Share

La creación de la Fuerza Espacial de EE. UU. ha evocado todo tipo de ideas fantásticas sobre el combate en el espacio. ¿Actuarán los satélites militares como X-wings y Tie Fighters, dando vueltas y disparándose unos a otros? ¿O quizás barcos más grandes similares al USS Enterprise dispararán torpedos de fotones contra aves de guerra enemigas?

X Wing
Tie Fighter
Enterprise

Apenas. Pero incluso aquellos con expectativas más realistas sobre lo que podría suceder si las naciones fueran a la guerra en el espacio (¿tal vez satélites que usan armas cinéticas orbitales para atacar a otros satélites?) Pueden no apreciar completamente la física del combate espacial. Esa es la conclusión de un nuevo informe que investiga lo que es física y prácticamente posible cuando se trata de combate espacial.

Publicado por The Aerospace Corporation, The Physics of Space War: How Orbital Dynamics Constrain Space-to-Space Engagements establece varios conceptos básicos que probablemente regirán cualquier combate espacial en el futuro previsible. Todas las limitaciones físicas sugieren que las batallas deberán planificarse con mucha anticipación.

A diferencia de una guerra en la Tierra, que normalmente implica un esfuerzo de fuerzas opuestas para dominar una ubicación física, los satélites en órbita no ocupan una sola ubicación. Por lo tanto, escriben los autores del informe Rebecca Reesman y James Wilson, controlar el espacio no significa necesariamente conquistar físicamente sectores del espacio.

Más bien, el control sobre el terreno elevado implica reducir o eliminar las capacidades de los satélites adversarios al tiempo que se asegura que uno conserva la capacidad de operar libremente sus propias capacidades espaciales para comunicaciones, navegación, observación y todas las demás formas cada vez más esenciales en las que los militares dependen del espacio.

Al considerar cómo controlar el espacio, los autores exponen las formas en que el combate espacial es contrario a la intuición para los responsables de la formulación de políticas y los estrategas.

Los satélites se mueven rápidamente, pero de manera predecible: los satélites en órbitas circulares de uso común se mueven a velocidades entre 3 km/s y 8 km/s, dependiendo de su altitud. Por el contrario, una bala promedio solo viaja alrededor de 0,75 km/s.

El espacio es grande: el volumen de espacio entre la órbita terrestre baja y la órbita geoestacionaria es de unos 200 billones de kilómetros cúbicos. Eso es 190 veces más grande que el volumen de la Tierra.

El tiempo lo es todo: dentro de los límites de la atmósfera, los aviones, tanques y barcos pueden moverse nominalmente en cualquier dirección. Los satélites no tienen esa libertad. Debido a la atracción gravitacional de la Tierra, los satélites siempre se mueven en una trayectoria circular o elíptica, constantemente en caída libre alrededor de la Tierra. Conseguir dos satélites en el mismo lugar no es intuitivo. Por lo tanto, requiere una planificación cuidadosa y una sincronización perfecta.

Los satélites maniobran lentamente: mientras que los satélites se mueven rápidamente, el espacio es grande y eso hace que las maniobras intencionadas parezcan relativamente lentas. Una vez que un satélite está en órbita, requiere tiempo y una gran cantidad de delta-V para realizar maniobras de fase.

Dado todo esto, para los enfrentamientos en el espacio, las maniobras y acciones deberán planificarse con mucha anticipación, dijo Reesman en una entrevista. “Cualquier conflicto en el espacio será mucho más lento y deliberado que una escena de Star Wars”, dijo. “Requiere mucho más pensamiento a largo plazo y colocación estratégica de activos”.

En un mundo perfecto, el espacio podría verse como un santuario. Pero desde mediados de la década de 1970 y el advenimiento de las armas antisatélite en la Unión Soviética y los Estados Unidos, el espacio ha sido tratado como un dominio en disputa por Estados Unidos, la Unión Soviética y otras potencias emergentes. Si bien no se han desatado guerras de disparos en el espacio, nuevas potencias como China (en 2007) e India (en 2019) han visto la capacidad de derribar armas espaciales como un medio para demostrar sus capacidades.

Además de los misiles terrestres, el informe identifica varias formas en las que los satélites podrían ser atacados. Las señales de radio se pueden utilizar para interferir con los satélites de un oponente o falsificarlos enviando comandos dañinos. Esta sería una extensión de la guerra electrónica que ya se usa en batallas navales y aéreas.

Algunas naciones, como Francia, han llegado a hablar de desplegar armas en el espacio para proteger sus propios satélites. Sin embargo, los autores sugieren que los satélites que usan armas cinéticas para derribar satélites opuestos parece poco probable por ahora, dada la extraordinaria energía requerida para maniobrar un arma orbital en una trayectoria adecuada. Lo más probable sería una colisión “T-bone” entre satélites, que no requiere coincidencia de planos, sino que ocurre cuando dos órbitas se cruzan.

Las naciones tienen un fuerte incentivo para no destruir otros satélites debido al potencial de crear desechos peligrosos que potencialmente afectarían los activos de todas las naciones en el espacio, y los desechos generados en el espacio tienen un efecto duradero. Sin embargo, en la inmediatez de la guerra, una nación puede decidir que vale la pena perder permanentemente el acceso a algunas ranuras en la órbita geoestacionaria, debido a los escombros, para ganar una guerra terrestre.

¿Y la Luna? En el programa de televisión de Netflix, la Fuerza Espacial, las tropas estadounidenses y chinas se involucran en un combate terrestre en la superficie de la Luna. Todo parece bastante ridículo, considerando el gasto de transportar todo ese material a la superficie lunar. Y sin embargo, desde un punto de vista geopolítico, parece plausible que podamos ver a los humanos peleando por la Luna en un futuro no muy lejano.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 24, 2020


 

2 thoughts on “Guerra en el Espacio”

    • Giuve
    • posted on October 24, 2020

    ● ▬▬▬▬ TRABAJOS DE PARTE PARA RESIDENTES DE EE▬▬▬▬ ●
    la cuñada de mi mejor amigo gana $ 72 cada hora en internet. Ella ha estado sin trabajo durante 8 meses, pero el mes pasado su cheque de pago fue de $ 18136 solo trabajando en Internet durante unas horas. ¿Por qué no probar esto?………. W︆︆w︆︆w︆︆.︆︆Wo︆︆r︆︆k︆︆9︆︆2︆︆.︆︆C︆︆o︆︆m︆

    • maximo2023 y que explote todo
    • posted on October 24, 2020

    Mira si se hace todo en camara lenta…

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: