Share

En Old Hollywood, lo que sucedía en el estudio, quedaba en el estudio. Y pasaron cosas. Justo en medio de todo esto estaba el infame jefe de estudio Louis B. Mayer, “El monstruo de MGM”. Por cada parte de genialidad en su mente había otra de bestia siniestra.

Louis Burt Mayer fue un productor de cine estadounidense y cofundador de los estudios Metro-Goldwyn-Mayer en 1924. Bajo la dirección de Mayer, MGM se convirtió en el estudio de cine más prestigioso de la industria del cine, acumulando la mayor concentración de escritores, directores y estrellas líderes en Hollywood. Nacido el 12 de julio de 1884, Gobernación de Minsk, Bielorusia. Fallecido el 29 de octubre de 1957, Los Ángeles, CA

Mayer era un hombre hecho a sí mismo en todos los sentidos de la palabra. Como dijo la actriz Ann Rutherford, “si alguien en la tierra alguna vez se creó a sí mismo, ese fue Louis B. Mayer”. Por un lado, Louis Mayer ni siquiera era su verdadero nombre: nació Lazar Meir en julio de 1884 en el antiguo Imperio ruso. 

Mayer fue el epítome del rígido y aterrador sistema de estudio de Hollywood. Le encantaba hacer “descubrimientos”, era el hombre detrás de las sirenas de pantalla como Greta Garbo, Hedy Lamarr y Norma Shearer. Como dijo una vez, una estrella es “construída de la nada, cuidadosamente y con sangre”

Lamarr
Garbo

Delante de su personal, Mayer presentó una presencia paterna y tranquila. Trás puertas cerradas, la verdad era muy diferente. Múltiples informantes fueron testigos de los infames berrinches de Mayer, que se completaron con fuertes sollozos y furiosos gritos. Lo más aterrador de todo, estas furias se iban tan rápido como llegaban, y luego Mayer volvería a ponerse su máscara helada.

Mayer se consideraba una figura paterna para muchos de sus actores. A menudo los trataba como niños, les daba consejos y les recomendaba los mejores médicos. Cuando el legendario actor Lionel Barrymore estaba en silla de ruedas y sufría de artritis en el set, Mayer también lo visitaba todos los días. Pero estas atenciones tenían un lado oscuro escalofriante.

Elizabeth Taylor se enfrentaba a Mayer constantemente, y lo llamaba un “monstruo” por la forma en que trató de gobernar cada detalle de su vida. 

Meyer
Barrymore

Algunas de las peores acusaciones contra Mayer provienen de su estrella más famosa, Judy Garland. Según Garland, Mayer la tocaba con frecuencia en sus nalgas y la hizo sentarse en su regazo. En otras ocasiones, Mayer colocaba “inocentemente” su mano sobre su seno izquierdo para mostrarle cómo “cantar desde el corazón”. ¿La peor parte? Ella era solo una adolescente en ese momento.

El maltrato de Garland por parte de Mayer no terminaba alli. Aparentemente la llamaba “mi pequeña jorobada” debido a su baja estatura y su columna vertebral curva, y la animó a tomar píldoras de dieta para adelgazar y parecer menos femenina. Gracias en parte a las acciones de Mayer, Garland estuvo plagada de trastornos alimentarios e inseguridades hasta su trágico final tempranero.

Mayer no tenía miedo de usar mal su poder cuando se trataba de la sala de audiciones, pero esto también en el dormitorio. Después de conocer a la actriz Jean Howard, Mayer decidió que tenía que tenerla a cualquier precio. Cuando ella rechazó sus avances, él la persiguió por la habitación, tratando de obligarla a reconsiderar.

Garland
Howard

Cuando eso no funcionó, realmente llevó el “arrastramiento” al siguiente nivel. Para alejarse de las atenciones no deseadas de Mayer, Howard saltó a los brazos del agente Charles Feldman. La respuesta de Mayer fue rápida y brutal.

Inmediatamente prohibió a Feldman visitar el lote de MGM bajo ninguna circunstancia, y no permitió que ninguno de los clientes de Feldman trabajara para MGM por un buen tiempo. Mal perdedor que le dicen…

Karma es una bruja. A la edad de 73 años, fue diagnósticado con leucemia y se aferró a la vida con un hilo.

En su último día en la Tierra, pasó por 20 transfusiones de sangre antes de alucinar, caer en coma y finalmente dejar de existir. 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 1, 2020


 

13 thoughts on “EL MONSTRUO DE M.G.M.”

  1. Pingback: Inventora, actríz, provocadora - Prisionero en Argentina

    • M D.G.
    • posted on May 1, 2020

    En ese entonces es seguro que le creerian al mas poderoso

    • Paul Morgan
    • posted on April 30, 2020

    Good old shitty Hollywood times…

    • Oscar Leland
    • posted on April 30, 2020

    Judy wasn’t very bright. On her own, she would have weighted 200 pounds. She had to be controlled.
    Turn off the drums.

      • Infinity plus one
      • posted on April 30, 2020

      and???
      He had no right to control her life

    • erika joy
    • posted on April 30, 2020

    It was garbage now and forever Harvey Weinstein and the other one who was brought to Justice and he killed himself I’ll be mayor he got away with everything people now you two I got it

    • Gordon Leeleeth
    • posted on April 30, 2020

    Liz Taylor hated him because Mayer insulted her mother and Liz made him apologize. He was a little bully.

    • Anonymous
    • posted on April 30, 2020

    The sad and horrible facts of fame.

    • Gail Kolles
    • posted on April 30, 2020

    REGARDING GARLAND…SHE ALWAYS BLAMED MGM…BUT SHE CONTINUED TO THE REST OF HER LIFE TO ABUSE DRUGS…AS FAR AS HER WEIGHT??? PEOPLE DON’T LIKE TO SEE FAT PEOPLE ON THE SCREEN UNLESS THEY ARE CHARACTER ACTORS…AND IT WOULDN’T HAVE HURT FOR MAYER TO DROP OFF A FEW POUNDS HIMSELF….BUT I LOVED GARLAND FAT OR THIN….

    • Quincy Ross
    • posted on April 30, 2020

    Mickey Rooney fell prey to Mayer’s “drugs for actor’s” methods to. The man was quite driven by childhood poverty.

    • Ray Jackson Jr.
    • posted on April 30, 2020

    That was a very common thing back in the days. Most of the Hollywood Moguls were pieces of work: Columbia’s Harry Cohn was a pr!ck, Goldwyn Studio’s Samuel Goldwyn was impossible to please, MGM’s Louis B. Mayer thought he was God, Warner Bros’ Jack Warner screwed his entire family out their shares in WB. Paramount’s Jesse Lasky squeeze out his brothers-in-law, Samuel Goldwyn out to get control of the company. 20th Century Fox’s Darryl F. Zanuck used the casting couch to great effect, and Selznick International’s David O. Selznick gambled is whole company away. And from the minds of theses visionaries, there was no “Golden Age of Hollywood”. It was just a business.

    • JILL ALFORD
    • posted on April 30, 2020

    When will celebrities understand that uppers and downers are addictive substances that ruin lives,
    Doesn’t matter if they are prescribed by a doctor or bought off a dealer
    They still KILL

    • PABLO BUENO Y PABLO MALO
    • posted on April 30, 2020

    QUE HERMOSA QUE ERA LAMARR

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: