Lecciones para los líderes pusilánimes de hoy

El infame Acuerdo de Munich de 1938 que condujo a la Segunda Guerra Mundial 
Share

📙

  Por Mick Olsen.

El 22 de septiembre de 1938, Hitler exigió la cesión inmediata del territorio de Checoslovaquia, los Sudetes, a Alemania y la evacuación de la población checoslovaca a finales de mes. En el otoño de 1938, Gran Bretaña y Francia traicionaron innecesariamente a un aliado crucial, Checoslovaquia, sriviéndola en bandeja a Adolf Hitler. La terrible consecuencia de esto fue la Segunda Guerra Mundial. Checoslovaquia, hoy dividida en la República Checa y Eslovaquia, se creó a partir de los restos del Imperio austrohúngaro después de la Primera Guerra Mundial. Alrededor del 20% de la población eran Sudetes de habla alemana.

Chamberlain
Hitler

El país, firme y formalmente alineado con Francia, era una democracia próspera. Hitler quería destruirlo y ocuparlo, por lo que inventó el pretexto de que Praga estaba reprimiendo cruelmente a los Sudetes, quienes, según él, deseaban desesperadamente ser parte del Tercer Reich. Era una tontería, pero los nazis eran expertos en crear problemas y Hitler amenazaba con la guerra.

El primer ministro británico, Neville Chamberlain, arrastró a los franceses reacios a la guerra a Munich, donde, junto con Italia, acordaron darle a Hitler la parte de habla alemana de Checoslovaquia, que contenía el sofisticado sistema de fortificaciones del país. “Paz para nuestro tiempo”, proclamó con orgullo el primer ministro. En cuestión de meses, Hitler engulló el resto del país ahora indefenso, y unos meses después invadió Polonia, lo que desencadenó la Segunda Guerra Mundial.

La ubicación estratégica de Checoslovaquia y los cientos de miles de tropas alemanas que ató antes de Múnich hicieron que su pérdida incruenta fuera un golpe catastrófico para la seguridad de Francia. Peor aún, los checoslovacos tenían una de las mejores obras de armamento del mundo, lo que ayudó enormemente al rearme de Berlín. Un tercio de los tanques avanzados que Alemania usó contra Francia en 1940 provenían de esas instalaciones capturadas.

Macron
Putin

En 1938, Francia y Checoslovaquia habrían derrotado a Alemania, ya que el rearme de Berlín fue lamentablemente incompleto.

Por supuesto, no hay dos períodos en el tiempo que sean exactamente iguales. Pero China, Rusia, Irán y otros han dejado en claro sus diseños agresivos.

La respuesta inicial a la invasión de Ucrania por parte de Vladimir Putin parecía desmentir su percepción de la debilidad occidental, pero la determinación de EE. UU., Francia y Alemania parece estar marchitándose. “No debemos humillar a Putin”, grita el presidente francés Emmanuel Macron, mientras él y otros presionan por un acuerdo similar al de Munich con el Monstruo de Moscú. Al igual que en 1938, parece que los líderes democráticos lamentablemente no están a la altura de la tarea.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 5, 2022


 

1 thought on “Lecciones para los líderes pusilánimes de hoy”

    • Claudio Kussman
    • posted on August 3, 2022

    No creo que EEUU deba esperar mucho de la Unión Europea en estos difíciles tiempos que corren. Los europeos han demostrado ser desagradecidos pese a la gran ayuda recibida durante y después de la segunda guerra mundial. Atentamente CLAUDIO KUSSMAN

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: