Share

El presidente electo Joe Biden pondrá prontamente sus pies en la Casa Blanca como residente con dos amigos peludos a cuestas.

El presidente Donald Trump optó por no tener una mascota durante sus cuatro años en el cargo, pero Major y Champ Biden se unirán a las filas de otras queridas mascotas de la Casa Blanca, como Sock Clinton, Barney Bush, Macaroni Kennedy y Rebecca Raccoon Coolidge.

Los Biden adoptaron a Champ durante la transición presidencial en diciembre de 2008, varias semanas después de que Biden ganara el título de vicepresidente electo.

Major llegó casi ocho años después; la familia Biden adoptó a Major de la Asociación Protectora de Animales de Delaware y lo adoptó oficialmente durante noviembre de 2018.

La tradición de tener mascotas en la Casa Blanca se remonta al padre fundador Thomas Jefferson, quien tuvo un ruiseñor y algunos cachorros de oso durante su presidencia.

“Suaviza su imagen, amplía su atractivo”, dijo Ed Lengel, ex historiador jefe de la Asociación Histórica de la Casa Blanca. “Ayudan a crear una atmósfera de la Casa Blanca como familia, un lugar habitado y no solo un museo rígido, sino un lugar donde una familia vive, juega y disfruta de la compañía de los demás”.

Según las memorias de Ivana Trump, Raising Trump, Donald Trump vivió una vez con un caniche llamado Chappy.

“Cuando le dije que llevaría a Chappy conmigo a Nueva York, Donald dijo: ‘No, solo tú'”, escribió su ex esposa. “‘¡Somos Chappy y yo o nadie!’ Insistí, y eso fue todo”.

Ivana afirmó que el caniche albergaba una “igual aversión por Donald”.

La futura Primera Dama, Doctora Jill Biden, es reconocida por colaborar con asociaciones de rescate animal.

Como si la perspectiva de que los perros regresaran a la Casa Blanca no fuera lo suficientemente emocionante, Joe y Jill Biden anunciaron la semana pasada que, además de los pastores alemanes Major y Champ, también tienen la intención de llevar un gato al 1600 de Pennsylvania Avenue. Naturalmente, el refugio de animales más grande de DC está listo para ayudar.

El pasado lunes, Humane Rescue Alliance compartió en Twitter que tiene a su cuidado la camada perfecta de gatitos recién nacidos entre los que los Biden pueden elegir a su nuevo miembro “Catbinet”. Los tres bebés nacieron el 26 de noviembre. En honor a la afinidad de los Biden por las playas de Delaware, se llamaron Rehoboth, Lewes y Bethany.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 16, 2020


 

7 thoughts on “Los perros están regresando a la Casa Blanca”

  1. Pingback: rent a scooter in honolulu

  2. Pingback: dumps + pin shop

    • Hope
    • posted on December 18, 2020

    Have a fun with family and do online work without investing single penny. No limit of earn, earn as much as you spent time online. For more detail visit……….www.earn75.com

    • Patricio
    • posted on December 16, 2020

    Biden todavía no fue electo; lo han hecho los medios. El Congreso el 6 de enero es el que cuenta los votos y confirma y en caso de controversias, de la cuales Trump tiene varias y le sobran, es el Presidente de la Cámara quien los cuenta: UN ESTADO 1 VOTO y Trump tiene 26 ESTADOS, contra 22 o 23 de Biden, ya que hay dos en disputa; en caso de ganar Trump, quedan 28 a 22 o 27 a 23 y sino 26 a 24 ¿quien gana? quédense tranquilos, falta todavía.

    • arnie
    • posted on December 16, 2020

    His dog actually talks to him. That says they really do have a relationship. That’s a big plus with me. Empathy towards animals.

    • Anonymous
    • posted on December 16, 2020

    El caniche seguro que odiaba al gato que Trump tiene en la cabeza

    • fabiola ditz
    • posted on December 16, 2020

    que elijan a todos lo gatos.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: