Share

 Por CLAUDIO VALERIO

Una pequeña niña cayó en un pozo y gritó, lo más alto que pudo, clamando por ayuda. Rápidamente su madre apareció para rescatarla. Al contar para todos como fue salvada, ella dijo: “Alcancé lo más alto que pude y mi madre hizo lo demás”.
 (William G. Heslop)

Por más lejos que estemos de Dios; por peor que sea nuestra situación espiritual; por más que estemos perdidos y sin saber para donde estamos yendo, el Señor Jesus está siempre presto a rescatarnos del pozo donde estamos caídos, por más profundo que sea. La única cosa que necesitamos hacer es reconocer que somos débiles y humanos, que necesitamos ayuda, de perdón y salvación, de la presencia maravillosa de Dios. Al reconocer nuestra condición y levantar nuestro brazo para el Señor, Él agarrará nuestra mano y nos pujará para fuera del pozo de las angustias y sufrimientos y nos conducirá en paz por los caminos de la verdadera felicidad. De la  misma  forma  que la niña de nuestra ilustración narrada, con gran placer y satisfacción, la manera como su madre la salvó del pozo donde cayó, cada uno de nosotros, no cesaremos de testificar del regocijo experimentado cuando el  Señor oyó nuestro clamor y, rápidamente, nos salvó. Es a nosotros, y siempre será así, motivo de alegría,  decir para todos que Jesucristo es nuestro Señor. Nunca nos cansaremos de proclamar que Él nos liberó de esa aflicción que se nos hizo presente en la Vida, que camina a nuestro lado en  todos los lugares por donde pasamos, que nos levanta cuando caemos, que nos consuela  cuando algo nos entristece, que conmemora todas nuestros logros. Él nos fortalece para que seamos capaces de  hacer nuestra parte  y se muestra presente cuando nada más podemos hacer…  Nuestra alma se alegra; ¡hemos sido rescatados!…

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires, Argentina), recibe
un cálido abrazo, junto a mi deseo de que dios te Bendiga y
prospere en todo lo que emprendas, y derrame sobre ti Salud,
Paz, Amor, y mucha prosperidad.

Claudio Valerio (Valerius)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 3, 2020


 

1 thought on “RESCATADOS DE LA AFLICCIÓN”

    • Camila Schneider
    • posted on May 3, 2020

    Dios esta con nosotros

Comment

Leave a Reply to Camila Schneider Cancel reply

%d bloggers like this: