Plaza ARGENTINO del VALLE LARRABURE en TUCUMÁN

Share

 

Yerba Buena está situada al oeste de San Miguel, en la provincia de Tucumán.  Desde hoy a las 11 de la mañana, una plaza de esa localidad llevará el nombre del Coronel Argentino del Valle Larrabure, tucumano, secuestrado y asesinado por el Ejercito Revolucionario del Pueblo (ERP), en 1975.

El Concejo Deliberante de esa ciudad impulsó la iniciativa que fue promulgada por el intendente radical Mariano Campero, que pertenece a Cambiemos.  

Argentino del Valle Larrabure fue capturado en agosto de 1974, mientras se desempeñaba como subdirector de una fábrica militar de armas y explosivos, por la organización guerrillera Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) y permaneció cautivo 372 días en una denominada “cárcel del pueblo” hasta su muerte.

Larrabure permaneció cautivo en un lugar no identificado y el día 3 de noviembre de 1974 fue llevado al sitio donde permanecería hasta el final de sus días. La celda se hallaba bajo un local y vivienda ubicado en la ciudad de Rosario. Allí funcionaba una mercería​ atendida por una mujer joven; en la vivienda habitaban, además, su esposo, su madre y los dos hijos pequeños del matrimonio.

Argentino del Valle Larrabure dejó escrita la descripción del lugar:

.

Aprecio que mi celda es una excavación porque
carece de ventanas y una de las paredes laterales
está burdamente revocada a cemento. El frente
es de idéntica composición. El contrafrente es una pared de ladrillos
huecos y una reja de aproximadamente 40 por 60 y el costado una
divisoria de madera compactada. La puerta de
igual material da a un pasillo, donde vi otra
lúgubre y húmeda celda. Dos tubos de plástico
negro de unos dos centímetros de diámetro
conectan con el exterior y permiten la aireación mediante
un extractor eléctrico cuyo funcionamiento depende
de mis captores. Yo padezco la terrible desventura de
pensar que puede dejar de funcionar y aumenta mi congoja
de sentirme ahogado en este nicho donde el
aire húmedo y enrarecido aumenta el asma
que quebranta mi fuerza física.

Argentino Larrabure

.

Solo había un catre y un retrete portátil y una celda contigua, ocupada sucesivamente por varios prisioneros que posteriormente reconocieron el lugar, a las que se llegaba a través del “placard” del dormitorio de la pareja. La única luz de las celdas provenía de un tubo fluorescente encendido o apagado a criterio de los carceleros. Durante su prisión, su familia recibió en su casa siete cartas de Larrabure, que a su vez ellos respondían por medio de solicitadas en distintos diarios, que Larrabure leía cuando sus secuestradores así lo decidían. Enviaba mensajes de esperanza y de amor a su familia, e instaba al perdón y la fe, en papeles en cuyo margen izquierdo resaltaba el membrete de la organización guerrillera. El 18 de junio le llegó a la familia como prueba de vida una fotografía. Pocos días después del hecho los guerrilleros pidieron la libertad de cinco de sus integrantes presos a cambio de Larrabure pero el gobierno mantuvo la política que había seguido hasta entonces de no negociar. Según escribió en el diario los guerrilleros pretendían que el militar colaborara con ellos aprovechando sus conocimientos técnicos y militares a cambio de conservar su vida.

Luego de 372 días de cautiverio, Larrabure murió el 19 de agosto de 1975, fecha ratificada por el ERP en un comunicado, y el 23 de agosto de 1975 apareció su cadáver (envuelto en una sábana y una frazada) en un zanjón.

 


Fuentes: Revista Gente . Maria Herrera (ViaPais) . Sr. Arturo C. Larrabure . Wikiedia


Envío y colaboración: DRA ANDREA PALOMAS ALARCÓN


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 5, 2019


 

Coronel Larrabure

Share

 Por CARLOS MANFRONI

 

Mientras la sociedad discute vanamente sobre los números de la muerte, la grandeza de un solo hombre se levanta en el horizonte de una república que vacila acerca de su propia existencia. Por sobre la tiranía de las cifras con las que se ha conseguido disciplinar la palabra, la libertad suprema de un prisionero al que no ha logrado doblegar el odio llena el aire con el himno nacional cada mañana. Él lo entona desde un pozo que no ha podido contenerlo y que en cambio aprisiona a sus captores en el desconcierto de su propia pequeñez. Lo mismo que en un cuento de Chesterton, su canto desde la estrecha celda sin ventanas infunde pavor a sus verdugos, quienes desean que aquel hombre jamás hubiera existido. Su unicidad en el valor es un desafío pacífico a todos los temores presentes y futuros del pueblo de su patria. Su perdón a los enemigos debería bastar para colmar de vergüenza a los promotores profesionales de la discordia.Por eso lo ocultan. No lo quisieran ni muerto ni vivo; simplemente, inexistente. En el olvido de aquella terrible tortura esconden el sufrimiento de más de mil víctimas inocentes. Es necesario que sólo el resentimiento sea ensalzado en el altar de los sacrificios. El razonamiento ya se ha opacado con la dialéctica de crímenes peores y mejores y de cantidades dogmáticas cuya mera negación se convierta en anatema. Sólo queda el honor, ese sentimiento antiguo que nunca ha podido ser atado a las estadísticas. ¿Cómo pretendían arrancarle la fórmula de la traición a un hombre que amaba tanto? Sólo basta uno. No hacen falta miles ni decenas de miles. ¡Mírenlo! No tengan miedo.

Coronel Argentino del Valle Larrabure: sobre el ejemplo de su alma libre y creyente se reconstruirá la nación.

Carlos Manfroni

 

 

Envío y colaboración: DRA. ANDREA PALOMAS ALARCÓN

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 10, 2019


 

Dr. MOON JAE-IN . CARTA ABIERTA AL EXCELENTÍSIMO SEÑOR PRESIDENTE DE COREA DEL SUR.

Share

 

 Escribe el Teniente Coronel ARIEL VALDIVIEZO.

 

Soy el teniente coronel Ariel Rolando Valdiviezo del Ejército Argentino y actualmente preso político del Estado argentino, por el mero hecho de haber defendido a mi patria de la agresión del comunismo internacional, en defensa de nuestros valores cristianos. Lo hice de la misma forma en que Corea del Sur defendiera sus valores ante la agresión de Corea del Norte en la desgraciada guerra de 1950 a 1953, donde ambas partes fueron devastadas por esa lucha incruenta.

Lo de preso político no es un eufemismo, es en realidad lo que está ocurriendo en la Argentina. Fuimos calificados con estos términos por el mismísimo presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el Dr. RICARDO LORENZETTI, al mencionar que los tres poderes, llevaban adelante y seguían una “política de estado”, en los juicios que mal llamaron de lesa humanidad.

Antes de continuar, si me permite voy hacerle una pequeña reseña de los hechos acaecidos en la República Argentina, respecto a los guerrilleros terroristas que asfaltaron su camino de cadáveres en su intento de tomar el poder por medio de las armas.  Hechos que quizá no conozca ya que cuando comenzaron los mismos tenía solo cuatro años (1959), y al llegar estas guerrillas a su mayor virulencia (1974; 1975 y 1976), tenía entre veinte y veintitrés años, nada preocupado por lo que en este país estaba ocurriendo.

Para que tenga idea de la magnitud que adquirieron estos guerrilleros terroristas con sus dos principales organizaciones, Montoneros y el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), como consecuencia de su guerra revolucionaria para la toma del poder por medio de las armas, produjeron: 5215 atentados con explosivos; 1052 atentados INCENDIARIOS; 1311 secuestros de explosivos; 132 secuestros de material incendiario; 2013 acciones intimidatorias con armas; 52 atentados contra medios de comunicación social; 1748 secuestros de personas; 1501 asesinatos; 551 robos de dinero; 589 robos de vehículos; 2402 robos de armamento; 36 robos de explosivos; 19 robos de material de comunicaciones; 73 robos de materiales sanitarios, 20 copamientos de localidades; 45 copamientos de unidades militares, policiales y de seguridad; 22 copamientos de medios de comunicación; 80 copamientos de fábricas; 157 izamientos de banderas de las organizaciones subversivas etc.  Estas son cifras, probadas en el Juicio a los Comandantes de las Fuerzas Armadas en la Causa conocida como 13/84. Todo produjo la “módica” suma de más de 17.000 víctimas, entre ellas el asesinato de niños y civiles inocentes según lo determina el Estatuto de Roma. No contamos los niños que esta guerrilla incorporó como soldados a sus filas, cuyo número desconozco, pero puedo asegurarle que no son pocos.

Voy a relatarle tres operaciones militares de los miles que le he enumerado precedentemente y sólo de la organización del ERP, así no le queda ninguna duda del terrible poder que adquirieron estas organizaciones guerrilleras terroristas:

1) El 19 de enero de 1974 atacaron la Guarnición Militar de Azul compuesta por dos poderosas Unidades Blindadas, el Regimiento de Caballería de Tanques 10 “Húsares de Pueyrredón” y el Grupo de Artillería Blindado 1 “Coronel Martiniano Chilavert”.

2) El 9 de Agosto de 1974 la guerrilla ataca una poderosa unidad de paracaidistas en la Provincia de Catamarca con la Compañía Ramón Rosas Giménez, que actuaba en los montes de la Provincia de Tucumán y ese mismo día atacó con otra compañía también la Fábrica Militar de Pólvora y Explosivos, ubicada en la localidad de Villa María en la Provincia de Córdoba, distantes una de la otra a aproximadamente 600 Km.

En el ataque a la Fábrica Militar secuestraron al Mayor LARRABURE, durante 372 días, fue torturado y asesinado, lo que menciono al solo efecto de mostrar la ferocidad de las organizaciones y de su poder de combate y de su capacidad en la planificación. Tenían estudios y planificaciones de verdaderos Estados Mayores, sin contar la capacidad de la operación y de los SPAC, (Servicios para Apoyo de Combate), para poder ejecutar las operaciones y los recursos económicos utilizados.  Mencionado en la Causa 13/84 que al respecto expresa: “También está fuera de discusión que a partir de los años setenta, el terrorismo se agudizó en forma gravísima, por los métodos empleados por su cantidad, por su capacidad ofensiva por su poder de fuego, por los recursos económicos…por la infraestructura operativa y de comunicaciones…en los atentados irracionalmente indiscriminados, la capacidad para interceptar medios masivos de comunicaciones”

3) Esta misma guerrilla había ocupado 1/3 de la Provincia de Tucumán en la zona montuosa del sur de la provincia, y estuvo a punto de declararla zona liberada para segregar esta provincia de la República Argentina y de ahí, iniciar la ofensiva final para la toma del poder total en la Argentina.

Tal aspecto obligó al entonces presidente de la República Doña MARIA ESTELA DE PERON, a declarar la guerra a estas organizaciones, quien mediante y haciendo uso los poderes, derechos y obligaciones que le confiere la Constitución Nacional, firma sendos decretos presidenciales creando de la Zona de Operaciones en la Provincia de Tucumán y declarando el Estado de Sitio. Es decir, suspende las garantías constitucionales, luego esto abarcó a todo el territorio de la República Argentina, ya que el terrorismo se encontraba operando a lo largo y a lo ancho de nuestro país.

Es esta Zona de Operaciones se produjeron alrededor de 500 enfrentamientos con las tropas del Ejército (Diario la Opinión del 8 de enero de 1976), por algo se le llamó el Vietnam Argentino. Fue la lucha franca entre dos ejércitos en el monte, en una verdadera guerra de guerrilla. No obstante, no podemos dejar de mencionar que la guerrilla cometiera actos de verdadera lesa humanidad, como fusilar a ciudadanos, emboscada y asesinato de médicos   con sus cascos pintados y brazaletes con la Cruz Roja Internacional. Esos si fueron verdaderos actos de Lesa Humanidad, como el asesinato del Capitán Viola y de su hija de dos años de edad, aspectos que a pesar de ser denunciados en los falsos juicios mal llamados de Lesa Humanidad, nunca fueron investigados ni por los jueces ni por los fiscales.

Cuando ocurrían todos estos hechos Ud. tenía 23 años y nosotros luchábamos contra el comunismo internacional, del mismo modo en que luchó su país contra Corea del Norte,  lo que lo llevó a mencionar que  se considera “amigo de Estados Unidos” por su ayuda a Corea del Sur para evitar el comunismo,, y mejorar el crecimiento económico luego de la guerra que mantuvieron entre 1950 y 1953.

Si bien nuestra guerra contra los elementos del comunismo internacional, comparada con la suya de millones de muertos no sería nada, pero de haber tomado el poder estas alimañas los asesinatos hubieran sobrepasado el millón de personas. Esto fue mencionado, no por el Teniente Coronel Valdiviezo, fue mencionado los jefes guerrilleros.

Indudablemente conoce muy bien la historia de su país, y no el del nuestro, error imperdonable para quien, con su investidura, visita un país, en este caso el nuestro. Es inconcebible que el presidente de un pueblo que luchara tan enconadamente contra el comunismo internacional venga a rendir tributo a los que fueron tanto enemigo nuestros como de ustedes.

A la actitud que tuvo con el pueblo argentino al ir a tirar flores al Parque de la Memoria, el que en realidad es el vergonzoso monumento a los terroristas guerrilleros que componían las fuerzas armadas del comunismo internacional.

Lo menos que podría haber hecho, señor Presidente, es haberse enterado de los hechos que acaecieron en la Argentina en la triste década de 1970 y usted no debería haber ignorado tal aspecto.

Por lo mencionado precedentemente podemos considerar las siguientes posibilidades.

Que no haya conocido los hechos que le describiera que ocurrían en la Argentina cuando Ud. tenía 23 años y que nadie de su embajada le señara e informara de esos desgraciados años de lucha contra el terrorismo. Particularmente me resulta imposible de creer que así hubiera ocurrido.

 Todos estos hechos históricos, debió conocerlos o debería haberlos conocido como presidente de un país que visita a otro. Ni no fue así, su ignorancia no es un justificativo sino un agravante por lo que vino e hizo en esta, la querida Patria de los Argentinos. Tirar flores en honor a estos los asesinos y terroristas guerrilleros del comunismo internacional, contra lo que su pueblo durante tres años también combatió.

Señor Presidente usted sabe perfectamente que esa guerra del pueblo de Corea constituyó la más temprana y primera manifestación de los episodios de la Guerra Fría. Acabando con más de 3 millones de civiles y casi el 15% de la población de Corea del Norte, constituye una de las guerras más sanguinarias de la historia universal.  A tal extremo que hasta el día de la fecha ambas, Coreas Norte y la que Ud. representa, no han firmado la paz, existiendo latente la guerra de ambas naciones.

Esa Guerra Fría, la cuales ustedes comenzaron en vuestra península, llegó a América teniendo su máximo apogeo en mi país en la década de 1970 y fue cuando un gobierno democrático ordenó su aniquilamiento.

De manera señor presidente, si no conocía nuestros hechos, estos comunistas internacionales hicieron lo que saben hacer muy bien.  Lo usaron a Ud. de idiota útil, para resaltar y venerar con su visita al Parque de la Memoria, el camino que asfaltaron con sangre de los cadáveres de todos los que asesinaron.

Si conocía los hechos que le relatara y lo mismo rindió honores a los símil que asolaron a su Patria, no me queda otra cosa que decirle de un soldado a otro que es Ud. un cínico y un hipócrita y que esas cualidades sólo pueden ser superadas por sus propias cualidades.

Usted ha ofendido al Pueblo de la Nación Argentina, si tiene algo de dignidad y decencia espero que sepa disculparse ante él, ya que lo cortés no quita lo valiente y este pueblo, como cualquier otro, se merece el respeto de las visitas. Pero esa visita también se merece no ser engañado con mentiras de corruptos gobernantes, si es que realmente lo han engañado.

Sin otro particular saludo a Ud. muy atte.

 

 PP – VGMT (PRESO POLITICO – VETERANO DE GUERRA EN EL MONTE TUCUMANO)

Ariel Valdiviezo

DNI: 8.196.717

 


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 3, 2018


 

Recurso presentado a la Cámara de Casación en el Caso Larrabure

Share

 

En el día de ayer, el doctor Javier Vigo Leguizamón -representante legal de la familia Larrabure-, presentó un recurso ante la Cámara de Casación, luego de la negativa de la “justicia” argentina en considerar el caso de Argentino del Valle Larrabure, como de Lesa Humanidad.

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?
Reload Reload document
| Open Open in new tab

Download [2.28 MB]

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 13, 2018


 

EL CASO LARRABURE

Share

 

 

 Escribe: Carlos Españadero

c_espanadero@yahoo.com

 

 

Cuando uno vive 87 años como yo, y tiene la vivencia de la dramática y cruel experiencia de mi compañero Argentino del Valle Larrabure, un año menor que yo, (hasta en eso me superó); debo reconocer que la acción inhumana y repugnante de los terroristas erpianos, devenidos en “luchadores del bien de la Patria” resulta una tremenda tragedia, que hoy no es tal, al percibir la talla, la entereza, la virilidad, de un hombre que no pudo ser amilanado con 372 días de secuestro en pocilgas propias para las cucarachas que lo acompañaban.

  El “Vasco” era un ingeniero militar, y como tal; subdirector de una fábrica militar que, en el formato de una estructura militar, carecía de poderío. Su función era fabricar pólvora y armamento que es natural se emplee en un aparato militar a nivel Estado. El momento elegido: una noche de franco, y una reunión social en el casino de oficiales, donde aprovechando el sábado se reunía a los familiares como un acto de camaradería.

  Los bandoleros, aprovechando la sorpresa localizan a Larrabure que se encontraba en la reunión social, representando al Jefe de la fábrica, en ese momento enfermo en la casa. El “vasco” sin armas, y en medio de los familiares, civiles y la mayoría esposas e hijos, no podía permitir una resistencia con tantos inocentes presentes. Se hace reconocer y se entrega,

 ¡Revolucionario secuestro! Secuestrar a un subdirector de una Fábrica Militar, en medio de una reunión social. Para peor no necesitaban de él, para nada. El soldado entregador (Pettigiani) tenía los datos necesarios de las instalaciones y personas de la fábrica. Larrabure, por sus funciones, nadie se ha atrevido hasta hoy de acusarlo como “luchador contra los héroes contrarrevolucionarios”. No tocó un pelo ni de los “perros” [1] ni de los otros. Y esto era porque su función imponía una dedicación técnica propia de su especialización.

  Y Larrabure, asume su vía crucis. Las necesidades fisiológicas en balde delante de mujeres y hombres del terrorismo. La comida tirada bajo la puerta, adornada por algún insecto, La higiene con alguna palangana, con un jabón de circunstancia y algún trapo para secarse si lo había. Bañarse con una lata con un poco de agua fría, por “seguridad”. Aislamiento total, ausencia de sol y aire puro. ¡Con tanto dinero que robaban!

 Lo más revolucionario: si se sentía que se aproximaba un vehículo policial que pasaría ignorando el lugar, por delante del mismo, los “carceleros” debían amartillar sus armas para asesinarlo antes que ingresara la “represión”, Lo llamaban “ajusticiamiento” pero sin juicio previo.

Pero me amilana describir las agresiones a la dignidad, a su admirable personalidad, a su capacidad intelectual. ¡Son 372 días escuchando alocuciones sobre lo que no podría venir! Y que no vino. Gracias a Dios. Y esto no es problema para ellos, que no creen en la existencia de Dios, salvo sus divinas personas.

Y dejemos de lado, si los Kirchner intentaron gobernar para ellos, sin ser estos energúmenos. Según se cree, en lo único que trataron de acercarse fue en los millones de dólares que robaron. ¿O tendremos que sumar los millones robados a bancos, a empresarios, por secuestros extorsivos con o sin asesinatos durante su guerra?

 Realmente, pensar en Larrabure en esas condiciones es increíblemente absurdo.

Pero la respuesta del “Vasco” es descomunal: el Himno Nacional. ¿No es mucho para ellos?

Dejo mi homenaje, que algún día lo tiene que hacer esta nación, si es bien nacida. Y sus secuestradores y asesinos también.

 Hoy vuelvo a ver al hijo, luchando como Don Quijote, para escuchar algún reconocimiento para su padre. Mi admiración, Digno hijo luchando contra la adversidad por la memoria de su padre.

Y fue a golpear la puerta más distante. En su frente está escrita: Derecho. Por suerte no escribieron J. B. Alberdi.

Pero adentro, los integrantes de los grupos de tareas fabricados por los Kirchner. Claro que acomodados a la situación actual: para estos la tortura es solo física. No existe la tortura psicológica, la dignidad humana, por la sencilla razón que la moral y ética no existe, más que la que ellos definan como tales y más que todo para quienes.

Son tan revolucionarios que descubrieron que ellos por las suyas pueden modificar el artículo 18 de la Constitución Nacional, y que en este país “la política de estado” es superior a ésta y la decide el Presidente de la Suprema Corte de Justicia. Se ha derogado solo de la primera parte, 10 artículos de la ley Suprema y se ha modificado la vigencia de derechos internacionales al imponerlos con fecha retroactiva, etc. Finalmente, y con poca timidez, insinúan que la “ley del talión” es la que ellos aplican.

Solo el amor de hijo incansable de golpear puertas, lo podía llevar a ésta. Y tuvo un mérito: los asustó. Si reconocían el alevoso crimen de su padre como de lesa humanidad, tiraba abajo el “relato”. Y tiraban abajo, indirectamente la falsía a la acusación a más de 2000 personas que lucharon contra ellos, por la misma causa. Si lo ocurrido a su padre no era de lesa humanidad, porque había prescripto, prescribían los de los 2000.

  Pero si bien son cortos de conocimientos, recurrieron a otro recurso: lesa humanidad es para los gobiernos y cuando actúan contra civiles. Claro que omitieron que los terroristas subversivos siempre salvo poquitísimas excepciones son civiles.  Y estamos ante la resolución de 5 (Cinco) jueces[2]. Y por si acaso insistieron “imprescriptibilidad” quiere decir “retroactividad”. ¡Y al demonio con el art. 18 de las CN!. Por supuesto la causa fue archivada.

Apreciado Argentino Larrabure: no soy nada para rendirte honores. Solo tu compañero y tu admirador. No me preocupa que las alimañas te sigan agraviando y negando lo que fuiste. Al contrario, digo con entusiasmo: Es lo único que pueden hacer. Sus conciencias y Dios los juzgue.

MI CORONEL: SALUD

 

1)Denominación que los terroristas de las otras bandas daban al PRT – ERP

2) La Cámara Federal de Rosario, integrada por Fernando Barbará, Aníbal Pineda, Jorge Gallino, Elida Vidal y José Toledo.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 2, 2018


 

Caso Larrabure: La Cámara Federal consideró que no fue crimen de Lesa Humanidad. Entrevista a ARTURO LARRABURE

Share

 

La Cámara Federal de Rosario consideró hoy que el asesinato del coronel Argentino del Valle Larrabure no fue un crimen de lesa humanidad y la causa fue archivada. El militar había sido secuestrado por el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) en agosto de 1974 en Villa María y fue hallado muerto 372 días después en Rosario.

La defensa de Juan Arnold Kremer, exnúmero dos del ERP y considerado autor mediato del ilícito, señaló que los actos de violencia terrorista, sin dejar en ocasiones de ser hechos criminales, no son casos de lesa humanidad, que es lo único que convierte a un delito en imprescriptible.

Hoy, en un fallo unánime de 5 votos a 0, la Cámara Federal -integrada por Fernando Barbará, Aníbal Pineda, Jorge Gallino, Elida Vidal y José Toledo- confirmó el archivo de la investigación por el secuestro y muerte del coronel Argentino del Valle Larrabure.

El Horror.

Las imágenes pueden afectar la sensibilidad del espectador. Entrevista a Arturo C. Larrabure

El coronel del Ejército Argentino fue secuestrado el 11 de agosto de 1974 y asesinado más de un año después, el 23 de agosto de 1975. El gobierno argentino era presidido por María Estela Martínez de Perón y la guerrilla era uno de los principales males de la Argentina.

Permaneció 372 días en una “cárcel del pueblo”  donde apenas comía y cuyo espacio le impedía estar erguido en algún momento. Su cuerpo, encontrado tiempo después de haber sido ejecutado, presentaba evidentes signos de tortura.

El cadáver presentaba signos de mucha violencia. En los órganos genitales, una de las zonas que presentaban mayor inflamación, se observaron marcas formadas por el paso de corriente eléctrica.

 


Arturo Larrabure

Parte de Prensa

CAUSA LARRABURE.
Parte de prensa de la querella.
Para comprender la arbitrariedad fáctica y normativa del fallo de la Cámara Federal de Rosario, que considerara que el crimen del Cnel Argentino del Valle Larrabure no es de lesa humanidad, basta cotejar sus fundamentos con los considerandos 152 y 174 del Informe 55/97  que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos diera en relación   al ataque al regimento de la Tablada durante el gobierno de Alfonsín. Entonces la Comisión, en dictamen de aplicación obligatoria para los tribunales argentinos, concluyó que el artículo 3 de las Convenciones de Ginebra de 1949, que considera crimen de guerra al  asesinato o tortura de los prisioneros, era aplicable por igual tanto a las Fuerzas Armadas como a los miembros de la fuerza guerrillera que atacara el cuartel, no siendo necesario ni el control territorial, ni el apoyo estatal, bastando que existan grupos armados organizados que sean capaces de librar combate y que de hecho lo hagan en el marco de un conflicto armado interno, no requiriéndose, incluso, que existan hostilidades generalizadas y de gran escala como las hubo en la década del 70.
Tergiversando la verdad histórica, el Tribunal ha afirmado:
  1. Que el precitado artículo es inaplicable al caso de mi padre, pues el ERP careció del poder de fuego para realizar operaciones militares sostenidas y concertadas, afirmación que contradice hechos notorios de público conocimiento, como los ataques a los regimientos de Azul, Montechingolo, Catamarca y a la Fábrica Militar de Villa María .
  2. Que carecía de capacidad para moverse libremente en el país, no explicando cómo pudo entonces  el ERP, el 10 de agosto de l974  atacar simultáneamente a la Fábrica Militar de Villa María  y al Regimiento de Infantería Aerotransportada 17 de Catamarca.
  3. Que la organización terrorista no realizó un ataque sistemático a la población civil, pese a contar en su sangriento haber con 190 muertos, 239 heridos y 201 secuestros.
  4. Que el discurso que en enero de 1974 el Pte Perón diera al país, luego de que el ERP atacara el regimento de Azul, no refleja el favorecimiento desde el Estado al accionar de la organización terrorista, pese a que entonces el mismo sostuvo que “hechos de esta naturaleza evidencian elocuentemente el grado de peligrosidad y audacia de los grupos terroristas que viene operando en la provincia de Buenos Aires,  ante una evidente desaprensión de sus autoridades”,denunciando que “no es por casualidad que estas acciones se produzcan en determinadas jurisdicciones; es indudable que ello obedece a una impunidad en  que la desaprensión e incapacidad lo hacen posible. Por lo que sería aún peor si mediara como se  sospecha una tolerancia culposa…”
  5. Que no medio apoyo cubano a la acción guerrillera, no obstante haber reconocido el líder del ERP Gorriarán Merlo que Cuba adiestró y financió a la guerrilla erpiana.
Por estas y otras numerosas arbitrariedades habré de interponer recurso de casación y llegaré hasta las instancias internacionales de  no obtener justicia en mi país.
De nada vale señores camaristas que, tal vez intentando apaciguar vuestras conciencias, hayan reconocido el martirio y heroísmo de mi padre. Al terrorismo se lo combate juzgándolo, no con declaraciones que condenan sus actos mientras tergiversan la ley y la historia para consagrar la impunidad guerrillera.
 Más allá de lo que digan los jueces el heroísmo del Cnel Larrabure está a la vista; murió fiel a su Patria y a su Ejército. Jamás se quebró como lo han hecho por dinero algunos miembros del ERP que  acaban de ser encarcelados y que en su hora alegaron combatir por un mundo más justo y menos corrupto.
                                                                        Arturo Larrabure.
Tres Arroyos, 31.8.2018

Envío: DRA ANDREA PALOMAS ALARCÓN

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 31, 2018


 

Copamiento de la Fábrica Militar Villa María: El primer recuerdo oficial

Share

 

El Ministerio de Defensa junto al Ejército Argentino, recordarán hoy sábado 11, los 44 años del llamado “Copamiento de Fábrica Militar Villa María” por parte del entonces grupo subversivo, Ejercito Revolucionario del Pueblo (ERP).
Si bien no está confirmado se espera que el acto castrense, previsto para las 11 de la mañana sea presidido por el ministro,Oscar Aguad. Elmismo se realizará en lo que fuera la plaza dearmasde la fábrica.

En este evento se recordará a los militares caídos en aquella oportunidad. se anuncia la participación del hijo del coronel Argentino del Valle Larrabure.señor Arturo C. Larrabure y también quienes recibieron heridas como en el caso del conscripto Fernández.

La ceremonia será la primera desde la recuperación de la democracia, en rescatar las víctimas de las acciones de movimientos subversivos que sacudieron al país en los 70.

En la noche del 10 al 11 de agosto de 1974 durante elgobierno democrático de María Estela Martínez de Perón, el grupo guerrillero Ejercito Revolucionario del Pueblo que contaba con unos 60 hombres, copó Fábrica Militar  con el propósito de sustraer armamento a utilizar en futuras acciones de guerrilla. Se llevaron, entre otras armas, 100 fusiles FAL, 10 ametralladores y cajones con munición.

 

 


 

Colaboración: Dra. ANDREA PALOMAS ALARCÓN

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 11, 2018


 

LESA o NO LESA? El Caso Larrabure en su definición

Share

 

En las próximas horas se dará a conocer el fallo de La Cámara Federal de Rosario la cual se pronunciará sobre si el crimen del Coronel Argentino Del Valle Larrabure se podría incorporar como delito de lesa humanidad, algo que resultaría histórico al distinguir de esa forma un asesinato cometido por la guerrilla.
El representante legal de la familia Larrabure, doctor Javier Vigo Leguizamón que, trató de aclarar cierta confusión engendrada por el desconocimiento o diversas y encontradas versiones periodísticas: “la noticia que se ha difundido tiene que ver con lo sucedido en 2009 donde el fiscal consideró que un crimen de la guerrilla podía ser declarado en principio, de lesa humanidad. Ordenó llevar adelante una investigación integral y profunda a ese fin. El procurador general de la Nación era en ese entonces Esteban Righi y dictó una resolución prohibiéndole a los fiscales considerar de lesa humanidad los crímenes de la guerrilla”.
Vigo Leguizamón continúa: “hicimos un planteo de nulidad que llegó a la Cámara Federal de Rosario en 2009. En ese momento, indicaron que el procedimiento del fiscal es correcto pero la cámara no se expidió en ningún momento sobre si el delito era o no de lesa humanidad. Esto tiene que suceder en los próximos días”.
De acuerdo a lo vertido por el abogado Javier Vigo Leguizamón en su defensa, se puede afirmar que los crímenes de la guerrilla si fueron de lesa humanidad, más aún en el caso del Coronel Larrabure: “es un delito de lesa humanidad porque es aplicable según lo dicho por la convención de Ginebra del 49 que en su artículo tercero establece que en ninguna circunstancia se puede torturar o asesinar a un prisionero de guerra. Los peritos médicos de la Corte Suprema por unanimidad confirmaron que Larrabure fue asesinado y además torturado”.

 “Hay un precedente muy importante en la jurisprudencia dictada en el fallo Castillo en febrero de este año por el Tribunal de La Plata donde se analizan los crímenes de la concentración nacional universitaria cometidos en 1975 y descubre en la investigación que miembros de Montoneros había asesinado a miembros de la Concentración Nacional Universitaria”. 
Durante estos años de litigio, la defensa del Coronel asesinado ha dejado pruebas importantes sobre la participación de los estados en los crímenes de las guerrillas: “en la causa nosotros comprobamos que los crímenes de la guerrilla fueron también de estado porque contó con el apoyo del estado chileno que les permitía pasar por allí para ir a entrenarse en Cuba por el propio gobierno”

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 27, 2018


 

Preocupante proyecto de declaración de la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe «de su más enérgico repudio ante los intentos de reabrir la «causa Larrabure», de la diputada Alicia Gutiérrez ¿Apología del crimen y violación de los derechos humanos?

Share

 

 

 Por MARIO SANDOVAL.

 

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?
Reload Reload document
| Open Open in new tab

Download [333.07 KB]

 

Caso Larrabure.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 8, 2018


 

CASO LARRABURE

Share

 

*Relajante y somnífero: tiene efecto sedante sobre el sistema nervioso. Ayuda a quienes padecen nerviosismo, estrés e insomnio, alivia sus síntomas.

 

Un claro amicus curiae de los organismos presentado en Rosario

El fantasma del caso Larrabure

El hijo del militar muerto en 1975 quiere reabrir la causa desde el punto de vista de los “dos demonios”, pese a que el ERP nunca controló territorio ni tuvo una política de exterminio de un sector. Los argumentos judiciales.

.
Con la firma de todos los organismos de derechos humanos nacionales, se presentó ante la Cámara Federal de Rosario un amicus curiae para pedir que no se reabra la causa Larrabure, un pedido que el Tribunal analiza desde la audiencia del 21 de marzo. En diciembre de 2017, el juez federal Marcelo Bailaque rechazó la reapertura al considerar que no se trató de un delito de lesa humanidad, como pretende Arturo Larrabure, representado por el abogado Javier Vigo Leguizamón, que fue subsecretario de Justicia y Culto de la provincia de Santa Fe en 1981, en plena dictadura militar.
“Todos los firmantes de este Amicus nos identificamos claramente con la toma de posición como grupos interesados para que en la Argentina no se adopte, desde la Cámara Federal de Rosario, una posición que aliente la llamada ‘Teoría de los Dos Demonios’ cuyo objetivo apunta a distorsionar en la sociedad la compresión del pasado, negando el terrorismo de Estado y los itinerarios dela represión, recorridos desde el Estado”, dice el texto.

Arturo C. Larrabure

La larga lista de firmas que lleva el documento da cuenta de la trascendencia del fallo. Estela de Carlotto de Abuelas, Taty Almeida de Madres, Horacio Verbitsky del CELS, Angela Catalina Paolin de Boitano de Familiares, Graciela Rosenblum de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, así como HIJOS y un amplísimo abanico de organizaciones, con la adhesión de Nora Cortiñas y Adolfo Pérez Esquivel, entre otros.
Argentino del Valle Larrabure era un militar que fue secuestrado por el Ejército Revolucionario del Pueblo el 10 de agosto de 1974, en la localidad cordobesa de Villa María y cuyo cadáver apareció el 19 de agosto de 1975 en Ovidio Lagos y Muñoz, Rosario. Según la versión del Ejército, y de su hijo, Larrabure fue asesinado, pero según el ERP se trató de un suicidio. Una investigación del periodista y diputado provincial del Frente Social y Popular Carlos del Frade devela que la autopsia realizada el 24 de agosto de ese año no demuestra que haya sido asesinado. Desde 2007 su hijo Arturo Larrabure insiste en los Tribunales por la reapertura de la causa y en este caso Vigo Leguizamón pide la indagatoria de Juan Arnold Kremer, que fue integrante de la conducción del ERP.

Pérez Esquivel

El amicus curiae detalla diversas razones por las cuales no puede considerarse a este secuestro y posterior muerte como delito de lesa humanidad, ya que para que ello ocurre hace falta un ataque sistemático sobre la población civil de parte del estado o de organizaciones con control territorial. Para demostrar que el ERP no tuvo control territorial, el amicus curiae tomó “documentos del propio Ejército Argentino y declaraciones de personal militar de la época”. Entre la documentación, mencionan la directiva del Consejo de Defensa 1/75 “Lucha contra la Subversión”, de octubre de 1975: “En ella es el propio Estado (y el Poder Ejecutivo de entonces) el que brinda un panorama del accionar de las organizaciones en el campo territorial. En ningún momento se admite control de territorio o desplazamiento libre”. También hacen mención al reglamento RC 9 1 “Operaciones contra elementos subversivos”, aprobado como proyecto en agosto de 1975 y publicado el 17 de diciembre de 1976. También dicen que en el Reglamento del Ejército Argentino R9 51 Reservado, impreso en el Instituto Geográfico Militar y llamado “Instrucción de lucha contra Elementos Subversivos” (23 8 76), el propio Ejército decía que ninguna de las organizaciones armadas, incluida el ERP, había tomado control de territorio o podía moverse en él.
Para las organizaciones firmantes, las pruebas sostienen los argumentos expresados por Bailaque en su sentencia del 4 de diciembre de 2017. “No se encuentra demostrado que quienes hayan participado en su ejecución hayan actuado en esos momentos al amparo de una protección estatal, ya sea del Estado Argentino o extranjero, como plan de persecución a la población civil y con control territorial”. El amicus curiae subraya que la teoría de los dos demonios intenta convencer de “un argumento contrario al que prevalece en todas las sentencias que, desde 2003, sostienen los Tribunales Orales Federales de la Argentina, las Salas de la Cámara Federal de Casación y la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.
.

PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 26, 2018

Discursiva sin fundamentos jurídicos y de impacto negativo ante la sociedad nacional e internacional. Defensa de la impunidad.

Share

 

Por MARIO SANDOVAL.

 

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?
Reload Reload document
| Open Open in new tab

Download [204.97 KB]


Di Marco y Larrabure
En el diario La Nación, bajo el título “Un caso que quema y reabre las heridas de los años 70”, Laura Di Marco escribe sobre el caso Larrabure, a estudio en los tribunales federales porque la querella pretende que sea calificado como crimen de lesa humanidad. La autora sienta posición a favor de esa calificación y del juzgamiento de Luis Mattini, único sobreviviente de los jefes del ERP. Sus fuentes son Luis Moreno Ocampo (cuyo papel ante la Corte Penal Internacional es digno de olvido) y el CELTIV (que busca la impunidad de los genocidas).
Di Marco dice que el debate es jurídico, pero también ético, político y humano. Y en esto, estoy de acuerdo. Dice que el plan sistemático del ERP fue la toma del poder y que para ello secuestró empresarios y mató militares. Oculta que las organizaciones de los 70,
que entendieron la lucha armada como una etapa inevitable de la confrontación (cada una a su modo), tuvieron una historia mucho más rica, insertada en las luchas de los trabajadores, tanto en lo sindical, como en lo social y político. La inmensa mayoría de sus miembros militó en los barrios, en las organizaciones de base, religiosas y gremiales. Pero hablar de esto es reconocer que fue un pueblo organizado el que puso en discusión no tanto el monopolio estatal de la violencia sino, fundamentalmente, el sistema económico y la distribución de la riqueza. Y para La Nación, como para el empresariado en general, es mejor sostener que se trató de una banda de locos que despreciaban la vida humana.
La calificación de lesa humanidad corresponde cuando un Estado realiza un ataque sistemático o generalizado contra una población. Las dictaduras latinoamericanas lo hicieron para perseguir y eliminar opositores políticos en un momento en el que la clase trabajadora puso en duda la misma matriz del sistema capitalista.
En cuanto a Mattini, para juzgar a una persona por un crimen en particular (como un homicidio) no basta con haber sido miembro de la organización que se adjudicó la acción, sino que deben existir pautas objetivas que la vinculen al hecho, más allá de su pertenencia (que, en todo caso, sería otro delito). Y si fue uno de los pocos sobrevivientes, es porque el Estado –el que instauró la capucha y la picana– decidió secuestrar, matar, desaparecer, en lugar de juzgar.

El secuestro y la muerte de Larrabure fueron investigados por el Estado desde el primer minuto, con sus jueces, fiscales y policías. Esa es una de las abismales diferencias con los crímenes de lesa humanidad, que no sólo no fueron investigados ni juzgados (la mayoría debió esperar más 40 años), sino que fueron reivindicados como actos en defensa de la patria, mientras grandes diarios, como La Nación, hablaban de enfrentamientos para enmascarar y legitimar la masacre. Este resucitado reclamo por juzgar un crimen común no es más que otro eufemismo para buscar la impunidad de los genocidas.
Como saben que somos mayoría quienes queremos la continuación de los juicios por crímenes de lesa humanidad, buscan debilitarlos y diluir las gravísimas consecuencias de la experiencia concentracionaria a través del relativismo, etapa inicial del negacionismo. Y con los negacionistas de los campos ilegales, las torturas, violaciones y desapariciones, hay un abismo en lo político, en lo ético y en lo humano.
Un caso que quema y reabre las heridas de los años 70
Por Laura Di Marco
La Nación
atar por un ideal es crimen”, afirma el autor de Patria, Fernando Aramburu, una idea que parece obvia y que, sin embargo, resulta profundamente perturbadora para un sector de la política y la intelectualidad que, en secreto, la relativiza. O intenta contextualizarla. En esa dimensión, la de lo indecible, la Justicia decidió revisar nuevamente el caso Larrabure -un secuestro del PRT-ERP, seguido de muerte- y determinar si se trata o no de un crimen de lesa humanidad y, por ende, perseguible toda la vida. Esa posibilidad (que podría llevar a juicio a Luis Mattini, único jefe perretista sobreviviente) unió, en una solicitada, a un heterogéneo grupo de intelectuales -prestigiosos, la mayoría de ellos-, que pide clausurar ese debate y sacarles la etiqueta de “crímenes contra la humanidad” a los asesinatos cometidos por las organizaciones armadas revolucionarias. Y lo imponen, casi al borde del patrullaje ideológico, como marcando el camino “correcto” de lo que se debe y no se debe pensar acerca los años 70.
¿Es la culpa la que bloquea la mente? ¿Es la culpa de una sociedad que eligió mirar para el costado, mientras la dictadura torturaba, masacraba a escondidas y robaba bebés, la que decidió que era mejor barrer debajo de la alfombra otras cuestiones “menores”, como los crímenes del terrorismo setentista? ¿Acaso la violencia política que precedió el 76 no explica, en parte, lo que sucedió después? Si, como afirma Luis Moreno Ocampo, los asesinatos de las FARC pueden encuadrarse entre los delitos de lesa de humanidad (los que no prescriben), ¿por qué, entonces, no podría aplicarse el mismo criterio para juzgar las matanzas de Montoneros y el ERP? Preguntas sin respuesta, deduce Norma Morandini, quien, con una enorme valentía moral, declinó firmar la solicitada -rubricada por gran parte del establishment intelectual (unas mil firmas)- más que nada por la ausencia de reflexión en torno a tantas dudas. “¿Qué evita que un delito prescriba, quien lo comete o su atrocidad? ¿Por qué mi dolor es distinto al del hijo de Larrabure?”. Tal vez llegó el momento de reconocer a las otras víctimas, las que no han tenido escucha ni monumentos.
El debate es jurídico, pero también ético, político y humano. En términos estrictamente jurídicos, hay un choque de jurisprudencias entre la que rige en la Argentina y la ley penal internacional. La solicitada afirma que el plan sistemático de aniquilación, orquestado desde el Estado, no puede equipararse con la violencia guerrillera. Esto es indudable: no solo es infinitamente más grave usar el Estado para matar, sino que el número de víctimas del genocidio perpetrado por la dictadura es abrumadoramente superior. En el libro Los combatientes -una rigurosa investigación sobre el PRT-ERP-, la historiadora Vera Carnovale contabiliza 62 ejecuciones entre 1972 y 1977. En tanto, desde el centro que representa a las víctimas del terrorismo, Victoria Villarruel calcula que, entre 1973 y 1976, la guerrilla asesinó a 778 personas. Moreno Ocampo registra que, desde el asesinato de Aramburu en adelante, el terrorismo se cobró 782 vidas. Sin embargo, la tesis del exfiscal de la Corte Penal Internacional es que tanto desde el Estado como desde las organizaciones armadas se configuraron formas criminales. Dicho de otro modo: lo que se condena es la violencia como práctica política, más allá de la ideología.
La segunda afirmación de los intelectuales es que el terrorismo de la izquierda revolucionaria no puede catalogarse como de lesa humanidad por “irrefutables razones jurídicas”. Pocas cosas son irrefutables, y muchos menos las razones jurídicas, que, de un modo u otro, siempre están enlazadas con las razones políticas. En fallos de 2004 y 2005, la Corte Suprema de Justicia, con la composición de la era K, sentó jurisprudencia en el sentido de que solo el Estado puede cometer crímenes de lesa humanidad. Para que un delito no prescriba, dice nuestra legislación, el autor debe ser el Estado, dominando un territorio y desplegando un ataque general y sistemático contra la población.
Ahora bien, el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional dictamina que los grupos no estatales también pueden cometer crímenes contra la humanidad. Lo describe así: “Un ataque masivo o sistemático a la población civil, cometido por una organización, de acuerdo con un plan”. Moreno Ocampo destaca que no hace falta que una organización armada maneje un territorio para ser enjuiciada bajo esa categorización. ¿Qué hace falta, entonces? Un plan sistemático. Y el ERP lo tenía: tomar el poder.
La organización de Santucho había diseñado ese objetivo táctico mediante una estrategia militar y política: secuestrar empresarios (para financiarse) y matar militares, señalados como opresores y “enemigos del pueblo”. A esos “enemigos” habría que sumar los “daños colaterales”, como el asesinato de María Cristina, de tres años, hija del capitán Viola. Una paradoja triste: la izquierda de los años 70 luchaba por una sociedad más justa, en una Argentina que tenía, apenas, un 4% de pobres y una de las clases medias más envidiables de América Latina.
Una pequeña anécdota personal: en los años del alfonsinismo estudiaba Sociología en la Universidad de Buenos Aires. A esa UBA politizada habían retornado del exilio muchos integrantes y dirigentes de las organizaciones armadas de los 70. A fines de los años ochenta, aquellos leones herbívoros practicaban una militancia casi personalizada asumiéndose (en el pasado) como “orgullosos combatientes de una guerra revolucionaria”; jamás como víctimas. Lo de víctimas vino después, como un discurso elaborado desde las organizaciones de DD.HH. Carnovale confirma ese dato, no menor.
Algunos de aquellos veteranos habían integrado el PRT-ERP, que en 1974 estaba en su apogeo, según destaca Marcelo Larraquy. Así es que, en agosto de aquel año, producen dos golpes, casi en forma simultánea: el copamiento del cuartel de Villa María, Córdoba, y el asalto al Regimiento 17 de Infantería Aerotransportada, en Catamarca. En Villa María secuestran al mayor Argentino del Valle Larrabure, un ingeniero químico, subdirector de la Fábrica Militar de Explosivos. Lo mantienen cautivo 375 días, en condiciones infrahumanas. El cadáver aparece en una ruta de Rosario, con 48 kilos menos y signos de tortura. La familia afirma que lo asesinaron; el ERP, que se suicidó. La Justicia nunca investigó su muerte. Lo que se condenó fue el copamiento del cuartel.
Sentimos escozor ante la posibilidad de que Astiz, que padece cáncer, obtenga la prisión domiciliaria. Y con razón: el “ángel de la muerte” es un emblema siniestro de la noche más oscura de la Argentina. Sin embargo, esas emociones cambian, en un sector del mundo político y académico, cuando se trata de que Mattini se haga cargo de sus crímenes. “Es que está enfermo”, lo protegen. Parece que hay algunos más enfermos que otros.
Algunos psicoanalistas ligados a la izquierda cuentan que varios exmilitantes guerrilleros lloran en privado por sus crímenes. ¿Llorará Mattini por los suyos? ¿Sentirá culpa? ¿Anhelará pedirles disculpas a sus víctimas, como el etarra de Patria? Demasiadas preguntas para gambetear un debate sin prejuicios y clausurar la historia.


