Cadenas del odio

Share

.

El miércoles 21 pasado, el Ejército y el Gobierno rindieron homenaje al coronel Larrabure y a otros militares caídos en ataques guerrilleros, reconociéndolos como héroes, por haber ofrendado su vida por la patria. Esta reivindicación, si bien tardía, resulta un gran avance hacia la necesaria concordia nacional.

Las sentidas palabras del jefe de Estado Mayor del Ejército, teniente general Pascualini, recogidas en la elocuente nota de Mariano de Vedia, publicada al día siguiente, tanto como los términos de la carta del obispo castrense monseñor Guillermo Olivera, publicada en esta columna el domingo pasado, resultan un importante aporte en orden a romper las cadenas del odio, que atenazan a los argentinos. Este reconocimiento tendría que ser una política de Estado, afirmó el obispo, y como corolario, agregamos nosotros, deberían concluir los juicios de la venganza que mediante la demolición de los principios más básicos del derecho, llevaron a la cárcel a más de dos mil presos políticos, que son tales por cuanto su encierro obedece a una voluntad política e ideológica, que los ha condenado a muerte, sin que les quepa ninguno de los derechos y garantías constitucionales que rigen para cualquier habitante de la Nación. Ya han muerto 530 en cautiverio, últimamente a razón de dos por semana.

Alberto Solanet

Presidente de la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia

Carlos Bosch

Secretario

 


Carta de lectores diario La Nación


Envío y colaboración: DRA ANDREA PALOMAS ALARCÓN



PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 30, 2019


 

CARTA ABIERTA AL HIPÓCRITA OBISPO SANTIAGO OLIVERA “VICARIO” CASTRENSE

Share

.

LA GRAN MENTIRA

Por ARIEL VALDIVIEZO

He leído con enorme sorpresa el artículo que escribiera el Obispo Castrense  Santiago Olivera, en

https://prisioneroenargentina.com/index.php/2019/08/25/heroes-militares/ por su cinismo, hipocresía y contradictorias palabras respecto a nuestras fuerzas armadas, ya que parece haber olvidado sus palabras alabando al cura Tercermundista ENRIQUE ANGELELLI de Catamarca. En esa oportunidad  manifestó: “Perseguido por la justicia y la caridad evangélica”, invitando a que su ejemplo y su intercesión apoyen en particular a aquellos que trabajan por una sociedad más justa y unidas”. Este infiltrado o sea Usted, ¡En qué forma disimulada exalta a los terroristas! al decir que “...aquellos que trabajan por una sociedad más justa y unidas”, cuando tanto Ud. como nosotros, los militares sabemos que este ANGELELLI era un asqueroso Montonero. Con esas palabras disimuladamente nos acusa de matar un santo, cuando en realidad fue uno de los que sembró de cadáveres su camino con inocentes, porque le guste o no este cura al que defiende es directamente o indirectamente responsable de estos asesinatos.

Todos sus dichos vertidos en esa oportunidad fueron analizados en mi publicación en 

https://prisioneroenargentina.com/index.php/2019/07/01/carta-abierta-a-jorge-mario-bergoglio-mario-aurelio-poli-y-a-santiago-olivera-parte-v-la-iglesia-catolica-apostolica-romana-dirigida-por-traidores-hipocritas-y-mentirosos/

  

Su cinismo estimado OLIVERA, hijo del Papa Negro, sigue fielmente los mandatos de este “Santo Padre” comunista, que nada deja de hacer para destruir nuestra iglesia y en la cual, a mi entender, Ud colabora muy eficazmente. Una de las metas del comunismo es la destrucción de la iglesia y las fuerzas armadas de una república cristiana apostólica y romana que la respaldan.

El Papa Francisco con Olivera

Primero a los que combatieron a la subversión y ante la muerte por accidente comprobada fehacientemente de este cura Montonero ENRIQUE ANGELELLI, lo hace pasar como asesinado por la fuerzas armadas el día de su beatificación el 27 de abril de 2019. Solo cuatro meses después habla de “‘héroes’ a militares que ofrendaron sus vidas y murieron en ataques de organizaciones guerrilleros durante la vigencia de gobiernos democráticos”. La verdad que su sentido de cambio de camiseta merece las siguientes reflexiones:

  1. Ahonda la grieta al considerar sólo “héroes” a los que combatieron a la subversión durante el gobierno democrático, el resto del Ejército son para Ud. delincuentes, por lo que le pido, ¿Puede calificar a los que combatimos en el monte tucumano por orden del gobierno democrático y nos sorprendió a caballo, en la misma guerra, en la misma provincia, en el mismo monte, en el mismo momento  con los mismos soldados, con el mismo enemigos los asesinos, guerrilleros y terroristas, cuando el gobierno de facto se hizo cargo del gobierno? 

El pueblo lo pedía a gritos, porque ningún político tuvo los atributos de hacerlo, ¿porque prefirieron escapar como ratas en el barco que se está hundiendo? ¿Cómo puede una persona en esa transición en un segundo pasar de “héroes” y al siguiente ser asesinos de una asociación ilícita llamada Ejército? ¿Estas preguntas desgraciadamente ni su santo Papa Negro puede contestarlas, porque las mentiras no tienen contestación, salvo con otra mentira, en la que Ud. ha demostrado ser de una excelencia absoluta?

  1. Su extraordinaria capacidad, muy superior a la del camaleón, de cambiar la camiseta según la ocasión, lo que no merece el menor de los análisis ya que demuestra con ello lo cobarde, hipócrita, cínico de su Magisterio, o mejor dicho como expresara el Dr Cosme Veccar Varela: “Que un Obispo de la Santa Iglesia Católica, Apostólica, Romana y nada menos que el ” Vicario Castrense” haya cometido esta iniquidad es más que triste: es repugnante.”. Palabras que merecen ser traducidas al más puro idioma criollo mientras Ud. se encuentre como “Vicario Castrense” y Obispo de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana su obispado castrense huele al perfume putrefacto y pestilente que emana de su humanidad como vicario del Papa Negro de quien sin duda recibiera tales gracias. Es decir señor Olivera todo su vicariato huele a la más inmunda de las mierdas

  1. No conforme con separar el Ejército en democráticos y villanos hace lo mismo con las familias.

Indudablemente esto queda plasmado cuando expresa: “Los fallecidos y sus familias merecen de nuestra parte el recuerdo agradecido, encarnado en la verdad, justicia y reparación.”

Es decir que dicha reparación sólo la merecen los familiares de los soldados muertos durante el gobierno democrático. ¿Que me dice entonces de los héroes, de un Capitán Viola asesinado con su hija, de  un Teniente Primero Cáceres combatiendo en el monte, solo para nombrar dos de los más los 600 asesinados antes del gobierno de facto, de los asesinatos de civiles, ni decir de los asesinado durante el gobierno de facto, como lo médicos asesinados en el monte tucumano en Caspinchango cuando concurrieron  a atender a soldados y civiles en la Zona de Operaciones?  La familia Saraspe, la familia Ibarra, solo para nombrar algunos también de los miles de familias, que Ud, maldito mentiroso disimuladamente las tilda de familias de delincuentes.

Tal es así que las esposas de los detenidos nunca recibieron ni siquiera un saludo de su majestad el Obispo Castrense, ni que hablar del apoyo espiritual que realmente las hubiera reconfortado

Pero lo más grave de este párrafo descaradamente habla de “el recuerdo agradecido, encarnado en la verdad, justicia y reparación. 

¿De que recuerdo encarnado en la verdad me habla? Indudablemente de una pequeña variante a la sucia memoria de los KIRCHNER, es decir a la más pura de las mentiras, que ensalza como si fuesen virtudes. Lo mismo ocurre con la justicia, ¿De que justicia me habla? ¿De la justicia Divina? ¿De la justicia que rige la Constitución Nacional? ¿De “justicia legítima” con la que somos juzgados los soldados que derrotamos a la subversión? Todo su escrito huele a pestilencia de lo que sale de su boca, ya que indudablemente no se refiere a la justicia Divina, ni de la Constitución Nacional. Se refiere a justicia legítima que se ha cansado de violar la Constitución Nacional, pero se cuida de no denostarla como lo hace muy bien con los miembros del “ejército no democrático”.

Sabe perfectamente que ocultar la verdad, es ser cómplice de los miles de asesinatos producidos por esta horda de delincuentes, que defiende como lo hizo con el Montonero y Obispo de Catamarca ENRIQUE ANGELELLI, además como hombre del Demonio, sabe perfectamente que ocultar la verdad, y más para un sacerdote es mentir. Por ello  le pregunto maldito Olivera ¿De qué verdad me habla?

Y por último agradeció al Presidente, a Aguad (Ministro de Justicia) a Avruj (Secretario de Derechos Humanos) y a Pasqualini  (Jefe del Ejército), los tres primeros son una lacra como Ud. con un cinismo absoluto. En vísperas de las futuras elecciones aman a la familia militar, besan a su viudas, a sus hijos etc, pretendiendo que uno se olvide que los tres primeros iban a tirar flores a los guerrilleros que figuran en el Parque de la Memoria, exclusivo para delincuentes terrorista. ¿Tengo acaso que suponer  que  eso no lo sabía?

Agosto 23, 2019 – En este difícil año electoral para el oficialismo, Pacualini, Aguad y Avruj en busca del voto militar, revindican como héroes a algunos militares, asesinados por el terrorismo. El resto como así también las fuerzas de seguridad, policiales y penitenciarias, bien gracias.

En cuanto a Pascualini, otro traidor, que también se acuerda de rendir honores a sus soldados como Ud lo dice: “Con el aval explícito del   Gobierno, el Ejército reivindicó y reconoció su condición de ‘héroes’ a militares…”. Entiendo que también lo hace para colaborar y para conseguir los votos de los militares para los verdugos de sus soldados. Entiendo que un verdadero Jefe de Estado Mayor General del Ejército no necesita aval para rendir honor a sus muertos en combate. Cualquiera sea la guerra en que participaron, ya que solo son meros cumplidores de órdenes emanadas del Presidente de la Nación, sea de facto o no.

Le recuerdo mis palabras finales en mi anterior carta cuando le expresé lo siguiente sobre la doctrina cristiana:

  1. “Per  odium fedel Martir : Es aquel a quien han matado por odio a la Fe en Jesucristo” , que nada tiene que ver con el Montonero ENRIQUE ANGELELLI a quién ensalza como un santo. 

  1. “Sensus fedel: Los cristianos advertidos por el sentido de la Fe, tienen capacidad de discernir cuando una doctrina es contraria a la Fe” 

En base a esta doctrina de “Sensus fedel” que me permito discernir al ver como falsos togados de la fe, llevan un ataque sistemático contra el cristianismo para destruirlo.

Y por último señor Olivera lo invitó nuevamente a charlar a mi casa, ya que mi invitación anterior fue olímpicamente desoída, ¿Tiene miedo que lo mire a los ojos cara a cara? No olvide tampoco, que mientras Ud. miente apoyando a un Papa Negro hay más de 2000 presos y sus familias a las que, como ministro castrense sólo se acuerda de ellas cuando debe reforzar las deleznables mentiras de su mentor, la hiena de Bergoglio, y nunca un cura fue a visitar sus familias para darles el alivio espiritual que ellas necesitan.

PP – VGMT (PRESO POLÍTICO Y VETERANO DE GUERRA EN EL MONTE TUCUMANO)

Ariel Valdiviezo

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 29, 2019


 

LO QUE HACE UN MAL OBISPO (¿HAY ALGUNO QUE NO LO SEA?)

Share

.

Beccar Varela

El 25 de Agosto ppdo. el Obispo Castrense de la Argentina, Mons. Santiago Olivera, publicó una “Carta de los Lectores” en “La Nación” que es el paradigma de la infamia. 

La carta dice así:

 

Héroes militares 

“En LA NACION del 22 del actual, el periodista Mariano de Vedia comienza su artículo titulado: “El Ejército y el Gobierno rindieron homenaje a militares caídos en ataques guerrilleros”, diciendo: “Con el aval explícito del Gobierno, el Ejército reivindicó y reconoció su condición de *héroes* a militares que ofrendaron sus vidas y murieron en ataques de organizaciones guerrilleros durante la vigencia de gobiernos democráticos”. ¿No tendría que ser este reconocimiento una política de Estado? Quiera Dios que nuestro país se encamine hacia la justicia en la verdad histórica, sin ideología. Gracias a los que trabajan y actúan en esta dirección. En estos nombres agradezco a muchos: a Presidencia, al ministro de Defensa, al secretario de Derechos Humanos y Pluralidad Cultural, al teniente general Claudio Pascualini, a la doctora Victoria Villaruel de Celtyv. 
“Los fallecidos y sus familias merecen de nuestra parte el recuerdo agradecido, encarnado en la verdad, justicia y reparación. 
“Santiago Olivera 
“Obispo castrense de la Argentina 
“DNI 12.566.508”

 

Este Obispo, después de esa carta no puede ser considerado ni siquiera como un hombre de bien porque promueve a los criminales y cohonesta el crimen continuado que se comete desde la era kirchnerista y sigue con el macrismo desde hace más de 15 años con total indiferencia por el sufrimiento de los secuestrados políticos y de sus familias, víctimas de ese crimen.

 

Como todo el mundo sabe en las cárceles federales languidecen al borde la muerte más de 1.000 militares, policías, civiles y hasta sacerdotes, por obra de una “política de Estado”, como la llamó uno de los máximos prevaricadores del país, el ex-Presidente de la Corte Suprema de la Nación Lorenzetti que no es más que una pena de muerte dictada por el odio, sin que importe probar su culpabilidad.  Además de esos, hasta el 17 de Julio ppdo.  ya había 588 muertos tras las rejas condenados a muerte de hecho por esa “política” convalidada por el Poder Judicial más depravado que he conocido en mis 59 años de ejercicio de la profesión de abogado.  De esas víctimas de homicidio de Estado, 177 han muerto bajo la presidencia de Macri, con Avruj como “Secretario de Derechos Humanos”.

Pascualini
Olivera
Avruj
Cristina F.

 

Estos dos falsarios, a quienes felicita Mons. Olivera, impulsaron los “juicios” contra los “acusados” por los ex-terroristas, que no son sino  farsas judiciales seguidas de sentencias o simples resoluciones canallescamente nulas por la notoria parcialidad de los “magistrados” y por la absoluta falta de pruebas. Baste decir que los “testigos” de cargo, (única prueba alegada por esos prevaricadores) son terroristas, o sea, enemigos mortales de los encausados, inválidos como testigos, muchos de los cuales ahora son funcionarios con altos empleos públicos y en base a acusaciones de Fiscales tan parciales como los “jueces”, en audiencias convertidas  por las organizaciones delictivas de la izquierda en aquelarres insultantes sin que los mencionados “jueces” lo impidieran.

 

El ritmo de los crímenes disfrazados de causas judiciales no disminuyó desde los tiempos de los Kirchner y los de Macri. Por el contrario, éste le agregó un detalle siniestro y es haber elegido como uno de los hitos obligados de toda visita oficial de algún mandatario extranjero, la peregrinación a la costa del río de la Plata para tirar flores en homenaje a los terroristas al parecer arrojados a él por los integrantes de las FFAA y de Seguridad en su combate contra las acciones terroristas. Si eso hicieron, fue un crimen porque no se hizo previamente un juicio sumario pero con oportunidad de defensa. Sin embargo, no hay ninguna prueba de que eso lo hayan hecho los que murieron o están al borde de la muerte en las cárceles de Macri y es también un crimen dejar morir tras las rejas a inocentes con presunción de culpabilidad asumida por puro odio ideológico.

 

Esto lo sabe muy bien Monseñor Olivera pero eso no impide que con falsedad y alevosía “felicite” a Macri y a Avruj por esas monstruosidades, a pesar de que también sabe que el primero prometió en su campaña presidencial del 2015 “acabar con el curro de los derechos humanos”. 

Que un Obispo de la Santa Iglesia Católica, Apostólica, Romana y nada menos que el ” Vicario Castrense” haya cometido esta iniquidad es más que triste: es repugnante.

 

Cosme Beccar Varela

 


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 27, 2019


 

Héroes militares

Share

Por Monseñor

SANTIAGO OLIVERA

 

Aguad
Pascualini
Villarruel
Avruj

En LA NACION del 22 del actual, el periodista Mariano de Vedia comienza su artículo titulado: “El Ejército y el Gobierno rindieron homenaje a militares caídos en ataques guerrilleros”, diciendo: “Con el aval explícito del   Gobierno, el Ejército reivindicó y reconoció su condición de ‘héroes’ a militares que ofrendaron sus vidas y murieron en ataques de organizaciones guerrilleros durante la vigencia de gobiernos democráticos”. ¿No tendría que ser este reconocimiento una política de Estado? Quiera Dios que nuestro país se encamine hacia la justicia en la verdad histórica, sin ideología. Gracias a los que trabajan y actúan en esta dirección. En estos nombres agradezco a muchos: a Presidencia, al ministro de Defensa, al secretario de Derechos Humanos y Pluralidad Cultural, al teniente general Claudio Pascualini, a la doctora Victoria Villaruel de Celtyv.

Los fallecidos y sus familias merecen de nuestra parte el recuerdo agradecido, encarnado en la verdad, justicia y reparación.

 

Santiago Olivera

Obispo castrense de la Argentina

 


Cartas de lectores del diario La Nación

Envío y colaboración: DRA ANDREA PALOMAS ALARCÓN


PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 25, 2019


 

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com