Share

  Por CLAUDIO KUSSMAN.

AUMENTO SALARIAL …7 %

Como bien expresara, días pasados el Dr. FRANCISCO BENARD, columnista de este medio,  Argentina, es tierra de  políticos ricos y pueblo pobre y dentro del mismo por supuesto se encuentran los miembros del SERVICIO PENITENCIARIO FEDERAL (SPF). Uniformados que normalmente llegan a la jubilación luego de haber pasado en tiempo real, 10 años de su vida en prisión, mundo paralelo y sombrío  en el que no estará ausente la violencia de quienes están privados de su libertad. Pese a ello en estos días, donde la economía una vez más está en crisis y la inflación es galopante los políticos, casi como una burla,  no tuvieron mejor idea que mediante un DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia 819/2020) otorgarles un aumento salarial del…7 % que también llegará a militares, policías federales, prefectos y gendarmes. Esta desconsideración trajo aparejado que los penitenciarios expresaran su rechazo al “aumento” otorgado y la intención de llevar adelante movilizaciones, con el riesgo a la estabilidad laboral que esto implica. Reclamar mejor salario, puede llegar a ser considerado como desafiar a los dioses del Olimpo. Es de destacar que el personal del SPF, esperaba una adecuación del 35 o 38 % ya que en  los últimos 33 meses tuvieron aumentos solo por el 34 %, frente a una inflación del 140 %.  Así mediante un comunicado, expresaron:

“Nos movilizarnos por los siguientes reclamos:                                                                             

 -Rechazo al aumento del 7% de aumento otorgado a la Fuerza.                                                

-Solicitud de aumento, acordé a los niveles inflacionarios, para el personal en actividad y retirados.                                                                                  -Solicitud que no se reprima con sanción o sumario, al personal en actividad que desee participar de la convocatoria.”

Ahora todo está en manos de MARÍA LAURA GARRIGÓS DE RÉBORI, Interventora del Servicio Penitenciario Federal y titular de la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios. Debo decir que en ese mundo, también  somos parte los adultos mayores imputados por lo bien o mal llamados delitos de lesa humanidad que por interminables años llegaremos al final de nuestras vidas bajo la vigilancia de estos jóvenes que en los años 70 aún no habían nacido. Como prisioneros somos disciplinados, limpios, ordenados y colaboramos  comprando siempre lo que el Servicio, por fraudulenta administración (estamos en Argentina) omite proveer. Nuestra relación con el personal, podemos decir que es de mutuo respeto si bien se suscitan periódicamente pequeñas diferencias, que  superamos de inmediato, ya que la mayoría de nosotros hemos tenido en algún momento mando sobre algunos miles de uniformados similares a ellos y sabemos como hacerlo. Si, existe mala praxis a nivel salud y entonces se producen evitables muertes de internos  sobre las cuales hemos publicado varias notas. Último ejemplo, fueron los 4 fallecidos por Covid 19 en la Unidad 34, en las que resultan únicos responsables  los viles togados federales, que pese a  pertenecer a un grupo etario de riesgo,  no  nos conceden arrestos domiciliarios. Debemos reconocer que “los fieritas” o “candados” (así se les dice a los guardias, en la  jerga carcelaria)  hacen lo que pueden con lo que tienen y eso está digitado desde encumbrados  despachos donde sus burócratas ocupantes, nunca llegaron hasta las rejas de los pabellones, tan siquiera para saber como son. Además, todo penitenciario sabe que, si en el país se produjera un milagro imposible, y asumieran los cargos gubernamentales gente proba y justa (utopía total), habría investigaciones sobre los abusos a que hoy nos someten por la ilegal  “política de estado”. En ese caso seguramente no irían presos ni EMILIANO BLANCO, GERMÁN GARAVANO, CLAUDIO AVRUJ, GARRIGÓS DE RÉBORI, HORACIO PIETRAGALLA u otros como ellos o los mismos miembros del poder judicial. En esa circunstancia seguramente se repetiría la historia y pasarían a ser nuevamente los uniformados los “más bobos del barrio”, que perderían su libertad, porque siempre, “el hilo se corta por lo más delgado”.

1)SPF – Servicio Penitenciario Federal

 

Claudio Kussman

Comisario Mayor (R) 

Policía Pcia. Buenos Aires

Octubre 30, 2020

claudio@PrisioneroEnArgentina.com

www.PrisioneroEnArgentina.com

 

“Muchos de ellos, por complacer a tiranos, por un puñado de monedas, o por cohecho o

soborno están traicionando y derramando la sangre de sus hermanos.”
Emiliano Zapata (1879-1919)

 

 

IMÁGENES DEL AÑO 2016, CORRESPONDIENTES A LA UNIDAD 31 DE EZEIZA,  

ALMACENADAS FUERA DE ARGENTINA. (EXTRAIDAS DE VIDEOS GRABADOS CON CÁMARAS ESPÍA)

 

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 30, 2020


 

 

 

3 thoughts on “UNAS MONEDAS PARA EL SPF (1)”

    • FRANCISCO BENARD
    • posted on October 30, 2020

    Una nota bien escrita que refleja LA REALIDAD. ES UNA MISION LA DE SPF NADA FACIL, CONVIVIR CON LOS DELINCUENTES. MUCHAS VECES RESULTAR HERIDO O MUERTO.

    • Claudia
    • posted on October 30, 2020

    tengo que decir tambien que hubo gente del servicio que estuvo cinco meses sin cobrar

    • Marco
    • posted on October 30, 2020

    Coincidiendo, destaco: …el día que salga de la cultura la idea de propiedad del empleo, de la estabilidad del empleo, del empleo como un derecho… veremos cosas diferentes.

Comment

Su Opinión Aquí

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com

%d bloggers like this: