Share

Grl Heriberto Justo Auel

08 Sep 21

“Porque ganar cien victorias en cien batallas, no es la cumbre de la destreza.

Someter al enemigo sin luchar, es la cumbre de la destreza”.

Sun Tzu -544/496 aC.-

 

 

  1.  La Cultura es lo que importa.
  2. China: el Imperio del Centro.
  1. China y la contrarrevolución iberoamericana en la “anilla externa”.

  1. La Cultura es lo que importa.

“El arte de la guerra” -del filósofo y estratega chino Sun Tzu- sigue siendo el texto de estrategia más influyente en las guerras de Asia Oriental y ha influido en el pensamiento militar oriental y occidental, así como en las tácticas de negocios y en la estrategia legal,  entre otros campos. En Occidente Napoleón fue un ávido lector del chino -contemporáneo de Confucio- y por lo tanto ha influido -sin duda- en el pensamiento del Libertador San Martín, que combatió contra el Emperador y aprendió de él -al igual que Clausewitz- antes de su regreso a la Patria, en 1812.

Mao

Entre los más recientes conductores militares exitosos seguidores de Sun Tzu, Mao Zedong -también conocido como Mao Tse-Tung- fue quien lo reinterpretó y tradujo los principios del Maestro al ámbito de la guerra revolucionaria. En sus “Cinco Escritos Militares” Mao explicita -para sus Oficiales Milicianos durante la “larga marcha”- el pensamiento del mítico estratega oriental, actualizándolo a su tiempo y a la guerra insurgente: “lograr la victoria con el mínimo derramamiento de sangre”. La estratagema (1) y el engaño debían reemplazar a la debilidad cuantitativa y cualitativa de los revolucionarios marxistas.

El desembarco de China en nuestra región y particularmente en nuestro país -en la posguerra fría- nos llevó a dedicarle varios ensayos en los últimos años: -En www.ieeba.org-.  

  • “La Seguridad Estratégica de la Región en el Nuevo Escenario Internacional”. Ene 02.
  • “El Nuevo Ordenamiento Internacional Posterior a la Intervención de EE.UU. y de sus aliados en Irak”. 21 May 03.
  • “Estrategia para la Convivencia en Paz”. 27 Oct 07.
  • “La Situación Estratégica del Atlántico Sur en el año 2012”. Ago 12.
  • “La Dirigencia Argentina Frente a las Guerras del Siglo XXI”. Dic 15.
  • “La Geopolítica del ´Virus Chino´”. May 20.
  • “Un Análisis Estratégico del Vacuna-Gate”. Mar 21.
  • “El Encuadramiento Geopolítico Internacional de la Actual Situación Estratégica Argentina”. Mar 21.
  • “Las Guerras Híbridas en el Ámbito de una Nueva Guerra Mundial”. Abr 21.
  • “Mientras China acelera la Ocupación de la Anilla Externa del Rimland, el Foro de San Pablo Acelera la Contraofensiva Revolucionaria en Colombia”. May 21.
  • “Las Guerras Asimétricas de Séptima Generación en Iberoamérica y la Argentina”. May 21.
  • “¿Cómo Salimos de la Ciénaga…que Supimos conseguir…? Ago 21.

El título de este primer punto –“la cultura es lo que importa”- reproduce el título del último libro de Samuel Huntington (2) -en colaboración con Harrison-. Con su subtítulo -“la cultura da forma al progreso”- coinciden en un todo con el fin que perseguimos en este punto. Conocer a China es conocer a su cultura, es decir, a su identidad, que por supuesto, no es la nuestra. Advertimos esto, pues existe una intención kk de reemplazar a nuestro sistema político, tomando como modelo al régimen chino.

El sanjuanino Gioja -Ex Pte. del PJ- lo expresó así:  “China y el PCCh son referentes a mirar siempre y a seguir su ejemplo”. El Gobierno del PJ busca implementar el sistema comunista chino en Argentina(8).

 

Toda cultura reconoce como origen y sostén a una religión. En el caso chino se trata de varias religiones: el confucionismo (3), el taoísmo (4) y el budismo (5). El sincretismo religioso prevalece en la China actual, pero la influencia confuciana en la cultura se traduce en la aceptación del “autoritarismo político”, que tiene su ratificación en la aceptación del “partido único” (6) y en la reciente decisión del Legislativo de otorgar la permanencia sin plazos de Hi Jinping en el poder (7), lo cual es lo más parecido a una dictadura.

Los argentinos vivimos en el Occidente Cristiano -desde siempre- y este se define en el siglo XXI por:

  • Basar su filosofía en la herencia de la Antigüedad Griega.
  • Basar su jurisprudencia en el Derecho del Imperio Romano.
  • Basar su teología en la tradición judeocristiana.
  • Basar su concepción artística en el Renacimiento europeo.
  • Basar su pensamiento sociológico en la Ilustración francesa.

Como es fácil de observar, nuestro cimiento cultural no responde a lo establecido por el sincretismo religioso chino. La superficial pretensión ideológica del salto de garrocha que pretende la actual dirigencia “pseudo-revolucionaria” argentina es absurda e intrínsicamente perversa (9) y solo encubre la búsqueda desesperada de la impunidad de “Ella”.

La admirable ineptitud y liviandad que demuestra diariamente “Tartufo” solo puede tener una explicación en el “contrato” que lo llevó a la presidencia: lograr la absolución de “Alí Babá y los Cuarenta Ladrones” a través de la eliminación rápida de nuestro sistema constitucional, con lo cual se eliminarían las decenas de causas kk que transitan por los Tribunales. No hay otra explicación ante tanta e inconcebible torpeza gubernamental.

A. Fernández

En la perversa necesidad de la “modernización” del instrumento jurídico Estado, que solapadamente pregonan,  se encuentra la razón de ser del sorpresivo “dedazo” que, desde la nada, encumbró a “Tartufo” en la presidencia y le obliga a renegar de su dignidad, de su hombría y de su dudoso honor, para cumplir con el objeto del “contrato”: destruir a las instituciones, la cultura, la economía, la credibilidad del país, la esperanza de los ciudadanos y un largo etc., para justificar o legitimar el oportuno salto de garrocha geopolítico que nos lleva a una órbita ajena a nuestra cultura/identidad, fuera de la esfera de influencia Hemisférica Occidental y a transformarnos -a la cabeza del Foro de San Pablo- en la piedra en el zapato de EE.UU en su actual disputa por la hegemonía mundial, con el emergente Imperio Chino.

Hace pocas semanas el principal asesor de Seguridad Nacional de Washington vino a Buenos Aires para advertir a la Casa Rosada acerca del peligroso rumbo de nuestra Cancillería. Sin embargo el “instituto patria” -luego de la advertencia- obligó a redoblar apuestas.

  1. China: el Imperio del Centro (10).

 

Por más que la palabra China se haya extendido a la mayoría de las lenguas occidentales, los chinos nunca llaman así a su país. Para ellos es Zhōngguó, que en traducción literal significa algo así como “Estado del Centro”, “poder central” y, más tarde, “nación”. La apelación al centro en Zhōngguó parece deberse a razones geográficas. ¿Dónde estaba inicialmente ese centro? Más o menos al sur del desierto de Gobi y al norte del Yangtsé, siguiendo la cuenca del río Amarillo.

Zhōngguó era un centro en torno al que deambulaban enemigos. La obsesión por distinguirse de ellos y mantenerlos a raya iba a servir de justificación -en diversas épocas- para construir secciones de lo que se convertiría en la “Gran Muralla”. Con los siglos, el radio que salía del centro se amplió hasta las fronteras actuales de la República Popular que responden -con escasas diferencias- al territorio controlado por el emperador Kangxi -1661/1722-, de la dinastía Qing. Con él, Zhōngguó se convirtió en el Imperio del Centro, lo que sancionaba su hegemonía secular en Asia Oriental .

 

China siempre se auto percibió como “centro” o eje del mundo civilizado. Siendo una de las más antiguas culturas, su civilización fue una de las más avanzadas del orbe. Sin embargo ingresó a una etapa de oscura decadencia. La explicación del siglo largo en que China estuvo a punto de desaparecer como nación -entre las guerras del opio y la formación de la República Popular actual- la buscan los chinos -ya sean comunistas o nacionalistas- en los tratados desiguales con que las potencias imperiales impusieron un dogal de miseria, oprobio y atraso a su país.

Sin duda que todo ello los afectó, pero esa explicación renguea. ¿Por qué no pudo Zhōngguó, ya convertido en el Imperio del Centro, resistir la presión extranjera? Desde las guerras del opio la dinastía Qing no ganó una sola a los kwai –diablos blancos-. Contaba con una tecnología militar caduca, pero el rezago venía de más lejos. Durante más de dos mil años China se había organizado sobre una agricultura pasablemente productiva, cuyo excedente lo distribuía y se lo apropiaba una elite burocrática que tenía a raya el brío patrimonialista de los terratenientes. En la cumbre, un emperador sostenía el artilugio mientras duraba el mandato del cielo. Pero eso ya no valía.

 

El gran sismo de la historia china del siglo XIX no fue el saqueo del Palacio de Verano de Pekín (1860), sino la guerra civil conocida como la Rebelión de los Taiping (1850-1864). Ambos bandos creían tener buenas razones para luchar y lo hicieron sin escatimar vidas. Aun sin artillería ni aviación, la guerra causó bajas estimadas entre veinte y treinta millones de personas, casi la mitad que en la Segunda Guerra Mundial.

Shek

Los años posteriores no supusieron una mayor presencia internacional de China, sometida a largos conflictos en el interior de su territorio: luchas entre señores de la guerra, invasión japonesa entre 1930 y 1945 y guerra civil entre los comunistas seguidores de Mao Zedong y el Kuomintang (nacionalistas) de Chiang Kai-shek, entre 1945 y 1949.

El repliegue hacia el interior continuó durante la era maoísta -1949/1976- pero el peso internacional del país más poblado del mundo se hizo sentir en algunos conflictos -guerra de Corea 1950/1953- en apoyo a los partidos comunistas o a sus escisiones maoístas; en el aliento a los movimientos anticolonialistas que siguieron a la GM II, en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con EEUU tras el viaje de Richard Nixon -1973- o en su acceso a la ONU, como única representante de China.

Sin embargo es difícil no ver en la política exterior maoísta un retorno a la misma orgullosa soledad que había caracterizado a las dinastías imperiales. Contrariamente a lo realizado por la URSS, China no salió de sus fronteras a difundir su revolución. El “maoísmo internacional” fue y es fruto de líderes revolucionarios autónomos.

La era de reformas -con Deng Xiaoping- supuso una pasividad internacional aún más intensa, bajo el lema “Estrategia de Desarrollo Independiente y Pacífico” que permitió a China concentrarse sobre su propio crecimiento económico. Tras la masacre de Tiananmen -1989- Deng siguió insistiendo en su postura de vivir y dejar vivir, defendiendo una política de no intervención en los asuntos internos de otros países.

Su archifamoso pragmatismo le llevó así a contentarse con la reunificación de su país -fin de la ocupación colonial en Hong Kong y Macao, el intento de retorno de Taiwán a la patria común- y a una oposición de baja intensidad al hegemonismo o protagonismo internacional de Occidente, en especial de EEUU.

El portentoso crecimiento económico de China en las últimas décadas empujó a sus sucesores a ingresar -con paulatina intensidad- en los asuntos del comercio internacional, fundamentales para su estrategia mercantilista. Las exportaciones se convirtieron en un sector decisivo para la salud económica de China y así, poco a poco, el país se incluyó activamente en el nuevo orden económico internacional que siguió a la desaparición de la Unión Soviética.

Durante esos años EE.UU. se convirtió en lo que -con exageración “gringa”- se ha llamado “la hiperpotencia” y China -expectante ante la situación- continuó ampliando sus mercados, sin crear problemas especiales.

El ascenso económico de China y su próxima conversión en la mayor economía mundial, por un lado y los problemas de gestión económica tras la “Gran Contracción de 2008” en Occidente, especialmente en EE.UU. por el otro, dio lugar a una oportunidad única para impulsar el ascenso de China. Ello no debería ser objeto de preocupación, de no ser por las ambiciones de sus dirigentes.

Aunque hayan renunciado al sueño de la revolución mundial y que el socialismo con rasgos chinos no sea otra cosa que un ´capitalismo de compadres´ (11) o ´capitalismo de Estado´ -que es el objetivo de los kk- , no van a renunciar indefinidamente a hacer valer sus triunfos -para mejorar su posición- y tratar de recomponer eventualmente el papel central que durante siglos ocupó en Asia el Imperio del Centro.

Sin embargo, ser una potencia regional cuando el mundo es ya una aldea global, sería contentarse con poco. A quienes se creen legítimos herederos del Imperio del Centro no les bastaría con otra cosa que con la hegemonía mundial. La cuestión empero no sería de preocupar, salvo por el hecho de que esos herederos no creen en la democracia ni en el imperio de la ley.

 

El cambio de actitud no ha tenido que esperar al ascenso de Xi Jinping a la cumbre. Ya se había hecho notar durante el liderazgo de Hu Jintao. En 2004 uno de sus consejeros hablaba de la necesidad de pasar del lema de Deng, al de Ascenso Pacífico”, una política orientada a convertir a China en una gran potencia.

 

China no iba a limitarse a su papel de líder económico: tenía que convertirse en un actor militar decisivo. Desde 2010 esa meta se ha impulsado con fuerza y, tras la llegada al poder de Xi Jinping China muestra con toda claridad su deseo de ser considerada una de las grandes potencias en un mundo multipolar.

Hace pocos años, Joseph Nye (12) distinguía entre “poder duro” y “poder blando”. En realidad, no hacía sino recordar que el poder se ejerce por coacción y por influencia, una distinción al menos tan antigua como Tucídides. Sin embargo el progresismo internacional -que tiene a Davos como referencia, ´la davosía´- se arrebató, porque al igual que Nye participaba de la ridícula ilusión -al igual que los políticos argentinos- de que al poder duro lo había jubilado -definitivamente- el arco justiciero de la historia.

Sun-Tzu

Los chinos -tal vez porque han leído a Sun Tzu- no son tan cándidos. La verdadera garantía del poder está en la violencia legítima y su prelación sobre la influencia está en la naturaleza de las cosas. Mao lo formulaba así: «El poder político brota del cañón del fusil».

 

Xi Jinping ha precisado -por la vía de los hechos- las nuevas aspiraciones de China. Su “sueño chino”, definido como el rejuvenecimiento de la nación, deja lugar a pocas dudas. China tiene que volver a ser el Imperio del Centro, un centro cuyo radio aspira a extenderse al universo mundo.

Xi ha buscado y busca tiempo. Si su estrategia está clara, la táctica tendrá que adaptarse a las oportunidades que surjan. Por el momento, dos objetivos regionales se perciben con claridad para el mediano plazo. Uno es la sempiterna reivindicación de la unidad nacional y tiene a Taiwán en el punto de mira. El otro, extender la presencia militar china a los mares cercanos. La garantía de ambos depende de situar en primer plano a la Defensa Nacional.

 

Conflictos territoriales en el Mar del Sur de China

China ha aprendido del RU y de EE.UU. que no es posible imponer su hegemonía sin una presencia activa en el aire y en los mares. Los cambios tecnológicos han impulsado -esta vez radicalmente- la obsolescencia de las políticas aislacionistas, cuyo epítome fue la construcción de la Gran Muralla.

China necesita desesperadamente romper la primera barrera insular para tener paso franco hacia los mares del mundo, ante todo el Pacífico. El control del Mar del Sur y, más aún, la unificación con Taiwán, serían un paso decisivo hacia esa meta. Pero no basta. China necesita también imponer su predominio en el Pacífico Norte, donde el panorama es más complejo. Las dos Coreas y Rusia cortan la salida al mar, desde Manchuria. Los puertos chinos más septentrionales están en Tianjin, Lushun -el antiguo Port Arthur- hoy una importante base de la flota y Dalian; todos ellos justo en el paralelo 39N. Vladivostok está en el 43N.

Japón tapona la salida hacia el nordeste, entre los paralelos 45N y 33N. En 2012 se produjo una seria crisis entre Japón y China por ocho islas deshabitadas que los japoneses llaman Senkaku y China Diaoyu. El archipiélago se encuentra al sudoeste de Okinawa, a poca distancia del norte de Taiwán y pertenece a Japón. Desde entonces, China ha enviado a la zona barcos a los que llama guardacostas, pero que son navíos de guerra camuflados.

Estos y otros incidentes han aumentado considerablemente la tensión en el Pacífico Norte y su repetición hace temer que cualquier imprevisto pueda desencadenar una respuesta armada por uno u otro lado.

Los dirigentes chinos no dejan de tener en cuenta esa posibilidad porque, también en el caso de Japón, EE.UU. se vería obligado a afrontar una guerra según el “Tratado de Cooperación y Seguridad Mutua” que entró en vigor en mayo de 1960. Aunque la interpretación de su Tratado de Seguridad con Corea del Sur sea menos terminante, sería difícil que EE.UU. no se viese también implicado en una guerra entre ese país y su vecino del norte. Son consecuencias que China toma en cuenta.

En resumen, todo hace pensar que para los dirigentes chinos el eslabón más débil en la cadena que representa la primera barrera insular se encuentra en el Mar del Sur, donde la diversidad de intereses nacionales, la debilidad de los gobiernos locales y las decisiones imprevisibles de sus líderes pueden animarla a una estrategia de hechos consumados.

“El Indo-Pacífico es un espacio geopolítico único que alberga múltiples contenciosos. China supera numéricamente a Estados Unidos en buques, pero no en capacidades, como consecuencia de la ventaja tecnológica norteamericana” (13).

 

A su llegada al poder Xi Jinping se presentó como un reformador. Conviene precisar: Xi no ha hecho ninguna de las reformas prometidas cuando de ellas pudiese derivarse menoscabo para el poder institucional del Partido Comunista o para los intereses nacionales de China, tal y como los entiende el Partido Comunista; pero sí ha emprendido reformas que contribuyen a mantener el primero y aumentar los últimos.    PrisioneroEnArgentina.com

Uno de los sectores en los que ha tomado un gran número de iniciativas llamadas a desperezar el funcionamiento de la institución, ha sido en el de las fuerzas armadas.

 

Xi

Será el ejército de tierra quien inicialmente experimente los mayores cambios. Sus efectivos previos a la reforma se cifraban en 1,55 millones, organizados en cuerpos de ejército según el tradicional modelo soviético. Un cuerpo de ejército solía contar con entre treinta mil y cien mil efectivos. Ese tamaño -demasiado grande para maniobrar con facilidad- ha sido sustituido en muchos países por una combinación de tecnología y unidades más eficientes: las divisiones.

De esta suerte los actuales dieciocho cuerpos de ejército se reagruparán en un número de entre veinticinco y treinta divisiones. El sistema de mando será también más ágil, con mejores y más rápidas comunicaciones entre las divisiones y los teatros de mando y, por supuesto, con el Estado Mayor Conjunto.

En conclusión: Xi retiene el mandato histórico del “Imperio del Centro”, pero tiene muy en cuenta la experiencia del aislamiento provocado por la “orgullosa soledad”. Debe conjugar las experiencias del pasado lejano y reciente, con las oportunidades de los nuevos tiempos, sin olvidar a Sun Tzu. La continuidad del desarrollo chino le exige la expansión. Necesita abrir caminos para obtener la energía y los alimentos para mil cuatrocientos millones de habitantes y de los mercados, para su producción. Para ello construye un moderno sistema de disuasión militar y paralelamente un amplio “soft-power” que tiene como eje a “los caminos de la seda”, terrestres u marítimos.

Este proyecto estratégico resuelve en gran parte a los naturales bloqueos -en sus cuatro puntos cardinales- abarcando la totalidad de Asia, Europa y África. El apresurado y desprolijo retiro de EE.UU. de Afganistán fue un “regalo” para XI, que ya está presente allí, en el único espacio de comunicación del Asia Central con las “aguas calientes”. Además, los informes indican que hay reservas minerales por un valor de 850.000 millones de U$S: hierro, cobre, litio, cobalto y tierras raras. La inexplicable “incoherencia” de Biden, es que una de las principales razones de su retiro ha sido la necesidad de reunir a sus FF.AA. ante el desafío chino.

En los últimos meses China ha mostrado problemas para mantener el ritmo de sus exportaciones y muestra a una “sociedad volátil”. Hay analistas (14) que advierten “agitación de emociones” por parte de Xi, que podrían conducir a “un nuevo gran levantamiento”. ¿Habrá tomado nota nuestra Embajada en Beijín? Podrían quedar -los kk- colgados del pincel.

  1. China y la contrarrevolución iberoamericana en la “anilla externa”.

Con referencia a la presencia china en Iberoamérica, el 2l Mar 21 le dedicamos un ensayo específico -el Nro. 8 de la Pág. 2- que expresa -en parte- en su Punto 3:

LOS CAMINOS CONTEMPORÁNEOS

Para sus críticos es un proyecto para dominar el mundo; para sus defensores facilita el desarrollo de regiones olvidadas.

China con una estrategia indirecta -progresivamente- ocupa espacios llaves en la “anilla exterior” a través de una maniobra planetaria que la posiciona como gran potencia.

 

La “revolución socialista iberoamericana” se ha enancado en dicha maniobra y Beijín, apelando a su milenaria cultura la explota, pero no se compromete. ¿Hasta dónde llegará la hipócrita intencionalidad de los KK? Acaban de nombrar en Beijín a un joven chinólogo -Vaca Narvaja-, “embajador especializado” formado desde en su niñez en La Habana.

 

La práctica negociadora china -exclusivamente mercantilista- ignora aquellas acciones violatorias del Derecho Internacional o de los Derechos Humanos de sus contrapartes. Tal ha sido el caso de su relación con Chávez y Maduro. Hoy Venezuela debe 60.000 millones de u$s a Xi y por ello se hizo cargo de PDVSA, para cobrar las acreencias de los últimos veinte años. Ese desembarco se está desarrollando en conjunto con el aliado ruso, que tiene allí intereses y tropas que acompañan a las cubanas establecidas en Caracas hace veinte años.

 

En la Argentina el encubierto gobierno de Ella está demoliendo lo que queda de la economía “de mercado”. Es condición necesaria para dar “el salto de garrocha” -que venimos anticipando en los últimos meses- y así legitimar el desembarque chino en nuestro país –sumido en un caos provocado-, para pasar -sigilosamente- a la órbita imperial de Beijín y al “capitalismo de estado”, redentor de la Argentina Nac&Pop, que estrenaría simultáneamente una nueva Constitución Nacional, hecha a medida, si lograran triunfar en las elecciones de medio tiempo.

 

Es la fórmula que anticipan los enérgicos últimos discursos de Ella -que ignoran a Tartufo- y los hechos -dosificados- que ejecutan los alfiles alquilados. El nombramiento del nuevo ministro de Justicia es sumamente elocuente, frente a las eventualidades inmediatas.

 

Mientras tanto y navegando en superficie, la oposición complaciente sigue descansando y ejercita el diálogo. Vive en un aletargado período sabático, plagado de anécdotas televisivas.

 

El cambio del sistema político es la maniobra central -y única- que persigue el “gobierno de científicos”, conducido desde el “Instituto Patria”. Ello explica lo inentendible: la más absoluta ineficiencia y pasividad en todos los frentes del gobierno de Tartufo. El cambio de Constitución, un nuevo alineamiento regional con las autocracias y el cambio de inserción internacional, encubren la absolución de Ella y su encumbramiento histórico: la heroína que logró -luego de setenta años de luchas revolucionarias- los fines últimos de la Revolución Socialista Iberoamericana.

 

Se consagraría así el encuentro combinado de la compleja contraofensiva revolucionaria regional/local -encubierta por los kk- con la maniobra exterior -planetaria- de la super potencia “in partibus”. PERO, la salida de la zona de seguridad de Occidente no será fácil ni gratuita. Un Lula políticamente rehabilitado les será imprescindible. Y el Foro de San Pablo -FSP- deberá garantizar la contención de la reacción de los pueblos, cosa que por el momento pareciera imposible.

El avanzado posicionamiento internacional de Xi –en toda la “anilla exterior”- prevé acuerdos en infraestructura, energía, minería, transporte y exportaciones de alimentos. En la Argentina el acuerdo porcino y la construcción de la central Nuclear IV -en Campana- son los dos más importantes. Contemplan inversiones por 30 mil millones de dólares. Además de lo invertido por Beijín en nuestra Patria en las últimas décadas, BAE NEGOCIOS nos hace saber que el gobierno, en una videoconferencia con la “Academia China de Ciencias Sociales” realizada la semana pasada -19/23 Mar 21-, manifestó que “hay más de 20 proyectos relacionados con la energía y la infraestructura que se están negociando” con China. Con una economía golpeada por el coronavirus, Alberto Fernández busca aumentar la cooperación con el país gobernado por Xi Jinping en una unión similar a la ´alianza estratégica integral´ que sellaron Argentina y China durante el gobierno de Cristina Kirchner”.

 

La “Anilla Externa” abarca al ”New Wordl”, que contiene a nuestra Iberoamérica.

Cuando faltan escasos días para las “PASO” llama nuestra atención que periodistas y políticos de primera línea se preguntan en los medios por la “inentendible” conducta actual del gobierno y su falta de “sentido común”. Hay una explicación para ello: han apoyado a los kk -con todo entusiasmo- en la política de derechos humanos del enemigo,  a la consecuente destrucción total de la Defensa Nacional y, con ello a la Inteligencia Estratégica. Deambulan a ciegas. Podría tratarse de un dramático “transvasamiento ideológico inadvertido”.

Nuestra dirigencia -en gran número- ha perdido la noción de la realidad en la que vivimos. Ignoran absolutamente nuestro “doble estado de guerra” -en una situación de doble posguerra- y a las serias acechanzas estratégicas de nuestra Patria. No escuchamos una sola palabra -en los repetitivos y vacíos discursos preelectorales- acerca de la contraofensiva revolucionaria lanzada por el “FSP” en Jul 19 y hoy en pleno desarrollo regional y local.

Son “políticamente muy correctos”. Les puede ocurrir -si la ciudadanía no los salva- lo que les fue advertido al Tribunal que osó preguntar a Ella “si iba a responder preguntas” y que -como respuesta- fue duramente apostrofado: quienes deberán responder muy pronto, son ustedes”. ¡¿Habrán entendido el claro el mensaje estos mansos togados y nuestros peligrosos “progres”?!

Para que reflexione nuestra dirigencia -en los álgidos días preelectorales que vivimos- vuelvo a citar la sentencia de Sun Tzu que encabeza a este ensayo. Allí encontrarán -muy probablemente- la explicación de su confusa perplejidad:

“Porque ganar cien victorias en cien batallas, no es la cumbre de la destreza.

Someter al enemigo sin luchar, es la cumbre de la destreza”.

CITAS:

(1). Estratagema: Acción hábil y engañosa para conseguir algo, especialmente la operación o maniobra militar de guerra que se realiza para atacar por sorpresa al enemigo, capturarlo, desarmarlo, etc., al menor costo.

(2).  S. Huntington y L. Harrison. “La Cultura es lo que Importa”. Buenos Aires – 2001 Editorial Planeta.

(3). Confucionismo: Hace hincapié en los rituales formales de todos los aspectos de la vida, desde casi las ceremonias religiosas de estricta cortesía y deferencia a uno de los ancianos, especialmente a los padres y al Estado en la forma del Emperador. Fue la religión oficial de China hasta 1912, cuando se proclamó la República. Desde entonces es un Estado ateo. El 67,5% de la población se declara creyente y en su mayoría revistan en un sincretismo, con fuerte tradición confuciana.

(4). Taoísmo: Al principio no era una religión sino un sistema filosófico que surgía de las creencias más primitivas. Esta religión se inspiró en las primeras religiones que aparecieron en China, que practicaban el culto a la naturaleza y a los antepasados. No tiene unas normas o ceremonias definidas: tan solo hay que seguir el ‘tao’ –el “camino”- y dejarse llevar por el ritmo de natural de las cosas.

(5). Budismo: El budismo es la religión más importante de China y la que cuenta con más seguidores. Sin embargo, no es originario de este país, sino de la India. El culto budista se introdujo en China a medida que se conquistaban nuevos territorios y a través de la Ruta de la Seda. Con el paso del tiempo, el interés por el budismo creció y se construyeron templos por todo el país. El budismo que se practica en China también ha tomado ideas y principios de otras creencias y existen distintas versiones de esta religión.

(6). Partido Comunista Chino: Los partidos democráticos -ocho- son amigos íntimos del PCCh y partícipes del poder en unidad y cooperación con éste, en vez de ser partidos de oposición o fuera del gobierno.

(7). El Partido Comunista de China (PCCh) propuso y logró eliminar una cláusula de la Constitución que prohíbe a un presidente estar en el cargo más de diez años, un total de dos mandatos consecutivos. Disidentes y observadores de la política china consideran esta decisión un “paso hacia la tiranía, mientras el gobierno defiende la acción como un herramienta para mantener la estabilidad”.

(8). E. Simón. Gioja reveló que el Gobierno del PJ busca implementar el sistema comunista chino en Argentina”. El País Diario. 03 Sep 21.

(9). Perversa: Que corrompe las costumbres o el orden y estado habitual de las cosas.

(10). J. Aramberri. “El Imperio del Centro”. Revista de Libros. 01 Abr 17. (J. Aramberri -desde 2009- es el decano de la Facultad de Lenguas y Estudios Culturales en la Universidad Hoa Sen en Saigón, Vietnam. Anteriormente fue profesor de Turismo en la Universidad Drexel en Filadelfia. Es profesor honorario de la Universidad Dongbei de Dalian y de la Universidad del Suroeste en Chengdu, ambas en China).

(11). M. Pei.  “China’s Crony Capitalism. The Dynamics of Regime Decay”. Cambridge y Londres, Harvard University Press, 2016.

(12). J. Nye. Actualmente profesor en la ‘Kennedy School of Government’ de la Universidad de Harvard.

(13). Aznar Fernández Montesinos F. Geopolítica naval del Indo Pacífico”. 08 Sep 21. Ieee.es

(14). Chang G. G. “El Xenófobo Plan Chino para Cerrarse al Mundo”. 04 Sep 21. Gatestone Institute. N.Y.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Setiembre 9, 2021


 

8 thoughts on “¿CONOCEMOS A CHINA?”

    • Blegifter1972
    • posted on September 12, 2021

    I get paid over $90 per hour working from home with 2 kids at home. I never thought I’d be able to do it but my best friend earns over 10k a month doing this and she convinced me to try. The potential with this is endless. Heres what I’ve been doing……www.cashidea1.com

  1. China or India… next superpower

    • Mgtr.Maria Elena Cisneros Rueda
    • posted on September 9, 2021

    Excelente presentación, con todo detalle de una situación claramente establecida. La referencia a la obra escrita en cinco actos en versos alejandrinos de Molière es magistralmente mencionada. Ahora bien, nadie, ni los mismos ciudadanos del gigante asiático pueden decir con certeza cómo reaccionará el gobierno ante tal o cual determinada situación, debido a que su pensamiento es tan insondable como su mirada. Es muy tradicional en ellos el mirar para un lado, proyectar para otro y en realidad actuar totalmente de manera inesperada. El caso es que los argentinos porque van a comer comida china creen que ya conocen como es la realidad, como van a reaccionar a sus incentivos y qué van a lograr y en verdad están total y diametralmente equivocados. Siempre hay que estar preparados para el elemento sorpresa, pero la soberbia proverbial argentina especialmente de los “influyentes” políticos puede ser sorprendida por un oscuro resultado que ni imaginaron que pueda surgir en respuesta a su supuesta “viveza criolla”.

    • Claudia Rivier
    • posted on September 9, 2021

    Finally! There is a great way how you can work online from your home using your computer and earn in the same time… Only basic internet knowledge needed and fast internet connection… Earn as much as $3000 a week…

    Join this right now………………. https://www.paybuzz1.com

  2. China now, at Afghanistan gate, like a snake, it’s gonna take advantage.

    • Marce Vallas
    • posted on September 9, 2021

    No muy bien. obviamente

    • hivey67858
    • posted on September 9, 2021

    I g­­­­e­­­­t p­­­­a­­­­i­­­­d o­­­­v­­­­e­­­­r $­­9­­0 p­­­­e­­­­r h­­­­o­­­­u­­­­r w­­­­o­­­­r­­k­­­­i­­­­n­­­­g f­­­­r­­­­o­­­­m h­­­­o­­­­m­­­­e w­­­­i­­­­t­­­­h 2 k­­­­i­­d­­­­s a­­­­t h­­­­o­­­­m­­­­e. I n­­­­e­­­­v­­­­e­­r t­­­­h­­o­­­­u­­­­g­­­­h­­­­t I­­­­’­­­­d b­­­­e a­­­­b­­­­l­­­­e t­­­­o d­­­­o i­­­­t b­­­­u­­­­t m­­­­y b­­­­e­­­­s­­­­t f­­r­­i­­e­­n­­d e­­a­­r­­n­­s o­­v­­e­­r 10k a month d­­o­­i­­n­­g t­­h­­­­i­­­­s a­­­­n­­­­d s­­­­h­­­­e c­­­­o­­­­n­­­­v­­­­i­­­­n­­­­c­­­­e­­­­d m­­­­e t­­­­o t­­r­­y. T­­h­­e p­­o­­t­­e­­n­­t­­i­­a­­l w­­i­­t­­h t­­h­­i­­s i­­s e­­n­­­­d­­l­­e­­­­s­­­­s. Here’s w­­­­h­­­­a­­­­t I’v­­­­e b­­­­e­­­­e­­­­n d­­­­o­­­­i­­­­n­­­­g….==>> Earn Now

    • Oscar Martinez
    • posted on September 9, 2021

    Ya la vamos a conocer bien de cerca gracias a los KKs

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: