Share

 Por ALBERTO SOLANET para el diario

 

Es muy difícil alcanzar la verdad cuando la sociedad se deja manipular por el lenguaje. Según el Diccionario de la Academia, la palabra genocidio significa el “exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de religión o de política”. La Asamblea General de las Naciones Unidas, por su parte, se refirió al “genocidio” como la negación del derecho a la existencia de grupos humanos enteros. Como ejemplos de genocidios y de genocidas históricos podemos citar el sanguinario régimen de Stalin, que se estima causó no menos de veinte millones de víctimas y la matanza por hambre y otros medios de cinco millones de ucranianos (el holomodor). O el del maoísta Pol Pot – que asesinó a dos millones de camboyanos – o el exterminio de un millón de armenios a manos de Ataturk.

Pol Pot
Ataturk
Stalin

Este comentario viene a propósito de la capciosa descalificación que hoy se ha generalizado respecto de las Fuerzas Armadas argentinas, por haber combatido contra la agresión de la guerrilla marxista en la década del setenta. Estos guerrilleros, entrenados en Cuba y Angola, con armamento y apoyo financiero brindado por diversos países del extranjero, iniciaron una verdadera guerra en nuestro territorio con el propósito de tomar el poder y convertir a la Argentina en un estado marxista. Y sus organizaciones, hasta hoy, vienen sosteniendo “el orgullo de haber declarado la guerra al régimen burgués, capitalista e imperialista”.

Las Fuerzas Armadas fueron convocadas por el gobierno constitucional de entonces ante la situación planteada por los invasores, que sobrepasó las posibilidades de defensa por parte de las fuerzas de seguridad. La instrucción fue clara y precisa, aniquilar al enemigo. Claramente combatieron con ese propósito, sin otro plan accesorio. No obedecieron a ninguna planificación previa de matar a un grupo de personas por lo que eran, sino por lo que hacían. Además, uno de los rasgos distintivos del “genocidio” es que las víctimas no caen en combate ni están organizadas militarmente.

Estas premisas distinguen claramente el accionar de las FF.AA. en la guerra contra la subversión respecto a un premeditado y perverso plan “genocida”. En esa guerra – ¡en cuál no! – hubo excesos injustificables por parte de las FF.AA., pero ello no autoriza en modo alguno a calificar como genocidas a quienes impartían las órdenes ni a los subalternos que debían obedecerlas. A lo sumo se habrían cometido “crímenes de guerra”, en cuyo caso habrían debido someterse a las normas del Código de Justicia Militar, cuyas penas y castigos son más severas y adecuadas que las disposiciones de la justicia ordinaria.

Verbitsky
Bonafini
Carlotto

La calificación de “genocidas” con la que se ha querido demonizar a las Fuerzas Armadas resulta por ende una falsedad política e histórica, usada con fines propagandísticos. Es lo que se ha dado en llamar el relato, impulsado por el CELS, Madres de Plaza de Mayo, Abuelas y otras organizaciones de izquierda, que sobreactúan y manipulan el sentimiento de repudio que en la sociedad suscita la palabra “genocidio”. Detrás está el inmenso negocio o “curro de los derechos humanos” con que lucran esas organizaciones y que ayuda a la propagación del relato. Así lo reveló un exguerrillero, quien aconsejó a dirigentes de esas organizaciones reunidos en Holanda, a donde habían concurrido con el objeto de pedir dinero, que denunciaran al menos 30.000 desaparecidos, a fin de introducir el término “genocidio” y mantenerlo sine die.

De ese modo, aquí y en el mundo, fue instalada la mentira, con el concurso de medios ideologizados, ONG internacionales cooptadas por la izquierda y sembradoras de venganza y odio, gobiernos corruptos, dirigencia política en parte también ideologizada y en parte temerosa, jueces prevaricadores y protervos y un largo etcétera.

Las principales víctimas de esta tenebrosa realidad y de esta justicia asimétrica son los más de 2000 presos acusados de delitos llamados de lesa humanidad por hechos ocurridos hace más de 40 años, ancianos y enfermos, de los que ya han muerto 560 en cautiverio. A ellos, fiscales y jueces, aplicando una odiosa discriminación, les niegan sistemáticamente el derecho a la prisión domiciliaria, contrariando expresas normas legales y los dictados de la prudencia más elemental, ya que se los retiene cautivos y en plena epidemia expuestos al riesgo de contagio.

No existe ninguna razón valedera para privarlos de ese derecho. Sin hacerlos pasar por tamiz alguno, sino dentro del marco de corrupción que impera entre los jueces, centenares de delincuentes – desde violadores seriales hasta narcotraficantes – fueron liberados o enviados a sus domicilios. Pero a aquellos otros, falsa y fraudulentamente calificados como “genocidas” y, con toda propiedad, reales y verdaderos presos políticos, se les hace saber que para ellos no hubo, ni hay, ni habrá justicia.

Alberto Solanet

Presidente de la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia

 

Envío y colaboración: DRA ANDREA PALOMAS ALARCÓN

 


PrisioneroEnArgentina.com
Mayo 15, 2020

23 thoughts on “Genocidio que no fue y Justicia que no existe”

    • Natale Juan Jose
    • posted on May 18, 2020

    LA ARGENTINA SE PUDRIO HACE MAS DE 70 AÑOS Y NADIE LO PUEDO REMEDIAR SOLO EMPEORAR

    • Huergo G.
    • posted on May 16, 2020

    Todos parecen tener ganas que que vuelvan los tiroteos como si no nos alcanzara la inseguridad que se vivie en todos lodos . Nos no alcanzaron todos losn banios de sangre que tuvimos en el siglo pasado ,acaso estamos locos ?

    • Julia Mnedoza
    • posted on May 16, 2020

    asi no se va a cerrar nunca la grieta que nos divide que larguen a los milicos presos y amirar para adelante. siempre vivimos en el pasado y asi nos va para el toor

    • ANONYMOUS
    • posted on May 16, 2020

    BUENO PERO TENIAN QUE HABER FUSILADO NO??????

    • jvc
    • posted on May 16, 2020

    PRONTO NO EXISTIRA LA ARGENTINA TAMPIOCO

    • Mariano
    • posted on May 16, 2020

    LOS GUERRILLEROS ERAN ENTRENADOS POR CUBA Y URSS VIA CHECOESLOVAQUIA Y TAMBIEN LIBANO Y JORDANIA. VINIERON PARA TOMAR EL PODER, FUE UNA GUERRA REVOLUCIONARIA.
    A LAS FFAA LA CONSTITUCION Y LA LEY DEFENSA VIGENTE LE PERMITIA ACTUAR SI UN PRESIDENTE LAS LLAMABA A ACTUAR MEDIANTE UN DECRETO Y ASI FUE, LOS PLANES DE GUERRA LOS ELEGIAN LAS FFAA, EL PLAN DE GUERRA ESTUVO EQUIVOCADO PERO LOS POLITICOS LO PERMITIERON POR ANTES NO SACAR EN LA LEY EN EL CONGRESO QUE DIGA QUE HACER CON UNA GUERRA REVOLUCIONARIA QUE CONVENIO SE APLICABA Y SI ACTUABA O NO LA JUSTICIA FEDERAL.

    LOS POLITICOS SE LAVARON LAS MANOS ELLOS ORDENARON VENCER A ERP Y MONTONEROS, LAS FFAA EJECUTARON EL PEDIDO, OBEDECIERON.

    • Leo Lamarca
    • posted on May 15, 2020

    EL RELATO HA CONVERTIDO A LOS GUERRILLEROS TERRORISTAS EN PROCERES Y ESO NO SE VA A CAMBIAR MAS. LAS NUEVAS GENERACIONES Y HASTA EN LAS PAGINAS DE REVISTAS Y DIARIOS DEPORTIVOS LLAMAN GENOCIDAS A MILITARES SIN SABER N SIQUIERA EL NOMBRE

    • Jorge D.
    • posted on May 15, 2020

    Este es el país del negacionismo

    • Claudio Calderón
    • posted on May 15, 2020

    Acoto que además de ser entrenados en Angola y Cuba lo hacían en Checoslovaquia y Jordania

    • Gera Ruffo
    • posted on May 15, 2020

    Comparto con el Dr. Solanet,… yo digo que las FFAA estan destrozadas y cuando las necesiten para algo no van a saber si la bala sale por el caño o por el gatillo

    • Wolff
    • posted on May 15, 2020

    Tendrian que haber ido presoss los militares y los guerrilleros por las atrocidades que hicieron los unos y los otros si correspondia se tendria que haber juzgado a los terroristas y haberlos fusilado no hacerlos desAaracer se usaron malos metodos ……..

    • Anonymous
    • posted on May 15, 2020

    Ya circula abundantemente

    • Alejandro
    • posted on May 15, 2020

    Como dicen ustedes la Argnetina se transformor en un pais terrorista y no se le da marcha atras, hay que ver lo que les enseñan a los chicos en los colegios de lo que paso hace medio siglo y ni hablar de los institutos militares .adios historia

    • Patricio
    • posted on May 15, 2020

    El otro apotegma, esgrimido por las Orgas, es “Terrorismo de Estado” pues bien, ese lo cometieron justamente las Organizaciones Armadas de Montoneros, ERP, FAP, FAR, porque curiosamente, fueron entrenadas en países extranjeros, Estados Extranjeros, con material, instrucción y bajo su supervisión. Fin de la Historia.

    • Francisco Benard
    • posted on May 15, 2020

    ENVIADO POR EL DOCTOR FRANCISCO BENARD: No solo en Argentina existio una GUERRA sino en toda Latinoamerica exportada por CUBA Y NICARAGUA, en la que los terroristas tenian intnencion de implantar un sistema comunista, anticapitalistas, vestidos con uniforme militar y eligiendo lugares estrategicos
    y pensados con una vision militar. La victoria militar de las Fuerzas Armadas no significo el exito politico de estas, muy por el contra
    rio, ya con la democracia los terroristas ganaron ocupando cargos politicos y logrando lo que no habían podido lograr en el campo de las armas. La Justicia quedo en manos de los ex-terroristas y devino ser imparcial por lo que podemos decir que no existe o solo existe
    para los vencedores en el campo militar. Dr.Francisco Benard abogado.

    • Julia P
    • posted on May 15, 2020

    Muy brillante y valiente lo que dice el doctor Solanet

    • Toncin Arguello
    • posted on May 15, 2020

    Yo tengo un pariente que es militar y le arruinaron la vida que ahora de viejo iba a poder disfrutar -los politicos son muy jodidos y se lavaron las manos …

    • Laura Amengual
    • posted on May 15, 2020

    eL DOCTOR SOLANET NO SE EQUIVOCA NYUNCA EN SUS APRECIACIONES ,LO QUE DICE ES LO CORRECTO

    • A. Cuenca
    • posted on May 15, 2020

    Muy claro esta es la realidad de lo que est pasando en la Argentina b

    • Susana Raio
    • posted on May 15, 2020

    Esta bueno este articulo pero no escribas contra mara que es un ser indefenso

    • Carla Santamaria
    • posted on May 15, 2020

    q justicia ???la de Hoyarbide o la de Zafaroni????? solo es una utopia

    • Barrios Anselmo
    • posted on May 15, 2020

    Verbistki locgro escalar y sigue siendo muy peli groso

  1. Quienes estamos imputados por este tipo de hecho, ya tenemos nuestro trágico final escrito por los corruptos miembros del poder judicial que se prestan a todo. Por ello no hay que callar ante los abusos que estas lacras comenten. Con ello no se obtendrá resultado favorable alguno, solo se habrá actuado con dignidad, no siendo cómplices con nuestro silencio. De todas las instituciones de uniformados solo considero que son nuestros enemigos cuyos miembros prefirieron abrazarse y fotografiarse con los terroristas de ayer a quienes frecuentan o son sus fieles asalariados, vendiendo el uniforme que usaron y a sus “camaradas” por dinero, mientras a nosotros nos exterminan en prisión. Excelente nota. Atentamente CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: