Share

💰

  Por Tulip Chapman.

Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá y Gran Bretaña han decidido excluir a los bancos rusos seleccionados del sistema de mensajería financiera Swift, la llamada opción nuclear para las sanciones. Si bien la lista de bancos aún no se ha publicado, China está observando de cerca los acontecimientos, especialmente cómo funciona el equivalente ruso de Swift y en qué medida puede contener el daño a la economía rusa. Es probable que la medida para prohibir las instituciones financieras rusas acelere la expansión del propio sistema de pago y liquidación transfronterizo de Beijing, que ha ganado más prominencia en medio de las amenazas de EE. UU. de desvincular su economía de la de China en 2019. A continuación se presentan datos clave sobre el sistema chino.

El Sistema de pago interbancario transfronterizo, o CIPS, se lanzó en octubre de 2015 para proporcionar un sistema de pago y compensación internacional independiente en yuanes que conecte los mercados de compensación y los bancos participantes tanto en el país como en el extranjero. Con sede en el centro financiero de Shanghái, emplea a más de 100 personas y tiene un capital registrado por valor de 2380 millones de yuanes (376,9 millones de dólares estadounidenses). La importante infraestructura financiera es supervisada por el Banco Popular de China.

El Centro Nacional de Compensación de China, una filial del banco central, es el mayor accionista, con una participación del 15,7 por ciento. La Asociación Nacional de Inversores Institucionales del Mercado Financiero, la Bolsa de Oro de Shanghái, la Corporación de Minería e Impresión de Billetes de China y China Union Pay poseen cada uno una participación del 7,85 por ciento. Los bancos extranjeros también tienen acciones en CIPS, incluida una participación del 3,92 por ciento propiedad de HSBC Holdings, el 2,36 por ciento de Standard Chartered y el 1,18 por ciento del Bank of East Asia.

El sistema se creó para impulsar el uso internacional de la moneda de China, una misión que comenzó en 2009 con un enfoque inicial en la liquidación comercial.

Se volvió más importante después de que Beijing inició la ambiciosa Iniciativa de la Franja y la Ruta que involucra cientos de miles de millones de yuanes en inversiones chinas en el extranjero.

El uso del yuan aumentó después de su inclusión en la canasta de Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario Internacional en 2015. Sin embargo, su participación no está en proporción con su estatus como la segunda economía más grande del mundo, representando el 18 por ciento del producto interno bruto mundial.

¿Qué es Swift?
El sistema se fundó en 1973 para hacer que las transferencias de dinero transfronterizas fueran más eficientes y se ha vuelto fundamental para la infraestructura financiera global. Reemplazó la tecnología Telex que la mayoría de los bancos usaban antes de principios de la década de 1970.
Swift es utilizado por 200 países y territorios. El año pasado, registró un promedio de 42 millones de mensajes por día, mientras que su tráfico creció un 11,4 por ciento respecto al año anterior.
La sociedad cooperativa es propiedad de los bancos miembros y no maneja transferencias por sí misma.

Los datos de Swift mostraron que el yuan chino representó el 3,2 % de los pagos globales en enero, muy por debajo del dólar estadounidense, que representó el 39,92 % de los pagos, el euro el 36,56 % y la libra esterlina el 6,3 %. CIPS reportó 2,68 millones de transacciones en los primeros 11 meses del año pasado, un aumento del 58 por ciento respecto al año anterior. El valor de la transacción aumentó un 83 por ciento a 64 billones de yuanes, informó Shanghai Securities News, citando datos del operador del sistema.

Después del lanzamiento de CIPS en 2015, 19 bancos se inscribieron en la fase uno del proyecto, incluidos 11 bancos chinos y ocho entidades registradas localmente de bancos extranjeros: Standard Chartered, Deutsche Bank, HSBC, Citi Bank, DBS Bank, Bank of East Asia, BNP. Paribas y ANZ.

En enero de este año, el sistema tenía 1280 usuarios en 103 países, incluidos 75 bancos participantes directos y 1205 participantes indirectos. El operador dijo que el año pasado los participantes indirectos en el extranjero representan el 54,5 por ciento del total. La participación de grandes bancos internacionales lo diferencia del Sistema de Transferencia de Mensajes Financieros (SPFS) de Rusia, que tiene alrededor de 400 usuarios pero solo una docena de bancos extranjeros de países como China, Cuba, Bielorrusia, Tayikistán y Kazajstán. Standard Chartered lideró a los bancos extranjeros en términos de transacciones CIPS el año pasado, según un comunicado del banco a mediados de febrero.

CIPS se considera una posible alternativa al sistema de liquidación global controlado por EE. UU., que incluye Swift, con sede en Bélgica, y el Sistema de Pagos Interbancarios de la Cámara de Compensación, con sede en Nueva York. Sin embargo, es mucho más pequeño que Swift, que utilizan 11 000 instituciones financieras en 200 países o regiones, incluidos casi 600 bancos chinos. Actualmente, hay más cooperación que competencia entre los dos sistemas. Swift estableció una subsidiaria de propiedad total en Beijing en 2019, mientras que también formó una empresa conjunta con varias afiliadas del banco central chino a principios de 2021, incluido CIPS.

Los analistas chinos creen que las sanciones a los bancos rusos serán una llamada de atención para Beijing.

“Como se ve en la exclusión de Swift de Rusia y la fricción comercial entre China y Estados Unidos en los últimos años, es necesario reducir la dependencia de Swift para garantizar la seguridad financiera”, escribieron el lunes los analistas de Dongguan Securities Chen Weiguang, Luo Weibin y Liu Menglin.
El analista de Tianfeng Securities, Miao Xinjun, dijo el lunes que la conexión entre las instituciones financieras internacionales y CIPS podría recibir un impulso.

Las rápidas sanciones a Irán y Rusia, ambas importantes naciones productoras de petróleo, podrían acelerar el declive del sistema de petrodólares y facilitar la internacionalización del yuan, dijo Miao en una nota. El presidente de CIPS, Xu Zaiyue, dijo en una entrevista con Shanghai Securities News en diciembre pasado que la organización tiene como objetivo aumentar el número de bancos que participan directamente.

“Esperamos brindar servicios en todo el mundo algún día, y especialmente facilitar los servicios a los participantes en el extranjero”, dijo. “Habrá servicios CIPS dondequiera que haya yuanes”.

 

Tulip Chapman es graduada de Economía y Políticas Públicas. También es investigador asociado de la Oficina Federal de Investigación Económica; un miembro senior no residente de la Poiva Institution, un miembro senior no residente del Instituto de Economía Internacional, un miembro investigador del Instituto para el Estudio del Trabajo y afiliada de investigación con el Centro de Investigación de Política Económica

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 9, 2022


 

13 thoughts on “El Equivalente SWIFT de China”

  1. Pingback: Una salida china al SWIFT - DangDai - DangDai

  2. El que controla el dinero, controla el mundo

  3. Over reliance on SWIFT is deadly. Better to have alternatives. Move away from SWIFT, whenever possible.

  4. Exactly, you bet China will expand it Swift equivalent. They should also sell all the US bonds too because when they reunite Taiwan, the trillion of loans to the US will be defaulted. A country cannot trust the US with its money.

    • Grace Burley
    • posted on March 8, 2022

    If you want to trade with the west you will need to use swift. If you dot trade with the west your economy will stagenate. The alternative is to be like North korea.

  5. The West has exposed itself, if The west use SWIFT as a political weapon, then that means the end of SWIFT, nobody wants to jump on that bandwagon.

  6. Swift is a settlement instrument. It’s not difficult to replicate. The software part is easy. The two subsequent areas may prrove to be problematic. The first is to convince all nations to price trade in something other than USD and the second is to assume the current banks who signed up to use SWIFT will assess the political risk to sign up to a Chinese/Russian system and approve it from a risk/compliance perspective.

  7. The difficulty is replicating the scale of SWIFT. Also, individual banks using CIPS can still be sanctioned. It will not be a cure-all.

    • Nasty but classy
    • posted on March 8, 2022

    This is the beginning of the end of the Western influence in the world. By weaponising International instruments they have lost the worlds trust in them. From chips to swift to sanctions, from freezing of foreign assets to seizing of foreign deposits, they have destroyed their credibility. The stark and brazen confiscation of Venezuela’s gold deposit by the British and theft of Afghanistan’s deposits by U.S. is really low.

  8. The West’s reaction to Ukraine means that the US Dollar will lose its reserve and trading primacy as early as next year and as late as 2025. Russia and China have far, far more resources and trading partners than the West, and they only need to use US$ in 10% of their trading and reserves.

  9. EE. UU. está armando abiertamente el sistema SWIFT para destruir países, por lo que el mundo ahora debería darse cuenta de este hecho.

    1. China has been doing even the worse thing with their coercive trading practices with Australia, Lithuania, and others

        • Anonymous
        • posted on March 8, 2022

        Estoy solita en Palermo y la entrego porque arde mi colita… No hay ningun bombero que venga a apagar el fuego? whatsapp 56 7498 9336

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: