LA NATURALEZA DE LAS COSAS  Y “ARGENTINOS ¡A LAS COSAS, A LAS COSAS!”

Share

🔵

Grl Heriberto Justo Auel

11 de Noviembre de 2022

“La naturaleza de los pueblos es muy poco constante: resulta fácil convencerlos de una cosa, pero es difícil mantenerlos convencidos”.

“Un príncipe que no se preocupe del arte de la guerra, aparte de las calamidades que le pueden acaecer, jamás podrá ser apreciado por sus soldados ni tampoco fiarse de ellos”.

Nicolás Maquiavelo. -1469-1527-. 1).

  1. LA NATURALEZA DE LAS COSAS.
  2. LA ARGENTINA VIVE EN DOBLE POSGUERRA Y EN DOBLE “ESTADO DE GUERRA”.

 

  1. LA NATURALEZA DE LAS COSAS.

 

Ya en el siglo I a.C., Tito Lucrecio Caro escribía “Dē rērum natūra”, un poema didáctico dentro del género de los “periphyseos”, cultivado por los filósofos atomistas griegos. Constituye posiblemente la mayor obra de la poesía de Roma y sin duda, uno de los mayores intentos destinados a la comprensión de la realidad del mundo y de lo humano. Los filósofos sentían la necesidad de buscar “la verdad” y apelaban a la “comprensión de la realidad” desentrañando en principio “la naturaleza de las cosas”: sus esencias.

La naturaleza de las cosas es el conjunto de las leyes apriorísticas que constituyen la esencia de cada concepto jurídico”. El análisis de dichas leyes apriorísticas nos lleva a considerarlas como “complejidades esenciales” que se encuentran en un estado de “conexión esencial”. La cosa -en sentido jurídico- es aquello que puede satisfacer necesidades vitales del hombre, por lo que se denomina jurídicamente el bien.

Ortega y Gasset

La palabra naturaleza alude al ser, a la esencia del ser. La cosa hace referencia a las personas, a un grupo humano dotado de conciencia y en evolución. Hace más de 80 años José Ortega y Gasset pronunciaba una frase célebre en una conferencia en la ciudad de La Plata titulada “Meditación del Pueblo Joven.

Aquella famosa frase aún mantiene validez:  “¡Argentinos, a las cosas, a las cosas!” -que vale la pena meditar nuevamente hoy -entendiendo al contexto histórico en que fueron pronunciadas-. La expresó el 27Nov39, con el trasfondo de una España desangrada -½ millón de muertos- por la guerra civil -17Jul36/1roAbr39-, la derrota de la república y la instalación de una dictadura que se prolongaría durante 40 años y una Europa que se internaba en la IIGM que arrastraría al mundo a la mayor de las tragedias -50 millones de muertos- .

Esos rugidos de las “guerras civiles europeas” tendrían honda repercusión en nuestro país, aunque las élites dirigentes no tomaron debida nota de la naturaleza y magnitud de los desafíos que enfrentaríamos. Nos decía el académico español:

“Mi prédica les grita: ¡Argentinos, a las cosas, a las cosas! Déjense de cuestiones previas personales, de suspicacias, de narcisismos (durísimo). No presumen ustedes el brinco magnífico que dará este país el día que sus hombres se resuelvan -de una vez y  bravamente- a abrirse el pecho a las cosas, a ocuparse y preocuparse de ellas directamente y sin más, en vez de vivir a la defensiva (JA!), de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales, que son egregias, su curiosidad, su perspicacia, su claridad mental secuestradas por los complejos de lo personal.

Han pasado los años y aún seguimos sin comprender al mensaje orteguiano que nos sigue solicitando abandonar el terreno de las controversias personales, para construir una sociedad con ideales compartidos y al servicio de un destino común. Dejemos de ser “pueblo arena” -que deambula en ciclos cada vez más cortos- y seamos una comunidad de ideales e intereses, un “pueblo roca”.

La reclamada “unidad” se alcanzará cuando establezcamos nuestros fines comunes, los objetivos políticos de nuestra generación -hoy ausentes- que son de exclusiva y excluyente responsabilidad de la Gran Política, a cargo de las “elites dirigentes” que no están actuando a la altura que exige la naturaleza” de lo que es desde siempre la Argentina.

El filósofo español amaba a la Argentina y somatizaba la situación europea. Intentaba -como sociólogo- advertir lo que nos ocurría desde la celebración del 1er Centenario. Luego de la Revolución del ´80 la Argentina se plantaba como una futura potencia occidental, pero desde 1910 había fuertes indicios de caída y por ello advertía y responsabilizaba a las “élites dirigentes” de no estar a la altura de la circunstancia que el país vivía. 2), 3), 4), 5), 6), 7) y 8).

Lo señalaba con todo el rigor con que puede expresarse un “visitante” de su categoría: “de vivir a la defensiva (JA!), de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales, que son egregias, su curiosidad, su perspicacia, su claridad mental secuestradas por los complejos de lo personal”. Si así podía advertir y calificar a nuestra dirigencia -hace más de 80 años- un respetado intelectual que nos consideraba su segunda Patria, qué podría decir hoy si resucitara y observara el espectáculo político bochornoso de las últimas décadas y en particular el de los últimos años.

Esas sabias palabras fueron pronunciadas por “Don José” el 27 Nov 39, en su tercera visita al país. Los dos viajes anteriores -de tan solo algunos meses en 1916 y 1928-. El tercero -más prolongado- transcurrió desde Ago39/Feb42. En todos expresó claramente su principal preocupación: que los argentinos recuperaran el rumbo perdido.

Castro

En su última visita, la Argentina estaba en las puertas del golpe de estado de Junio de 1943. Desde esa fecha, hasta el hito histórico de la Guerra del Atlántico Sur -1982-, la descomposición del sistema político fue acompañada por la licuación de la representación partidaria, que se aceleró desde 1959 por la presencia de un violento y sigiloso proceso revolucionario castro-comunista, que -a través de sucesivas campañas- ocupó el poder reiteradamente y -desde los años 2000- lo hace encubriéndose como “peronista” 9) y 10).

La triste y penosa situación de vivir durante los últimos veinte años en una nebulosa falacia llamada “relato”, es lo que nos impulsa a recordar hoy las palabras orteguianas e impulsar a la dirigencia a concentrarse en la “naturaleza de las cosas”, saliendo de la tremenda confusión que nos ha llevado al sonambulismo que abarca a nuestra Iberoamérica en la actualidad. Las elecciones en Brasil están confirmando la repetición de los hechos políticos acaecidos recientemente en Perú, Chile y Colombia.

Las mayorías no soportan las consecuencias de la manipulación cerebral que llevan al poder al comunismo, por vía electoral. Las sospechas de fraudes y los siempre muy ajustados resultados en el conteo de los votos son el común denominador. La ingobernabilidad su natural consecuencia. 11) y 12). Ha llegado la hora de concentrarnos en lo esencial y que apuntemos a la verdad y al bien. Ha llegado la hora de repetirnos “¡Argentinos, a las cosas, a las cosas!”, comprendiendo su profundo significado.

Si bien un alto % de la ciudadanía da muestras vehementes de haber superado a los espejismos impuestos por las indisimuladas falacias revolucionarias de los kk, un sector dirigencial nos recuerda las palabras de Ortegade tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales”, tal es el caso de quienes recientemente produjeron la película “1985” con falsedades y omisiones escandalosas, en tiempos de un proceso preelectoral.  –https://youtu.be/BcHyiY5pfnM-. Estos “pseudo dirigentes” -transculturizados y cargados de prejuicios y resentimientos sociales- aun subsisten y constituyen un verdadero problema: bloquean el “desarrollo político”. Es hora de recuperar la participación y la representación.

“La naturaleza de los pueblos es muy poco constante: resulta fácil convencerlos de una cosa, pero es difícil mantenerlos convencidos”.

 

  1. LA ARGENTINA VIVE EN DOBLE POSGUERRA Y EN DOBLE “ESTADO DE GUERRA”. 14) Y 15).

 

Una minoría -con escasos votos- permanece infiltrada en la coalición opositora. Mayoritariamente son simpatizantes -en diferentes grados- de las antiguas organizaciones de terroristas revolucionarios que mutaron desde el estalinismo carnicero al gramscismo vegetariano. Abandonaron el “hard power” y adoptaron el “soft power” mientras se infiltraban en los partidos mayoritarios como “palomas” tolerantes, maniobra que conocimos oportunamente como “entrismo”.

Unos provinieron del PRT/ERP y/o del alfonsinismo y otros de Montoneros y/o del peronismo/renovación. Ambos fracasaron como FREPASO. En los 2000 un sector conformará la columna vertebral de la coalición kk, que cursa actualmente su cuarto período presidencial con un triunvirato heterogéneo en su cúpula, adscripta al Foro de San Pablo -FSP-, al Grupo de Puebla -GP- y a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños -CELAC- desde donde se conduce -en toda Iberoamérica- al castro-comunismo revolucionario.

Desde el momento en que se produjo el trastocamiento de la derrota táctica del terrorismo neo-marxista, en victoria político-estratégica a partir de su 3ra. Campaña -1983/1989- lograda con del Decreto 158/83, se judicializó al hecho socio/político -guerra- 8) y se politizó a la Justicia, -este es de hecho el acto revolucionario más relevante en los últimos sesenta y tres años-. El Estado Argentino fue inducido así a su autodestrucción.

 

Dicha maniobra ilegal, ejecutada por el PEN y totalmente encubierta por los medios de comunicación del propio Estado, tiene hoy en la citada película “1985” una torpe réplica extemporánea. En nuestro libro “Política y Estrategia Internacional Contemporánea” -Módulo 5. Punto 11. Pág 644- 16), decíamos: “no habría KK, sin Alfonsín”.

 

Aquel trastocamiento llevó al Estado Argentino al borde de la categoría de “Estado Fallido”, a la hiperinflación, al empobrecimiento, a la total inseguridad pública y a la absoluta indefensión nacional. Sin embargo, el “espejismo democrático” captó a una mayoría del electorado.

 

Las dirigencias obnubiladas navegaron en superficie a lo largo de una década, sin captar “la naturaleza de las cosas” pero -como lo señalara el brillante florentino hace más de un milenio- “resulta fácil convencer -a los pueblos- de una cosa, pero es difícil mantenerlos convencidos”. El soberano ha despertado y -parafraseando a Andersen- decimos: “la reina esta desnuda” y cercana a una primera sentencia penal. Las luces rojas están encendidas.

Ha llegado el momento de “ingresar a la ola profunda situacional” -de captar las esencias de las cosas-  y levantar la mirada hacia el largo plazo. Al hacerlo nos encontramos que los estrategas-legisladores -en 1988 y 1991- elaboraron una legislación de Seguridad Nacional inédita -única en el mundo-. El número de muertes diarias ocasionadas por este despropósito legal es astronómico y sus consecuencias, dramáticas.

Por ello nos dirigimos nuevamente a nuestros dirigentes políticos, recordando al talentoso florentino: “Un príncipe que no se preocupe del arte de la guerra, aparte de las calamidades que le pueden acaecer, jamás podrá ser apreciado por sus soldados ni tampoco fiarse de ellos”.

La Polemología y la Estrategia Contemporánea son ciencias universales. Ambas -históricamente- han dividido a la Seguridad Nacional 17) en Seguridad Pública y Seguridad Estratégica. La primera es responsabilidad primaria de la Justicia y sus auxiliares, las Policías. La segunda lo es de las FF. AA.

Desde 1991 -fin de la Guerra Fría- ambas se han incardinado progresivamente, con la llegada de las Guerras Asimétricas e Híbridas, mayoritariamente Guerras Civiles. Ello ha exigido nuevas organizaciones de Seguridad Nacional. Actualmente -en la mayoría de los casos- de los Ministerios/Secretarías de Seguridad Nacional dependen la Seguridad Pública y la Defensa Nacional, bajo conducción centralizada.

En ningún país del mundo se le ha dado a las policías responsabilidades estratégicas,  como indirectamente se lo hizo aquí, a través de leyes anticonstitucionales votadas por unanimidad. Estas responsabilidades exigen metodologías de planeamiento estratégico complejas, un subsistema de Inteligencia Estratégica de alto nivel y una actitud proactiva, para lograr un alto grado de disuasión. Actualmente la primera obligación de los EEMMCC y/o Combinados, es la elaboración de una Gran Estrategia, frente a las características en constante evolución de las “nuevas amenazas”, que incluyen a actores “no estatales”.

Contrariamente, las policías retienen misiones reactivas frente al delito común e intervienen también -como el resto de las instituciones y organismos centralizados- bajo supervisión militar, en las operaciones estratégicas de carácter híbrido y, con más razón en el extremo caso de las eventuales agresiones “sin restricciones”.

Cuando se soslaya el ingreso a las esencias de los “riesgos y amenazas estratégicas” -propios del siglo XXI- la acción meramente operativa-táctica se desarrolla en un ámbito secundario, sin dirección, con un enorme desgaste institucional y político, por desconocimiento de la “naturaleza de las cosas”. La acción -táctica- sin dirección -estrategia- asegura el fracaso o la derrota. A esa experiencia ya la vivimos. Primero pensar, después obrar. La acción -ámbito de la táctica- exige una dirección -responsabilidad de la estrategia- que interrelaciona al Poder con el/los Objetivo (s)-.

Los argentinos tenemos una relación conflictiva con el futuro. Pasamos la mitad de nuestro tiempo mirando el pasado y la otra obsesionados con el presente, pero nos olvidamos de dejar un rato para pensar en el futuro. Miramos el pasado con añoranza y desprecio al mismo tiempo: lo que fuimos y lo que no pudimos ser, gracias a otro. Buscamos culpas, culpables y momentos en los que todo dejó de ser color de rosas. Si es que alguna vez lo fue. El 2023 nos presenta la oportunidad de abrir las mentes y levantar la mirada.

Si somos conscientes de que “vivimos en doble posguerra”, alcanzar la pacificación nacional se hará posible. Si seguimos ignorando ese estado, continuaremos en “doble estado de guerra” y continuaremos divididos por una grieta incomprendida. La “unidad nacional” se da si hay fines –objetivos políticos– de largo, mediano y corto plazo. Esa es responsabilidad de la Gran Política. Las maniobras para alcanzar los objetivos es responsabilidad de la Gran Estrategia. Ambas siempre han estado y están ausentes.

Sin embargo, no podemos continuar nuestro camino hacia el futuro con “coaliciones electorales” que permiten ganar elecciones, pero que impiden gobernar. La coalición opositora tiene en su composición “quintacolumnas” 18). Los cortocircuitos ya son evidentes. aún antes de lanzarse las campañas electorales. La “progresía cultural”, de derecha e izquierda, debe ser eliminada de JxC. Su reemplazo natural son los nuevos “liberales”, que hacen buena síntesis con los “conservadores”. De ese modo se sincera a la Política y se alinean la cultura con la civilización 19) y 20).

Los encubiertos socialdemócratas 21) -que revistan en el FSP y en el GP junto a los castro comunistas- deben blanquear su presencia enmascarada en los partidos tradicionales, que deben abandonar -inexorablemente-. Sería una verdadera demostración de patriotismo si tomaran la iniciativa de “mostrarse” y reunirse para fundar el Partido Socialdemócrata Argentino en vez de afirmar que JxC está más sólido que nunca, luego de torpedear discursivamente a su lideres naturales. La pacificación, los cambios estructurales imprescindibles y las mayorías a lograr para hacerlos posible, exigen higienizar a las coaliciones, cuanto antes.

Los argentinos hemos padecido durante mucho tiempo el oprobio hipócrita de una pseudo-revolución, en manos de una mafia de ladrones y carteristas. Estamos frente a la posibilidad -en el próximo año- de recuperar a las Instituciones, a nuestra identidad cultural, a la familia, a la escuela y a la dignidad de las personas. Amanecerá, luego de una larga y oscura noche. Hay una mayoría dispuesta a no dejar pasar esta oportunidad, a dar “el brinco magnífico” que anticipó Ortega, con la ayuda de Dios y de su Santa Madre.

CITAS Y ACLARACIONES:

1). N. Maquiavelo. Político, escritor y filósofo del Renacimiento italiano que influyó de manera decisiva en el pensamiento occidental. Secretario de la República de Florencia, acometió numerosas misiones diplomáticas y reorganizó el ejército de Florencia.

2). H. J. Auel. “Una Segunda Argentina Posindustrial es posible”. Jun 19. www.ieeba.org

3). H. J. Auel. ¿Es la Argentina un país viable en el siglo XXI”? Mar 20. www.ieeba.org

4). H. J. Auel. “Un análisis sociológico-político de la crisis-decadencia de la Argentina”. Jul 20. www.ieeba.org

5). H. J. Auel. “Argentina y la Revolución Continental”. Nov 20. www.ieeba.org

6). H. J. Auel. “Es imprescindible conceptualizar el origen de la crisis-decadencia que nos destruye”. Ene 21. www.ieeba.org

7). H. J. Auel. “¿Cómo salimos de la ciénaga…que supimos conseguir?” Ago 21. www.ieeba.org

8). H. J. Auel. “Los militares, los sacerdotes, los políticos y los magistrados”. Sep 22. www.ieeba.org

9). H. J. Auel. “Las guerras asimétricas de séptima generación en Iberoamérica y Argentina”. May 21. www.ieeba.org

10). H. J. Auel. “Guerra Contrarrevolucionaria argentina”. Jul 21. www.ieeba.org

11). H. J. Auel. “El choque de las culturas en el 2022”. Mar 22. www.ieeba.org

12). H. J. Auel. “El terrorista revolucionario: ¿héroe, criminal o enemigo?”. 08 Ago 22. www.ieeba.org

13). H. J. Auel. “El Manual del Perfecto Idiota Argentino”. Sep 22. www.ieeba.org

14). Posguerra: Tiempo inmediato a la terminación de una guerra durante el cual subsisten las perturbaciones ocasionadas por ella. La posguerra es un periodo de tremendo desgaste social, político y económico. Los conflictos bélicos proporcionan un enemigo claro contra el que luchar, un objetivo político que conseguir y empujan la economía, para lograr ese propósito: la paz. En nuestro país no se habla del “enemigo real”, no existen los “objetivos políticos a conseguir” y no hay voluntad de “pacificación”, por incomprensión de las guerras y de las amenazas por parte de la élite dirigente.

15). Estado de guerra: es una situación de excepción decretada por el gobierno de un Estado, que transmite a la autoridad militar los poderes relativos al mantenimiento del orden público y sustituye la jurisdicción ordinaria por la jurisdicción militar. En nuestro país se ha soslayado la posibilidad de ingresar a dicha situación a través de la legislación de Seguridad Nacional, a pesar de la evidente retención de la actitud hostil del enemigo interno.

16). H. J. Auel. “Política y Estrategia Internacional Contemporánea”. 1ra Ed. 2009. Fdo. Ed. IIFD. Miami. EE. UU.

17). Seguridad Nacional: en Iberoamérica este concepto de la ciencia estratégica fue contaminado por la aparición en las reuniones preparatorias de la Conferencia de Puebla -1976-, de una falsa “Doctrina de la Seguridad Nacional” del teólogo jesuita -de origen belga- Joseph Comblin, residente entonces en Talca -Chile- que llevaba la intención de “conmover a los Obispos conservadores de Iberoamérica” y lograr el apoyo de la Conferencia del año 1979 para los “curas de la liberación” y del “tercermundismo revolucionario” creados por él. El intento fue rechazado -por la intervención de Alberto Methol Ferré- asesor del Cardenal de Bs. As. Monseñor Quarracino. La “Refutación a las Tesis de Comblin” fue publicada en Bs. As. en Oct 76 en la Revista “Estrategia”, dirigida por el Grl Guglialmelli.

18). Quinta columna: es una expresión utilizada para designar -en una situación de confrontación bélica- a un sector de la población que mantiene ciertas lealtades -reales o percibidas- hacia el bando enemigo, debido a motivos religiosos, económicos, ideológicos o étnicos.

19). H. J. Auel. Globalismo, Soberanía de los Estados e Identidades Nacionales”. Jun 22. www.ieeba.org

20). H. J. Auel. “La cultura, la civilización y la guerra”. Sep 21. www.ieeba.org

21). La socialdemocracia: es el más descafeinado de todos los socialismos. Es una ideología típicamente minoritaria. Se trata de un socialismo tan enfermizo que hasta su nombre es usado con vergüenza y simulación. En Europa la socialdemocracia prefiere presentarse como “progresismo” o como “centroizquierda”, ocultando en un discreto segundo plano, su ascendencia socialista. En Norteamérica se huye de la identidad socialista aún más y se llama “liberal” a la ideología socialdemócrata, de modo que se le da el nombre de su antónimo europeo, llevando el disimulo al límite . . . En la Argentina la UCR fue adscripta por Alfonsín/Caputo a la socialdemocracia -Internacional Socialista de París/Heredera de la 4ta Internacional- o eurocomunismo.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 12, 2022


 

6 thoughts on “LA NATURALEZA DE LAS COSAS  Y “ARGENTINOS ¡A LAS COSAS, A LAS COSAS!””

  1. Pingback: LAS NOTAS MÁS VISTAS ☺ Noviembre 16, 2022 - Prisionero en Argentina

  2. Pingback: LO MÁS VISTO ☺ Noviembre 15, 2022 - Prisionero en Argentina

  3. Pingback: LO MÁS VISTO ☺ Noviembre 14, 2022 - Prisionero en Argentina

  4. Pingback: LO MÁS VISTO ☺ Noviembre 13, 2022 - Prisionero en Argentina

    • bagok
    • posted on November 12, 2022

    Making Cash more than $15k to $18k consistently just by doing basic online work. I have gotten $18376 a month ago just by working on the web. Its a simple and basic occupation to do from home and its profit are greatly improved than customary office work. Each individual can join ..OPEN>Read More

    • DR. CARLOS del SEÑOR HIDALGO GARZON
    • posted on November 11, 2022

    ¡¡¡genial…!!!

Comment

Su Opinión Aquí

%d bloggers like this: