Share

🩸

Henrietta Lacks estaría sorprendida de encontrarse en una lista de personas que cambiaron el mundo.

Henrietta era una pobre cultivadora de tabaco de Virginia. Su muerte no fue notada por nadie excepto por sus hijos, su familia y sus amigos. Sin embargo, Henrietta Lacks es la fuente de la línea celular HeLa: su sangre contenía células inmortales únicas que pueden vivir fuera de su cuerpo indefinidamente.

Después del nacimiento de su quinto hijo en 1951, Henrietta ingresó en el Hospital de la Universidad Johns Hopkins quejándose de “un nudo en el útero”, y los médicos tomaron una muestra de tejido. Pronto se notó que, a diferencia de las células normales, las células de Henrietta no morían después de unos días, sino que continuaban creciendo, duplicándose cada 20 a 24 horas.

Las células de Henrietta se pueden encontrar en billones en laboratorios de todo el mundo. Han sido utilizados por investigadores médicos que estudian no solo el cáncer, sino también la hemofilia, la influenza, la leucemia y la enfermedad de Parkinson. También se usaron en el desarrollo de la vacuna contra la poliomielitis, el medicamento contra el cáncer tamoxifeno, la quimioterapia, el mapeo de genes y una gran cantidad de otros usos.

Las células HeLa no muestran signos de muerte. Henrietta Lacks, sin embargo, murió a los pocos meses de su ingreso en el hospital debido a un tumor maligno en el cuello uterino. Fue enterrada en una tumba sin nombre, sin saber nunca que salvaría millones de vidas y que sus notables células vivirían para siempre.

La tumba de Henrietta finalmente recibió una lápida en 2010.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 30, 2022


 

4 thoughts on “La Sangre de Henrietta”

  1. Pingback: LO MÁS VISTO ☺ Julio 31, 2022 - Prisionero en Argentina

  2. Her family deserves some form of compensation considering that it is not fair that companies are making billions of dollars from the cells that were taken unethically while Henrietta’s family are given nothing. Funny how black people and people of colour in general are hated and discriminated against until they are of use, then you see the same people hating on them switch up and milk them dry. I wish Henrietta was alive to see how much she impacted medicine, technology and basically saved million or even billions of lives.

  3. I have taught this curriculum for the past three years and I’m still in awe of Henrietta’s life, legacy, and infinite contribution to our world!

  4. Digamos que esta mujer es inmortal….

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: