Share

  Por Prof. Gladys Semillán Villanueva

Cómo necesito la presencia de Salvador Dalí y que desde sus ideas fabulosas me grafique este momento de la historia.

Siento que me desplazo por una superficie ignorada que no acierto a sostenerme a pesar del empeño que pongo y se me hace difícil el equilibrio.

Busco a mi alrededor ya no los relojes gelatinosos de Dalí que se movilizan con lentitud sobre la superficie confundiendo el tiempo ni sus mariposas surcando el espacio ávidas curiosas.

Busco en que asirme aun ante la fábula de acontecimientos que superan toda imaginación pero que él le encontraría sentido y forma…un desvarío sobre otro desvarío, llegando a una respuesta desde una línea que juega sobre la superficie denunciando la locura del hombre.

La historia nos cuenta reiteradamente incongruencias de todo tipo, unas, otras, más y más sin cesar. 

Se detienen aparentemente mientras se fabulan otras más, con excusas de mejorar ¿qué cosa?

¿Al hombre, a la sociedad toda?

Sería torpe de mi parte no reconocer los adelantos, aportados por la ciencia, los tecnicismos, la evolución de las capacidades las comunicaciones instantáneas en beneficio del mismo hombre pero detrás de todo eso agazapado el poder y el dominio.

Sin embargo, cada día nos acercamos al precipicio como imantados ahí en el borde el canto de sirena que atrae susurra suavemente y vamos hacia el casi sin voluntad para detenernos.

Cada día más solos más inclinados nuestra testa perdiendo el orgullo y la dignidad.

Manejados, encerrados.

Si necesito esa hebra fina ese mi cordón de plata que creo haber perdido y trace sin pudor los grafismos enloquecidos, mostrando la realidad sin fanatismos.

Para hacernos reaccionar, que nos muestre el rostro de la muerte tal cual Dalí la imagino.

Que nos sujete el tiempo necesario para hacerla sentir como se incrusta en la piel hasta doler lo suficiente y entonces pegar el salto y quedar LIBRES ante ese CRISTO suspendido en el Universo y encontrar por fin la cordura.

No me resigno a ver partir la ESPERANZA Y LA PAZ…no mientras un rayo de Luz me dé en la cara.

 

Prof. Gladys Semillán Villanueva

Argentina-España

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 18, 2020


 

5 thoughts on “¿SURREALISMO?”

    • FRANCISCO BENARD
    • posted on October 18, 2020

    La autora de esta nota es una bellisima persona, ademas de escritora,historiadora es una gran pintora. Lo hace con una tecnica inventada por ella de “lapiz de rouge”. Tengo varios cuadros que me regalara y que estan en el Museo del Viajero de mi propiedad. Mis felicitaciones Gladys.

    Tengo dos fotos de mi tía abuela Chicha Aristimuño con el genio de Dali porque ella vivio cuarenta años en Europa y veraneaba en una casa cerca de lo de Dali.

    • Mariela Martínez
    • posted on October 17, 2020

    ¿Rostro de la muerte o Rostro de la Guerra?
    No conozco ningun trabajo de Dali “rostro de la muerte”

      • Claudio Kussman
      • posted on October 19, 2020

      Mariela, muchas gracias por su oportuna acotación al error involuntario introducido en la nota. Como usted bien dice, se trata del Rostro de la Guerra, el óleo que Dalí pintara en el año 1940. Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

    • Patricio
    • posted on October 17, 2020

    Adhiero totalmente Profesora a su escrito.

    • Alicia Perdriel
    • posted on October 17, 2020

    Hermoso escrito, los felicito

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: