Share

  Por Heather MacDonnell.

Más allá de teologías o ideologías, existe el hombre. La reconocida escritora y científica política alemana Hannah Arendt dijo que las ideologías totalitarias son “ismos que pretenden haber encontrado la explicación clave de todos los misterios de la vida y del mundo”. Algunos líderes religiosos y estructuras de creencias pueden “establecer las condiciones en las que los seguidores pueden ser manipulados para que adopten ciertos tipos de conductas terroristas o de culto”. Las organizaciones totalistas intentan bloquear creencias y relaciones alternativas. Toda estructura totalitaria se basa en un líder carismático y autoritario, que impulsa todo el sistema. Recordemos que la personalidad autoritaria es sumisa con los de mayor estatus y autoritaria y cruel con los de menor estatus.

Por otra parte, la psicóloga social Alexandra Stein, sobreviviente de una secta y experta en las sectas desde hace mucho tiempo, sostiene que la ruptura del apego es parte de las herramientas de reclutamiento que utilizan los líderes y organizaciones totalitarios (totalistas). Stein, que relató su experiencia en Inside Out: A Memoir of Entering and Breaking Out of a Minneapolis Political Cult, escribe sobre la investigación de los sistemas totalistas en el libro Terror, Love & Brainwashing: Attachment in Cults and Totalitarian Systems.

“El objetivo principal del líder es crear un conjunto de apegos garantizados con los demás”, una forma de control relacional que surge del propio apego desorganizado del líder. Aunque el líder teme el abandono, purgará a los infieles, todo como parte de mantener el control sobre la relación.

De todas formas, para que funcionen, las estructuras totalistas requieren un entorno de aislamiento, que sirva al propósito de persuasión coercitiva, manteniendo a los miembros del grupo alejados de otras influencias. Determinar si una ideología o un sistema de creencias es totalista depende de la estructura y la función. La estructura es exclusiva, no permitiendo otras verdades, afiliaciones o interpretaciones. No se permiten disensiones contra la palabra del líder. La función del sistema de creencias es múltiple: mantener el control absoluto del líder, establecer límites rígidos entre los miembros del grupo y el mundo exterior, justificar la lealtad y evitar el escape.

El control mental se produce mediante una alternancia de miedo y amor dentro del entorno de aislamiento. Los seguidores son amenazados por el líder al mismo tiempo que se les promete amor. Están atrapados dentro del grupo, pegados en una dependencia ansiosa al grupo, en un estado constante de excitación del miedo, pero buscando la proximidad al grupo en un intento fallido de consuelo.

Stein sostiene que los sistemas totalistas actúan sobre los seguidores independientemente de su estado de apego original. De hecho, las características de la resiliencia pueden predisponer a las personas a un reclutamiento exitoso: características como apertura, fe, orientación a objetivos, activismo. Las transiciones normales de la vida, el idealismo y las motivaciones para hacer una contribución también pueden ser características predisponentes. Eso significa que la mayoría o todos somos susceptibles.

Independientemente de los antecedentes de apego de una persona, los sistemas totalistas pueden cambiar el estado a un apego desorganizado. El apego desorganizado se desarrolla en la infancia cuando la necesidad innata del niño de acercarse a un cuidador en busca de consuelo choca con el comportamiento aterrador del cuidador. El niño se encuentra en una situación sin salida: la estrategia de apego de acercarse al cuidador como un refugio seguro conduce a una retirada o disociación interna simultánea. Es una situación de espanto sin solución.

Stein sostiene que esto es lo que les sucede en los sistemas totalistas a todos los que caen en sus garras. El miedo activa el sistema de apego. El líder mantiene a los miembros del grupo en un estado de hiperactividad y al mismo tiempo corta relaciones alternativas o refugios seguros.

El individuo se vuelve dependiente del grupo, que asusta y promete un refugio seguro inalcanzable. El conflicto se vuelve tan grande que el individuo se disocia de la situación. La disociación necesaria para permanecer en el grupo desintegra el vínculo entre el pensamiento lógico, las intuiciones emocionales y los sistemas de supervivencia. El miembro del grupo cede a los deseos del grupo, la ideología del líder. Se guía al miembro del grupo para que atribuya su angustia no al grupo o al líder, sino a sí mismo o a los forasteros.

Secundario al control relacional es la explotación de los seguidores, que puede ser financiera, política o sexual. Los pronunciamientos del líder se transmiten hacia abajo y los recursos de los miembros se canalizan hacia arriba hacia el líder. Las estructuras totalistas no funcionan en una burocracia sujeta a reglas porque el líder totalista necesita una estructura flexible donde los cambios de planes, personas o creencias ocurren por capricho del líder.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 11, 2021


 

10 thoughts on “Como no sucumbir ante los totalitarios”

    • cachi smattoni
    • posted on October 12, 2021

    El miedo congela

    • LindaMiers
    • posted on October 11, 2021

    I’m making over $7k a month working part time. I kept hearing other people tell me how much money they can make online so I decided to look into it. Well, it was all true and has totally changed my life. This is where i started… http://Www.JobNews1.com

  1. Podijeljenost grupno-vanjske grupe dio je obične ljudske prirode. Tako su spirale sretne smrti i spirale mržnje. Plemenitom uzroku ne trebaju duboki skriveni nedostaci da bi njegovi sljedbenici formirali kultnu grupu. Dovoljno je da pristaše budu ljudi. Sve ostalo slijedi prirodno, propadanje prema zadanim postavkama, poput kvarenja hrane u hladnjaku nakon nestanka struje.

    • Patricio
    • posted on October 10, 2021

    Cualquier parecido con el sistema político de Argentina, es pura coincidencia.

    • ROSS
    • posted on October 10, 2021

    this is a lot to take in.

    • Levan
    • posted on October 10, 2021

    Wayne Dyer says, well used to say ego is; Edging God Out. So very true.

  2. Cultishness is quantitative, not qualitative. The question is not “Cultish, yes or no?” but “How much cultishness and where?”

      • Anonymous
      • posted on October 10, 2021

      absolutely, especially the ones who go around bragging how “anti-cult” they are (yeah, looking at you, hipsters)

    • Rae
    • posted on October 10, 2021

    Thank you so much for this information, it’s an eye opener and it made me understand a lot of things

    • a.m.
    • posted on October 10, 2021

    I notice that a sizable number of people who get into spirituality/religion are looking for answers because they are in a low place. They want to feel better. So, it’s easy for cult leaders to manipulate them into believing that they hold all the answers because they’re already in such a vulnerable position. And they really want to believe that the leader holds key to salvation. Then, you get all kinds of abuses in power.

Comment

Leave a Reply to LindaMiers Cancel reply

%d bloggers like this: