Share

  Por Jorge B. Lobo Aragón.

 Asenté mis dedos sobre el teclado de la computadora medio alicaído, tal vez descorazonado  por lo que sucede en nuestro país y el mundo, con delirantes y paranoicos que tratan al planeta como si fuera una cascara de nuez. Mis facultades de bilocación o desdoblamientos se van evaporando ante la  sensación de desaliento que me aprieta. Meditaba, si tenía sentido, seguir escribiendo con el propósito de sembrar, ante una realidad delirante, en  un mundo azaroso y afligido. Solamente  basta con leer los titulares de los diarios o noticias y vemos un escenario de inseguridad en todo el orbe, sumado a una pandemia que rebrota en el planeta. Tal vez nuestros hijos o nietos tengan razón y los que estamos más allá de los sesenta  seamos arcaicos o vetustos. Vaya uno a saber. Es indudable que me estoy haciendo viejo rezongón. Pero siempre, está presente Tata Dios que me tira una soga. Estaba volando nuevamente. Después de desdoblarme y posar mi cuerpo sideral en mí nido cósmico, observé a Don  Cristóbal, el Almirante. Se mostraba entusiasmado, ante fascinante mundo que había  descubierto. Con pasos cortos y marciales, admiraba  los enormes atractivos que lo rodeaba. Estaba en  una isla, a la que  llamó de las Tortugas. Un valle  paradisiaco en su esplendor y fertilidad. Sus Carabelas se encontraban enclavadas en un viejo muelle, con los tirantes astillados que marcaban  los años.  Era una mañana del 24 de diciembre del año 1492. Salen con premura hacia las tierras del cacique Guacanagari. No hay viento, las velas no se hinchan, las galeras están como quietas desplazándose plácidamente. El Almirante, a pesar de ser hombre muy atento y vigilante, aburrido de ver la mar tan sosegada, a las once de la noche se va a dormir. Aprovechando que el jefe duerme, el timonel le da la pértiga a un muchacho y sale también en busca de su descanso. La primera Nochebuena de los Cristianos en América transcurría plácida y monótona. El muchacho del timón también se duerme como un chiquillo y la carabela cae en una correntada que la empuja sobre un banco de arena. Despiertan, sobresaltados y no atinan con las maniobras adecuadas. La Santa María se hunde. ¡Caramba, el Almirante tenía prohibido entregar el timón a los muchachos! ¡Qué barbaridad! Pero, la Niña, está cerca y la costa también. Se salvan todos y  recuperan  los restos de la nave. Don Cristóbal ve que este contratiempo en realidad es beneficioso, no hay mal que por  bien no venga. Con los restos de la Santa María el 26 de diciembre de 1492 construyen un fuerte, el que será el primer establecimiento cristiano en  el lado de este nuevo mundoDe nombre le ponen NAVIDAD. Inesperado, valiente, estoico, treinta y nueve españoles están dispuestos a quedarse, hasta que el Jefe vuelva a España. Seguramente aprenderán la lengua. La exploraran. Averiguarán sobre  la corte del Gran Khan. Buscarán oro. Gozarán del apacible clima del Caribe, con sabrosas frutas al alcance de la mano y playas soleadas que invitan a la indolencia. Pasan la Nochebuena durmiendo. Es claro, Nochebuena se festejaba en Navidad, no en su víspera. Los sacerdotes estaban autorizados a decir tres misas ese día. Una apenas, pasada medianoche, que celebraba el nacimiento temporal de Jesús en Belén. La segunda, del Gallo, que se decía en la aurora y solemnizaba el nacimiento de Jesucristo en el corazón de fieles y la  tercera, ya con el día claro, el homenaje al nacimiento del Verbo en el seno del Padre. De manera que es muy natural que el Almirante y su gente durmieran como benditos su primera Navidad en estas tierras. Los indios y quien escribe, todavía no habíamos aprendido a  cultivarnos  con las bailantas con guarachas y cuartetazos. No existían los  cohetes. Tampoco conocíamos de previa.  Pero, les puedo adelantar que  saboreamos con  mis amigos indios, exquisitas comidas  naturales, no el día de Navidad, sino en  su víspera y en el FUERTE DE NAVIDAD.

Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 23, 2020


 

7 thoughts on “MI  NAVIDAD EN BILOCACIÓN”

  1. Pingback: Runtz Weed

  2. Pingback: can i buy dmt online

  3. Pingback: hack instagram account

    • pata pata
    • posted on December 24, 2020

    por eso y muchas cosas mas, ven a mi casa esta navidad —–(pero veni bilocando por la barrera)

    • faydaluz
    • posted on December 23, 2020

    GoogIe paga actualmente de $ 18,688 a $ 24,500 cada mes para trabajar en Iínea desde casa. Me uní a este empleo 2 meses antes y obtuve $ 26,540 en mi primer mes de este trabaj0. Puedo decir que mi vida ha cambiado, ¡totalmente para mejorar las cosas! Mira lo
    que hago ……. ☛☛☛☛☛☛☛☛
    https://CashApp1.Com

    • Hope
    • posted on December 23, 2020

    I am making 10,000 Dollars at home own laptop .Just do work online 2 to 4 hour properly . so i make my family happy and u can do Check it out what i do………w­w­w­.­e­a­r­n­7­5­.­c­o­m

    • diweyob856
    • posted on December 23, 2020

    GoogIe paga actualmente de $ 18,688 a $ 24,500 cada mes para trabajar en Iínea desde casa. Me uní a este empleo 2 meses antes y obtuve $ 26,540 en mi primer mes de este trabaj0. Puedo decir que mi vida ha cambiado, ¡totalmente para mejorar las cosas! Mira lo
    que hago ……. ☛☛☛☛☛☛☛☛ https://cutt.ly/bhX850c

Comment

Leave a Reply to diweyob856 Cancel reply

%d bloggers like this: