La Captura de Anne Frank

Share

Actuando por consejo de un informante holandés, la Gestapo nazi captura a la diarista judía de 15 años Anne Frank y su familia en un área cerrada de un almacén de Amsterdam. Los francos se habían refugiado allí en 1942 por temor a ser deportados a un campo de concentración nazi. Ocuparon el pequeño espacio con otra familia judía y un solo hombre judío, y fueron ayudados por amigos cristianos, quienes les trajeron comida y suministros. Anne pasó gran parte de su tiempo en el llamado “anexo secreto” trabajando en su diario. El diario sobrevivió a la guerra, ignorado por la Gestapo que descubrió el escondite, pero Anne y casi todos los demás perecieron en los campos de exterminio nazis.

Annelies Marie Frank nació en Frankfurt am Main, Alemania, el 12 de junio de 1929. Era la segunda hija de Otto Frank y Edith Frank-Hollander, ambas familias judías que habían vivido en Alemania durante siglos. Con el ascenso del líder nazi Adolf Hitler en 1933, Otto trasladó a su familia a Amsterdam para escapar de la creciente persecución nazi de los judíos. En Holanda, dirigió un exitoso negocio de especias y mermeladas. Anne asistió a una escuela Montessori con otros niños holandeses de clase media, pero con la invasión alemana de los Países Bajos en 1940 se vio obligada a trasladarse a una escuela judía. En 1942, Otto comenzó a organizar un escondite en un anexo de su almacén en el Canal Prinsengracht en Amsterdam.

En su cumpleaños número 13 en 1942, Anne comenzó un diario relatando sus experiencias cotidianas, su relación con su familia y amigos, y observaciones sobre el mundo cada vez más peligroso a su alrededor. Menos de un mes después, la hermana mayor de Anne, Margot, recibió un aviso de llamada para informar a un “campo de trabajo” nazi. Temiendo la deportación a un campo de concentración nazi, la familia Frank se refugió en el anexo secreto al día siguiente. Una semana después, se les unieron el socio comercial de Otto Frank y su familia. En noviembre, un dentista judío, el octavo ocupante del escondite, se unió al grupo.

Durante dos años, Anne guardó un diario sobre su vida escondida marcado por la conmoción, el humor y la perspicacia. La entrada al anexo secreto estaba oculta por una estantería con bisagras, y los ex empleados de Otto y otros amigos holandeses les entregaron alimentos y suministros adquiridos en alto riesgo. Anne y los demás vivían en habitaciones con ventanas oscurecidas, y nunca tiraban el inodoro durante el día por temor a que su presencia fuera detectada.

En junio de 1944, los desembarcos aliados en Normandía levantaron el ánimo de Anne, y tenía la esperanza de que la tan esperada liberación de Holanda comenzaría pronto.

¿Quién traicionó a Anne Frank?

Se sospecha que varias personas informaron a los nazis del escondite de los francos, mientras que una teoría sugiere que puede haber sido simplemente mala suerte.

El 4 de agosto de 1944, la policía en Amsterdam ocupada por los nazis allanó un almacén y arresto a ocho judíos que se escondieron en un anexo desfrazado detrás de una estantería. Entre los capturados estaba Anne Frank, una colegiala de 15 años que había pasado más de dos años viviendo en la pequeña casa de seguridad con sus padres y su hermana mayor.

El diario que Frank experimentó durante su encierro ahora considera uno de los relatos más importantes del Holocausto, pero las circunstancias de su arresto siempre han estado ocultas en el misterio.

Se cree que una sugerencia anónima ayudó a guiar a los nazis al anexo secreto, pero a pesar de las muertes de investigaciones, la identidad del informante nunca ha sido probada. Los investigadores comenzaron a analizar nuevamente el caso en 2016, con la esperanza de proporcionar nuevas respuestas. Un equipo de 20 personas para la Casa de Ana Frank fue dirigido, en parte, por dos funcionarios retirados del FBI; el ex agente especial Vince Pankoke y el científico conductual Roger Depue. Como informó The New York Times, esperaban traer nueva tecnología, incluida la contabilidad forense, el modelado por computadora e incluso la investigación de contratación colectiva, para examinar la evidencia existente, como el diario de Anne Frank y el edificio de Amsterdam donde se escondieron los francos.

Mientras tanto, en 2018, un nuevo libro afirmó ofrecer evidencia de que Anne Frank y su familia fueron traicionados por una mujer judía que fue ejecutada después de la Segunda Guerra Mundial por colaborar con los nazis. El padre de Anne Frank, Otto, el único miembro de la familia que sobrevivió a su posterior deportación a los campos de concentración, fue uno de los primeros en afirmar que una traición había llevado a su captura. El escondite del grupo estaba ubicado dentro de un almacén que alguna vez había sido de su propiedad, y varios de sus empleados y otros simpatizantes holandeses les ayudaron.

Poco después de que terminó la Segunda Guerra Mundial, Otto Frank sugirió que el culpable era Willem van Maaren, un empleado del almacén que no estaba en el secreto. Más tarde, Van Maaren fue objeto de múltiples investigaciones relacionadas con la traición, incluida una del famoso cazador nazi Simon Wiesenthal, pero siempre mantuvo su inocencia, y ninguno de los casos produjo pruebas en su contra. En los años transcurridos desde que se publicó el diario de Ana Frank, los investigadores e historiadores han propuesto varios otros posibles informantes. Estos incluyen a Lena Hartog, la esposa de uno de los empleados del almacén; y Nelly Voskuijl, la hermana de uno de los ayudantes de los francos.

Mientras tanto, en 2002, la autora Carol Ann Lee argumentó que el informante era Tonny Ahlers, un simpatizante nazi holandés que anteriormente había sido un socio comercial de Otto Frank. El propio hijo de Ahlers respaldó la teoría de que su padre era el culpable, pero una investigación posterior realizada por las autoridades holandesas no encontró pruebas contundentes de su participación.

En un libro de 2018, El patio trasero del anexo secreto, Gerard Kremer, hijo de un miembro de la resistencia holandesa del mismo nombre, argumenta que una mujer judía, Ans van Dijk, fue responsable de la captura de los francos. El padre de Kremer era conocido de Van Dijk en Amsterdam y Kremer escribe que a principios de agosto de 1944, su padre escuchó a Van Dijk hablar sobre Prinsengracht, donde se escondían los francos, en las oficinas nazis. Esa misma semana, los francos fueron arrestados, mientras que Van Dijk estaba fuera en La Haya. La participación de Van Dijk, quien fue ejecutado en 1948 después de admitir su colaboración en la captura de 145 personas, había sido previamente reclamada. Pero, el museo y centro de investigación de la Casa de Ana Frank no pudieron confirmar la participación de Van Dijk después de su propia investigación.

Entre otras teorías que investigó la Casa de Ana Frank se encontraba un informe de 2016 que sugiere que, de hecho, nadie fue responsable de filtrarse a los nazis. En cambio, el arresto del grupo podría haber sido un trágico accidente. Ese informe, escrito por el historiador Gertjan Broek, argumentaba que el Servicio de Seguridad alemán podría simplemente haberse topado con los ocho judíos mientras allanaban las instalaciones para buscar tarjetas de racionamiento de alimentos fraudulentas. Sin embargo, los investigadores no descartan el potencial de que Frank y los demás hayan sido víctimas de una traición. “Claramente”, concluye el informe del museo, “la última palabra sobre ese fatídico día de verano en 1944 aún no se ha dicho”.

El 1 de agosto de 1944, Anne hizo su última entrada en su diario. Tres días después, 25 meses de reclusión terminaron con la llegada de la Gestapo nazi. Anne y los demás habían sido entregados por un informante desconocido, y fueron arrestados junto con dos de los cristianos que habían ayudado a refugiarlos.

Fueron enviados a un campo de concentración en Holanda, y en septiembre Anne y la mayoría de los demás fueron enviados al campo de exterminio de Auschwitz en Polonia. En el otoño de 1944, con la liberación soviética de Polonia en marcha, Anne fue trasladada con su hermana Margot al campo de concentración de Bergen-Belsen en Alemania. Sufriendo bajo las deplorables condiciones del campo, las dos hermanas atraparon tifus y murieron en febrero de 1945. El campamento fue liberado por los británicos menos de dos meses después.

Otto Frank fue el único de los 10 que sobrevivió a los campos de exterminio nazis. Después de la guerra, regresó a Amsterdam a través de Rusia, y se reunió con Miep Gies, uno de sus antiguos empleados que lo ayudó a protegerlo. Le entregó el diario de Anne, que había encontrado sin molestias después de la incursión nazi.

En 1947, Otto publicó el diario de Anne en su holandés original. Un éxito de ventas instantáneo y eventualmente traducido a más de 70 idiomas, The Diary of Anne Frank ha servido como un testamento literario para los casi seis millones de judíos, incluida la propia Anne, que fueron silenciados en el Holocausto.

El escondite de la familia Frank en Prinsengracht 263 en Amsterdam se abrió como museo en 1960. Una nueva traducción al inglés del diario de Anne en 1995 restauró el material que había sido editado de la versión original, haciendo que el trabajo fuera casi un tercio más largo.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2020


 

Monroe

Share

♦♦

La actriz de cine Marilyn Monroe es encontrada muerta en su casa en Los Ángeles. Fue descubierta acostada desnuda en su cama, boca abajo, con un teléfono en una mano. Botellas vacías de píldoras, recetadas para tratar su depresión, estaban esparcidas por la habitación. Después de una breve investigación, la policía de Los Ángeles concluyó que su muerte fue “causada por una sobredosis autoadministrada de drogas sedantes y que el modo de muerte fue un suicidio probable”.

Marilyn Monroe nació Norma Jeane Mortenson en Los Ángeles el 1 de junio de 1926. Su madre era emocionalmente inestable y frecuentemente estaba confinada a un asilo, por lo que Norma Jeane fue criada por una sucesión de padres adoptivos y en un orfanato. A los 16 años, se casó con un compañero de trabajo en una fábrica de aviones, pero se divorciaron unos años más tarde. Ella comenzó a modelar en 1944 y en 1946 firmó un contrato a corto plazo con 20th Century Fox, tomando como su nombre de pantalla Marilyn Monroe. Tuvo algunas partes pequeñas en producciones y luego volvió a modelar, posó desnuda para un calendario en 1949.

Comenzó a llamar la atención como actriz en 1950 después de aparecer en papeles menores en The Asphalt Jungle y All About Eve. Aunque solo estaba en pantalla brevemente interpretando a una amante en ambas películas, el público tomó nota de la bomba rubia y ganó un nuevo contrato con Fox. Su carrera como actriz comenzó a principios de la década de 1950 con actuaciones en Love Nest (1951), Monkey Business (1952) y Niagara (1953).

Celebrada por su voluptuosidad y encanto de ojos abiertos, ganó fama internacional por sus papeles de símbolo sexual en Gentlemen Prefer Blondes (1953), How to Marry a Millionaire (1953) y There’s No Business Like Show Business (1954). En The Seven-Year Itch (1955) mostró sus talentos cómicos y es donde presenta la escena clásica en la que se para sobre una rejilla del metro y tiene su falda blanca levantada por el viento de un tren que pasa.

En 1954, se casó con el gran jugador de béisbol Joe DiMaggio, atrayendo más publicidad, pero se divorciaron ocho meses después.

En 1955, estudió con Lee Strasberg en el Actors Studio en la ciudad de Nueva York y, posteriormente, tuvo una gran actuación como una desventurada artista en Bus Stop (1956). En 1956, se casó con el dramaturgo Arthur Miller. Ella hizo de El Príncipe y la Showgirl, un fracaso crítico y comercial, con Laurence Olivier en 1957, pero en 1959 dio una actuación aclamada en la exitosa comedia Some Like It Hot. Su último papel, en The Misfits (1961), un film que fue dirigido por John Huston y escrito por Miller, de quien se divorció solo una semana antes del estreno de la película.

Para 1961, Monroe, acosada por la depresión, estaba bajo el cuidado constante de un psiquiatra. Cada vez más errática en los últimos meses de su vida, vivió como una reclusa virtual en su casa de Brentwood, Los Ángeles.

Después de la medianoche del 5 de agosto de 1962, su doncella, Eunice Murray, notó que la habitación de Monroe estaba encendida. Cuando Murray encontró la puerta cerrada y Marilyn no respondía a sus llamadas, llamó al psiquiatra de la diva, el Dr. Ralph Greenson, quien logró acceder a la habitación rompiendo una ventana. Al entrar, encontró a Marilyn muerta y llamaron a la policía en algún momento posterior.

Una autopsia encontró una cantidad fatal de sedantes en su sistema, y ​​su muerte se consideró un suicidio probable.

En las últimas décadas, ha habido una serie de teorías de conspiración sobre su muerte, la mayoría de las cuales sostienen que fue asesinada por John  Fitzgerald Kennedy o Robert Kennedy, con quien supuestamente tuvo relaciones amorosas. Estas teorías afirman que los Kennedy la mataron porque temían que hiciera públicos sus amores y otros secretos del gobierno que estaba reuniendo.

El 4 de agosto de 1962, Robert Kennedy, entonces fiscal general del gabinete de su hermano mayor, estaba de hecho en Los Ángeles.

Dos décadas después del hecho, la ama de llaves de Monroe, Eunice Murray, anunció por primera vez que el fiscal general había visitado a Marilyn la noche de su muerte y discutió con ella, pero la fiabilidad de estas y otras declaraciones hechas por la mujer son cuestionables.

Décadas después de su muerte, Marilyn Monroe sigue siendo un ícono cultural importante.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2020


 

¿Vivimos en un mundo simulado por computadoras?

Share

La idea de que el universo es una simulación suena más como la trama de una novela de ciencia ficción, pero también es una hipótesis científica legítima. En 2016, los investigadores reflexionaron sobre la controvertida noción en el Debate Anual Isaac Asimov Memorial aquí en el Museo Americano de Historia Natural.

Asimov
DeGrasse Tyson

El moderador Neil deGrasse Tyson, director del Planetario Hayden del museo, calculó que la probabilidad de que nuestra existencia sea un programa en el disco duro de otra persona es de 50-50. “Creo que la probabilidad puede ser muy alta”, dijo. Señaló la brecha entre la inteligencia humana y la de los chimpancés, a pesar de que compartimos más del 98 por ciento de nuestro ADN. En algún lugar podría haber un ser cuya inteligencia es mucho mayor que la nuestra. “Estaríamos babeando, tontos idiotas en su presencia”, dijo. “Si ese es el caso, es fácil para mí imaginar que todo en nuestras vidas es solo una creación de alguna otra entidad para su entretenimiento”.
Mentes virtuales

Bostrum

Un argumento popular para la hipótesis de la simulación provino del filósofo de la Universidad de Oxford Nick Bostrum en 2003, cuando sugirió que los miembros de una civilización avanzada con un enorme poder de cómputo podrían decidir ejecutar simulaciones de sus antepasados. Probablemente tendrían la capacidad de ejecutar muchas, muchas de esas simulaciones, hasta el punto en que la gran mayoría de las mentes serían realmente artificiales dentro de tales simulaciones, en lugar de las mentes ancestrales originales. Entonces, las estadísticas simples sugieren que es mucho más probable que estemos entre las mentes simuladas.

Y hay otras razones para pensar que podríamos ser virtuales. Por ejemplo, cuanto más aprendemos sobre el universo, más parece estar basado en leyes matemáticas. Quizás eso no sea un hecho, sino una función de la naturaleza del universo en el que vivimos. “Si fuera un personaje en un juego de computadora, también descubriría que las reglas parecían completamente rígidas y matemáticas”, dijo Max Tegmark. , cosmólogo del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). “Eso simplemente refleja el código de computadora en el que fue escrito”.

Tegmark
Gates

Además, las ideas de la teoría de la información siguen apareciendo en física. “En mi investigación encontré esto muy extraño”, dijo Sylvester James Gates, un físico teórico de la Universidad de Maryland. “Me impulsaron los códigos de corrección de errores: son los que hacen que los navegadores funcionen. Entonces, ¿por qué estaban en las ecuaciones que estaba estudiando sobre quarks y electrones y la supersimetría? Esto me llevó a darme cuenta de que ya no podía decir que personas como Max están locas ”.

Sin embargo, no todos en el panel estuvieron de acuerdo con este razonamiento. “Si está encontrando soluciones de TI para sus problemas, tal vez sea la moda del momento”, señaló Tyson. “Como si fueras un martillo, cada problema parece un clavo”.

Randall

Y el argumento estadístico de que la mayoría de las mentes en el futuro resultará artificial en lugar de biológico tampoco es un hecho, dijo Lisa Randall, física teórica de la Universidad de Harvard. “Simplemente no se basa en probabilidades bien definidas. El argumento dice que tendrías muchas cosas que querrían simularnos. De hecho, tengo un problema con eso. Principalmente estamos interesados ​​en nosotros mismos. No sé por qué esta especie superior querría simularnos “. Randall admitió que no entendía por qué otros científicos incluso estaban entreteniendo la idea de que el universo es una simulación. “En realidad, estoy muy interesado en por qué tanta gente piensa que es una pregunta interesante”. Calificó las posibilidades de que esta idea sea verdadera “efectivamente cero”.

Tales hipótesis de sonido existencial a menudo tienden a ser esencialmente no verificables, pero algunos investigadores piensan que podrían encontrar evidencia experimental de que estamos viviendo en un juego de computadora. Una idea es que los programadores pueden hacer recortes para facilitar la ejecución de la simulación. “Si hay una simulación subyacente del universo que tiene el problema de los recursos computacionales finitos, tal como lo hacemos nosotros, entonces las leyes de la física tienen que ponerse en un conjunto finito de puntos en un volumen finito”, dijo Zohreh Davoudi, un físico en el MIT. “Luego volvemos y vemos qué tipo de firmas encontramos que nos dicen que comenzamos desde el espacio-tiempo no continuo”. Esa evidencia podría venir, por ejemplo, en la forma de una distribución inusual de energías entre los rayos cósmicos que golpean la Tierra que sugiere que el espacio-tiempo no es continuo, sino que está hecho de puntos discretos. “Ese es el tipo de evidencia que me convencería como físico”, dijo Gates. Sin embargo, demostrar lo contrario, que el universo es real, podría ser más difícil. “No obtendrá pruebas de que no estamos en una simulación, porque cualquier evidencia que obtengamos podría simularse”, dijo David Chalmers, profesor de filosofía en la Universidad de Nueva York.

Davoudi
Chalmers
Mario

Sin embargo, si realmente vivimos en una versión de, por ejemplo, “The Matrix”, ¿y qué? “Tal vez estamos en una simulación, tal vez no, pero si lo estamos, oye, no es tan malo”, dijo Chalmers.

“Mi consejo es salir y hacer cosas realmente interesantes”, dijo Tegmark, “para que los simuladores no te apaguen”.

Pero algunos fueron más contemplativos, diciendo que la posibilidad plantea algunas preguntas espirituales importantes. “Si la hipótesis de simulación es válida, entonces abrimos la puerta a la vida eterna y la resurrección y las cosas que se han discutido formalmente en el ámbito de la religión”, sugirió Gates. “La razón es bastante simple: si tenemos programas en la computadora, mientras tenga una computadora que no esté dañada, siempre puedo volver a ejecutar el programa”.

Y si alguien en algún lugar creó nuestra simulación, ¿convertiría a esta entidad en Dios? “En este universo podemos crear mundos simulados y no hay nada remotamente espeluznante al respecto”, dijo Chalmers. “Nuestro creador no es especialmente espeluznante, es solo un hacker adolescente en el próximo universo”. Cambia las tornas, y somos esencialmente dioses sobre nuestras propias creaciones de computadora. “No pensamos en nosotros mismos como deidades cuando programamos a Mario, a pesar de que tenemos poder sobre qué tan alto salta Mario“, dijo Tyson. “No hay razón para pensar que son todopoderosos solo porque controlan todo lo que hacemos”. Y un universo simulado introduce otra posibilidad inquietante. “¿Qué sucede”, dijo Tyson, “si hay un error que bloquea todo el programa?”

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 4, 2020


 

Un expreso del futuro

Share

  Por Julio Verne

-Ande con cuidado -gritó mi guía-. ¡Hay un escalón!

Descendiendo con seguridad por el escalón de cuya existencia así me informó, entré en una amplia habitación, iluminada por enceguecedores reflectores eléctricos, mientras el sonido de nuestros pasos era lo único que quebraba la soledad y el silencio del lugar.

¿Dónde me encontraba? ¿Qué estaba haciendo yo allí? Preguntas sin respuesta. Una larga caminata nocturna, puertas de hierro que se abrieron y se cerraron con estrépitos metálicos, escaleras que se internaban (así me pareció) en las profundidades de la tierra… No podía recordar nada más, Carecía, sin embargo, de tiempo para pensar.

-Seguramente usted se estará preguntando quién soy yo -dijo mi guía-. El coronel Pierce, a sus órdenes. ¿Dónde está? Pues en Estados Unidos, en Boston… en una estación.

-¿Una estación?

-Así es; el punto de partida de la Compañía de Tubos Neumáticos de Boston a Liverpool.

Y con gesto pedagógico, el coronel señaló dos grandes cilindros de hierro, de aproximadamente un metro y medio de diámetro, que surgían del suelo, a pocos pasos de distancia.

Miré esos cilindros, que se incrustaban a la derecha en una masa de mampostería, y en su extremo izquierdo estaban cerrados por pesadas tapas metálicas, de las que se desprendía un racimo de tubos que se empotraban en el techo; y al instante comprendí el propósito de todo esto.

¿Acaso yo no había leído, poco tiempo atrás, en un periódico norteamericano, un artículo que describía este extraordinario proyecto para unir Europa con el Nuevo Mundo mediante dos colosales tubos submarinos? Un inventor había declarado que el asunto ya estaba cumplido. Y ese inventor -el coronel Pierce- estaba ahora frente a mí.

Recompuse mentalmente aquel artículo periodístico. Casi con complacencia, el periodista entraba en detalles sobre el emprendimiento. Informaba que eran necesarios más de tres mil millas de tubos de hierro, que pesaban más de trece millones de toneladas, sin contar los buques requeridos para el transporte de los materiales: 200 barcos de dos mil toneladas, que debían efectuar treinta y tres viajes cada uno. Esta “Armada de la Ciencia” era descrita llevando el hierro hacia dos navíos especiales, a bordo de los cuales eran unidos los extremos de los tubos entre sí, envueltos por un triple tejido de hierro y recubiertos por una preparación resinosa, con el objeto de resguardarlos de la acción del agua marina.

Pasado inmediatamente el tema de la obra, el periodista cargaba los tubos (convertidos en una especie de cañón de interminable longitud) con una serie de vehículos, que debían ser impulsados con sus viajeros dentro, por potentes corrientes de aire, de la misma manera en que son trasladados los despachos postales en París.

Al final del artículo se establecía un paralelismo con el ferrocarril, y el autor enumeraba con exaltación las ventajas del nuevo y osado sistema. Según su parecer, al pasar por los tubos debería anularse toda alteración nerviosa, debido a que la superficie interior del vehículo había sido confeccionada en metal finamente pulido; la temperatura se regulaba mediante corrientes de aire, por lo que el calor podría modificarse de acuerdo con las estaciones; los precios de los pasajes resultarían sorprendentemente bajos, debido al poco costo de la construcción y de los gastos de mantenimiento… Se olvidaba, o se dejaba aparte cualquier consideración referente a los problemas de la gravitación y del deterioro por el uso.

Todo eso reapareció en mi conciencia en aquel momento.

Así que aquella “Utopía” se había vuelto realidad ¡y aquellos dos cilindros que tenía frente a mí partían desde este mismísimo lugar, pasaban luego bajo el Atlántico, y finalmente alcanzaban la costa de Inglaterra!

A pesar de la evidencia, no conseguía creerlo. Que los tubos estaban allí, era algo indudable, pero creer que un hombre pudiera viajar por semejante ruta… ¡jamás!

-Obtener una corriente de aire tan prolongada sería imposible -expresé en voz alta aquella opinión.

-Al contrario, ¡absolutamente fácil! -protestó el coronel Pierce-. Todo lo que se necesita para obtenerla es una gran cantidad de turbinas impulsadas por vapor, semejantes a las que se utilizan en los altos hornos. Éstas transportan el aire con una fuerza prácticamente ilimitada, propulsándolo a mil ochocientos kilómetros horarios… ¡casi la velocidad de una bala de cañón! De manera tal que nuestros vehículos con sus pasajeros efectúan el viaje entre Boston y Liverpool en dos horas y cuarenta minutos.

-¡Mil ochocientos kilómetros por hora!- exclamé.

-Ni uno menos. ¡Y qué consecuencias maravillosas se desprenden de semejante promedio de velocidad! Como la hora de Liverpool está adelantada con respecto a la nuestra en cuatro horas y cuarenta minutos, un viajero que salga de Boston a las 9, arribará a Liverpool a las 3:53 de la tarde.¿No es este un viaje hecho a toda velocidad? Corriendo en sentido inverso, hacia estas latitudes, nuestros vehículos le ganan al Sol más de novecientos kilómetros por hora, como si treparan por una cuerda movediza. Por ejemplo, partiendo de Liverpool al medio día, el viajero arribará a esta estación alas 9:34 de la mañana… O sea, más temprano que cuando salió. ¡Ja! ¡Ja! No me parece que alguien pueda viajar más rápidamente que eso.

Yo no sabía qué pensar. ¿Acaso estaba hablando con un maniático?… ¿O debía creer todas esas teorías fantásticas, a pesar de la objeciones que brotaban de mi mente?

-Muy bien, ¡así debe ser! -dije-. Aceptaré que lo viajeros puedan tomar esa ruta de locos, y que usted puede lograr esta velocidad increíble. Pero una vez que la haya alcanzado, ¿cómo hará para frenarla? ¡Cuando llegue a una parada todo volará en mil pedazos!

-¡No, de ninguna manera! -objetó el coronel, encogiéndose de hombros-. Entre nuestros tubos (uno para irse, el otro para regresar a casa), alimentados consecuentemente por corrientes de direcciones contrarias, existe una comunicación en cada juntura. Un destello eléctrico nos advierte cuando un vehículo se acerca; librado a su suerte, el tren seguiría su curso debido a la velocidad impresa, pero mediante el simple giro de una perilla podemos accionar la corriente opuesta de aire comprimido desde el tubo paralelo y, de a poco, reducir a nada el impacto final. ¿Pero de qué sirven tantas explicaciones? ¿No sería preferible una demostración?

Y sin aguardar mi respuesta, el coronel oprimió un reluciente botón plateado que salía del costado de uno de los tubos. Un panel se deslizó suavemente sobre sus estrías, y a través de la abertura así generada alcancé a distinguir una hilera de asientos, en cada uno de los cuales cabían cómodamente dos personas, lado a lado.

-¡El vehículo! -exclamó el coronel-. ¡Entre!

Lo seguí sin oponer la menor resistencia, y el panel volvió a deslizarse detrás de nosotros, retomando su anterior posición.

A la luz de una lámpara eléctrica, que se proyectaba desde el techo, examiné minuciosamente el artefacto en que me hallaba.

Nada podía ser más sencillo: un largo cilindro, tapizado con prolijidad; de extremo a extremo se disponían cincuenta butacas en veinticinco hileras paralelas. Una válvula en cada extremo regulaba la presión atmosférica, de manera que entraba aire respirable por un lado, y por el otro se descargaba cualquier exceso que superara la presión normal.

Luego de perder unos minutos en este examen, me ganó la impaciencia:

-Bien -dije-. ¿Es que no vamos a arrancar?

-¿Si no vamos a arrancar? -exclamó el coronel Pierce-. ¡Ya hemos arrancado!

Arrancado… sin la menor sacudida… ¿cómo era posible?… Escuché con suma atención, intentando detectar cualquier sonido que pudiera darme alguna evidencia.

¡Si en verdad habíamos arrancado… si el coronel no me había estado mintiendo al hablarme de una velocidad de mil ochocientos kilómetros por hora… ya debíamos estar lejos de tierra, en las profundidades del mar, junto al inmenso oleaje de cresta espumosa por sobre nuestras cabezas; e incluso en ese mismo instante, probablemente, confundiendo al tubo con una serpiente marina monstruosa, de especie desconocida, las ballenas estarían batiendo con furiosos coletazos nuestra larga prisión de hierro!

Pero no escuché más que un sordo rumor, provocado, sin duda, por la traslación de nuestro vehículo. Y ahogado por un asombro incomparable, incapaz de creer en la realidad de todo lo que estaba ocurriendo, me senté en silencio, dejando que el tiempo pasara.

Luego de casi una hora, una sensación de frescura en la frente me arrancó de golpe del estado de somnolencia en que había caído paulatinamente.

Alcé el brazo para tocarme la cara: estaba mojada.

¿Mojada? ¿Por qué estaba mojada? ¿Acaso el tubo había cedido a la presión del agua… una presión que obligadamente sería formidable, pues aumenta a razón de una “atmósfera” por cada diez metros de profundidad?

Fui presa del pánico. Aterrorizado, quise gritar… y me encontré en el jardín de mi casa, rociado generosamente por la violenta lluvia que me había despertado. Simplemente, me había quedado dormido mientras leía el articulo de un periodista norteamericano, referido a los extraordinarios proyectos del coronel Pierce… quien a su vez, mucho me temo, también había sido soñado.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 4, 2020


 

LO MÁS VISTO ♣ AGOSTO 3, 2020

Share

Las noticias más leídas en PrisioneroEnArgentina.com. Las más comentadas, las más polémicas. De que está la gente hablando…

REINICIO Agosto 3, 2020 00.00 HORAS 
HORA DE CONTROL Agosto 3, 2020 23.23 HORAS

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2020


 

Humanizar el protocolo covid 19 en pacientes con necesidades especiales

Share

Change. org firme aqui

Crueldad por protocolo
Lo que estamos viviendo es terrible… y creo que hay que repensar cómo enfrentamos este momento.
¿Qué es estar enfermo? ¿Qué enferma más? ¿Qué atenta contra la inmunidad? ¿Qué la fortalece?
El miedo nunca es buen consejero cuando convierte al prójimo en factor de riesgo, en amenaza. 
Esta enfermedad, que en la gran mayoría de la población sólo generará cuadros asintomáticos o leves, es más agresiva en personas mayores y en aquellos con condiciones adversas previas. O sea, gente que necesita más atención y cuidados, que pierden cruelmente cuando se los interna, aunque sus síntomas sean leves.
A nuestros viejos, a los que dicen cuidar con las políticas y protocolos, los destroza la soledad y aislamiento. 
Ya hacía 4 meses que veía a mi mamá sólo a distancia, sin poder abrazarla, desde la puerta, por miedo a contagiarla, y porque era el protocolo impuesto…
Se contagió en el hogar donde residía, porque por más que tomaran las mejores precauciones, el virus circula en la comunidad. La internaron con síntomas muy leves, un pico subfebril y dolor de garganta. Por más que a los 3 días ya estaba bien, no podía irse de alta por protocolo, requería hisopado negativo que se realiza a los 14 días.  
Durante la internación, debía estar sedada y “contenida” (o sea atada a la cama) para que no se levantara por el riesgo de caerse, porque nadie la iba a estar acompañando al baño cada vez que necesitara… Sólo entran cuando les llevan la comida, y mantienen en general una distancia aséptica prudencial, como indica el protocolo que masifica a todos en un mismo abordaje.
No pude ir a verla durante la internación, otra vez por protocolo estricto, aunque obviamente ya no iba a contagiarla, por si me pudiera contagiar yo…
Soy adulta. Puedo tomar mis decisiones y correr el riesgo si me parece que vale la pena. ¡Tengo ese derecho!
Más absurdo aún, soy médica, o sea puedo ver pacientes con COVID o cualquier otra enfermedad contagiosa, pero no pude acompañar a mi madre, aunque les rogué que me lo permitieran… 
No estoy planteando que se haga cualquier cosa, ni que no existe la pandemia. Estoy diciendo que estamos haciendo mal las cosas. Justamente por lo desconocido al comienzo, y por el uso del miedo, perdimos de vista que el protocolo no puede ser más nocivo que el propio virus.
Y lo es.
Morir es parte de la vida. De hecho, sólo está vivo lo que puede morir.
Pero producto de la respuesta a esta pandemia, están muriendo muchas más personas que las 2588 que formaban parte de la estadística en Argentina al 22/7. Sobre 141.900 infectados!
Mamá y tantos otros hubiesen tenido otra posibilidad si dentro del protocolo de incluyera más humanidad, si se permitiera que UN familiar responsable los acompañara durante las internación, firmando lo que quieran para que se queden tranquilos que no les harían juicio a las clínicas o al Estado en caso de contagiarse… 
Hoy pensaba, nosotros los que somos agentes de salud, TAN maltratados por el sistema perverso, obviamente estamos más expuestos… Pero, es nuestro trabajo! Yo elegí y sigo eligiendo cuidar a otros, aún sabiendo el riesgo…
No hay UNA VERDAD con respecto al manejo de la pandemia, es una búsqueda, y lo que quiero hacer es un llamado a pensar… 
Cuando el prójimo se vuelve amenaza, perdemos humanidad.
Mamá se internó por COVID muy leve y murió de otra cosa, de insuficiencia cardíaca. Su corazón se fue derrotado por la pena y la soledad.
Hoy, esta carta es casi un grito, es la voz desesperada de muchos que se van en el más absoluto silencio. para ver si alguien escucha. Ella ya no puede.  Que la muerte de mamá y tantos otros, y  que la pena terrible que transitamos todos los familiares, tenga el sentido de aportar más humanidad a lo que estamos haciendo.
Ojalá sirva para  evitar otras muertes por abandono de persona por protocolo.

Fernanda L. Mariotti

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2020


 

Proyecto Manhattan

Share

En 1939, el presidente Franklin Delano Roosevelt recibió una carta del físico Albert Einstein con un mensaje urgente: los físicos habían descubierto recientemente que el elemento uranio podía generar grandes cantidades de energía, suficiente, tal vez, para una bomba. Einstein sospechaba que Hitler podría estar trabajando para almacenar el elemento.

Einstein
Roosevelt
Hitler

La Segunda Guerra Mundial apenas había comenzado, y pasarían tres años más antes de que Estados Unidos se involucrara, pero la carta de Einstein movilizó la acción. El gobierno de los Estados Unidos comenzó a reunir a los mejores físicos en un proyecto secreto. Al principio, su objetivo era solo descubrir si una bomba atómica, un arma que aprovecha la energía liberada por un átomo dividido en dos, era realmente posible, dijo Alex Wellerstein, un historiador científico del Instituto de Tecnología Stevens en Nueva Jersey. Pero para 1942, el objetivo era construir una bomba antes de que Alemania pudiera. Cuando Estados Unidos entró en la Segunda Guerra Mundial, el proyecto estaba reclutando a decenas de miles de científicos y civiles. No mucho después, se le dio el nombre en clave “Proyecto Manhattan”.

La investigación sobre armas nucleares comenzó antes de la participación de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Pero el Proyecto Manhattan fue diferente de los proyectos de investigación que lo precedieron, dijo Wellerstein. La investigación anterior había sido teórica; El objetivo del Proyecto Manhattan era construir una bomba que pudiera usarse en la guerra. El proyecto no comenzó realmente hasta el otoño de 1941, cuando el ingeniero Vannevar Bush, quien encabezó la investigación nuclear como jefe del Comité de Uranio respaldado por el gobierno de los Estados Unidos, convenció a Roosevelt de que la bomba atómica era posible y podría completarse dentro de un año , Dijo Wellerstein.

Dentro de un año, el general Leslie R. Groves del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE. UU. Fue nombrado director del proyecto. Esa cita fue un cambio de juego, dijo Wellerstein.

“Fue personalmente responsable de asegurarse de que [el Proyecto Manhattan] fuera la prioridad número uno durante la guerra. Obtuvo toda la financiación y todos los recursos. Fue implacable”, dijo Wellerstein. “Si él no hubiera estado a cargo, entonces probablemente no se hubiera logrado”.

Wallerstein
Bush
Groves

El Proyecto Manhattan contó con la ayuda de miles de científicos de todo el país. Enrico Fermi y Leo Szilard, físicos de la Universidad de Chicago, fueron particularmente importantes en el esfuerzo, dijo Wellerstein.

“Fermi era inusualmente talentoso tanto en la teoría como en la práctica de la física. Eso es inusual, incluso ahora”, dijo Wellerstein.

Todos estos científicos trabajaron bajo J. Robert Oppenheimer, director científico del Proyecto Manhattan y líder del Laboratorio Nacional de Los Alamos en Nuevo México.

Uno de los primeros pasos del proyecto fue producir una reacción en cadena: una cascada de átomos en división que pueden liberar suficiente energía para desencadenar una explosión. No mucho después de que comenzara el Proyecto Manhattan, Enrico Fermi y Leo Szilard se convirtieron en los primeros científicos del mundo en lograr ese objetivo, según la Atomic Heritage Foundation.

A pesar de su nombre, la investigación para el Proyecto Manhattan se llevó a cabo en los Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, el Congo Belga y partes del Pacífico Sur. Pero las preguntas de investigación más delicadas fueron exploradas en el Laboratorio Nacional de Los Alamos, “en el medio de la nada”, dijo Wellerstein. El laboratorio, ubicado en las remotas montañas del norte de Nuevo México, se estableció en 1943.

Los Alamos
Oak Ridge

Los Alamos no fue el único laboratorio involucrado en el Proyecto Manhattan. El Met Lab de la Universidad de Chicago y el Rad Lab de la Universidad de California, Berkeley, ambos tuvieron papeles importantes. Las preguntas investigadas por estos laboratorios universitarios podrían describirse fácilmente como relacionadas con alguna otra aplicación de la física, y no necesariamente con el desarrollo de bombas, dijo Wellerstein.

“Si estás en estos otros sitios, estás produciendo plutonio; no sabes por qué estás haciendo plutonio”, dijo Wellerstein. “En Los Alamos, estás fabricando bombas atómicas”, y eso era algo que el gobierno de los EE. UU. Necesitaba mantener en secreto.

La ubicación remota de Los Alamos fue crucial para mantener en secreto el propósito del proyecto. Las preguntas exploradas en Los Alamos incluyeron cómo construir físicamente una bomba, cómo diseñarla y dónde armarla, “cosas realmente prácticas y físicas”, dijo Wellerstein.

Fermi
Szilard
Oppenheimer

Para construir una bomba, los científicos necesitaban grandes cantidades de uranio o plutonio radioactivo inestable. El uranio fue más fácil de obtener que el plutonio, pero los científicos pensaron que el plutonio podría proporcionar una ruta más rápida para desarrollar la bomba, según el Departamento de Energía. Decidieron probar ambos y construyeron reactores nucleares para cada elemento: el reactor de uranio Oak Ridge en el este de Tennessee y el reactor de plutonio Hanford en Washington.

Se necesitaron decenas de miles de personas para construir y operar estas instalaciones: científicos, personal de custodia, secretarias y trabajadores administrativos. Para el final de la guerra, más de 500,000 personas habían trabajado en el proyecto, dijo Wellerstein. Eso creó un desafío: ¿cómo empleas a decenas de miles de personas para una operación, mientras logras mantener esa operación en secreto? La respuesta fue ciudades secretas.

Se construyeron ciudades alrededor de los nuevos reactores para alojar a los trabajadores y sus familias. Para el final de la guerra, Oak Ridge contaba con una población de 75,000 y Hanford con una población de 50,000, según la Atomic Heritage Foundation. Pero estas ciudades no aparecían en los mapas, y la mayoría de los trabajadores no tenían idea de en qué estaban trabajando, según Voices of the Manhattan Project, un proyecto de historia oral dirigido por la Sociedad Histórica de Los Alamos. En una política llamada compartimentación, los trabajadores recibieron información sobre la “necesidad de saber”, dijo Wellerstein.

“Fue muy difícil”, dijo. “No fue fácil guardar un secreto. Tenían filtraciones, rumores y espías”.

A pesar de lo desafiante que era mantener el proyecto en secreto, la existencia de una bomba atómica todavía sorprendió a casi todos en el mundo, incluidos aquellos que habían trabajado en él, dijo Wellerstein.

Para el 16 de julio de 1945, la primera bomba atómica, llamada Gadget, estaba lista. Alrededor de 150 millas fuera de Los Alamos, en el remoto desierto de Jornada del Muerto, los investigadores realizaron la prueba Trinity, la primera explosión atómica.

En los años transcurridos desde su inicio, los objetivos del Proyecto Manhattan habían cambiado drásticamente. El objetivo del proyecto ya no era competir con Alemania para construir una bomba, dijo Wellerstein. Durante mucho tiempo había quedado claro que Alemania no tenía idea de que estaba en una carrera. En cambio, las miradas del gobierno de los Estados Unidos se habían dirigido a Japón.

Poco después de la prueba Trinity, se ensamblaron dos bombas atómicas, una bomba de uranio llamada “Little Boy” y una bomba de plutonio llamada “Fat Man”, en la isla de Tinian en el Pacífico Sur, y los bombarderos comenzaron a realizar vuelos de prueba a Japón.

Nagasaki e Hiroshima

Semanas después de la explosión del Gadget, se lanzaron dos bombas atómicas sobre Japón. El 6 de agosto de 1945, Little Boy fue arrojado a Hiroshima. Solo tres días después, el 9 de agosto, Fat Man fue dejado en Nagasaki. Alrededor de 110,000 personas murieron en las explosiones iniciales, según el Departamento de Energía. Menos de una semana después, Japón se rindió a las fuerzas aliadas, iniciando el final de la Segunda Guerra Mundial.

Algunos científicos criticaron la dirección que tomó el Proyecto Manhattan, dijo Wellerstein. A estos científicos les gustó la idea de competir contra Alemania para construir la bomba, pero tenían dudas sobre su uso real. Szilard fue uno de esos disidentes. Antes de Hiroshima y Nagasaki, había pedido a Truman que no arrojara la bomba sobre una ciudad. Después del final del Proyecto Manhattan, dejó de estudiar física y se dedicó a la biología.

Algunos científicos que trabajaron en la bomba creían sinceramente que la amenaza de destrucción total pondría fin a toda guerra, dijo Wellerstein. Según esa medida, fue un fracaso, dijo. El desarrollo de la bomba atómica marcó el comienzo de una carrera armamentista nuclear y la Guerra Fría.

Aún así, el Proyecto Manhattan logró un objetivo: ayudó a poner fin a la Segunda Guerra Mundial.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2020


 

ARGENTINA DILAPIDANDO RIQUEZA – EL APROVECHAMIENTO DEL CAUDAL DEL RÍO BERMEJO BENEFICIARÍA A ARGENTINA, BOLIVIA Y PARAGUAY

Share

  Por JUAN JOSÉ GUARESTI (nieto)

El Bermejo nace en las montañas de la República de Bolivia e ingresa a nuestro territorio por la provincia de Salta. Tiene unos 1.300 km de largo —hasta su desembocadura en el Río Paraguay— y un caudal promedio de unos 450 m3 por segundo. Es un río muy dificultoso para la navegación porque su caudal puede llegar a los 5.000 m3 por segundo en determinadas épocas del año, pero en otras no superar los 20 m3, es decir, varía pronunciadamente. Hasta hoy, este río no tiene ningún uso, pese a que mentes muy calificadas han dicho que podría ser una fuente de riqueza extraordinaria para la República Argentina. Quedará entonces en manos del lector, a quien vamos a proporcionar algunos datos, formar una opinión y resolver el enigma. La información concerniente al Río Bermejo que mencionamos en este artículo fue obtenida de las obras del   Doctor Nicolás Boscovich: Geoestrategia para la integración regional y Aprovechamiento Fluvial Múltiple del Río Bermejo —del Cuaderno Académico de la Escuela de Defensa Nacional 4/2001—, ambos de inexcusable lectura.

LA CUESTIÓN ECONÓMICA

Guaresti (n)

En sus muchas publicaciones, el Dr. Boscovich abogó por la utilización del Bermejo como medio de transporte y comunicación, dado que el costo del instrumento fluvial resulta unas cinco veces menor que el ferroviario y unas quince veces menor que el camión. Esta apreciación del Dr. depende de la distancia a recorrer, pero muestra que la navegación fluvial puede reducir el nivel de precios de la economía argentina, hecho que impactaría positivamente en la pobreza y en la inflación que nos agobian. Resulta evidente que una baja en el costo de los bienes y servicios de producción nacional debido a la reducción en el precio del transporte incrementaría la capacidad para insertarnos ventajosamente en los mercados mundiales; como consecuencia, las exportaciones aumentarían en gran medida. En distancias cortas, el rendimiento del camión como medio de transporte es imbatible, pero a partir de los 400 km tanto el ferrocarril como el transporte fluvial son mucho más económicos; entre estos últimos, el fluvial no tiene parangón.

EL APROVECHAMIENTO DEL RÍO BERMEJO PODRÍA PERMITIR DESARROLLAR UNOS 250.000 KM2 DE SUELO ARGENTINO Y DARLE SALIDA AL MAR A LA REPÚBLICA DE BOLIVIA Y A LA REGIÓN DEL CHACO PARAGUAYO

El río Bermejo ha sido calificado como “salvaje” por las variaciones en su cauce antes mencionadas, pero según el decreto ley 16288/56 del Presidente Provisional General Pedro Aramburu, sus aguas pueden usarse para navegar en un canal lateral al cauce del río. A partir de un decreto de octubre de 1956 se decidió estudiar la factibilidad de la construcción de un segundo canal que, partiendo del río, “cruce la provincia de Salta, Santiago del Estero y Santa Fe hasta desembocar en el Paraná”. Luego, por otro decreto ley de 1957 se creó la Comisión Nacional del Río Bermejo (C.N.R.B.), presidida por el Contralmirante Gregorio Antonio Portillo durante diez años. Sus trabajos inspiraron al Dr. Boscovich porque establecieron la filosofía del emprendimiento: utilizar el caudal de ese río y sus afluentes para “la creación de una infraestructura de usos múltiples: energía, navegación, control de crecidas, neutralización de sedimentos, provisión de agua para beber y usos industriales, riego, ganadería, forestación y un sin número de beneficios indirectos para todo el norte argentino (NOA-NEA)”. Cuando la Comisión fue disuelta y sus estudios fueron traspasados a una nueva Comisión —dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores—, la mayor parte de la documentación técnica desapareció. Si bien por el tiempo transcurrido era necesario replantear muchos aspectos del proyecto de la primera Comisión, el Dr. Boscovich lo calificó de “excepcional para hacer del aprovechamiento del Bermejo un eje de desarrollo y un eje integrador del interior argentino y […] al proceso de complementación físico regional del Mercosur – Cono Sur”. Con el proyecto del Río Bermejo se pretende desarrollar una zona casi desértica de unos 250.000 km2 ubicada en el corazón de la República y que comprende una parte significativa de las provincias de Chaco, Formosa, Salta, el Noroeste de Santa Fe y Santiago del Estero —luego mencionaremos el papel de Córdoba—. Para incorporar esta zona a la civilización es necesario construir dos canales navegables y varios diques. De esta forma, el potencial del caudal de agua del Bermejo podría destinarse al consumo doméstico —llegaría a unas dos millones de personas—, a la producción de energía eléctrica, y al uso para ganadería, agricultura y consumos industriales. Los dos canales a construirse deberían tener entre 45 y 50 metros de ancho por 3 de profundidad, alcanzarían, en conjunto, los 1730 km de extensión y requerirían 40 m3 por segundo de agua trabajando las veinticuatro horas del día —menos del 10% del caudal regulado del Bermejo, que es de 450 m3 por segundo—. La navegación se realizaría en barcazas de escaso costo y con gran capacidad de carga. Aunque el Dr. Boscovich plantea la idea de utilizar barcazas autopropulsadas de 5.000 toneladas, livianas y de poco calado, brinda interesantes cifras: una barcaza con carga útil de 1.000 toneladas equivale a un tren de treinta vagones y un convoy de tres barcazas tiradas por un remolcador equivale a un tren de cien vagones. Además, el consumo de combustible del remolcador es muy inferior al de la locomotora porque el roce con el agua gasta menos energía que el roce con el suelo. Así, en distancias superiores a los 400km, el costo de trasporte en agua resulta mucho menor que el ferroviario y que el realizado en camiones. La cita del Dr. Boscovich que transcribiremos a continuación explica el propósito de este artículo: “Se reitera que esta obra debe ser realizada asimismo para beneficio de los países vecinos y especialmente Bolivia, que tendrá por ella su eficiente gran salida al mar con un medio de transporte más apto para las necesidades de su actual producción”. El río Pilcomayo podría ser racionalizado con un dique y sus aguas se podrían utilizar parcialmente en un canal que, atravesando Formosa, se conectara con el canal lateral que desagua en el río Paraguay y que, desde allí, vuelca sus aguas al Atlántico.

LA PROVINCIA DE CÓRDOBA, CON SU GRAN POTENCIAL HUMANO Y SU CAPACIDAD INDUSTRIAL Y AGRÍCOLA, PODRÍA INCORPORARSE A ESTE PROYECTO INTERNACIONAL

El ingeniero José Palacio, calificado profesional cordobés, proyectó la construcción de un canal que se uniría al segundo canal del Bermejo en las proximidades de la localidad de Añatuya, provincia de Córdoba, atravesando los ríos Primero y Segundo; desembocaría en el Paraná al norte de Rosario por el cauce del río Carcarañá. La participación de Córdoba aseguraría, además, el éxito de la iniciativa.

LA OBRA PROPUESTA PUEDE REALIZARSE, SEGÚN LO ESTABLECIDO EN LA CONSTITUCIÓN NACIONAL

A día de hoy, la Argentina está sin un cobre, pero es una muy buena oportunidad para recordar un milenario proverbio vasco que dice: “Lo imposible, poniéndose a ello, está hecho” —en su idioma original, el euskera, “ezina ekinez egina”—. Según el parecer de quien suscribe estas palabras, esta obra puede hacerse si, como dice el artículo 75 inciso 18, de la Constitución Nacional, utilizamos para financiarla “concesiones de privilegios y recompensa de estímulo”, sin olvidar lo dispuesto en el inciso 19. Si nuestros antepasados pudieron trazar la red ferroviaria más grande de América del Sud donde no había más que desierto, está claro que en unos años podremos nosotros comunicar Salta y Jujuy con el mar, incorporar a la docta Córdoba a un proyecto a su medida, terminar con la mediterraneidad de Bolivia y abrir un camino de agua al Chaco paraguayo. Lo importante, como dijo el General Manuel Savio —un gran realizador de sueños— “es no demorar más”. 

Juan José Guaresti (nieto) 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2020


 

El Terrorismo

Share

  Por JORGE B. LOBO ARAGÓN

Las sociedades tienen esencias que es necesario mantener para su vida, para su permanencia, para que siga siendo satisfactorio pertenecer a ellas. Características relacionadas con sus costumbres, con sus tradiciones y, sobre todo, con la moral. A la pérdida y al falseamiento de estas conductas, es a lo que en general llamamos corrupción. Esas  características morales y éticas, esperamos que no se mueran, que sigan viviendo para bien de nuestros hijos y nietos y que sigan sanas, robustas, vigorosas; es decir, con cambios que no sean de muerte, sino de crecimiento, adelanto, cultivo, ascenso. Sicilia, en medio del Mediterráneo,  fue punto de paso de los pueblos que crearon nuestra civilización. Isla expuesta a muchos apetitos. La dominaron fenicios, griegos, cartagineses, romanos. Caída Roma, la asaltan los bárbaros: vándalos, ostrogodos, longobardos. Cae bajo poder bizantino. Al expandirse el Islam la toman los sarracenos. Vuelven los bárbaros,  después los normandos. Con los duques de Anjou depende de Francia; luego de Aragón, que integrándola a Nápoles forma el reino de las dos Sicilias. Con el tratado de Utrecht se la cede al ducado de Saboya y luego a Austria; vuelve a manos de los Borbones de España; la ataca Francia; se proclama rey al duque de Génova, la invaden los napolitanos y en 1860 Garibaldi la subleva y la incorpora al nuevo reino de Italia. Con tantas subyugaciones diversas, los sicilianos aprenderían a resistir a sus dominadoresEn 1800 el gobierno crea las Compagni d’Armi contra los desmanes de los bandoleros. Garibaldi disuelve esas compañías sin haberse alcanzado ni el orden ni la seguridad; no acatan la disolución y se convierten en mafia. Nace la mafia, con una rígida disciplina fundada sobre el juramento de ayudarse y de no servir de testigos en los tribunales; hacen culto del coraje personal; no discuten las órdenes de sus jefes; evitan cometer robos y asesinatos mientras no se trate de traidores a la organización. Los mafiori tienen dirigentes, los Giovani D’Onori, y los encargados de ejecutar los desafueros, los malandrini. Los malhechores le temen a la mafia más que a los tribunales de justicia ordinaria. Muchos propietarios, por su seguridad personal, se ponen bajo su protección. La mafia no  era delincuencia desordenada: significaba un orden distinto al aceptado por la sociedad y por las leyes del Estado. Al producirse una masiva inmigración en los Estados Unidos, allá van muchos sicilianos deseosos de sumarse a una sociedad de trabajo y de riqueza. Y se ven marginados; no conocen la lengua (manejan su dialecto; no saben ni italiano), vienen de un mundo de otras costumbres, otros usos; sus ricas tradiciones son menospreciadas. Para sobrevivir, para valer, para hacerse respetar, recurren a organizaciones que reviven la mafia de su tierra. No sólo ellos: otras minorías raciales y religiosas apelan a medios similares. Ya sin minorías que digan proteger, aparecen las mafias y sus tentáculos el terrorismo en todos los aspectos que siguen funcionando en busca de influencia, de grandes negocios, de poder, miedo y violenciaHoy la mafia  y sus apéndices, son una muestra palpable de organización y de eficacia en muchas naciones y hasta de las llamadas primer mundo. En ese ámbito ilegal del consumo abundan los rubros que son negocios substanciosos, empezando por el de la droga, el juego, las armas. De modo que las mafias y las organizaciones terroristas, incorporan al ámbito del delito los adelantos de la técnica, el apoyo de profesionales expertos y las sutiles artes para influir sobre la opinión pública. De modo que la lucha contra ellas se hace cada día más difícil. A la justicia ordinaria en el mundo no le temen, la suponen  inocuas (todo el mundo “confía en la justicia”; muchos, en realidad, confían en su torpeza), pero se sospecha o es una dura realidad que las mafias tienen poder, tienen fuerza y que son duchas en su aplicación. Pero no hay que desesperarMuchos países ricos en experiencias políticas y de inteligencias lúcidas y dúctiles, ha comenzado a combatirla y a desplazarlaNo lo lograrán de un día para otro, pero sus triunfos pueden ser ejemplos para nosotros. Y ojalá que sus fracasos también sean muestras, para que no se repitan. De todas maneras el debate sobre  la mafia y el terrorismo nos alerta y es muy bueno ponerlo en el tapete. Desdichadamente  algunos países de américa latina, que están bajo dictaduras extienden su poderío hasta sectores que debieran mantenerse alejados. Son regímenes  políticos que por la fuerza o violencia, concentran todo el poder en una persona o en un grupo u organización y reprimen los derechos humanos y las libertades individuales. La mafia y el terrorismo también imperan en amplios sectores del mundo, pero lo que es peor, el grado de resignación, de tolerancia y hasta de paciente aceptación con que se la ve en estos tiempos. Nihil novi sub Solé (no hay nada nuevo bajo el sol). Si ya lo sabemos, y sin embargo pareciera que, con el ánimo de hacerle frente de alguna manera a esa putrefacción invasora, alguna táctica nueva podría aparecer. Delitos hubo siempre. Pero las mafias y el terrorismo conforman una forma especial del delito. Mafia y corrupción ha habido siempre, pero es escandalosa la ostentación de fuerza realizada por los mismos, con un enorme poder de movilización en todas las esferas. Hoy íntimamente relacionadas con las asociaciones ilícitas que cada vez son más numerosas. Todos deseamos el orden, la seguridad, la tranquilidad pública. La sociedad y el mundo vive espantada por la proliferación de los delitos, atentados  y sectas que se amplían putrefactas. Existe sin duda una enorme dificultad de la Policía y de investigadores para aclarar los crímenes cometidos. Los atentados, los secuestros se hacen cada vez más visible por la impunidad en que quedan la mayoría de ellos. Los ciudadanos, la sociedad, participan de esa angustia general difundida en las poblaciones a la que pertenecemos y tienen, tenemos derecho a manifestar esa intranquilidad y adherirse al clamor extendido. La mafia es una corrupción y una realidad que “no debe hacerse carne en ningún lugar del planeta”, pero sigue extendiéndose con total impunidad. También existe un lineamiento (No te metas)  en muchos sitios en donde la escritura y la palabra se debiera hacer sentir y no esquivar el bulto. Hablar de política, religión, dictadura o terrorismo son para muchos temas tabú,  cuando debiéramos enfrentarla con la antorcha de la palabra como un flagelo o una pandemia candente. Debemos formar parte de una sociedad  que no se resigne a la impunidad como si se tratase de una fuerza de la naturaleza. Que la prensa  se encuentre en estado de constante vigilancia, es bueno y saludable. Pero si la opinión pública y doña rosa (la sociedad), no reacciona en contra de ellas, será cada vez más difícil que se pudiera hacer algo por eliminarlas, que es lo que el mundo necesita para su tranquilidad. Y si efectivamente reacciona tendrá por delante una larga lucha, ya que las mafias y el terrorismo no renuncian fácilmente a las conquistas que han realizado. Pero es una lucha que vale la pena librarse pues en ella se juega el destino de la patria, del mundo y de nuestros hijos y nietos.  Debemos rechazar que sea inevitable que las mafias y el terrorismo manejen las sociedades. No debemos bajar los brazos en este empeño que, para todo hombre, debe ser primordial. Recordemos los argentinos a Sarmiento: desgraciados los pueblos a los que se les agote ese instinto por mantener la salud colectiva. Los ciudadanos de tales pueblos serán tratados como presidiarios”.

Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón

jorgeloboaragón@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2020


 

Australia promulga nuevas medidas estrictas a medida que aumentan los casos de coronavirus

Share

El primer ministro de Victoria, Dan Andrews, dijo el lunes que todos los minoristas, excepto los servicios esenciales como las tiendas de comestibles en la capital del estado de Melbourne, deben cerrar durante seis semanas, a partir del 7 de agosto, a medida que los casos continúen aumentando en el segundo estado más poblado de Australia.

El panorama general: un día después de que declaró un desastre en Victoria para promulgar medidas más duras, Andrews dijo en una reunión informativa: “necesitamos reducir drásticamente a las personas que se mueven en la comunidad”.

Andrews

Las restricciones, incluido el toque de queda nocturno en Melbourne, comenzaron el domingo. Andrews confirmó 429 nuevos casos y 13 muertes por COVID-19, lo que equivale al récord nacional y nacional de muertes establecido el mes pasado. Australia parecía dispuesta a suprimir COVID-19 en mayo. La mayoría de los lugares han tenido pocos o ningún caso, pero Victoria se ha disparado en las últimas semanas.

Melbourne, por ejemplo, ahora tendrá un toque de queda entre las 8 p.m. y 5 a.m., durante el cual los residentes solo podrán salir de casa por trabajo, atención médica y cuidado. El primer ministro victoriano Daniel Andrews explicó: “Donde dormiste anoche es donde tendrás que quedarte durante las próximas seis semanas. Habrá exenciones para los socios que viven separados y para el trabajo, si es necesario “. Si vives en Melbourne y quieres hacer ejercicio fuera de tu casa, solo podrás hacerlo hasta una hora por día. Además, solo una persona en su hogar podrá salir de compras cada día. Ah, y tanto el ejercicio como las compras tendrán que ocurrir dentro de los cinco kilómetros de su hogar.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2020


 

El Fallecimiento de otro preso político

Share

La Unión de Promociones expresa su más profundo pesar por fallecimiento el día Sábado 01 de Agosto de 2020, del Suboficial (R) Ramón Carlos VELASCO (Policía de la Provincia de Buenos Aires), Preso Político en cautiverio, gravemente afectado en su salud, al infectarse por el Coronavirus (COVID-19).

Situación de salud en la Unidad Penal 34 de Campo de Mayo: Hay varios Juzgados que pese a que la enfermedad ingresó a este establecimiento carcelario, persisten en la sistemática denegatoria de otorgamiento de Prisión Domiciliaria a la población de Adultos Mayores que se encuentra detenida en el mismo. Ante esta muy delicada situación, oportunamente advertida por la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia y por cada uno de los Abogados Defensores, es menester destacar el siguiente cuadro de situación:

  • A la fecha el 49 % de la población carcelaria del citado Penal, se ha infectado de Coronavirus (COVID-19).
  • El 9,09 % de los evacuados, ya ha fallecido.

Ya son entonces, 571 (quinientos setenta y uno) los fallecidos, pertenecientes a todas las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales, Fuerzas Penitenciarias y Civiles; en el marco de este proceso de persecución, venganza y exterminio, donde SE CONTINÚAN REPITIENDO en forma sistemática infinidad de irregularidades jurídicas, instrumentadas en el ámbito de una justicia prevaricadora.

Otros datos a considerar

Edad promedio a nivel nacional

  • En Penales70 años.
  • En Prisión Domiciliaria78 años.

Períodos donde se produjeron los 571 fallecimientos

  • Fallecidos entre el 10 Dic 83 / 25 May 0320.
  • Fallecidos entre el 25 May 03 / 10 Dic 0755.
  • Fallecidos entre el 10 Dic 07 / 10 Dic 15274.
  • Fallecidos entre el 10 Dic 15 / 10 Dic 19201.
  • Fallecidos desde el 10 Dic 1921 (veintiún) decesos se han producido desde el día 10 de Diciembre de 2019.

Solicitamos a todos los integrantes de las FFAA, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales y Fuerzas Penitenciarias, a las distintas ONG e Instituciones, a familiares, amigos y allegados en general, a continuar sumándose en apoyo de todos quienes deben enfrentar esta injusta situación, a fin de afirmar, fortalecer e incrementar el planteo de los justos reclamos por acceder a una justicia verdaderamente independiente, imparcial y objetiva, a través del irrestricto respeto por la Constitución Nacional. La continuación de la ardua lucha en su apoyo, por la recuperación plena del estado de derecho y por la reparación del respeto y la credibilidad de las Instituciones de la República, así lo exige.

Expresamos nuestras sentidas condolencias a todos sus familiares, compañeros de Promoción, camaradas y amigos, rogándole al Señor, les conceda pronta y cristiana resignación.

Coronel (R) Guillermo César Viola.

Unión de Promociones

 

Colaboración: DRA ANDREA PALOMAS ALARCÓN

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2020


 

¿TRIUNVIRATO?

Share

  Escribe LUIS BARDIN

 

                        ¿TRIUNVIRATO?

Mientras Kici y el Alberto quieren limpiar sus conciencias,

haciendo cumplir por decreto las reglas de la pandemia,

día a día se comprueba, aunque ellos no lo vean,         

que en Amba cumpliéndolas mucha gente responsable

va y viene con sus barbijos circulando por las calles.

El único que se arriesga es Don Rodríguez Larreta.

Con graduada libertad maneja las dos variables

de Covid y economía que a Don Alberto desvelan.

El no se lava las manos. No se somete a la farsa

de una falsa cuarentena. Las cifras son favorables:

menos contagios y muertes, permitiendo libertades,

son hoy contundentes pruebas.              

 

L.B.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2020


 

ARGENTINA ES UN DESPELOTE*

Share

  Por FRANCISCO BÉNARD

SOLO QUEDA REZAR

Digo esto, porque nadie entiende lo que pasa en todos los órdenes de la vida nacional. Podríamos comenzar por la economía, un verdadero despropósito la administración de los bienes públicos, Argentina un país con grandes recursos alimentarios con capacidad para proveer al mundo a más de cuatrocientos millones de habitantes tiene al pueblo o al menos a un 50 % “muriéndose de hambre”. Si hablamos de la situación de la Justicia todos sabemos de los problemas que hay especialmente en el fuero federal, oposición y oficialismo coinciden, pero en cuanto a la reforma podemos sostener lo mismo. El presidente dice que va a beneficiar a Juntos por el Cambio y estos sostienen que está hecha para beneficiar exclusivamente a Cristina Fernández de Kirchner que controla todas las comisiones en el parlamento. En todo lo que analicemos “hay gato encerrado” **, cosas poco claras y serias. Si nos referimos al tema de la seguridad todos padecemos las consecuencias de una inseguridad creciente y para peor se liberan cientos y cientos de presos, muchos de ellos de alta peligrosidad que supuestamente deberían estar en sus domicilios particulares y todo lo contrario la Corte Suprema ha ordenado vuelvan a prisión, pero nadie controla nada. La seguridad así es otro despelote. La salud venimos sobrellevando con fuerza y convicción este virus terrible que agrava la situación general. La educación deja bastante que desear, en estos tiempos de Covid 19  hay una gran  cantidad de niños y jóvenes sin los recursos informáticos  como para poder seguir sus clases. Es un privilegio para algunos, no para todos como debería ser. La cantidad de negocios que han cerrado y las pocas ventas que tienen los que están abiertos es realmente muy preocupante, por los cientos de miles de desempleados y por el punto final a la ayuda del Estado a la población. El campo que ofrece al país la obtención de importantes recursos tanto por la exportaciones e ingresos de divisas como por las toneladas de impuestos a los que es sometido, debe sufrir los ataque en los silo-bolsas, producto de mentes enfermas. Las imágenes que se ven en Centro-América y África ya las vemos en Argentina. Y para terminar como postre tenemos el gran peso de la deuda externa. Cabe seguir rezando para salir de este despelote de país.

Francisco Benard.

Abogado

 

*DESPELOTE: Coloquial,  situación en la que impera el desorden, el caos o la confusión.

** “GATO ENCERRADO”: expresión que indica que, en una situación determinada, hay una razón oculta o hay manejos secretos y espurios

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2020


 

Extraño aplazamiento de las elecciones al Consejo Legislativo de Hong Kong

Share

  Por Michael R. Pompeo, Secretario de Estado de los Estados Unidos de América

Estados Unidos condena la decisión del gobierno de Hong Kong de posponer las próximas elecciones al Consejo Legislativo por un año, programadas originalmente para el 6 de septiembre del corriente. No hay una razón válida para un retraso tan largo. Es probable, por lo tanto, que Hong Kong nunca más pueda votar, por nada ni por nadie.

Esta lamentable acción confirma que Beijing no tiene intención de cumplir los compromisos que hizo con el pueblo de Hong Kong y el Reino Unido en virtud de la Declaración Conjunta sino-británica, un tratado registrado en la ONU y la Ley Básica.

Durante décadas, el pueblo de Hong Kong ha demostrado repetidamente su deseo y capacidad de celebrar elecciones libres y justas. Instamos a las autoridades de Hong Kong a que reconsideren su decisión.

Las elecciones deben celebrarse lo más cerca posible de la fecha del 6 de septiembre y de una manera que refleje la voluntad y las aspiraciones del pueblo de Hong Kong. Si no lo son, lamentablemente Hong Kong continuará su marcha para convertirse en otra ciudad administrada por los comunistas en China.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2020


 

Polaris

Share

  Por H.P. Lovecraft

El resplandor de la Estrella Polar penetra por la ventana norte de mi cámara. Allí brilla durante todas las horas espantosas de negrura. Y durante el otoño, cuando los vientos del norte gimen y maldicen, y los árboles del pantano, con las hojas rojizas, susurran cosas en las primeras horas de la madrugada bajo la luna menguante y cornuda, me siento junto a la ventana y contemplo esa estrella. En lo alto tiembla reluciente Casiopea, hora tras hora, mientras la Osa Mayor se eleva pesadamente por detrás de esos árboles empapados de vapor que el viento de la noche balancea. Antes de romper el día, Arcturus parpadea rojozo por encima del cementerio de la loma, y la Cabellera de Berenice resplandece espectral allá, en el oriente misterioso; pero la Estrella Polar sigue mirando con recelo, fija en el mismo punto de la negra bóveda, parpadeando espantosamente como un ojo insensato y vigilante que pugna por transmitir algún extraño mensaje, aunque no recuerda nada, salvo que un día tuvo un mensaje que transmitir. Sin embargo, cuando el cielo se nubla, consigo conciliar el sueño.

Nunca olvidaré la noche de la gran aurora, cuando jugaban sobre el pantano los horribles centelleos de la luz demoníaca. Después de los destellos llegaron las nubes, y luego el sueño.

Y bajo una luna menguante y cornuda, vi la ciudad por primera vez. Se asentaba, callada y soñolienta, sobre una meseta que se alzaba en una depresión entre picos extraños. Sus murallas eran de horrible mármol, al igual que sus torres, columnas, cúpulas y pavimentos. En las calles había columnas de mármol en cuya parte superior se alzaban esculpidas imágenes de hombres graves y barbados. El aire era cálido y manso. Y en lo alto, apenas a diez grados del cénit, brillaba vigilante esa Estrella Polar. Mucho tiempo estuve contemplando la ciudad sin que llegara el día. Cuando el rojo Aldebarán, que parpadea a baja altura sin ponerse, llevaba ya hecho un cuarto de su camino por el horizonte, vi luz y movimiento en las casas y las calles. Formas extrañamente vestidas, a un tiempo nobles y familiares, deambulaban bajo la luna menguante y cornuda; los hombres hablaban sabiamente en una lengua que yo entendía, si bien era distinta de la que conocía. Y cuando el rojo Aldebarán hubo recorrido más de la mitad de su trayecto, volvió el silencio y la oscuridad.

Al despertar ya no fui el de antes. Había quedado grabada en mi memoria la visión de la ciudad, y en mi alma había despertado un recuerdo brumoso, de cuya naturaleza no estaba entonces seguro. Después, en las noches de cielo nublado en que podía dormir, vi con frecuencia la ciudad; unas veces bajo los rayos cálidos y dorados de un sol que nunca se ponía y giraba alrededor del horizonte. Y en las noches claras, la Estrella Polar miraba de soslayo como no lo había hecho nunca.

Gradualmente, empecé a preguntarme cuál podía ser mi sitio en aquella ciudad de la extraña meseta entre extraños picos. Contento al principio de contemplar el paisaje como una presencia incorpórea que todo lo observaba, deseé luego definir mi relación con ella, y hablar con los hombres graves que a diario discutían en las plazas. Me dije a mí mismo: “Esto no es un sueño; pues, ¿por qué medio puedo probar que es más real esa otra vida de las casas de piedra y ladrillo, al sur del siniestro pantano y del cementerio de la loma, donde cada noche la Estrella Polar atisba furtiva por mi ventana?”

Una noche, mientras escuchaba el discurso en la gran plaza de numerosas estatuas, experimenté un cambio, y noté que al fin tenía forma corporal. Pero no era un extraño en las calles de Olathoe, la ciudad de la meseta de Sarkia, situada entre los picos Noton y Kadiphonek. Era mi amigo Alos quien hablaba, y su discurso era grato a mi alma, ya que era el discurso del hombre sincero y del patriota. Esa noche tuve noticia de la caída de Daikos y del avance de los inutos, demonios achaparrados, amarillos y horribles que cinco años antes habían surgido del desconocido occidente para asolar los confines de nuestro reino y sitiar muchas de nuestras ciudades. Una vez tomadas las plazas fortificadas al pie de las montañas, su camino quedaba ahora expedito hacia la meseta, a menos que cada ciudadano resistiese con la fuerza de diez hombres. Pues las rechonchas criaturas eran poderosas en las artes de la guerra, y no conocían aquellos escrúpulos de honor que impedían a nuestros hombres altos y de ojos grises, habitantes de Lomar, emprender una conquista despiadada.

Mi amigo Alos mandaba todas las fuerzas de la meseta, y en él se cifraba la última esperanza de nuestro país. En este momento hablaba de los peligros que había que afrontar y exhortaba a los hombres de Olathoe, los más bravos de los lomarianos, a perpetuar la tradición de sus antepasados, quienes al verse obligados a abandonar Zobna y desplazarse hacia el sur ante el avance de los hielos (incluso nuestros descendientes tendrán que dejar un día las tierras de Lomar), barrieron gallarda y victoriosamente a los gnophkehs, caníbales velludos y de largos brazos que se oponían a su paso. Alos me había rechazado como guerrero, ya que era débil y propenso a extraños desmayos cuando me sometía a la fatiga y al esfuerzo. Pero mis ojos eran los más agudos de la ciudad, a pesar de las largas horas que yo dedicaba cada día al estudio de los manuscritos Pnakóticos y del saber de los Padres Zbanarianos; de modo que mi amigo, no queriendo condenarme a la inacción, me concedió el penúltimo deber en importancia: me envió a la atalaya de Thapnen para hacer allá de ojos de nuestro ejército. En caso de que los inutos intentasen conquistar la ciudadela por el estrecho paso que hay detrás del pico de Noth, y sorprender por allí a la guarnición, yo debía encender la señal de fuego que advertía a los soldados que aguardaban, y salvar la ciudad de su inmediata destrucción.

Subí solo a la torre, ya que los hombres fuertes eran todos necesarios abajo en los desfiladeros. Tenía el cerebro dolorosamente embotado por la excitación y el cansancio, ya que no había dormido desde hacía muchos días; pero mi resolución era firme, pues amaba mi tierra natal de Lomar, y la marmórea ciudad de Olathoe, situada entre los picos Noton y Kadiphonek.

Pero cuando estaba en la cámara más alta de la torre, percibí la luna roja, siniestra, menguante, cornuda, temblando entre los vapores que flotaban sobre el lejano valle de Banof. Y a través de su abertura del techo brilló la pálida Estrella Polar, parpadeando como si estuviera viva, y mirando furtiva como un demonio de tentación. Creo que su espíritu me susurró consejos malvados, sumiéndome en traidora somnolencia con una rítmica y condenable promesa que repetía una y otra vez:

“Duerme, vigía, hasta que las esferas giren veintiséis mil años Y yo regrese al lugar donde ahora ardo. Después, otros astros surgirán En el eje de los cielos astros que sosieguen, astros que bendigan Sólo cuando mi órbita concluya turbará el pasado tu puerta”.

En vano traté de vencer mi somnolencia, intentando relacionar estas extrañas palabras con alguno de los saberes celestes que yo había aprendido en los manuscritos Pnakóticos. Mi cabeza, pesada y vacilante, se dobló sobre mi pecho; y cuando volví a mirar, fue en un sueño, y la Estrella Polar sonreía burlonamente a través de una ventana, por encima de los horribles y agitados árboles de un pantano soñado. Y aún continúo soñando.

En mi vergüenza y desesperación, grito a veces frenéticamente, suplicando a las criaturas soñadas de mi alrededor que me despierten, no vaya a ser que los inutos suban furtivamente por detrás del pico de Noton y tomen la ciudadela por sorpresa; pero estas criaturas son demonios: se ríen de mí y me dicen que no sueño. Se burlan mientras duermo; entretanto, puede que los enemigos achaparrados y amarillos se estén acercando a nosotros con sigilo. He faltado a mi deber y he traicionado a la marmórea ciudad de Olathoe. He sido desleal a Alos, mi amigo y capitán. Sin embargo, estas sombras de mis sueños se burlan de mí. Dicen que no existe ninguna tierra de Lomar, salvo en mis nocturnos desvaríos; que en esas regiones donde la Estrella Polar brilla en lo alto, y donde el rojo Aldebarán se arrastra lentamente por el horizonte, no ha habido otra cosa que hielo y nieve durante milenios, ni otros hombres que esas criaturas rechonchas y amarillas, marchitas por el frío, que se llaman “esquimales”.

Y mientras escribo en mi culpable agonía, frenético por salvar a la ciudad cuyo peligro aumenta a cada instante, y lucho en vano por liberarme de esta pesadilla en la que parece que estoy en una casa de piedra y de ladrillos, al sur de un siniestro pantano y un cementerio en lo alto de una loma, la Estrella Polar, perversa y monstruosa, mora desde la negra bóveda y parpadea horriblemente como un ojo insensato que pugna por transmitir algún mensaje; aunque no recuerda nada, salvo que un día tuvo un mensaje que transmitir.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 3, 2020


 

LO MÁS VISTO DE LA SEMANA ♣ Agosto 2, 2020

Share

Las noticias más leídas en PrisioneroEnArgentina.com. Las más comentadas, las más polémicas. De que está la gente hablando…

REINICIO Julio 27, 2020 00.00 HORAS 
HORA DE CONTROL Agosto 2, 2020 23.23 HORAS

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 2, 2020


 

RAMÓN DE MARCHI, CON COVID 19, EN MANOS DE JUECES ASESINOS

Share

  Por CLAUDIO KUSSMAN

 

UN ENSAÑAMIENTO JUDICIAL Y PENITENCIARIO SIN FIN

Anoche a las 22 horas un equipo de penitenciarios con vestimenta de aislamiento sanitario, se hizo presente en el Pabellón 4 de la Unidad Penitenciaria 31. Se confirmaba lo peor, al Teniente Primero RAMÓN DE MARCHI de 71 años de edad, de acuerdo a los lentos estudios realizados días atrás, estaba afectado por   el Covid 19. En una conversación sostenida en horas de la mañana, él mismo decía convencido que todas las dolencias y síntomas que presentaba eran debido a esta pandemia. Como en el caso de Etchecolatz, sin que él lo supiera grabamos la misma y como se escuchará allí, surge la desatención, el abandono y la carnicería que se está llevando a cabo con los adultos mayores imputados por los bien o mal llamados delitos de lesa humanidad.

Kussman
DeMarchi

¿Dónde carajo está el aislamiento, si el que lo tuvo que asistir, como un enfermero todo el tiempo fue MIGUEL ETCHECOLATZ de 91 años de edad y quien seguramente también a estas horas, debe tener la enfermedad? El Servicio Penitenciario Federal no sigue protocolo de aislamiento alguno  como se debe hacer apenas se presentan los primeros malestares, así no sea Coronavirus. A todo esto, viles malparidos  “humanos” con títulos de jueces en un ensañamiento sin fin, sostienen que estos septuagenarios, octogenarios y nonagenarios están bien protegidos y debidamente atendidos en el penal que los aloja. Cada uno de ellos son ni más ni menos que cobardes asesinos, resguardados por la indiferencia generalizada existente y por la complicidad de funcionarios gubernamentales, políticos, medios de comunicación y la misma iglesia católica, que mira para otro lado. Malditos sean todos ellos.

 

Claudio Kussman

Comisario Mayor (R) 

Policía Pcia. Buenos Aires

Agosto 02, 2020

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

 “Una vida sin homicidios es para mí como una vida sin alimentos para ustedes”

Aleksandr Pichushkin (asesino serial  – 1974-     )

 

CONSTITUIDA EN HORAS DE LA MAÑANA DE HOY DOMINGO, LA ESPOSA DE RAMÓN DE MARCHI, EN EL HOSPITAL MUÑIZ DONDE ESTÁ INTERNADO, LE NOTIFICARON QUE RECIÉN MAÑANA AL MEDIODÍA LE PODRÁN DAR UN PANORAMA MÉDICO. PARA ELLA LA AGONÍA CONTINÚA.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 2, 2020


 

¿Realmente perdió Estados Unidos la Guerra de Vietnam?

Share

La opinión convencional sigue siendo que Estados Unidos perdió la Guerra de Vietnam porque el oponente, Vietnam del Norte, conquistó el lado que EE.UU. respaldaba, Vietnam del Sur, que se rindió en abril de 1975. Aunque el Vietnam del Norte y el Viet Cong sufrieron enormes bajas, más de un millón de muertos, por heridas, enfermedades y desnutrición, los comunistas finalmente prevalecieron.

Otros argumentan que Estados Unidos no perdió la guerra porque todas las fuerzas de combate estadounidenses habían salido de Vietnam del Sur a principios de 1973, más de dos años antes de la victoria final de Vietnam del Norte. Desde este punto de vista, la guerra fue un fracaso político: Estados Unidos no había logrado mantener a Vietnam del Sur independiente y libre de counismo, pero no había sido una derrota para el propio ejército estadounidense.

Un tercer argumento sostiene que Estados Unidos nunca fue derrotado en Vietnam porque nunca fue “su” guerra. 

Se desplegaron fuerzas estadounidenses en Vietnam del Sur para ayudar a esa nación a defender su integridad territorial y política, no para conquistar Vietnam del Norte. A pesar del compromiso masivo de las fuerzas y recursos estadounidenses, la Guerra de Vietnam fue una guerra civil entre el Norte y el Sur, comunista y no comunista, en la que los vietnamitas de ambos lados fueron los que más lucharon y murieron. Según este razonamiento, Estados Unidos intentó balancear la balanza a favor del Sur, pero nunca estuvo en condiciones de decidir el destino final de Vietnam.

Otros sostienen que Estados Unidos podría haber logrado una victoria militar tradicional si las tropas no se hubieran visto obligadas a luchar “con una mano atada a la espalda” debido al temor de Washington de que medidas más fuertes hubieran provocado un conflicto directo con China y la Unión Soviética. , los dos principales patrocinadores del enemigo. Argumentan que sería engañoso decir que Estados Unidos perdió una guerra que nunca se comprometió realmente a ganar.

Por último, se podría argumentar que Estados Unidos no perdió la Guerra de Vietnam porque la única “guerra” que realmente amenazó al país fue la Guerra Fría. La Guerra de Vietnam fue una batalla dentro de una Guerra Fría más grande, junto con la Guerra de Corea, los enfrentamientos en Berlín, la Crisis de los misiles cubanos y otros enfrentamientos entre los Estados Unidos y sus principales rivales comunistas, la Unión Soviética y China. Según esa perspectiva, Estados Unidos libró una guerra sangrienta pero en última instancia no concluyente en el sudeste asiático antes de prevalecer con el colapso de la Unión Soviética en 1991.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 2, 2020


 

El Aliado de los Animales

Share

Atravesar una pequeña claraboya en un salón de Manhattan para terminar una pelea de perros en diciembre de 1866 fue solo una de las hazañas más memorables de Henry Bergh como un pionero provocador de los derechos de los animales. “La figura de Bergh era, por supuesto, muy familiar sobre la ciudad. Su apariencia era sorprendente ”, informó un periódico. “Su rostro era largo y delgado, muy parecido a la imagen de Don Quijote, con ojos hundidos y pómulos prominentes. Su atuendo siempre estaba impecablemente limpio. Hijo de un constructor naval, Bergh creció con riqueza. Llegó a su causa en la mediana edad después de fracasar como dramaturgo. Ser un neoyorquino mundano que se alimentaba de carne, sin mascotas, ni niños no lo disuadió de hacer campaña contra la crueldad hacia los animales, una cruzada que ayudó también a crear la primera organización estadounidense de protección infantil.

Otros habían precedido a Henry Bergh en activismo animal. En la época colonial, los puritanos prohibieron la crueldad a las bestias, hasta el punto de asignar a veces una agencia de criaturas individuales, como cuando las comunidades juzgan a los animales, enjuiciando a un cerdo que se había vuelto loco en una ciudad o gorriones que habían comido semillas. La primera ley estatal de la República que protegía a los animales, un estatuto de Nueva York de 1828, estableció un patrón, enfatizando las salvaguardas de los animales como propiedad. Bergh tomó un camino diferente, fundando un movimiento para proteger a los animales de la crueldad basado en un imperativo moral para evitarles el sufrimiento. Viajando por España se había sentido particularmente disgustado por las corridas de toros. En Rusia, donde se desempeñó brevemente como diplomático durante la Guerra Civil, el maltrato de los caballos lo angustió. De camino a Estados Unidos después de su gira en Rusia, se detuvo en Londres, donde se reunió con el presidente de la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals, una organización establecida en 1824.

Bergh reanudó la vida en Nueva York. En abril de 1866, reclutó a amigos y notables de la comunidad para unirse a él en el establecimiento de la Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales, cuya “Declaración de los Derechos de los Animales” escribió. La legislatura de Nueva York otorgó al grupo una carta; los miembros incluyeron compañeros como J.J. Astor, Peter Cooper, John Van Buren, Hamilton Fish y otros. En un año, los legisladores de Nueva York aprobaron una ley expansiva que aborda el maltrato, incluido el abandono, la mutilación y la inanición, no solo de los animales de trabajo, sino de todas las criaturas vivas cautivas.

Los agentes de ASPCA fueron sustituidos por arrestar a los infractores, y Bergh era conocido personalmente por interrumpir una paliza que se le daba a un caballo enfermo o discapacitado, y por volver su ira contra el conductor. No faltaron ocasiones para la intervención policial. A mediados de 1800, la ciudad de Nueva York, los caballos superaban en número a los residentes, y bajo tensión urbana, los lazos que habían forzado la bondad hacia los animales en las zonas rurales de América perdieron su dominio. Además de luchar contra el abuso generalizado de caballos por parte de los operadores de tranvías, Bergh también luchó por métodos humanos de sacrificio de ganado y cerdos. Acosaba a los empresarios de las peleas de perros y gallos, que aunque prohibidas aún prevalecían. Llamó la atención pública sobre la crueldad innecesaria infligida a los animales mercantilizados, desde tortugas hasta pollos y terneros, que fueron enviados vivos al mercado. Él ideó una via por la cual transportaba caballos discapacitados. Convenció a los funcionarios de la ciudad de Nueva York para que instalen fuentes y bebederos para caballos.

Los epítetos que llovieron los comentaristas sobre Bergh iban desde “Ángel con sombrero de copa” hasta “El gran entrometido” y “Un asno que necesita cortar las orejas”. Él conocía su lugar. “Mi práctica y recomendación”, le dijo a un colega de Filadelfia, “es seguir agitando; y seguir continuamente en los periódicos con nuestra causa “.

Al principio, Bergh se enredó con P.T. Barnum, retando al showman circense por la crueldad que sus actuaciones infligieron a los animales. Finalmente los dos se hicieron amigos; Barnum le aconsejó a Bergh que mejorara su perfil social. Bergh también fue un agitador por la seguridad alimentaria, ayudando a avergonzar y enjuiciar a los vendedores de leche contaminada de vacas débiles y enfermas mantenidas en condiciones horribles y alimentadas no con granos y pasto, sino con desechos de granos usados ​​de las destilerías.

A pesar de su robusto activismo (tenía 53 años cuando atravesó el tragaluz del salón), Bergh era la antítesis del cálido y difuso benefactor. “No poseía caballos, ni perros. Era un hombre sano y de vida limpia, cuyo perfecto autocontrol mostraba nervios constantes que no se encogían asquerosamente ante la vista del dolor físico “, escribió un biógrafo en 1902.”Su frialdad era su armadura, y su protección era muy necesaria. El ardor de Bergh, sin embargo, coincidía con sus antecedentes. Se decía que su padre rico había pagado a los trabajadores blancos y negros el mismo salario, y el hijo había apoyado el fin de la esclavitud. El establecimiento formal de los derechos civiles de los negros, elevándolos del estatus de sub-humanos que la esclavitud les había asignado, puede haber disparado su pasión por el bienestar de las criaturas. El auge de la América industrial de la posguerra despertó en él preocupaciones sobre el trato de los animales en el comercio”

En 1874, una trabajadora social metodista en el centro de Manhattan alertó a Bergh de una “criatura / animal” indefensa que, según ella, estaba siendo maltratada. Bergh prometió ayudar, con lo cual su informante identificó a la “criatura” como una niña de la que había oído hablar en el edificio donde vivía. El trabajador del caso había llevado el asunto a la policía y a un abogado; en ninguno de los dos campos encontró ninguna disposición para ayudar. El abogado de Bergh, Elbridge Gerry, obtuvo el testimonio de la niña y sus vecinos. “El niño es un animal”, dijo Bergh a los funcionarios. “Si no hay justicia para él como ser humano, al menos tendrá los derechos del animal en la calle”. Las autoridades de la ciudad sacaron a la niña de las instalaciones y procesaron al tutor abusivo, que fue a prisión. Al año siguiente, Bergh y Gerry formaron la New York Society for the Prevention of Cruelty to Children, la primera agencia de protección infantil del mundo. Bergh amplió su mensaje más allá de Nueva York en giras de conferencias, y para ampliar la membresía y el poder de la ASPCA, invitó a las mujeres a la sociedad.

Viviendo su lema: “Misericordia con los animales significa misericordia con la humanidad”. Bergh presionó su causa sin ceder. “Día tras día … estoy en mataderos, o al acecho a la medianoche con un escuadrón de policías cerca de un ring para perros; a través de los mercados sucios y sobre los muelles podridos ”, escribió Bergh “En las calles atestadas y peligrosas; levantar un caballo caído y quizás enviar al conductor ante un magistrado; edificio penetrante, oscuro y poco saludable donde inspecciono los collares y las sillas de montar en busca de carne cruda; luego dando conferencias en escuelas públicas a niños, y nuevamente a sociedades adultas. Así, toda mi vida la paso “.

Tras la muerte de Henry Bergh en 1888, el poeta Henry Wadsworth Longfellow, en un elogio, citó un poema suyo de 1872 sobre el hombre: “El hombre que honro y venero / Quien sin favor, sin miedo, en la gran ciudad se atreve a ponerse de pie / El amigo de toda bestia sin amigos …

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 2, 2020


 

Pesca depredadora de China en las Galápagos

Share

  Por Michael R. Pompeo, Secretario de Estado de los Estados Unidos de América

La República Popular de China subsidia la flota pesquera comercial más grande del mundo, que viola rutinariamente los derechos soberanos y la jurisdicción de los estados costeros, pesca sin permiso y sobrepesca violando los acuerdos de licencia. Dado este desafortunado historial de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, incumplimiento de normas y degradación ambiental intencional, es más importante que nunca que la comunidad internacional defienda el estado de derecho e insista en una mejor gestión ambiental de Beijing.

El gobierno ecuatoriano ha hecho precisamente eso al dar la alarma sobre los cientos de barcos con bandera de la RPC que pescan cerca de la importante reserva marina de Galápagos en Ecuador y cosechan tiburones en peligro de extinción para mutilar sus aletas, junto con muchas otras especies protegidas. Apoyamos firmemente los esfuerzos de Ecuador para garantizar que las embarcaciones con bandera de la RPC no participen en la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada y apoyen a los Estados cuyas economías y recursos naturales están amenazados por el desprecio de las embarcaciones con bandera de la RPC por el estado de derecho y las prácticas de pesca responsables.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 2, 2020


 

COVID 19, OTRO PRISIONERO ADULTO MAYOR, FALLECIDO

Share

 

¡AL ENEMIGO NI JUSTICIA!

En horas de la mañana del día de ayer, falleció el tercer adulto mayor en prisión, como consecuencia de la pandemia del Coronavirus. En este caso se trata de CARLOS RAMÓN VELAZCO, suboficial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Detenido en noviembre del año pasado por disposición del juez ERNESTO KREPLAC, este le otorgó el arresto domiciliario en el mes de marzo del corriente año. Días después le fue revocado dicho beneficio, siendo alojado en la Unidad Penitenciaria 34 de Campo de Mayo.  Con diferentes  malestares, había sido internado en el Hospital San Miguel, donde lamentablemente finalizó su existencia como consecuencia del Covid 19.  

Con JUAN DOMINGO SALERNO Y EDEBERTO GONZÁLEZ DE LA VEGA, ya son 3 las víctimas de este mal, que  aún perteneciendo a un grupo de alto riesgo, viles togados federales les niegan el arresto domiciliario, que sí otorgan a  peligrosos delincuentes comunes y a los denominados presos “Vip”, debido a sus relaciones políticas. Estos jueces, siempre consideraron que los septuagenarios, octogenarios y nonagenarios, en un penal, estaban a “buen resguardo” de la enfermedad e inclusive más seguros que en su domicilio. Por supuesto las organizaciones radicalizadas de derechos humanos insistieron que los mismos, se aprovechaban del virus para lograr impunidad, ya que se trataba de un grupo con “capacidad de lobby”. Así los influenciables miembros del poder judicial, aplicando “la política de estado” para con los imputados de los bien o mal llamados delitos de lesa humanidad, ejercen a pleno la fórmula  de: “al enemigo ni justicia.

www.prisioneroenargentina.com


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 1, 2020


 

Los tiburones del USS Indianapolis

Share

El USS Indianapolis había entregado los componentes cruciales de la primera bomba atómica operativa a una base naval en la isla de Tinian en el Pacífico. El 6 de agosto de 1945, el arma caería en Hiroshima. Pero ahora, el 28 de julio, Indianápolis partió de Guam, sin escolta, para encontrarse con el acorazado USS Idaho en el Golfo de Leyte en Filipinas y prepararse para una invasión de Japón.

El día siguiente fue tranquilo, con Indianapolis haciendo unos 17 nudos a través de olas de cinco o seis pies en un Pacífico aparentemente interminable. Mientras el sol se ponía sobre el barco, los marineros jugaban a las cartas y leían libros; algunos dialogaban con el sacerdote del barco, el padre Thomas Conway.

Pero poco después de la medianoche, un torpedo japonés golpeó al Indianápolis en la proa de estribor, arrojó casi 65 pies de la proa del barco fuera del agua y encendió un tanque que contenía 3.500 galones de combustible de aviación formando una columna de fuego disparada varios cientos de pies en el cielo . Luego, otro torpedo del mismo submarino golpeó más cerca del centro, impactó tanques de combustible y cargadores de pólvora y desarrolló una reacción en cadena de explosiones que efectivamente desgarró al Indianápolis en dos. Aún viajando a 17 nudos, Indianápolis comenzó a tomar grandes cantidades de agua; el barco se hundió en solo 12 minutos. De los 1.196 hombres a bordo, 900 llegaron vivos al agua. Su terrible experiencia, se considera el peor ataque de tiburones de la historia, apenas comenzaba.

Cuando salió el sol el 30 de julio, los sobrevivientes se mecieron en el agua. Las balsas salvavidas eran escasas. Los vivos buscaron a los muertos que flotaban en el agua y se apropiaron de sus chalecos salvavidas para los sobrevivientes que no tenían ninguno. Con la esperanza de mantener una cierta apariencia de orden, los sobrevivientes comenzaron a formar grupos, algunos pequeños, algunos más de 300, en aguas abiertas. Muy pronto estarían evitando y lidiando con la exposición al sol, la sed y los tiburones.

Los animales fueron atraídos por el sonido de las explosiones, el hundimiento del barco y el chapuceo de los sobrevientes en el agua. Aunque muchas especies de tiburones viven en aguas abiertas, ninguna se considera tan agresiva como la punta blanca oceánica (Carcharhinus longimanus) o Tiburón Loco. Los informes de los sobrevivientes de Indianápolis indican que los tiburones tienden a atacar a víctimas vivas cerca de la superficie, lo que lleva a los historiadores a creer que la mayoría de las causas relacionadas con los tiburones de puntas blancas oceánicas.

La primera noche, los tiburones se centraron en los muertos flotantes. Pero las luchas de los sobrevivientes en el agua solo atrajeron a más y más tiburones, que podían sentir sus movimientos a través de una característica biológica conocida como línea lateral: receptores a lo largo de sus cuerpos que captan cambios en la presión y el movimiento desde cientos de metros de distancia. Cuando los tiburones volvieron su atención hacia los vivos, especialmente los heridos y los sangrantes, los marineros intentaron ponerse en cuarentena lejos de cualquier persona con una herida abierta, y cuando alguien moría, empujaban el cuerpo, con la esperanza de sacrificar el cadáver a cambio de un respiro de la mandíbula de un tiburón. Muchos sobrevivientes quedaron paralizados por el miedo, incapaces incluso de comer o beber de las escasas raciones que habían salvado de su barco. Un grupo de sobrevivientes cometió el error de abrir una lata de spam, pero antes de que pudieran probarlo, el aroma de la carne atrajo a un enjambre de tiburones a su alrededor. Se deshicieron de sus raciones de carne en lugar de arriesgarse a ser victimas de un segundo enjambre.

Los tiburones se alimentaron durante días, sin signos de rescate para los hombres. La inteligencia de la Armada había interceptado un mensaje del submarino japonés que había torpedeado el Indianápolis describiendo cómo había hundido un buque de guerra estadounidense a lo largo de la ruta de Indianápolis, pero el mensaje fue descartado como un truco para atraer a los botes de rescate estadounidenses a una emboscada. Mientras tanto, los sobrevivientes de Indianápolis aprendieron que tenían las mejores probabilidades en un grupo, e idealmente en el centro del grupo. Los hombres en los márgenes o, peor aún, solos, eran los más susceptibles a los tiburones.

A medida que pasaban los días, muchos sobrevivientes sucumbieron al calor y la sed, o sufrieron alucinaciones que los obligaron a beber el agua de mar a su alrededor, una sentencia de muerte por envenenamiento por sal. Aquellos que apagaran su sed se hundirían en la locura, haciendo espuma en la boca mientras sus lenguas y labios se hinchaban. A menudo la sed, el sol y las ampollas se convirtieron en una amenaza tan grande para los sobrevivientes como los tiburones que daban vueltas debajo; muchos arrastraron a sus camaradas bajo el agua cuando murieron.

Después de las 11:00 a.m. de su cuarto día en el agua, un avión de la Armada que sobrevolaba a los sobrevivientes de Indianápolis y pidió ayuda por radio. En cuestión de horas, otro hidroavión, tripulado por el teniente Adrian Marks, regresó a la escena y arrojó balsas y suministros de supervivencia. Cuando Marks vio hombres atacados por tiburones, desobedeció las órdenes y aterrizó en las aguas infestadas, y luego comenzó a rodar su avión para ayudar a los heridos y rezagados, que corrían el mayor riesgo. Poco después de la medianoche, el USS Doyle llegó a la escena y ayudó a sacar a los últimos sobrevivientes del agua. Del equipo original de 1.196 hombres de Indianápolis, solo quedaban 317. Las estimaciones del número de personas que murieron a causa de los ataques de tiburones llegan hasta casi 150. Es imposible estar seguro. Pero de cualquier manera, la terrible experiencia de los sobrevivientes de Indianápolis sigue siendo el peor desastre marítimo en la historia naval de los EE. UU.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 2, 2020


 

¿Fueron hackeadas las computadoras del Vaticano?

Share

Las oficinas que albergan el sistema de red de computadoras del Vaticano fueron una de las pocas a las que se les permitió contar con un personal mínimo durante la pandemia para garantizar que la obra de Dios, por así decirlo, continuara sin restricciones.

Pero un grupo de hackers “apoyado por el gobierno chino” atacó y se infiltró en la red del Vaticano entre mayo y julio, de acuerdo con la firma de ciberseguridad estadounidense Recorded Future.

Herrera Corona
Bergoglio
Parolin

El reporte menciona que estos piratas se inmiscuyeron en la red en un momento en el que el Vaticano y Beijing estaban buscando extender un acuerdo para el proceso de nombrar obispos católicos en China. Ese acuerdo provisional, firmado en 2018, tenía como objetivo mejorar una brecha de décadas entre la Santa Sede y China y eliminar un sistema en el que algunos obispos chinos prometen lealtad a su nación y no al papa.

La empresa de seguridad cibernética, Recorded Future, atribuyó el ataque chino a un grupo patrocinado por el estado llamado RedDelta. En su reporte menciona que accedieron a la información oficial en mayo y continuaron su accionar el 21 de julio.

“La sospecha de intrusión en el Vaticano ofrecería a RedDelta una visión de la posición negociadora de la Santa Sede antes de la renovación del acuerdo en septiembre de 2020“, dijo la firma, que publicó un informe el martes sobre sus hallazgos.

Según los informes, los ataques estuvieron dirigidos a la diócesis de la Iglesia y a un funcionario del Vaticano en Hong Kong, monseñor Javier Corona Herrera. Él recibió una carta digitalizada con el membrete oficial del Vaticano de parte del cardenal de alto rango Pietro Parolin en el que, se menciona, hubo un malware para acceder a suss conversaciones y averiguar la postura del Vaticano sobre las protestas en Hong Kong y la nueva ley de seguridad china.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 2, 2020


 

El mar cambia

Share

  Por Ernest Hemingway 

-Está bien -dijo el hombre-. ¿Qué decidiste?

-No -dijo la muchacha-. No puedo.

-¿Querrás decir que no quieres?

-No puedo. Eso es lo que quiero decir.

-No quieres.

-Bueno -dijo ella-. Arregla las cosas como quieras.

-No arreglo las cosas como quiero, pero, ¡por Dios que me gustaría hacerlo!

-Lo hiciste durante mucho tiempo.

Era temprano y no había nadie en el café con excepción del cantinero y los dos jóvenes que se hallaban sentados en una mesa del rincón. Terminaba el verano y los dos estaban tostados por el sol, de modo que parecían fuera de lugar en París. La joven llevaba un vestido escocés de lana; su cutis era de un moreno suave; sus cabellos rubios y cortos crecían dejando al descubierto una hermosa frente. El hombre la miraba.

-¡La voy a matar! -dijo él.

-Por favor, no lo hagas -dijo ella. Tenía bellas manos y el hombre las miraba. Eran delgadas, morenas y muy hermosas.

-Lo voy a hacer. ¡Te juro por Dios que lo voy a hacer!

-No te va a hacer feliz.

-¿No podías haber caído en otra cosa? ¿No te podrías haber metido en un lío de otra naturaleza?

-Parece que no -dijo la joven-. ¿Qué vas a hacer ahora?

-Ya te lo he dicho.

-No; quiero decir, ¿qué vas a hacer, realmente?

-No sé -dijo él-. Ella lo miró y alargó una mano-. ¡Pobre Phil! -dijo.

El hombre le miró las manos, pero no las tocó.

-No, gracias -declaró.

-¿No te hace ningún bien saber que lo lamento?

-No.

-¿Ni decirte cómo?

-Prefiero no saberlo.

-Te quiera mucho.

-Sí; y esto lo prueba.

-Lo siento -dijo ella-; si no lo entiendes …

-Lo entiendo. Eso es lo malo. Lo entiendo.

-¿Sí? -preguntó ella-. ¿Y eso lo hace peor?

-Es claro -la miró-. Lo entenderé siempre. Todos los días y todas las noches. Especialmente por la noche. Lo entenderé. No tienes necesidad de preocuparte.

-Lo siento…

-Si fuera un hombre…

-No digas eso. No podría ser un hombre. Tú lo sabes. ¿No tienes confianza en mí?

-¡Confiar en ti! Es gracioso. ¡Confiar en ti! Es realmente gracioso.

-Lo lamento. Parece que eso es todo lo que pudiera decir. Pero cuando nos entendemos, no vale la pena pretender que hacemos lo contrario.

-No, supongo que no.

-Volveré, si quieres.

-No; no quiero.

Después no dijeron nada por un largo rato.

-¿No crees que te quiero, no es cierto? -preguntó la joven.

-No hablemos de tonterías.

-Realmente, ¿no crees que te quiero?

-¿Por qué no lo pruebas?

-Haces mal en hablar así. Nunca me pediste que probara nada. No eres cortés.

-Eres una mujer extraña.

-Tú no. Eres un hombre magnífico y me destroza el corazón irme y dejarte…

-Tienes que hacerlo, :por supuesto.

-Sí -dijo ella-. Tengo que hacerlo, y tú lo sabes.

Él no dijo nada. Ella lo miró y extendió la mano nuevamente. El cantinero se hallaba en el extremo opuesto del café. Tenía el rostro blanco y también era blanca su chaqueta. Conocía a los dos y pensaba que formaban una hermosa pareja. Había visto romper a muchas parejas y formarse nuevas parejas, que no eran ya tan hermosas. Pero no estaba pensando en eso, sino en un caballo. Un cuarto de hora más tarde podría enviar a alguien enfrente para saber si el caballo había ganado.

-¿No puedes ser bueno conmigo y dejarme ir? -preguntó la joven.

-¿Qué crees que voy a hacer?

Entraron dos personas y se dirigieron al mostrador.

-Sí, señor -dijo el cantinero y atendió a los clientes.

-¿Puedes perdonarme? ¿Cuándo lo supiste? -preguntó la muchacha.

-No.

-¿No crees que las cosas que tuvimos y que hicimos pueden influir en nuestra comprensión?

-“El vicio es un monstruo de tan horrible semblante -dijo el joven con amargura- que… -no podía recordar las palabras-. No puedo recordar la frase -dijo.

-No digamos vicio. Eso no es muy cortés.

-Perversión -dijo él.

-¡James! -uno de los clientes se dirigió al cantinero-. Estás :muy bien.

-También usted está muy bien, señor -replicó al cantinero.

-¡Viejo James! -dijo el otro cliente-. Estás un poco más gordo.

-Es terrible la manera como uno se pone -contestó el cantinero.

-No dejes de poner el coñac, James -advirtió el primer cliente.

-No. Confíe usted en mí.

Los dos que se hallaban en el bar miraron a los que se encontraban en la mesa y después volvieron a mirar al cantinero. Por la posición en que se encontraban les resultaba más cómodo mirar al encargado del bar.

-Creo que sería mejor que no emplearas palabras como esa -dijo la muchacha-. No hay ninguna necesidad de decirlas.

-¿Cómo quieres que lo llame?

-No tienes necesidad de ponerle nombre.

-Así se llama.

-No -dijo ella-. Estamos hechos de toda clase de cosas. Debieras saberlo. Tú usaste muchas veces esa frase.

-No tienes necesidad de decirlo ahora.

-Lo digo porque así te lo vas a explicar mejor.

-Está bien -dijo él-. ¡Está bien!

-Dices que eso está muy mal. Lo sé; está muy mal. Pero volveré. Te he dicho que volveré. Y volveré en seguida.

-No; no lo harás.

-Volveré.

-No lo harás. A mí, por lo menos.

-Ya lo verás.

-Sí -dijo él-. Eso es lo infernal, que probablemente quieras volver.

-Por supuesto que lo voy a hacer.

-Ándate, entonces.

-¿Lo dices en serio? -no podía creerle, pero su voz sonaba feliz.

-¡Ándate! -dijo el hombre. Su voz le sonaba extraña. Estaba mirándola. Miraba la forma de su boca, la curva de sus mejillas y sus pómulos; sus ojos y la manera cómo crecía el cabello sobre su frente. Luego el borde de las orejas, que se veían bajo el pelo y el cuello.

-¿En serio? ¡Oh! ¡Eres bueno! ¡Eres demasiado bueno conmigo!

-Y cuando vuelvas me lo cuentas todo -su voz le sonaba muy extraña. No la reconocía. Ella lo miró rápidamente. Él se había decidido.

-¿Quieres que me vaya? -preguntó ella con seriedad.

-Sí -dijo él duramente-. En seguida. -Su voz no era la misma. Tenía la boca muy seca-. Ahora -dijo.

Ella se levantó y salió de prisa. No se volvió para mirarlo. Él no era el mismo hombre que antes de decirle que se fuera. Se levantó de la mesa, tomó los dos boletos de consumición y se dirigió al mostrador.

-Soy un hombre distinto, James -dijo al cantinero-. Ves en mí a un hombre completamente distinto

-Sí, señor -dijo James.

-El vicio -dijo el joven tostado- es algo muy extraño, James. -Miró hacia afuera. La vio alejarse por la calle. Al mirarse al espejo vio que realmente era un hombre distinto. Los otros dos que se hallaban acodados en el mostrador del bar se hicieron a un lado para dejarle sitio.

-Tiene usted mucha razón, señor -declaró Jame,.

Los otros dos se separaron un poco más de él, para que se sintiera cómodo. El joven se vio en el espejo que se hallaba detrás del mostrador.

-He dicho que soy un hombre distinto, James -dijo. Y al mirarse al espejo vio que era completamente cierto.

-Tiene usted muy buen aspecto, señor -dijo James-. Debe haber pasado un verano magnífico.


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 2, 2020

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com