Share

📛

Fred Phelps ya encabezó una lista de personas que dan mala reputación al cristianismo. Pero también le da a América una mala, y su alegre sadismo merece otro examen. Su congregación de la “Iglesia” Bautista de Westboro (WBC) pasa todo su tiempo libre viajando por el país y montando piquetes en cualquier evento que consideren contrario a la Ley de Dios, y su evento favorito es un funeral, preferiblemente el de un soldado muerto en combate.

De hecho, arrojan los insultos más ofensivos y las promesas de tortura divina que se les ocurren, con el propósito expreso de causar tanto dolor como puedan, y lo hacen en el nombre de Jesucristo. Debido a que es ilegal infligir dolor físico (al menos en Estados Unidos), el WBC inflige tanto dolor emocional y psicológico como puede, mientras se esconde detrás de la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América (mientras aúllan su odio hacia dicha Todos están dirigidos por Fred Phelps, aunque fallecido en el 2014, sus discípulos (dado que evidentemente no son discípulos de Cristo) prometen continuar con su legado de abierta malicia, odio, por mucho tiempo.

Phelps era el verdadero negocio. Él era un monstruo. Un sádico puro que solo acataba la ley porque no quería ir a la cárcel. Su personalidad, su naturaleza, sus motivos era, en efecto, idénticos a los de un troll de Internet, que también era y es (sus devotos) a través de sus múltiples sitios web y videos.

Sus “sermones” eran todos iguales: Dios odia a Estados Unidos y a cada una de sus personas. excepto a Phelps. Pero sería desdeñoso llamarlo chiflado y terminar con él. Fue a Vernal, Utah en 1947, cuando tenía 18 años, e intentó “convertir” a los mormones condenando su religión con imágenes y blasfemias intensamente repugnantes y ofensivas. Cuando un transeúnte mormón le preguntó si se suponía que las personas debían obedecer todos los mandamientos del Antiguo Testamento, los 613, Phelps no supo qué responder. Buscó a tientas uno, no pudo encontrarlo, así que le dio un puñetazo al tipo, incitando un tumulto de unas 100 personas.

No importa el cristianismo; eso realmente hace que una nación de libertad de religión declarada se vea genial ante el resto del mundo. Intentó besar niñas ilegalmente en público y, mientras protestaba por ello, golpeó a un oficial de policía que le dijo que se fuera. Se parbaa en las esquinas de las calles más concurridas que puede encontrar en todo el país y gritaba insultos raciales a los negros, mexicanos, asiáticos, todos los que no son blancos, condenando al infierno a cada extraño que pasaba.

Phelps se escondía detrás de la misma Constitución que vilipendiaba con cada oportunidad que se le presentaba. Su odio temerario echaba humo con tanta fuerza que sus rutinas traspasan el reino de las tonterías.

En 1997, pagó más de U$ 5,000 de su propio dinero para enviar a 10 de sus feligreses, incluida su hija y su mano derecha, Shirley Phelps-Roper, a Bagdad, Irak, con el permiso de Saddam Hussein, para protestar contra Estados Unidos en la calle más transitada de Bagdad. Phelps afirmó que Irak era el único estado musulmán en el mundo que permitía la libre expresión del “Evangelio de nuestro Señor Jesucristo”, lo cual es evidentemente falso.

Para entonces, Hussein había ordenado personalmente la ejecución de decenas de ciudadanos iraquíes que intentaban predicar el cristianismo en público. Pero estaba muy feliz de complacer a tales representantes de América. Cuando Hussein fue ejecutado, Phelps se apresuró a ingresar a Internet afirmando que Hussein se estaba quemando en el infierno.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 21, 2022


 

6 thoughts on “Fred Waldron Phelps, padre”

  1. Scary dude. Nutty minister

  2. I am so sorry to find out my Christ died knowing that His death was for these people

  3. Un sicopata peligroso

  4. Pretty sure that Fred Phelps was just struggling with his sexuality and didn’t know how to handle it because he was ashamed of himself. Sad that he dragged down his entire family in his quest to suppress his homosexual urges.

  5. I never understood how people could read the same Bible as Christians and ignore the lessons and scriptures in them

  6. I feel so sorry for the children who were brainwashed into this disgusting cult

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: