió la imagen de Drácula como nadie más podría hacerlo.

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: