IDEAS PARA REABRIR O AYUDAR A EMPRESAS PEQUEÑAS –  TRAS LOS PASOS DE LEE IACOCCA

Share

Por  Juan José Guaresti (nieto)

Los hechos que se producen diariamente en nuestra Patria tienen una elocuencia que supera todo discurso.  En cada costado que se mire,  nos encontramos con  palabras de la presente  Administración  absolutamente contrarias a las circunstancias  que deforma  y a las obligaciones  que debieron obedecer y fueron burladas.

La situación económica argentina es gravísima porque se ha olvidado acatar el principio fundamental  en materia económica: Hacer honor a la  palabra empeñada. Como eso no se cumple y se considera -con total naturalidad-que no es imperativo atenerse  a las obligaciones contraídas,  la Argentina carece de crédito en el mundo y  desde luego en el orden interno. Cuando pedimos  un préstamo los acreedores saben que la tasa de interés que debe fijarse  por la inmoralidad del deudor  no es la normal para la operación  que fuere, sino mucho más alta. Ese sobre precio desemboca  en inflación y en pobreza  y estas dos hechos  han generado la desocupación que padecemos. Además tenemos las consecuencias adversas de una pandemia tan  torpemente  por la que ya superamos  las 100.000 muertes .¿Quién  va a ser responsable del dolor de las familias involucradas? Es inaceptable no haber advertido a tiempo a la población que tener menos vitamina D en la sangre que la establecida por la ciencia abre  las puertas del contagio, la enfermedad y hasta la muerte. Para evitar  todo esto bastaba con media hora diaria de exposición  al sol, formidable enemigo del corona virus y  sus mutaciones.

IDEAS PARA ENFRENTAR LA CRISIS:

Iacocca

Esta crisis  ha golpeado duramente a todas las empresas en general y a quiénes trabajaban para ellas.  En esta oportunidad, como no podemos abarcar todo el desbastador panorama que nos rodea,  nos  vamos a limitar a buscar soluciones para los padecimientos de un sector de  los afectados que son propietarios y empleados  de pequeñas empresas que fueron clausuradas o están próximas a hacerlo. Desde luego preocupa mucho  el cierre total  o parcial de las grandes  empresas o  que se vayan del país pero,  en este artículo examinaremos  que se puede hacer para ayudar a las pequeñas empresas a reinstalarse en el mercado  o  ayudarlas para que no se cierren. El autor piensa que el gobierno se ha ocupado de fijar torpemente  una alta indemnización por despido  que el pequeño empresario no puede pagar y que ambos, patrones y empleados no quieren. Lo que piden  es que se los  ayude a conservar el empleo. El desgarrón afectivo que el cierre de la pequeña empresa causa a dueños  y dependientes, es terrible, difícil de soportar para sus víctimas. En muchos casos se ocasiona  un debilitamiento  del estado anímico y físico de los afectados que finalizan engrosando la lista de enfermos  por “corona  virus” o directamente se mueren.- Aquel morbo se especializa en derribar a quienes recibieron disgustos muy graves como el inferido.

¿Porque nos ocupamos aquí de estudiar cómo hacer para que los que tuvieron  que cesar en su actividad o están decididos a  hacerlo ,  retomen el pretérito lugar que ocupaban? Por la sencilla razón que el que ya estaba instalado tenía una experiencia y conocimientos importantes y que ya sabía lo difícil que es sobrevivir en el sector privado. Todos  ellos están curtidos luchando permanentemente  contra la adversidad que significan dirigentes políticos mal  elegidos que designan innecesarios empleados públicos cuyos sueldos se pagan con más impuestos o emitiendo moneda  .  Hay, además, una ley económica que dice  que las pequeñas empresas son más creadoras de ocupación  que las grandes.  Si reestablecemos las pequeñas, las grandes también van a poder sobrevivir. Es obvio que para tener una gran empresa es necesario primero crear una pequeña empresa como  fue el caso de muchos empresarios argentinos  que comenzaron con modestos talleres. Para convencer a alguien que reabra  la actividad  que clausuró  o continúe  en ella  es necesario tener funcionarios con imaginación y con la  convicción que para hacer volver al que se fue, o al  que se está por ir,  hay que darle inteligentes  garantías inusuales.  Debe partirse del supuesto de la ley que dice  “La  empresa que se cierra no genera tributos”.  Su corolario dice así: “ En consecuencia, si  para  obtener recaudación genuina  debo rebajar los  impuestos, es  negocio para el Fisco.  La empresa que cerró o que va cerrar no paga impuestos”. Además no hay economista serio  que no  diga  que “La desocupación es más contagiosa que muchos virus”. Cada desocupado a quien se le quitan las ilusiones y el empleo, no tiene un cobre para llevar a su casa .Como no  gasta, otro pierde su empleo.

¿Qué pasaría si al  que cerró o va a cerrar porque no  aguanta más, un  gobierno serio le dice lo siguiente: Si abre,  el crédito  que pida al banco NO paga I.V.A por todo  el período  que dure el crédito y del I.V.A. que paga el comprador, su  empresa   se  queda con una parte  que le  sirve para pagar al banco las cuotas  del crédito? La otra parte va al Fisco. Supongo que el lector, a esta altura de la propuesta, podrá decir que esta es disparatada y que el autor no mereció haber  sido Director del Banco Central. Nos  vamos  a defender diciendo que se trata de empresas que cerraron o van a cerrar. El fisco no pierde nada  y al contrario algo va a percibir porque obtiene tributos de quien se los iba a cortar completamente . El  banco haría operaciones con una  empresa que va a recibir parte del I.V.A.-con cada  venta que haga de manera que va a tener ingresos para pagar el crédito. En  este esquema donde tienen ingresos y crédito asegurados  quiénes  cerraron su empresa o están por hacerlo,  le es posible pensar en reabrir  o continuar su negocio y también les va  a convenir a  sus empleados y proveedores. Es bueno señalar que la filosofía de esta idea  no  es original de quien esto escribe sino  que la tomo de Lee J. Iacocca, Presidente de Chrysler, quién le demostró al Congreso norteamericano que si no lo ayudaban, iban a perder la  carrada de tributos que  esa empresa aportaba al Tesoro.   Aquí es lo mismo y debería  ser adoptada esta idea como principio  por el Fisco argentino: Una empresa en quiebra, sea grande o  pequeña,  no tributa. Mejor sería ayudarla para que pueda pagar. Una empresa a quien le impedimos exportar no crea empleos ni le  sirve  al  Fisco en nada. Mejor sería examinar si justifica darle una mano. 

 

 JUAN JOSÉ GUARESTI (NIETO)

El doctor Guaresti es abogado,  Ex Director del Banco Central de la República Argentina (1983-1985) Ex Profesor adjunto de “Análisis Económico Financiero” de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Ex profesor de “Economía Política” en el Colegio Nacional de Buenos Aires.

Publicaciones:

“Los tres poderes del Gobierno” -Primera edición: Círculo del Lector (1984).  Segunda edición: Editorial Sudamericana (1985)

“La desocupación -Sus soluciones-“: en colaboración con otros autores (Víctor P. De Zavalía (1967)

Ha colaborado aproximadamente en 80 diarios y periódicos de la Capital Federal. (La Nación, La Prensa, La Nueva Provincia, La Ley, Jurisprudencia Argentina, Periódico Económico Tributario, El Accionista, La Gaceta de Tucumán, Ámbito Financiero, La Voz del Interior de Córdoba, El Litoral de Corrientes, Economic Survey, El Argentino de Chascomús, Ecos del Puerto de Mar del Plata, La Mañana de Victoria(Entre Rios), El Popular de Olavaria, Diario de Cuyo de San Juan, La Mañana de Corrientes, La Arena de La Pampa, El Independiente de La Rioja, Vida Rotaria,  El Liberal de Santiago del Estero, El Diario del Chaco, La Reforma del Chaco, Pregon de Lanus, Nuevo Dia de Coronel Suárez,  La Opinión  de  Rafaela,,etc.etc.

Senado de la Nación Argentina: el 3 de Mayo de 2018  en el “Curso del Pensamiento Político Argentino” que se realiza en un Programa Conjunto entre la Escuela de Gobierno de la Universidad Austral y el Senado dela Nación.

Otras actividades: Miembro Fundador del EEA (Encuentro de Economistas Argentinos)

Productor agropecuario. Socio del Rotary Club de la Ciudad de Buenos Aires. Piloto Privado de Aviones. Ha sido miembro del Directorio o Síndico de conocidas empresas nacionales. Miembro Fundador de la Fundación Vasco Argentina Juan de Garay. Idioma extranjero: inglés.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 18, 2021


 

10 thoughts on “IDEAS PARA REABRIR O AYUDAR A EMPRESAS PEQUEÑAS –  TRAS LOS PASOS DE LEE IACOCCA”

    • Dany Urmiñan
    • posted on July 20, 2021

    Entonces con esta propuesta hay una oportunidad de trabajo para todos y todex

    • Graciela Rubio
    • posted on July 18, 2021

    Brillante idea para un pais sin mafias en los sindicatos.

    • Anonymous
    • posted on July 18, 2021

    Amazing! I’ve been making $85 every hour since i started freelancing over the internet half a year ago… I work from home several hours daily and do basic work i get from this company that i stumbled upon online… I am very happy to share this work opportunity to you… It’s definetly the best job i ever had…Check it out here…… https://freelancercash1.blogspot.com

    • Anonymous
    • posted on July 18, 2021

    Everybody can earn $500 Daily… Yes! you can earn more than you think by working online from home. I have been doing this job for like a few weeks and my last week payment was exactly $12537 dollars.

    See More Info…………… https://www.paybuzz1.com

    • DANIEL ROBERTO
    • posted on July 17, 2021

    brillante idea pero que hacemos si las pimes trabajan mas de la mitad en negro

    1. Los primeros en evadir soos nosotros…………

    • chila
    • posted on July 17, 2021

    Para que funcione tendriamos que traer contribuyentes honestos de otros paises.

    • Achissssssssssssssssssss
    • posted on July 17, 2021

    Hay que ponerlo a Amado Bolodou de ministro y se soluciona todo.

    • Patricio
    • posted on July 17, 2021

    Desgraciadamente, en Argentina, creo firmemente que no hay de esta clase de empresarios. El peronismo genera atraso; el atraso genera frustración; la frustración genera peronismo. ¿Demasiado gorila? Pruebo de nuevo: el peronismo genera decadencia; la decadencia genera pobres; los pobres votan al peronismo. ¿Otra vez? La incapacidad de desarrollarse genera dependencia del estado. La dependencia del estado genera empresarios y trabajadores dependientes del estado. Los que dependen del estado votan al peronismo. No son juicios de valor sino constataciones de hechos. Un país frustrado, decadente, pobre y dependiente del poder político, que no para de votar a sus victimarios peronistas. ¿Se entiende lo que dije al principio?

      • melacomoyque
      • posted on July 17, 2021

      Es la realidad. Uno quisiera ser positivo y lentar a las generaciones que se vienen… pero lo que decis, es la posta.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: