Share

  Por Vida Bolt.

Enfrentando la realidad, hay pocos estudios e informes examinan la relación entre la pobreza y la negación de los derechos sexuales. Sin embargo, una literatura emergente de investigadores, activistas y organizaciones muestra que, en muchos casos, las personas pobres son más vulnerables a los abusos de los derechos sexuales y que tales abusos pueden afianzar la pobreza. Gran parte de esta literatura es de autores sureños, y gran parte consiste en literatura gris, informes organizacionales y consideraciones ocasionales de las conexiones en los escritos para los cuales las interconexiones de pobreza y sexualidad no son el foco principal. En ninguna parte la evidencia se reúne de manera sistemática. 

Este panorama general y revisión de la literatura ilustra la necesidad de que las políticas económicas y los esfuerzos de reducción de la pobreza tengan en cuenta la sexualidad. Si no lo hacen, corren el riesgo de exacerbar las exclusiones y las desigualdades y volverse menos eficaces. Se espera que este documento apoye el trabajo de donantes, formuladores de políticas y activistas en las áreas de política económica y reducción de la pobreza, así como en las luchas por la justicia sexual y económica en general.

La negación de los derechos sexuales puede contribuir a la pobreza. Las personas con sexualidades disconformes pueden ser excluidas de la participación social y económica, o incluidas en términos adversos. Las personas que no se ajustan a los estereotipos de género, las personas que viven con el VIH / SIDA, las divorciadas, las mujeres solteras, las trabajadoras sexuales, las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT) y otras personas pueden enfrentar presión familiar, acoso escolar, discriminación por parte de los servicios de salud. , el rechazo de los empleadores y el estigma de las comunidades de las que dependen para participar en las economías informales. Las personas con sexualidades conformes también pueden pagar un precio en términos materiales, como las niñas que se someten a la mutilación genital, las mujeres que se casan en relaciones desiguales o los hombres que se casan en relaciones en las que se espera que sean el sostén de la familia.

La pobreza puede hacer que las personas sean más vulnerables al abuso de los derechos sexuales. Según la ley Sharia en el norte de Nigeria, las personas pobres tienen más probabilidades de ser acusadas y condenadas por sodomía y sexo ilícito, así como por otros delitos, que la mayoría de las personas de clase media. Los informes de Filipinas, Zimbabwe y Costa de Marfil muestran que cuando los miembros de la familia tienen expresiones de género o relaciones sexuales disconformes, es más probable que sus familias los rechacen si no aportan ingresos.

Sin embargo, este no es siempre el caso. Algunas personas más ricas están más restringidas en términos de expresar su sexualidad por temor a poner en peligro su herencia o reputación. Y algunas personas que rompen las reglas sobre la sexualidad pueden ganar en términos materiales, por ejemplo, una niña que permanece en la escuela en lugar de casarse joven, o un hombre que cuida su salud en lugar de demostrar su masculinidad a través de conductas sexuales de riesgo. Algunos Kothis (una identidad masculina femenina en el sur de Asia) informan que su identidad de género puede tener un impacto positivo en su situación económica debido a las oportunidades de vender sexo.

De cualquier manera, la sexualidad y la economía están interconectadas. La mayoría de los sistemas económicos son heteronormativos, es decir, estructurados en torno a un modelo particular de relaciones heterosexuales.1 Los intercambios en la economía informal dependen de las relaciones de confianza, y es posible que la comunidad en general no confíe en las personas con sexualidades disconformes. En su lugar, pueden tener que depender unos de otros, formando subculturas económicas en modo de supervivencia. Los informes de América Latina, China, Filipinas y Sudáfrica muestran cómo las personas tienen que presentarse como atractivas de acuerdo con los estereotipos de género para poder trabajar en sectores particulares como las industrias de servicios y las ventas. Algunos empleos requieren de facto que sus empleados cuenten con el apoyo de una pareja (generalmente esposa) que se encarga del trabajo doméstico y reproductivo. Los derechos y beneficios, como el seguro médico, pueden estar disponibles para las parejas casadas, pero no para otros tipos de parejas.

La programación de desarrollo internacional puede reforzar estas estructuras heteronormativas, como el Proyecto de Fortalecimiento Familiar y Promoción del Capital Social en Argentina1 (2001-2006), apoyado por el Banco Mundial, que asumía una familia nuclear heterosexual que proporcionaba trabajo familiar no remunerado como solución a la pobreza. Algunos aspectos de este programa fueron progresivos, como el fomento de la participación de la mujer en el mercado laboral y la participación de los hombres en el trabajo doméstico. Sin embargo, este tipo de programa basado en el fortalecimiento de la familia aumenta la presión sobre las personas para que se casen y / o permanezcan dentro de las configuraciones familiares heterosexuales, algo que podría dificultar la vida de las mujeres que enfrentan violencia doméstica, LGBT o cualquier persona que no esté felizmente casada.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Setiembre 30, 2021


 

5 thoughts on “Sexualidad y Pobreza”

    • Bizancio
    • posted on September 30, 2021

    Buena nota. Describe un problema poco tratado que debe ser tenido en cuenta. Eso sí, muy humanista (materialista), la espiritualidad brilla por su ausencia. La sexualidad es parte de la naturaleza y la naturaleza y el humano han sido puestos por dios y son su plan.

      • Romina Canosa
      • posted on October 1, 2021

      Totalmente de acuerdo.

    • Natale Juan Jose
    • posted on September 30, 2021

    FELICITACIONES EXCELENTE NOTA MUY REALISTA

    • payaso plim plim
    • posted on September 30, 2021

    Deberian hacer algo de sexualidad y pandemia que no ligo una

    • El guason
    • posted on September 30, 2021

    Bueno,, con la sharia suena todo el mundo

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: