“A JETA”… UNA FORMA DE COMER ASADO

Share

 

Por CLAUDIO VALERIO

A Buenos Aires, Capital de la República Argentina, podemos describirla como una ciudad monumental e histórica que, para disfrutarla,  requiere de caminarla despacio observando sus auténticas joyas de la arquitectura;  y pasearla disfrutando de sus encantadoras calles típicas (históricas) y modernas. Es que Buenos Aires (CABA, Ciudad Autónoma de Buenos Aires), ofrece al que la visita la posibilidad de hacer un alto en su tour turístico,  de manera que pueda reponer fuerzas en alguna de sus muchas distracciones yendo por bares, restaurantes, “fondas”, shows de tango Porteño, una buena opción de cena-show.

A Buenos Aires, también la podemos caracterizar por el gran ambiente de camaradería y la animación que dan los habitantes a la ciudad y donde las reuniones de toda la vida se combinan con cenas y asados; para ambos casos siempre de muy buena calidad. Comer un asado en alguna parrilla típica de la ciudad permite que el visitante pueda deleitarse con esa comida típica de Argentina e introducirse en la naturaleza y origen del tango y el asado. Por donde se los mire, experiencias éstas inolvidable.

A Buenos Aires, el turismo local e internacional tiene múltiples vertientes y maneras de disfrutar, desde el turismo citadino a los paseos clásicos  por lugares situados a escasos minutos de la ciudad de Buenos Aires, en donde se mezclan alimentos,  antiguos y tradicionales sitios donde está presente el folclore​ (del inglés folk, ‘pueblo’, y lore, ‘acervo’, ‘saber’)​ del país. En estos lugares, para comer un asado a la parrilla  no necesariamente se necesitan cubiertos para disfrutar de la carne y dejar contentos a los comensales. Hay una opción, ya sea amante del mantel o no, con la que también se puede disfrutar de la fina selección parrillera… El asado “a jeta”.

En los giros de Argentina y glosario de lunfardo,  “jeta”  se refiere al rostro, la boca y, por extensión, el rostro,  la cara.

Desde hace mucho tiempo, el lunfardo fue el dialecto típico de los porteños. Es una jerga nacida de las zonas portuarias del Río de la Plata y, si bien en un comienzo era un lenguaje propio de delincuentes, con el tiempo su uso se popularizo entre los habitantes antiguos de de Buenos Aires, “los porteños”. El lunfardo, como todo lenguaje vivo, se renueva y re-adapta. Aquí no trataremos sobre esta lengua pero, y a modo de ejemplo, se indican algunas viejas palabras que aún hoy en día se conservan este nuevo lunfardo: Chirola, Acovachar, Chorear, Atorrante , Chorizo, Joda, Chamuyero, Jeta; etc., etc… (5 de Septiembre Día del Lunfardo (http://www.lunfardo.org.ar/2015/08/dia-del-lunfardo)

Comer asado “de jeta”, “a jeta” o “al pan” es una forma de ingerir (que suena más fino) el trozo de carne, que se encuentra entre medio de un pan, sosteniéndolo en la mano y con el cuchillo (facón para el paisano). A esa porción de carne  se le practica un corte parcial y se la lleva a la boca, se la toma entre dientes y se termina el corte para desprenderlo. La clave para tener éxito con esta técnica es la forma de sostener y manejar el facón: se ubica el pulgar sobre el lomo y a la carne se la corta  de abajo hacia arriba tratando de no hacer movimientos bruscos y no equivocarse  yendo  a la nariz). Generalmente, al trozo que se va a introducir en la boca se le da un corte previo dejando un pequeño y último corte para poder desprenderlo del resto de la pieza. Como plato y para evitar quemarse,  se usa un poco de pan y cuando no hay, galleta de campo. Para cortar en el plato se usa el dedo índice y el paisano al comer carne “a jeta” apoya el pulgar sobre el lomo, que es la posición clásica. Cuando se come  el asado, el comensal selecciona y corta una presa de carne sobre la parrilla, más bien chica, la sostiene con la mano y se retira del fuego;  puede comer de pie, sentado un poco retirado del fuego, o quizás apenas apoyado en algún lado, pero siempre con su facón en su mano  y el pedazo de pan y la carne en la otra mano.

El origen de esta forma de comer asado se remonta a los tiempos del gaucho**: El único utensilio, que a la vez servía de arma, que utilizaba al atravesar la inmensa y solitaria Pampa, era el facón (cuchilla, cuchillo). Obviamente se valía del facón para cortar  sostener la carne con la mano y cuando la carne asada estaba bien jugosa, le chorreaba sobre los dedos. De esto viene la frase “chuparse los dedos” y que se refiere, expresa, que el asado está muy sabroso.

** La palabra “gaucho” tiene distintas procedencias. La más difundida es aquella que dice que es de origen quechua (idioma originario de los Andes peruanos que se extiende por América del Sur) “huachu”, que significa huérfano, vagabundo. Así, a principios del siglo XVII, estos fueron los primeros gauchos. En el sur argentino los gauchos recorrían las pampas argentinas.

Disfrutar de un buen asado con amigos será mucho más fácil gracias a que la buena calidad de los productos puestos sobre la parrilla; de esta manera se elaborará comida sana y casera al más puro argento (argentino). Una buena comida con amigos presentará un estilo propio y con identidad que, precisamente, se la confieren estos últimos.

ASAO A JETA

¡’Taba lindo el costiyar!                      

¡A punto pa’hincarle el diente!

hablando sinceramente

no era cosa’e dispreciar.

Jué un solo arremoliniar

coronando el asador.

Unos pedían tenedor,

otros platos, serviyetas…

¡Yo ansina nomás, a jeta,

me acomodaba mejor!

Al oservarme un siñor

-hombre trajiao a lo inglés-

me dijo sonriéndosé,

entre educao y ladino:

-“¡Oiga, amigo!… Me imagino

que se sentirá feliz

comiendo el “asado” así,

a la costumbre paisana!”-

…Yo le vide muchas ganas

de bromitas al pueblero…

-“¡Ansina es, cabayero!”-

contesté medio picao,

-“Usté “asado” lo ha nuembrao,

¡palabra pa’usar el plato!

…en cambio yo nunca me ato

a lenguaje refinao,

pa’mi el “asado” es “asao”

y perdone, compañero,

¡sinceramente prefiero-

comer como lo he yamao!”[ /b]

Julio Gutiérrez Martín,  “El Negro”

(cantautor santafesino apasionado del tango, las copas y amigos)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 6, 2020


 

6 thoughts on ““A JETA”… UNA FORMA DE COMER ASADO”

    • Sargento Martín Toro
    • posted on June 6, 2020

    “EN SECO DIJO AGUILERA Y TENÍA UN ASAO SIN VINO”

    • Pepo
    • posted on June 6, 2020

    Es como la empanada, hay que comerla abriendo las gambas

    • Jorge Muñoz
    • posted on June 6, 2020

    No hay vuelta que darle hermano
    lo bueno es comer a jeta
    es como prenderse a la teta
    pero con el facon en la mano.

      • Claudio Valerio (Valerius)
      • posted on June 6, 2020

      Amigo. Es una forma gaucha de comer. De hecho, al día de hoy, en parrilladas con amigos, seguimos disfrutamdo de esa forma de comer. Ahora bien; la teta es otra cosa.
       

    • Diego Fuentes
    • posted on June 6, 2020

    He visto gente comer asi, es mas a pesar de haber mesas y sillas para comer como Dios manda prefieren comer de parado y sin plato ,no me convence

      • Claudio Valerio (Valerius)
      • posted on June 6, 2020

      Si. En el interior, se sigue comiendo así.
       

Comment

Leave a Reply to Pepo Cancel reply

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: