Carta al Jefe de Estado Mayor General Agustín H. Cejas

Share

 Escribe JUAN GIOVARRUSCIO

Señor                                                                                                                          “Seamos libres, lo demás

Jefe de Estado Mayor General del Ejército                                                    no importa nada”

General de Brigada D. AGUSTIN HUMBERTO CEJAS                                   Grl José de San Martín

S____________________/__________________D

De mi consideración:

Me dirijo al señor jefe del Estado Mayor General del Ejército con consideración y respeto. El interés que impulsa estas líneas está relacionado con el artículo publicado por el diario digital INFOBAE de fecha 29 de mayo de 2020, titulado “La pandemia es una oportunidad que tenemos para revalorizar a los militares”.

Tal artículo está organizado y redactado en formato de preguntas y respuestas. Ello, permite apreciar, en cierta medida, su pensamiento en cuanto al componente militar que conduce.

Lo allí reflejado por Ud., provocó la necesidad de hacerle conocer mi reflexión, esencialmente, lo referido a la institución, dado que me siento aludido por haber pertenecido “aquel ejército”.

Por ello, antes de continuar, debo comentarle que fui condenado en un ilegítimo juicio autodenominado de “lesa humanidad” y me encuentro bajo arresto domiciliario. Llevo en esta injusta y miserable condición más de siete años, junto a mi familia.

Realizada esta escueta introducción, iré al contenido del artículo analizado, especialmente, lo que refiere al ejército.

Al iniciar la nota, se sostiene que, “para romper el estereotipo del militar de la época de la dictadura, depende en gran medida de nosotros ya que, debemos mostrar nuestras aspiraciones y que podemos hacer por la sociedad”.

Reflexión: Debo decir que aquel ejército, al cual se lo denomina “de la dictadura”, fue un ejército QUE SOSTUVO CON HONOR LA GLORIA DE SU HISTORIA. Que, no solo mostró sus “aspiraciones”, sino, que la materializó en los hechos, al derrotar a fuerzas irregulares, entrenadas, adiestradas y apoyadas por potencias extranjeras (ex URSS, CUBA, LIBIA, entre otras y elementos periféricos locales de reclutamiento, adoctrinamiento y logística), que venían por “UN MILLON DE MUERTOS”, para instaurar, luego un gobierno tiránico y totalitario de ideología marxista.

 Venció en el monte, en el llano, en la montaña y en las ciudades. Fue un ejército que, por las pésimas decisiones de políticos fracasados, el desgobierno y la anarquía reinante, (subversión, terrorismo, guerrilla), se vio obligado a asumir la responsabilidad institucional del país, para impedir el objetivo de aquel enemigo, dado que el poder político, “manifestó que no tenía la solución (ver periódicos de la época y declaraciones de Balbín, Luder, Ruckauf, Robledo o, los diarios de sesiones del Congreso de la Nación)   

Balbin
Luder

Se puede agregar, además, que la totalidad de los integrantes del ejército, especialmente los cuadros subalternos, “JAMAS FUERON CONSULTADOS” por cuestiones que no fueran otras que, las estrictamente castrenses.

A partir de tal acontecimiento se operó profesionalmente, sin especulaciones, tal el juramento: “HASTA PERDER LA VIDA”. No debe quedar dudas, que, aquella actuación militar, “permitió, no sólo caminar seguro por las calles, sino, más importante aún: “DEFENDIO LA LIBERTAD.

Libertad que hoy, tambalea.

También, es bueno resaltar, que aquel ejército, no sólo se mostró en acciones comunitarias, sino que lo hizo en “combate”. Combate donde “dejaron la vida cientos de soldados, suboficiales y oficiales. Otros fueron “secuestrados, torturados y asesinados”. Varios juntos a sus seres queridos. Podemos decir que aún hoy se encuentra su sangre fresca y esparcida en los distintos escenarios donde, traicioneramente fueron ejecutados.

Ruckauf
Robledo

Por esto y, mucho más, que, el “mentiroso relato” esconde, es que, no se entiende y, además, suena a desprecio el ejemplo utilizado al decir que; “la edad promedio de los actuales integrantes de la fuerza es de 32 años. Este aspecto, los hace diferentes de “aquellos otros”.  Pareciera ser, que esta condición otorgaría una categoría superlativa y distinta a los héroes que cayeron, en los montes tucumanos, en nuestras ciudades o en las gélidas Islas Malvinas.

Como observamos aquel ejército, combatió en TRES GUERRAS. Una, no convencional e irregular, como fue la subversión y la guerrilla. Otra, en un ambiente insular para el cual no estaba convenientemente entrenado, como lo fue el Conflicto del Atlántico Sur. Enfrentando a la primera potencia militar de Europa, apoyada por la OTAN. Por último, una guerra, que no fue, como el Conflicto por las islas australes, Lennox, Picton y Nueva con CHILE. (movilización y despliegue en trincheras, listos para el combate). Reitero, a los cuadros subalternos, no se nos se les daba explicaciones de tales decisiones, tampoco se pedían. No correspondía. (Reglamento de Servicio Interno y Código de justicia Militar).

Es bueno recordar esta historia, pues, muestra que, “el ejército no se manchó”. Lo mancharon reescribiendo y manipulando los acontecimientosEn muchos casos han sido los propios que por cuestiones mezquinas han llegado a la “traición”, al decir que lo que ocurrió fue: “por culpa de una mini organización de inteligencia del ejército”. (Grl Martín Balza, repudiado por sus pares y separado del Círculo Militar)

¿Que hubo errores?… ¡SI, … SI… LOS HUBO! …En que conflicto armado no reina la tragedia y los excesos? Nadie los niega, pero esto, no empalidece el triunfo sobre el enemigo artero al cual derrotó y, con ello preservó la LIBERTAD. Es importante resaltar que, “no ocurrió” tal lo “construido por el relato”, “que dirigentes políticos, gremiales y sociales, recuperaron la democracia”. A mí no me lo contaron, yo lo viví. También mis contemporáneos lo vivieron, lo recuerdan y lo saben.

Por otro lado, hay que recordar que, por todos aquellos errores, los comandantes, fueron procesados, juzgados y condenados.  En tal sentido, valga una aclaración. Fueron juzgados por un “Consejo de Guerra”, con el Código de Justicia Militar, como corresponde. Luego, por cuestiones políticas, los condenó la Cámara Federal, causa 13. Sólo a los integrantes de la primera junta se los condenó a perpetua. Al resto penas menores y otros, fueron absueltos.

Resalto esto y, hago un comentario al margen, dado que, en mi caso, junto a otros 26 hombres, fui procesado, enjuiciado y condenado, (perpetua) por un tribunal compuesto por “JUECES NO NATURALES” avasallando los mecanismos legales para sus designaciones. Todos vinculados familiarmente con ex convictos que pertenecieron a bandas terroristas y organizaciones de ddhh. Es interesante aclarar, que, en dicho juicio, testificaron más de trescientas personas y, duró más de tres años, “ni uno me señaló, acusó y/o manifestó nada en absoluto sobre mi persona”. (¡qué extraño!).

Por ello, reflexiono: “si no se defiende aquel sacrificado pasado, mal se podrá defender este comprometido presente”.

Aliverti
Alberto Fernández

Digo esto, dado que, en el transcurso de la entrevista, se trasluce un sutil “negacionismo” de aquel pasado y, llama poderosamente la atención que no se mencione palabra alguna, referida a informar, de manera clara, a la ciudadanía, “como se desarrollan los mal llamados juicios de lesa humanidad”. Es decir, como, cuadros de la fuerza, retirados y ancianos ya, son sometidos a juicios ilegítimos, sin pruebas, por “conjeturas”, donde se le violan los derechos constitucionales como, por ejemplo, el art 18 de la CN o, tratados internacionales, como el Tratado de Roma en su art. 7mo (prohibición de la aplicación retroactiva del mismo). Estos aspectos son muy claros. Al respecto, vale recordar que quien mejor lo expresa en un reportaje, en mayo del año 2009, por Radio La Red al periodista EDUARDO ALIVERTI, es el actual señor presidente de la nación Dr. ALBERTO FERNANDEZ. Allí, le comenta y reconoce como “tuvieron que remover políticamente los obstáculos jurídicos para llevar adelante los juicios a los militares, dado que era un caso cerrado, (recordar leyes de obediencia debida y punto final sancionadas por el Congreso de la Nación e indulto, tanto para los miembros de las FFAA, FFSS, CIVILES, etc. y dirigentes terroristas presos). Esta “ilegalidad ha sido denunciada por la Academia Nacional de Derecho como, asimismo, por destacados constitucionalistas de nuestro país, como es el caso de, los doctores Carlos Fayt (fallecido) y Adolfo Vázquez, ex integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Rescato este tema, dado que sería conveniente, en aras de la “historia, memoria, verdad y justicia”, se dé a conocer institucionalmente los nombres de los más de 565 integrantes de la fuerza, muertos en cautiverio, en condiciones denigrantes. Algunos, sin juicios, otros procesados. Vencidos todos los plazos legales de las prisiones preventivas y, otros sin condena firme. Es decir, INOCENTES. Se puede agregar, sin temor, que el 90 % de las causas son “armadas”, dado que se acusa sin pruebas, por el sólo hecho de “haber estado” en un determinado destino o pertenecer a las FFAA y FFSS. Hacerlo, no viola mandato constitucional alguno.

Es digno resaltar que detrás de cada prisionero muerto, en cautiverio, (en mazmorras inmundas), o desterrados en distintos países, existen esposas, hijos, nietos, madres e infinidad de seres queridos que son injustamente estigmatizados con el mote de: “genocida y torturador”, sin que jurídicamente, se haya podido probar tal brutal acusación.

A modo de síntesis, sin temor a equívocos, se puede concluir que, aquellos hombres, hace cuarenta años, dando fe y fidelidad a la constitución, las leyes y reglamentos militares, se entregaron con valentía y coraje a defender la libertad, sin condicionamientos. Hace tiempo, “LOS DEJARON SOLOS”.

Así también, al remarcar que los actuales integrantes que nacieron después del año 1976, rompen el estereotipo de la dictadura, suena a traición, olvido y, queda claro que, con “la entrega de más de 3.000 hombres INOCENTES, la institución y el estado argentino, pretenden lavar culpas y errores de sus cuadros políticos y, a la vez, intenta cerrar la página más negra del siglo pasado de la sociedad argentina”.

Atrás queda la sangre, con nombre y apellido de los muertos en combate o, prisioneros de aquel enemigo, no hace mucho tiempo, derrotado.  Muchos de aquellos “jóvenes idealistas”, hoy, convertidos en honorables funcionarios, cultivan sus conocimientos en las aciagas páginas de los manuales del “Foro de Sao Paulo”, “Grupo de Puebla” y/o “Instituto Patria” y, desde allí, diseñan el incierto futuro de nuestra amada patria. Así también, gestan el nuevo “ejército nacional y popular”. Por lo expresado y, como reflexión final, preguntaría: … ¿Qué dirían los Generales SAN MARTIN Y BELGRANO, entre otros?

Sin otro particular, saludo al señor jefe del Estado Mayor General del Ejército, con mi mayor consideración y respeto.

                                                                                  MENDOZA, 06 de junio de 2020

                                                                                             

                                                                                                      FIRMADO

                                                                                   JUAN ARMANDO GIOVARRUSCIO

                                                                                                   SUBF MY (RE)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 30, 2020


 

22 thoughts on “Carta al Jefe de Estado Mayor General Agustín H. Cejas”

    • Todos Anarquistas Disolventes
    • posted on July 1, 2020

    Este jefe de estado mayor no tiene verguenza y el subofiial giovaresio menos. En otros tiempos ningún suboficial ni oficial se atrevía a criticar a sus jefes. Hoy todos se insultan sin respeto ni consideraciòn alguna. Se estàn cumpliendo los programas anarquistas, enfrentar superiores y subalternos, padres e hijos, alumnos y maestros, etc.

    • Maria Ferreyra Kussman
    • posted on July 1, 2020

    Señor Giovarruscio, lo felicito por sus valientes escritos, imagino que orgullosa se sentirá su familia viéndolo de pie, no callando y dando la cara ante las injusticias. Cuando se hace silencio se es cómplice de las mismas. No importa tener éxito, o no, lo que vale es la conducta digna, como ejemplo para aquellos que nos sucedan en nuestro paso por la vida. Reciba usted y su familia un cordial saludo.

    • hector
    • posted on June 30, 2020

    Exelente y emotiva carta,la cual merece todo el respeto de la ciudadania

    • Osvaldo P
    • posted on June 30, 2020

    Excelente carta.
    Cada frase leída de esta carta me movió sentimientos que hacía rato no sentía.
    Volví a tener ganas de vestir el verde oliva, sentir el peso del casco y portar el fusil… pero no me faltan ganas de volver a actuar y defender la patria como alguna vez lo hice y juré con toda la fuerza de mi ser nacional.
    Yo, soldado de la gloriosa clase 1954 sigo en mi trinchera y juro que nunca escuché la orden de, alto el fuego!!!

      • carlos
      • posted on July 1, 2020

      Igualmente, , Campo de Mayo me “tira”, a esta edad siento más el compromiso,

    • José Guillermo Lamoglia
    • posted on June 30, 2020

    Si kris (o su hijo mínimo o kualquiera que bajo sus ladronas alas se kobije) resultaren electos para la presidencia en 2023, deberé reconocer que “cada pueblo tiene el gobierno que se merece…” aún cuando jamás los voté ni votaría, por un básico instinto de higiene política.

      • Anonymous
      • posted on July 1, 2020

      Excelente su emotiva carta, con verdades precisas de aquella época q parece ser q este St no las vivió o cambió de canal, la justicia divina lo ira a juzgar junto a los cómplices de haber llevado a ntro país a una triste realidad q es la hipocresía cómplice de muchos

        • Carlos Antonelli
        • posted on July 1, 2020

        No hay más para comentar apoyo totalmente a sus dicho, fui soldado clase 55, por la cual e vivido parte de esta triste historia Argentina.

    • Sergio
    • posted on June 30, 2020

    Señor Giovarruscio, excelente carta, con respecto a Cejas, no hay muchas palabras para describir a un General elegido por la viuda de Kirchner y Fernandez para ocupar el cargo.
    No hay mas que mirar su asuncion como Jefe de Ejercito, con sable Sanmartiniano y de FAJINA CON BOTAS TACTICAS!!!. No merece ese sable.
    Es un util al relato izquierdista que ve al Ejercito Argentino como “el de verde de la dictadura de 30 mil desaparecidos” y no como la verdad Historica registrada en diarios y libros; ES LA MISMA INSTITUCION que por orden politica peleo contra E.R.P. y Montoneros por estar desbordadas la Justicia Federal y las Policias Provinciales y Federal.

    Aquellos soldados, suboficiales y oficiales que pelearon contra el enemigo por orden de los politicos, hoy quedaron abandonados por orden de los politicos y en complicidad de LACRAS COMO BALZA, BENDINI, GODOY, MILANI Y HOY CEJAS, entregando personas y legajos, el unico que actuo correctamente fue Aldo Rico que logro negociar cara a cara con Alfonsin e hizo a Alfonsin ir a recular en el banco y ser silbado en Plaza de Mayo, imaginen hoy a Cejas haciendo recular a Cristina Fernandez de Kirchner.

    CEJAS = util al relato izquierdista alfonsinista y k.

    • ENVIADO POR: Dr. Francisco Benard
    • posted on June 30, 2020

    El nuevo Ejercito Argentino hacia un modelo chavista. Un guiño a Maduro. Aca manda Cristina que es la verdadera Presidenta de todos los argentinos. Francisco Benard

    1. Francisco Benard, eso es exactamente lo que está pasando o quizás ya pasó. Tanta vileza y deshonor por parte de los jefes militares tiene que desembocar justamente en unas fuerzas armadas chavistas. Mientras los que estamos presos, silenciosamente y sin pena ni gloria iremos muriendo en indigna prisión. Felicitaciones por tu valentía en tus conceptos. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

        • Anonymous
        • posted on June 30, 2020

        Excelente descripción de los hechos mí SUBOFICIAL MAYOR, cuidemos la PATRIA, porque nuestros cuadros ya fueron usados, manipulados y entregados.
        entregados.

      • José Guillermo Lamoglia
      • posted on June 30, 2020

      El Sr Subof My GIOVARRUSCIO recoge con pluma fina y certera los desaciertos de la Conducción Militar de más de 35 años, con algún breve lapso que puede ser excluido de tal calificación. La falta de “claridad en la confusión” que en su momento pregonara el Sr Grl Div D Santiago Omar Riveros, llevó a que otros (inadvertidamente unos y perversamente traidores algunos más) eligieran NO OPTAR POR LA REIVINDICACIÓN LISA Y LLANA de lo actuado contra el terrorismo (muy bien calificado en su contexto como “apátrida” y/o “internacional”) sino por distintas genuflexiones oportunistas que les brindasen sobres bajo la mesa, prebendas familiares, prolongaciones inéditas en sus mandatos…y hasta representaciones diplomáticas indignamente ejercidas. Creo en la homeostasis social y en la ley de gravedad histórica: los hechos caerán por su peso y habrán de ocupar su lugar exacto en un “tetris” donde no van a caber cobardías, subterfugios ni cuadros descolgados en humillante y excesiva subordinación. ARGENTINOS, CAMARADAS, FAMILIARES DE LOS MÁRTIRES DEL EJÉRCITO ARGENTINO: LA HISTORIA NO LA ESCRIBIRÁN LOS PSEUDOINTELECTUALES DE MUY OBSEKUENTES POSTURAS, SINO HISTORIADORES DE PROBADA INTEGRIDAD. Se sabrá entonces SIN DUDAS que HUBO TERRORISTAS QUE FUERON REPRIMIDOS. Que hubimos represores que debimos estar donde había que estar y hacer lo que las Leyes y Reglamentos Militares con toda claridad prescribían que debía hacerse para cumplir cabalmente las órdenes impartidas por una Presidente y CJFFAA que decidió HACERSE CARGO de su total responsabilidad y para que nadie dudase, lo firmó CON TODO SU GABINETE. LA ARGENTINA ESTUVO EN ESOS AÑOS EN IGUAL O MAYOR RIESGO que entre 1810 y 1816, mal que les pese reconocer a los akomodaticios de hoy. Tengo la más profunda certeza de haber actuado en cumplimiento del Juramento Sagrado en todos los actos de mi carrera, como sé lo hicieron los Camaradas que por ser DISCIPLINADOS son hoy rehenes de los rencorosos y cobardes vencidos. Somos instantes en el devenir de la Patria, pero TODOS los instantes serán iluminados. Los rayos de la rueda del carro están a veces hundidos en el cieno y otras más cerca del Cielo… PERO EL CARRO SIGUE AVANZANDO. No se confíen los traidores de toda laya ni sus sirvientes, LA JUSTICIA PUEDE TARDAR, PERO SIEMPRE LLEGA. ¡¡¡VIVA LA PATRIA!!!

    • Silvio Pizarro
    • posted on June 30, 2020

    El 24 de marzo de 2004 el presidente Néstor Kirchner ordenó al General Roberto Bendini bajar los cuadros de Videla y Bignone que todavía lucían colgados en una de las galerías del Colegio Militar”Proceda” le indicó y el sumiso militar cumplió la indigna misión, como hubiera bajado los cuadro de su suegra. Habría que haberle preguntado al Jefe del Estado Mayor del Ejército, General Agustín Cejas qué hubiera hecho en su lugar, ya que en los hechos y no en las palabras se juzga el honor de un Militar

      • Susana
      • posted on June 30, 2020

      Cejas hubiera neceitado un banquito mad alto porque es bajito y ademas hubiera invitado a todos los presentes con un riico guiso que es su especialidad

    • Patricio
    • posted on June 29, 2020

    Totalmente de acuerdo, salvo en el párrafo “se los derrotó” ese es el quid de la cuestión, no se los derrotó, ellos dejaron de tirar. Hoy estan en posiciones de gobierno y definen el destino de una Nación, que camina a pasos agigantados hacia el abismo del Socialismo (ese al que nos querían llevar con 1 millón de muertos, mediante, hoy sin disparar un solo tiro) La figura Penal que condenó a los Comandantes fue “Exceso en la Legítima Defensa” legitimidad que los Jueces del Tribunal juzgador, coincidieron “hubo una guerra y el Estado se defendió” Por los demás, TOTALMENTE DE ACUERDO. Saludos cordiales, S. O. M.

    1. Hola Patricio, los terroristas han sido tan inteligentes que han logrado muchos millones de muertos CEREBRALES, entre ellos los uniformados. Les hicieron creer que salvaron al país de un trapo rojo como bandera y es verdad que sigue la celeste y blanca, pero se cuadraron y rindieron honores a NILDA GARRÉ, PATRICIA BULRICH, etc. mientras nosotros moríamos en la cárcel. Los Generales se abrazan con MONTOTO y coroneles y marinos y policías son sus empleados. A quienes estamos imputados e irremediablemente presos por lesa, nos capturan uniformados que se esmeran por hacerlo si alguno se fuga. Inclusive tienen una cárcel en territorio militar como es Campo de Mayo. Cada Jefe de ejército a competido por ser más vil con sus subalternos y han llevado a VERBITSKY, abuelas y otros al Edificio Libertador a dar charlas al personal. Así en su transformación, intrigas y obsecuencias nos arrastraron a quienes no pertenecemos a la fuerza de ellos y no sienten pudor alguno. Para terminar así y ahora ser unos mansos gatitos que no dicen ni miau, realmente no hubieran salido a la calle. Fijate, ¿a cuantos generales y coroneles (que hay en cantidades industriales) ves expresarse dando la cara? Un abrazo, nosotros, los presos, somos los más “bobos del barrio” y por eso estamos merecidamente presos. CLAUDIO KUSSMAN

        • Patricio
        • posted on June 30, 2020

        Hola Claudio, me había olvidado de poner en la nota: el día de la Bandera, izaron la Celeste y Blanca, junto a la Bandera del LGTBYQ y no e cuantas letras más que le adicionan cada día, además hay un edificio para más datos el de Seguridad, que tiene en su frente AMBAS BANDERAS, por el otro medio te envío la foto, un abrazo.

    • A ver si despiertan !!!!
    • posted on June 29, 2020

    Muy educado el señor Giovarussio, para mi gusto. Yo lo mando a la puta madre que lo pariò al cejas este. “Indigno”, como se nota que es hijo de gancho !!!!. ¿así que el Ejército se valoriza trabajando como delivery de los negros peronisas que votaron a los ladrones que nos gobiernan ? ¿tan bajo han caido?

    GENERAL bue, es un decir, VAYA A ESTUDIAR ETICA, PRINCIPIOS Y VALORES MORALES, porque no los tiene.

    ESTÙPIDO !!!

    • La colorada
    • posted on June 29, 2020

    CRISTINA PRESIDENTA 2023

    • Susana
    • posted on June 29, 2020

    con los camaradas qe tienen ustedes no necesitan enemigos

  1. Una vez más felicitaciones al Suboficial Mayor del Ejército Argentino JUAN GIOVARRUSCIO por esta veraz y valiente carta dirigida al Jefe de la Fuerza, General de Brigada D. AGUSTIN HUMBERTO CEJAS. La misma es excepcional dado el silencio generalizado existente en el resto de los uniformados de TODAS LAS FUERZAS. Así miembros de las fuerzas armadas, de las de seguridad, policiales, penitenciarias y civiles iremos muriendo en forma indigna en prisión sin pena ni gloria. El silencio es cómplice de la iniquidad. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: