Share


  Por Mario Sandoval[i]

 

El presidente Emmanuel Macron de Francia una vez más debió guardar silencio al hablar de la Argentina de los 70, pero el ego, la necesidad obsesiva de mostrarse a nivel mundial como un actor imprescindible como así también la voluntad irresistible de participar en una pieza de teatro que el quiere dirigir, pero sobre todo el oportunismo político altamente visible como sensible traicionan no solo su persona o su imagen, sino que desacraliza el rol presidencial. El primer mandatario francés se cree arquitecto de un mundo ucrónico, superficialmente se presenta como estando más allá del bien y del mal. Está en todos los temas, pero no resuelve ninguno. El comete esos y otros errores por ambición de poder sin interesarle la representación del Pueblo francés. Solo busca sus intereses que están más allá de la Francia y de los franceses de bien.

La carta en la que el presidente francés envió sus condolencias por la muerte de Maradona es en realidad un texto político que tienen como objetivo apoyar el poder del pueblo desordenado, en la Argentina convulsionada actual, no pudiendo ignorar el mandatario galo la presencia en el gobierno de los Fernández de ex miembros de grupos terroristas o de organizaciones que reivindican sus acciones armadas de los 70. Esa carta del Elysée es de la política pura más que de fútbol o de Maradona, quien es una excusa, un vector, no el objeto central de la misiva.

La psicología política juega un rol esencial en la intervención del presidente Macron, porque busca asumir la función de presidente del mundo, asigna los buenos y malos puntos, fija directivas sobre todos los asuntos que suceden en el planeta tierra. Se siente protegido por la disuasión nuclear, agregado a un sentimiento de impunidad, de protección funcional y no se pone límites en sobreactuar en sus intervenciones a nivel internacional.

Si de deporte se trata, del futbol y de Maradona, en particular, el presidente francés dispone en su gabinete de consejeros, asesores, su esposa y el ministro de la Educación y de deportes, Jean-Michel Blanquer (quien conoce muy bien la Argentina, sus habitantes y el futbol argentino) que pudieron asesorarlo en la redacción de la carta por el fallecimiento de Diego Maradona. prefirió hablar de geopolítica, referirse a dictadura, hablar de pueblo como entidad política y no sociológica, de derrota militar.

Por la experiencia del señor Emmanuel Macron sabe que hablar de esos temas en Argentina es hacer populismo, es ser populista, no contribuye a la paz social y al rencuentro de los argentinos por hechos dolorosos que ocurrieron hace casi medio siglo. Pero, eso a el no le interesa si logra crear un impacto mediático.

Al recordar el fallecimiento de Diego Maradona se refirió a “Pero aún le faltaba escribir la historia de un país marcado por la dictadura y la derrota militar[ii] y aquí traiciono sus propios principios cuando oportunamente manifestó que : “no se puede juzgar el pasado con la certeza del presente” (Esta usted seguro que el ex futbolista -genio y quizás artista en la implementación de su juego-, estaba en condiciones de escribir esa historia y hasta quizás más diría, de escribir alguna historia). Solicito del señor presidente tenga a bien recordar el conocido refrán que viene desde la España medieval “no se le puede pedir peras al olmo”.

LA CARTA DE MACRON

“Nacido en un suburbio pobre de Buenos Aires, Diego Armando Maradona hace soñar a su familia y a su barrio con un juego que pronto crucificará a algunos de los mejores defensores de Europa. Boca Juniors y los míticos clásicos lo revelan al fútbol mundial. Fue el Barcelona el que ganó el diamante, creyendo que finalmente habían encontrado al sucesor de Johan Cruyff para dominar de nuevo el fútbol europeo.
Pero fue en Nápoles donde Diego se convirtió en Maradona. En el sur de Italia, el pibe de oro redescubrió la desmesura de los estadios sudamericanos y el fervor irracional de los hinchas, llevando a Nápoles por el camino del Scudetto, a los tejados de Europa. El mezzogiorno se está vengando de la historia y sólo el refuerzo de Platini permitirá al Juventus igualar una vez más el terreno de juego con su histórico rival.
Jugador suntuoso e impredecible, el fútbol de Maradona no tenía nada de ensayado. Con una inspiración siempre renovada, constantemente inventaba gestos y golpes de la nada. Un bailarín de botines, no realmente un atleta, más un artista, encarnaba la magia del juego.
Pero aún tenía que escribir la historia de un país devastado por la dictadura y la derrota militar. Esta resurrección tuvo lugar en 1986, en el partido más geopolítico de la historia del fútbol, ​​los cuartos de final de la Copa del Mundo contra la Inglaterra de Margaret Thatcher.
El 22 de junio de 1986, en la Ciudad de México, marcó su primer gol con Dios como compañero de equipo. El milagro se cuestiona, pero el árbitro no vio nada: la exhibición tempestuosa de Maradona le arrebató el punto. Sigue “El Gol del Siglo”, que convoca los ánimos de los más grandes gambeteadores del fútbol: Garrincha, Kopa, Pelé unidos en una sola acción.
Más de 50 metros, en una carrera alucinante, pasó por encima a la mitad de la selección inglesa, gambeteó al portero Shilton antes de enviar el balón a la red y a la Albiceleste entre los cuatro finalistas del Mundial. En el mismo partido, Dios y el diablo, marcó los dos goles más famosos de la historia del fútbol. Antes había un Rey Pelé, ahora hay un Dios Diego.
Con la misma gracia, la misma soberbia insolencia, se acerca sigilosamente a la final que marca con el gesto más bonito del fútbol: el pase decisivo, el gol del número 10. Cuando levanta el trofeo, se crea un mito: el “enfant terrible” se ha convertido en el mejor jugador del mundo. Y la Copa del Mundial se reencuentra con Argentina: esta vez es la del pueblo, no la de los generales.
Este gusto de la gente, Diego Maradona también lo vivirá fuera de la cancha. Pero sus aproximaciones tanto a Fidel Castro como a Hugo Chávez sabrán a derrota amarga. Es sobre el terreno que Maradona hizo la revolución.
El presidente de la República saluda a este indiscutible gobernante de la pelota redonda que tanto han amado los franceses.
A todos los que ahorraron su dinero para completar finalmente el álbum de Panini México 1986 con su pegatina, a todos los que intentaron negociar con su pareja para bautizar a su hijo “Diego”, a sus compatriotas argentinos, a los napolitanos que dibujaron frescos dignos de Diego Rivera en su efigie, a todos los amantes del fútbol, ​​el Presidente de la República envía su más sentido pésame. Diego se queda”.
Ese emblemático México 1986 tuvo su correlato esta madrugada con quienes fueron sus compañeros en aquella épica conquista, que se comenzaron a reunir en un hotel capitalino para ir este jueves, todos juntos, como siempre estuvieron desde entonces, a darle el último adiós “al Diego”.

Es decir que, si el presidente francés quiere decir la verdad no puede hablar entre líneas de los 70-80 sin mencionar el contexto, los actores participantes, sino estaría omitiendo la verdad. Como es habitual, comete otro error, que ya lo manifestó cuando visito la Argentina al homenajear y tirar flores (junto a su esposa) al Rio de la Plata por aquellos “jóvenes idealistas”, que, según sus proclamas, lucharon por un mundo mejor. ¿Quiere expresar que en esa categoría se debe considerar a los miembros del islam radical en Francia, los del ISIS y otros grupos similares?

¿Los jóvenes que degollaron a ciudadanos franceses o asesinaron cobardemente a ciudadanos comunes, como también a miembros de las fuerzas armadas o de seguridad, son jóvenes idealistas que quieren un mundo más justo bajo la bandera de los derechos humanos? ¿Por qué, en Francia, serian combatientes terroristas y no en la Argentina de los 70? ¿O para la concepción y definición del presidente francés los terroristas en Argentina eran buenos terroristas y en Francia son verdaderamente terroristas malos?

Beltrame
Ziaten
Merabet
Hamel
Patty

Señor presidente Macron : ¿Debemos rendirles homenajes, recordarlos, hacerles un muro con sus nombres, llevarles flores donde murieron combatiendo con las fuerzas de seguridad, a los asesinos del coronel Arnaud Beltrame, sargento Imad Ibn Ziaten, oficial de policía Ahmed Merabet, padre Jacques Hamel, profesor Samuel Patty…? y de muchos otros hombres y mujeres que, en mi querida Francia han sido víctimas de los terroristas. Conocer sus palabras -las suyas señor presidente- son vitales porque su posición es ambigua y peligrosa, pero sobre todo a uno de los dos países, al menos no le dice la verdad.

  • ¿Acaso en Francia los militares no forman parte del pueblo francés? Surge esta pregunta, porque en cuanto a la Argentina usted los ha separado.
  • ¿Por qué, sumo conceptos políticos y manifestaciones provenientes de una ideología peligrosa, a un texto que podía haber sido de excelente calidad sensible? ¿Qué quiso mostrar con ello, que aportaron esas palabras y, sería sumamente interesante, conocer las fuentes literarias y personales que influenciaron en vuestra ambigua carta?

Señor presidente Macron, ruego a usted que se preocupe más de los innumerables problemas políticos-económicos-sociales de los franceses y del pueblo francés, y si realmente quiere ayudar al pueblo argentino como a sus ciudadanos de bien, guarde silencio y sea objetivo, imparcial e independiente en sus apreciaciones. Recordando un principio ético del conocimiento y de la dignidad del individuo “Sobre lo que no se puede hablar, se debe guardar silencio[iii].

 

Prof. Mario Sandoval, Presidente Casppa France, 06 diciembre 2020.

 

 

[i] Mario Sandoval, francés, nació en Buenos Aires. Formación y actividades en ciencias políticas, filosofía, habiendo ocupado funciones en los sectores públicos y privados, la docencia superior y consultorías, a nivel nacional e internacional, en los campos de las relaciones internacionales, la geopolítica. Regularmente participa a conferencias, asesorías, publicaciones coloquios a nivel internacional. Miembro de centros de investigaciones, asociaciones multidisciplinarias.

[ii] Clarin, « Un bailarin con botines », 27 noviembre 2020

[iii] Ludwig Wittgenstein, in Tractatus logico-philosophicus. Ed Nrf-Gallimard, 1993, proposicion 7.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 8, 2020


 

10 thoughts on “MARADONA, MACRON, MENTIRAS, POPULISMO.”

  1. Pingback: changing bezel on replica rolex

  2. Pingback: Digital Transformation services company

  3. Pingback: cvv dumps shop

    • Tony
    • posted on December 9, 2020

    E­v­e­r­y­b­o­d­y­ ­c­a­n­ ­e­a­r­n­ ­u­p­t­o­ ­$1­5­k­ ­e­v­e­r­y­ ­m­o­n­t­h­ ­f­r­o­m­ ­h­o­m­e­ ­b­y­ ­w­o­r­k­i­n­g­ ­o­n­l­i­n­e­. ­I­ ­h­a­v­e­ ­r­e­c­e­i­v­e­d­ ­$1­7­2­9­4­ ­l­a­s­t­ ­m­o­n­t­h­ ­b­y­ ­d­o­i­n­g­ ­t­h­i­s­ ­e­a­s­y­ ­a­n­d­ ­s­i­m­p­l­e­ ­j­o­b­ ­o­n­l­i­n­e­ ­f­r­o­m­ ­h­o­m­e­. ­I­t­s­ ­a­n­ ­e­a­s­y­ ­a­n­d­ ­s­i­m­p­l­e­ ­j­o­b­ ­t­o­ ­d­o­ ­o­n­l­i­n­e­ ­a­n­d­ ­e­v­e­n­ ­a­ ­l­i­t­t­l­e­ ­c­h­i­l­d­ ­c­a­n­ ­d­o­ ­t­h­i­s­ ­j­o­b­ ­f­r­o­m­ ­h­o­m­e­. ­E­v­e­r­y­b­o­d­y­ ­c­a­n­ ­g­e­t­ ­t­h­i­s­ ­j­o­b­ ­n­o­w­ ­b­y­ ­j­u­s­t­ ­c­o­p­y­ ­t­h­i­s­ ­s­i­t­e­ ­i­n­ ­b­r­o­w­s­e­r­ ­a­n­d­ ­t­h­e­n­ ­f­o­l­l­o­w­ ­i­n­s­t­r­u­c­t­i­o­n­ ­t­o­ ­g­e­t­ ­s­t­a­r­t­e_d_…….. ???

    H_E_R_E_?COPY THIS WEBSITE……… Ea­r­n­7­5.COM

    • Diego Fuentes
    • posted on December 8, 2020

    Macri y Macron son unos chantas los dos

    • LA COLORADA
    • posted on December 8, 2020

    CRISTINA PRESIDENTA 2023

    • Natale Juan Jose
    • posted on December 8, 2020

    Estos tipos se joden en los que mueren por el pais que gran porqueria que son ..

    • Osvaldo S.
    • posted on December 8, 2020

    los franchutes estan poagando la proteccion que les dieron a los terroristas argentinos .cada pueblo teine lo que se merece

    • Luis A Pereyra
    • posted on December 8, 2020

    Quieren hacer pasar a estos tipos por estadistas y son meros “Figuretis”

    • Claudio Kussman
    • posted on December 8, 2020

    Macrón, gran hipócrita, que luego de rendir homenaje a los terroristas de los años 70 en Argentina, en su país rindió homenaje a las víctimas de los terroristas. Evidentemente a pesar de los medios de comunicación y difusión del presente, ambos pueblos no lo consideraron mal a esto, lo que hace pensar que unos y otros son similares. Quizás por eso, ambos pueblos están pagando las consecuencias de tanta falsedad. Atentamente CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: