Los 9 de arranque

Share

El 25 de mayo de 1810 en la Plaza de la Victoria, actual Plaza de Mayo, el pueblo de Buenos Aires impuso su voluntad al crear la Junta Provisoria Gubernativa del Río de la Plata integrada por: Cornelio Saavedra, presidente; Juan José Castelli, Manuel Belgrano, Miguel de Azcuénaga, Manuel Alberti, Domingo Matheu, Juan Larrea, vocales; y Juan José Paso y Mariano Moreno, secretarios. Quedó así formado el primer gobierno patrio. 

 

Presidente

.
Cornelio Judas Tadeo de Saavedra y Rodríguez
.

Secretarios

Juan José Paso (Juan José Esteban del Passo)
.
Mariano Moreno

Vocales

Juan José Antonio Castelli
Manuel Máximiliano Alberti
Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano
Domingo Bartolomé Francisco Matheu
Miguel Ignacio de Azcuénaga
Juan Larrea Espeso

 

Circular del 27 de Mayo

…importa que V. quede entendido que los Diputados han de irse incorporando en esta Junta, conforme y por el orden de su llegada a la Capital, para que así se hagan de la parte de confi anza pública que conviene al mejor servicio del Rey y gobierno de los Pueblos, imponiéndose con quanta anticipación conviene a la formación de la general, de los graves asuntos que tocan al Gobierno. Por lo mismo se habrá de acelerar el envío de Diputados, entendiendo debe ser uno por cada ciudad o Villa de las Provincias, considerando que la ambisión de los extranjeros puede exitarse a aprovechar la dilación en la reunión para defraudar a S. M. los legítimos derechos que se trata de preservar. Servirá a todos los pueblos del Virreynato de la mayor satisfacción, el saber como se lo asegura la Junta, que todos los Tribunales, Corporaciones Xefes, y Ministros de la Capital, sin excepción han reconocido la Junta y prometido su obediencia, para la defensa de los augustos derechos del Rey, en estos dominios, por lo qual es tanto más interesante que este exemplo empeñe los deseos de y para contribuir en estrecha unión a salvar la Patria de convulsiones que la amenazan, si no se prestasen las Provincias a la unidad y armonía que debe reinar entre ciudadanos de un mismo origen, de dependencia e intereses. A esto se dirigen los conatos de esta Junta, a ello los ruegos del pueblo principal del Virreynato, y a lo mismo se le excita, con franqueza de quantos auxilios y medios puedan de su arbitrio, que serán dispensados prontamente en obsequio del bien y concentración de los Pueblos.
Real Fortaleza de Buenos Ayres, 27 de Mayo de 1810 en Historia de las Leyes de la Nación Argentina,
Enciclopedia Legislativa o Digesto razonado, anotado y concordado por David Peña (1810-1916), T. 1, p. 125

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 25, 2020


 

“Bendito Día”

Share

¡25 de mayo y la patria!

  Por JORGE B. LOBO ARAGÓN

Celebrando el 25 de mayo de 1810 solemos decir que ese día nació la patria. Es lindo porque resalta el valor de los acontecimientos que iniciarían la guerra de la independencia, pero los hombres esclarecidos que aquel día tomaban iniciativas trascendentes, ¿no tenían patria? es de suponer que sí, que siempre fueron patriotas, muchísimo antes de aquel 25 de mayo. La patria, en su evolución, bien puede cambiar algunas modalidades, por lo que también se dice  que la patria nace todos los días. Pero aun cambiando  leyes, formas de gobierno, separándose o uniéndose, la patria es una continuidad de la que tenemos vivencias amortiguadas conforme nos remontamos a épocas lejanas, lo que es motivo para que sus recuerdos se nos esfumen pero no para que reneguemos de ella. Hay alguna tendencia a suponer que nuestra historia comienza en 1810. Se habla del “primer” gobierno, del “primer” periódico, de las “primeras” escuelas, como si verdaderamente  entonces “naciera” una nación que antes no existía. Pero en la historia, como en la biología, nada nace de la nada. Se organizó un nuevo gobierno, no una nueva patria, debido a que existían  hombres capaces de formarlo y circunstancias que llevaron a eso. Por eso siempre es útil  el conocimiento de toda la historia, no sólo desde un momento en   adelante sino también para atrás.  En otros tiempos los argentinos supimos actuar no sólo con dignidad sino incluso con notable hidalguía y valor. Así se explica que en 1810, cuando la revolución iniciada seis años antes pasaba por peripecias críticas, cuando otros países americanos sufrían fracasos y la revolución era rechazada por las más ricas y populosas provincias argentinas, los representantes congregados en  nuestro Tucumán tuvieron coraje y espíritu elevado para afirmar nuestra vocación por la libertad y la independencia de los reyes de España, de sus sucesores, de su metrópoli y de toda dominación extranjera. Más que realidad era una aspiración, una aspiración tan noble y deseable que nos disponíamos a morir y a matar en los campos de batalla por tras de conseguirla. Un magnífico proyecto. Pasando los años muchas veces vimos que, aunque nos costara esfuerzos y sangre, era una realidad casi palpable, un ideal accesible, una posibilidad cierta y venturosa, no un sueño ni una utopía. Y, en las vueltas que da la historia, aquel magnífico anhelo se va diluyendo, se va alejando, se desdibuja. Lo que un lejano 25 de mayo nos propusimos, ser libres e independientes, ahora parece exceder la medida de una ilusión. ¿Y la culpa de quién es? por supuesto que la culpa no es de este país; la culpa es, simplemente, de nosotros, que no supimos mantener el esfuerzo necesario ni la elevación de miras. Pero no es suficiente con conocer: hay que hacer un sincero propósito de enmienda y ponernos a la tarea de corregirnos, de ser mejores para que la patria de nuestros nietos pueda ser mejor. El 25 de mayo debe ser día de festejo, pero debe servir de recuerdo de que tenemos la obligación de curarnos de las tristes deficiencias que nos caracterizan.

Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 25, 2020


 

PARA EL 25 DE MAYO, ¿LOCRO O ASADO?

Share

Por CLAUDIO VALERIO

 

En el hasta entonces Virreinato del Río de la Plata, en el Cabildo Abierto del 22 había resuelto deponer al Virrey y formar un nuevo gobierno. El 25 de mayo de 1810 el cabildo de Buenos Aires anunció la formación de la primera junta presidida por Cornelio Saavedra, jefe de milicias, por Mariano Moreno, Manuel Belgrano, Martín de Álzaga, Juan José Castelli, ‎Hipólito Vieytes, que asumía la autoridad real en el virreinato del Río de la Plata, hasta que el rey de España recuperase su puesto. A pesar de este “recaudo institucional”, los realistas vieron en este acto un primer paso de los criollos hacia la emancipación. La junta de Buenos Aires procuró imponer su autoridad en todo el territorio virreinal mientras que en su seno se producía una sorda lucha de poder. Pese a ello, se insistió en instalar el gobierno que había formado.

Pasado el mediodía del 25, se consiguió que los miembros de la Junta Provisional de Gobierno viniesen al recinto municipal, a rodeados de una bulliciosa multitud, para prestar juramento y provocar así el derrumbe del último representante del Monarca Español en estas tierras. Este fue un primer paso la declaración de la independencia, que llega en 1816; resultó simbólica, porque todavía se estaba luchando para despegarse del rey.

Es así que desde aquel 25 de mayo de 1810 los argentinos cada año celebramos “La Revolución de Mayo”, día en el que un grupo de patriotas, con ideas revolucionarias, comenzaron a pujar la ruptura con España para la formación del primer Gobierno Patrio.

Entre los festejos que acontecen durante todo el día y que van desde actos oficiales, espectáculos de artistas en vivo, presentación de ballets locales, hasta el locro popular.

El locro es un clásico plato de comida que siempre que llega esta fecha patria, se piensa en degustar. Pero ¿Por qué esta tradición? ¿A qué se debe la misma?

Muchos son los supuestos que circulan desde aquel 1810; una de las versiones, y que suena más fuerte, es que en esa época los esclavos preparaban una comida con las sobras de la faena de algún (algunos) animal. El sobrante se mezclaba con maíz y verduras y todo era hervido en una gran olla. Como las cantidades a cocinar eran abundantes a pesar de ser para consumo familiar, gran parte se vendía en las plazas.

El plato de locro se fue perfeccionando y, con el paso del tiempo se llega a la actualidad, que resulta ser un menú clásico para esta fecha patria y  que distintos cocineros fueron aportando variantes, con receta propias, estando presente en todos los restaurantes del país y casas de familia.

Pero si damos una mirada más amplia de este menú del 25 de mayo, el locro es prehispánico, propio de la cultura andina, llegando a Bolivia, Perú, Ecuador, Uruguay y Colombia.

INGREDIENTES PARA UN LOCRO QUE RINDE ALREDEDOR DE 15 PORCIONES.

500 gramos de panceta ahumada cortada dados

600 gramos de carne vacuna (osobuco, cuadril, o un corte similar) cortados en dados

300 gramos de cebolla de verdeo picada finamente

300 gramos de tripa gorda cortada en pequeñas tiras

3 tazas de maíz blanco seco

3 cebollas grandes picadas finamente

4 dientes de ajo cortados en rodajas bien finas

3 puerros cortados en rodajas finas

5 chorizos de cerdo cortados en rodajas

4 Patitas de cerdo

2 taza de porotos alubia

2 cucharadas de pimentón dulce

2 cucharadas de comino molido

2 papas grandes cortada en dados pequeños

2 tazas de calabaza (o anquito) cortado en dados sin semillas

2 tazas de batata cortada en dados pequeños

Sal y pimienta negra (molida con mortero) al gusto

¡Opcional!…  2 tazas de mondongo bien hervido cortado en dados

 

Para la preparación todo lo que es legumbres se deja en remojo de la noche anterior y lo que sea carne se corta en pedazos pequeños para empezar a cocinarlos. Todos los jugos que se desprenden de las carnes durante su cocción se guardan. Se comienzan a cocinar las legumbres, algunas por separado y otras juntas. Después, se le empieza a agregar las carnes junto con el caldo y agua. Para el final, todo junto se lo mezcla y condimenta y se revuelve alrededor de tres a cuatro horas antes de servir… Se puede adornar con hojas de cebolla de verdeo.

Algunas personas aplastan las legumbres para que liberen almidón y la preparación esté más  espesa. Con esto el locro tomará una consistencia bien espesa.  También están aquellos que   retiran las patitas de cerdo.   

Puntualizando nuevamente en el locro, como se trata de una comida característica y tradicional de nuestro país, podrá ser acompañado con empanadas fritas en grasa vacuna y, como postre, zapallo en almíbar.

Con motivo del día de la Revolución de Mayo, muchos argentinos optan por dejar el clásico asado de camaradería, para disfrutar  del “locro del 25”  celebrando con la familia, amigos y seres queridos.

En la ceremonia del asado, como cuando comemos un locro, se comparten importantes valores comunes y que contribuyen a dar forma y fortalecer la relación entre todos los presentes.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 25, 2020


 

PATRIA

Share

  Por CARLOS del SEÑOR HIDALGO GARZÓN

 

PATRIA

 

SECOS LOS OJOS POR TI TENDIDOS

EN LA HOJARASCA DE MALDECIDOS

YO NO TE DEJO PATRIA QUERIDA

POR TI MI SANGRE TE OFRENDE CONTRA LOS QUE HOY NO HAN AMANECIDO

DEJO A TUS PIES MUY BIEN NACIDOS, LA ESPERANZA Y NO EL OLVIDO

A CADA PASO HE COMPRENDIDO QUE LA CODICIA TE HA EMBRUTECIDO

PERO NADA SERÁ OMITIDO DEL CORAZÓN EMBRAVECIDO

PATRIA

NO LLORES POR LOS QUE NO LLORAN

Y EN EL CADALSO HARAN CUMPLIDOS

SOLO POR TI HEMOS SUFRIDO

YA NADA IMPORTA LO ACONTECIDO MAS SI TU ESENCIA HA VALIDO

DEJA QUE EL TIEMPO DE LOS BIEN NACIDOS

EN TU SOCORRO Y EN ALARIDO VENDRAN

NADA ES SIEMPRE Y NO HAY OLVIDO

DE AQUELLOS ATREVIDOS

QUE TE MANSILLARON POR OCASIÓN

PATRIA

SOMOS TUS HIJOS MUY BENDECIDOS

PISANDO LA TIERRA DE LOS NO OLVIDOS

EN TI CREEMOS LA LIBERTAD NACIENTE QUE, AUNQUE OPACA

SERA NUESTRA AL SON DE LOS TAMBORES

DE PASO FIRME TE ALEGRAREMOS

CON EL SOL AMANECIDO

PATRIA

SOY TU SOLDADO QUE VIEJO Y RUIN

NO DEJA DE SER SOLDADO

A TU SERVICIO Y LEALTAD DE UN BIEN NACIDO

 

 

Carlos del Señor Hidalgo Garzón

Cshg.krieg.357m@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 25, 2020


 

Misa y Coronavirus en Alemania

Share

Más de cuarenta personas se contagiaron de coronavirus durante un servicio religioso bautista que celebraron en Frankfurt. 

El pastor Wladimir Pritzkau aseguró que se habían cumplido estrictamente todas las reglas de higiene y desinfección y que los feligreses habían respetado la distancia recomendada entre ellos.

Los actos religiosos están permitidos, con restricciones, desde el 1 de mayo en la región. El caso puede levantar dudas con respecto a la relajación de algunas medidas para combatir el coronavirus.

Los restaurantes y los cafés están abiertos en diversos estados y las guarderías y los colegios han empezado a abrir, aunque siempre con restricciones.

En Leer, situada al norte del país,  se conoció un caso de varias personas contagiadas en un restaurante que llevó a que decenas de personas tuvieran que entrar en cuarentena.

Las tiendas ahora vuelven a abrir, los alumnos vuelven a clase y la Bundesliga se ha convertido en la primera liga de fútbol importante en Europa en reanudarse después de la pandemia.

En Alemania se han registrado desde el comienzo de la pandemia 180.345 contagios confirmados. 159.976 pacientes han superado la enfermedad y 8.444 han muerto.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 25, 2020


 

La playa

Share

 Por Alain Robbe-Grillet


Tres niños caminan a lo largo de una playa. Avanzan, uno al lado del otro, llevándose de la mano. Tienen sensiblemente la misma estatura, y sin duda también la misma edad: una docena de años. El del medio, sin embargo, es un poco más pequeño que los otros dos.

Aparte de estos tres niños, toda la larga playa está desierta. Es una banda de arena bastante ancha, uniforme, desprovista de rocas aisladas como agujeros en el agua, inclinada apenas entre el acantilado abrupto, que parece sin salida, y el mar.

Es un día hermoso. El sol ilumina la arena amarilla con una luz violeta, vertical. En el cielo no hay una sola nube. Tampoco hay viento. El agua es azul, calma, sin la menor ondulación que venga de mar adentro, aunque la playa se despliega sobre mar abierto, hasta el horizonte.

Pero a intervalos regulares, una ola súbita, siempre la misma, nacida a algunos metros de la orilla, se infla bruscamente y rompe en seguida, siempre sobre la misma línea. No se tiene la impresión de que el agua avance, y después se retire; es, al contrario, como si cada movimiento se ejecutara en su lugar. La hinchazón del agua produce primero una ligera depresión, del lado de la playa, y la ola retrocede un poco, con un rumor de roce de arenisca; después estalla y se expande, lechosa, sobre el declive, para volver a ganar el terreno perdido. Apenas sí una subida más fuerte, aquí y allá, moja por un instante algunos decímetros suplementarios.

Y todo queda de nuevo inmóvil; el mar, liso y azul, exactamente detenido a la misma altura sobre la arena amarilla de la playa, en la que caminan uno al lado del otro los tres niños.

Son rubios, casi del mismo color que la arena: la piel un poco más oscura, el cabello un poco más claro. Están vestidos los tres de la misma manera, pantalón corto y camisita, ambos de una gruesa tela de un azul deslavado. Caminan uno al lado de otro, llevándose de la mano, en línea recta, paralelamente al mar y paralelamente al acantilado, casi a igual distancia de ambos, aunque un poco más cerca del agua. El sol, en el cenit, no proyecta ninguna sombra a sus pies.

Ante ellos la arena es enteramente virgen, amarilla y lisa desde el acantilado hasta el agua. Los niños avanzan en línea recta, a una velocidad regular, sin producir el menor cambio en ella, tranquilos y llevándose de la mano. Detrás de ellos la arena, apenas húmeda, marcada por tres líneas de huellas dejadas por sus pies desnudos, tres sucesiones regulares de huellas semejantes e igualmente espaciadas, bien cavadas, sin rebordes.

Los niños miran derecho ante ellos. No echan siquiera una mirada hacia el alto acantilado, sobre su izquierda, ni hacia el mar cuyas olitas rompen periódicamente, sobre el otro lado. Menos todavía se vuelven, para contemplar detrás de ellos la distancia recorrida. Prosiguen su camino, con un paso igual y rápido.

Ante ellos, una bandada de pájaros del mar zanquea en la orilla, justo en el límite de las olas. Progresan paralelamente a la marcha de los niños, en el mismo sentido que ellos, a un centenar de metros aproximadamente. Pero como los pájaros van mucho menos rápido, los niños se aproximan a ellos. Y mientras el mar borra los trazos de las patas estrelladas a medida que se imprimen, los pasos de los niños permanecen inscriptos con nitidez en la arena apenas húmeda, donde las tres líneas de huellas continúan alargándose.

La profundidad de estas huellas es constante: cerca de dos centímetros. No están deformadas ni por el hundimiento de los bordes ni por un hueco demasiado grande del talón o de la punta. Parecen recortadas de un modo incisivo sobre una capa superficial, más móvil, del terreno.

Su triple línea se desarrolla así cada vez más lejos, y parece al mismo tiempo disminuir, retardarse, fundirse en un solo trazo que separa la playa en dos bandas, en toda su longitud, y que termina en un menudo movimiento mecánico, allá abajo, como ejecutado siempre en el mismo lugar: el descenso y el ascenso alternado de seis pies desnudos.

Sin embargo a medida que los pies desnudos se alejan, se aproximan a los pájaros. No solamente ganan terreno rápidamente, sino que la distancia relativa que separa a los dos grupos disminuye todavía mucho más rápido, en comparación al camino ya recorrido. Pronto no hay más que algunos pasos entre ellos…

Pero cuando los niños parecen estar al fin por alcanzar a los pájaros, estos sacuden de pronto las alas y vuelan, uno primero, después dos, después diez… Y toda la bandada, blanca y gris, describe una curva por encima del mar para regresar a asentarse sobre la arena y volver a zanquear, siempre en el mismo sentido, sobre el límite de las olas, aproximadamente a una centena de metros.

A esta distancia, los movimientos del agua son casi imperceptibles, a no ser por un cambio súbito de color, cada diez segundos, en el momento en que la espuma destellante brilla al sol.

Sin ocuparse de las huellas que continúan trazando, con precisión, en la arena virgen, ni de las olitas a su derecha, ni de los pájaros, que por momentos vuelan y por momentos caminan, precediéndolos, los niños rubios avanzan uno al lado del otro, con un paso igual y rápido, llevándose de la mano.

Sus tres rostros bronceados, más oscurecidos que sus cabellos, se parecen. La expresión es la misma: seria, reflexiva, posiblemente preocupada. Sus rasgos son también idénticos, aunque, visiblemente, dos de los niños son varones y la tercera una niña. Los cabellos de la niña son apenas un poco más largos, un poco más ondeados, y sus miembros apenas un poco más gráciles. Pero la ropa es enteramente la misma: pantalón corto y camisita, uno y otra de una gruesa tela de azul deslavado.

La niña se encuentra en el extremo derecho; del lado del mar, a su izquierda, camina el varón que es ligeramente más pequeño. El otro varón, el más próximo al acantilado, tiene la misma estatura que la niña.

Ante ellos se extiende la arena amarilla y lisa hasta perderse de vista. Sobre su izquierda se levanta la pared de piedra parda, casi vertical, en la que no se ve ninguna salida. Sobre su derecha, inmóvil y azul desde el horizonte, la superficie lisa del agua es bordeada por un ribete súbito, que rompe en seguida para expandirse en espuma blanca.

Después, diez segundos más tarde, la onda que se infla cava de nuevo la misma depresión, del lado de la playa, con un rumor de roce de arenisca.

La olita rompe; la espuma lechosa trepa de nuevo la pendiente, volviendo a ganar algunos centímetros de terreno perdido. En el silencio que sigue, tres campanadas lejanas resuenan en el aire calmo.

-Ahí está la campana -dice el más chico de los varones, el que camina en el medio.

Pero el ruido de la arenisca que el mar aspira cubre el demasiado débil tintineo. Es necesario esperar el fin del ciclo para percibir de nuevo algunos sonidos, desformados por la distancia.

-Es la primera campana -dice el más grande.

La olita rompe a su derecha.

Cuando la calma regresa, no escuchan más nada. Los tres niños rubios caminan siempre con la misma cadencia regular, llevándose los tres de la mano. Ante ellos la bandada de pájaros que no está más que a unas zancadas, ganada por un brusco contagio, sacude las alas y se echa a volar.

Describen la misma curva encima del agua, para venir a posarse otra vez sobre la arena y volver a zanquear, siempre en el mismo sentido, justo sobre el límite de las olas, aproximadamente a una centena de metros.

-Puede ser la primera -continúa el más pequeño- si no se ha oído la otra, antes…

-La habríamos oído igual -responde su vecino.

Pero no han, por esto, modificado su paso; y las mismas huellas, detrás de ellos, continúan naciendo, a medida que las imprimen sus seis pies desnudos.

-Dentro de un rato no estaremos tan cerca -dice la niña.

Después de un momento, el más grande de los varones, el que se halla del lado del acantilado, dice:

-Estamos todavía lejos.

Y caminan a continuación los tres en silencio.

Se callan hasta que la campana, siempre indistinta, resuena de nuevo en el aire calmo. El más grande de los varones dice entonces: “Ahí está la campana.” Los otros no responden.

Los pájaros que están a punto de alcanzar sacuden las alas y vuelan, uno primero, después dos, después diez…

Después toda la bandada está de nuevo posada sobre la arena, progresando a lo largo de la orilla alrededor de cien metros delante de los niños.

El mar borra los rastros estrellados de sus patas a medida que las imprimen. Los niños, por el contrario, que caminan más cerca del acantilado, uno al lado del otro, llevándose de la mano, deja detrás de ellos huellas profundas, cuya triple línea se alarga paralelamente en los bordes, a través de la larguísima playa.

A la derecha, del lado del agua inmóvil y lisa, rompe, siempre en el mismo lugar, la misma pequeña ola.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 25, 2020


 

LAS NOTAS MÁS VISTAS DE LA SEMANA ☻ Mayo 24, 2020

Share

Las noticias más leídas en PrisioneroEnArgentina.com. Las más comentadas, las más polémicas. De que está la gente hablando…

REINICIO Mayo 18, 2020 00.00 HORAS –
HORA DE CONTROL Mayo 24, 2020 23.23 HORAS

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 24, 2020


 

¡ALLÁ VAMOS!

Share

 Por SILVIO PEDRO PIZARRO

EL PRESENTE ARGENTINO EN 107 PALABRAS

El populismo. el temor, la impunidad y la cobardía, nos dejan sin soberanía. ¿Qué diablos hace el gobierno? ¿Dónde están las fuerzas de seguridad y el ejército cocinero? ¿Qué dice el instituto comunista llamado Patria con Cristina Kirchner, vicepresidente? El periodismo produce noticias policiales sobre estos hechos de suma gravedad, los partidos políticos callan, la sociedad no reacciona, pero hipócritamente realizará un disimulado festejo del  ¡25 de MAYO!

 

Entreguemos nuestro territorio como lo señala e instiga el Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla que preside, sí señores, Alberto Fernández.

 

No vivimos en un país de argentinos, vivimos en un país de Cretinos.

 

Silvio Pedro Pizarro

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 24, 2020


 

Cuento azul

Share

 Por Marguerite Yourcenar


Los mercaderes procedentes de Europa estaban sentados en el puente, de cara a la mar azul, en la sombra color índigo de las velas remendadas de retazos grises. El sol cambiaba constantemente de lugar entre los cordajes y, con el balanceo del barco, parecía estar saltando como una pelota que rebotara por encima de una red de mallas muy abiertas. El navío tenía que virar continuamente para evitar los escollos; el piloto, atento a la maniobra, se acariciaba el mentón azulado.

Al crepúsculo, los mercaderes desembarcaron en una orilla embaldosada de mármol blanco; vetas azuladas surcaban la superficie de las grandes losas que antaño fueran revestimiento de templos. La sombra que cada uno de los mercaderes arrastraba tras de sí por la calzada, al caminar en el sentido del ocaso, era más alargada, más estrecha y no tan oscura como en pleno mediodía; su tonalidad, de un azul muy pálido, recordaba a la de las ojeras que se extienden por debajo de los párpados de una enferma. En las blancas cúpulas de las mezquitas espejeaban inscripciones azules, cual tatuajes en un seno delicado; de vez en cuando, una turquesa se desprendía por su propio peso del artesonado y caía con un ruido sordo sobre las alfombras de un azul muelle y descolorido.

Se levantó la luna y emprendió una danza errática, como un espíritu endiablado, entre las tumbas cónicas del cementerio. El cielo era azul, semejante a la cola de escamas de una sirena, y el mercader griego encontraba en las montañas desnudas que bordeaban el horizonte un parecido con las grupas azules y rasas de los centauros.

Todas las estrellas concentraban su fulgor en el interior del palacio de las mujeres. Los mercaderes penetraron en el patio de honor para resguardarse del viento y del mar, pero las mujeres, asustadas, se negaban a recibirlos y ellos se desollaron en vano las manos a fuerza de llamar a las puertas de acero, relucientes como la hoja de un sable.

Tan intenso era el frío, que el mercader holandés perdió los cinco dedos de su pie izquierdo; al mercader italiano le amputó los dedos de la mano derecha una tortuga que él había tomado, en la oscuridad, por un simple cabujón de lapislázuli. Por fin, un negrazo salió del palacio llorando y les explicó que, noche tras noche, las damas rechazaban su amor por no tener la piel suficientemente oscura. El mercader griego supo congraciarse con el negro merced al regalo de un talismán hecho de sangre seca y de tierra de cementerio, así es que el nubio los introdujo en una gran sala color ultramar y recomendó a las mujeres que no hablaran demasiado alto para que no despertaran los camellos en su establo y no se alterasen las serpientes que chupan la leche del claro de luna.

Los mercaderes abrieron sus cofres ante los ojos ávidos de las esclavas, en medio de olorosos humos azules, pero ninguna de las damas respondió a sus preguntas y las princesas no aceptaron sus regalos. En una sala revestida de dorados, una china ataviada con un traje anaranjado los tachó de impostores, pues las sortijas que le ofrecían se volvían invisibles al contacto de su piel amarilla. Ninguno advirtió la presencia de una mujer vestida de negro, sentada en el fondo de un corredor, y como le pisaran sin darse cuenta los pliegues de su falda, ella los maldijo invocando al cielo azul en la lengua de los tártaros, invocando al sol en la lengua turca, e invocando la arena en la lengua del desierto. En una sala tapizada de telas de araña, los mercaderes no obtuvieron respuesta de otra mujer, vestida de gris, que sin cesar se palpaba para estar segura de que existía; en la siguiente sala, color grana, los mercaderes huyeron a la vista de una mujer vestida de rojo que se desangraba por una ancha herida abierta en el pecho, aunque ella parecía no darse cuenta, ya que su vestido no estaba ni siquiera manchado.

Pudieron al cabo refugiarse en el ala donde estaban las cocinas y allí deliberaron acerca del mejor medio para llegar hasta la caverna de los zafiros. Constantemente los molestaba el trajín de los aguadores, y un perro sarnoso fue a lamer el muñón azul del mercader italiano, el que había perdido los dedos. Al fin, vieron aparecer por la escalera de la bodega a una joven esclava que llevaba hielo granizado en un ataifor de cristal turbio; lo depositó sin mirar dónde, sobre una columna de aire, para dejarse las manos libres y poder saludar, levantándolas hasta la frente, donde llevaba tatuada la estrella de los magos. Sus cabellos azul-negros fluían desde las sienes hasta los hombros; sus ojos claros miraban el mundo a través de dos lágrimas; y su boca no era sino una herida azul. Su vestido color lavanda, de fina tela desteñida por hartos lavados, estaba desgarrado en las rodillas, pues la joven tenía por costumbre prosternarse para rezar y lo hacía constantemente.

Poco importaba que no comprendiera la lengua de los mercaderes, pues era sordomuda; así, se limitó a asentir gravemente con la cabeza cuando ellos inquirieron cómo ir hasta el tesoro mostrándole en un espejo sus ojos color de gema y señalando luego la huella de sus pasos en el polvo del corredor. El mercader griego le ofreció sus talismanes: la niña los rechazó como lo hubiera hecho una mujer dichosa, pero con la sonrisa amarga de una mujer desesperada; el mercader holandés le tendió un saco lleno de joyas, pero ella hizo una reverencia desplegando con las manos el pobre vestido todo roto, y no les fue posible adivinar si es que se juzgaba demasiado indigente o demasiado rica para tales esplendores.

Luego, con una brizna de hierba levantó el picaporte de la puerta y se encontraron en un patio redondo como el interior de un pozal, lleno hasta los bordes de la fría luz matinal. La joven se sirvió de su dedo meñique para abrir la segunda puerta que daba a la llanura y, uno tras otro, se encaminaron hacia el interior de la isla por un camino bordeado de matas de aloe. Las sombras de los mercaderes iban pegadas a sus talones, cual siete víboras pequeñas y negras, en tanto que la muchacha estaba desprovista de toda sombra, lo que les dio que pensar si no sería un fantasma.

Las colinas, azules a distancia, se volvían negras, pardas o grises a medida que se aproximaban; sin embargo, el mercader de la Turena no perdía el valor y para darse ánimos cantaba canciones de su tierra francesa. El mercader castellano recibió por dos veces la picadura de un escorpión y sus piernas se hincharon hasta las rodillas y cobraron un color de berenjena madura, pero no parecía sentir dolor alguno e incluso caminaba con el paso más seguro y más solemne que los otros, como si estuviera sostenido por dos gruesos pilares de basalto azul. El mercader irlandés lloraba viendo cómo gotas de sangre pálida perlaban los talones de la muchacha, que andaba descalza sobre cascos de porcelana y de vidrios rotos.

Cuando llegaron al sitio, tuvieron que arrastrarse de rodillas para entrar a la caverna, que no abría al mundo más que una boca angosta y agrietada. La gruta era, sin embargo, más espaciosa de lo que hubiera podido esperarse y, así que sus ojos hubieron hecho buenas migas con las tinieblas, descubrieron por doquier fragmentos de cielo entre las fisuras de la roca. Un lago muy puro ocupaba el centro del subterráneo, y cuando el mercader italiano lanzó una guija para calcular la profundidad, no se la oyó caer, pero se formaron pompas en la superficie, como si una sirena bruscamente desesperada hubiera expelido todo el aire que llenaba sus pulmones. El mercader griego empapó sus manos ávidas en aquella agua y las sacó teñidas hasta las muñecas, como si se tratara de la tina hirviendo de una tintorera; mas no logró apoderarse de los zafiros que bogaban, cual flotillas de nautilos, por aquellas aguas más densas que las de los mares. Entonces, la joven deshizo sus largas trenzas y sumergió los cabellos en el lago: los zafiros se prendieron en ellos como en las mallas sedosas de una oscura red. Llamó primero al mercader holandés, que se metió las piedras preciosas en las calzas; luego, al mercader francés, que se llenó el chapeo de zafiros; el mercader griego atiborró un odre que llevaba al mercader castellano, arrancándose los sudados guantes de cuero, los llenó y se los puso colgados al cuello, de tal suerte que parecía llevar dos manos cortadas. Cuando le llegó el turno al mercader irlandés, ya no quedaban zafiros en el lago; la joven esclava se quitó un colgante de abalorios que llevaba y por señas le ordenó que se lo pusiera sobre el corazón.

Salieron arrastrándose de la caverna y la muchacha pidió al mercader irlandés que la ayudara a rodar una gruesa piedra para cerrar la entrada. Luego, colocó un precinto confeccionado con un poco de arcilla y una hebra de sus cabellos.

El camino se les hizo más largo que a la ida por la mañana. El mercader castellano, que empezaba a sufrir a causa de sus piernas emponzoñadas, se tambaleaba y blasfemaba invocando el nombre de la madre de Dios. El mercader holandés, que estaba hambriento, trató de arrancar las azules brevas maduras, de una higuera, pero un enjambre de abejas ocultas en la espesura almibarada lo picaron profundamente en la garganta y en las manos.

Llegados al pie de las murallas, el grupo dio un rodeo para evitar a los centinelas y se dirigieron sin hacer ruido hacia el puerto de los pescadores de sirenas, que estaba siempre desierto, pues hacía largo tiempo que no se pescaban ya sirenas en aquel país. La barca flotaba blandamente en el agua, amarrada al dedo de un pie de bronce, único resto de una estatua colosal erigida antaño en honor a un dios del que ya nadie recordaba el nombre. En el muelle, la esclava sordomuda hizo intención de despedirse de los hombres, saludándolos con las manos puestas en el corazón; entonces, el mercader griego la tomó por las muñecas y la arrastró hasta el barco, movido por el propósito de venderla al príncipe veneciano del Negroponto, de quien se sabía que le gustaban las mujeres heridas o afectadas de alguna invalidez. La doncella se dejó llevar sin oponer resistencia y sus lágrimas, al caer sobre las maderas del puente, se transformaban en bellas aguamarinas, así es que sus verdugos se las ingeniaron para darle motivos que la hicieran llorar.

La dejaron desnuda y la ataron al palo mayor; su cuerpo era tan blanco que servía de fanal al barco en aquella noche clara navegando entre las islas. Cuando hubieron terminado su partida de palillos, los mercaderes bajaron a la cabina para echarse a dormir. Hacia el alba, el holandés subió al puente aguijoneado por el deseo y se acercó a la prisionera, dispuesto a violentarla. Mas he aquí que la niña había desaparecido: las ligaduras colgaban, vacías, del tronco negro del mástil, como un cinturón demasiado ancho, y en el lugar donde se habían posado sus pies suaves y delgados no quedaba otra cosa que un mantoncito de hierbas aromáticas que exhalaban un humillo azul.

En los días que siguieron reinó una calma chicha, y los rayos del sol, que caían a plomo sobre la lisa superficie color de algas, producían un chirrido de hierro candente sumergido en agua fría. Las piernas gangrenadas del mercader castellano se habían puesto azules como las montañas que se columbraban en el horizonte y purulentos regueros se deslizaban desde las tablas del puente hasta el mar. Cuando el sufrimiento se hizo intolerable, el hombre sacó del cinturón una ancha daga triangular y se cercenó a la altura de los muslos las dos piernas envenenadas. Murió agotado al despuntar la aurora, después de haber legado sus zafiros al mercader suizo, que era su enemigo mortal.

Al cabo de una semana recalaron en Esmirna y el mercader de Turena, que siempre había temido al mar, optó por desembarcar, con intención de continuar su viaje a lomos de una buena mula. Un banquero armenio le cambió los zafiros por diez mil monedas con la efigie del Preste Juan. Eran piezas perfectamente redondas y el francés cargó alegremente con ellas hasta trece mulos; pero, así que llegó a Angers, tras siete años de viaje, se encontró con la sorpresa de que las monedas del monarca-preste no tenían curso en su país.

En Ragusa, el mercader holandés trocó sus zafiros por una jarra de cerveza servida en el mismo muelle, pero tuvo que escupir aquel insulso líquido aventado que no tenía el mismo gusto que la cerveza de las tabernas de Ámsterdam. El mercader italiano desembarcó en Venecia con el propósito de hacerse proclamar Dogo, mas pereció asesinado al día siguiente de sus nupcias con la laguna. En cuanto al mercader griego, se le ocurrió atar los zafiros a un cabo largo y suspenderlos en el costado de la barca, esperando que el contacto con las olas fuera benéfico para su hermoso color azul. Al mojarse, las gemas se volvieron líquidas y apenas si añadieron al tesoro del mar unas pocas gotas de agua transparente. El hombre se consoló pescando peces y asándolos al rescoldo de la ceniza.

Un atardecer, al cabo de veintisiete días de navegación, el barco fue atacado por un corsario. El mercader de Basilea se tragó sus zafiros para sustraerlos de la avaricia de los piratas y murió de atroces dolores de entrañas. El griego se echó al mar y fue recogido por un delfín, que lo condujo hasta Tinos. El irlandés, molido a golpes, fue dejado por muerto en la barca, entre los cadáveres y los sacos vacíos; nadie se tomó la molestia de quitarle el colgante de falsas piedras azules, que no tenía ningún valor. Treinta días más tarde, la barca a la deriva entró por sí misma en el puerto de Dublín y el irlandés echó pie a tierra para mendigar un pedazo de pan.

Estaba lloviendo. Los tejados oblicuos de las casas bajas sugerían grandes espejos destinados a captar los espectros de la luz muerta. La calzada desigual se encharcaba más y más; el cielo, de un parduzco sucio, parecía tan cenagoso que ni los ángeles se hubieran atrevido a salir de la casa de Dios; las calles estaban desiertas; el puesto de un mercero ambulante, que vendía calcetines de lana cruda y cordones para los zapatos, se veía abandonado al borde de una acera debajo de un paraguas abierto. Los reyes y los obispos esculpidos en el pórtico de la catedral no hacían nada para impedir que cayera la lluvia sobre sus coronas o sus mitras, y la Magdalena recibía el agua en sus senos desnudos.

El mercader, todo desalentado, fue a sentarse bajo el pórtico junto a una joven mendiga, tan pobre que su cuerpo, azulenco de frío, se veía a través de los desgarrones de su vestido gris. Sus rodillas se entrechocaban ligeramente; sus dedos cubiertos de sabañones apretaban un mendrugo de pan. El mercader le pidió por el amor de Dios que se lo diera, y ella se lo tendió en el acto. El mercader hubiera querido regalarle el colgante de abalorios azules, puesto que no tenla ninguna otra cosa que ofrecer; más en vano buscó en sus bolsillos, alrededor de su cuello, entre las cuentas de su rosario. No hallándolo, se echó a llorar desconsolado: no poseía ya nada que pudiera recordarle el color del cielo y la tonalidad del mar en donde había estado a punto de perecer.

Suspiró profundamente y, como el crepúsculo y la fría niebla se espesaban en derredor, la muchachita se apretujó contra él para darle calor. El hombre le hizo preguntas acerca del país y ella le contestó en el tosco dialecto del pueblo que dejara antaño, siendo aún muy chico. Entonces, apartó los cabellos desgreñados que cubrían el rostro de la mendiga, pero tan sucio estaba que la lluvia iba trazando en él regueritos blancos, y el mercader descubrió horrorizado que la niña era ciega y que una siniestra nube velaba el ojo izquierdo. No dejó por ello, sin embargo, de posar su cabeza en aquellas rodillas mal cubiertas de harapos y se durmió sosegado: el ojo derecho, que había visto privado de mirada, era milagrosamente azul.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 24, 2020


 

25 de Mayo, La patria y la libertad

Share

 Por JORGE B. LOBO ARAGÓN

Indudablemente, todos los años, el 25 de mayo nos renueva alegres re­cuerdos infantiles. Es, por excelencia, la fiesta de la escuela, la ce­lebración que nos brinda el primer contacto con las grandes ideas repu­blicanas: Patria, Libertad, participación del pueblo, gobierno propio, defensa de los intereses comunes. Cuando a nuestras inteligencias todavía les cuesta abrirse hacia la comprensión de lo que es la patria, de lo que es la libertad, la celebración de la fiesta, la escarapela en el pecho, el paso marcialmente marcado al ritmo de una marcha o de un tambor, nos hacen comprender, más clara y vívidamente que el discurso de la “señora directora”, que se trata de conceptos venerables que para toda la vida nos comprometen en su sostén y en su defensa, en la adhesión a la patria amada, en el enaltecimiento de la libertad. Pasa el tiempo; estudiamos. Y un día – no sin cierto asombro – venimos a descubrir que antes del 25 de mayo también había patria; que la patria preexistía desde siempre, desde que fundamos ciudades y defendimos ins­tituciones; que no se puede vivir dignamente sin patria. Advertimos que el 24 de mayo ni Saavedra, ni Moreno, ni el benemérito general Belgrano eran ningunos “apátridas”, sino que fueron patriotas toda la vida. Sigue pasando el tiempo. Hasta que un día vimos -la realidad nos lo mues­tra con dureza- que después del 25 de Mayo, y como dejando de lado los nobles ideales que la escuela nos inculcara, no todo es defensa de la patria y de la libertad, porque desgraciadamente se renunciado  ellas. Así es que el poeta – Almafuerte – Ve la “sombra de la patria” con los cabellos sueltos, como velo de angustia”, “desencajado el rostro: la derro­ta no tiene pupila más opaca ni la faz de Jesús al beso infame se contrajo más rígida”. “La voraz invasión de lo pequeño no hiere como el rayo, pero amansa. Cuando el alma inmortal cae de rodillas la belleza mortal cae deshojada”. La patria puede ser vilipendiada por sus enemigos si sus hijos no la de­fienden. ¿Y la libertad? para saber lo que puede pasar con la libertad no hay más que mirar el encierro y la restricción de la libertad en la que nos encontramos, en donde simple funcionarios nos  intimidan a que no podemos circular sin un papel que vaya a saber cómo conseguir. Que debemos indicar a donde nos dirigimos y cuál es nuestro destino en contra de los postulados de nuestra carta magna que debería regir. Nos encontramos bajo la pandemia del poder desatado por una política interna de del gobierno que nos rige, celebrados y aplaudidos por las fuerzas internacionales de la usura y de la explotación. Pero estos son temas de todos los días. Ahora, por ser mayo, recordemos los 25 de mayo de nuestros días infantiles y, sobre todo, renovemos los nobles anhelos de seguir teniendo siempre – pero siempre, siempre vivos, siempre vigentes, siempre actuales, siempre enhiestos – la patria y la libertad.

JORGE BERNABÉ LOBO ARAGÓN

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 24, 2020


 

Cima a la parrilla, cosa exquisita

Share

 Por CLAUDIO VALERIO

El asado, “parrillada”, a la parrilla es un plato clásico y popular en argentina y, además, con reconocimiento internacional. El sabor de las carnes cocidas sobre las brasas trasciende desde su origen  a la creación de un producto elaborado con pasión.

El famoso asado de tira, cuyo origen se remonta a finales del siglo XIX (1882 con certeza) en el que fuera el primer frigorífico de Sudamérica (The River Plate Fresh Meat & Co.) que se instalara en la ciudad bonaerense de Campana, es una carne  que, a la hora de asarla, requiere paciencia  y seguir algunos tips de preparación.

Si bien el asado de tira (la costilla) y el vacío constituyen una dupla que se repite a la hora de colocar productos sobre la parrilla en las casas y parrilladas en general, existen otros cortes de carne de res que resultan gustosos asados. Tal el caso de la cima.

La cima es un corte de carne de res muy utilizado tanto sea a la parrilla como al horno. Debido a su forma, resulta ideal para hacerlo relleno. Esta carne es conocida también como falsa entraña dado que tiene un sabor similar. Cada unidad puede llegar a pesar alrededor de 1,50 Kg. Al momento de seleccionar la pieza para su compra, se debe tener en cuenta que su color sea claro al igual que el de la grasa, que no debe tener mucha. La grasa, al asarse, le dará un delicioso sabor.

La cima es un corte relativamente económico y que no es muy consumido, a la hora de hacer asados, por desconocimiento;  un verdadero manjar.

Durante su cocedura, a la cima se la puede untar (o acompañar) con un aderezo** elaborado con ají molido, pimentón dulce, comino molido, sal y pimienta; todo esto mezclado con aceite de oliva. Otras alternativas, a gusto, el clásico chimichurri y un provenzal en aceite.

Una buena opción para aquellos que estamos haciendo un régimen alimenticio es acompañar a la cima  asada con una sabrosa ensalada de pepino y tomates que la podemos preparar de la siguiente manera:

  • 1 pepino fresco
  • 2 tomates redondos bien maduros
  • jugo o zumo de 1 limón
  • pimienta negra recién molida al gusto
  • Sal y tomillo fresco al gusto
  • 1 cucharadita de azúcar

A la  cima a la parrilla también se la puede  acompañar con unos tomates secos preparados en aceite y ajo, o bien con verduras frescas.

** En un plato hondo se mezcla el pimentón dulce, el comino molido y el ají molido. Seguidamente se añade el aceite de oliva, se condimenta con sal y pimienta y se mezcla.

Cima Rellena, una buena alternativa sobre la parrilla

Ingredientes:

  • 1 cima 1,4 a 1,6 kg aproximadamente
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 puerro picados (parte blanca)
  • 2 huevos
  • 1 cebolla picada
  • 100 gramos de choclo desgranado
  • 100 gramos de arvejas
  • 50 gramos de queso blanco untable descremado
  • 1 cucharadita de tomillo
  • Media cucharadita de comino
  • Media cucharadita de nuez moscada
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

Mezclar en un bol el choclo, los puerros, las arvejas, la cebolla, los huevos, los dientes de ajo y el queso descremado. A continuación condimentar la mezcla con la nuez moscada, el comino, el tomillo y condimentar con sal y pimienta al gusto.

Preparar la pieza de cima,  abrirla al medio y sazonarla a gusto con sal y pimienta.

Mezclados todos los ingredientes, se procede a rellenar la carne sin presionar demasiado. Coser la boca de la cima con hilo de cocina (se la puede condimentar por fuera con un poco de tomillo y comino.

Poner la cima sobre la parrilla y cocinarla con poca brasa (calor moderado) durante unos 30 a 45 minutos hasta que la carne esté a punto. Seguidamente se retira de la parrilla y se deja reposar unos minutos antes de servir. Se puede acompañar con guarnición de vegetales de hojas verdes. Caliente o fría, resulta una preparación exquisita.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 24, 2020


 

De comprar un viejo pozo de gas a millonario

Share

Nacido y criado en una familia obrera en medio de los campos de petróleo y gas de Virginia Occidental, Estados Unidos, tanto su padre, como su abuelo e incluso su bisabuelo se ganaron la vida en el sector de la energía. Trabajaron en pozos y en tuberías, realizando duras labores manuales, día tras día y año tras año, para mantener a sus familias. Era la familia de Rusty Hutson, Jr.

Durante sus vacaciones de verano de la escuela secundaria y la universidad, Rusty solía trabajar con su padre. Pero en 1991 se convirtió en el primer Hutson en graduarse de la universidad, y quiso hacer algo completamente diferente con su vida.

“Decidí que meterme en el negocio del petróleo y el gas era lo último que quería hacer”, dice. “Es un trabajo realmente duro”

Con su título de contador por la Universidad Estatal de Fairmont, en Virginia Occidental, Rusty se embarcó en una exitosa carrera bancaria durante una década que lo llevaría a Birmingham, en el estado de Alabama.

Pero a medida que pasaban los años, a Rusty comenzó a fastidiarle el hecho de no haber seguido los pasos de su padre en la empresa familiar.

“Virginia Occidental era un estado difícil cuando estaba creciendo. Todavía lo es”, explica.

“Había dos tipos de personas: o trabajabas en (la industria del) carbón, o trabajabas en la del petróleo y gas. Era generacional. Si tu padre y tu abuelo lo hicieron para ganarse la vida, entonces tú (también) lo hacías”.

“Y a medida que avanzaban los años, me sentía cada vez más atraído por ese mundo. También tenía el deseo de construir algo, de hacer algo emprendedor”.

Por eso en 2001, con 32 años, Rusty compró un viejo pozo de gas en Virginia Occidental por US$250.000 con el dinero que consiguió rehipotecando su casa.

“Era un pozo viejo y pequeño, había estado en producción durante años, pero para mí era como oro”, dice.

“Durante los siguientes cuatro años seguí trabajando en el banco, pero cuando tenía tiempo libre iba a Virginia Occidental a trabajar en el único pozo que poseía por aquel entonces”.

Hoy, la compañía de Rusty, Diversified Gas & Oil (DGO), es propietaria de más de 60.000 pozos de gas y petróleo en Virginia Occidental, Pennsylvania, Ohio, Kentucky, Virginia y Tennessee, estados que forman parte de una región conocida como los Apalaches.

DGO emplea a 925 personas y tiene ingresos anuales de más de US$500 millones. Alrededor del 90% de sus operaciones son derivadas del gas natural y un 10% del petróleo.

La compañía sigue un modelo comercial muy específico: no realiza ninguna perforación para encontrar nuevas reservas de petróleo y gas.

En su lugar, compra pozos viejos que productores más grandes ya no quieren, porque los niveles iniciales de flujo han caído.

“No quieren estos pozos viejos, pero aún les queda un promedio de 50 años de vida útil, por lo que podemos administrarlos de manera muy eficiente y ganar dinero”, dice.

Rusty asegura que a DGO le ha beneficiado la llamada “carrera por el esquisto” que se ha visto en Estados Unidos durante la última década, en el que muchas empresas de petróleo y gas renunciaron a pozos tradicionales para dedicarse al fracking.

En términos muy simples, a diferencia de los pozos tradicionales, desde los que el petróleo y el gas se extrae directamente, el fracking implica primero inyectar una mezcla de agua, arena y productos químicos a alta presión en rocas de esquisto bituminoso.

Esto fractura las rocas y permite la extracción de grandes cantidades de petróleo y gas a los que antes no se tenía acceso.

Rusty sostiene que el giro de toda la industria hacia el fracking y sus mayores volúmenes de producción le ha permitido a DGO comprar miles de pozos viejos tradicionales pero aún productivos a menor costo, lo que le ha facilitado la expansión rápida de su negocio.

En 2017, la compañía decidió salir a bolsa para recaudar fondos para continuar creciendo. Rusty eligió el Mercado de Inversión Alternativa de la Bolsa de Londres (LSE, por sus siglas en inglés), lo que fue un movimiento inusual para una empresa estadounidense.

“No éramos lo suficientemente grandes como para lanzarnos en Estados Unidos”, dice.

“Y no quería seguir la ruta del capital privado porque no quería trabajar para otra persona e intentar recuperar parte del porcentaje”.

Actualmente, DGO está a punto de ascender al índice principal de la bolsa londinense.

James McCormack, analista energético de Cenkos Securities, dice que la estrategia de DGO de “adquirir pozos productores (de petróleo y gas) de bajo costo, de larga vida y baja declinación” es “una propuesta prácticamente única”.

“Bajo el liderazgo de Rusty, DGO ha crecido rápidamente desde su OPV (oferta pública de venta) en febrero de 2017, se ha aumentado la producción 20 veces y las reservas 23 veces”, prosigue McCormack.

Carlos Gomes, otro analista del sector, del grupo Edison, destaca que DGO se ha convertido en el mayor productor de gas convencional en la región de los Apalaches.

“La compañía posee activos productivos maduros, de bajo costo operacional y de larga duración que generan flujos de efectivo muy estables”, agrega.

A largo plazo, el plan de DGO es seguir comprando pozos para reemplazar aquellos en los que la producción se vaya parando.

Rusty dice que la empresa actualmente tiene planes para expandirse a otros estados, como Texas.

Para el corto plazo, el emprendedor dice estar tranquilo pese al derrumbe de los precios del petróleo y del gas a causa de la pandemia de coronavirus.

Primero porque tiene acuerdos a largo plazo sobre el precio en que vende su producción, y luego porque su negocio opera de manera más eficiente que el de los más grandes.

También porque puede recurrir a su padre cuando necesita ayuda y consejos.

Su progenitor, Rusty Sr, es el supervisor de las operaciones en el norte de Virginia Occidental de la empresa.

“Tiene 72 años y le encanta”, asegura Rusty. “¿Que si intenta decirme qué hacer? Oh, por supuesto”.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 24, 2020


 

Rivalidades Productivas: Owen vs Huxley

Share

Durante su carrera, Richard Owen tuvo una buena cantidad de logros notables, entre ellos acuñar la palabra “dinosaurio” y fundar el Museo de Historia Natural de Londres. Sin embargo, sus relaciones con sus compañeros siempre habían sido extenuantes.

Hoy en día, Owen es considerado celoso y mezquino con sus colegas, incluso en ocasiones plagia sus trabajos. Su rivalidad con Gideon Mantell fue probablemente su pelea más amarga, pero su rivalidad con Thomas Huxley fue mucho más beneficiosa para la comunidad científica.

Owen
Huxley

Huxley era conocido como el “Bulldog de Darwin” por su firme apoyo a la evolución. Owen, por otro lado, no estaba de acuerdo con la teoría de Darwin, particularmente con todo el “hombre relacionado con los simios”. Intentó demostrar que los humanos y otros primates, particularmente el gorila, no se parecían al estudiar sus cerebros.

Huxley afirmó lo contrario y logró demostrarlo descubriendo el hipocampo menor (ahora llamado avis calcar) en los simios, una parte del cerebro que Owen había afirmado previamente que solo existía en humanos.

La controversia se conoció como la Gran Pregunta del Hipocampo. Aunque fue un blanco fácil para humoristas y periódicos, destacó la evolución. La comunidad científica consideró que Huxley ganó fácilmente la batalla y aceptó la evolución como la teoría principal.

El tema se exploraría más a fondo en publicaciones destacadas como las Evidencias geológicas de Charles Lyell sobre la antigüedad del hombre y el seguimiento de Darwin.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 24, 2020


 

NOTICIAS MÁS VISTAS ☻ Mayo 23, 2020

Share

Las noticias más leídas en PrisioneroEnArgentina.com. Las más comentadas, las más polémicas. De que está la gente hablando…

REINICIO Mayo 18, 2020 00.00 HORAS –
HORA DE CONTROL Mayo 23, 2020 23.23 HORAS

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 23, 2020


 

HORACIO PIETRAGALLA Y “SU” VENGANZA

Share

YO LO ENTIENDO A PIETRAGALLA

 Por CLAUDIO KUSSMAN

Generalmente en tiempos pasados cuando el familiar de un policía era víctima de un hecho delictuoso, no se permitía que este efectivo participara en la investigación del mismo. Le comprendían las “generales de la ley” y este, lógica y humanamente solo buscaría la venganza. Pasaron los años y por razones de transparencia, se fijaron razonables protocolos estableciendo que las pericias en hechos en el que participaba personal de seguridad, debían realizarlas técnicos de una institución ajena a la de él, o los involucrados. Luego llegaron los juicios por los bien o mal llamados delitos de lesa humanidad que implican mayoritariamente uniformados y toda “razonabilidad y prudencia” fueron arrojados por la borda. Se impuso “la política de estado” equivalente a: “para el enemigo ni justicia” en medio de una apatía e indiferencia generalizada de la sociedad, de los mismos adultos mayores imputados, sus familiares y las instituciones a las que pertenecimos. Finalmente, el 10 de diciembre de 2019 se dio un nuevo paso y entonces el actual gobierno designó como Secretario de Derechos Humanos (para algunos) a HORACIO PÍETRAGALLA. Este, al haber tenido la desgracia de ser un hijo de desaparecidos que fue apropiado y luego restituido, carga una indisimulable sed de venganza. Así en las últimas horas, hemos leído sus sesgadas declaraciones (1) sobre los juicios a quienes somos adultos mayores.  Totalmente ciego nos califica de genocidas, sin haber sido sentenciados, favorece los juicios por videoconferencia lo cual es un engaño que facilita el accionar cobarde de los jueces, al no mirar a la cara a quienes condenarán por anticipado y también disimulan las mentiras de falsos testigos. Quizás no se puede cuestionar su vengativo accionar, sí, su designación, ya que se da aquello de “poner el zorro a cuidar a las gallinas”. A él, como a muchos otros, el destino lo eligió como víctima del drama argentino que se vivió en el siglo pasado en una guerra que el “relato” impuso, que NO EXISTIÓ. Imposible que llegue a entender, que tan cruel como pudo ser la represión con sus padres, también lo fueron estos al gestar una nueva vida mientras militando como terroristas, quitaban la de terceros. Traer un nuevo ser al mundo es uno de los hechos más trascendentales del ser humano y quienes lo engendran, están obligados a dedicarse con alegría y sin correr riesgo alguno a este.  Los aventureros deben abstenerse de tener hijos porque como en su caso, su paso por la vida lo comprometieron antes de su nacimiento. Debo decir que entiendo su casi incontenible odio, ya que yo como víctima de una “justicia” manejada por militantes, indiferentes y vagos que injusta e ilegalmente arruinaron mi vida y la de mi familia, siento lo mismo por todos los miembros del poder judicial argentino. Más que evidente, que toda la violencia y dolor del pasado no dejó enseñanza positiva alguna para el presente y futuro de este territorio llamado Argentina.    

En la actualidad – Alberto Fernández, presidente de la Nación y Horacio Pietragalla Secretario de Derechos Humanos (para algunos)

Claudio Kussman

Comisario Mayor (R) 

Policía Pcia. Buenos Aires

Mayo 23, 2020

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 2019 – Diputado Horacio Pietragalla y el Comisario Mayor Claudio Fernández de la Policía de Chubut (¿el rostro de la obsecuencia?). Simplemente un Milani policial del nuevo siglo, mientras camaradas suyos mueren en prisión a como dé lugar.

“Antes de empezar un viaje de venganza cava dos tumbas”

Confucio (551 AC-478 AC) 

 

(1) https://www.pagina12.com.ar/267203-horacio-pietragalla-no-queremos-que-haya-impunidad-biologica

 

COLABORACIÓN: Doctora Andrea Palomas Alarcón

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 23, 2020


 

HARTO!

Share


 por Enrique G. Avogadro

 

“Cuando los líderes declaran el estado de emergencia y lo convierten en una situación normal, estamos ante el final de la democracia”.

 

 Byung-Chul Han

 

Ante la insólita extensión del confinamiento (¿por qué no apelar, como Uruguay, a la responsabilidad personal para cuidarse?), que llegará ahora a los 80 días –el más prolongado del mundo, con sólo el 0,001% de los muertos globales- he resuelto decir ¡Basta! al pisoteo de la Constitución, a la tolerancia del H° Aguantadero (Congreso) frente a la prepotencia de Cristina y a la feria que ha paralizado al Poder Judicial, dejando a la ciudadanía sin defensa frente a los avances del Ejecutivo sobre los derechos individuales. A partir de ahora me declaro en desobediencia civil y, si quieren buscarme, saben dónde hacerlo. La prensa amarilla, que dedica al tema kilómetros de columnas en los diarios e infinidad de horas en radio y televisión, es la principal responsable del pánico que cundió en el planeta por la aparición del Covid-19, pero los líderes populistas de todos los signos, aupados al respaldo que surge del pavor generalizado, se subieron a ese carro triunfal que les permite gobernar sin contrapesos; el mundo está lleno de ejemplos. En la Argentina, el infundado terror ha permitido que nuestra democracia haya desaparecido y nos hayan encerrado para imponernos el silencio; hemos delegado el poder total en Fernández, y no nos movilizan siquiera los desvergonzados avances de Cristina Fernández (con el silencio cómplice de su mandado, el presidente) sobre la República. El confinamiento ha permitido al Gobierno “aplanar” las curvas de inflación, del dólar y de la pobreza, y demorar la irrupción del hambre y la desocupación, más la prioridad de la vicepresidente sigue siendo obtener impunidad para sí misma, sus hijos y sus cómplices. Pero es insano ignorar que, tras la niebla de la pandemia, nos arrastra hacia los dorados paraísos del Grupo de Puebla y el Foro de São Paulo; es decir, pretende integrarnos a esa constelación de fracasos que integran Venezuela, Cuba, Nicaragua y apoyan Rusia e Irán. En ese sentido van la delegación de facultades legislativas en el Ejecutivo, la liberación de políticos presos y delincuentes peligrosos, la cesión de más poder a las “organizaciones sociales”, la colonización de las “cajas” y organismos de control del Estado, la ideológica pelea con todos nuestros vecinos y socios, la quiebra de miles de empresas, y la centralidad del Estado, traducida en los proyectos de modificar la Constitución para instalar un nuevo “pacto social”, “reformar” a las fuerzas armadas, confiscar acciones de las empresas que necesitan ayuda, expropiar las distribuidoras de energía, modificar la integración de la Corte y “legitimar” la Justicia, crear nuevos impuestos, castigar a los productores rurales para obligarlos a vender, realizar una reforma agraria, recrear la Junta Nacional de Granos, nacionalizar la banca y el comercio exterior, y todas las otras locuras anunciadas como meros globos de ensayo pero que, en el kirchnerismo, siempre se transforman en prontas realidades. Salga pato o gallareta en la extraña negociación de la deuda, la Argentina ya entró en mora y carecerá, en los próximos años, de financiamiento externo para el sector público; como defaulteadores seriales que somos, el mundo no confía más en nosotros y la falta de pago de los bonos entregados por Axel Kicillof -cuando era Ministro de Economía- al Club de Paris impedirá también que obtengan crédito las empresas y, sobre todo, para las imprescindibles importaciones. Contra la opinión de los expertos –obviamente, no lo soy-, creo que Cristina Fernández no vería con malos ojos que cayéramos en mora con toda la deuda soberana; mi impresión es que, alocadamente, sueña con recostarse en China para obtener fondos que le permitirían sobrevivir a la crisis socio-económica que se viene y que, sin ese apoyo, se llevará puesto al Gobierno. Aunque ya es sabido que el gigante asiático no regala nada y que su ayuda siempre se transforma en cesión de soberanía y saqueo de productos primarios, eso no sería impedimento alguno para las intenciones de la Vicepresidente; basta con recordar la base militar china en la Patagonia. Es por eso que la sociedad no puede esperar a que la oposición, si pretende seguir siéndolo, se digne salir a ejercer su rol –no olvidemos que la votamos el 41% de los argentinos- y parar firmemente los pies al Gobierno, sin importar cuánto mida éste en las encuestas por la gestión de la pandemia; es imprescindible que las instituciones vuelvan a funcionar y que la Justicia cumpla con sus obligaciones constitucionales. Nuestros representantes deben recordar una frase de Juan Perón que viene hoy muy a cuento: “Con los dirigentes a la cabeza, o con la cabeza de los dirigentes”. Mientras tanto, ¡feliz Día de la Patria!, observe con atención la situación en el Caribe entre Estados Unidos, por una parte, e Irán y Venezuela, por la otra, y no olvide sumarse al cacerolazo del lunes 25, a las 1800, con el cual manifestaremos nuestro enérgico repudio a la impunidad y al “socialismo del siglo XXI”.

 

Bs.As., 23 May 20

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado
Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401
Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
Cel. en Brasil (+5521) 98128 7896
E.mail: ega1@avogadro.com.ar
E.mail: ega1avogadro@gmail.com
Site: www.avogadro.com.ar
Blog: http://egavogadro.blogspot.com
Facebook: Enrique Guillermo Avogadro
Twitter: @egavogadro

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 23, 2020


 

El Rey de Alemania

Share

Peter Fitzek es el rey de Alemania. A los 54 años, tiene el pelo estilo cola de caballo y la mandíbula cuadrada de un terrorista de la película de los 80, o tal vez un instructor de karate, que en realidad era antes de ascender al trono. Al igual que otros monarcas, Peter tiende a ser identificado por su primer nombre. Su dominio ofrece su propio pasaporte, moneda y plan de atención médica, y cuenta con más de 1.300 sujetos, algunos de los cuales vivieron, hasta hace poco, en un extenso complejo en Wittenberg, a 60 millas al suroeste de Berlín. Lo más importante, se irguió junto a una mujer de los tabloides llamada su reina: Annett Ullmann, una modelo y camarera que era morena y hermosa y vestía camisas de seda color lavanda para sus apariciones en la corte.

Fitzek

Cuando se encuentra con periodistas, Peter trae una carpeta de documentos legales para respaldar su reclamo al trono. Es más pequeño que la pila de un metro de altura que normalmente lleva a la corte, donde se encuentra por violaciones como la velocidad y la posesión ilegal de nunchucks o Nunchakus. Graba sus conversaciones con los periodistas, un hábito desarrollado después de que una compañía de comedia lo enfrentara en el vestíbulo de un hotel de Frankfurt. (Terminó en una pelea a puñetazos). Su micrófono tiene una pegatina que proclama que es propiedad de uno de sus seguidores, colocada allí para que las autoridades fiscales alemanas no la confisquen para compensar a algunos sujetos que alguna vez fueron leales y hoy lo demandan por malversación de más de € 1.3 millones (U$ 1.4 millones).

Presentado con una grabadora, Peter habla y habla. Él habla sobre cómo curó a una ex novia que fue abusada de niña por satanistas, usando solo sus manos. Acerca de cómo una camarilla de élites sombrías, incluidos los Rockefeller y los judíos ortodoxos, difundió Covid-19 para aumentar las ganancias de las drogas y obligar a los alemanes a aceptar chips biosensores implantados. Cómo un francotirador una vez disparó su auto en la autopista, pero la intervención divina causó que la bala solo golpeara el parabrisas. 

Los súbditos del rey Peter son partidarios del movimiento Reichsbürger, cuyos miembros creen que Alemania no existe. Afirman que la república es una compañía de responsabilidad limitada controlada por los vencedores aliados de la Segunda Guerra Mundial y, según los más antisemitas, la familia Rothschild. Los Reichsbürgers imprimen sus propios pasaportes, a menudo se niegan a pagar impuestos y obstruyen los tribunales con panfletos.

Y al igual que sus otros parientes estadounidenses, QAnon, la teoría de la conspiración de extrema derecha que alega un complot de “estado profundo” contra Donald Trump, son productos de la era digital de la sinrazón. Los Reichsbürgers están adoctrinados por los programas de entrevistas de bajo presupuesto de YouTube organizados por personas como Jo Conrad, quien dice que los masones, los lagartos y los cultos asesinos de niños han invadido Alemania. Realiza protestas fuera del Reichstag, que algunos dicen que está protegida por un cañón láser. Por diversión, transmiten el hip-hop Reichsbürger. En 2018, la agencia de inteligencia nacional de Alemania identificó alrededor de 19,000 Reichsbürgers, casi el doble de su estimación de dos años antes. El número verdadero, dicen los funcionarios, es probablemente mucho mayor.

Peter, a pesar de todos sus problemas, es un líder genial. Su optimismo se deriva de una lógica conveniente: cada victoria legal demuestra la solidez de sus argumentos, y cada pérdida prueba la corrupción del sistema alemán. Por los tantos fraudes en los que se vió implicado, el gobierno alemán lo encarceló y confiscó su efectivo, su propiedad, incluso su piano. Luchó en los tribunales, en los medios de comunicación y bajo la custodia policial para defender su tesoro y evitar que el gobierno haga más preguntas.

Ullmann

En 2008, cuando la crisis económica se extendió por Europa, Peter sabía que había llegado su momento. Desde antes de la reunificación alemana, había sido un perdedor. Nacido en Alemania del Este en 1965, era un introvertido sin amigos con un padre alcohólico y una madre dominante que lo hizo limpiar su plato hasta el punto de vomitar. Peter quería ser maestro, pero sus calificaciones eran extremadamente bajas, por lo que trabajó como cocinero. Luego se casó y tuvo dos hijos, comenzó a enseñar karate y se convirtió en empleado de una tienda de videos.

En 1991, un inversionista de Stuttgart, en el próspero oeste, persuadió a Peter para que cofundara un negocio de máquinas tragamonedas con él. Fue su gran oportunidad, hasta que el sueño pereció. Su socio utilizó su conocimiento del sistema legal alemán para quedarse con la compañía. Peter era solo otro desocupado, pobre y poco sofisticado después de casi 50 años de gobierno comunista, superado por un hábil estafador. Él y su esposa se separaron al año siguiente.

A la deriva a principios de la década de 2000, Peter comenzó a leer. Devoraba textos esotéricos y se metía en la magia negra, proclamando visiones de ángeles y demonios. También estudió detenidamente libros de leyes y desarrolló lo que algunos abogados describen como un conocimiento asombrosamente vasto, si no particularmente convincente, del sistema legal. Y encontró una nueva creencia que lo ayudó a entender los fracasos de su vida: Alemania no era un país legítimo.

El primer Reichsbürger (“ciudadano del Reich”) fue Wolfgang Ebel, un trabajador de tránsito de Alemania Oriental. En 1985 notificó a la Embajada de los Estados Unidos y a su ayuntamiento local que un diplomático estadounidense llamado “Señor Kowalski” había confiado un secreto explosivo: debido a que los Aliados y Alemania nunca firmaron un tratado de paz formal después de la Segunda Guerra Mundial, la constitución alemana de 1919 todavía estaba en efecto. Ebel se declaró canciller del verdadero estado y cambió el mensaje de su contestador automático para anunciar el nuevo gobierno. “Sus actividades muestran signos de enfermedad mental”, concluyó la Stasi (Policía secreta de Alemania Oriental) después de vigilarlo durante años.

Cuando cayó el Muro, las ilusiones de Ebel hicieron metástasis. Las verdaderas fronteras del país eran las de 1937, abarcando la mitad de la actual Polonia. El gobierno alemán era una corporación que servía como un frente para los intereses financieros angloamericanos (y sí, judíos). Eran cosas salvajes, que supuraban principalmente en los márgenes políticos.

Después vino internet, y luego la crisis financiera. En todo el país, los alemanes estaban enojados por la economía, la migración y la Unión Europea. A medida que la zona euro se tambaleaba, los hombres, la mayoría de los Reichsbürgers (son hombres mayores de 40 años) comenzaron a aparecer en una tienda en el centro de Wittenberg donde Peter había comenzado a vender libros esotéricos y a promover su opinión de que un gobierno alternativo era posible. Ofreció tarjetas de membresía por € 120 al año y comenzó a aceptar “inversiones” para lo que llamó una “cuenta de ahorros”, recaudando al menos € 61,000 para fines de 2008, según muestran los registros judiciales.

Peter también comenzó a explorar otro tipo de moneda mágica y fiduciaria, lanzando a una nación famosa por su obsesión por el efectivo su brillante y colorido Engelgeld, o “dinero ángel” *Oraciones para atraer dinero). Convenientemente fijó las notas al euro. Las denominaciones incluían un siete, un número que él impregnaba de profundo significado. No había muchas maneras de gastar el dinero, pero Peter, haciéndose eco de los errores de oro en todas partes, dice que tenía valor “como un depósito de poder adquisitivo libre de inflación”.

Conrad

Ahora atrayendo efectivo e intereses, Peter decidió crear NeuDeutschland, o “Nueva Alemania”, un país principalmente de la mente y de YouTube. “Envías a tus hijos a instituciones que los entrenan como esclavos”, dice Peter a un grupo de alemanes de aspecto normal en un video publicado en el canal de su país. “Los sistemas que usas te hacen comportarte como esclavos. Pero tú eliges eso. El grupo participa en algunos trucos de fiesta, incluido el viejo e infantil en el que cuatro personas levantan a alguien de una silla con los dedos. La facilidad con la que realizan la hazaña, dice Peter, confirma la existencia de campos de energía y la maleabilidad de la gravedad. (En realidad, es el tiempo, la distribución del peso y la sorprendente fuerza del dedo humano).

Se vertieron euros. En 2009, Peter recaudó casi 40.000 euros, un quinto de los cuales destinó a una fábrica en ruinas en las afueras de Wittenberg. Al año siguiente recibió más de € 180,000. En 2011 fue de € 852,000. Con sus seguidores que ahora ascienden a miles, sacó una hipoteca de € 650,000 en otra antigua fábrica y comenzó a renovarla (un proyecto que nunca completaría). Pagó a los trabajadores una tarifa por hora de 4 € y 4 € Engelgeld, canjeable en la tienda de salchichas del complejo. En 2012 adquirió una propiedad aún más grande, un hospital abandonado que algún día podría albergar a varios miles de personas.

Los seguidores de Peter eran un grupo mixto: algunos solitarios y perdedores, pero también profesionales consumados como Harry Ziegenhagel, un abogado que estaba aburrido y buscaba respuestas cuando, en febrero de 2012, un conocido le envió uno de los videos de Peter en YouTube. Ziegenhagel estaba lo suficientemente intrigado como para gastar 50 € y conducir seis horas para un seminario de “desarrollo de la personalidad” de dos días en Wittenberg. Encontró un movimiento que había crecido a cerca de 3.500 seguidores: hombres de mediana edad como él, pero también madres solteras, varios alemanes negros y un director de teatro de izquierda de Berlín. Algunos de ellos vivían en el primer complejo que Peter había comprado. Lo llamó Reinsdorf, por el vecindario circundante.

Ziegenhagel salió del fin de semana tan impresionado que vendió su práctica legal y se mudó a la fábrica. Como el único abogado de NeuDeutschland, tenía habilidades únicas y útiles, y cuando el comportamiento errático de Peter obligó a un asistente principal a renunciar, Ziegenhagel se convirtió en su confidente y chofer.

La vida cotidiana era fácil en los primeros días en Reinsdorf, lo que se adaptaba perfectamente a la mayoría de los residentes. “Eran personas que no encontraban su camino en la sociedad, personas con infancias difíciles, personas extremadamente sensibles”, dice Ziegenhagel. Muchos vieron al grupo como una familia de reemplazo, con Peter presidiendo como padre. 

Pero a medida que la población creció, el ambiente se volvió más estructurado. Peter implementó un estricto horario de trabajo diario. Los seguidores vertieron hormigón, repintaron las paredes grises de una naranja optimista, sembraron un huerto y construyeron un set cinematográfico para sus videos de YouTube. Los ciudadanos tenían miedo de tomar descansos para fumar porque Peter desaprobaba los cigarrillos. Su líder estaba aislado de las molestias de la vida compuesta; Cuando se rompió la caldera, todavía tenía agua caliente para sus duchas en el gran apartamento en el que vivía en el centro. “Tengo la impresión”, dice Ziegenhagel, “de que se estaba convirtiendo cada vez más en un culto”.

A medida que creció la influencia de Peter, desarrolló un patrón histriónico y de violencia. Cuando visitó un juzgado para disputar varias multas por exceso de velocidad, agarró con brusquedad el brazo de una empleada y huyó de la escena, luego regresó con una rosa blanca para pedir perdón. La empleada lo rechazó. (Peter dice que estaba intentando el arresto ciudadano contra un funcionario corrupto). Golpeó al maestro de su hijo por un desacuerdo sobre las clases de educación sexual de la escuela. (El plan de estudios, dice Peter, incluía un “libro de basura escrito por un satanista abierto”). Y en julio de 2012, frente a los espectadores conmocionados, Peter abofeteó a su hija adulta dos veces en la cara. Después de ese incidente, Ziegenhagel se dio cuenta de que era hora de irse. (La afirmación del abogado de que el grupo se convirtió en culto, dice Peter, es la opinión de una sola persona “a quien nos alegramos de decir adiós”).

Otros seguidores también comenzaron a escabullirse, pero YouTube proporcionó un flujo constante de reemplazos. Los videos de Peter regularmente obtuvieron más de 15,000 visitas. No eran virales, pero no necesitaban serlo. El sitio les sirvió a la porción exacta de la población con mayor probabilidad de empacar y mudarse a Wittenberg: alemanes con un gusto por las teorías de la conspiración. Se derivaron de videos que mostraban a otros lanzadores del Reichsbürger, como Conrad, que construyó una gran cantidad de seguidores en línea y les vendió libros sobre extraterrestres, los peligros de la vacunación y las “cualidades intelectuales” especiales de los alemanes. También estaba Jessie Marsson, una vendedora de autos que afirmó ser víctima de las pruebas de control mental de la CIA. Marsson fundó “Germania” en un castillo que había comprado en Brandeburgo, vendiendo suplementos nutricionales y 35 tarjetas de identificación de “druida celta”. Jürgen Elsässer, un periodista de extrema derecha, publicó una revista mensual con 40,000 suscriptores y vendió camisetas con inscrpciones como “Go Home, American!” y “¡Libertad para Alemania!” 

Ebel

En medio de este fermento, las ambiciones de Peter por NeuDeutschland se hicieron más grandes. Quería provocar al gobierno federal, elevar su perfil y ganar más seguidores. Intentaría algo más audaz. Se necesitaría un reino.

El 16 de septiembre de 2012, Peter se paró en la parte trasera de una sala de eventos, jugueteando con su falsa túnica de armiño mientras esperaba convertirse en el primer coronado real en suelo alemán desde Guillermo II en 1888.

“Ha llegado el momento de fundar el nuevo estado”, dijo Thomas Bach, el maestro de ceremonias con capa negra. “Levanta tus corazones mientras esperamos a los soberanos”. Golpeó el escenario con un bastón. También, al mejor estilo Elvis, Zarathustra retumbó en los altavoces cuando Peter dirigió una media docena de sus sujetos más leales a través de una multitud de teléfonos inteligentes parpadeantes. Leyendo desde un pergamino de gran tamaño, declaró a sus 600 nuevos ciudadanos “un hogar gratuito para el pueblo alemán después de más de 60 años”.

 

El truco funcionó. Después de que Mitteldeutsche Zeitung informara sobre la coronación, los periodistas alemanes acudieron en masa al pequeño Wittenberg. Vice envió un equipo de video. Peter se deleitó con la atención. Cuando el periódico Die Welt le preguntó sobre su infancia, se jactó de haber alcanzado la pubertad a los 6 años. 

Comenzó a conducir su BMW financiado por el reino con una licencia de conducir del reino y placas del reino. La policía lo citó por exceso de velocidad siete veces en cinco meses. Como soberano, afirmó, las reglas del camino ya no se aplicaban a él. Convirtió sus “cuentas de ahorro” en una institución más formal llamada Königliche (“Royal”) Reichsbank, que en 2013 había recaudado más de 2,3 millones de euros de aproximadamente 500 inversores. Una compañía de seguros de salud y otros negocios secundarios que había comenzado también estaban recaudando dinero en efectivo.

Sin embargo, en abril de ese año, los reguladores financieros obtuvieron una orden de allanamiento para los compuestos del reino alegando que Peter estaba operando un banco ilegal. En su caja fuerte, encontraron solo varios cientos de euros. Respondió a las autoridades anunciando planes para abrir un banco real en una calle concurrida en Wittenberg, completo con pisos de mármol, accesorios de oro y prometió retornos de hasta el 9%.

En mayo de 2013, el regulador alemán de servicios financieros prohibió las actividades bancarias de Peter y le ordenó que pagara a sus clientes. Al año siguiente, con la mayoría de los depósitos pendientes y las quejas entrantes, los reguladores contrataron al abogado de quiebras Stefan Oppermann para liquidar los activos del banco y recuperar más de € 1.3 millones. 

Para Peter era otra señal de que el gobierno de Alemania le tenía miedo. Les dijo a los depositantes que fueran pacientes, que estaban participando en un ambicioso proyecto de estadidad. Uno de ellos, Richard Gantz, un programador de computadoras, había invertido sus ahorros de 431,000 € en el reino. Cuando suplicó que le devolvieran su dinero, Peter explicó que la liquidez era escasa. Invitó a Gantz a trasladarse al reino y disfrutar de alojamiento y comida gratis. El intercambio se convirtió en una guerra de llamas por correo electrónico. “Richard, trata de no pensar”, escribió Peter. “Los resultados nunca son satisfactorios”. Peter rechazó el pedido de devolución de dinero a otro acreedor enojado, un médico septuagenario que había depositado € 70,000, diciendo que “no estaba bien en la cabeza”.

En marzo de 2014, la policía allanó tres de las propiedades de Peter, un esfuerzo inútil por incautar efectivo. Se difundieron rumores de que tenía una bomba en su banco, lo que llevó a la policía a cerrar las calles circundantes. (Resultó ser un dudoso proyecto de combustible alternativo).

Ese otoño, con las autoridades acercándose, Peter conoció a la mujer que se llamaría su reina. Annett Ullmann era entonces una aspirante a modelo y actriz de 30 años que había hecho algunas sesiones de fotos profesionales y conciertos extra en televisión. Ella asistía a una sesión de la serie de seminarios “El poder del pensamiento” de Peter, basada en un conjunto de cuatro DVD de 116 € que enseñaba técnicas de visualización para perder peso, dejar de beber y recuperarse de las rupturas. 

Annett pudo haber compartido el talento de Peter para la autopromoción. Unos años antes, en un reality show, había demostrado un ejercicio de glúteos favorito, que consistía en retorcerse en el suelo. Su objetivo en la vida, le dijo a un productor, era hacerse famosa. Cuando terminó el seminario, los dos comenzaron a salir como pareja.

Al mes siguiente, Oppermann y la policía táctica con pasamontañas golpearon el banco, con la esperanza de confiscar sus activos. Peter tocaba el piano en el vestíbulo mientras los agentes pululaban. Durante los días siguientes, el equipo de Oppermann encontró 20 cajas fuertes, todas vacías. Utilizó ventosas para levantar las baldosas de mármol. Nada. En todas las propiedades del reino, los elementos principales de la nota fueron el atuendo de un sacerdote y algunas cintas de pornografía en sistema VHS. Oppermann pronto concluyó que Peter había gastado gran parte del dinero en viajes, BMW y bienes raíces. El resto había desaparecido, lavado a través de una red de empresas, incluida la que dirigía el puesto de venta de salchichas del complejo. Algunos fueron a Polonia, donde los funcionarios rechazaron las solicitudes de congelar las cuentas de Peter.

Las provocaciones de Peter se intensificaron una vez más. Para un truco, atravesó barreras de edificios en construcción y posó para fotos en la misma puerta donde Martin Luther había comenzado la Reforma.

Las propias tesis de Peter numeraron 77, incluyendo “salvar a las parteras” (No. 20), “adherirse al orden cósmico” (No. 23) y “apoyar máquinas de energía libre” (No. 77).

En mayo de 2015, Peter voló con Annett a Mallorca, donde una vez había estado filmando un video musical terrible. El sitio web del reino publicó fotos de Peter sonriendo y sosteniendo una tarjeta de embarque a nombre de “Peter I, rey de Alemania”. Afirmó que el viaje demostró la legitimidad del pasaporte del reino, aunque, por supuesto, viajar dentro del Área Schengen no requiere uno.

Berlín tenía un problema en sus manos, y no era solo Peter. Su segmento del movimiento Reichsbürger, al menos, era pacifista, y su presunto delito más grave era simplemente estafar a sus seguidores. Otros se estaban volviendo peligrosos.

En Brandeburgo, el estado que rodea Berlín, los funcionarios llegaron al trabajo una mañana para encontrar el cartucho de tóner de la máquina de fax vacío y cientos de páginas de manifiesto esparcidas por el piso. Casi al mismo tiempo, a 5,000 millas de distancia, una agencia del estado de Washington estaba recibiendo cientos de documentos alegando que funcionarios alemanes, desde la canciller Angela Merkel en adelante, estaban en mora con deudas que iban desde U$ 27,250 a U$ 500 billones. Los miembros de Reichsbürger luego usaron las presentaciones para contratar agencias de cobranza en Malta, lo que teóricamente obligó a Peter a comparecer en la corte maltesa.

Cuando la policía intentó tomar medidas enérgicas contra el movimiento, no estaban preparados para la furia que les esperaba. En agosto de 2016, Adrian Ursache, un ex ciudadano de Alemania que se había convertido en un destacado teórico del Reichsbürger, abrió fuego contra los oficiales que intentaban desalojarlo del Estado Ur, una nación que consistía en su casa y patio trasero. Golpeó a uno antes de recibir un disparo y se detuvo. Dos meses después, en Baviera, uno de los protegidos de Ursache, Wolfgang Plan, disparó contra la policía que había venido a confiscar su arsenal de 31 armas. Un oficial murió y otros dos resultaron heridos antes de que Plan fuera arrestado. Se había radicalizado a sí mismo mientras miraba miles de horas de videos de YouTube, incluidas las diatribas de Peter. (“Engelgeld …”, dice Plan en una entrevista en la cárcel, aparentemente a punto de poner los ojos en blanco al recordar la moneda de Peter. Luego agrega alegremente: “Está bien. ¡Me gusta!”)

Fitzek

La policía tuvo más facilidad para detener a Peter. El mismo mes de la redada en el Estado Ur, asaltaron a Reinsdorf y lo detuvieron. La lista de cargos incluía operar un banco ilegal y malversación de fondos.

Cuando el juicio comenzó el 20 de octubre, Annett estaba presente. El rey lanzó besos de aire en su dirección. Mientras se iniciaba el proceso, interrumpió repetidamente al juez, gritando “¡Escándalo!” y “Mentiras!” La teatralidad continuó durante meses, hasta que el martillo finalmente cayó en marzo siguiente. El juez lo condenó a tres años y ocho meses. El rey de Nueva Alemania iba a prisión. 

La policía nunca encontró el dinero. Gran parte, como supuso Oppermann, se había deslizado a otros países (las cuentas en Polonia, un misterioso cheque por  U$ 1 millón y tierras en Paraguay, especulan los ex seguidores, porque el país carece de un tratado de extradición con Alemania. Se obtuvo el control de las propiedades de Peter y comenzó a liquidarlas, pero la ley decretó que, dado que no había suficiente efectivo para todos los acreedores, nadie obtendría nada. “Es todo o nada”, dice Oppermann. En cambio, el dinero se destinó a los costos de la investigación.

En mayo de 2017, después del juicio, la policía con equipo antidisturbios desalojó a decenas de ciudadanos del mayor de los dos complejos del reino. La convicción de Peter había hecho poco para sacudir la fe de sus seguidores. La mayoría simplemente se quedó en Reinsdorf, viviendo de a cuatro personas en una habitación, mientras que la nueva propiedad trabajó lentamente para desalojarlos. Mientras esperaban la liberación de su rey, colgaron atrapasueños, hablaron sobre estelas químicas y comieron remolacha para la cena y helado vegano para el postre.

En la prisión, Peter meditó, hizo ejercicio y escribió dos libros, una “autobiografía mágica” y un tratado sobre la unificación de la espiritualidad y la ciencia, un resultado impresionante teniendo en cuenta que pasó apenas un año tras las rejas. En abril de 2018, un tribunal de apelaciones revocó su condena. Los recibos de depósito de Peter se parecían más a formularios de donación, dictaminó el tribunal. Y algunos depositantes habían testificado que realmente no esperaban recuperar su dinero. Cuando Peter salió del juzgado, su caso se suspendió formalmente, Annett saltó a sus brazos y los partidarios lo vitorearon y le entregaron flores.

Seguro de nuevo en suelo soberano, se puso a restaurar el orden en el reino. Necesitaría nuevos esquemas para recuperar su mensaje en las noticias y reponer el tesoro real.

El dominio de Peter, cercado en un tranquilo y frondoso suburbio, es fácil de distinguir: la bandera del reino, un sol naciente sobre el tradicional tricolor alemán, ondea desde un poste.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 23, 2020


 

El último de los amantes ardientes

Share

Un hombre de Houston de 82 años es acusado de la muerte de su amante después de golpear al hombre de 65 años… a petición suya. Según la policía, Alan Bishof confesó la golpiza en los archivos que se encontraron en su computadora de trabajo y descubiertos por el personal de seguridad donde trabajaba en la Corporación Chevron.

Entre los documentos descubiertos había uno que describía en “gran detalle” la relación de Bischof con Craig LaMell, el hombre al que mató. Según documentos judiciales, Bischof y LaMell “tuvieron una relación sexual, se involucraron en un comportamiento sadomasoquista y antes de un incidente el 7 de noviembre de 2019, LaMell le había pedido a Bischof que lo atacara física y sexualmente”.

LaMell
Bischof

Cuando la policía entrevistó a Bischof, les dijo que él y LaMell habían planeado la golpiza durante muchas semanas y que LaMell quería que Bischof lo golpeara en la cara “repetidamente con los puños”. Bischof dijo que golpeó a LaMell cuatro o cinco veces. Según el informe policial, el hombre de 81 años “dijo que sentía que aunque los golpes fueron duros, no fueron tan duros como realmente dañar a alguien”.

En uno de los archivos, Bischof describió cómo golpeó a LaMell hasta que le abrió una herida en su ojo que sangraba profusamente. Describió a LaMell llorando desnudo como un “bebé indefenso”.

Los registros judiciales muestran que LaMell tenía lesiones no solo en la cara, sino también en la parte superior del cuerpo y los brazos cuando buscó tratamiento médico. Dijo que había sido atacado por varios hombres en un camino cerca de donde vivía. Fue diagnosticado con un hematoma subdural, o una hemorragia cerebral, y ingresó en el hospital el 8 de noviembre. Pasó 11 días en el hospital con cinco o seis días en la unidad de cuidados intensivos. No se realizó ninguna cirugía y fue enviado a casa el 19 de noviembre.

El 29 de noviembre, su hermana, que también era su vecina, Donna LaMell, fue a la casa de su hermano y lo encontró en el suelo. Llamó al 911 y fue readmitido en el hospital donde murió el 2 de diciembre de traumatismo craneal por fuerza contundente, según los registros judiciales.

Otros archivos descubiertos en la computadora de trabajo de Bischof mostraron que él y LaMell acordaron decir que LaMell fue atacado por extraños, sin embargo, la policía dice que sospecharon porque LaMell les había dado tres versiones diferentes de cómo fue atacado. Hubo la versión de los hombres en el camino, otra historia fue que dijo que fue golpeado por el ex marido de una mujer con la que estaba saliendo, y la versión final fue que LaMell dijo que había intervenido en una pelea en una noche. en una discoteca.

La policía entrevistó a Bischoff antes de que los archivos de trabajo fueran expuestos. En ese momento, Bischoff dijo que había visto a LaMell el día que fue golpeado, alegando haber estado en su casa, y luego se fue. Pero Bischoff dijo que LaMell lo llamó para que regresara horas más tarde y fue cuando afirmó que encontró a Lamell herido y sangrando, pero dijo que LaMell no le dijo a Bischof cómo sucedió.

En un archivo llamado “Confesión” que se encontró en la computadora de su trabajo, el Octogenario dijo que iba a quitarse la vida y se disculpó por engañar a la policía. También escribió que era culpable de matar a LaMell, según documentos judiciales. Había escrito notas de suicidio a su propia familia y a la familia de LaMell, junto con una lista de cosas por hacer antes de suicidarse.

El 20 de mayo, Alan Bischof fue acusado de asalto agravado a un miembro de la familia, un delito grave de primer grado. Según la ley de Texas, el asalto contra alguien con quien tiene una relación romántica cae bajo el término general “miembro de la familia”.

No hay otros antecedentes penales para Bischof en el condado de Harris. Fue liberado con una fianza de $ 50,000 el mismo día que fue arrestado.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 23, 2020


 

Experto de las Naciones Unidas y las ejecuciones de niños en Irán

Share

Niñas de tan solo nueve años pueden ser sentenciadas a ejecución en Irás; Al menos 73 jóvenes fueron ejecutados entre 2005 y 2015. Y las autoridades no muestran signos de detener esta horrible práctica.

Javaid Rehman es un jurista británico-paquistaní y profesor de derecho islámico y derecho internacional en la Universidad Brunel de Londres. 
Nacido: 1967 (53 años), Faisalabad, Pakistán

Rahman

Un experto independiente en derechos humanos de la ONU dijo que Irán ejecutó a siete niños delincuentes el año pasado y dos en lo que va del año, a pesar de que las leyes de derechos humanos prohíben la pena de muerte para cualquier persona menor de 18 años.

Javaid Rehman dijo al comité de derechos humanos de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas que tiene “información creíble” de que al menos 90 niños delincuentes están ahora en el corredor de la muerte en Irán.

Rehman también expresó su profunda preocupación por el uso general de la pena de muerte en la República Islámica. Dijo que la tasa de ejecución de Irán “sigue siendo una de las más altas del mundo” a pesar de que el número cayó de 507 en 2017 a 253 en el año 2018.

En el año 2019, “las estimaciones conservadoras indican que se han llevado a cabo al menos 173 ejecuciones”, agregó Rehman.

previous arrow
next arrow
Slider

Rehman dijo que las minorías étnicas y religiosas están representadas desproporcionadamente en las ejecuciones de Irán por cargos relacionados con la seguridad nacional y entre sus presos políticos.

“Están sujetos a arrestos y detenciones arbitrarias por su participación en una variedad de actividades pacíficas como la defensa del uso de idiomas minoritarios, por organizar o participar en protestas pacíficas y por afiliarse a partidos de oposición”, dijo.

Solo tres minorías religiosas son reconocidas en la constitución de Irán: cristianos, judíos y zoroastrianos, dijo Rehman. Instó a enmendar la constitución para permitir que todas las minorías religiosas y aquellos que no tienen ninguna creencia religiosa “disfruten plenamente de sus derechos”.


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 23, 2020


 

Propuesta de China para imponer legislación de seguridad nacional en Hong Kong

Share

La Asamblea Nacional Popular de China, que mañana comienza su sesión anual en Beijing, prepara una ley a nivel estatal para salvaguardar la seguridad nacional en Hong Kong, confirmó este jueves el portavoz de ese ente, Zhang Yesui.

Zhang

En la conferencia de prensa previa a la Asamblea, Zhang indicó que la misma, como supremo órgano de poder estatal, debatirá la ley propuesta por su Comité Permanente que claramente requirió establecer y mejorar el marco legal y el mecanismo para reforzar la seguridad nacional en Hong Kong.

Zhang recalcó que “en vista de las nuevas circunstancias y necesidades, la Asamblea está ejerciendo su poder proporcionado por la constitución” para “salvaguardar la seguridad” y defender el principio de “un país, dos sistemas” por el que China concede un supuesto alto grado de autonomía a Hong Kong.

La nueva normativa prohibirá todas las “actividades sediciosas encaminadas a derrocar al Gobierno central”, los “actos terroristas” y la “interferencia externa en los asuntos de Hong Kong”.


REPUDIO

  Por Michael R. Pompeo *

Estados Unidos condena la propuesta del Congreso Nacional del Pueblo de la República Popular China (RPC) de imponer de manera unilateral y arbitraria la legislación de seguridad nacional en Hong Kong. La decisión de eludir los procesos legislativos bien establecidos de Hong Kong e ignorar la voluntad del pueblo de Hong Kong sería una sentencia de muerte para el alto grado de autonomía que Beijing prometió para Hong Kong en virtud de la Declaración Conjunta sino-británica, un acuerdo presentado por la ONU .

Hong Kong ha florecido como un bastión de la libertad. Estados Unidos insta firmemente a Beijing a que reconsidere su desastrosa propuesta, cumpla con sus obligaciones internacionales y respete el alto grado de autonomía, instituciones democráticas y libertades civiles de Hong Kong, que son clave para preservar su estatus especial bajo la ley estadounidense. Cualquier decisión que afecte a la autonomía y las libertades de Hong Kong, tal como está garantizada por la Declaración Conjunta sino-británica y la Ley Básica, impactará inevitablemente nuestra evaluación de Un País, Dos Sistemas y el estado del territorio.

Estamos con la gente de Hong Kong.

 

  • Secretario de Estado de los Estados Unidos de América

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 23, 2020


 

GEOPOLÍTICA EN MEDIO DE LA PANDEMIA

Share

 

 Por Alberto Asseff*

   La geopolítica no tomó vacaciones en medio de la pandemia. Es que, como sostenía Napoleón, “la política se halla en la geografía”. Como la pandemia no admite que la política baje las persianas, la geopolítica continúa sin ‘feria’ – como la insólita de nuestro Poder Judicial. Una prueba la ha dado en estos días Australia.

Napoleón

  El enorme país oceánico fue parte de un movimiento crucial en 2018. Cuando Estados Unidos se retiró del Acuerdo del Transpacífico, Australia y otros once países medianos suscribieron un pacto comercial, con implicancias políticas. A la mesa del convenio se sentaron Japón – la tercera economía del mundo -, Canadá, México, Vietnam, Nueva Zelanda, entre otros. Este antecedente cobra relieve en este momento pandémico caracterizado por la declinación norteamericana y una China a la defensiva, con inesperadas dificultades internas y también el frente exterior.

   Los celebrantes de 2018 tienen un común denominador. Todos son países medianos en un planeta que – como la Argentina de antaño – tiene ‘movilidad ascensional’, es decir que países otrora pobres – el mejor ejemplo, Vietnam – hoy son intermedios y mañana podrán incorporarse al podio principal.

Morrison

  En estos días el primer ministro australiano Scott Morrison fue el primero en promover una investigación internacional sobre el origen del coronavirus no obstante que  China es el principal destino de las exportaciones australianas y que sólo por visas estudiantiles Camberra obtiene inmensos beneficios económicos a raíz de que son legión los chinos que van a estudiar en las universidades australianas.

  El premier hizo, además, una videoconferencia con sus pares de Estados de todas partes del mundo. El asunto central fue intercambiar experiencias entre los que habían dado ‘respuesta temprana’ al Covid-19. Así, en la reunión telemática también estuvieron Austria, Dinamarca, Grecia, Israel y Singapur. Cabe preguntarse por qué nuestro país no estuvo presente en esa sala virtual a pesar de que nos ufanamos de haber sido precisamente uno de los países que reaccionaron tempranamente ¿Será el síndrome de insignificancia? Más allá del ‘relato’ interno, parece que afuera han detectado ese morbo vernáculo. Que duele físicamente, pero sobre todo en el alma argentina. Aquel viejo país que se encaminaba – más allá de sus crisis, de su corrupción – hacia el primer escenario mundial, un siglo después cayó en la irrelevancia. Ya no somos modelo ni de los vecinos.

Xi

   Hoy la geopolítica exhibe como nunca el protagonismo del multilateralismo con alto dinamismo. Ciertamente, el globalismo ha ingresado en un tramo de su devenir que se caracteriza por los cuestionamientos y las dudas. Hay interrogantes sobre cómo será el derrotero de acá en más. Empero, creo muy apresuradas las conclusiones como esa de que “se terminó la globalización”. Po el contrario, todo hace pensar que – con otros formatos, donde el rol de las potencias intermedias será crecientemente importante – la mundialización proseguirá su marcha. Seguramente armonizado con un resurgente soberanismo de los Estados. Ensamblar las dos velocidades para imprimirle motricidad al mundo no es una rareza. China, por caso, no dejó ni un minuto de reclamar soberanía en el Mar homónimo, hasta construyendo islas artificiales, mientras revivía la ‘Ruta de la Seda’ con notoria vocación global. Es otro falso dilema eso de globalización vs nacionalismo. Coexisten y convivirán por mucho tiempo. La clave está en saber combinarlos.

   El contraste con la Argentina es tan evidente como hasta inexplicable. Nuestra política exterior – ¿existe? – en este medio año del gobierno asumido el 10 de diciembre logró más que un flamante congelador: enfrió todos los vínculos regionales al punto que no tenemos un buen compañero de ruta en parte alguna de América del Sur. Además, no dimos ni la más mínima señal a nuestra vecina África, no conversamos especialmente con ninguna de las potencias intermedias, amenazamos con retirarnos desopilantemente de las negociaciones comerciales del Mercosur con terceros países y sólo dialogamos con Italia, Alemania, Francia y España para, cual mendicantes en que nos hemos transformado, para suplicarles apoyo para no pagar la deuda.

  La política exterior es tan decisiva como la interior. Integran un solo haz. Y la geopolítica no es solo una disciplina que guía los movimientos hacia afuera. Bien valdría aplicarla para orientar nuestra estrategia interna hacia una demografía más equilibrada, hacia la potenciación de los recursos – como los del mar -, hacia la reorganización político institucional – para encontrar el modo de hacer en serio un país federal y para evitar que diez conglomerados del conurbano que ocupan 2.000 km2 ‘gobiernen’ a una nación de 4 millones de km2 y otros tantos de espacios marítimos. Para, en suma, corregir tantas deformaciones que padecemos, como la pretender y proclamar la ‘soberanía’, pero no tener moneda.

   Flaquean nuestras fuerzas internas, tanto en el plano espiritual como material. La recuperación vendrá de una doble vía: la de adentro y la de afuera. En el interior, apostando al emprendedurismo y ensanchamiento del trabajo privado, auxiliado por un Estado inteligente. En el exterior, forjando alianzas y acuerdos que amplíen el horizonte comercial y reubiquen a la Argentina como nación mediana, con aspiraciones de ascender.

*Diputado nacional

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 23, 2020


 

Una jaula de fieras

Share

 Por Émile Zola


I

Una mañana, un león y una hiena del Jardin des Plantes lograron abrir la puerta de su jaula cerrada con negligencia. La mañana era blanca y un claro sol lucía alegremente al borde del cielo pálido. Bajo los grandes castaños había un frescor penetrante, el tibio frescor de la incipiente primavera. Los dos honrados animales, que acababan de desayunar copiosamente, se pasearon lentamente por el Jardin, deteniéndose de vez en cuando para lamerse y gozar como buenos chicos de la suavidad de la mañana. Se encontraron al final de un paseo y, después de los saludos de rigor, se pusieron a caminar juntos charlando amigablemente. El Jardin no tardó en resultarles aburrido y en parecerles demasiado pequeño. Entonces se preguntaron a qué otras distracciones podían consagrar su jornada.

-¡Caray! -dijo el león-. Me apetece satisfacer un capricho que tengo desde hace mucho tiempo. Hace años que los hombres vienen como imbéciles a mirarme a mi jaula y yo me he prometido aprovechar la primera ocasión que se me presentara para ir a mirarlos a ellos a la suya, aunque tenga que parecer tan idiota como ellos… Le propongo dar un paseo hasta la jaula de los hombres.

En ese momento, París, que se estaba despertando, se puso a rugir con tal intensidad que la hiena se detuvo escuchando con inquietud. El clamor de la ciudad se elevaba, sordo y amenazante; y ese clamor, formado por el ruido de los coches, los gritos de la calle, por nuestros sollozos y nuestras risas, parecían alaridos de furor y estertores de agonía.

-¡Dios Santo! -susurró la hiena- no hay duda de que se están degollando en su jaula. ¿Oye usted qué airados están y cómo lloran?

-Es cierto que hacen un jaleo horroroso; es posible que los esté atormentando algún domador -contestó el león.

El ruido se incrementaba y la hiena empezaba a tener miedo.

-¿Cree usted que es prudente entrar ahí? -preguntó.

-¡Bah! No nos comerán ¡qué demonios! Venga pues. Deben estar mordiéndose de lo lindo y eso nos hará reír -dijo el león.

II

Por las calles, caminaron modestamente a lo largo de las casas. Cuando llegaron a un cruce, fueron arrastrados por un enorme gentío. Obedecieron a aquel empuje que les prometía un espectáculo interesante. Pronto se encontraron en una gran plaza en la que el pueblo se agrupaba. En medio había una especie de armazón de madera roja y todas las miradas estaban fijas en aquella construcción, con expresión de avidez y de gusto.

-Mire -dijo en voz baja el león a la hiena- eso es sin duda una mesa sobre la que van a servir un buen festín a todas estas personas que ya se están relamiendo de gusto. Aunque la mesa me parece bastante pequeña.

Cuando pronunciaba esas palabras, la masa lanzó un alarido de satisfacción y el león declaró que debían ser los víveres que llegaban, tanto más cuanto que un vehículo pasó al galope por delante de él. Sacaron a un hombre del carruaje, lo subieron al armazón y le cortaron la cabeza con destreza; luego, pusieron el cadáver en otro vehículo y se apresuraron a sustraerlo al apetito feroz del populacho que gritaba, sin duda de hambre.

-¡Anda! ¡No se lo comen! -exclamó el león decepcionado.

La hiena sintió que un pequeño escalofrío recorría su pelo.

-¿En medio de qué fieras me ha traído usted? -dijo-. Matan sin tener hambre… Por amor de Dios, tratemos de salir pronto de aquí.

III

Cuando abandonaron la plaza, tomaron los bulevares exteriores y caminaron después tranquilamente a lo largo de los muelles. Cuando llegaron a la Cité vieron, detrás de Notre-Dame, una casa baja y larga en la que los transeúntes entraban como se entra en una barraca de feria, para ver allí algún fenómeno y salir maravillado. No se pagaba ni al entrar ni al salir. El león y la hiena siguieron al gentío y vieron, sobre grandes losas, cadáveres tendidos, con la carne agujereada de heridas. Los espectadores, mudos y curiosos, miraban tranquilamente los cadáveres.

-¡Eh! ¿Qué decía yo? -comentó la hiena- No matan para comer. Mire cómo dejan que los víveres se estropeen.

Cuando estuvieron de nuevo en la calle, pasaron por delante de una carnicería. La carne colgada de los ganchos de acero estaba muy roja; junto a las paredes había montones de carne, y la sangre corría por las placas de mármol formando pequeños regueros. La tienda entera ardía siniestramente.

-Mire pues, -dijo el león- dice usted que no comen. Ahí tiene carne para alimentar a nuestra colonia del Jardin des Plantes durante ocho días… ¿Será carne de hombre?

La hiena, que como ya dije había desayunado copiosamente, dijo volviendo la cabeza:

-¡Puaf! Es repugnante. Me dan náuseas de ver toda esa carne.

IV

-¿Ve usted esas puertas gruesas y esas enormes cerraduras? -comentó la hiena un poco más lejos-. Los hombres ponen hierro y madera entre ellos para evitar el disgusto de devorarse. Y en cada esquina hay personas con espadas que mantienen las buenas formas ¡Qué animales más ariscos!

En ese momento, un simón atropelló a un niño y la sangre salpicó hasta la cara del león.

-Pero… ¡es repugnante! -exclamó secándose con una mano-; no se puede dar dos pasos tranquilamente. En esta jaula llueve la sangre.

-¡Pardiez! -añadió la hiena- han inventado estas máquinas rodantes para obtener la mayor cantidad de sangre posible; son como el lagar de su innoble vendimia. Desde hace un rato, estoy observando a cada paso, unas cavernas apestadas al fondo de las cuales los hombres beben grandes vasos llenos de un licor rojizo que no puede ser sino sangre. Y beben mucha cantidad de ese licor para darse valor para matar pues, en numerosas cavernas he visto a los bebedores derribarse a puñetazos.

-Ahora comprendo -prosiguió el león- la necesidad del gran arroyo que atraviesa su jaula. Lava todas sus impurezas y arrastra toda la sangre derramada. Son los hombres los que han debido traerlo hasta aquí por miedo a la peste. Arrojan en él a las personas asesinadas.

-No pasaremos por los puentes -interrumpió la hiena temblando- ¿No está usted cansado? Tal vez fuera prudente que regresáramos…

V

No pude seguir paso a paso a los dos honrados animales. El león quería verlo todo y la hiena, cuyo pavor se iba incrementando a cada paso, se sentía obligada a seguirlo porque no se habría atrevido jamás a regresar sola. Cuando pasaron por delante de la Bolsa, logró por medio de ruegos insistentes, no entrar. Salían de aquel antro tales lamentos, tales voces, que ella permanecía en la puerta temblando y con el pelo erizado.

-Vámonos, vámonos rápido -decía tratando de llevarse al león- éste es sin duda el escenario de la matanza general. ¿No oye los gemidos de las víctimas y los gritos de alegría furiosa de los verdugos? Esto es un matadero que debe abastecer a todas las carnicerías de barrio. Alejémonos de aquí, se lo ruego.

El león, del que el miedo se iba apoderando e iba empezando a llevar la cola entre las patas, se alejó gustoso. No huía porque quería conservar intacta su reputación de valentía; pero, en el fondo, se acusaba de temeridad y se decía que los rugidos de París por la mañana, habrían debido impedirle entrar en medio de aquella extraña casa de fieras. Los dientes de la hiena castañeteaban de pavor y ambos caminaban con precaución, buscando el camino para volver a su hogar, creyendo sentir a cada instante las zarpas de los transeúntes clavarse en su cuello.

VI

Y he aquí que, bruscamente, surge un sordo clamor en las esquinas de la jaula. Se cierran las tiendas, el toque a rebato se lamenta con voz anhelante e inquieta. Grupos de hombres armados invaden las calles, arrancan los adoquines, levantan apresuradamente barricadas. Los rugidos de la ciudad han cesado; reina en ella un silencio pesado y siniestro. Las bestias humanas se callan; se deslizan a lo largo de las casas, dispuestas a saltar. Y pronto saltan. La fusilería estalla acompañada por la voz grave del cañón. La sangre corre, los muertos aplastan su cara contra el suelo, los heridos gritan. En la jaula de los hombres se han formado dos bandos y esos animales se divierten degollándose en familia. Cuando el león comprendió de qué se trataba exclamó:

-¡Dios mío! ¡Sálvamos de este pelea! Ya estoy bien castigado por haber cedido al tonto deseo de hacerle una visita a estos temibles carniceros. ¡Qué suaves son nuestras costumbres comparadas con las suyas! Nosotros no nos comemos jamás entre nosotros. -Y dirigiéndose a la hiena prosiguió-: No nos hagamos los valientes. Yo, lo reconozco, tengo los huesos helados de espanto. Tenemos que abandonar de inmediato este país de bárbaros.

Entonces huyeron avergonzados y temerosos. Su carrera se hizo cada vez más furiosa y desbocada porque el miedo los espoleaba y los terroríficos recuerdos de la jornada eran otros tantos aguijones que precipitaban sus saltos. Llegaron al Jardin des Plantes sin aliento y mirando hacia atrás con pánico. Entonces pudieron respirar a gusto y corrieron a refugiarse en una jaula vacía cuya puerta cerraron con energía. Allí se felicitaron con efusión de su regreso.

-¡Ah! -dijo el león-. No volveré a salir de mi jaula para ir a pasearme por la de los hombres. Sólo hay paz y felicidad posibles al fondo de esta celda dulce y civilizada.

VII

Y como la hiena palpaba uno tras otro los barrotes de la jaula:

-¿Qué mira usted, pues? -preguntó el león.

-Compruebo si estos barrotes son fuertes y nos defienden adecuadamente de la crueldad de los hombres -respondió la hiena.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 23, 2020


 

HOY, NO SERÁ CAMPAÑA DE GUERRA SINO DE PAZ.

Share


 Por CLAUDIO VALERIO

Todos nosotros deberíamos prepararnos a tomar papel en la política. A lo mejor no vamos a ir a tierras extranjeras. Sin embargo, hay muchas obras para nosotros dentro de la comunidad. Algunos de nosotros podemos ser colaboradores extraordinarios de la asistencia a los ancianos o cumplir otro cargo en la ciudad. Es posible que nuestra misión sea limitada a nuestra propia casa cuidando a un pariente enfermo. Quizás algunos podamos participar en organizaciones públicas trayendo el amor conciudadano al movimiento del medioambiente o a los Scouts. El propósito aquí es decir que nuestro aporte ciudadano tiene que ir más allá que la de un hacer dominical. Tenemos que llevar a cabo la misión que estos tiempos de aislamiento nos convoca y es la de encargarnos  de nuestros adultos mayores… Tenemos que mostrar a todos nuestro amor por el otro y sentido solidario con nuestras obras buenas y ejemplos justos. Todos nosotros en estos días debemos impulsar nuestra esperanza en cuanto a nuestro final y para el presente. Pero la realidad es que la mayoría de las personas están tan atadas a las realidades mundanas, que no se les ocurre mirar hacia el otro lado, donde está la necesidad, donde está quien necesita de una asistencia afectiva que todos nosotros podríamos dar con absoluta perfección. Amor, luz, plena felicidad, gloria, son cosas que muchos de nuestros pares necesitan y que ése debe ser nuestro destino: la realización. Nosotros somos los brazos y las piernas de aquel que nos necesita para llevar a cabo alguna misión. ¡Como quisiera subrayar la importancia de nuestra misión!… Ya no es tiempo para preguntarse de los puestos de poder; ni es tiempo para maravillarse sobre el/los paradero/s de alguno/s. Más bien es tiempo de prepararse para la venida de tiempos de solución. También estemospreparados para todo lo demás. Debemos trabajar aquí; debemos ser testigos de las enseñanzas que nos deja la aparición del Covid-19. Y así sabremos y comprobaremos que la principal enseñanza es el amor. Por eso, aunque pensemos en la ciudad futura, no podemos descuidar el mejoramiento de todo lo relacionado con nuestro planeta. Y por eso debemos buscar el bien del prójimo. El proselitismo no es una posibilidad conveniente. Porque es necesario que las personas crean que lo que se está haciendo es para bien; es decir, que conozcan bien la doctrina del porqué del aislamiento social y vivan la radicalidad, cualidad radical, extremosa, del hacerlo. El proselitismo es también necesario para que el pueblo argentino crezca y todos los hombres de toda ciudad, pueblo y barrio cuiden su salud y sus vidas,  como debe ser. Pero es también una exigencia de la vida: si no se llega ahí, al corazón de las personas y se les plantea el sentido profundo de sus vidas, el transcurrir de las mismas será algo superficial, que no compromete del todo a quien lo hace. El gran obstáculo del proselitismo está en uno mismo, y es el miedo a tocar temas comprometidos porque se teme que los demás sabrán que uno tiene debilidades y cómo piensa sobre los grandes temas. Aprendamos de nuestras cobardías y perezas. De ese miedo a quedar expuestos y vulnerables a la enfermedad… No es un triste espectáculo, porque una de las cosas más grandes que podemos hacer en esta vida es acercarnos más a nosotros mismo y conociéndole a quien tenemos cerca.

Desde la ciudad de Campana (Buenos Aires, Argentina), recibe un
abrazo, junto a mi deseo de que dios te Bendiga y prospere en todo lo
que emprendas, y derrame sobre ti Salud, Paz, Amor, y mucha
prosperidad.

Claudio Valerio (Valerius)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 23, 2020


 

“La Copa está Llena”

Share

– Garabandal –

(Parte octava)

.

Por GLADYS SEMILLAN VILLANUEVA

Por JORGE B. LOBO ARAGÓN

.

En este  fantástico fenómeno de vuelo espiritual que nos ha sido concedido, como un cordel luminoso y extraordinariamente elástico, podemos dimensionar con mi compañera de vuelo al universo y al espacio como una obra esplendida, maravillosa, perfecta, hecha por la mano de Dios. Disfrutamos de movimientos casi imperceptibles de círculos luminosos que se acercaban misteriosamente al lugar sagrado de Garabandal que nos daba la idea de lo acabado, de lo absoluto de este milagro olvidado. Redondeles celestiales fascinantes de colores indescriptibles que ningún artista podría describirlo ni siquiera el pincel sublime de mi acompañante. Y  ¿Cómo  describirlo?, sino de  una manera excelsa, teniendo en cuenta que el circulo en esa dimensión es la más perfecta de las figuras. Muchos interpretarán, que son visiones, entre sueños que se presentan en nuestra imaginación. Pero  lo observado en esa humilde y predestinada Aldea Cantábrica que tratamos de reseñar en los  distintos escritos es corolario de algo superior y seráfico. Es que San Sebastián de Garabandal, la pequeña población de las manifestaciones marianas de los años sesenta, fue testigo de miles de apariciones de la Santísima Virgen, estelas únicas de orden sobrenatural que indican otra realidad. El primer mensaje fue la presencia amorosa de la Madre de DiosMadre universal, de todos los hombres, y de cada uno en particular. Así la conocieron y transmitieron las niñas destinadas y luego    desairadas de Garabandal. La Virgen vino a las más sumisas de sus criaturas  a hablarnos en ese tiempo, de nuestro tiempo actual. Nos habló con su presencia, con sus palabras y también con signos. Con  el transcurso del tiempo, advertimos en nuestros días de encierro, arbitrariedades, confusiones, pandemias que los mensajes de otrora nos muestran una luz y camino de  Salvación. El primer mensaje del 18 de octubre de 1961 nuestra Madre nos decía con ternura Tenemos que hacer muchos sacrificios, mucha penitencia, visitar al Santísimo, pero antes tenemos que ser muy buenos y si no lo hacemos nos vendrá un castigo. Ya se está llenando la copa y si no cambiamos nos vendrá un castigo.  Nos daba la idea de la urgencia y premura con que debía ser escuchada y comprendida. Ahora, a casi 60 años de Garabandal, vemos cómo las grietas que separaban al mundo de Tata Dios se han vuelto abismos. Cómo la apostasía se ha convertido en un diluvio que envuelve la tierra. Que la tribulación más grande de la Iglesia no viene de afuera sino de dentro  por la gravedad de los pecados cometidos, donde escándalos y apostasía de la fe, tienen un efecto devastador que socaban sus cimientos. La Santísima Virgen, que apareció en Garabandal como Nuestra Señora del Monte Carmelo o del Carmen, vino a  acercarnos a su Hijo resaltando la presencia eucarística del Señor en medio de su Iglesia no sólo por medio de estos mensajes sino también por los gestos de adoración y reverencia que les hacía hacer a las niñas, por las comuniones místicas que recibían del Ángel y por el milagro del 18 de julio de 1962 en el que la sagrada Hostia, dada por el Arcángel San Miguel a Conchita, se hizo visible en su boca. Ante la sistemática negación de la Iglesia local en admitir ni siquiera la mera posibilidad de la sobrenaturalidad de los hechos, tuvo la Madre de Dios que dar, no Ella sino el Arcángel San Miguel, el siguiente mensaje del 18 de junio de 1965“Como no se ha cumplido mi mensaje del 18 de octubre y no se lo ha dado a conocer al mundo os diré que éste es el último. Antes la copa se estaba llenando, ahora está rebosando. Muchos cardenales, obispos y sacerdotes van por el camino de la perdición y con ellos van muchas más almas. A la Eucaristía cada vez se le da menos importancia. Debéis evitar la ira de Dios sobre vosotros con vuestros esfuerzos. Si le pedís perdón con vuestras almas sinceras Él os perdonará. Yo, vuestra Madre, por intercesión del ángel san Miguel, os quiero decir que os enmendéis. Ya estáis en los últimos avisos. Os quiero mucho y no quiero vuestra condenación. Pedidnos sinceramente y Nosotros os lo daremos. Debéis sacrificaros más. Pensad en la pasión de Jesús. “Antes la copa se estaba llenando, ahora está rebosando. Esta parte de la  advertencia fue aún más difícil de aceptar por algunos miembros de la Iglesia que eran los que debían dar un juicio sobre la autenticidad de los mismos. No se quería ver el fondo de la verdad de lo que estaba ocurriendo. En rigor de verdad, vemos revoloteando por los aires tratando de purificar nuestras almas que estos acontecimientos ya han comenzado y es sobre el que seguiremos escribiendo si la tempestad que nos encierra nos deja seguir en vuelo.

Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón

Prof. Gladys Semillan Villanueva

 


PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 23, 2020


 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com