MOPOL 1973, POLICÍA Vs. EJÉRCITO, AL FILO DE UNA MASACRE – PARTE DOS

Share

LA INEVITABLE REBELIÓN POLICIAL

 Por CLAUDIO KUSSMAN

Como habíamos dicho, mientras a nivel nacional el poder ejecutivo entre marzo de 1971 y mayo de 1973 estaba ocupado por el General de Brigada AGUSTÍN LANUSSE, en la Provincia de Buenos Aires, desde el 8 de septiembre de 1971 hasta el 25 de mayo de 1973 fue gobernador el Brigadier (R) MIGUÉL MORAGUES. Asimismo, del 12 de agosto de 1968 hasta el 28 de marzo de 1973, el Jefe de Policía y Subjefe fueron: el Coronel (R) EDUARDO ANÍBAL NAVA Y el Teniente Coronel (R) OSVALDO QUIROGA respectivamente. En esos tiempos en la fuerza no llegábamos a 30.000 efectivos lo que una jurisdicción tan difícil como la provincia de Buenos Aires, exigía largas jornadas laborales con recargos no pagos debido a las huelgas y los conflictos sociales. Todo agravado por   los atentados terroristas que se hacían cada vez más frecuentes y audaces. Si bien teníamos autoridad, existía un déficit muy marcado de falta de medios y los sueldos eran realmente miserables, ya que, de siempre el común denominador de CASI TODOS los gobernantes, en mayor o menor medida, fue el desinterés por el mediano bienestar del personal policial y su familia. A modo de ejemplo, en marzo de 1973, un Agente recién ingresado en la Policía Federal cobraba 135.000 pesos mensuales contra los 37.000 que percibía su par de provincia. En el cuadro de oficiales, el Sub- Ayudante (primer grado al egresar de la escuela) en la Federal recibía 140.000 contra 55.000 del de provincia. La diferencia tan extrema y los reclamos no escuchados, finalmente desembocaron en una no deseada pero lógica rebelión policial. Primero se conformó lo que se dio en llamar MOPOL (Movimiento Policial), constituido por la oficialidad joven y suboficiales. A partir del lunes 19 de marzo de 1973, comenzaron a realizarse mítines y reuniones cada vez más numerosas donde se unificaban criterios ante la situación de iniquidad imperante. Por la tarde del martes o miércoles unos 3.500 efectivos policiales provenientes de La Matanza, Merlo, Moreno, Marcos Paz, Las Heras, General Rodríguez, Suipacha, Navarro, Mercedes, Lujan, San Andrés de Giles, San Martín, Ciudadela, Tres de Febrero, Tigre, San Miguel, Lanús, Avellaneda Banfield y Bahía Blanca, más los cuerpos de Infantería, Comandos Radioeléctricos, Sipba, Investigaciones, etc. se dieron cita frente a la Unidad Regional de Morón. Allí, inútilmente el Inspector General MANUEL ALBA, proveniente de Jefatura intentó calmar los ánimos. Resentida la atención policial al público y entrevistado por el periodismo el Gobernador MORAGUES, echó más leña al fuego diciendo: “en la Policía de la Provincia de Buenos Aires no existe conflicto alguno. Todo está originado en un error de información respecto a las formas en que el gobierno se propone adecuar los sueldos”. Sin embargo, admitió la posibilidad de “una movilización militar en caso de mantenerse en ese ámbito actitudes de indisciplina”. De inmediato se produjo un auto acuartelamiento en toda la provincia y el día miércoles 21 de marzo, varios miles de efectivos  tomaron la Jefatura de Policía en la ciudad de La Plata. A partir de ese momento se vivieron alternativas de tensión. Se montaron ametralladoras pesadas en el edificio (en esos tiempos la institución las poseía), y este era rodeado por fuertes contingentes del Ejército argentino. Mientras, el Poder Ejecutivo Nacional dispuso la convocatoria de todo el personal policial de la provincia a partir de las 15 horas, para la prestación del servicio civil de defensa. El decreto que llevaba el número 2.181, estableció que la autoridad de la convocatoria sería el Coronel JUAN MARCIAL CANEDI, quien dependía del Comando del Primer Cuerpo de Ejército a cargo del General   TOMÁS SÁNCHEZ DE BUSTAMANTE. De esta forma el personal policial convocado, quedaba sometido a las disposiciones del Código de Justicia Militar y a sus tribunales. En respuesta al decreto de convocatoria, los miembros del MOPOL, decidiendo aguantar hasta las últimas consecuencias, dando a conocer un nuevo comunicado en el que expresaban:

 “1) Exigimos la presencia en esta jefatura del señor ministro del Interior (Arturo Mor Roig), a los efectos de que el gobierno nacional dé solución al conflicto; 2) equiparación permanente en sueldo y demás beneficios con la Policía Federal en todo su escalafón por ley nacional (con retroactividad al 1ro. De enero del corriente año); 3) la no adopción de represalias con el personal que participó de una u otra forma en el movimiento: 4) jornada laboral igual a la que cumple la Policía Federal. En su defecto se deberá abonar las horas extras, aún en acuartelamiento; 5) Exigir soluciones en quince días al problema de IOMA en toda la provincia: 6) Exigir soluciones en el término anteriormente mencionado con los reintegros de servicios sociales. La cobertura deberá ser integral, de tal manera que el policía en ningún caso deba efectuar desembolso pecuniario: 7) pago inmediato de los subsidios de ley a los deudos del personal fallecido en acto de servicio, a la sola presentación del parte cabeza de sumario”.

El miércoles 21, tras una breve reunión en el despacho del Gobernador, Brigadier MIGUÉL MORAGUES, el General SANCHEZ DE BUSTAMANTE, el General MANUEL HAROLDO POMAR, a cargo de la X Brigada de Infantería y el Coronel CANEDI, y otros militares, se encaminaron a la Plaza Rivadavia, ubicada frente al edificio tomado y en un sector alejado constituyeron su estado mayor. 500 hombres del Regimiento de Infantería Mecanizada 7 y 400 del Batallón de Comunicaciones de City Bell, rodeaban la Jefatura. A ellos se le sumaron cuarenta y siete tanques y catorce carriers del Regimiento de Caballería Blindada 8, Cazadores “General Necochea” con asiento en Magdalena, con otros 400 efectivos más. En algún momento de ese día integrantes del MOPOL reiteradamente intentaron dialogar y valiéndose de un megáfono se les escuchó decir:

La lucha social de la policía no justifica un enfrentamiento con los hermanos militares – solicitando a continuación el envío de un representante de esa fuerza.

Desde la Plaza Rivadavia con un medio similar, el Coronel CANEDI respondió: “El Ejército no parlamenta. No hay otra salida más que el inmediato abandono del edificio en cumplimiento de lo ordenado por el comité militar”

Tras ello, el ejército emitió un comunicado a través de los medios de la época, que expresaba:

“La autoridad militar recuerda a todo el personal de la policía de la provincia de Buenos Aires que, de acuerdo con el decreto de convocatoria correspondiente, se encuentra sujeto al Código de Justicia Militar, y toda infracción será juzgada por el Consejo de Guerra pertinente. Asimismo, la autoridad militar intima perentoriamente al personal policial que se encontrase ocupando locales ajenos a sus funciones ordinarias, a desalojarlos de inmediato y someterse a la autoridad militar que tiene a su cargo la aplicación de la medida de convocatoria militar dispuesta por el Poder Ejecutivo de la Nación”

El rol de cada fuerza estaba definido y sus miembros tenían un deber a cumplir. A medida que pasaban las horas y se aproximaba la oscuridad de la noche se imponía la convicción que durante la misma se definiría la conflictiva situación. En el lugar había demasiados “fierros” (1)  y solo faltaba saber a quienes elegiría el destino para morir y cuantos serian estos.

CONTINUARÁ…

 

(1) “FIERROS”: armas en la jerga policial.

Claudio Kussman

Comisario Mayor (R) 

Policía Pcia. Buenos Aires

Junio 17, 2020

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

 

“Un poco de rebelión de vez en cuando es buena cosa

Thomas Jefferson (1743-1826) 


 

SE RECUERDA QUE PRISIONEROENARGENTINA.COM, SIN CENSURA ALGUNA Y SIN LÍMETE DE ESPACIO, ESTÁ ABIERTO A TODO AQUÉL QUE  QUIERA EXPRESAR SU PARECER Y SENTIR SOBRE ESTE TEMA O CUALQUIER OTRO QUE RESULTE DE SU INTERÉS.  


 

CHATS DEL PRESENTE, RECORDANDO EL MOPOL EN PRIMERA PERSONA

(PARTE DOS)

 

5/6/2020]  SV—

YO ERA SUBINSPECTOR Y ESTABA EN LA CRIA. GRAL.RODRIGUEZ (UR.1 MORON-QUE ABARCABA DESDE GRAL.PAZ HASTA EL PUEBLO DE SUIPACHA) EN ESA CRIA.HABIA 5 CONSOLAS MOTOROLA-MOCON Y NOS COMUNICABAMOS HASTA CON CAMINEROS. -LAS REUNIONES PARA COMPLOTAR LAS HACIAMOS EN EL SALON DE ACTOS QUE TENIA EL PADRE FH— (PADRE — Y MADRE — -NO TENIA ORDEN RELIGIOSA Y LOS ULTIMOS AÑOS EL OBISPO MSÑOR. L— (TROLO) NO LO QUERIA MUCHO) QUE ERA CAPELLAN DE LA UR, SE RETIRO COMO CRIO.CAPELLAN MAYOR DE JEFATURA , EL SALON ESTABA A LA VUELTA DE LA CAPILLA QUE EL CONSTRUYO DESDE LOS CIMIENTOS EN LA CALLE M— DE M—,USAMOS EL LUGAR CON SU BENEPLACITO 2 O 3 VECES ESA SEMANA.CUANDO VINO EL DTOR.DE SEGURIDAD A MORON CG.ALBA,EN LA CALLE ERAMOS COMO TRES MIL…

5/6/2020: EL DIA VIERNES DE ESA SEMANA ORDENARON Q. LA OFICIALIDAD FUERA A LA CRIA. LUJAN, VINO UN CI. HERNANDEZ (NO EL CG.FALLECIDO HACE POCO) Y NOS AMENAZO, LO SACAMOS CAGANDO Y TAMBIEN SE FUE, NO ERA DE LA UR.MORON,ERA DE JEFATURA NO ADICTO AL MOPOL. EL DIA SABADO DE NUEVO A LUJAN Y COMENZARON LOS SUMARIOS  PENALES Y ADMINISTRATIVOS, PERO DESPUES DE RENDIRNOS EN LA PLATA LLEGO LA ANMISTIA MILITAR Y ESTOS FUERON A LA BASURA.

AQUI VA UN GRAN RECUERDO EL MOPOL DEL 73, LA UNICA VEZ Q, CONSEGUIMOS UN AUMENTO DEL 100 % .


01/04/— FM— …disculpen que me meta en la discusión, MOPOL fue en marzo de 73, estaba el gobierno militar, pero ya había ganado el frejuli, se inició en la comisaria de La Plata, una noche Jefe de turno, Oficial Principal CP— oficial de servicio sub inspector JN—, llegamos el servicio de Calle que éramos Oficial Inspector TR— y yo con un procedimiento, las únicas máquinas de escribir estaban ocupadas, por lo que, para esperar R— fue a buscar unas pizzas, la oficina que se usaba era la del Sub Comisario, en un mueble había una radio y en esos momento un noticiero de Crónica informa malestar de la Policía, creo que era de San Juan, por lo que en broma, N— dice: hacemos el acta de inicio de la huelga, cambia la hoja de la máquina y se hace el primer comunicado, sin intención alguna, cambiamos ideas distintas frases y quedo tan lindo expresado, que al escucharlo de la boca de P— nos puso la piel de gallina, ya había regresado R— con las pizzas, creo que el radio operador era MP—, también integrante de este grupo de fase, que concurrió a la oficina a comer pizza, y R— nos desafía, como diciendo que no éramos capaces de pasarlo por radio. La incitación fue tan grande, que pasamos por radio el comunicado, el radio operador de la unidad regional, lo paso a jefatura y el cabo Juan CR—, de radio central lo distribuyo a las distintas regionales. Para alrededor de las seis de la mañana, ya habíamos recibido por teléfono, la llamada de distintos lugares, no solo de La Plata sino también del gran Bs. As. con el cambio de guardia, entra de Oficial de Servicio AFB— a quien le gustó la idea, por lo que se hizo varios comunicados más, cuando llego el Comisario JG—, titular de la comisaria no solo presto su conformidad sino que nos ayudó. Cuando el Sub Comisario M—, de la Unidad, quiso sacarnos de la Comisaria y llevarnos al círculo, se hicieron varias reuniones, con distintos sectores policiales, en Lomas 2da y en Morón y luego de unos días, se tomó la Jefatura, en la práctica participo toda la policía, pero el grupo MOPOL, éramos unos pocos, AFB—, CR—, M—, L—, DM—, C—, JCR— y yo. Si me olvido de alguno pido perdón, muchos hacían fuerza desde distintos lugares, yo esto ya lo conté, por eso no lo repito, hay muchos que no tienen memoria y cambian los nombres, lo cierto es que, algunos se pro fugaron. Quedamos detenidos CR—, AFB— y yo, primero a disposición de la Justicia Militar, luego de la Justicia Federal, se declaró incompetente y la justicia provincial nos pasó a la justicia Policial, que ya para ese entonces no existía. Hasta que se hizo cargo la política, nombraron jefe de Policía al Coronel Canedi, buena persona, que accedió al pedido del Comisario General De Tomas y cambio la disponibilidad preventiva por la simple a la espera de destino. Juntamente con ello nos reúne y nos pide, que plasmemos en los papeles, el petitorio del movimiento, dentro de los cuales se hallaba la Caja, se buscaron distintos antecedentes y se copió, casi textual, la de Policía Federal, con algunos arreglos de los reglamentos militares. No quiero ofender a nadie, pero resulta muy difícil si no se copia de alguna institución ya funcionando un esquema administrativo y financiero que sirva en el futuro como caja de jubilaciones. Por lo menos para mí que solo conozco de policía y en aquel tiempo, la mayoría de los oficiales, solo teníamos el primario terminado y algunos años de secundario. Con la llegada de la democracia, Bidegain gobernador, nombro al primo coronel Jefe de Policía, se los consideraba montonero, tenían un partido político que integraba el Frejuli, denominado Partido Auténtico. Luego del ataque al regimiento de Azul, Perón se enoja y pide la renuncia de Bidegain, por lo que quedo acéfala la jefatura ya que el primo también renuncia, se hace cargo de la gobernación “el tano” Calabro, que con ese apodo era conocido y al jefe de policía lo nombra Peron, el por aquel entonces Coronel Cesar Diaz. Los anteproyectos de ley, del personal y la caja quedaron arrumbados en algún lugar de la jefatura, cambian al sub jefe de la Policía, que era el comisario gral Tedesco y lo designan a Silva. Calabro era amigo de la policía y la quería a punto tal de concurrir con la custodia y personal de la privada a jugar al futbol. En estas reuniones ya hablaba de la caja y un abogado que era de Mopol, que si bien no participo en la toma de la Jefatura fue el encargado de buscar antecedentes para hacer las leyes, su nombre es Alberto, no me acuerdo el apellido y un oficial M—, tenían vínculos con Calabro, en el senado de la provincia y .le habían presentado el anteproyecto cuando era vice gobernador. La picardía Policial y el hecho de que Calabro quería nombrar como Jefe de Policía a propia tropa es decir de su confianza, por medio de un ardid, logran que Perón le pidiera el cargo, nombrándolo su edecán y así se hizo cargo Silva. Todo esto lo viví personalmente, primero desde MOPOL y luego desde la privada de Jefatura y estuve con Díaz, hasta el último día. Incluso lo acompañe cuando dejo la jefatura y se entrevistó con Perón, esa es la verdad del MOPOL, lo que ustedes cuentan puede haber ocurrido a mi no me consta de esto fui testigo presencial.

FM—

 

23 de marzo de 1973 – Representantes policiales del MOPOL, salen de la Jefatura portando una bandera blanca, en uno de los intentos de negociación, sin éxito, con las autoridades militares. (Foto diario “La Razón”)

 

 

 

MOPOL 1973 – Comunicado número 12 del día miércoles 21 de marzo de 1973 (Imagen de la revista “Así”)

COMUNICADO NÚMERO 12 DE MOPOL

FECHA, 21 DE MARZO DE 1973, 13 HORAS. MOVIMIENTO MOPOL HA TOMADO

LA JEFATURA DE POLICÍA DE LA RPOVINCIA DE BUENOS AIRES

ANTE LWXWVQXQ

F TT

E – 5630 -4-48=8

                                                          NUESTRO OBJETIVO, LA EQUIPARACIÓN PERMANENTE

CON LA POLICÍA FEDERAL EN SUELDO Y DEMÁS BENEFICIOS, DEBE SER OB-

TENIDA, TENEMOS INFORMACIÓN DE QUE PERSONAL DE LA REGIONAL DE LANUS

YA BAJA PARA ESTA CIUDAD. SE ORDENA QUE EN TODAS LAS DEPENDENCIAS

SE HAGAN CARGO, LOS SEÑORES DELEGADOS, CUIDANDO MANTENER LA DISCI-

PLINA Y EL CUIDADO DE LOS BIENES DE LA REPARTICIÓN.

SOLICITANDO LA COOPERACIÓN DE LOS TITULARES.  DE INMEDIATO DEBE

FORMARSE UN CUERPO DE DELEGADOS: 5 POR UNIDAD REGIONAL DE

JERARQUÍA, PARA FQUE BAJEN A ESTA JEFATURA, DESDE DONDE SE

TRATARÁ EL CONFLICTO, CON EL SR. MINISTRO DEL INTERIOR SR.

MOR ROIG O LA AUTORIDAD QUE DETERMINE EL GOBIERNO

DE LA NACIÓN.

                                 ….AHORA O NUNCA COMPAÑEROS…..

PARA TODAS LAS DEPENDENCIAS SUBORDINADAS

(TRANSCRIPCIÓN DEL COMUNICADO 12)


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 17, 2020


 

Tags:

5 thoughts on “MOPOL 1973, POLICÍA Vs. EJÉRCITO, AL FILO DE UNA MASACRE – PARTE DOS”

    • Jorge MUñoz
    • posted on June 18, 2020

    Si bien las circunstancias de una baja remuneracion exigia una reaccion por parte de los policias provinciales; la aparición de MOPOL (vaya a saber quien fue el de la idea) daba lugar a la constitucion de un gremio policial. Para mi una idea que se contradice con las tradiciones de disciplina y orden. En la Policia Federal jamas podia prosperar tal desmandada idea. Teniamos Jefes de alta valia que sabian defender al personal en todos los frentes y si para ello era necesario encarar a ministros, jefes de estado o jueces no tenian empacho en hacerlo. Fue por esa proteccion natural del superior al subalterno que no hizo falta convertirnos en gremialistas.

      • Patricio
      • posted on June 18, 2020

      Adhiero en cuanto al Sindicato; respecto a los Jefes los había, pero en las jerarquías menores, ya que cuando llegaban arriba, pegaban las “chauchas” y listo. Conocí a varios de ellos que llegaron a Jefes de Policía, y varios dijimos ahora si, con lo que este decía cuando estaba en el llano, va a mejorar algo. Nos equivocamos y feo, nada pasó.

    • Vidurria
    • posted on June 17, 2020

    Ni que fueran a atacar a los ingleses…. les faltaba la bomba atomica

    • Roberto Mendia
    • posted on June 17, 2020

    Que tiempos aquellos que no volveran todos vestidos correcto bien peinados otra cosa era

    • Patricio
    • posted on June 17, 2020

    Lindos recuerdos, pero a la larga, repercutieron para mal de la Institución y hoy lo vemos, no es cuento. La Tablada fue otro hecho por el cual estamos pagando. Pero yendo al motivo de los reclamos (participé en dos de ellos 89 – 92, donde por plegarse en los reclamos, luego perdiera la carrera Edgardo Mastandrea) nunca estuve a cuerdo con la EQUIPARACIÓN ,no sólo con la Federal, sino con cualquiera; sostengo que ellos ganen 1 millón de dólares, no me interesa; lo que debemos propender nosotros es a ganar lo justo y necesario que no permita vivir y desarrollar una vida acorde a las funciones que cumplimos. Ejemplo la Federal, ellos tienen un territorio acotado, horarios total,mente distintos y con funciones y equipamiento distintos; no estan a más de 2 horas de viaje del domicilio a la dependencia. Nosotros en cambio, nuestro territorio no es enteramente de asfalto, tenemos serranías, playas, delta pampa húmeda y desértica, grandes conglomerados como Bahía Blanca, Mar del Plata, La Plata, Gran La Plata, ni hablar del Conurba profundo, en fin, son tareas distintas en ambientes distintos y sobre eso es lo que hay que insistir y mejor expresado, había insistir, pero no, era un reclamo generalizado y no se escuchaba otra otra cosa que EQUIPARACIÓN. ¿Sirvieron de algo los MOPOLES? con el correr de los años, los Suboficiales vemos que NO. Si quedó en claro, lo fuerte que pisaban los “Patas Negras” sin distinción de jerarquías y que. salvo excepciones, ERAN TODOS VIGIS. Algo que hoy vemos, se ha perdido. Pero hay un hecho que nadie se percató o no recuerdan, ¿quien dirigía el tanque que subió por la Explanada de Jefatura y ató la cadena a la puerta para tirarla abajo? Muy buena la nota y los recuerdos. Ahora nos quedan sólo estos, recuerdos de una Policía que ya se perdió en el tiempo.

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: