Share

El 13 de diciembre de 1937, el ejército imperial japonés marchó hacia la ciudad capital de China, Nanking, y allí dio comienzo al asesinato de 300.000 de los 600.000 civiles y soldados de la ciudad. Las seis semanas de carnicería se conocerían como la Violación de Nanking y representaron la peor atrocidad durante la era de la Segunda Guerra Mundial en los teatros de guerra del Pacífico. Se cometieron innumerables atrocidades, como el saqueo, el incendio, la violación (Se calcula que entre 20.000 y 80.000 mujeres fueron agredidas sexualmente por el ejército japonés, tras lo cual eran asesinadas) y la ejecución de prisioneros de guerra y civiles

La invasión militar real de Nanking fue precedida por una dura batalla en Shanghai que comenzó en el verano de 1937. Las fuerzas chinas allí opusieron una resistencia sorprendentemente dura contra el ejército japonés que esperaba una victoria fácil en China. Los japoneses incluso se habían jactado de que conquistarían todo el país en solo tres meses. La tenaz resistencia de las tropas chinas trastocó ese calendario, y la batalla se prolongó durante el verano hasta finales del otoño. Esto enfureció a los japoneses y les abrió el apetito por la venganza que seguiría en Nanking.

Después de derrotar finalmente a los chinos en Shanghai en noviembre, 50.000 soldados japoneses marcharon hacia Nanking. A diferencia de las tropas en Shanghai, los soldados chinos en Nanking estaban en una pésima situación estratégica, mal dirigidos y poco organizados. Aunque superaban en gran medida a los japoneses y tenían muchas municiones, se derritieron bajo la ferocidad del ataque japonés y luego emprendieron una retirada caótica. Los generales del ejército nacionalista chino vergonzosamente huyeron de la ciudad antes que llegara el   ejército nipón, abandonando a sus soldados. Estos atrapados tras las murallas de la urbe se quitaron los uniformes y de civil se escondieron la llamada Zona de Seguridad preparada por los residentes extranjeros de Nankín. Después de solo cuatro días de lucha, las tropas japonesas irrumpieron en la ciudad el 13 de diciembre de 1937, con órdenes de “matar a todos los cautivos”.

Su primera preocupación fue eliminar cualquier amenaza de los 90.000 soldados chinos que se rindieron. Para los japoneses, la rendición era un acto de cobardía impensable y la última violación del rígido código de honor militar que se les inculcó desde la infancia. Por lo tanto, miraban a los prisioneros de guerra chinos con total desprecio, viéndolos como menos que humanos, indignos de la vida, nada merecedores de respeto.

La eliminación de los prisioneros de guerra chinos comenzó después de que fueran transportados en camiones a lugares remotos en las afueras de Nanking. Tan pronto como se reunieron, comenzó el salvajismo, con los jóvenes soldados japoneses alentados por sus superiores para infligir el máximo dolor y sufrimiento a los prisioneros de guerra individuales como una forma de endurecerse para futuras batallas, y también para erradicar cualquier noción civilizada de misericordia. Imágenes fotográficas tomadas por los propios japoneses documentan la brutalidad. Se observaba a soldados japoneses sonrientes realizando prácticas de bayoneta con prisioneros vivos, decapitándolos y mostrando cabezas cortadas como recuerdos, y de pie con orgullo posando sobre cadáveres mutilados. Algunos de los prisioneros de guerra chinos simplemente fueron abatidos por el fuego de las ametralladoras, mientras que otros fueron atados, empapados con gasolina y quemados vivos.

Después de la masacre de los prisioneros de guerra, los soldados dirigieron su atención a las mujeres de Nanking y se produjo una auténtica cacería animal. Desde mujeres mayores de 70 años o niñas menores de 8 años fueron arrastradas para sufrir abusos sexuales. Más de 20.000 mujeres (con algunas estimaciones de hasta 80.000) fueron violadas en grupo por soldados japoneses, luego apuñaladas hasta la muerte con bayonetas o ejecutadas para que nunca pudieran dar testimonio. Las mujeres embarazadas no se salvaron. En varios casos, fueron violadas, luego les abrieron el vientre y les arrancaron los fetos. A veces, después de irrumpir en una casa y encontrarse con toda una familia, los japoneses obligaron a los hombres chinos a violar a sus propias hijas, a los hijos a violar a sus madres y a los hermanos a sus hermanas, mientras que el resto de la familia estaba obligado a mirar. Los hombres chinos también fueron víctimas de delitos sexuales. Se los obligó para que practicaran actos sexuales entre ellos o de necrofilia (copular con cadáveres).

En toda la ciudad de Nanking, se produjeron asesinatos al azar cuando los soldados frecuentemente disparaban sus rifles contra multitudes de civiles aterrorizados, matando indiscriminadamente. Otros soldados mataron a comerciantes, saquearon sus tiendas y luego prendieron fuego a los edificios después de encerrar a personas de todas las edades en el interior. Disfrutaron del extraordinario sufrimiento que siguió cuando la gente intentó desesperadamente escapar de las llamas trepando a los tejados o saltando a la calle.

[transitionslider id=”1″]

La increíble carnicería (incendios, apuñalamientos, ahogamientos, estrangulaciones, violaciones, robos y destrucción masiva de propiedad en toda la ciudad) continuó sin cesar durante unas seis semanas, desde mediados de diciembre de 1937 hasta principios de febrero de 1938. Jóvenes o ancianos, hombres o mujeres, cualquiera podría ser disparado por capricho por cualquier soldado japonés por cualquier motivo o incluso sin móvil. Se podían ver cadáveres en todas partes de la ciudad. Se decía que las calles de Nanking estaban literalmente rojas de sangre. Aquellos que no fueron asesinados en el lugar fueron llevados a las afueras de la ciudad y obligados a cavar sus propias tumbas, grandes pozos rectangulares que se llenarían con cadáveres decapitados resultantes de concursos de asesinatos que los japoneses tenían entre ellos. Otras veces, los japoneses obligaron a los chinos a enterrarse vivos en la tierra.

El concurso de asesinatos consistía en un desafío para matar a 100 personas con una espada es un relato de la guerra de un concurso entre dos oficiales del ejército japonés sobre cuál de ellos podría matar primero a 100 personas con su espada. Los dos oficiales fueron posteriormente ejecutados por cargos de crímenes de guerra por su participación. Desde ese momento, la historicidad del evento ha sido fuertemente cuestionada, a menudo por nacionalistas japoneses o historiadores revisionistas que buscan invalidar la historiografía de la Masacre de Nanking. El problema surgió por primera vez de una serie de artículos periodísticos en idioma japonés durante la guerra, que celebraban el asesinato “heroico” de chinos por dos oficiales japoneses, quienes participaban en una competencia para ver quién podía matar más primero. El tema revivió en la década de 1970 y provocó una controversia mayor sobre los crímenes de guerra japoneses en China, y en particular la Masacre de Nanking. Los informes originales de los periódicos describieron los asesinatos como un combate cuerpo a cuerpo; Los historiadores han sugerido que es más probable que se tratara de una parte más de las matanzas masivas generalizadas de prisioneros indefensos.

En los periódicos la imagen de Mukai y Noda, durante la guerra

Noda y Mukai como prisioneros, en el tribunal de Nanking (fotos de prontuario)

Después de este período de violencia sin precedentes, los japoneses se relajaron un poco mientras se instalaron en la localidad durante la guerra. Para pacificar a la población durante la prolongada ocupación, los soldados japoneses distribuyeron narcóticos altamente adictivos, como opio y heroína, a la población de Nanking, independientemente de su edad. Se estima que 50.000 personas se volvieron adictas a la heroína, mientras que muchas otras se perdieron en los fumaderos de opio de la ciudad. Además, se introdujo el notorio sistema Comfort Women, que obligaba a las jóvenes chinas a convertirse en esclavas prostitutas, existiendo el método únicamente para el placer sexual de los soldados japoneses.

Los informes de los acontecimientos en Nanking aparecieron en la prensa oficial japonesa y también en Occidente, como noticias que ganaban las primeras páginas en periódicos como el New York Times. Los informes de noticias japoneses reflejaban el estado de ánimo militarista del país en el que se celebraba cualquier victoria del Ejército Imperial que resultara en una mayor expansión del imperio japonés. También aparecieron informes presenciales de corresponsales militares japoneses sobre los sufrimientos del pueblo de Nanking. Reflejaban una mentalidad en la que se consideraba justo el dominio brutal de los pueblos subyugados o los llamados inferiores. Increíblemente, un periódico, el Japan Advertiser, publicó un recuento de las cabezas cortadas por los dos oficiales involucrados en el infame concurso de las espadas, como si fuera una especie de partido deportivo. En los Estados Unidos, los informes publicados en el New York Times, Reader’s Digest y Time Magazine fueron recibidos con escepticismo por parte del público estadounidense. Las historias sacadas de contrabando de Nanking parecían casi demasiado fantásticas para creerlas. En general, la mayoría de los estadounidenses solo tenían un conocimiento pasajero o poco interés en Asia. Los líderes políticos tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña se mantuvieron abrumadoramente concentrados en la situación en Europa, donde Adolf Hitler estaba rearmando rápidamente a Alemania mientras al mismo tiempo expandía las fronteras del Reich nazi mediante maniobras políticas tortuosas.

The Rape of Nanking
Iris Chang

De vuelta en Nanking, sin embargo, no todo estaba perdido. Un grupo extraordinario de unos 20 estadounidenses y europeos que permanecían en la ciudad, compuesto por misioneros, médicos y empresarios, se encargó de establecer una Zona de Seguridad Internacional. Usando banderas de la Cruz Roja, declararon descaradamente un área de 2.5 millas cuadradas en el medio de la ciudad fuera del alcance de los japoneses. En numerosas ocasiones, también arriesgaron sus vidas interviniendo personalmente para evitar la ejecución de hombres chinos o la violación de mujeres y niñas.

Estos occidentales se convirtieron en los héroes anónimos de Nanking, que trabajaron día y noche hasta el agotamiento para ayudar a los chinos. Paradójicamente esa zona estaba liderada por John Rabe, en representación de la Alemania Nacionalsocialista, quien era el responsable del Comité Internacional en la Zona de Seguridad. Todos escribieron sus impresiones de las escenas diarias que presenciaron, y una describió a Nanking como “el infierno en la tierra”. Otro escribió sobre los soldados japoneses: “No imaginaba que existieran personas tan crueles en el mundo moderno”. Cerca de 300.000 civiles chinos se refugiaron dentro de su Zona de Seguridad. Casi todas las personas que no llegaron a la Zona durante la Violación de Nanking finalmente perecieron.

El 18 de febrero de 1938, la Zona de Seguridad de Nankín cambió su nombre por “Comité Internacional de Rescate de Nankín” y la Zona de Seguridad efectivamente dejó de funcionar. Los últimos campamentos de refugiados fueron cerrados en mayo de 1938. El príncipe Yasuhiko Asaka como el general Iwane Matsui fueron retirados de actividad y retornados a Japón. Matsui pasó a la jubilación, pero el príncipe Asaka se mantuvo en el Consejo Supremo de Guerra hasta el final de la guerra en agosto de 1945. Fue ascendido al rango de general, en agosto de 1939. Luego de la rendición de Japón, los principales oficiales a cargo de las fuerzas japonesas en Nankín fueron llevados a juicio. El General Matsui fue acusado ante el Tribunal Penal Militar Internacional para el Lejano Oriente por ignorar “deliberada y temerariamente” su deber legal de “adoptar medidas adecuadas para velar por el cumplimiento y prevenir las violaciones” dadas en la Convención de La Haya. Tani Hisao, el Teniente General de la Sexta División del ejército japonés en Nanking, fue juzgado por el Tribunal de Crímenes de Guerra de Nankín. Otros líderes japoneses militares a cargo en el momento de la masacre de Nanking no fueron juzgados. El Príncipe Kan’in Kotohito, jefe del Estado Mayor del Ejército Imperial Japonés durante la masacre, había muerto antes del fin de la guerra en mayo de 1945. Al príncipe Asaka se le concedió inmunidad por su condición de miembro de la familia imperial. Isamu Chō, el ayudante del príncipe Asaka y al que algunos historiadores creen que emitió la orden de “matar a todos los cautivos”, se había suicidado durante la defensa de Okinawa.

Príncipe Yasuhiko Asaka
General Iwane Matsui
Tani Hisao, Teniente General

De acuerdo con el periodista Jeff Kingston en su artículo Guerra y Reconciliación, El pueblo japonés no abraza la visión de valorización y exoneración de la guerra acariciada y promovida sin cesar por la élite conservadora revisionista de Japón. Los chinos, sin embargo, aceptan acríticamente la visión monocromática de Iris Chang, autora del libro La Violación de Nanking, sobre la memoria de la guerra en Japón, que se refuerza sin cesar en los medios de comunicación y sugiere que la mayoría de los japoneses niegan el pasado miserable y están ansiosos por abrazar una narrativa reivindicativa. En China, hay poco reconocimiento de la vibrante erudición sobre Nanjing por parte de investigadores japoneses que han trabajado duro durante décadas para presentar una visión precisa de lo que sucedió. Los revisionistas pueden ser una minoría marginal y desacreditada en Japón, pero proyectan una sombra desproporcionadamente larga en China. Las encuestas de opinión pública muestran que la mayoría de los japoneses rechazan la insistencia de los reaccionarios en negar y minimizar las atrocidades perpetradas por el Ejército Imperial Japonés, y la mayoría piensa que el gobierno debería hacer más para reconocer la responsabilidad de la guerra y expiar los excesos.

“Dos soldados japoneses se han subido al muro del jardín y están a punto de irrumpir en nuestra casa. Cuando aparezco me dan la excusa de haber visto a dos soldados chinos trepar por el muro. Cuando les muestro mi placa de fiesta, regresan de la misma manera. En una de las casas de la calle estrecha detrás del muro de mi jardín, violaron a una mujer y luego la hirieron en el cuello con una bayoneta. Me las arreglé para conseguir una ambulancia para poder llevarla al hospital de Kulou… Se dice que anoche hasta 1.000 mujeres y niñas fueron violadas, unas 100 niñas solo en Ginling Girls ‘College. No escuchas nada más que violación”

John Rabe (1882-1950)

 

EN MEMORIA DE AQUELLOS HOMBRES, MUJERES Y NIÑOS QUE SUFRIERON Y MURIERON EN NANKING, EN TIEMPOS EN QUE IMPERÓ EL HORROR SIN LÍMITE, DE EL QUE ES CAPAZ DE EJECUTAR SOLO EL HOMBRE CONTRA SU ESPECIE.

 

JOHN HEINRICH DETLEV RABE, EL BUEN ALEMÁN DE NANKING

John Rabe (a) el “Oskar Schindler de Nankín”, “el Buda Alemán”, o “El Buen Alemán de Nankíng”.

John Heinrich Detlev Rabe (Hamburgo, 23 de noviembre de 1882 – Berlín, 5 de enero de 1950) fue un comerciante y diplomático alemán afiliado al Partido Nazi. Durante la masacre de Nankín de 1937-1938, Rabe, junto con un grupo de europeos y norteamericanos arriesgaron sus vidas para crear un corredor de seguridad o área diplomática de 2 x 2 km, que ofreció refugio a la población china que lograban escapar de los soldados japoneses. Con ello consiguió salvar las vidas de 200.000 chinos. Así fue conocido y reconocido como el “Oskar Schindler de Nankín”, “el segundo Schindler”, según fuentes estadounidenses, y por los chinos como: “el Buda alemán”, o “el buen alemán de Nanking”.

 

Fuentes: The Rape of Nanking de Iris Chang. Guerra y Reconciliación de Jeff Kingston

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 19, 2021


 

30 thoughts on “Infierno en la tierra: La violación de Nanking”

  1. Pingback: ethereum wallets

  2. Pingback: Deisal Must De Cartier 21 Replica Magnification Cyclops

    • mirri648
    • posted on August 27, 2021

    Horrible… it is horrible

  3. Pingback: check here

    • Davaid
    • posted on May 3, 2021

    I am making a good salary from home $7580-$9065/week , which is amazing, under a year ago i was jobless in a horrible economy. i thank god every day i was blessed with these instructions,definitely a try…., <(“)

    Copy Here………>> http://www.jobapp3.com

    • SIMILAR DUDEDINO
    • posted on March 27, 2021

    DUDE, THAT WAS WACK

    • Patricia Nieto
    • posted on March 16, 2021

    Podemos ver que tan horribles somos los humanos

    • Earning way
    • posted on March 13, 2021

    I see what you mean… Jesse `s postlng is neat… on monday I bought a top of the range Jaguar E-type after I been earnin $7477 this-last/4 weeks and-even more than, 10-k last-munth . No-doubt about it, this really is the most comfortable job Ive had . I started this seven months/ago and right away was making more than $73 per-hr.

    Read more info —–>>>> http://easy40.com/

    • Pep
    • posted on March 4, 2021

    Más,

    “El concurso de asesinatos consistía en un desafío para matar a 100 personas con una espada es un relato de la guerra de un concurso entre dos oficiales del ejército japonés sobre cuál de ellos podría matar primero a 100 personas con su espada. Los dos oficiales fueron posteriormente ejecutados por cargos de crímenes de guerra por su participación. Desde ese momento, la historicidad del evento ha sido fuertemente cuestionada, a menudo por nacionalistas japoneses o historiadores revisionistas que buscan invalidar la historiografía de la Masacre de Nanking.”

    Talmente como sucedió también en Argentina, al finalizar el desastroso e inicuo “proceso de reorganización nacional” los responsables de mil y una atrocidades y aberraciones negaron hasta la saciedad la masacre.

    Y así siguen hasta el día de hoy. A alguno hasta se le puede leer por este mismo portal.

    • Pep
    • posted on March 4, 2021

    El artículo dice:

    “La increíble carnicería (incendios, apuñalamientos, ahogamientos, estrangulaciones, violaciones, robos y destrucción masiva de propiedad…”

    Salvo el uso de los enchufes de 220V aplicadas en las vaginas, penes y culos de los chupados, es exactamente lo mismo que hicieron los degenerados salvapatrias argentinos de 1976-1983.

  4. Start earning today from $600 to $754 easily by working online from home. Last month I generated and received $19663 from this job by giving this only maximum of 2 hours a day of my life. The easiest job in the world and the earnings from this job are just awesome. Everybody can now get this job and start earning cash online right now by just follow instructions click on this link and visit tabs( Home, Media, Tech ) for more details thanks………_http://kutt.it/ZHQmHU

    • Maryn Scheffer
    • posted on February 21, 2021

    Unbelievable … I have no words to describe this…

  5. Oooooooo Thank you! This is a great article. Thank you 4 posting it! ☦

    • micK COLLIARD
    • posted on February 20, 2021

    IT IS HARD TO UNDERSTAND HOW THOSE SOLDIERS BEHAVED

    • Nadia Lazarte
    • posted on February 20, 2021

    El horror de la guerra no les bastó

    • 李小然
    • posted on February 19, 2021

    日本人会说这是假的

    • murielmonroe
    • posted on February 19, 2021

    Yeah it`s Possible…Anybody can earn 500$+ daily… You can earn from16000$-32000$ a month or even more if you work as a full time job…It’s easy, just follow instructions on this page, CGui read it carefully from start to finish… It’s a flexible job but a good eaning opportunity .

    This Website OPEN HERE……>>>>>>>>………….. https://www.work92.com

    • Katherine Noble
    • posted on February 19, 2021

    Japan army was most brutal at that time , they also face the consequences for this we all know
    Karma always hit you back

    • Pichon
    • posted on February 19, 2021

    Que terrible y todavia nos denominamos “seres humanos”

    • Anonymous
    • posted on February 19, 2021

    Hola chicos, ahora estoy ganando $ 19k extra o más cada mes desde casa haciendo un trabajo muy simple y fácil en línea desde casa. Recibí exactamente $ 20845 el mes pasado de este trabajo desde casa. Únase ahora a este trabajo y comience a ganar dinero extra en línea siguiendo las instrucciones en el sitio web dado ………

    Haga clic en este enlace════☛☛☛ EMPLEOS EN LÍNEA EE. UU.

    • fuku Ryoto
    • posted on February 19, 2021

    中国政府がいわゆる南京大虐殺などの資料をユネスコの世界記憶遺産に申請したことについて、菅官房長官は「極めて遺憾だ」と述べ、取り下げるよう申し入れたことを明らかにしました。

    • 范艺
    • posted on February 18, 2021

    雖然現在已經沒有這種事情了,可是!!
    當時的日本人真的是太可惡了!!真的不能原諒阿!

    1. I feel the same way bc I still recall my great granny stories of how terrible that was.

    • rr fong
    • posted on February 18, 2021

    The Jews forgave the Germans because they admitted their brutally in their school history books. There is a portion of elder Japanese who understand and believe Japan should clearly state the damages caused to China, but the current policy from the prime minister is taking Japan to a different war history. Today most Japanese sees themselves as the victim of WW2 and I don’t blame them for this due to the what’s being taught in their education system. You can only hope their next PM would change this.

    1. אנחנו סולחים אבל אנחנו לא שוכחים

    • Michelle Kobashy
    • posted on February 18, 2021

    As a Japanese descendent I feel ashamed.
    It’s horrific that Japan has not yet apologized for this.

    • Van
    • posted on February 18, 2021

    I feel really weird that not one social studies teacher ever brought this up. I never knew this was even a thing until someone brought it up. It seems like something very important to at the very least communicate was a horrific thing.

      • E.j. Johnson
      • posted on February 19, 2021

      I had an Asian studies class once and the instructor overlook this episode

    • Human
    • posted on February 18, 2021

    The Nanjing massacre is definitely one of the biggest horrors of human history

    • Subzero
    • posted on February 18, 2021

    U know your evil when Nazis Condemn your actions.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: