Share

  Por Heather MacDonnell.

Es algo que no escapa a nadie. La curiosidad mórbida es algo que la mayoría de la gente ha sentido en un momento u otro. Es esa sensación de no querer mirar, pero no poder apartar la mirada, a algo que es amenazante o repugnante. Hace más de 2000 años, Platón nos dio un claro ejemplo de morbosa curiosidad en la historia de un hombre llamado Leoncio. Un día, Leoncio caminaba cerca de las murallas de la ciudad cuando vislumbró una pila de cadáveres con un verdugo parado sobre ellos. Leoncio sintió un abrumador deseo de mirar los cuerpos y al mismo tiempo detestaba pensar en ellos.

Plato

Después de un tiempo, los deseos de Leoncio lo vencieron y corrió hacia los cuerpos, exclamando: “¡Ahí! ¡Miserables! ¡Contempla hasta saciarte el hermoso espectáculo!Las acciones de Leoncio no resultan sorprendentes para la mayoría de la gente. Después de todo, si se encontrara con esos cuerpos con el verdugo de pie sobre ellos, ¿tendría problemas para mirar hacia otro lado? La apuesta es que lo haría. Sin embargo, es más probable que algunos miren y se queden mirando por más tiempo. El grado de curiosidad mórbida es un factor clave en la probabilidad de que mire. Pero, ¿qué tipo de personas son más propensas a tener una curiosidad mórbida? Hay al menos tres factores clave que influyen en la curiosidad mórbida.

Los rebeldes sociales obtienen una puntuación alta en algo llamado inconformismo rebelde, que se refiere a una tendencia a ignorar las normas sociales. Los rebeldes sociales se preocupan poco por un estilo de vida tradicional y prefieren cierta imprevisibilidad en sus vidas. El alarde de las normas sociales hace que este rasgo sea propicio para fomentar un comportamiento morbosamente curioso, ya que la mayoría de los temas que inspiran una curiosidad mórbida a menudo son desalentados por las normas culturales. A pesar de su popularidad en el entretenimiento, por lo general es una violación de las normas sociales expresar interés o curiosidad por temas como la violencia, los asesinos en serie, las violaciones corporales o lo paranormal. Por supuesto, esto depende en gran medida de valores culturales específicos. En una cultura donde esos temas no son tan tabú, es menos probable que los rebeldes sociales sean morbosamente curiosos. Sin embargo, en Estados Unidos y gran parte de Europa, la rebeldía social es un fuerte predictor de curiosidad mórbida.

Rozin

El disgusto por recordatorios de animales es un dominio del disgusto que se desencadena por cadáveres y recordatorios de la muerte. Según Paul Rozin y sus colegas, este dominio se relaciona con los recordatorios de los orígenes animales de los humanos.2 Se plantea la hipótesis de que este dominio del disgusto funciona para proteger a los humanos del miedo a la muerte y la amenaza de contaminación de los fluidos corporales.

Sin embargo, investigaciones recientes sugieren que a los humanos no les disgustan tanto los recordatorios de su naturaleza animal si esos recordatorios son agradables.3 En otras palabras, el núcleo del disgusto por los recordatorios de animales podría estar más relacionado con la muerte y las violaciones corporales que con que nos recuerden lo que somos. animales. En mi investigación, descubrí que las personas que tienen una gran curiosidad mórbida tienden a tener poca repugnancia por los recordatorios de animales. Es decir, las personas con curiosidad mórbida tienen menos probabilidades de temer varios aspectos de la vida que se relacionan con la muerte y se sienten menos disgustadas por las violaciones del cuerpo.

En un trabajo que muestra que la curiosidad se puede clasificar en cinco dimensiones, Todd Kashdan y sus colegas han identificado la curiosidad social como un dominio clave de la curiosidad. La curiosidad social se puede dividir en dos tipos: abierta y encubierta.4 Mientras que la curiosidad abierta se refiere al interés en el comportamiento de los demás, la curiosidad encubierta se parece más a chismes o escuchas.

Kashdan

Una de las cuatro dimensiones de la curiosidad mórbida que he identificado en mi investigación es la de las mentes de las personas peligrosas. El núcleo de esta dimensión es una curiosidad sobre los motivos y comportamientos de las personas peligrosas. Aún así, las otras dimensiones se refieren a los comportamientos de muchas maneras. Por ejemplo, la dimensión de violencia interpersonal de la curiosidad mórbida se ocupa de los comportamientos violentos. No es de extrañar, entonces, que las personas que puntúan alto en curiosidad social manifiesta también sean más propensas a ser morbosamente curiosas.

Las personas con curiosidad mórbida son rebeldes sociales que están interesados ​​en el comportamiento humano y no temen los temas relacionados con la muerte.

Si bien estos tres rasgos no explican toda la variación en la curiosidad mórbida, influyen fuertemente en la curiosidad mórbida de alguien. Si no te preocupan las normas sociales, no temes a la muerte, no te disgustan las violaciones corporales y sientes curiosidad por el comportamiento de los demás, lo más probable es que tengas una curiosidad mórbida. Si quieres comprobarlo por ti mismo, puedes realizar nuestra prueba de curiosidad mórbida y ver cómo te comparas con la persona promedio.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 15, 2021


 

6 thoughts on “Rebeldes sociales”

    • 3 ppo
    • posted on October 18, 2021

    So whats unp?

    • Dicky Kwan
    • posted on October 15, 2021

    There is something magnetic bout it

    • Sid Kint
    • posted on October 14, 2021

    This has become alarmingly relevant today

  1. Damn… then I am in trouble LOL

  2. A rebel doesn’t know what they want to be in the future because it soon as they decide on some thing if they decide on something they’re going to either do it and get bored of it or they’re going to feel like they have to do it and I want to do it so

    • Charly Paladini
    • posted on October 14, 2021

    No me vengan que el otro día lo encontre al abuelo mirando en internet fotos de Marilin Monroe muerta.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: