Los horrores del Comunismo y los Nazis en colegios secundarios de Estados Unidos

Share

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció ayer martes nuevos programas estatales para estudiantes que requerirán educación cívica y patriotismo, así como capacitación en resucitación cardiopulmonar y estudio y desarrollo del holocausto.

“Una vez que los estudiantes se gradúen de la escuela secundaria, algunos irán a la universidad, algunos de ellos harán otras cosas … hagas lo que hagas, esta educación cívica será relevante porque vas a ser un ciudadano”, dijo DeSantis en una conferencia de prensa vespertina en Fort. Myers.

También requerirá que los estudiantes de secundaria aprendan sobre “los males del comunismo y las ideologías totalitarias”.


“Tenemos varias personas en Florida, particularmente en el sur de Florida, que han escapado de regímenes totalitarios, que han escapado de dictaduras comunistas, para poder venir a Estados Unidos. Queremos que todos los estudiantes comprendan … ¿por qué alguien huiría a través de tiburones- aguas infestadas … para venir al sur de Florida? ¿Por qué alguien dejaría un lugar como Vietnam? ¿Por qué la gente dejaría estos países para arriesgar sus vidas para poder venir aquí?, dijo el gobernador DeSantis

La inciativa fue presentada el pasado mes de marzo por el representante Ardian Zika (nacido en la ex Yugoslavia), Republicano por la ciudad de Land O ’Lakes, y la senadora Ana María Rodríguez, republicana por El Doral, las propuestas se denominan Ley de retratos en patriotismo. Los proyectos de ley idénticos apuntan a reforzar la educación cívica, en parte al ordenar al Departamento de Educación que organice una biblioteca de videos que comparta relatos en primera persona de personas que vivieron bajo gobiernos extranjeros.


“Muchas personas han huido de dictaduras en lugares como Cuba y Venezuela y han encontrado un faro de luz en Estados Unidos y aquí en Florida”, dijo Zika.

La medida fue aprobada por unanimidad por el Subcomité de Educación Secundaria y Desarrollo Profesional de la Cámara de Representantes, pero está encontrando algunas preguntas de los demócratas, quienes aún estudian la propuesta.

Con respecto al Holocausto, se formará un departamento teniendo este que crear un proceso para que las escuelas certifiquen anualmente y proporcionen evidencia de cumplimiento con los requisitos de instrucción de la acción de los Nazis. Se orientan a contratar al Museo del Holocausto de Florida y otras organizaciones reconocidas a nivel estatal o nacional para desarrollar el plan de estudios y el material instructivo.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Junio 24,2021


 

Las Sociedades Owenianas

Share

Robert Owen, galés nacido en 1771 y considerado padre del cooperativismo, creía firmemente que el devenir de un hombre en la vida tendría mucho que ver con las circunstancias que le hubiera tocado vivir. Era un firme defensor de que el entorno era importante y precisamente por ello ideó sus aldeas comunitarias como la Colonia Santa Eulalia, donde una comunidad se instalaría en una ciudad de nueva creación que se encargaría de cultivar y manufacturar.

Estas ciudades de nueva factura desde luego dependían de la voluntad creadora de un terrateniente o industrial, pero Owen apostaba por que, inspirados en un nuevo orden moral basado en la razón y también en la fraternidad humana, éstos estuviesen dispuestos a llevar estas empresas adelante, mejorando la calidad de vida de sus empleados.

Colonias owenianas aparecieron en Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia, Argelia, España, Brasil o México. Entendiendo que el contexto debió sin duda de modular el carácter de estas colonias según surgieran en un país u otro, es interesante analizar su evolución desde el contexto social y político con que tuvo que lidiar.

Robert Owens

Una de estas empresas, en el interior de Alicante, entre los términos municipales de Sax y Villena fue la Colonia Santa Eulalia. El proyecto sin duda fue una mezcla de la influencia del socialismo utópico con la oportuna promulgación de una ley de 1868 que favorecía la creación de este tipo de de sociedades de gestión del suelo agrícola.

Hay que entender que se trataba de propiciar la creación de sustento para las gentes del campo que estaban emigrando a las ciudades despoblando las poblaciones con menos futuro. Sin embargo, la picardía floreció en estos casos y se sabe de muchos de estos proyectos que fueron sancionados por no cumplir con los requisitos para obtener los beneficios fiscales que la ley proponía.

En cualquier caso, la Colonia Santa Eulalia consiguió, durante varias décadas, sacar adelante no solo las tierras de labor, sino también una fábrica de harinas y una alcoholera. La fisonomía de la ciudad en miniatura incluía todo lo necesario para que una comunidad fuera autosuficiente no sólo en lo concerniente a las necesidades básicas, sino que también incluía elementos cohesionadores de la vida social como un casino, una hospedería e incluso un pequeño teatro donde compañías de renombre programaron espectáculos de zarzuela.

Si todo ello fue para disfrute de los habitantes o para los dueños de todo aquello, es algo que las ruinas que ahora mismo quedan de esta ciudad en miniatura no pueden testificar, pero lo cierto es que Antonio de Padúa, conde de Alcudia y Gestalgar y María Avial , vizcondesa de Alcira, asociados a Mariano Roncali, consiguieron que la colonia tuviera incluso su propia estación de tren y gozara de muchos años de florecimiento económico hasta su decadencia en los años veinte, donde el abandono de las tierras de labor y la posterior Guerra Civil le pusieron fin.

Tras este proyecto, utópico sin duda y que nació de la mano de Owen como respuesta a la lucha de clases pensando más bien en las manos tendidas entre ellas, se esconden sin duda historias que vienen a demostrar que las cosas no cambiaron tanto. La colonia se convirtió en el lugar de intercambio social de moda entre las clases altas y su casinete inicial tuvo como rival un auténtico casino ubicado en el palacete.

Con espléndidas bodegas y mesas de juego, la colonia fue una suerte de reducto de juergas de gente acomodada. No en vano el propio Conde falleció en la colonia tras una noche de excesos y celos en el casino, dando lugar a parte de la leyenda paranormal local.

Sin duda, esperar que las predicciones de Owen se llevaran a cabo sin matices era complicado, pero desde luego el experimento tuvo su momento de esplendor y quien sabe si en el contexto de una Europa en paz y armonía no habrían podido perdurar en el tiempo, hasta que, desde luego, un nuevo rey-socialista le pusiera el pie encia a otro rey-socialista.

Otro ejemplo de las grandes caídas fue pequeño pueblo de New Harmony, Indiana, una especie de utopía del Medio Oeste: una hermosa porción de la cultura americana de una pequeña ciudad a orillas del río Wabash. Una calle principal bordeada de árboles evoca el recuerdo de una época más simple en la historia de este país cuando la gente podía dejar sus puertas abiertas, los vecinos eran mejores amigos y todos trabajaban juntos por el bien común.

En esa época más simple, hace aproximadamente 200 años, New Harmony era una utopía literal en la que las personas realmente trabajaban juntas por el bien común en lo que se considera la primera comunidad socialista de los Estados Unidos de América.

El 27 de abril de 1825, Owen compró New Harmony a una comunidad religiosa con grandes planes para convertirlo en lo que él llamba -otra vez- “un nuevo mundo moral”.

“Sólo hay un modo por el cual el hombre puede poseer a perpetuidad toda la felicidad que su naturaleza es capaz de disfrutar”, escribió, “y es mediante la unión y cooperación de todos para el beneficio de todos”.

Este espíritu de cooperación en la utopía de Owen probaría su teoría de que “la sociedad puede formarse de modo que exista sin crimen, sin pobreza, con una salud muy mejorada, con poca o ninguna miseria, y con inteligencia y felicidad multiplicadas por cien; y ningún obstáculo interviene en este momento, excepto la ignorancia, para evitar que tal estado de la sociedad se vuelva universal “.

Los ricos, argumentó, “se enorgullecen … de privar a la gran masa de la humanidad de los beneficios más esenciales que pertenecen a la naturaleza humana”. Sin embargo, si esos beneficios se compartieran equitativamente entre las masas, entonces una comunidad podría vivir junta en, bueno, armonía.

Owen se dirigió al Congreso y describió sus creencias a cualquiera que quisiera escuchar en Washington, D.C., atrayendo eventualmente a cientos de destacados pensadores, artistas, científicos y trabajadores para ayudarlo a crear un “entorno social, intelectual y físico superior”.

Como dijo Owen, era el modelo perfecto de “socialismo utópico”. Y falló menos de un año después.

Esta sería una “comunidad de igualdad” diferente a cualquier otra que el país haya visto antes. Cada uno de los 800 residentes de New Harmony contribuiría con sus talentos únicos y compartiría la recompensa que seguramente producirían juntos.

Solo que no lo hicieron. Casi de inmediato, Owen reconoció que su gran comunidad era “caótica”. Sus residentes carecían de motivación para trabajar, mientras que su gobierno no podía administrar ni siquiera la única tienda general de la ciudad.

“Se ven las ensaladas se depositaron en la tienda para ser distribuidas”, escribió un residente de New Harmony, “dando 10,000 pasos innecesarios y haciendo que llegaran a las mesas en un estado marchito y apagado”.

Su utopía se derrumbaba rápidamente a su alrededor, pero Owen, siempre idealista, no se inmutó. El 4 de julio de 1826, el quincuagésimo aniversario de la firma de la Declaración de Independencia, pronunció lo que denominó la “Declaración de Independencia Mental”.

New Harmony, Indiana

“Ahora les declaro a ustedes y al mundo que hasta este momento el hombre ha sido en todas partes de la tierra esclavo de una trinidad de los males más monstruosos que podrían combinarse para infligir maldad mental y física a toda la raza”. él dijo. “Me refiero a la propiedad privada, a los sistemas absurdos e irracionales de religión y matrimonio fundados en la propiedad individual”.

Ninguno de ellos existía en New Harmony. Se rieron de las tradiciones religiosas supersticiosas, se abolió la propiedad privada e incluso los niños fueron criados por la comunidad en lugar de en unidades familiares. Como dijo Owen, era el modelo perfecto de “socialismo utópico”.

Y falló menos de un año después.

La comunidad no podía producir suficientes alimentos para ser autosuficiente, principalmente porque cuando sus miembros más trabajadores se dieron cuenta de que obtendrían los mismos beneficios que los más perezosos, dejaron de trabajar. Sin la construcción de nuevas casas para la creciente comunidad y la escasez de alimentos convirtiéndose en una epidemia, la hambruna y las personas sin hogar se multiplicaron hasta que finalmente el experimento de New Harmony con el socialismo terminó en marzo de 1827.

En un intento desesperado por salvar su fallida utopía, Owen permitió la propiedad individual y la empresa privada, pero ya era demasiado tarde: New Harmony colapsó bajo el peso de sus ideales en 1829.

Owen derrochó su fortuna personal pagando las deudas de la ciudad, pero se negó a reconocer que su visión socialista era un desastre.

Su hijo, Robert Dale Owen, sin embargo, entendió completamente dónde salió mal New Harmony.

“Todos los esquemas cooperativos que brindan una remuneración igual a los hábiles y trabajadores y a los ignorantes y ociosos deben producir su propia ruina”, escribió sobre la utopía de su padre. “Porque por este plan injusto deben necesariamente eliminar a los miembros valiosos y retener solo a los imprevistos, no calificados y viciosos”.

Estados Unidos, al parecer, había aprendido la lección sobre el socialismo, incluso si su primer adherente nunca lo hizo. El socialismo fracasó hace casi 200 años, así que no hay razón para creer que pueda tener éxito hoy, ¿verdad? Y, obviamente, nadie sería tan tonto como para intentarlo, ¿verdad?

 


PrisineroEnArgentina.com

Abril 14, 2021


 

EL NEO-COMUNISMO PROVOCA EL CAOS SOCIAL PARA ASALTAR EL PODER

Share

.

Por COSME BECCAR VARELA

Si escribo este artículo no es porque crea que las razones que expondré servirán para convencer a nadie acerca de sus imperdonables errores políticos y abandonar su inexcusable desidia para empeñarse en la defensa del bien común gravemente amenazado. He tratado a lo largo de los casi 20 años de “La botella al mar”, y aún antes, de alertar a mis “compatriotas” sobre el inexorable destino que nos espera si no recapacitamos y dejamos de actuar como sonámbulos idiotizados por mezquinos intereses a los cuales, por otra parte, servimos muy mal porque los perderemos si seguimos así. Lo escribo porque alguien tiene que protestar frente a la inicua trampa electoral que nos presentan el próximo 27 de Octubre, día en el que los dos candidatos más votados, son un par de muñecos inservibles y dañinos porque ninguno de los dos tiene ni los principios, ni la capacidad, ni la honestidad intelectual y moral necesarias para enfrentar lo que la extrema izquierda está preparando desde hace años, es decir, el caos social seguido de la instalación de un Estado neo-comunista.

Macri ha demostrado en sus casi cuatro años de “gobierno” (¡de alguna manera hay que llamarlo!) que no quiere ni puede mantener el orden mínimo en las calles ni en las cuentas públicas, ni garantizar las libertades individuales legítimas, ni la propiedad privada, ni la libertad de trabajo. Tampoco se comporta con la moralidad y dignidad que es exigible de un Presidente de la Nación. Vive en adulterio en forma descarada, hasta el punto de que en el principal acto de su campaña por la reelección, el 19/10 ppdo., se presentó en el palco acompañado de la mujer con la que vive contra todas las reglas de la moral cristiana y contra todas las costumbres menos indecentes de la política, entre las cuales está la de que dejar fuera del escenario a su mujer, aunque fuera la legítima. La gente que estaba en la Avda. 9 de Julio, movida más por su temor a la vuelta del kirchnerismo que por su amor a Macri, recibió así una andanada de mal ejemplo que absorbió sin chistar. Eso demuestra que esos “patriotas” ya no tienen clara su moral y que Macri no tiene vergüenza.

Dicho esto, quisiera recordarle, amigo lector, que desde hace años, como digo más arriba, estoy diciendo que la amenaza que pesa sobre el país es el neo-comunismo y que éste ha trazado su plan de acción basado en el caos social para hacer que el país sea ingobernable e instalar en el poder a un “trotzky” actualizado, como consecuencia lógica de la política cómplice de un “kerensky” como lo es Macri o como, ciertamente lo será Alberto Fernandez, máscarón de proa del kirchnerismo.

Los recientes acontecimientos de Ecuador y lo que está pasando ahora en Chile, demuestran el poder de la izquierda para crear el caos y la relativa impotencia de los gobernantes “democráticos” para contenerlo. Aunque, a diferencia de la argentina, en ambos países existen todavía las FFAA que en este momento en Chile, por ejemplo, están cumpliendo con su deber de contener la subversión callejera y el Presidente Piñera ha debido declarar el “estado de emergencia” y el “toque de queda”, luego de tres días de incendios, muertes y destrucción.  Aquí ni Macri ni Fernandez harían algo así, ni existen ya las FFAA y, aunque existieran, no podrían intervenir porque una ley dictada por la “democracia recuperada” prohibe que ellas intervengan en caso de conmoción interna.  O sea, cuando la extrema izquierda quiera, el país sería suyo, tras algunos días de caos social incontenido.

Esta “receta” de la extrema izquierda es casi invencible en las actuales circunstancias políticas y se compone de los siguientes “ingredientes”:

1) Es una fuerza anónima que se puede desplegar por etapas. Primero aparecen inofensivas “familias” y plebe pacífica, pero detrás están los violentos que pueden ser lanzados a la acción destructiva y mortífera cuando la oportunidad haya llegado.

2) Los jefes de esas movilizaciones son agitadores poco conocidos o fácilmente reemplazables entrenados para la acción subversiva y cuentan con el apoyo intelectual de periodistas y comentaristas que multiplican por mil el efecto político de cada embestida. Y lo que es peor, entre esos dirigentes hay sacerdotes y miembros de la Jerarquía “católica” que proveen la filosofía de la subversión revistiéndola de un ropaje pseudo-cristiano. Entre ellos, duele decirlo, está el mismo Papa.

3) Una técnica operativa largamente estudiada y aplicada en todos los asaltos al poder realizados por el comunismo, desde el siglo XIX hasta la fecha siendo su más exitoso exponente la revolución rusa de 1917.

4) El complejo demagógico de las “autoridades democráticas” que, en el fondo, simpatizan con la izquierda y han aprendido en carne propia o ajena que la “represión” de la subversión social tiene “mala prensa” y peor final para ellas que de tantas maneras han colaborado para fomentarla. Estas “autoridades” se han rendido siempre a esos atropellos anónimos supuestamente “populares” y han desalentado a los integrantes de la Fuerza Pública para que no actúen, dejándolos sin preparación para esas eventualidades y hasta ordenándoles expresamente un suicida “dejar hacer, dejar pasar”.

5) Esa apariencia de “espontaneidad popular” cuenta, además, a) con una difusa simpatía del resentimiento social creado por los políticos, especialmente los peronistas, por la “intelligentzia” de izquierda que domina los medios de comunicación y ha contaminado a grandes sectores de la población; b) con la sorda indignación de mucha gente pacífica pero gravemente ofendida por los atropellos sufridos de parte de los malos gobiernos, como sin duda lo es el de Macri que no ha dejado injusticia por cometer en perjuicio de los más pobres y de la clase media; y c) el odio de los malos que quieren destruir lo que queda de la antigua civilización cristiana.      

Le menciono algunos de los artículos en que denuncié esta maniobra con suficiente claridad, no todos porque son muchos : Nro. 712, 6/4/2006 “Ahora, el caos social”; Nro. 1513, “¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?”; Nro. 1368, 15/1/2016, “Gravísima revelación”; Nro. 1578, 13/9/2018, “Macri, pase lo que pase y cueste lo que cueste”; Nro. 1648, 25/9/2019, “Cómo va surgiendo un “trotzky” porteño después del “kerensky” Macri”. Si quiere comprobar que lo que está pasando era previsible, aunque nadie o pocos lo querían prever, lea esos artículos.

Conclusión: los acontecimientos de Ecuador y de Chile y la inminente caída de la argentina en la antesala próxima del caos social bajo cualquiera de los candidatos que se perfilan, constituyen un indicio de que la suerte de Iberoamérica está echada. Sólo un milagro de Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona de América, puede salvarnos. Pongámonos bajo su misericordiosa protección y si queremos ser escuchados, volvamos a ser católicos de verdad.

Cosme Beccar Varela

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 22, 2019


 

Viaje a lo desconocido

Share

 

Los cubanos decidirán si el país adoptará la reforma más significativa de su constitución en más de cuarenta años. Las reformas, que incluyen el reconocimiento de la propiedad privada y la inversión extranjera, invitan a una nueva era para la isla comunista. Pero los cambios, que se espera que pasen, pueden ser más sobre mantener el status quo que una reforma dramática al sistema político de Cuba.
Por su parte, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ha dejado claro que la constitución revisada, aprobada en diciembre por la Asamblea Nacional, no es un paso hacia una apertura económica o política. “Reafirma el camino socialista del país” y “refuerza la institucionalidad”.

Fidel Castro

Raúl Castro

Si bien la nueva versión de la constitución reconoce la propiedad privada y la inversión extranjera, ambas siguen reguladas y subordinadas al gobierno cubano, que en última instancia controla la economía. Las reformas, después de todo, fueron redactadas por una comisión liderada por el ex presidente Raúl Castro.
“De hecho, la mayor parte del documento ratifica la forma actual de gobierno y reafirma el carácter dominante del partido comunista como el único partido legalizado”, dijo Jorge Duany, director del Instituto de Investigación Cubano en la Universidad Internacional de Florida.
Otros expertos sugieren que los cambios constitucionales son una forma de prevenir un colapso económico mayor que podría poner en peligro el control del poder del gobierno comunista. El gobierno de Raúl Castro ya había legalizado la propiedad privada en 2010 cuando introdujo una serie de reformas de mercado destinadas a paliar la crisis económica de Cuba durante décadas, que solo se vio exacerbada por la caída de las importaciones provenientes de Venezuela. El intercambio comercial entre ambos países disminuyó de aproximadamente $ 8.5 mil millones en 2012 a $ 2.2 mil millones en 2017, según la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba. Esto, junto con una asociación fracturada con Brasil, la reintroducción de las sanciones por parte de la administración Trump y los huracanes puso al gobierno de partido único en un lugar difícil que hizo que algunos de los cambios descritos en la nueva constitución fueran necesarios.
“El gobierno cubano están cambiando porque están bajo una enorme presión”, dijo Peter Hakim, presidente emérito y miembro principal del Diálogo Interamericano. “Saben que sin cambiar las reglas económicas del juego hay muy pocas posibilidades de sostener algo como un sistema socialista y comunista”.
Una forma en que Cuba ha hecho esto ha sido permitiendo la posibilidad de trabajar por cuenta propia a través de pequeñas empresas, desde bed and breakfast hasta tiendas turísticas. Sin embargo, el gobierno evita que estas empresas prosperen con altos impuestos al empleo y falta de garantías, dijo Carmelo Mesa-Lago, profesor emérito de economía y estudios latinoamericanos en la Universidad de Pittsburgh que editó un libro sobre el sector no estatal de Cuba.

Díaz Canel

Peter Hakim

Mesa Lago

El comunismo cubano entiende que la inversión extranjera es muy necesaria pero el gobierno no quiere que las empresas autónomas se hagan ricas porque piensan que el poder económico conduce al poder político.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 22, 2019


 

¿LA HISTORIA PUEDE ENSEÑARNOS SOBRE EL CAPITALISMO, EL SOCIALISMO Y LA DESIGUALDAD?

Share

 

El capitalismo basado en el motivo de lucro y la propiedad privada se supone que proporciona los mejores resultados económicos para todos. A medida que los propietarios de la industria y el comercio se enriquecen, proporcionan empleo para el resto de la población. Todos compartimos el crecimiento económico, incluso si los propietarios obtienen una mayor participación. La metáfora “una marea creciente levanta todos los botes” describe esta explicación de cómo debería funcionar el capitalismo.
Los defensores del socialismo argumentan que solo los dueños del capital se benefician de tal sistema. La gran mayoría de la gente trabaja para el beneficio de unos pocos. Proponen un sistema económico basado en la propiedad social y una distribución más equitativa de los beneficios.
Estas teorías en competencia tienden a dejar de lado el papel del gobierno en la configuración de una economía e influir en la distribución de la riqueza. En todos los sistemas económicos, el estado alienta y restringe la actividad económica y canaliza las ventajas económicas a grupos de población seleccionados.
En todos los sistemas reales existentes que se han llamado socialistas, la propiedad social ha significado en la práctica la propiedad del gobierno. En todos los casos, desde la creación de la Unión Soviética, los gobiernos socialistas han estado dominados por un solo partido político, que no ha permitido ningún desafío a su poder. Inevitablemente, esto ha llevado a la corrupción del ideal de propiedad popular de la economía. Los responsables de los gobiernos socialistas se han otorgado a sí mismos y a sus simpatizantes más cercanos los privilegios económicos negados a la población en general, desde el acceso especial a bienes y servicios de los miembros del Partido Comunista en la Unión Soviética y sus satélites de Europa del Este hasta la acumulación de riqueza. Por las principales familias de la China comunista.
La ausencia de democracia, la brutal represión de las ideas críticas y las continuas debilidades económicas de los sistemas soviéticos llevaron a su colapso en 1989. Pero no todos los estados socialistas tuvieron tanto éxito. China, que tenía una de las poblaciones más pobres del mundo durante la primera mitad del siglo XX, casi ha erradicado la pobreza extrema, según el Banco Mundial. Si bien la economía cubana es una de las más controladas por el gobierno en el mundo, el nivel de pobreza es muy bajo y la educación y la atención médica son altas.
En los Estados Unidos, el capitalismo a veces ha trabajado para hacer que todos los barcos suban. Un estudio notable del año pasado sobre la historia del ingreso nacional, escrito por los principales investigadores franceses sobre la desigualdad del ingreso, Thomas Piketty, Emmanuel Saez y Gabriel Zucman, muestra que, desde 1946 hasta 1980, el ingreso real se duplicó en todo el espectro económico. Ese fue también un período de crecimiento económico extraordinario: ganancias de más del 5% en el producto interno bruto durante la mayoría de los años, y en ocasiones más del 10%. La tasa impositiva máxima sobre los ingresos para los estadounidenses más ricos fue superior al 85% hasta 1964, y luego del 70% hasta 1980. Sin embargo, el 0,01% superior triplicó sus ingresos después de impuestos en este período.
Pero desde 1980, la historia ha sido muy diferente. Los ingresos de la mitad más pobre de los estadounidenses se han mantenido completamente estancados. La mitad superior ha visto crecer sus ingresos, pero la mayor parte de ese crecimiento ha estado en lo más alto: los ingresos del 1% superior se han triplicado, y esa pequeña porción rica gana casi el doble antes de los impuestos que toda la mitad inferior. Los pocos miles de familias en el .001% superior han multiplicado sus ingresos 7 veces. Nuestro impuesto a la renta graduado, junto con otros pagos basados ​​en los ingresos como Medicaid, redistribuye el dinero hacia la parte inferior, pero eso apenas resiente la enorme desigualdad.
Eso se debe a elecciones políticas. La tasa impositiva máxima ha disminuido de manera constante, al 50% en 1982, al 40% en 1993, al 35% en 2003. La tasa impositiva sobre las ganancias de capital de las acciones, que casi todas van a los estadounidenses más ricos, también ha caído del 40%. al 20%. Después de casi triplicarse de 1940 a 1970, el valor real del salario mínimo ha caído desde entonces. Una de las políticas políticas menos discutidas pero más importantes que contribuyen a la creciente desigualdad es la capacidad de los muy ricos para ocultar sus ingresos en refugios fiscales internacionales. La filtración de los llamados papeles de Panamá trajo el uso ilegal de los paraísos fiscales a la atención internacional: el anunciante anónimo dijo que estaba motivado por la “desigualdad de ingresos”. Se estima que el 10% del PIB mundial se mantiene en bancos offshore, incluido aproximadamente el 8% del PIB estadounidense.
Las corporaciones han contribuido a aumentar la desigualdad al aumentar los ingresos de la alta dirección. Los CEO ganaron alrededor de 30 veces el ingreso de un trabajador típico en 1980. Esa proporción se ha disparado a 300 veces el salario promedio.
Las opciones políticas continúan ampliando el abismo económico entre unos pocos y muchos. La reforma fiscal republicana de 2017 benefició principalmente a los ricos, especialmente duplicando la cantidad de dinero que se puede dejar en una finca sin impuestos, ayudando a unos pocos miles de familias.
La creciente desigualdad no es solo un problema estadounidense, sino un problema global que sigue empeorando. Entre 2010 y 2016, la riqueza total de la mitad más pobre de la población mundial se redujo en más de un tercio. En este momento, el 1% más alto del mundo posee más que el resto de nosotros. La economía mundial sigue creciendo, pero los yates de los más ricos están desapareciendo de la vista. Desde el año 2000, la mitad inferior de la población mundial ha recibido alrededor del 1% del aumento de la riqueza mundial. El 1% superior tomó la mitad de ese crecimiento. Los 8 hombres más ricos del mundo poseen ahora tanto como la mitad más pobre de la población mundial, 3.600 millones de personas.
La creciente desigualdad en los Estados Unidos ha provocado una discusión más fuerte. Los conservadores intentan descarrilar las discusiones políticas sobre la desigualdad económica al hablar de la “política de la envidia”. Mitt Romney, como candidato presidencial en 2012, criticó la preocupación del presidente Obama por los pobres: “Creo que se trata de la envidia. Creo que se trata de guerra de clases. Cuando tiene un presidente que alienta la idea de dividir a Estados Unidos en base al 99 por ciento en comparación con el 1 por ciento, y las personas que han tenido más éxito estarán en el 1 por ciento, han abierto una nueva ola de enfoques en este país que es totalmente inconsistente con el concepto de una nación bajo Dios ”. Las diatribas temibles sobre los fracasos del“ socialismo ”están diseñadas para apoyar el status quo.
Es un error común de izquierda y derecha hablar del capitalismo y el socialismo como si hubiera solo dos opciones. Los sistemas socialistas de partido único en los países menos desarrollados no han funcionado bien en el último siglo. El capitalismo que se practica en los Estados Unidos y en muchas otras naciones ha beneficiado principalmente a quienes ya son ricos. Las naciones en las que todos los ciudadanos se benefician del crecimiento económico han combinado elementos de economías de mercado, propiedad privada y políticas políticas que mitigan la desigualdad. En Europa occidental, la atención de la salud pública, la educación universitaria casi gratuita, los impuestos progresivos más fuertes, los salarios mínimos más altos y la inclusión de los sindicatos en la toma de decisiones corporativas dan como resultado una desigualdad mucho menor y poblaciones mucho más felices.
Ningún político estadounidense defiende el reemplazo del capitalismo. Las elecciones políticas de los últimos 40 años han debilitado nuestra economía nacional y nuestra unidad política al favorecer a los ricos. La marea creciente está saturando demasiados barcos estadounidenses. Es hora de una política diferente.

 

Steve Hochstadt es profesor de historia en el Illinois College en Jacksonville, Illinois. Se unió a la facultad en 2006 después de enseñar durante 27 años en Bates College en Maine. Él ha hecho una extensa investigación sobre los refugiados judíos que huyeron a Shanghai. Influenciado por sus abuelos, judíos vieneses que huyeron del Holocausto y emigraron a Shanghai, Hochstadt realizó 100 entrevistas con ex refugiados que ahora viven en los Estados Unidos y Europa. Sobre la base de sus estudios, escribió varios libros sobre el Holocausto y especialmente sobre los refugiados judíos en Asia. Hochstadt ocupa el cargo de tesorero en el Instituto Sino-Judaico, una organización sin fines de lucro que promueve la cooperación en asuntos de interés mutuo histórico y cultural entre el pueblo chino y el pueblo judío. Steve Hochstadt es un colaborador frecuente de LA Progressive, una revista sobre justicia social.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 22, 2019


 

Tesoro Cubano

Share

 

 

Los cubanos los usan para pescar, fermentar vino, arreglar ruedas pinchadas o atar pelo.

.

Décadas de sanciones comerciales por parte de los Estados Unidos y una economía centralizada de estilo soviético disfuncional significan que los pasillos de las tiendas de Cuba a menudo son desiertos. Y cuando la mercadería está disponibles, las importaciones que se venden se realizan con un marcado aumento por el estado o en el mercado negro pueden ser demasiado costosas para aquellos con un salario estatal promedio de $ 30 por mes, siendo optimistas.

Sin embargo, como comentaba un conductor de taxis originario de La Havana, residente de Gotha, Florida, en Cuba todo lo repara uno mismo, o lo repara uno mismo. Para esto, un simple elemento se ha convertido en un bien preciado.

Los condones de látex se han convertido en la última herramienta multipropósito en la isla de gestión comunista, donde la escasez de productos básicos ha obligado a los lugareños a convertirse en maestros de la invención.

Los condones, tanto los que se producen en el país como los importados de Asia, tienen una oferta relativamente abundante, en parte debido al enfoque del país caribeño en la salud sexual.

Los subsidios del gobierno significan que son baratos; una caja de tres condones cuesta solo un peso cubano (alrededor de 4 centavos de dólar). Debido a esta cotización, el preservativo está al alcance de todos, y todos hacen magia.

Bandas elásticas para el pelo, un globo que ayuda a los pescadores a lanzar la línea mar adentro desde la costa o para experimentos científico-empresariales… tal vez, en este último rubro, el uso más idiosincrásico para los condones es el de Orestes Estévez. En su improvisada bodega en su casa de La Habana, él cubre las botellas de jugo de uva con condones.

El caucho se infla y se vuelve erecto a medida que la fermentación libera gases; cuando se colapsa, el proceso está completo. Estevez luego vende el vino en su garaje.

“Realmente aumenta el porcentaje de alcohol y mejora el proceso de fermentación, así como el de la clarificación”, dijo el enólogo casero.

 

.

PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 7, 2018


 

LOS LUJOSOS SPA COMUNISTAS, AHORA SON REFUGIOS PARA GEORGIANOS

Share

 

 

La Unión Soviética garantizó a sus trabajadores el “derecho al descanso”, presumiendo de más de 180 centros de salud donde podrían rejuvenecer en dos semanas de vacaciones patrocinadas por el estado. El más deseado se sentó en la llamada Riviera Rusa, un paisaje subtropical con cielos azules y palmeras que se abrazan al este del Mar Negro. La construcción de sus 22 sanatorios comenzó en la década de 1920, y en la década de 1980, los trenes rugían diariamente desde Moscú. Cada año, cientos de miles de personas se bañaban en sus manantiales de radón-carbonato-aguas radiactivas que supuestamente podrían curar cualquier cosa, desde eczema hasta infertilidad, incluyendo, en 1951, al propio camarada Stalin.

A pesar de cómo se imagina que son los spas hoy, estas instituciones de la era soviética eran estrictas. Los invitados no podían traer a sus familias. Beber, bailar y hacer demasiado ruido también se desalentaba, ya que podrían restarle a los invitados la capacidad de reflexionar sobre el estado socialista, los beneficios de vivir en libertad (Pese a que estas visitas al spa eran vacaciones mandatorias), o las hambrunas y genocidios, todo inventado por el capitalismo.

Esta región es conocida como Tskaltubo.

Es fácil adivinar lo que sucedió después: la Unión Soviética cayó en 1991, Georgia obtuvo su independencia y la gente dejó de ir a estos centros. El año siguiente, los separatistas respaldados por Rusia en la región de Abjasia se enfrentaron con las fuerzas armadas georgianas en un conflicto de 13 meses que expulsó de sus hogares a 200.000 personas de etnia georgiana. Muchos se refugiaron en los antiguos sanatorios. Según cifras del gobierno de 2014, casi 6.000 personas desplazadas internamente permanecen en ellos; algunos han sido trasladados a nuevas viviendas, pero muchos todavía se ganan la vida en sanatorios desmoronados con tuberías rotas y electricidad, agua y gas limitados.

Los refugiados aparecieron en los edificios, pero luego tuvieron que adaptarse y crear sus propios medios improvisados de supervivencia, como encontrar dónde estaban las tuberías de agua que podían aprovechar, electricidad u otras necesidades.

Los habitantes dan la bienvenida a visitantes a sus casas improvisadas, sus paredes agrietadas adornadas con íconos religiosos y pinturas de paisajes. Los anfitriones ofrecen licores caseros y comparten pan, tomates y salchichas mientras hablaban sobre sus vidas. Muchos cultivan sus propios alimentos, cuidan a los animales y crían hijos y nietos que nunca han conocido la vida en otro lugar.

Eso podría cambiar. En los últimos años, el gobierno vendió un par de complejos de sanatorios a empresas privadas para convertirlos en hoteles; sueña con hacer de estas áreas un destino turístico una vez más. Pero por ahora, los ocupantes ilegales, huertas, gallineros y el ganado permanecen.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 26, 2018


 

Por qué Bergoglio nunca será Wojtyla

Share

 

fabian11 Por Fabian Kussman.

 

El primer Papa polaco en la historia, y el primer no italiano en 456 años, tenía 58 años cuando el Colegio de Cardenales lo eligió para dirigir la Iglesia Católica Romana y jugó un rol muy activo en la lucha contra el comunismo que debió soportar en carne propia. El primer Papa americano…no.

[five_sixth_last padding=”0 0 0 30px”]

 

Karol Wojtyla apenas tenía menos de veinte años cuando la Alemania nazi invadió Polonia en 1939, y este régimen lo forzó a realizar trabajos manuales pesados, primero picando piedras en las canteras, y más tarde como un operario de una planta química. Pero Wojtyla se negó a inclinarse ante la propaganda nazi y como primera medida se acopló a la UNIA, un movimiento de resistencia clandestina que intentaba salvar a los judíos del Holocausto. Un año después del final de la Segunda Guerra Mundial, el futuro Papa fue identificado como un problema para las autoridades del Partido Comunista en Polonia. Un buen número de sacerdotes polacos estaban actuando en nombre del régimen, que les instruyó para grabar todo y tomar apuntes de cualquier cosa sobre Wojtyla, incluyendo qué ropa interior llevaba y qué comida era su favorita. Cuando fue nombrado cardenal en 1967, Karol Wojtyla había estado bajo vigilancia por la policía secreta en Varsovia durante más de 20 años. El Partido Comunista tenía la esperanza de recopilar información que pudiera usarse como chantaje y lograr así forzar al sacerdote a retribuir con favores el silencio, pero no pudieron encontrar o fabricar ningún delito.

Después de la Segunda Guerra Mundial, los soviéticos liberaron y ocuparon Polonia. Este nuevo diseño geográfico trajo más represión, pero durante más de tres décadas, Wojtyla promovió el cristianismo y la libertad religiosa bajo la amenaza de un gobierno intentando aplastar cualquier oposición al sistema totalitario ateísta. Cuando llegó a ser Papa en 1979, Juan Pablo II se dirigió a la Asamblea General de los Estados Unidos y desafió al mundo libre a defender los derechos humanos. Más tarde advirtió a las autoridades comunistas que el papado los observaría de cerca. Después de esto, el Papa visitó Polonia y el pueblo respondió a su visita con la lealtad de años de sufrimientos compartidos, banderas con el lema del partido comunista “El Partido es para el pueblo”, pero sumándole una frase más: “… pero el pueblo es para el Papa.”

Cuando el Pacto de Varsovia planificó una invasión y detención masiva de los líderes de Solidaridad -el sindicato no gubernamental polaco-, Wojtyla intervino escribiendo directamente al presidente soviético, Leonid Brezhnev, dando su apoyo a Solidaridad y advirtiendo contra las consecuencias de tal acción. El Papa Juan Pablo II fue una de las figuras históricas clave, junto con Ronald Reagan y Margaret Thatcher, a quienes se atribuye el fomento del colapso de la Unión Soviética y la Cortina de Hierro. El apoyo material, espiritual y financiero al mencionado movimiento Solidaridad, liderado por Lech Walesa, quien más tarde le atribuyó el éxito de la agrupación. Muchos reconocen el papel crítico de Wojtyla, en Polonia y en otros lugares, para ayudar a derribar a los gobiernos comunistas de Europa del Este, poniendo así fin pacíficamente a la Guerra Fría.

Desde que se convirtió en el Papa Francisco en 2013, el primer Papa de América Latina ha hablado a menudo en defensa de los pobres y contra el capitalismo desenfrenado. En un discurso en Bolivia denunció un sistema que ha impuesto la mentalidad de lucro a cualquier precio, sin preocuparse por la exclusión social o la destrucción de la naturaleza.

“Este sistema ya es intolerable: los trabajadores agrícolas lo encuentran intolerable, los trabajadores lo encuentran intolerable, las comunidades lo encuentran intolerable, los pueblos lo encuentran intolerable. La tierra misma, nuestra hermana, la Madre Tierra, como diría San Francisco, también la encuentra intolerable “, dijo Bergoglio en su oportunidad.

El discurso del Papa fue precedido por largos comentarios del presidente boliviano de extrema izquierda Evo Morales, que llevaba una chaqueta adornada con la cara del revolucionario argentino Ernesto “Che” Guevara (El conocido asesino del régimen comunista de Castro en Cuba), ofrendándole una curiosa cruz realizada con un martillo y una hoz. Ante esto, Federico Lombardi, el portavoz del Vaticano, elucidó que el Papa Francisco no tuvo una particular reacción negativa al crucifijo con la hoz y el martillo que el presidente boliviano le había durante su visita al palacio presidencial en La Paz.

No soy una persona religiosa, si usted lo es, espero no se sienta agredido -más aún si es católico-, pero en su tránsito en Cuba, Francisco dejó el país luego de una conversación con un dictador comunista explícitamente anticristiano, mientras ignoró a los muchos disidentes -devotos de su misma fe- que pretendían concertar una reunión. Bergoglio, entonces, incluso sugirió que los que lo acusaban de idiotez o tendencia política son extremistas que lo evalúan sobre la base de sus zapatos en lugar de sus ideas.

El actual representante de Dios en la tierra fue investigado y acosado por el régimen de los Kirchners y sus secuaces en Argentina. Las Abuelas de Plaza de Mayo reclamaron ante un tribunal que intervenía en el caso de bebés nacidos en cautiverio la citación a declarar del entonces Cardenal Primado de la Argentina, Jorge Bergoglio. La gran mayoría cambió de opinión sobre él (o escondieron su opinión) cuando Bergoglio pasó a ser Francisco, excepto -claro- Horacio Verbitsky que solo se limitó a confundir con sus ideas a Estela de Carlotto. “me estaban informando mal desde sectores que yo creía que eran serios”, decía la dirigente apropiadora de los Derechos Humanos en Argentina, allá sobre finales del año 2014 “luego salen sectores que informan la verdad y uno rectifica el pensamiento”

Lo que es claro es que el Papa Francisco no es un admirador del Capitalismo. Está autorizado a exclamar sus ideas, por supuesto. En su opinión este sistema tan norteamericano -y no ideologías populistas o cleptocracias (¿Son sinónimos?)- han oprimido al Hombre. Hombre que debe abandonar su arrasado territorio para encontrar trabajo en suelos capitalistas…

[/five_sixth_last]

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 25, 2017


VACLAV HAVEL, o EL HOMBRE QUE HIRIÓ AL COMUNISMO

Share

“Los derechos humanos ahora deben anteponerse a los derechos estatales”.

Vaclav Havel.

 

[five_sixth padding=”0 0 0 20px”]

Caía el Muro de Berlín y comenzaba a debilitarse el Imperio Soviético, pero otro evento -tal vez con menor sonido- se gestaba en Praga y fue igualmente profundo. En ese entonces, el dramaturgo y filósofo Vaclav Havel fue juramentado como presidente de Checoslovaquia y declaraba uno de los discursos más conmovedores que se escucharan: “Ciudadanos, tu gobierno ha vuelto a ti”.

Raramente se reconoce hoy en día a Vaclav Havel como una de las tres grandes figuras -junto con, directa o indirectamente, Lech Walesa y Mikhail Gorbachev- que desempeñaron papeles claves en la lucha contra el Comunismo.  En el caso de Havel, un hombre que no tuvo mucha prensa, se puede esperar que algún día se reintroduzca esta importante figura en la historia moderna y en las retinas de una nueva generación.

Havel nació en el privilegio. Su abuelo hizo una fortuna en la especulación de la tierra, pero Havel tenía 12 años cuando el régimen comunista se apoderó de los bienes de la familia en 1948. Como “burgués” se le negó la educación formal más allá de la escuela primaria; Se convirtió en un autodidacto impresionante. Havel estaba destinado, por antecedentes y por elección, a oponerse al Estado comunista. En su adolescencia se convirtió en un actor en un teatro de Praga y comenzó a escribir obras de teatro en su tiempo libre, sátiras elípticas y absurdas sobre la burocracia, que eran populares en el extranjero, pero nunca se les permitió ser escenificados en Checoslovaquia. Más conocido como ensayista, la gran visión de Havel, que influyó a todos los disidentes en Europa del Este, es difícil de explicar a las personas que viven en una democracia liberal. Bajo un sistema totalitario en el que, como el mismo Havel alguna vez afirmó, “el Estado tiene un puesto de avanzada en la mente de todos”, una protesta eficaz es pasar por alto lo oficial en la medida de lo posible.

En los años 70 -después de que los miembros de una de sus bandas de rock favoritas fueran arrestados – Havel se dedicó cada vez más al activismo. Él escribió peticiones interminables al gobierno, entre la línea más dura en el bloque del este, y dirigió cada grupo de la protesta. Cuando en 1979 describió el período desde que los tanques rusos aplastaron la primavera de Praga como “los años de olvido”, fue encarcelado durante cuatro años.

Un puñado de disidentes no derribaron físicamente la Cortina de Hierro, aunque desempeñaron un papel valeroso. Una serie de factores
estuvieron involucrados: los soviéticos perdieron una guerra en Afganistán, la caída de los precios del petróleo en los años ochenta. Havel havel1tampoco parecía un líder carismático. Era corto, tenía un andar incómodo y se parecía a un profesor distraído. Pero tenía un talento indiscutible como hombre de acciones revolucionarias, autoridad moral intachable y táctica al intentar poner el comunismo fuera del poder. Entre sus efectivos movimientos, debió sufrir la cárcel y el desequilibrio mental de su esposa por semejante injusticia.

Pocos tenían el estómago para luchar contra el comunismo debido al poder brutal que estos ejercían. Muchos checos y eslovacos resolvieron hacer lo mejor de una mala situación y habituarse a la tempestad. No fue la decisión del señor Havel: las palabras eran sus armas, y tenía la intención de usarlas. A comienzos de 1975, escribió una carta cáustica al líder comunista Gustav Husak, diciendo que la “calma” que las autoridades consideraban su gran logro era en realidad una “inercia hambrienta … como la morgue o una tumba”. Bajo la tapa del ataúd del comunismo, el país se estaba pudriendo: “Es lo peor de nosotros que se está activando y ampliando sistemáticamente: el egoísmo, la hipocresía, la indiferencia, la cobardía, el miedo, la resignación y el deseo de escapar de toda responsabilidad personal …”

Havel emergió como uno de los líderes del movimiento de oposición de noviembre, también conocido como la Revolución de Terciopelo, que provocó el fin del gobierno comunista. Fue electo Presidente de Checoslovaquia el 29 de diciembre. En 1990, El nuevo Parlamento, escogido libremente, lo reeligió el 5 de julio. Como Presidente de la República Federativa Checa y Eslovaca, estableció nuevas relaciones con muchos líderes mundiales y ayudó a sentar las bases de la nueva política exterior de Checoslovaquia. Olga Havlová -su esposa- fundó la Fundación Olga Havel, que brinda asistencia humanitaria a personas con problemas de salud a largo plazo. En su mandato, siempre despertó interrogantes sobre como un hombre con poca experiencia en administración pudiera tomar medidas ejecutivas. Superó las dudas, pero -no todo es perfecto- cometió un grueso error: Se quedó en el escenario demasiado tiempo. Su logro duradero fue asegurar una transición ordenada a una democracia genuina, a diferencia de otros países del antiguo bloque soviético. En el lado de débito, como reconoció Havel, no logró impedir el divorcio entre la República Checa y Eslovaquia en 1992.

Su objetivo era asegurar que su país regresara a Europa. Si se hubiera retirado cuando la República Checa estuviera en camino a la pertenencia a la OTAN y a la Unión Europea, ambas causas altamente populares, podría haber dejado el cargo con su dignidad intacta. En cambio, continuó durante 13 años, enfermo durante largos períodos y dependiendo de una variedad de drogas estimulantes y analgésicas. ¿Por qué se aferró cuando no necesitaba el poder y a su vez el país demandaba nueva energía?  Havel no estaba corrompido por el poder. Pero es difícil no concluir que fue seducido por la creencia de que era insustituible.

Era el más irritante de los políticos, pero a su vez el más seductor. Era difícil obtener una respuesta directa de un hombre que en medio de una frase sobre los males del comunismo cambiaría el tema trayendo a la conversación las letras de John Lennon o preguntar sobre el significado de la vida, y parecer estar genuinamente interesado en una respuesta. Y cómo muchos en el mundo político podrían admitir simplemente que en el ejercicio del poder “Yo parezco cada día más imbécil”.  A diferencia de la mayoría de los demás, Havel podría exhibir su vida y su carrera política para explicar la inutilidad de muchos dirigentes en ese ámbito.

 

Vaclav Havel nació en Praga, el 5 de octubre de 1936. Fue un político, escritor y dramaturgo checo. Fue el último presidente de Checoslovaquia y el primer Presidente de la República Checa. Murió en Vicice el 18 de diciembre del 2011, a los 75 años de edad.

 

[/five_sixth]

[one_sixth_last padding=”0 0 0 20px”]


fabian1

Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Enero 22, 2017

[/one_sixth_last]


EL QUE QUIERE COMUNISMO, QUE LE CUESTE

Share

 

fabian11Por Fabian Kussman.

La famosa y tan promocionada distribución real de la riqueza a menudo se ha comparado con un hipotético ideal o utopía, en lugar de la experiencia real en cualquier país, en cualquier momento de la historia.

Muchos occidentales una vez creyeron que los ingresos eran casi iguales en la antigua Unión Soviética, por ejemplo. Ahora sabemos que existían sustanciales privilegios para unos pocos elegidos, basado en el poder político en lugar de la contribución económica. Incluso al margen del soborno y la corrupción, el acceso especial a la atención de salud, educación, vivienda y tiendas especiales se concede a menudo a la jerarquía del Partido Comunista y la clase burocrática. En todos los casos, una porción de la población ha sido subvencionada. En ciertos casos la policía para atender los designios del dictador (Venezuela), el ejército (La Unión Soviética, la Venezuela de Chávez, la Cuba castrista) grupos paramilitares (La China de Mao) o sectores ciudadanos a cambio de un voto (La Argentina K)

A finales de los años 70, sólo un puñado de mandatarios de izquierda en occidente siguió defendiendo dictaduras como la Unión Soviética de Stalin, la China de Mao, la Cuba de Castro, o Corea del Norte, Kim Jong-il (Si, aquel que en un juego de golf podía hacer 18 hoyos con un solo golpe).

En los últimos años, el romanticismo anterior de la izquierda del comunismo a veces que ha sido recuperado con un disfraz, pero en realidad es un socialismo-populista que maquilla a ladrones. Este socialismo-comunismo suena mejor bajo esa denominación, pero no lo es. Otros han cambiado a idealizar una edad de oro del pasado. En los EE.UU., por ejemplo, se dice que la edad de oro de la equidad se produjo entre 1930 y 1973. Sin embargo, en Estados Unidos manda la eficiencia y quien no se prepara para competir, sufre.

El discurso populista siempre hace alusiones a la justicia social. Se emplea a menudo para sugerir que una mayor fracción de los beneficios de la economía (alimentos, vivienda, atención de salud, etc.) puede y debe ser distribuido por el gobierno en lugar de por los mercados. En teoría, se podrían entregar todos nuestros ingresos a los funcionarios elegidos democráticamente y dejarlos decidir quién obtiene qué. Sin embargo, la distribución sobre la base de criterios políticos, no es necesariamente el más conveniente. Sospeche usted donde terminara su sueldo si le entregara un sobre a José López -ex secretario de obras públicas del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, hoy entrenando para las próximas olimpíadas en lanzamiento de maletas-.

El mejor ejemplo de las distribuciones puede darse en Cuba, donde ciudadanos que ganan veinte dólares por mes distribuyen habitaciones en lujosos hoteles, sin tener oportunidad de reservar una para ellos. O un granjero especializado en cultivo de tabaco que debe distribuir el 90% de sus ingresos entre funcionarios del gobierno y hacer magia para distribuir las plantas en su campo para su nueva cosecha con mil dólares, 10% de lo que podría haber recaudado en un año.

Es decir, la distribución de la riqueza en países comunistas, o populistas, es en sentido inverso. El pueblo distribuye sangre, sudor y lágrimas (Y sus alcancías) para que los líderes los puedan seguir extorsionando.

Napoleón -el cerdo, no el militar francés- la tenía clara.