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 12, 2018


 

El Dr. Vigo Leguizamón y la sentencia negativa de Bailaque en el Caso Larrabure

Share

 

 

El doctor Vigo Leguizamón y el Caso Larrabure. La negativa del Juez Marcelo Bailaque en declararlo como Lesa Humanidad.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 9, 2018


 

Caso Larrabure: VIGO LEGUIZAMÓN vs. BAILAQUE

Share

El Doctor Javier Vigo Leguizamón, su presentación y su visión histórica del caso Larrabure ante la negativa del juez Marcelo Bailaque de no considerlo de Lesa Humanidad.

 


Colaboración: ARTURO LARRABURE


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 4, 2018


 

David Rey: “Larrabure es bandera y vos tenés que estar…”

Share

 

El periodista David Rey se refiere al Caso Argentino del Valle Larrabure y a la convocatoria a ciudadanos comunes para el día de mañana.


 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 20, 2018


 

AFAVITA y el doctor VIGO LEGUIZAMÓN

Share

 

AFAVITA, (Asociación de familiares y amigos de las víctimas del terrorismo en la Argentina) Delegación Santa Fe, invita a acompañar el miércoles 28 de febrero a las 9 horas, al doctor Javier Vigo Leguizamón hasta la Cámara Federal de Rosario, sito en Entre Ríos N° 435 de esa ciudad.

En la oportunidad, el abogado patrocinante de Arturo Larrabure, producirá su informe verbal por el recurso que presentara, requiriendo que el secuestro tortura y asesinato del Coronel Argentino del Valle Larrabure sea considerado CRIMEN DE LESA HUMANIDAD.

Contamos con su adhesión y participación.

 

Orlando Agustín GAUNA

TE 0342155036171

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 20, 2018


 

El Ejército Argentino recordará a militares muertos por ataques guerrilleros en democracia

Share

 

 

Con un homenaje al coronel Camilo Arturo Gay, al teniente coronel Jorge Roberto Ibarzábal y al conscripto Daniel González, que murieron durante el intento de copamiento de la guarnición militar de Azul perpetrado por el ERP en 1974, el Ejército iniciará mañana una serie de actos para reconocer públicamente a los caídos en defensa de las unidades castrenses en períodos constitucionales.

Se trata de una decisión del jefe del Ejército, teniente general Diego Suñer, que encabezará el homenaje de mañana, a las 19, pero también dispuso organizar actos similares a lo largo del año en reconocimiento a otros militares y civiles ultimados en distintas acciones guerrilleras.

El ataque a la guarnición de Azul constituye un caso paradigmático. Allí cayeron los dos jefes de la unidad, que enfrentaron la ofensiva del ERP para secuestrar armamentos el 19 de enero de 1974, tres meses después de que Juan Domingo Perón asumiera su tercera presidencia.

 

Al ingresar a la guarnición, los atacantes asesinaron al soldado conscripto González y luego al coronel Gay, jefe del regimiento de Caballería de Tanques 10. Su esposa, Norma Ilda Casaux, fue tomada de rehén junto a sus dos hijos y murió al recibir una ráfaga de ametralladora de uno de los guerrilleros. Uno de los hijos de Gay estará presente en el homenaje. Su hermana, que no pudo superar la tragedia, se arrojó al vacío años después.

Ibarzábal fue secuestrado y mantenido cautivo durante diez meses, hasta que fue ejecutado por sus captores cuando lo trasladaban y se encontraron ante un control policial en San Francisco Solano.

Como es habitual en estos casos, ambos oficiales y el conscripto González fueron ascendidos post mortem por el Ejército al grado inmediatamente superior.

La secuencia de actos seguirá el 28 de mayo, con el recuerdo del combate de Manchalá, cerca de la localidad tucumana de Río Colorado. En ese enfrentamiento con más de cien combatientes del ERP, durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón, en 1975, el Ejército recuperó documentación del ataque planificado para el día siguiente en el puesto de comando táctico de Famaillá, incluida una maqueta de la unidad.

El caso Larrabure y la Operación Primicia

Los homenajes seguirán el 11 de agosto para recordar al coronel Argentino del Valle Larrabure, secuestrado en agosto de 1974 durante el copamiento de la Fábrica Militar de Villa María, también planificado por el ERP para hacerse de armas y municiones.

Larrabure era el subdirector de la unidad y fue retenido en una “cárcel del pueblo” durante 372 días, en una superficie de dos metros de largo por uno de ancho. El cadáver apareció en agosto de 1975, tras ser mantenido en cautiverio, cerca de Rosario.

Recientemente, el juez federal Nº 4 de Rosario, Marcelo Bailaque, denegó el pedido del hijo del militar, Arturo Larrabure, para considerar el caso crimen de lesa humanidad, tal como lo había sostenido en su dictamen el fiscal general Claudio Palacín.

El Ejército rendirá homenaje el 6 de septiembre al teniente coronel Raúl Juan Duarte Ardoy segundo jefe del Regimiento de Infantería Nº 1 Patricios, ultimado durante un ataque al Comando de Sanidad organizado por el ERP, en el barrio de Parque Patricios, durante el gobierno constitucional de Raúl Lastiri. El militar murió de un disparo mientras se producía la rendición del grupo guerrillero.

El último homenaje previsto será el 5 de octubre, para recordar a un subteniente, un sargento, ocho soldados y un agente de la policía de la provincia muertos en el ataque al Regimiento de Infantería 29 de Formosa, por parte de Montoneros. Se trata de la llamada Operación Primicia, que incluyó el secuestro de un avión de pasajeros.

 

Artículo del diario La Nación

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 18, 2018


 

CASO LARRABURE

Share

 

 

 Escribe Claudio Kussman.

 

 

EL JUEZ QUE VUELVE A  MATAR

Cuando leí quien era el juez interviniente en el rechazo “legal” al pedido de ARTURO LARRABURE, hijo del vilmente martirizado y asesinado Coronel ARGENTINO DEL VALLE LARRABURE,  para que su muerte fuera  considerada un delito de lesa humanidad, para mí estaba todo dicho.

Arturo C. Larrabure

Este sádico y cobarde juez, MARCELO BAILAQUE en su haber tiene varias muertes por desatención de sus prisioneros, lo cual oportunamente hemos mostrado en este mismo sitio.

MARCELO BAILAQUE, EL JUEZ QUE ME COMIÓ LAS GALLETITAS Y HUYÓ

Si bien no tengo relación judicial con el togado de la “justicia independiente” lo conocí de vista a él y a  su secretario el Dr. PABLO ROMÁN LANZÓN y los fiscales  GONZALO ESTARA y ADOLFO VILLATE. En el mes de junio de 2015 de visita en la Unidad 31 de Ezeiza donde yo estaba alojado, no me quiso recibir un panfleto invitándolos  a visitar esta página que estaba en sus comienzos.

Para ello los 4 salieron corriendo por el pasillo central de la prisión. Momentos antes se habían devorado 2 paquetes grandes de galletitas mías que yo les había hecho llegar, ya que el Servicio Penitenciario Federal los había invitado con un simple café y era la hora del mediodía. Debo reconocer que le expresé: que ya que se comieron mis galletitas por lo menos acepte el panfleto”. No los seguí, realmente sentí vergüenza ajena. De cualquier forma el 6 de agosto de 2015 a través de una “conceptuosa” nota (1) le hice llegar lo que él me rechazara. Estaba conociendo “la justicia” con toda su miseria y podredumbre, cuya magnitud nunca hubiera creído que existiera.  Por ello su resolución en el caso LARRABURE,  en la que vuelve a matar a quien fuera asesinado en el año 1975,  no me llama la atención en nada.

 

Claudio Kussman

Claudio@PrisioneroEnArgentina.com

PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 11, 2017

 

“El mayor crimen está ahora, no en los que matan,

sino en los que no matan pero dejan matar”.

José Ortega y Gasset (1883-1955)

 

 

El juez Bailaque rechaza Lesa Humanidad en el caso del asesinato de Argentino Del Valle Larrabure

Share

 

 

CRIMEN DEL CNEL  LARRABURE

RECHAZA EL JUEZ CONSIDERARLO DE LESA HUMANIDAD.

Luego de  un pronto despacho articulado por el querellante para poner fin a una larga inactividad judicial,  el juez federal Nº 4 de Rosario, Marcelo Bailaque, denegó la petición de Arturo Larrabure de  citar como autor mediato del secuestro, tortura y asesinato del Cnel Argentino del Valle Larrabure, a Juan Arnold Kremer , quien en libros y entrevistas admitió haber integrado el buró político del ERP junto a Mario Santucho, y haber sido consultado  sobre el destino a dar al militar que fuera secuestrado durante el ataque de dicha organización guerrillera a la Fábrica Militar de Villa María , en agosto de l974.

Después de 372 días de infrahumano cautiverio, el cadáver de Larrabure fue hallado en la ciudad de Rosario. Por unanimidad los peritos actuantes en la causa dictaminaron que éste fue víctima de “asfixia mecánica por compresión cervical externa” al haber sido estrangulado.

Años atrás el Fiscal General Claudio Palacín dictaminó considerando que en principio el crimen era de lesa humanidad, por haber sido Larrabure víctima del ataque sistemático a la población civil llevado adelante por el ERP para tomar el poder y destruir la república.

Desde entonces se llevó a cabo una profunda investigación declarando prominentes testigos.

Argumentos del juez y de la querella

  1. Control del territorio.

Bailaque, si bien no descarta que  Cuba pudo haber financiado y brindado instrucción militar al ERP, sostiene que ello no basta para considerar de lesa humanidad el crimen,  pues debió probarse, además,  que Cuba tuvo a través de sus enviados control de una parte del territorio argentino.

Al apelar la sentencia Larrabure denunció que el criterio del juez contradice la jurisprudencia internacional y nacional, pues el  Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoeslavia, en la causa “Prosecutor vs Tadic”,  remarcó que “de acuerdo con la Comisión de Derecho Internacional, los actos ya no tienen que ser dirigidos o instigados por un grupo en permanente control de un territorio…; actores no estatales pueden ser también posibles autores de crímenes de lesa humanidad”.(párrafo 655)

Por otra parte  la Corte Suprema de Justicia, en la causa “Arancibia Clavel”, consideró de lesa humanidad  el asesinato en Argentina del matrimonio Prats Cuthbert, planificado por la Dirección de Inteligencia Nacional de Chile durante el gobierno de Pinochet, sin exigir como requisito que tal país hubiera controlado parte de nuestro territorio.

Lo mismo aconteció cuando la Cámara de Casación consideró crimen de lesa humanidad al atentado a la AMIA, imputando responsabilidad a Irán. Por ello- afirma Larrabure- resulta  grave e incoherente no aplicar igual criterio cuando en vez de la dictadura de Pinochet se tiene delante a la dictadura de Castro, quien en vida se vanaglorió de haber instado la formación de focos guerrilleros en toda América.

 Enfatiza también la querella  que el juez ignora las conclusiones de los camaristas federales que juzgaron a los comandantes, quienes reconocieron que la agresión guerrillera fue gravísima llegándose a copar pueblos enteros (Acheral; Santa Lucía), habiendo el ERP, a comienzos de l974, instalado 8 focos guerrilleros en la provincia de Tucumán.

2.Libertad de movimientos.-

Como segundo argumento para descartar que el crimen sea de lesa humanidad, aduce Bailaque que los guerrilleros portaban documentos falsificados tanto para moverse dentro de Argentina como para salir del país y modificaban su apariencia física para no ser detectados, y que por ello no puede alegarse que pudieron moverse libremente en Argentina.

No explica por cierto el juez – cuestiona Larrabure- cómo pudo el ERP transportar poderoso armamento cruzando distintas provincias para sus ataques a las unidades militares de Azul, Villa María, Catamarca y Montechingolo, sin tener la posibilidad de moverse libremente por el país y no ser interceptado.

A los fines de explicar cómo pudo suceder, la querella denuncia la existencia de complicidad policial, basándose en las pruebas destinadas a acreditar que el entonces Subcomisario de Policía de Córdoba, Ricardo Fermín Albareda fue un prominente miembro del ERP. Cita entre ellas las declaraciones de Carlos Orzacoa , ex dirigente de la Regional Córdoba del PRT, quien declarara  : “El lugar que ocupaba era clave para el desarrollo de nuestra lucha, porque en la central de comunicaciones él se enteraba de los procedimientos que hacían los grupos de la D2 y nos avisaba…” ( Página 12, edición 11.2.2007, artículo Camilo Ratti)

Acotando que el  ataque a la Fábrica Militar de Villa María se perpetró cuando el citado Albareda prestaba funciones en la policía de Córdoba, invoca también Larrabure las declaraciones que en la causa donde se investiga el asesinato de José Ignacio Rucci, prestara el entonces Jefe del Penal de Sierra Chica, Mario Oscar García, esclareciendo que en épocas en que Oscar Bidegain gobernaba la provincia de Buenos Aires, se permitía ilegalmente  la entrada de personas ajenas al Penal con el fin de darles armas.

Perón denuncia complicidad de Bidegain

La complicidad  de Bidegain con la acción de la guerrilla – destaca el querellante- fue expresamente denunciada por el Pte Perón luego que en enero de l974 el ERP atacó el Regimiento de Azul.

Dijo entonces Perón:

“No es por casualidad que estas acciones se produzcan en determinadas jurisdicciones; es indudable que ello obedece a una impunidad en  que la desaprensión e incapacidad lo hacen posible. Por lo que sería aún peor si mediara como se  sospecha una tolerancia culposa…”

Médico de Perón.

Al declarar en la causa el Dr. Pedro Ramón Cossio, que fuera el médico del líder justicialista, remarcó “el fastidio profundo que tenía en ese momento el Presidente de la República por este bárbaro hecho donde habían matado grupos guerrilleros organizados al jefe de la guarnición, Cnel Gay, su esposa Hilda Casaux de Gay y habían secuestrado al Cnel Ibarzábal…Ese día cuando yo hablé con él, me mencionó en formas generales sobre traidores que habían facilitado el hecho, pero en forma genérica sin dar un nombre en particular. Pero evidentemente las consecuencias históricas de las renuncias de esos dos gobernadores que antes mencioné, de alguna manera los implicaba, estábamos recibiendo los nombres”

Feinmann: Bidegain protegía al ERP

Como prueba corroborante de la complicidad estatal que permitía el libre movimiento del ERP, cita la querella el testimonio de   José Pablo Feinmann quien  en la causa dijo: “…los geniales del ERP atacaron la delegación Azul y le dieron a Perón la cabeza de Bidegain. …El ERP no tenía muñeca política. Cuando tenía un objetivo lo hacía sin importar las consecuencias que fue perder un gobernador que los protegía, pero tenían un tornillo en la cabeza”.

 Preguntado por cómo pudo la guerrilla haber aumentado sus armamentos, contestó:

Un gobierno democrático supongo que permite un tránsito más libre por el territorio nacional, y una entrada más fácil de armas del exterior”

 

Julio Bárbaro:  Bidegain creó desde el Estado una guerrilla que salía  a matar en su nombre:

Imputa también Larrabure al juez haber arbitrariamente prescindido del trascendente reconocimiento efectuado por el ex diputado Julio Bárbaro en el debate que, el 24 de marzo de 2017, mantuviera con el escritor Larraqui en el programa Intratables(https://www.youtube.com/watch?v=G2nxQQGVM4k), donde reveló:

“Yo traje a los guerrilleros del Trelew. A los erpios. A los noventa días los erpios nos comunican oficialmente  que retoman las armas; a los noventa días; van tomando gobernación por gobernación, y empieza el conflicto que uno mata y otro gobierna; y entonces se arma la de Bidegain, se van armando que el gobernador, que representa a la izquierda. tiene una izquierda que asesina en su nombre”

Troxler

Según Larrabure la denuncia de Bárbaro es corroborada por numerosas pruebas que demuestran la complicidad del entonces Subjefe de la Policía de Buenos Aires, Julio Troxler con el accionar guerrillero. Entre ellas alega que en el libro Peronistas Revolucionarios, de Eduardo Zamorano, se expresa en pág. 178:

…Montoneros comenzó a brindar instrucción militar masiva a todos sus cuadros. Ello se extendió incluso a los “aspirantes”…Los campamentos y las actividades desarrolladas en ellos, si bien procuraban una cierta discreción, no eran clandestinos; en provincia de Buenos Aires, el Sub- Jefe de Policía – Troxler- conocía y facilitaba estos emprendimientos.”

  1. Análisis histórico:

Como tercer argumento sostiene  Bailaque que el análisis debe concentrarse al momento en que aconteció el hecho.

Aparentemente – denuncia Larrabure- el juez piensa que debe prescindirse de todos los hechos precedentes  que conforman  los eslabones del plan criminal del ERP como si el ataque a la Fábrica Militar de Villa María hubiera ocurrido por generación espontánea y sin ser facilitado por todas las circunstancias previas que enumera partiendo de la campana electoral de Cámpora, donde – dice- Rodolfo Galimberti elogiaba a las organizaciones armadas peronistas y levantaba la “estrategia de la guerra popular revolucionaria” mientras convocaba a crear milicias populares para tomar el poder.

Amnistía.

Es público y notorio –señala la querella – que una de las condiciones esenciales del proceso de paz colombiano fue que la guerrilla entregara sus armas para que fuesen destruidas. Algo tan elemental como ello fue obviado por los legisladores que votaron la ley de amnistía, lo que crea la firme presunción de que la amnistía fue, en realidad, un acto deliberado, para dejar libres y armados a los guerrilleros con el fin que de inmediato retomaran la lucha armada en pos de suprimir la república y tomar el poder.

En el afán de probarlo invoca párrafos del discurso de Cámpora ante la asamblea legislativa y los discursos de varios legisladores, entre otros  el de Horacio Sueldo, diputado por la Alianza Popular Revolucionaria, quien habría expresado entonces:

 “Cuando a nosotros nos preguntan : ¿Uds. quieren la transformación  violenta o pacífica? nuestra sencilla respuesta es ¡Queremos la transformación!. Vale decir: queremos el fin, la meta. Lo demás es opción de cada momento, de cada coyuntura de la historia. La violencia puede ser legítima, puede ser necesaria; puede ser ilegítima, puede ser monstruosa”…

Basándose en la obra de Miguel Bonasso El Presidente que no fue, afirma Larrabure que Esteban Righi, como ministro del interior, tuvo un papel preponderante en la redacción de la ley de amnistía, negociando con el miembro del ERP Cazes Camarero la liberación de los guerrilleros aún antes de que fuera la ley de amnistía dictada.

Interpretando que habían sido liberados sin ningún pacto o condición, sólo dos meses después los guerrilleros reiniciaron la escalada terrorista que continuaría hasta fines de la década: el 12 de julio de l973 la guerrilla secuestró al industrial Carlos A.Pulenta; el seis de septiembre de l973 fue asaltado el Comando de Sanidad del Ejército; el 26.9.73 fue asesinado el Secretario Gral de la C.G.T, José Rucci; y el l9.1.74 con el intento de copamiento a la guarnición del Ejército en Azul, el mismo Congreso que ocho meses antes había derogado toda la legislación represiva , se vio obligado a reimplantarla.-

Los nefastos efectos de la amnistía y supresión de la Cámara Federal en lo Penal fueron denunciados por los camaristas en la causa 13/84:

“En l973,, por razones políticas que no corresponde a esta Cámara juzgar, se dictó la ley de amnistía 20.508, en virtud de la cual obtuvieron su libertad un elevado número de delincuentes subversivos .-condenados por una justicia que se mostró eficaz para elucidar gran cantidad de los crímenes por ellos perpetrados- , cuyos efectos , apreciados con perspectiva histórica, lejos estuvieron de ser pacificadores” (“La sentencia”, T.II, Imprenta del Congreso de la Nación, l987,pág.735).-

  1. Pruebas de la existencia de una politica de Estado:

Afirma también el juez  que no hay elementos de prueba para sostener que las autoridades de los distintos poderes del Estado facilitaron con su acción u omisión el accionar guerrillero, agregando que si bien existieron durante el gobierno de Cámpora determinados funcionarios   y   legisladores   que   se   encontraban identificados   con   organizaciones guerrilleras,  de comprobarse que alguno de ellos llevaron  adelante tales prácticas, se trataría de un caso individual o colectivo   de   sus   miembros,   pero   sin   llegar   a acreditarse que lo haya sido al amparo del Estado,de modo tal que la responsabilidad de esos hechos no podría ser traslada sin más al Estado como si se tratara de su política.

Para el magistrado– dice Larrabure-que el Presidente Cámpora hubiera incluido en su plataforma electoral la amnistía de los guerrilleros, prometiendo liberarlos en cada acto de la campaña electoral, y, llegado al poder, como primer acto de gobierno los indultara, no constituye una política de Estado.

Tampoco la conforma para el sentenciante el hecho de que el Poder Legislativo, con un solo  y honroso voto disidente, hubiera votado la ley de amnistía, sin previamente exigir que las organizaciones terroristas se desarmaran.Si la acción uniforme de los dos poderes del Estado no alcanza para constituir una política de Estado, debió explicar el magistrado fundadamente qué requisitos adicionales deben cumplirse- reflexiona.

Bailaque escribió en su sentencia  que si aún desde el gobierno de Cámpora se hubiera orquestado a través   del   Estado   una   política   de   violación sistemática   a   los   derechos   humanos   hacia   la población civil considerada como enemiga, luego de su caída las personas que integraron distintos estamentos estatales  dejaron de pertenecer a ellos.

El argumento es cuestionado por Larrabure , porque el grueso de los legisladores que votaron la ley de amnistía facilitando la acción guerrillera continuaban – al ser secuestrado su padre- formando parte del Poder Legislativo no habiendo concluido su mandato.Y también continuaban infiltrados  en los distintos estamentos del Estado, entre otros, Ricardo Fermín Albareda apañando al ERP desde la policía cordobesa.Al hablar al país el Pte Perón el 20 de enero de l974, luego del ataque del ERP al regimiento de Azul, denunció expresamente que la infiltración subsistía a comienzos de l974, largos meses después de la caída de Cámpora.

  1. Potencialidad del ERP:

Imputa la querella al juez haber dogmáticamente  consagrado la impunidad mediante una  visión subjetiva y errónea de los hechos,  que lo lleva a afirmar que el ataque al Regimiento de Azul y las posteriores renuncias de Bidegain y Obregón Cano deben ser interpretadas como una profundización en la pérdida de poder dentro del Estado por parte del ERP y por consiguiente una disminución de la posibilidad de realización de una política   de   ataque   sistemático   a   los   derechos fundamentales   de   parte   de   la   población   civil.

De ser así, puede explicar el juez cómo, si carecía de capacidad para moverse libremente en el país,  pudo el ERP, el 10 de agosto de l974  atacar simultáneamente a la Fábrica Militar de Villa María  y al Regimiento de Infantería Aerotransportada 17 de Catamarca?– pregunta Larrabure.

           

¿Puede explicarnos cómo, si carecía el ERP de capacidad para atacar a la población civil, pudo el 23 de diciembre de l974   intentar copar el Batallón de Arsenales Domingo Viejo Bueno desplegando a 300 combatientes?

El combate – menciona- duró alrededor de 3 horas y le costó 62 muertos al ERP,  Además hubo 40 civiles muertos que vivían en los barrios linderos y 10 militares y policías abatidos.[1]

¿No son estas muertes pruebas palpables del ataque sistemático a la población civil, señor Juez?

  1. Los desaparecidos de la memoria pública:

 

Concluye su apelación Arturo Larrabure pidiendo a los Camaristas Federales de Rosario, que habrán de tratarla, que antes de resolver analicen tres  elementos probatorios trascendentes.

El primero es  el video titulado :Decididos el Caso de Villa María, (https://www.youtube.com/watch?v=Lk5gZIfW2WQ) donde varios de los partícipes en el ataque a la Fábrica Militar de Villa María, hacen la abierta apología del ataque a la Fábrica, entre otros Fermín Rivera amnistiado en l973.

El segundo es el documento que el 24.3.2017 difundieron las organizaciones que debieran defender los derechos humanos de todos, reinvindicando la violenta militancia del ERP, FAR, FAP y Montoneros.

Su pública difusión, ante la pasividad de jueces y fiscales, revela para la querella que, en los hechos, se ha asignado a los ex guerrilleros el derecho de matar, secuestrar y torturar, en pos de la construcción de un hombre nuevo y un mundo menos corrupto, que no construyeron cuando años después integraron el poder.

El tercer elemento de análisis es el video del debate que en febrero 2017 mantuvieron en Infobae los ex militares Aldo Rico y José D’Angelo; el ex militante del ERP, Eduardo Anguita,y Luis Labraña, con actuación en FAP, FAR y Montoneros[2] y que esclarece la masacre que hubiera ocurrido de haber triunfado la guerrilla.

Ceferino Reatto

Eduardo Anguita

Luis Labraña

¿ Uds si ganaban, si tomaban el poder, iban a implantar qué? ¿Una dictadura, la cubana, o qué?-  fue la incisiva pregunta que Ceferino Reato formuló en el debate a Labraña, quien respondió:

Yo creo que, conociendo las características argentinas y viendo la inmigración nuestra, nuestra herencia ideológica, yo creo que los fusilamientos hubieran sido o como en España o, por qué no, como Stalin.

-O sea miles…

Yo creo que hubiera sido sangriento

-¿Uds hubieran fusilado a miles de personas?

No yo, estoy diciendo lo que hubiera sucedido históricamente; posiblemente yo hubiera sido uno de los fusilados, porque siempre fui un tipo con pensamiento propio,etc,etc.. Sí, yo  creo que sí, que hubiera sucedido eso.

Meditando estas esclarecedoras palabras  corresponde preguntar si no ha llegado la hora de realizar un juicio histórico- crítico riguroso que permita sanar ese pasado, juzgando los crímenes de la guerrilla. Más aún en momentos que en el sur del país afloran grupos violentos con contactos con las FARC..[3]– concluye Larrabure.

 

Javier Vigo Leguizamón                         Arturo C. Larrabure

Apoderado querella                                           Querellante

0342-156313633                                                02983-15576779

javier_vigo@yahoo.com                                  alarrabure@gmail.com

 

 

[1] Ver: Plis-kSterenberg: Monte Chingolo. La mayor batalla de la guerrilla argentina. . Booket., 4 edición noviembre 2006-

[2] https://www.infobae.com/sociedad/2017/02/21/debate-en-vivo-las-dos-verdades-de-los-70/

[3] https://www.infobae.com/politica/2017/08/08/violencia-anarquia-y-apoyo-externo-el-perfil-de-dos-grupos-mapuches-que-tienen-en-vilo-a-chile-y-la-argentina/

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 11, 2017


 

Ausencias en una misa – Parte 1-

Share

 

De misas, homenajes y las diferencias de siempre.

 

Ausencias en una misa

El jueves 5 asistí a la misa que por las víctimas del terrorismo, especialmente por quienes defendieron el Regimiento de Infantería 29 de Formosa en 1975, se celebró en la Iglesia Castrense.

Llegué casi a su inicio, imaginando que las primeras filas de bancos estarían ocupadas por personal de las FF.AA. y de seguridad en actividad. No pude verlos, pero mi corazón me decía que estaban, que nuestro glorioso Ejército no abandona a sus caídos, y menos los olvida.

¿O acaso no pasa eso con el sargento Cabral, el tamborcito de Tacuarí y tantos otros héroes?

¿Qué los diferencia de Hermindo Luna y los demás valientes que defendieron el cuartel en 1975 de un ataque enemigo?

¿O de Larrabure, Ibarzábal, Gay, Viola, Emilio Nani y muchos más que dieron sus vidas o parte de ellas por la patria?

Me equivoqué, nuestro Ejército olvida a sus caídos cuando la política está por encima del cumplimiento del deber.

Lucio César Somoza

“Deber Ser”

En relación a la carta de lectores de un valiente ciudadano civil publicada hoy en el diario La Nación difundo a Uds. el adjunto que acompaña esta nota cuyo encabezamiento encierra, a mi criterio, el “deber ser” actual e impostergable.

 

DEFENSA DE NUESTROS SUBOFICIALES – LUCHA CONTRA LA VENGANZA –PROMOCION DEL ESPIRITU DE CUERPO –

TOTAL GENERAL DE TODAS LAS JERARQUIAS PERTENECIENTES A LAS FFAA Y A LAS FUERZAS BAJO CONTRO OPERACIONAL PROCESADOS AL 21 DE SETIEMBRE DE 2017: 2229 –incluyen a fallecidos.

TOTAL DE SUBOFICIALES DE TODAS LAS FUERZAS UNIFORMADAS: 518 = 23,23 %

TOTAL DE SUBOFICIALES DE LAS FFAA: 169

TOTAL DE SUBOFICIALES DE LAS Fzas Seg – SSPP y Pols: 349 –Federales y Provinciales –BAJO CONTROL OPERACIONAL

TOTAL DE OFICIALES DE TODAS LAS FUERZAS UNIFORMADAS: 1452 =65,14 % DEL TOTAL GENERAL

TOTAL DE OFICIALES DE LAS FFAA: 860 = 38,58% DEL TOTAL GENERAL Y EL 59,22% EN RELACION AL TOTAL DE OFICIALES BAJO CONTRL OPERACIONAL.

TOTAL DE OFICIALES DE LAS Fzas Seg –SSPP y Pols: 592 –Federales y Provinciales-BAJO CONTROL OPERACIONAL

 

OTRAS CATEGORIAS

PCI: 78

SACERDOTES: 9

FUNCIONARIOS JUDICIALES: 33

FUNCIONARIOS POLITICOS Y EMPRESARIOS: 18

CIVILES FEMENINOS: 44

CIVILES MASCULINOS: 65

EXTRANJEROS: 2

TOTAL: 259

 

CONCLUSIONES

  1. ES SIGNIFICATIVA LA CANTIDAD DE OFICIALES DEL EA EN RELACION A LOS PERTENECIENTES A LA ARA Y FFA. REAFIRMA ESTE DATO LO QUE LAS DIRECTIVAS DE AQUEL TIEMPO ESTABLECIAN RESPECTO A SOBRE QUIEN RECAIA EL PESO DE LA LUCHA.

  2. LA CANTIDAD DE SUBOFICIALES DE LAS FFAA -169-EN RELACION A LA CANTIDAD DE OFICIALES DE LAS FFAA- 860 –ESTARIA INDICANDO QUE NUNCA AQUELLOS PUDIERON TOMAR DECISIONES AUTOMATAS Y O INDIVIDUALES.TAMPOCO HUBO O AL MENOS NO SE CONOCEN QUIENES ANALIZARON O NO DIERON CUMPLIMIENTO A LAS ORDENES IMPARTIDAS Y LA CAUSA DE ELLO NO HA SIDO SEGURAMENTE EL SOLO ESTAR IMBUIDO DE LOS PRINCIPIOS DE SUBORDINACION Y DE LEALTAD SINO TAMBIEN PORQUE VIVIAN LA SITUACION PSICOSOCIAL DEL PAIS EN RELACION AL TERRORISMO QUE UTILIZABA LA SUBVERSION ,ASESINATOS DE CAMARADAS ,SECUESTROS,ATAQUES A CUARTELES Y COMISARIAS Y HASTA PUEBLOS ENTEROS.

  3. LA CANTIDAD DE OFICIALES Y DE SUBOFICIALES DE LAS FUERZAS POLICIALES PROVINCIALES BAJO CONTROL OPERACIONAL INDICARIAN LA GRAN DISPERSION CONQUE EL ENEMIGO SUBVERSIVO ACCIONABA.

  4. LA RELACION ENTRE OFICIALES DE LAS FFAA Y DE AQUELLAS BAJO CONTROL OPERACIONAL DEBERIA HACER REFLEXIONAR SI EN ESTA DEFENSA POR EL PERSONAL SUBALTERNO DE TODAS LAS FUERZAS NO HABRIA QUE INCLUIR A LOS OFICIALES TAMBIEN BAJO DICHA RELACION DE DEPENDENCIA Y TAMBIEN, PORQUE NO, A AQUUELLOS OFICIALES DE LAS FFAA CUYA JERARQUIA EN AQUELLOS TIEMPOS ERA TAN BAJA QUE LOS INCLUYE.

5, TANTO OFICIALES COMO SUBOFICIALES DE TODAS LAS FUERZAS UNIFORMADAS FUERON EN ALGUNOS JUICIOS DEFENDIDOS POR LOS MAXIMOS RESPONSABLES QUE IMPUSIERON LAS REGLAS DE EMPEÑAMIENTO, PERO FUERON FUGACES Y MUY PUNTUALES LOS QUE ASI LO HICIERON.NUNCA, LAS MISMAS, ALCANZARON PARA SER TOMADAS COMO DOGMA DEL ORDEN MILITAR. SALVO LAS EXCEPCIONES CONOCIDAS, POR LO CONTRARIO, NUNCA HUBO UNA DEFENSA PERTINAZ DEL SUBALTERNO, SEA ESTE OFICIAL O SUBOFICIAL PERTENECIENTE A LAS FFAA Y O A LAS FUERZAS BAJO CONTROL OPERACIONAL.HUBO CASOS ENCANDALOSOS DE NO DEFENSA DEL SUBALTERNO QUE, POR RECATO NO SE DIFUNDIERON.

 

FUNDAMENTOS

1 .LA QUINTA OBRA DE LA MISERICORDIA CORPORAL ES LA DE LIBERAR AL CAUTIVO. SERIA ENTONCES UNA OBLIGACION DEL PERSONAL SUPERIOR DEFENDER A LOS SUBOFICIALES DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA RELIGION CATOLICA-PUES SERIA UN ACTO MISERICORDIOSO INELUDIBLE.

2.REGLAMENTO DE SERVICIO INTERNO –RV-200-10 –ARTICULO 3005 QUE REMITE A LA INTRODUCCION DE DICHO REGLAMENTO CON RESPECTO A LOS CONCEPTOS DE MANDO ,DISCIPLINA Y FUNDAMENTALMENTE LA SUBORDINACION.

  1. MANUAL RELIGIOSO DEL SOLDADO –RRM 102 –FUNDAMENTALMENTE EN LO REFERIDO A DEBERES Y VIRTUDES DEL SOLDADO

  2. CODIGO DE JUSTICIA MILITAR: ARTICULOS 514 – 622 inc 5to – 667- 668 – 674 -675 -877 -884

  3. EL DEBER MILITARQUE EXCEDE A CUALQUIER OTRO DEBER CIUDADANO PUES HA JURADO DEFENDER A LA PATRIA HASTA PERDER LA VIDA.

CNL JORGE TOCCALINO

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 13, 2017


 

Adhesión y convocatoria: 42do. Aniversario del asesinato de Argentino del Valle Larrabure

Share

 

 

A todos los Camaradas de las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales y Fuerzas Penitenciarias.

A todos los amigos.

A todos los compatriotas.

Estimados Camaradas y Amigos

La Unión de Promociones adhiere al homenaje que la Promoción 82 ” Cnl Argentino del Valle Larrabure ” del Colegio Militar de la Nación, realizará el día Miércoles 23 de Agosto, a las 11.30 horas, al cumplirse el 42do. aniversario de su asesinato a manos de terroristas subversivos.

El mismo se desarrollará en Panteón Militar de Socorros Mutuos, sito en el Cementerio de la Chacarita, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Convocamos a todos los Camaradas de las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad, Fuerzas Policiales y Fuerzas Penitenciarias, a las distintas Instituciones y ONG vinculadas, a familiares, amigos y allegados en general, a participar del aludido acto.

Será ésta una nueva oportunidad, donde podremos rendir nuestro respetuoso homenaje para un héroe argentino contemporáneo, que ofrendó –como tantos otros compatriotas- su vida por la Patria.

Un cordial abrazo.

Cnl (R) Guillermo César Viola.

Unión de Promociones.


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 22, 2017


 

Entrevista a ARTURO C. LARRABURE

Share

 

“En el Parque de la ‘Memoria’, donde la semana pasada estuvo Angela Merkel, hay bronces de los secuestradores y asesinos de mi padre…”

 

El Presidente del Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas nos deja una serie de conceptos luego de su testimonio ante el tribunal que enfrenta la nefasta causa Operación Independencia.

Arturo C. Larrabure es hijo de Argentino Del Valle Larrabure, héroe asesinado por miembros de la “juventud maravillosa” en los años setentas.

La Diputada Josefina González, con Zannini

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 12, 2017


 

LADRÓN DE HEROÍSMOS Y MEMORIAS

Share

 

 

 

“El ejecutor de una empresa atroz debe imaginar que ya la ha cumplido, debe imponerse un porvenir que sea irrevocable como el pasado”
Jorge Luis Borges.- El Jardín de Senderos que se Bifurcan.

 

Es fácil definir a Pérez Esquivel. Es su gusto y su fetiche, manejarse con sepulturas anónimas a las que les pueda sacar un provecho e imaginar cementerios olvidados. Idolo indecente de grupos que han hecho de la inmoralidad su culto cotidiano, maneja sus obsesiones con la febrilidad del poseso y es su trajín tratar que el mundo sea, cada día, un mejor estercolero.
Grotesco maestro del desatino, pero ahíto de maldad, venía ocupando su tiempo en tratar de conseguir que a un asesino, Marwan Barghouti, se le otorgue, junto con la libertad, el Nobel de la paz, “premio” devaluado si lo hay, desde que sujetos como Desmond Tutú y el propio Adolfo lo utilizaron como herramienta para promocionar asesinos, sean estos etarras, palestinos o irlandeses.
No menos cierto es que en su prontuario se destaca con luz propia la cerrada defensa que este sujeto hizo de cuanto facineroso andaba asesinando gente a bombazos y tiros por estos lares; pretérito precursor de Zaffaroni en momentos que éste se dedicaba a negar habeas corpus a los tirabombas que Adolfo que defendía o a escribir un tratado sobre derecho penal militar más adecuado para los tercios de Alejandro Farnesio que para un ejército moderno, ambos sostenían con pasión mercenaria, pero en tiempos diferentes, la perversa creencia que los derramamientos de sangre que tanto le han costado a la Argentina- en los setenta pero también en democracia- justificaban la teoría de que en el fondo es la sociedad la culpable de todo.
Experto en escribir a diario el evangelio de la canallada, Adolfo tuvo momentos de gloria amañando medias verdades como cuando en un reportaje de la revista Gente (*), juró y perjuró que él y sus secuaces habían condenado el asesinato del Capitán Viola y de su hija de tres años, la singular crueldad con que los capitostes del ERP intentaron- sin siquiera acercarse a ello- destruir moral, aunque si físicamente, al Coronel Larrabure o el burdo y cruel asesinato de Paula Lambruschini. Aunque uno recorra exhaustivamente, hemerotecas y bibliografía tratando de encontrar una prueba de que estas condenas existieron, jamás encontrará nada pues jamás dijeron una palabra de consuelo hacia los deudos de esas víctimas, aunque esto no signifique que quizás Adolfo las haya “pensado” en lo más profundo de su cerebro, ¿o debemos pensar que un cristiano como él puede mentir cuando de criaturas humanas, pero de otro palo, se trata?
Hoy Adolfo es testigo presencial del derrumbe de las tramoyas más falaces que se han urdido en la historia de nuestro país y como perverso telonero de estas, busca con desesperación una alquimia que le permita evadirse de su tramposa vida y forjarse un nuevo relato. Ha elegido tergiversar algo que para los argentinos tiene el valor y la fuerza de un sagrario, se ha metido con lo mejor que tuvo La Argentina en un siglo que en general fue para el olvido. Quiere, de manera descarada y grosera robarse la memoria de los SOLDADOS ARGENTINOS SOLOS CONOCIDOS POR DIOS, e inventarles un pasado de desaparecidos sin importarle que ellos están registrados como héroes con sus nombres, más que en un cementerio, en el corazón de los argentinos. ¡Tamaña estupidez que nos muestra que Al “Adolfo”, ya en su senilidad, solo le queda talento para convertir sus canalladas en bufonadas grotescas.

 

(*).- Revista Gente, entrevista de Renée Salas y Osvaldo Leboso. Entrevista a Adolfo Pérez Esquivel.

 

JOSE LUIS MILIA

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 20, 2017


 

VICTORIA VILLARRUEL y ARTURO LARRABURE en Radio Mitre de Córdoba

Share

Abogada y activista argentina, fundadora del CELTIV, Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas. Esta entidad, fundada en el año 2006 y presidida por la doctora Victoria Villarruel, trata de asegurar los derechos de estas víctimas y exponer sus historias.

La presidente y el vice presidente del CELTYV -Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas- fueron convocados para dialogar sobre estos abandonados por los gobiernos argentinos y la violencia de los años ’70.

La doctora Victoria Villarruel y el señor Arturo Larrabure, incansables luchadores por esas personas desamparadas desde ya más de treinta años, vierten sus argumentos irrefutables en -para este delicado tema- apenas veinte minutos de aire.


Activista argentino y defensor de los derechos de las víctimas del terrorismo en los crueles años ’70. Arturo Larrabure es hijo de Argentino Del Valle Larrabure, Coronel del Ejército secuestrado y asesinado por grupos terroristas.


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 19, 2017


 

Lo que está faltando

Share

Por Alejandro Olmedo Zumarán.

meijide2En su carta del jueves pasado, referida al editorial del 28 de octubre, titulado “Un símbolo emblemático de la mentira”, la señora Graciela Fernández Meijide afirma: “¿Qué está faltando? Nada más ni nada menos que la información sobre el destino de miles de personas, información que ocultan aquellos que sí lo saben. El reclamo a la respuesta ¿qué pasó con los desaparecidos? se mantiene en trágica vigencia”.

larrabure1Creo que algo tan o más grave como no saber el destino de los restos de muchas víctimas de la dictadura es la impunidad que gozan los autores de los crímenes del terrorismo que destruyeron miles de familias. Padres, hijos, hermanos y abuelos han sido asesinados por los subversivos, y está todo probado, solo falta dictaminar que fueron delitos de lesa humanidad como tendría que ser y así hizo el fiscal de Cámara de Rosario, doctor Palacín, en 2007, en el caso Larrabure. Pero luego todo se paralizó por orden del entonces procurador general.

viola-e-hija¿Se pueden imaginar qué sintió Maby Picón de Viola, al ver que en 30 segundos mataron a su hija de tres años y a su marido? ¿Qué sentirán miles de familiares que hoy ven que quienes mataron a sus hijos y demás familiares son homenajeados e indemnizados y quienes juzgan a militares son ex montoneros, o sea, ex terroristas? Estos crímenes fueron cometidos en democracia por organizaciones terroristas. El Estatuto de Roma, la doctrina internacional y la jurisprudencia sostienen que los crímenes de lesa humanidad pueden ser cometidos por un Estado o una organización y que el terrorismo es un crimen de lesa humanidad.

 

Cartas de lectores de la-nacion-logo