ARGENTINA – DE PLANEROS (1) A ASALARIADOS

Share

  Por Alberto Asseff*

   Llegó la hora de una decisión crucial. En algún momento pasado la dirigencia política optó por la dádiva en vez de apostar a crear trabajo. Cuentan que una vez un ciudadano se acercó a Perón quien visitaba la Catedral de La Plata, en los inicios de su gobierno. El presidente le preguntó qué necesitaba. La respuesta fue clara y concluyente: trabajo. Evita, que estaba sentada en el coche al lado del jefe del Estado, comentó audiblemente: “¡Por fin, uno que pide trabajo y no limosna!”. La anécdota ilustra sobre algo que cabe consignar de entrada: los sucesivos gobernantes han sido y son conscientes que dar sin contraprestación es malsano y engendra, además de una adicción a la holganza, indignidad y relajamiento de la cultura del trabajo. Empero, han persistido en ese camino perverso. Cada gobierno no sólo continuó, sino que ensancho la ‘generosidad’. Siempre se justificó por el estado de necesidad. Pero el modo de ‘solucionar’ esta situación gestó su agravamiento y extensión. De unos pocos vulnerables con el correr de las décadas estamos remodelando a la Argentina ‘rica’ en el país pobre que ya somos, con parámetros – como el del salario mínimo mensurado en dólares – comparables con Haití, al que estamos superando en el rango ominoso de cuál es más inane, desventurado de América Latina.

   Al Estado donante se adunó – cada vez más explícitamente – la denigración del mérito, del esfuerzo y a la postre del trabajo mismo. No es que lo expresa algún resentido aislado. Fue el mismísimo presidente quien desacreditó al mérito por su supuesta sinonimia con la desigualdad. Quedó así oficializado que el país ha optado por la vía de alcanzar la ansiada igualdad mediante la equiparación, peor que mediocre, hacia abajo. Inhumaron definitivamente – hasta que se logre revertir este deplorable ‘plan’ – aquella espléndida singularidad argentina, la de ser el país con mayor movilidad social ascendente de nuestra América.

   Por si algo faltaba, ha comenzado a corroerse cada vez más agudamente, la columna vertebral del ordenamiento socio-económico del país, el derecho de propiedad. Estamos a un tranco de que se enrostre a los propietarios que son  ladrones. El marxismo lo acuñó: la propiedad es un robo. En varios casos de las violentas tomas de tierras en el Sur se ha esgrimido que los propietarios por medio siglo o más obtuvieron sus títulos aprovechándose de algún ignorante tenedor a quien sorprendieron en su buena fe y urgencias.

   Para colmar el patético panorama, se execra a los empresarios con la tacha de que  sólo piensan en el lucro y muchos son literalmente lobos feroces. En rigor, en aras de la solidaridad se denuesta al lucro cual angurria inadmisible.

   Todo está concatenado: incultura del trabajo, un Estado que crea pobres y que se va sobredimensionando en sus ‘inversiones’ – la palabra ‘gasto’ está proscripta por su posible condición estigmatizante – sociales, se descalifica al mérito por ‘competitivo y desigualitario’, se cuestiona el derecho de propiedad y se desmerece a la actividad privada. Así, el desemboque, no sólo de carencia de inversiones, sino de desinversiones es ineluctable. Se enrareció el ambiente, casi hasta lo irrespirable. La Argentina no es ámbito para negocios. Sí para el ocio, siempre auxiliado por un Estado bienhechor, pero con su mano crecientemente corta y su cerebro paulatinamente desneuronizado. Como respuesta, los anacrónicos nostálgicos de la ideología estatista, escudada en la presunta solidaridad socialista, resaltan que la pos pandemia tendrá a un Estado cada vez más protagónico que promoverá el crecimiento con caudalosas inversiones públicas. Sin crédito, sin posibilidad de exprimir a la actividad privada con más impuestos – aunque lo siguen intentando -, el único camino que queda es emitir moneda sin respaldo, hasta el grado de que hemos perdido la soberanía monetaria. Nos quedamos sin moneda. Los pontífices de la soberanía, destruyeron a la primera, la básica capacidad de un país que es manejar esa variable esencial.

   La excluyente salida es reformular esta Argentina planera, inmersa en el pensamiento pobrista, trocándolo por un país que se reencuentra con el trabajo. La misma cantidad de recursos que hoy se asignan a planes sociales se deben transformar en pagos de salarios para los actuales beneficiarios. En un plan a quince años, los 9 millones de planeros se transformarán en empleados y obreros. Lo que hoy perciben como ayuda será parte del salario que tendrán en las actuales – ampliadas – o nuevas empresas que la planificación estimulará para crear, incluyendo estímulos tributarios. Obviamente, el programa contempla que los planeros se entrenen en cursos intensivos de capacitación laboral. Deberían desplegarse legiones de aprendices adscriptos a las empresas.

   No pecamos de ingenuos. Para esta reprogramación del Estado benefactor para devenirlo en un auxiliar de la economía de la libertad es menester que desaparezca un sector, no sólo parasitario, sino tóxico: los punteros políticos y sus aupadores, los ‘barones’, esa suerte de señores neo feudales que infestan la política y que son inocultablemente agentes patógenos.

  La desocialización – marginalidad -, la deseducación – ignorancia – y la haraganería – incultura laboral – se traducen en un pueblo sometido, dependiente de los dones estatales. Un país, en contraste, que ensancha el horizonte laboral se libera, se vuelve ciudadanía. La Argentina tendrá, de la mano del retorno a la cultura del trabajo, dinámica económica, más libertades, mayor madurez política. Será un cambio colosal que se enuncia en una simple ecuación: el que labura no es un gil y quien vaguea no es un ‘vivo’.

 

*Diputado nacional (Unir, Juntos por el Cambio).

 

(1)En Argentina se llamar así a aquellas personas que reciben, ayuda, subvención, subsidio o asistencia social por parte del Estado, sin trabajar.

 

Colaboración: SR. FRANCISCO BÉNARD

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 25, 2020


 

19 thoughts on “ARGENTINA – DE PLANEROS (1) A ASALARIADOS”

  1. Pingback: LO MÁS LEÍDO ♣ Octubre 30, 2020 - Prisionero en Argentina

    • Valentin Brandi
    • posted on October 27, 2020

    Asseff y el papa Francisco son gemelos !!!

  2. Pingback: LO MÁS VISTO ♣ Octubre 27, 2020 - Prisionero en Argentina

    • hotbaby6
    • posted on October 27, 2020

    Google pays for every Person every hour online working from home job. I have received $203K in this month easily and I earns every weeks $50K to $80K on the internet. Every Person join this working JOB easily by just just open this website and follow instructions…………………… Click Here   

    • Claudio Aragona
    • posted on October 27, 2020

    Los planes sociales son los causantes del peor daño cultural que pudo tener la argentina.

    • FRANCISCO BENARD
    • posted on October 27, 2020

    Muy buena la nota, por encima de todas las cosas ES UN POLITICO HONESTO. LO CONOZCO Y MUY BIEN, ES LO MAS IMPORTANTE

    • Patricio
    • posted on October 26, 2020

    Sigan de bozal, que Alberto nos cuida y Cristina nos Dignifica.

    • Lautaro J. Benetti
    • posted on October 26, 2020

    3 millones de autónomos
    6 millones de relación de dependencia.

    7 millones de jubilados y pensionados (casi la mitad no aportó un centavo)
    15 millones de menores de edad

    14 millones de vagos

      • El Poeta del Rioba
      • posted on October 26, 2020

      Te mando un dato mas: Hay un politico cada 62 habitantes… son mas de 800.000¡ y si sumamos que cada uno tiene como 40 o mas asesores pirinchos pagos , tenemos mas de 3.000.000 de vagos que pertenecen al partido politico “pasela bien a costa del pueblo”

        • Luz a vela y fuerza a pulmon
        • posted on October 26, 2020

        Me parece medio exagerado…. no creo que sean tatos.

          • Anonymous
          • posted on October 26, 2020

          @Luz a Vela:
          Nada es exagerado aca

      • tribi Villaverde
      • posted on October 27, 2020

      Los planeros son 4 millones. los otros son por discapacidad.

  3. The founders fathers of the United States started to subside companies. It was Hamilton who began the protectionism and government industrial policies that lead to our modern economy. Jefferson and Madison opposed those policies before they were elected, but, while in power, they kept them going. It works.

      • Kerry
      • posted on October 26, 2020

      In this specific case, they (politicians) steal money from the taxpayers basically to buy votes.

    • Martucci
    • posted on October 26, 2020

    Hay que cerrar la canilla de los planes pero nadie se fija en los sueldos de los políticos, los jueces que no pagan ganancias, las cuentas off shore, el destino de los cincuenta mil quinientos impuestos que nos cobran y las empresas que se van del pais….

  4. En muchisimos paises hay subsidios, pero cumplen un objetivo, es decir, crea empresas, genera empleos, paga educación
    Aca genera bronca porque yo que laburo a veces no puedo ni ir a La Plata a ver a mis viejos porque no me alcanza y veo que a los planeros con tetra, faso, birra y falopa en la mano me afanan a mi.

    • Nacho
    • posted on October 26, 2020

    cada vez estamos peor, y cada vez el gobierno destina más plata a planes sociales, cuando no nos da el presupuesto a tal punto que tenemos que ir a pedirle prestado al FMI y encima nos hacemos los machos y no queremos devolver la plata que pedimos prestada y tiramos a la basura y esto no solo va para el gobierno de Alberto, sino que Mauricio hiso lo mismo. Exactamente lo mismo.

    • Alicia Perdriel
    • posted on October 26, 2020

    Cada familia cobra varios planes y junte buena plata no trabajan mas y en la villa le regalan la luz el direc tv y en caba el transporte escolar van a alguna marcha pasean y cobran carton lleno

    • Moni Carrasco
    • posted on October 26, 2020

    Los planes se transformaron en una forma de vida.

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: