El error más grande en la historia de la humanidad

Share

🧺

  Por Jason Riccardo.

Los cambios son dificiles de aceptar. Hace doce mil años todo el mundo vivía como cazadores y recolectores. Pero hace 5.000 años, la mayoría de la gente vivía como agricultores. Este breve período marcó el cambio más grande en la historia de la humanidad con cambios sin precedentes en la dieta, la cultura y la tecnología, así como en la organización social, económica y política, e incluso los patrones de enfermedad que padecían las personas. Si bien hubo ventajas y desventajas en la invención y desarrollo de la agricultura, ¿fue el mayor error en la historia de la humanidad? 

La labranza se desarrolló en todo el mundo en un lapso de tiempo único y estrecho: entre aproximadamente 12.000 y 5.000 años atrás. Pero da la casualidad de que no se inventó solo una vez, sino que en realidad se originó al menos siete veces, quizás 11 veces, y de manera bastante independiente, hasta donde se sabe. La agricultura se inventó en lugares como el Creciente Fértil del Medio Oriente, las cuencas de los ríos Yangzi y Amarillo de China, las tierras altas de Nueva Guinea, el este de los Estados Unidos, el centro de México y América del Sur, y el África subsahariana. Y aunque sus impactos fueron tremendos para las personas que viven en lugares como el Medio Oriente o China, sus impactos habrían sido muy diferentes para los primeros agricultores de Nueva Guinea.

Las razones por las que la gente se dedicó a la agricultura en primer lugar siguen siendo esquivas, pero los cambios dramáticos en el clima del planeta durante la última Edad de Hielo, desde hace unos 20.000 años hasta hace 11.600 años, parecen haber jugado un papel importante en sus inicios. La invención de la agricultura hace miles de años condujo a la domesticación de los principales cultivos alimentarios de la actualidad como trigo, arroz, cebada, mijo y maíz, legumbres como lentejas y frijoles, batata y taro, y animales como ovejas, vacas, cabras, cerdos, alpacas y gallinas.

También aumentó drásticamente la capacidad de carga humana del planeta. Pero en el proceso, el medio ambiente se transformó dramáticamente. Lo que comenzó como claros modestos dio paso a campos, con bosques talados y vastas extensiones de tierra dedicadas al cultivo de cultivos y la cría de animales. En la mayoría de los lugares, la salud de los primeros agricultores era mucho más deficiente que la de sus antepasados ​​cazadores-recolectores debido a la gama más reducida de alimentos que consumían junto con las deficiencias dietéticas generalizadas.

En sitios arqueológicos como Abu Hereyra en Siria, por ejemplo, se registran claramente los cambios en la dieta que acompañan al abandono de la caza y la recolección. La dieta de los ocupantes de Abu Hereyra pasó de más de 150 plantas silvestres consumidas como cazadores-recolectores a solo un puñado de cultivos como agricultores. En las Américas, donde el maíz fue domesticado y se dependía en gran medida de él como cultivo básico, la absorción de hierro fue, en consecuencia, baja y aumentó drásticamente la incidencia de anemia. Si bien una dieta a base de arroz, el principal alimento básico de los primeros agricultores en el sur de China, era deficiente en proteínas e inhibía la absorción de vitamina A.

Hubo un aumento repentino en el número de asentamientos humanos, lo que indica un marcado cambio en la población. Mientras aumentaba la mortalidad materna e infantil, la fertilidad femenina aumentaba con la agricultura, el combustible en el motor del crecimiento de la población. El planeta había sostenido aproximadamente a 8 millones de personas cuando solo éramos cazadores-recolectores. Pero la población se disparó con la invención de la agricultura, llegando a los 100 millones de personas hace 5.000 años y llegando a los casi 8.000 millones de personas en la actualidad.

La gente comenzó a construir asentamientos que cubrían más de diez hectáreas, del tamaño de diez campos de rugby, que estaban ocupados permanentemente. Las primeras ciudades albergaban hasta diez mil personas dentro de casas rectangulares de piedra con puertas en sus techos en sitios arqueológicos como Çatalhöyük en Turquía. A modo de comparación, las comunidades tradicionales de caza y recolección eran pequeñas, tal vez de hasta 50 o 60 personas. Las condiciones de hacinamiento en estos nuevos asentamientos, los desechos humanos, el manejo de animales y las especies de plagas atraídas por ellos llevaron a un aumento de las enfermedades y la rápida propagación de enfermedades infecciosas.

Hoy en día, alrededor del 75% de las enfermedades infecciosas que padece el ser humano son zoonosis, las que se obtienen o se comparten con mayor frecuencia con los animales domésticos. Algunos ejemplos comunes incluyen la influenza, el resfriado común, varios parásitos como las tenias y enfermedades altamente infecciosas que diezmaron a millones de personas en el pasado, como la peste bubónica, la tuberculosis, la fiebre tifoidea y el sarampión. En respuesta, la selección natural esculpió dramáticamente el genoma de estos primeros agricultores. Los genes de la inmunidad están sobrerrepresentados en términos de evidencia de selección natural y la mayoría de los cambios se pueden programar para la adopción de la agricultura. Y los genetistas sugieren que el 85% de las variantes genéticas que causan enfermedades entre las poblaciones contemporáneas surgieron junto con el auge y la expansión de la agricultura.

En el pasado, los humanos solo podían tolerar la lactosa durante la infancia, pero con la domesticación de las vacas lecheras, la selección natural proporcionó a los agricultores del norte de Europa y a las poblaciones de pastores de África y Asia occidental el gen de la lactasa. Está casi completamente ausente en otras partes del mundo y permitió a los adultos tolerar la lactosa por primera vez. El consumo de almidón también es una característica de las sociedades agrícolas y de algunos cazadores-recolectores que viven en entornos áridos. Los genes de la amilasa, que aumentan la capacidad de las personas para digerir el almidón en su dieta, también estuvieron sujetos a una fuerte selección natural y aumentaron drásticamente en número con el advenimiento de la agricultura.

Otro cambio sorprendente visto en los esqueletos de los primeros agricultores es un cráneo más pequeño, especialmente los huesos de la cara. Los cazadores-recolectores paleolíticos tenían cráneos más grandes debido a su estilo de vida más móvil y activo, incluida una dieta que requería mucha más masticación. Las caras más pequeñas afectaron la salud bucal porque los dientes humanos no se redujeron proporcionalmente a la mandíbula más pequeña, por lo que se produjo un apiñamiento dental. Esto llevó a un aumento de las enfermedades dentales junto con caries adicionales debido a una dieta rica en almidón.

Vivir en pueblos y ciudades densamente poblados creó por primera vez en la historia de la humanidad espacios de vida privados donde las personas ya no compartían sus alimentos. Estos cambios moldearon dramáticamente las actitudes de las personas hacia los bienes materiales y la riqueza. Los artículos de prestigio se volvieron muy buscados como sellos de poder. Y con poblaciones más grandes vino una creciente complejidad y desigualdad social y económica y, naturalmente, un aumento de la guerra. Las desigualdades de riqueza y estatus cimentaron el surgimiento de sociedades jerárquicas, primero jefaturas y luego linajes hereditarios que gobernaron los asentamientos humanos en rápido crecimiento.Eventualmente se expandieron para formar grandes ciudades y luego imperios, con vastas áreas de tierra tomadas por la fuerza con  ejércitos bajo el control de emperadores o reyes y reinas.

Este poder heredado fue la base de las “grandes” civilizaciones que se desarrollaron en el mundo antiguo y en la era moderna con sus legados coloniales que todavía están muy presentes en la actualidad. Sin duda, lo malo realmente supera todo lo bueno que surgió de la invención de la agricultura hace tantos milenios. La invención de la agricultura fue sin duda el mayor error en la historia de la humanidad. Pero, con tantas bocas que alimentar hoy, tenemos que hacer que funcione mejor que nunca. 

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 28, 2021


 

18 thoughts on “El error más grande en la historia de la humanidad”

    • Roger
    • posted on November 30, 2021

    sure, blame obesity on Neolithic populations…
    hahahaha 🙂

  1. It used to be called “PROGRESS” before the word became a satirists/revisionists laugh line.

    • AV
    • posted on November 28, 2021

    It’s all been a terrible mistake. I’ll play the Kinks’ “Apeman” a few times before I pick out a family tree to descend from Meet up in the great outdoors, it’s back to the future we go.

  2. The humanity bigger mistake is to believe all the lies any politicians are telling us.

    • Hey Hey Hey
    • posted on November 28, 2021

    The funny thing is that exactly thanks to agriculture that some people can waste their lives doing this kind of pointless research.

  3. Answer: no, no it wasn’t humans biggest mistake. The main idea is progress not perfection, the amount of amazing human triumphs that this change brought on is undescribable.
    To say anything else is just puzzling

    • Bizancio
    • posted on November 27, 2021

    Es un planteo interesante. – It is an interesting proposition.

    • Lou Harrison
    • posted on November 27, 2021

    Hunter-gatherers may (or must) have been much less efficient in their use of natural resources than we are today.

      • cydryck ollack
      • posted on November 27, 2021

      I think you give early hunter-gatherers too much credence for eco-friendly hunting. I think it was probably more like -“if it moves, kill it”.

  4. A major difference between agricultural and hunter-gatherer cultures is that the latter consider themselves part of nature, and live in a sustainable way. This is true for current remnants.

  5. Cuanta pavada que escriben

    • Kim Jong Un from the Bronx
    • posted on November 27, 2021

    Humans remained as hunter-gatherers for perhaps a hundred thousand years, surviving through the dramatic climate extremes of the ice ages and spreading across the world. If we had remainded as hunter-gatherers exactly why would we have eradicated all the world’s wildlife just in the last couple of centuries if we hadn’t done so 1000, 10,000 or 20,000 years ago?

  6. An article in The Conversation in May 2011, suggested that Aborigine populations were growing significantly well before 1788.
    Also the dingo had been tamed and was an aid to catching more prey than had previously been the case. So more wild life dead to feed a growing population.

    • the lux
    • posted on November 27, 2021

    Here’s a thought – if we had remained as hunter gatherers, the world’ wildlife would have been extinct centuries ago. We are doing a good job of eradicating species in the 20th & 21st centuries alone.
    It is a ridiculous hypothesis anyway, which is typical Diamond. We may as well wish that we had geese who laid golden eggs.

  7. not sure but I’ve read of several such ancient cities that ended due to natural causes such as earthquake diverted the river the city depended upon and/or other water shortages due to overuse – I think Angkor Wat being from earthquake, and the Indus Harappa/Mohenjodaro being also a river diversion due to natural causes.

    • Jerry
    • posted on November 27, 2021

    I don’t know whether to take this seriously even though it seems to be written seriously. Success creates problems which have to be deal dealt. We need to deal with the problems created by our own success.

    1. Our immediate predecessor, Homo Erectus, a hunter gatherer, did very well for about two million years. Homo Sapiens, on the planet for less than a tenth of that time, looks like becoming extinct by its own hand in the not too distant future.
      Which species would you rate as the most successful?

  8. Just as important (I think) is that with the advent of agriculture, the respect for nature that existed in hunter gatherer communities has been lost as has the imperative to ensure natural habitats and sustainable populations of wild animals are preserved for future generations.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: