Share

🎵

  P0r Bella Watts.

Hace cinco décadas, John Winston Lennon lanzó uno de los himnos pop más hermosos, inspiradores y pegadizos del siglo XX. Suave pero cada vez más conmovedor a medida que avanza la canción, “Imagine” es definitivamente utópico y profundamente moral, y llama a la gente a vivir, como una sola humanidad, en paz. También es deliberada y poderosamente irreligiosa. Desde su letra inicial, “Imagina que no hay cielo”, hasta el estribillo, “Y tampoco religión”, Lennon expone lo que es, para muchos, un claro mensaje ateo. Si bien la mayoría de las canciones pop son por rebeldía seculares, en el sentido de que tratan sobre las cosas de este mundo, sin mencionar lo divino o espiritual, “Imagine” es explícitamente secularista. En el relato de Lennon, la religión es un impedimento para el florecimiento humano, algo que hay que superar, trascender.

Imagina que no hay paraíso.
Es fácil si lo intentas.
No hay infierno debajo nuestro.
Arriba nuestro, sólo cielo.
Imagina a toda la gente
Viviendo el presente.

Desde su lanzamiento como single el 11 de octubre de 1971, “Imagine” ha vendido millones de copias, llegando al número uno en las listas de Estados Unidos y el Reino Unido. Y su popularidad ha perdurado. La revista Rolling Stone nombró a “Imagine” como la tercera mejor canción de todos los tiempos en 2003, y regularmente encabeza las encuestas nacionales en Canadá, Australia y el Reino Unido. Innumerables artistas la han interpretado y sigue siendo una de las canciones más interpretadas en todo el mundo: la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de este año en Tokio contó con que la cantaron una gran cantidad de artistas internacionales, un testimonio de su atractivo mundial.

Imagina que no hay países.
No es difícil hacerlo.
Nada por lo cual matar o morir,
Y tampoco ninguna religión.
Imagina a toda la gente
Viviendo la vida en paz.

Pero no todo el mundo está enamorado de su mensaje. Robert Barron, el obispo auxiliar de Los Ángeles, respondió a la reciente interpretación de Tokio criticando a “Imagine” como un “himno totalitario” y “una invitación al caos moral y político”. Su tema: las letras ateas. Se han realizado numerosos intentos desde que se lanzó “Imagine” para reconciliar el himno de Lennon con la religión. Los académicos, los creyentes y compañeros músicos han argumentado que las letras no son realmente ateas, solo religión anti-organizada. Otros han adoptado el enfoque de mazo y simplemente han cambiado la letra por completo: CeeLo Green cantó “And all religion’s true” (Y todas las religiones, verdades) en una interpretación televisada en la víspera de Año Nuevo de 2011.

Quizás digas que soy un soñador
Pero no soy el único.
Espero que algún día te unas a nosotros
Y el mundo será uno solo.

En entrevistas, Lennon fue a veces ambiguo acerca de sus creencias sobre la religión y la espiritualidad, pero tal ambigüedad está en desacuerdo con el claro mensaje de “Imagine”. El espíritu irreligioso de la canción es franco. El primer versículo habla de que “no hay cielo”, “no hay infierno”, “sobre nosotros, solo cielo”. En palabras tan claras y destiladas, Lennon captura la médula misma de la orientación secular. Para mí, Lennon está diciendo que vivimos en un universo puramente físico que opera según leyes estrictamente naturales; no hay nada sobrenatural ahí fuera, incluso más allá de las estrellas. También expresa un “aquí y ahora” distintivo en desacuerdo con muchas religiones. Al pedir a los oyentes que “imaginen a toda la gente, viviendo para hoy”, Lennon está, para citar al activista sindical y ateo Joe Hill, sugiriendo que “no habrá pastel en el cielo cuando mueras”, ni tampoco una ardiente tortura eterna. le esperan.

Imagina que nay posesiones.
Me pregunto si puedes.
No hay necesidad de codicia ni hambre.
Una hermandad humana.
Imagina a toda la gente
Compartiendo todo el mundo.

“Imagine” no fue la primera vez que Lennon cantó su humanismo secular. Un año antes, en 1970, publicó “Me enteré”, declarando su falta de fe en Jesús o Krishna. También en 1970, lanzó el inquietante y abrasador “Dios”. Comenzando con una explicación psicológica clásica del teísmo – que los humanos construyen el concepto de Dios como una forma de enfrentar y medir su dolor – “Dios” continúa enumerando todas las cosas en las que Lennon decididamente no cree: la Biblia, Jesús , Gita, Buda, I-Ching, magia, etc. Al final, todo en lo que cree es en su propia realidad personal verificable. Llegar a un lugar así fue, para la morsa de anteojos de Liverpool, un verdadero “renacimiento”. Pero ni “Me enteré” ni “Dios” lograron ni cerca del éxito masivo que logró “Imagine”. Ninguna otra canción pop atea lo ha hecho.

Quizás digas que soy un soñador
Pero no soy el único.
Espero que algún día te unas a nosotros
Y el mundo será uno solo

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 24, 2021


 

11 thoughts on “Cincuenta años imaginando”

    • Anonymous
    • posted on November 22, 2021

    Demons! You are at the service of Satan! No life without God!

    • Un icono de la historia musical
    • posted on November 22, 2021

    Un grande Lennon.

  1. Great song

    • Paige Shellman
    • posted on November 22, 2021

    Lennon sang “Imagine no posesions” while sitting in a 10 million dollar worth apartment… that’s so cool man

    • Ninette McAlbertson
    • posted on November 22, 2021

    Imagine the richest people in the world singing about how they don’t need possessions

  2. Best song ever

  3. Imagine si alverso nos convirtiera en potencia…. jajajaja

  4. I am an idiot. I’ve been hearing this song for more than 25 years, and today, it’s the first time I really read the lyrics and how extraordinary powerful and beautiful it is. I guess it’s never late to learn thing’s, still it’s a shame but in a way I feel like I’m blessed cuz it’s like the first time I’m comprehending and hearing it…

    • Pam
    • posted on November 22, 2021

    We need John Lennon in this challenging times

      • cxrtt
      • posted on November 22, 2021

      I am the messenger, and bearer of news, on a stream line of media. Furthermore the press, print, the black an white in small print, under everything. The lemon law and voice to the buyer, and sign of beware. The foresight and fortune, the insight and weather condition. I bring you the news, the music and harmony, the swing tempo and tone, broad stream. Broadcasting in sol, solar waves, wind and flares, like micro ovens I’m cooking it up, turning you on-to, an in, in to me. I raise the temperature and heat , set the time and prepare for the essence for you to eat. An I bear all you can eat, the past, present and future right before your eyes, touching your sol being, through the media line and stream of charged atomic particles in ten-ten wins over nine-one-one frequencies. I’m the four-one-one you dial and call for information, directions an emergencies. The seven eleven pit stop you gas up at and the dopamine you fill with caffeine, seven -twenty-three days and hours a week. It’s where you arrive and depart in the twilight on the seven-eleven. (You see ) I spill the truth and make a living telling it, I’m rich with justice, laying it over your shoulders while you bear the guilt and weight. An I’m eye witness, morning and late night news, the twilight and channel to the after life.

      1. WTF are you talking?

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: