Share

Dos personas discuten sobre la economía. Uno de ellos sostiene que el gobierno debe mantenerse completamente fuera de la economía y dejar que la gente haga lo que quiera. Ella sostiene que las cosas saldrán bien al final. El otro  tiene un punto de vista opuesto. Cree que el gobierno debería estar mucho más involucrado en la economía de lo que ya lo está y no debería dudar en intervenir siempre que sea posible. Un tercero interviene y no está de acuerdo con ambos. Sostiene que la necesidad de la intervención del gobierno depende en gran medida de la situación actual. Un debate económico clave es hasta qué punto deberían los gobiernos intervenir en la economía.

En un extremo, los economistas en pos del libre mercado argumentan que la intervención del gobierno debería limitarse a todos los servicios menos los más básicos, como la protección de la propiedad privada y el mantenimiento del orden público. En la esquina opuesta, los economistas marxistas sostienen que el gobierno debe intervenir en todas las áreas de la economía para asegurar la distribución más eficiente y equitativa de los recursos. En el medio, la mayoría de los economistas creen que es una cuestión de equilibrio, con el gobierno interviniendo en áreas donde el mercado no brinda un resultado deseable. Las principales áreas de intervención del gobierno incluyen:

Proporcionar bienes públicos (por ejemplo, defensa nacional) a partir de impuestos generales, proporcionar estándares básicos de educación y atención médica, reglas de protección ambiental, limitar el poder de los monopolios o regulaciones sobre derechos laborales.

Razones para la intervención del gobierno
En un mercado libre, es probable que haya una gran desigualdad y pobreza. Esto no se debe a una meritocracia, sino que podría deberse a ventajas, por faltante de una mejor definición, injustas de las circunstancias (riqueza heredada, educación superior). Los gobiernos pueden intervenir para proporcionar una red de seguridad básica: prestaciones por desempleo, ingresos mínimos para los enfermos y discapacitados. Esto aumenta el bienestar económico neto y permite a las personas escapar de la peor pobreza. Esta intervención del gobierno también puede prevenir el malestar social por extremos de desigualdad.

Los bienes públicos tienden a no suministrarse en un mercado libre porque no existe un incentivo financiero para que las empresas proporcionen bienes que la gente pueda disfrutar de forma gratuita. Los gobiernos pueden proporcionar defensa nacional, orden público y pagarlos con impuestos generales. El cuidado del medio ambiente también es un bien público, hay un número cada vez mayor de áreas donde se necesita un gobierno para hacer frente a problemas como los incendios forestales, el aumento del nivel del mar y la presión sobre el suministro de agua.

Los bienes de mérito se subconsumen en el mercado libre porque la gente subestima los beneficios personales o ignora los beneficios externos. Esto conduce a una escasez de servicios de salud y educación. La intervención del gobierno para proporcionar educación gratuita puede conducir a una mejora significativa en la calidad de vida de las personas con decucación. También hay muchas externalidades positivas para el resto de la sociedad. Una sociedad bien educada puede mejorar la productividad laboral y el crecimiento económico. Una sociedad sin acceso a la educación, es una masa fácil para moldear por las tiranías.

El consumo de bienes deméritos como el alcohol, el tabaco y drogas ilegales puede generar costos personales y costos sociales significativos (por ejemplo, el crimen). Si el gobierno identifica bienes dañinos, puede cambiar lentamente el comportamiento del consumidor, como el uso de impuestos más altos, campañas publicitarias y economía del comportamiento, dificultando la compra de cigarrillos con paquetes poco atractivos. Las campañas gubernamentales a largo plazo para reducir el tabaquismo en el Reino Unido, Alemania y EE. UU. han sido eficaces para reducir las tasas de adicción a la nicotina, algo que ha ayudado a aumentar la esperanza de vida.

El medio ambiente es un área con una importante necesidad de intervención gubernamental. El mercado libre generalmente ignora los costos externos de las empresas sobre el medio ambiente. Tampoco tiene en cuenta consideraciones a largo plazo. Por ejemplo, las fuerzas del mercado pueden llevar a la quema de combustibles fósiles, que causan crecientes problemas ambientales en todo el mundo, que empeorarán en el futuro. Dados los costos potenciales para las generaciones futuras, es necesario que el gobierno actúe para cambiar el comportamiento a la energía renovable que no cause estos costos ambientales. Además, el medio ambiente implica muchos problemas en los que no se aplica la propiedad privada. Si la contaminación causa un empeoramiento de la calidad del aire, esto afecta a todos en el planeta, pero los mecanismos del mercado no brindan la oportunidad de abordar el problema. (Si alguien contamina su jardín trasero, puede demandarlo. Pero, si la calidad del aire se deteriora, ¿quién actúa?

En un mercado libre, las empresas pueden ganar poder de monopolio para cobrar precios altos a los consumidores y poder de monopsonio para pagar salarios más bajos a los trabajadores. Esto aumenta la desigualdad y la pérdida de bienestar de peso muerto. La intervención del gobierno para limitar las fusiones y el poder monopolístico puede conducir a un mayor bienestar económico.

Otra limitación del libre mercado es la subinversión en bienes cuasi públicos como carreteras y ferrocarriles. Esto puede provocar cuellos de botella en el transporte. Los gobiernos pueden planificar las tendencias de transporte futuras e invertir en las carreteras y ferrocarriles que se necesitan para el porvenir.

Desventajas de la intervención gubernamental
El fracaso del gobierno es un término para describir cómo la intervención de esta administración puede causar sus propios problemas. Por ejemplo, el gobierno puede tomar decisiones para consideración política a corto plazo que conduzcan a un resultado ineficiente. Entre ellos, los aranceles gubernamentales para proteger la industria nacional provocan una guerra comercial, donde la economía se contrae.

En el mercado libre, los individuos tienen un incentivo de ganancias para innovar y reducir costos, pero en el sector público, este incentivo no existe. Por lo tanto, puede conducir (y casi siempre sucede) a una producción ineficiente. Por ejemplo, las industrias estatales con frecuencia han sido ineficientes, con exceso de personal y producen bienes que los consumidores no demandan, o se construyen puentes o rutas defectuosas.

Milton Friedman una vez bromeó: “No hay nada tan permanente como un rescate temporal del gobierno”. Se refería a los subsidios agrícolas. Introducido en la década de 1930 durante la Gran Depresión para aliviar una recesión agrícola. Después de la Segunda Guerra Mundial, ningún gobierno se atrevió a eliminar los subsidios porque los agricultores eran un poderoso grupo de presión que quería mantener estas ayudas.

A menudo, la intervención del gobierno en la economía (por ejemplo, la nacionalización de industrias cuyos desastres son pagados por los contribuyentes) se ha asociado con menos opciones. Los servicios producidos por el gobierno tienen el monopolio. Las economías de mando, a menudo tenían muy pocas opciones cuando el gobierno decidía qué producir. La elección es un elemento importante de la libertad económica y de poder maximizar el bienestar individual. (No toda la intervención del gobierno conduce a menos opciones.

Un aspecto cada vez mayor de la intervención del gobierno es a través de los esfuerzos para cambiar el comportamiento del consumidor, por ejemplo reducir la congestión, mejorar la salud mediante la reducción de las tasas de tabaquismo y un estilo de vida más saludable. Esto incluye impuestos, influencias de comportamiento y regulaciones. A veces, las personas pueden sentir que esto es dominante en su elección individual.

 

Países con mayor y menor libertad económica

Verde: Superior . Verde Claro: Alto . Amarillo: Medio . Naranja: Baja . Rojo: Subsuelo…

En el caso de Europa, la “lista de laissez-faire” (No interferencia gubernamentl) está encabezada por Suiza, Irlanda, Dinamarca, Estonia y el Reino Unido. Como puede ver, la parte inferior de la lista es Ucrania.
Para Asia y el Pacífico en la parte superior están Hong Kong, Singapur, Australia, Nueva Zelanda, Taiwán, mientras que Corea del Norte es el último.
En América Central y del Sur, las economías con menor influencia gubernamental son Chile, Colombia y Uruguay. Total influencia en Venezuela y Cuba.
África subsahariana solo tiene Mauricio (el pequeño punto – isla) y Botswana. La República Democrática del Congo y luego Eritrea y Zimbabwe se agrupan con Venezuela, Cuba y Corea del Norte al final de la lista.

 

Fuente: Index de libertad Económic

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 15, 2020


 

8 thoughts on “¿Deben intervenir los gobiernos en la economía?”

  1. Pingback: track1,2 shop

  2. Pingback: exchange online plan 1

    • Patricio
    • posted on December 15, 2020

    Acá los subsidios son para los vagos; las retenciones (impuesto al precio) para que el PRODUCE.

    • Giancarlo Rivera
    • posted on December 14, 2020

    You mention Venezuela, as an exiled from Venezuela I can tell you it’s problem:
    Simple: don’t spend more money that you have and always save for the unexpected.

    • Anonymous
    • posted on December 14, 2020

    terrible. get rid of the fed and gov intervention in the creation of money. we cannot have a government create fiat without ANYTHING whatsoever backing it, other than itself and ” needing” that fiat for taxes.

    • Chris
    • posted on December 14, 2020

    I think the Govt’s main purposes should be 1. Regulation of Major Crime, 2. Military, and 3. Corporation Limitations and health

    • Tess Burlington
    • posted on December 14, 2020

    The brutal true is the government doesn’t “earn” its money. It takes it by force from its citizens.

    • Por ODIN !
    • posted on December 14, 2020

    En Argenzuela est la prueba. cada vez que el gobierno mete mano, bancarrota peor que el monopoly

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: