Share

🌎

  Por Gracie Alexander.

Los problemas más grandes en este planeta Tierra están frente a nuestros ojos, y en nosotros está hacerles frente o no.  El más evidente es la Pobreza. Más del 70 por ciento de las personas en el mundo poseen menos de U$ 10,000, o aproximadamente el 3 por ciento de la riqueza total del mundo. Geográficamente, la historia es similar. La falta de énfasis global en la ayuda exterior, los conflictos y los factores políticos han mantenido la pobreza como factor impulsor. En las últimas dos décadas, sin embargo, las cosas han comenzado a mejorar. La “clase media” se ha duplicado en tamaño del siete al trece por ciento.

Algo que debería pregonar la tolerencia es la religión y sin embargo, crea más tensiones. Los Conflictos religiosos y las guerras se incrementan día a día. El conflicto político ha aumentado drásticamente a lo largo de los años. El terrorismo y el surgimiento de grupos insurgentes de motivación religiosa han forzado la mano de varios gobiernos. Como resultado, el gasto en defensa en todo el mundo ha aumentado constantemente desde 1995 hasta los 1,7 billones de dólares. Si bien el terrorismo puede estar en aumento, la buena noticia es que la diplomacia y los esfuerzos de paz han reducido el número de guerras civiles y conflictos intraestatales en todo el mundo de 16 por 100 000 a aproximadamente 1 por 100 000.

La polarización política se ha disparado con el surgimiento de movimientos sociales en todo el mundo. Los estados han experimentado conflictos internos por eventos como BREXIT o la elección del presidente Donald Trump en los Estados Unidos en el 2016. Estados Unidos, específicamente, se ha polarizado más que nunca. Desde 2004, se informa que Estados Unidos ha visto un aumento en el partidismo político. Los grupos y organizaciones bipartidistas, como el Bipartisan Policy Center, han estado trabajando activamente para promover una arena política más colaborativa.

En todo el mundo, los escándalos políticos han llevado a desconfiar del gobierno. Específicamente, los informes dicen que solo un tercio de los ciudadanos confían en que el gobierno “haga lo correcto”. Los avances en tecnología y la nueva política de vigilancia de China no ayudan. El escepticismo sobre estos temas ha llevado a un aumento de los movimientos sociales que han sido clave para influir en las políticas.

Si bien la educación ha mejorado significativamente en el último siglo, todavía queda mucho trabajo por hacer. La desigualdad entre géneros en partes específicas del mundo ha surgido como una gran parte de la cuestión. El Fondo Malala informa que 130 millones de niñas en todo el mundo carecen de un acceso adecuado a la educación y aborda activamente este problema a través de la promoción.

Actualmente, 1 de cada 9 personas carece de acceso a agua limpia en todo el mundo y la misma proporción está desnutrida. Sin embargo, la aparición de nuevas tecnologías en la agricultura y una mayor concienciación han mejorado las condiciones. Varias organizaciones, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), están abordando el problema sobre el terreno y mediante la influencia política. Las estadísticas han demostrado ampliamente que, aparte de la desnutrición, el acceso a condiciones de vida limpias y asequibles se ha rezagado en el mundo desarrollado. La esperanza de vida en los países en desarrollo es, en promedio, 14 años inferior a la de los países desarrollados. Sin embargo, la salud en general ha mejorado a lo largo de los años, gracias a organizaciones como la OMS.

Uno de los factores que impulsan la persistencia de la pobreza es la falta de acceso al crédito. Sin servicios financieros estables, se vuelve difícil para las naciones en desarrollo crecer económicamente a un ritmo sostenido. Los estudios muestran que el acceso al crédito puede mejorar las perspectivas económicas.

La discriminación cubre una amplia gama de temas y toma varias formas. Recientemente, a la luz de los nuevos movimientos sociales, ha ganado más atención. Los problemas de la brecha salarial, la desigualdad de ingresos, las primas salariales en educación y otros problemas han aparecido al frente de los movimientos sociales. Estos movimientos se han mostrado prometedores para el cambio: el movimiento #MeToo ha llevado a varios empleadores ante la justicia.
Parece un probema personal (y en muchos casos producido por la propia persona y contra si mismo) pero la obesidad se ha convertido en un problema mundial. La falta de programas de acondicionamiento físico y extracurriculares ha creado problemas importantes que podrían afectar la salud en el futuro. Recientemente, el número ha superado el 39 por ciento de personas en todo el mundo con sobrepeso y el 13 por ciento con obesidad. Los esfuerzos del gobierno e incluso de los medios de comunicación han comenzado a cambiar el rumbo. Organizaciones profesionales como la NFL (fútbol Americano) han implementado programas Play60 para enfatizar la nutrición y el estado físico desde una edad temprana.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 15, 2022


 

4 thoughts on “Atacar los problemas mundiales”

    • la vida por peretti
    • posted on April 15, 2022

    Sin agua es clarisimo que proonto ns va a faltar y ahi si que n se que vamos a hacer

  1. Ez segített megerősíteni valamit, amiben mindig is hittem: gyakran az ideológiai, etnikai feszültségek és vallási háborúk mögött a föld, az élelmiszer, a víz, az olaj és a nemesfémek háborúja húzódik meg.

    • jalia edmondson
    • posted on April 15, 2022

    If all countries worked together, we wouldn’t have these problems and if people weren’t corrupt

    • alexa ohno
    • posted on April 15, 2022

    Am I the only person that thinks the UN headquarters shouldn’t be in America? Why not put it in a country that is actually neutral through most global conflicts? Mars seems reasonable.

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: