El Verdadero Doctor Frankenstaein

Share

.

Giovanni Aldini (1762-1834) fue profesor de física en Bolonia y tenía un interés científico en una variedad de campos. Pero el que más se destacó fue el galvanismo. Aldini ayudó a reunir a un grupo de científicos en Bolonia para experimentar en esta área, que implica el uso terapéutico de las corrientes eléctricas.

Este interés lo llevó a crear uno de los road shows más macabros jamás diseñados. Viajando por toda Europa, Aldini coreografió innumerables exhibiciones teatrales horripilantes. Multitudes de clientes pagarían por reunirse y mirar alegremente con horror mientras el proverbial “científico loco” electrificó una variedad de espeluznantes partes del cuerpo humano y animal. Aldini realizó demostraciones espectaculares, produciendo convulsiones espasmódicas espeluznantes de los músculos de los brazos y las piernas e incluso más contracciones de los músculos faciales de las cabezas humanas muertas.

Usando los restos cortados de animales y humanos y la corriente de una batería poderosa, Aldini haría que los ojos rodaran, que se abrieran las mandíbulas, que los dientes chasquearan y que el humo de olor carnoso se enroscara misteriosamente en el aire cargado de electricidad. Un espectáculo verdaderamente espantoso, según los informes, los testigos dijeron que no podían sacudirse la sensación de que las “víctimas” realmente habían vuelto a la vida solo para sufrir la muerte nuevamente.

Siempre el showman, Aldini disfrutó de su actuación más famosa en 1803 en el Royal College of Surgeons de Londres. Usando el cadáver de un convicto ejecutado llamado George Forster, procedió a empujar y empujar al hombre muerto con un par de barras conductoras conectadas a una batería, causando que varias partes del cadáver temblaran, temblaran y se retorcieran.

En su época, no se lo consideraba un “científico loco”, especialmente porque el emperador de Austria, en reconocimiento de sus logros, convirtió a Aldini en un caballero de la Corona de Hierro y consejero de Estado en Milán.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 14, 2020


 

3 thoughts on “El Verdadero Doctor Frankenstaein”

    • Carlos Gómez Hernández
    • posted on February 14, 2020

    A mi me daban coñac para el dolor de muelas cuando era pibe

    • van halen
    • posted on February 14, 2020

    creepy

    • Chiki
    • posted on February 14, 2020

    como que medio le estan metiendo un supositorio al muchacho de la foto

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: