FABIANCRISTO SUPERSTAR

Encuentros con estrellas de cine 1
Share

.

Por FABIAN KUSSMAN

Me aburre relatar anécdotas en orden cronológico (Excusa perfecta para ocultar que no recuerdo las fechas) por lo que esta crónica de adorar a mi mismo, engrandecer mi ego -si esto es posible- o usar personalidades en mi propio provecho comenzará con un simple Erase una vez en América, en un aeropuerto de Georgia, más precisamente en el Aeropuerto Internacional Harstfield-Jackson en Atlanta. Para aquellos que no conocen este campo de aviación, lo mas acertado es describirlo como una ciudad dentro de una ciudad. Es un edificio donde deambulan cerca de 350,000 personas por día sin contar empleados del lugar.

Docenas, centenas de restaurantes junto a salones de belleza, museos y galerías de arte se apilan ante los ojos visitantes. Mini-malls, hoteles y bares con un imitador de Frank Sinatra en cada esquina y un piano junto a la barra hacen más atractivo el paso por el aeropuerto.

El punto es que nada de estas facilidades reconforta cuando un vuelo es demorado y el cansancio no nos permite disfrutar de los ofrecimientos. Cuando la grata sorpresa de una nueva demora se reflejó en las pantallas de información, varios mentones rozaron el suelo. Fue como si Punxsutawney Phil (1) anunciara cuatro semanas más de invierno. Cinco horas más de dilación. Cinco horas más para matar o morir de aburrimiento.

Samuel Pack Elliott es un actor estadounidense. Su distintivo físico flexible, bigote grueso, voz profunda y resonante, y el acento occidental han llevado a papeles frecuentes como vaqueros y ganaderos. Sus elogios incluyen una nominación al Premio de la Academia, dos nominaciones al Globo de Oro, dos nominaciones al Premio Prime-time Emmy y un Premio de la Junta Nacional de Revisión al Mejor Actor de Reparto. Nacido: 09 de agosto de 1944 (75 años) · Sacramento, CA

Como buen antisocial, me gusta comer solo. El programa ideal sería un silencioso comedero acompañado de un libro de Bellow, Hitchens, Dawkins, Updike o Kasey, o una revista deportiva (si, así de extremista) y ravioles de espinaca -que hoy por hoy mi hija ha retirado del menú casero-. Comer y leer, con las disculpas a mis padres que bien me educaron y mal he asimilado. Pero, la vida no es como las películas de Disney. Un sujeto que modificaba su rostro como si se tratará de un pulpo alejándose de otro depredador marino ante cada mala noticia, me invitó a compartir un almuerzo tardío o una temprana cena porque no podía comer solo. ¿Y qué culpa tenía yo? ¿Por qué él no supo desobedecer a sus padres? Ante su insistencia, este hombre regordete de 40 años, de rostro rosado y brillante, sin brazos suficientes para acarrear todo su equipaje, cruzó un límite más. Cuando viajo, trato de hacerlo de la manera más cómoda posible. El teléfono en un bolsillo, la billetera en otro (No diré en cual) y tal vez un libro pequeño. Entonces, cuando este hombre al que llamaremos Eugene me pidió que le ayudara a portar una de sus maletas, giré mi cabeza para preguntar: ¿Y dónde está el piloto?

Hay una regla tácita que dice que, si al ingresar a un restaurante casi desolado y hay tres atractivas mujeres en la barra, hay que dejar cierto espacio personal -unos dos o tres metros- y ocupar el taburete correspondiente. Al mismo instante que una de las damas, en la cuesta final de sus treinta, me preguntaba si también estaba varado en Atlanta y de donde era, se hizo eco el grito de Eugene (que obviamente no había leído regla alguna) indicándome la agradabilidad de la mesa que había conseguido, a diez o quince metros de las personas de interés. De todas maneras, y pese a las interminables consultas de Eugene a la mesera sobre la manera de elaborar la comida, un diálogo entrecortado fluía desde la barra hacia nuestra mesa.

Sin embargo, todo se oscureció y una figura parecida a un holograma atravesó la puerta, caminando lentamente, pero con largas zancadas. Traje azul oscuro, cabellos tornándose color pimienta y el bigote, el nutrido bigote cubriendo una boca que nunca se sabrá si sonreía o se arqueaba. Pasó junto a las tres damas y saludó inclinando levemente la cabeza, tocando con la punta de sus dedos un imaginario sombrero. La primera mujer dejó caer su vaso y ni siquiera notó que se desintegró al encontrar el piso. La segunda dama permaneció inmóvil como la esposa de Lot, pero sin sal. ¿La tercera? No estoy seguro, pero apostaría que se orinó en sus pantalones.

– De todos los cabarets de ginebra en todas las ciudades del mundo, Sam Elliot entra en este. Tócala, Eugene, toca As Time goes by, otra vez… -alcancé a murmurar, tratando de romper el silencio.

En realidad, mis palabras fueron otras.

-Uno de los aeropuertos más grandes del mundo, con mil restaurantes, y el hijo de perra Sam Elliott tiene que entrar a este…

Sam Elliott retornó del baño, el cual seguramente usó para lavar sus manos, ya que los héroes esas cosas no hacen. Pasó junto a las mujeres regalando una leve sonrisa y consiguiendo el mismo resultado. Vaso. Congelamiento. Orina.

El gran vaquero se volvió hacia mí. Una vez más, meneó su cabeza exhibiendo una media sonrisa y con los ojos me dijo: “Puedo tener a cualquiera de estas chicas, pero voy a dejártelas a ti”. Sam Elliott siguió su camino y se perdió en los pasillos de la inmensa terminal.

Luego de esto, todo fue Sam Elliott. Sam Elliott y las esquinas de sus labios. Sam Elliott y su tupido bigote. Sam Elliott y su manera de caminar. Hasta el barman -ondeando un pañuelo blanco- me sugirió la retirada. Todo estaba perdido.

 

(1) Punxsutawney Phil es una marmota que vive en Punxsutawney, Pennsylvania. El 2 de febrero de cada año, la ciudad de Punxsutawney celebra la legendaria marmota con un ambiente festivo de música y comida. Durante la ceremonia, que comienza mucho antes del amanecer invernal, Phil sale de su hogar temporal en Gobbler’s Knob, ubicado en una zona rural a unos 3 km al sureste de la ciudad. Según la tradición, si Phil ve su sombra y regresa a su agujero, ha predicho seis semanas más de clima invernal.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 27, 2020


 

15 thoughts on “FABIANCRISTO SUPERSTAR”

    • RENNY HARLAND
    • posted on March 2, 2020

    HOLLYWOOD’S MOUSTACHE

    • Luis Sicolonne
    • posted on March 1, 2020

    Yo lo conoci a Alejandro Fernandez despues de un show en Miami
    La verdad que bastante agrandadito el chamaco

    • Andrea Manzio
    • posted on March 1, 2020

    Con la voz solamente me agarra la de la piba que se hizo en los pantalones

    • dulli44
    • posted on February 29, 2020

    I want to have a beer with this guy. Absolute legend.

      • DULLI44 - TRADUCCIÓN
      • posted on February 29, 2020

      Quiero tomar una cerveza con este chico. Leyenda absoluta

    • bobby jacobi
    • posted on February 29, 2020

    I heard Sam Elliot’s voice beat Chuck Norris in a fist fight.

      • BOBBY JACOBI - TRADUCCIÓN
      • posted on February 29, 2020

      Escuché la voz de Sam Elliot golpear a Chuck Norris en una pelea a puñetazos.

    • jason kegg
    • posted on February 29, 2020

    I heard Sam Elliot was shot and they gave the bullet a funeral.

      • JASON KEGG - TRADUCCIÓN
      • posted on February 29, 2020

      Escuché que dispararon a Sam Elliot y le dieron un funeral a la bala.

    • Salas Armando
    • posted on February 29, 2020

    ENTONCES CON LAS 3 CHICAS NADA DE NAA????????

      • Nina Vasallo
      • posted on February 29, 2020

      Parece que naa… menos mal…pobres chicas

        • Dos x Seis
        • posted on March 1, 2020

        ja ja ja

    • Laurie Nicholson
    • posted on February 29, 2020

    I’ve met Pete Davison and he was the sweetest person ever!! I was in NYC for my birthday back in 2018 and he was such an angel!!

      • LAURIE NICHOLSON - TRADUCCIÓN
      • posted on February 29, 2020

      ¡¡¡Conocí a Pete Davison y él fue la persona más dulce del mundo !! ¡Estaba en Nueva York para mi cumpleaños en 2018 y él era un ángel!

    • LA MOMIA NEGRA
    • posted on February 29, 2020

    Siempre hay alguien que la tiene mas grande

Comment

Leave a Reply to Luis Sicolonne Cancel reply

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: