Share

Es terrible la situación que se vive en muchos Países agravado por la pandemia que azota el planeta. Los  graves conflictos armados, lejos de cesar, siguen en aumento.  Las consecuencias para la población  siempre son devastadoras. La muerte diaria de personas y niños inocentes es inconcebible. El desplazamientos de miles bajo condiciones inhóspitas. El insoluble problema de refugiados y de tantas situaciones extremas, han hecho de esas  – tierras  olvidadas -, una zona de calvario permanente. Esta Navidad tan especial, después de un año atípico para el planeta, nos brinda  siempre un espacio para la reflexión. Para detenernos a pensar y ofrecer una mano, a quien necesite de nuestra ayuda. Sin pedir nada a cambio. Todos somos hermanos. Más allá de la raza religión o creencias, nos necesitamos con urgencia. Quizá no está en nuestras manos embarcarnos y cruzar el océano para trabajar con las fuerzas de apoyo de las Naciones Unidas, Médicos sin Fronteras, Cruz Roja Internacional o cualquier organización de este tipo que disponga de personal especializado para brindar apoyo. Pero hay algo que sí podemos hacer desde nuestro lugar, con nuestras herramientas de trabajo  – Lápiz, papel, computadora-, además de rezar, es presionar a los gobiernos locales de cada país y a los organismos internacionales que dirijan su mirada  hacia las atrocidades cometidas a diario. Con toda seguridad, en algún momento usted ha recibido un correo electrónico donde le envían la foto de un niño, o más bien el esqueleto de una criatura apenas cubierta por algo de piel, sentado sobre una tierra desierta comiendo insectos para saciar el hambre. A lo mejor le ha ocasionado horror ver hileras infinitas de seres famélicos esperando recibir una porción de comida de un camión destartalado en medio de un campo en guerra y un escalofrío ha recorrido su cuerpo. Inmediatamente invoca el nombre de Dios y cierra el correo para seguir con su rutina. Pues bien, esas fotografías son tan reales como la cotidianidad que vivimos cada uno y es tan verdad como que en pocos días ya celebramos la Navidad rodeados de amigos y de comida mientras en otra parte del mundo un ser humano daría lo que fuera por recoger las migajas que caen de nuestra mesa. FELIZ NAVIDAD HERMANOS. COMPARTAN POR FAVOR

Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón

Prof. Gladys Semillan Villanueva

Marisa Isabel Clausen – Marisa – (MIC)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 26, 2020


 

9 thoughts on “NAVIDAD DESDE LA GUERRA”

  1. Pingback: beretta 92fs magazine

  2. Pingback: DARK HAWK VAPE PEN / BUY

  3. Pingback: exchange bulut mail

  4. Pingback: instagram hacker

    • HOPE
    • posted on December 26, 2020

    Have a fun with family and do online work without investing single penny. No limit of earn, earn as much as you spent time online. For more detail visit……….www.earn75.com

    • serofjax
    • posted on December 26, 2020

    GoogIe paga actualmente de $ 18,688 a $ 24,500 cada mes para trabajar en Iínea desde casa. Me uní a este empleo 2 meses antes y obtuve $ 26,540 en mi primer mes de este trabaj0. Puedo decir que mi vida ha cambiado, ¡totalmente para mejorar las cosas! Mira lo
    que hago ……. ☛☛☛☛☛☛☛☛
    https://CashApp1.Com

    • tobt1963
    • posted on December 26, 2020

    Gano más de $ 70 mil al mes trabajando a tiempo parcial. Seguí escuchando a otras personas decirme cuánto dinero pueden ganar en línea, así que decidí investigarlo. Bueno, todo era cierto y cambió mi vida por completo. Aquí es donde comencé ….. Haga clic aquí para obtener más información

    • Marco
    • posted on December 26, 2020

    Terrible. Trágico. Y la Caridad, comienza por casa, dice el refrán.

    • Patricio
    • posted on December 25, 2020

    Esa es la verdadera Pandemia, la del hambre a sabiendas. Todas las clases políticas lo saben, pero es gran negocio el hambre y la miseria.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: