LAS NACIONES UNIDAS ACONSEJAN REABRIR EL PODER JUDICIAL

Share

  por Juan José Guaresti (nieto)

Nos hemos presentado ante la Corte Suprema de Justicia por tercera vez (las otras dos el 5 y 19 de junio respectivamente) para que se deje sin efecto la acordada Nª 6/2020 por la cual, violando la Constitución Nacional y el Derecho Internacional, la Corte Suprema ha prestado conformidad al Decreto 297/2020 del Poder Ejecutivo. Este decreto ha dejado prácticamente sin funcionamiento al Poder Judicial de la Nación y ha perjudicado gravemente a la Argentina en el orden internacional. Somos el único país del mundo que a raíz del coronavirus clausuró virtualmente el Poder Judicial. El texto aludido abarca, sustancialmente, los siguientes puntos:

El  incumplimiento habitual de los compromisos financieros contraídos hiere nuestra imagen internacional.

No cumplir con el pago de nuestras deudas tiene un costo sumamente elevado, porque el arreglo final no implica cancelar su monto, sino postergar el pago para años venideros sin que surjan de la negociación ventajas en términos de prestigio financiero, ulteriores transacciones comerciales o inversiones que permitan pagar lo adeudado con lo producido. Se entregan a los acreedores títulos con intereses superiores a los que pagan en mercados internacionales los países limítrofes, que sí gozan de crédito. Estos, por lo tanto, abonan intereses mucho más bajos, al igual que los países europeos o asiáticos como Japón, Taiwán o China. A la Argentina, por el contrario, le presta un sector del mercado que siempre saca partido de nuestros incumplimientos: Terminamos  pagando mas que aquellos que  cumplen religiosamente sus compromisos. Por  eso  nos  siguen prestando  a un costo inmenso para nuestro pueblo.

Difícil ingreso a las Naciones Unidas e incumplimiento de una disposición fundamental

El 4 de junio de 1943 un grupo militar de clara inclinación fascista depuso al gobierno conservador y neutral del Dr. Castillo y lo sustituyó por un gobierno que tenía grandes relaciones con algunos sectores nacionalsocialistas  alemanes. En la conferencia de Yalta de 1945, que decidió los destinos del mundo de la postguerra, Stalin tuvo una tremenda discusión con Winston Churchill porque consideraba que la Argentina debía ser castigada por haber colaborado con el nazismo y que, por lo tanto, debía figurar en el bando de los vencidos. El líder inglés defendió denodadamente a nuestra Patria, su “amiga” —así la había llamado en un importante discurso—. Lamentablemente, el problema no terminó allí. En la conferencia de Chapultepec, antesala de la que iba a llevarse a cabo en San Francisco y que decidiría la creación de las Naciones Unidas, el Ministro de Relaciones Exteriores soviético, , pronunció un terrible discurso contra la Argentina y exigió que no se le permitiera ingresar a las naciones unidas  invocando que había estado en el bando nazi. Sin perjuicio de las relaciones nefastas a las que hemos aludido, durante la guerra la Argentina permaneció neutral y obtuvo importantes beneficios del comercio con ambos bandos.

En la Asamblea General, y luego de una negociación dificilísima en la que contamos con el apoyo de todas las naciones latinoamericanas. Estados Unidos y el Reino Unido, por  su parte, le otorgaron a la Unión Soviética dos votos adicionales que permitieron el ingreso de Bielorrusia y Ucrania a cambio de la inclusión de nuestra Patria. Debe resaltarse que, con ese ingreso, quedamos comprometidos a no elegir la vía de la guerra para resolver reclamos territoriales.

Años más tarde, luego de la ocupación por la fuerza de las Islas Malvinas, no acatamos la obligación impuesta por las normas internacionales ni obedecimos al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que exigió la retirada de tropas conforme lo pactado. El gobierno argentino, en cambio, siguió adelante con el conflicto armado: olvidó que habíamos ingresado a las Naciones Unidas gracias a la gestión de las dos grandes potencias involucradas y de todas las que integraban la OTAN. Si se hubiera cumplido con lo pactado, hoy tendríamos en nuestras manos sin tacha alguna una Resolución emitida en la época del Dr. Illia que establecía que aquel conflicto debía resolverse mediante negociaciones entre las partesEstaríamos en muchas mejores condiciones ante la opinión pública internacional.

El Poder Ejecutivo ha clausurado sustancialmente la división de los poderes del gobierno lo que destroza nuestro orden institucional e internacionalmente nos hace un daño inmenso.

El pasado 19 de marzo se produjo un decretazo relacionado con el Decreto 297/2020, por cuyo artículo 2º se obliga a las personas a permanecer en su residencia habitual sin poder ir a trabajar, a excepción de los “trabajadores esenciales”. En lo que concierne a la Justicia, algunos trabajadores figuraban como esenciales y otros no: eran esenciales únicamente quienes estaban de turno, por lo que los demás —que son mayoría— debieron permanecer en sus casas. El Poder Judicial prácticamente no está funcionando: gran parte de los Juzgados de Primera y Segunda Instancia, al menos en la capital de la Argentina, ya no existen. La Corte Suprema conoce los litigios solamente por apelación de los Tribunales Inferiores —excepto casos puntuales— y hoy estos están cerrados. Esta atribución constitucional de la Corte Suprema, tan esencial, ha sido dejada sin efecto por el decretazo del Poder Ejecutivo primero y luego por la Corte Suprema: ella misma ha declinado el grueso de sus atribuciones y obligaciones constitucionales.  

Esta decisión viola la Constitución Nacional porque una República está integrada por un  poder Legislativo, uno Ejecutivo y uno Judicial que deben controlarse mutuamente, según lo establecido por Montesquieu en el siglo XVIII. Sus enseñanzas fueron superadas tiempo después por la interpretación que hizo de la Constitución Norteamericana de 1787, John Marshall, Presidente de la Corte Suprema Norteamericana  quien  en 1803 conjuntamente con sus demás integrantes, estableció que los Magistrados de cualquier instancia podían resolver que una ley del Congreso, una disposición del Poder Ejecutivo o una decisión tomada en un Estado de la Unión Americana quedara sin efecto si violaba la Constitución. Los patriotas argentinos que redactaron la Constitución de 1853 y los Magistrados Judiciales posteriores, siguieron su ejemplo.

V.E. en lugar de rechazar el decretazo, lo ha convalidado, incurriendo así en un grave ilícito constitucional: le ha quitado a la Corte Suprema su atribución de revocar las sentencias de grado inferior porque no permite que estas existan. En cuanto a las repercusiones internacionales, la Argentina es uno de los países miembro del G20, un grupo de élite que concentra el 85 % del Producto Bruto del mundo. Nuestro país, dentro de ese grupo, figura primero en las cuestiones relacionadas con la inflación. Ahora bien, ¿podrá seguir perteneciendo a esa élite cuando se extienda la noticia de que tampoco tiene un Poder Judicial en funcionamiento porque fue clausurado por el Poder Ejecutivo y que esa medida despótica e irracional fue avalada por la Corte Suprema de Justicia? Deseamos que esto no ocurra, pero es sabido que la Organización de las Naciones Unidas ya ha mostrado su desacuerdo ante esta decisión de corte totalitario e ineficiente en el programa titulado “Marco para la respuesta y recuperación socioeconómica y ambiental al Covid-19”. Allí también se estima que este año el P.B.I. de la Argentina caerá un 8.2 %, que unas 750.000 personas perderán su empleo y que el 60 % de los hogares ha visto reducidos sus ingresos, situación que se profundizará en los próximos meses. Entre los aspectos mencionados en el programa se encuentran “fortalecer las instituciones” para poder dar respuesta a la crisis y “que la Justicia muestre eficacia y transparencia, y que se reabran los tribunales cuanto antes”.

Si esto último no ocurre con toda urgencia, estaremos nuevamente en la vereda opuesta a la de las naciones civilizadas: no cumplimos con los compromisos financieros contraídos, en la última parte de la II Guerra Mundial tuvimos amistades lamentables por las que casi no ingresamos en las Naciones Unidas, mantuvimos la ocupación de las Islas Malvinas pese a la advertencia de las Naciones Unidas y pagamos el precio de una sangrienta contienda. Ahora, como corolario, dejamos sin Justicia a los ciudadanos argentinos y extranjeros que habitan nuestro suelo. ¿Qué pasará si nos retiran del G20 por no cumplir con aquello que asegura el Derecho Internacional a todas las personas? ¿No podemos comportarnos responsablemente y llenar las  obligaciones de tan importante membresía? Querido lector, el honor de la Patria está en juego. Recuérdeselo a sus funcionarios.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Setiembre 22, 2020


 

11 thoughts on “LAS NACIONES UNIDAS ACONSEJAN REABRIR EL PODER JUDICIAL”

    • Alicia Suchini
    • posted on September 25, 2020

    Imperdible este ensayo ya que nos pinta como somoes es decir una nacion no confiable porque lo vemos a diarrio

    • Jorge Flores
    • posted on September 23, 2020

    La Corte de milanesas supremas de argentina debe ser una de las pocas en la historia universal que emite un fallo y despues se desdice dan marcha atras. Se ve que mandan la sentencia habiend “estudiado” detenidamente las cosas.

    • FRANCISCO BENARD
    • posted on September 23, 2020

    Muy buen la nota de este GRAN LUCHADOR REPUBLICANO. SIN JUSTICIA NO HAY REPUBLICA

    • Patricio
    • posted on September 22, 2020

    Abierta o Cerrada,es lo mismo, igual no actúan. El DNU que decretó la Cuarentena y por UN AÑO (1) ES INCONSTITUCIONAL, pero la corte miró para otro lado. NO EXISTE, estan para cobrar y convalidar todas la las tropelías que se ejecutan desde el gobierno. El poder judicial, hace rato que dejó de ser poder, para pasar a ser una secretaría más del ejecutivo. Respecto de las Malvinas, los primos hermanos de las ingleses, les dieron “manija” al gobierno militar “vayan, ningún problema, nosotros los ayudamos” y entraron por el aro; aunque, por boca de Seineldín, no pensaban invadir, solamente prepararon las tropas y quedaban en apresto.Algo salió mal o algún mensaje contradictorio, que por no tener “calle” no se percataron de la trampa y los hizo entrar como caballos al corral y ahora ¿quién los saca de las islas? Con los piratas no hay conversaciones posibles. Los irlandeses los conocemos muy bien.

    • surf
    • posted on September 22, 2020

    pais ARRASADO.

    • j . p. haliburton
    • posted on September 22, 2020

    What Marshall wanted to do but he couldn’t was to find the judges accountable of their mistakes.

      • Walter
      • posted on September 22, 2020

      No “mistakes” in this case. It is called prevarication.

    • Keegan Kinnear
    • posted on September 22, 2020

    I am aware of Churchill’s words for Argentina. It was a long speech in the House of Commons: “In the Mediterranean theatre of war, I mentioned that we have recently had the satisfaction of welcoming as our comrades in arms, a finely-equipped expeditionary force from Brazil, and there are more legions to come from this great land which, for a long time, has been rendering valuable war service to the Allied cause both in the air and on the sea. As an Englishman, I may be pardoned at this moment for thinking of another South American country with which we have had close ties of friendship and mutual interest since her birth to liberty and independence. I refer to Argentina. We all feel deep regret and also anxiety, as friends of Argentina, that in this testing time for nations she has not seen fit to declare herself whole-heartedly, unmistakably and with no reserve or qualification upon the side of freedom, and has chosen to dally with the evil, and not only with the evil, but with the losing side. I trust that my remarks will be noted, because this is a very serious war. It is not like some small wars in the past where all could be forgotten and forgiven. Nations must be judged by the part they play. Not only belligerents, but neutrals, will find that their position in the world cannot remain entirely unaffected by the part they have chosen to play in the crisis of the war”.

    • Claudio Kussman
    • posted on September 22, 2020

    Doctor Guaresti, felicitaciones por este crudo, veraz y excelentemente resumido artículo de nuestra historia reciente. Sabrá que este tipo de óptica no es muy bien aceptado por gran parte de nuestra sociedad, que prefiere el “relato” y una visión épica de lo que creemos ser. Muy valiente de su parte y una vez más felicitaciones. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

    • Natale Juan Jose
    • posted on September 22, 2020

    como para fque los politicos no sean ladrones

    • T. Sanders
    • posted on September 22, 2020

    Impresionante escrito, los felicito

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: