Share

  Por Vida Bolt.

Si parece algo extraño, tener escrito un deseo como este en la colección personal de cosas para hacer antes de morir, debo señalar que probablemente la idea fue extranjera y provino de una mente maliciosa.

Mi familia extendida (léase mi amiga Betty) tiene su propio mundo en el cual habita una cosa llamada nudismo, algo que desconocía sobre ella y siempre consideré como una rareza cuando estaba creciendo.

   Para Betty (no, no anda corriendo desnuda por las calles), al decidir un lugar para vacacionar, una playa nudista parecía una opción obvia. Ella, madre soltera con dos hijos, de 40 o 42 años, divorciada, con un cuerpo de mármol color ébano seguramente podría entrar en el monokini rojo que -al probar- cortaba mi respiración. Yo, en mis 40 o 42 años de esas épocas ya sufría las heridas de guerra que mis embarazos me habían relegado. De todas maneras, mi traje de baño fue a parar a mi maleta, y decidida a no comer durante el viaje, me encomendé a los dioses. Oscar, mi esposo, ese hombre que aun cuando éramos novios tenía mejor cuerpo que yo, apenas empacó un par de pantalones cortos y algunas camisas.

No reuniríamos con Betty en el hotel que había sido por ella seleccionado y que Oscar había investigado en internet. El viaje estaba planeado para un sábado. Oscar había vivido con una sonrisa en su rostro desde el lunes (luego sabremos la razón) El viaje hasta Tampa duró dos horas para Oscar (comiendo sándwiches y batidos de chocolate) dos días para mi (haciendo ayuno)

Confieso que la entrada al hotel es -bajo mi imaginación- como entrar al paraíso. Detrás de una hermosa jungla, la recepción se alzaba majestuosa. También hubo que caminar hasta él: el aparcamiento está a cierta distancia de la edificación, claramente marcada por señales, entre ellas una que señalaba “Vestimenta opcional”

Cuando finalmente llegamos, el lugar era tranquilo. Todavía era relativamente temprano. Una mirada rápida, poco intrusiva, a la gente en esta área que vestía con clase, fue suficiente para confirmar que estábamos definitivamente, sin ambigüedades, en el paraíso. Una amable empleada, con una chaqueta impecable y sonrisa sin par, nos dio las llaves de nuestra habitación y nos indicó el camino. Luego de tomar posesión y asearnos, debíamos encontrarnos con Betty para el almuerzo. Nos contactamos por teléfono y concordamos en ordenar alguna comida liviana en su habitación. Ella, entusiasmada, nos dejó saber que otra pareja nos acompañaría en ese almuerzo.  Shorts y camisa abierta para Oscar, Monokini, pareo, capelina y camisola blanca para mí.

Luego de abrazar una botella de vino blanco, y caminar cien metros hasta la habitación, golpeamos la puerta y al abrirse, el viaje hacia lo desconocido también se abrió. Betty, escoltada por una pareja de septuagenarios sonrientes, no invitó a pasar un par de veces, y hasta Oscar debió empujarme ya que yo estaba congelada ante la imagen de tres personas desnudas frente a mi rostro petrificado. Los imponentes senos de una muy alta dama desconocida flotaban demasiado cerca de mis ojos. La herramienta del señor parecía balancearse de manera descontrolada. Y la excelsa figura de Betty despertaba mi franca envidia. La sonrisa de Oscar se hizo más amplia. Él lo sabía.  

Me achiqué al traspasar en esos pasillos de ubres y genitales al viento y rápidamente busqué una silla en la cabecera de la mesa, en el sentido que ninguna parte privada afectara mi estadía con roces accidentales.

Durante la cena entendí el significado de la vida: En primera instancia, es importante tener en cuenta que el nudismo es opcional y no obligatorio, de allí el cartel “vestimenta opcional” (en mi mente se trataba de elegir si fuera formal o etiqueta, no con o sin ropaje). Luego, no todos somos iguales. Preferiría compartir un viaje con alguien desnudo que con un individuo con ropas malolientes.

Durante los primeros minutos buscaba un lugar alejado donde concentrar mi vista una vez que la orgía comenzara. Con el vaciamiento de botellas de vino, me fui sintiendo menos incomoda y mis “si” y “no” se transformaron en algo mas elocuente. Luego de la comida, concertamos para encontrarnos en la piscina del hotel.

Volví a la habitación sintiendo las carcajadas de Oscar en mi nuca. Una vez allí, sin abrir la boca, mi esposo y yo nos desnudamos ante un espejo. Sin morbo, nos observamos durante un largo rato. En silencio, nos pusimos nuestros bañadores y nos encontramos con nuestros amigos nudistas.

Nadie preguntó la razón de tener nuestros cuerpos cubiertos. La tarde fue amena entre tragos, carnes que no podían soportar el efecto de la gravedad y el síndrome de zombi que Oscar adquiría cada vez que una linda chica pasaba cerca (una entre cien, me animaría a decir)

Las cosas no cambiaron con Betty una vez que volvimos a casa. Nunca toqué el tema a menos que ella lo pusiera sobre la mesa. Nunca intentó enrolarme en su “secta”

Aquí está la conclusión: hoy, después de haber pasado años vacilando sobre todo el asunto (sin que esto fuera, claro, una obsesión), he decidido que el naturismo no es aterrador, ni indecente, ni siquiera particularmente extravagante. Es solo una cosa que la gente hace. Solo que no es para todos, al menos no es para Oscar o para mí.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 2, 2021


 

27 thoughts on “Adán y Eva, 2010”

    • Nuni ◘
    • posted on November 2, 2021

    Yo no lo haria

    (PERO PORQUE NO ME DA EL CUERPO)…….
    JAJAJAJA

    • Jill
    • posted on November 2, 2021

    Truth about nudist resorts: 99% of the people you meet are people you would never want to see naked.

    • Anonymous
    • posted on November 2, 2021

    Mosquito bites & melanomas where you would never expect them.

    • Loren Caufield
    • posted on November 2, 2021

    Naked, but not afraid.

  1. Yo soy naturista y lo adoro al punto que he tenido que dejarme de algunos novios por que no lo pueden aceptar

    • daniel pompei
    • posted on November 2, 2021

    Yo iria si es un ugar de gente de mi edad,

    • Tam-Tam
    • posted on November 2, 2021

    Get to know the purpose of naturism. Naturism is about more than the simple act of being nude; it’s also about getting closer to nature. In your natural state, there are no boundaries between yourself and the natural world. How freeing and exhilarating would it feel to lie naked on the beach, or under a tree, one with the natural world and comfortable in your own skin? People choose naturism to reach this particular height of happiness

    • Jason Klugermann
    • posted on November 2, 2021

    My friend Johnny is a nudist and tells me that when they play tennis at his club he has to hold both balls in his left hand when he’s serving. It’s because he doesn’t have pockets to put them in??

    1. 🙂 🙂 🙂 🙂 🙂

  2. I’ve always wanted to go to a nudist colony

    • Beth
    • posted on November 2, 2021

    What a funny adventure.

    • Sprayed eye
    • posted on November 2, 2021

    Niceeeeeeeeeeeeeee 111

    • ren
    • posted on November 2, 2021

    i love being naked so much. i even wear a thong to the beach, but everyone laughs.

  3. Not for me either

      • vida
      • posted on November 2, 2021

      I wish I were more adventurous

        • Kat Lardoch 1980
        • posted on November 2, 2021

        Everything is better without clothing!

        • VR
        • posted on November 2, 2021

        Where is this and how can i go lol

    • Claudio Kussman
    • posted on November 1, 2021

    Como sempre Vida Bolt… ¡EXCELENTE! Cordialmente CLAUDIO KUSSMAN

      • vida
      • posted on November 2, 2021

      Thank you, Claudio ♥

    • Marco
    • posted on November 1, 2021

    Coincido, Sra. Bolt. Tampoco es para mí ni para la mayoría de los que conozco. No tengo mayor problema con los cuerpos desnudos y como vivo en zona de calor no me resulta tan chocante. Pero aprecio y valoro el pudor, que es el primer guardián de la vida que tenemos. Aunque la vestimenta haya surgido por pérdida de vello corporal y por la ausencia de calor suficiente en los cuerpos.

      • vida
      • posted on November 2, 2021

      Thanks, Marco ♥

    • jon
    • posted on November 1, 2021

    How can people be so uncomfortable about nudity???

      • vida
      • posted on November 2, 2021

      You’ll be surprised.

    • Dean
    • posted on November 1, 2021

    Being naked is a symbol of freedom, being themselves & being passionate. I & my wife would love to go often to nudist resorts. I always love the nuturist lifestyle because they respect the people the way they are.

      • vida
      • posted on November 2, 2021

      Good for you. I admire you

  4. Cuando llega el momento del remate, arruga la barrera.
    Muy buena anecdota

      • vida
      • posted on November 2, 2021

      Thank you ♥

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: