LO MÁS LEÍDO . Octubre 22, 2019

Share

Las noticias más leídas en PrisioneroEnArgentina.com. Las más comentadas, las más polémicas. De que está la gente hablando…

REINICIO Octubre 21, 2019 00.00 HORAS –
HORA DE CONTROL Octubre 22, 2019 23.28 HS

ID Title Link Visits
1 Home Page / 802,463
2 EL FIN DEL SER (Publicada Octubre 21, 2019) /index.php/2019/10/21/el-fin-del-ser/ 267,928
3 POR QUÉ NO VOY A VOTAR A NINGÚN CANDIDATO (Publicada Octubre 21, 2019) /index.php/2019/10/21/por-que-no-voy-a-votar-a-ningun-candidato/ 128,833
4 CURSO DE INTRUDUCCIÓN A LA POLEMOLOGÍA (Publicada Octubre 20, 2019) /index.php/2019/10/20/curso-de-introduccion-a-la-polemologia/ 125.582
5 AMITYVILLE (Publicada Octubre 14, 2019) /index.php/2019/10/14/60116/ 108,902
6 EL DÍA QUE EL CARTEL PUSO DE RODILAS A MEXICO (Publicada Octubre 19, 2019) /index.php/2019/10/19/el-dia-que-el-cartel-puso-de-rodillas-a-mexico/ 55,577
7 SEGUNDO DEBATE PRESIDENCIAL . Video Completo (Publicada Octubre 20, 2019) /index.php/2019/10/20/segundo-debate-presidencial-video-completo/ 54,968
8 GLORIA Y MUERTE DE CHRIS KYLE, “LA LEYENDA” (Publicada Octubre 5, 2019) /index.php/2019/10/05/gloria-y-muerte-de-cris-kyle-la-leyenda/ 49,559
9 Darío Lopérfido y la decadencia de los viejos referentes de organismos de “Derechos Humanos” (Publicada Octubre 20, 2019) /index.php/2019/10/20/dario-loperfido-y-la-decadencia-de-los-viejos-referentes-de-organismos-de-derechos-humanos/ 46,984
10 HOFFA (Publicada Octubre 19, 2019) /index.php/2019/10/18/hoffa/ 37.058

 


PrisioneroEnArgentina.com

Octubre 22, 2019


 

ARGENTUTÓPICA, ARGENTINA Y LA “INTERPRETACIÓN” DE LAS LEYES

Share

 

Por

MARÍA FERREYRA KUSSMAN

 

En Argentutópica, una persona es inocente hasta que se prueba lo contrario, algo poco visto en Argentina. Otra variación más -si se quiere- vulgar deambula por los corredores caminados por los hombres de leyes la frase que dice que más vale un culpable suelto que un inocente preso. Tal vez, es por ello por lo que, hay que estar de acuerdo con el precandidato Alberto Fernández cuando dice que no entiende por qué Julio DeVido esta en prisión cuando debería estar en libertad aguardando su juicio.

También es interesante, el cruce de palabras entre ex titular de Cultura Darío Lopérfido y el periodista Pablo Duggan, quienes tienen distintas visiones sobre el mismo “producto”

Ahora bien, ingreso en un terreno muy personal. Respecto a prisiones preventivas y estar sin condena, me afecta dado que mi esposo es un damnificado por esta particular interpretación de la misma. El Código de Procedimiento Penal establece un período de dos años -excepcionalmente tres- para estas prisiones preventivas, mientras en casa (Cárcel) vamos camino a celebrar el quinto aniversario privado de la libertad, cuando mi marido, Claudio Kussman, siempre estuvo a disposición de la justicia. La causa es desconocida en su totalidad pese a reiterados pedidos de elementos de pruebas. No secuestró, torturó o asesinó a ciudadano alguno, pese a que un juez, por portación de uniforme o prestación de servicio en una localidad específica, infirió haber tenido participación en los mal llamados casos de lesa humanidad.

 

 

Lopérfido

Duggan


PrisioneroEnArgentina.com

Julio 17, 2019


 

Por qué voy a votar por Gomez Centurión en las PASO

Share

 

 Por Dra. ANDREA PALOMAS ALARCÓN

 

Nos asustan con el lobo “viene el lobo feroz y todo lo demás no importa” pero por otro lado nos dicen que las PASO son “testimoniales” y querían sacarlas.

Pues yo voy a dar testimonio.

Nos quieren asustar pero el asustado es el gobierno porque hizo casi todo mal y lo sabe. Nos defraudó y lo sabe  y también sabe que si gana la otra opción, no sólo el país se irá por el drenaje sino que ya hay quien se prueba el traje de Ministro de la Venganza.

Es cierto que el kirchnerismo es peor pero este gobierno nos defraudó en muchos aspectos. Particularmente estoy harta de su veleidad, de querer hacer algo bien pero, como el agua, transitar el camino que ofrece menos resistencia. Nos defraudaron a todos los que creímos que iban a terminar con el “curro de los Derechos Humanos”, nos defraudaron a los que creímos que iban a terminar los juicios cirko de “lesa humanidad”, las prisiones preventivas perpetuas y la discriminación legal hacia un grupo con identidad propia lo que HOY, que está vigente el Estatuto de Roma, constituye un delito de lesa humanidad. Y no vengan con que es un problema del Poder Judicial. Ni siquiera dejaron de ser querellantes en esos juicios-cirkos

Gómez Centurión

Macri

Me harté de que Macri vaya al Parque de la Memoria, que lleve a dignatarios extranjeros y tire flores a los terroristas. Me harté de que le siga dando dinero a las “orgas” de Carlotto y Bonafini que no hacen más insultarlo en cuanto acto, reunión o bautismo de mascota les alcancen un micrófono.

Me harté de Heidi que venía a enfrentarse con los “barones” del conurbano pero dijo “Amén” a imponer por ley la mentira de los 30.000; que le da comisarías y dinero a Carlotto que también la insulta en cuanto se da la vuelta.

Me harte de esa chantapufi que funge de “fiscal de la República” pero que fue “fiscal del Proceso” y no se quiere acordar. Me harte de Carrió, de que salga cada 4 años en  elecciones a buscar el “voto de la familia militar” cuando fue ella la que arrojó a los presos políticos al calabozo en la época en que se compraban legisladores con el superávit sojero. Me hartó su pose de canchera y su impostado gesto de asco por los corruptos. Me harté de los idiotas útiles que la aplauden como focas y que no quieren darse cuenta de que es una oportunista y una desquiciada.

Me harté del subcomandante Marquitos con su soberbia descafeinada y su barba de dos días, cuidadosamente recortada por una afeitadora que recorta la barba para que quede así, de dos días, de un día… Un bolche rococó que bajó de la Sierra Maestra de algún parque temático.

Me hartó Rodriguez Larreta, sus homenajes a terroristas tanto como su pauta en Página 12 para que no le critiquen las obras inútiles y eternas que sufrimos (y pagamos) los porteños. Me hartó su desprecio por la policía que está a su mando, por la seguridad y el orden. Me harta que prefiera pintar una y otra vez el Cabildo antes que evitar que lo vandalicen.

Me hartaron muchas otras cosas de este gobierno, principalmente su falta de convicciones o su cobardía al defender las que dice tener.

Dice Lopérfido que en las generales tendremos que elegir entre la gripe y el cáncer. Yo creo que tendremos que elegir entre la tuberculosis  y el cáncer pero eso será en las generales. En las PASO, que son testimoniales, voy a dar testimonio de mi hartazgo y mi decepción. Voy a votar a un candidato que creo que tiene algunas cualidades pero que tiene una que lo pone por encima de todos los demás y es que todavía no me mintió. Es un héroe de Malvinas y un hombre que no le ha escapado a temas espinosos que el resto de los políticos cobardes evitan. Habla claro, está contra el aborto y tiene una gestión impecable en la Aduana, lo que no es poco. Tiene valores que comparto, principalmente tiene coraje y no se sale de esta bancarrota moral sin políticos de coraje.

Si en las generales no tendremos opciones quiero ejercer ahora una opción, decirle al gobierno todo esto de una manera que le duela, con el voto.

Quiero aportar mi granito de arena para que salgamos de esta bipolaridad y posicionar un candidato para el futuro, para que tenga entidad y me represente, aunque no sea en el gobierno, al menos en llevar mi opinión a los medios y al resto de la sociedad.

Invito a todos mis conciudadanos a hacer lo mismo y si no votan por Juan José Gómez Centurión háganlo por alguien en quien crean y no por el menos malo. Ya habrá tiempo de apretar el gatillo de la ruleta rusa que nos espera en octubre. 

ANDREA PALOMAS ALARCÓN

 


PrisioneroEnArgentina.com

Ju;op 5, 2019


 

Defendamos la verdad del ex ministro Lopérfido que combate la mentira oficial. No tengamos miedo.

Share

 

 Por Mario Sandoval[1]

 

Desde el primer día que el ex ministro de la cultura de la Ciudad de Buenos Aires y director artístico del Teatro Colon, Darío Lopérfido, se opuso públicamente al relato oficial de los “militantes guardianes detentores de la verdad dogmáticas de los 70, refractarios al principio de duda cartesiana”, y manifestó lo que otros piensan en voz baja pero que él tuvo el coraje de decirlo,  determinó que hasta el gobierno nacional le soltó las manos, lo abandonó como si hubiera cometido un delito, un acto grave en el ejercicio de sus funciones, y nadie lo defendió por decir la verdad. Fue víctima de ataques ad-hominem y ad-personam proveniente de los medios de comunicación, un sector de la sociedad, las mal llamadas organizaciones de derechos humanos, los terroristas de ayer, hoy acérrimos militantes humanistas y recibió el destierro bajo la forma de un cargo diplomático.
No me arrepiento. ¿Por qué me voy a arrepentir de algo que es verdad? (Darío Lopérfido, febrero2019)

En Argentina no hubo 30 mil desaparecidos, se arregló ese número en una mesa cerrada para obtener subsidios“, “La historia argentina dice que los Montoneros construyeron la democracia cuando en realidad la atacaron“, afirmó el Sr. Darío Lopérfido en enero 2016 https://www.perfil.com/noticias/politica/dario-loperfido-polemico-en-argentina-no-hubo-30-mil-desaparecidos-20160125-0059.phtml
Esas verdades fueron reafirmadas posteriormente:
  • Si los militares cometieron un error enorme, fue no hacer un proceso legal. En los 70 hubo muertos por dos bandas armadas donde la gente estaba en el medio“, https://www.pagina12.com.ar/172092-el-negacionista-que-quiere-ser-candidato , (31/01/19).
  • ¿Hace alguna autocrítica por sus dichos sobre la cantidad de personas desaparecidas durante la última dictadura militar?: No, porque dije algo que dice mucha gente. No voy a hacerme cargo de que yo no reconozco lo que pasó en la dictadura, como piensan los fanáticos que no entran en razones. La dictadura fue una catástrofe, pero no puede haber dos números en la Argentina. Una cosa es lo simbólico y otra el número oficial, porque está el registro oficial que es abierto y que la última actualización la hizo el gobierno de Cristina Kirchner, donde figura que la cifra no llega a 9 mil. Lo mismo dice Graciela Fernández Meijide[2] o Ceferino Reato. No me arrepiento. ¿Por qué me voy a arrepentir de algo que es verdad? https://www.infobae.com/politica/2019/02/18/dario-loperfido-sin-filtro-pidio-retirar-el-homenaje-a-evita-de-la-9-de-julio-y-critico-a-larreta-macri-y-cristina-kirchner/ (18/02/19)
  • “Hay un número que está en la CONADEP. Lo dice Meijide, Reato, Luis Alberto Romero, pero está pésimo decir un número que no representa la verdad. Cuando decís un número al voleo, de masa, lo que hacés es desconocer persona a persona”: “Los muchachos del kirchnerismo se creyeron una bomba por bajar el cuadrito de Videla”. “Ellos decían que no había que juzgar a ningún militar. Se creyeron los reyes de los derechos humanos después“. “Habría que revisar bien porque hay denuncias por desaparecidos que en realidad cayeron en enfrentamientos“. https://www.elintransigente.com/politica/2019/2/27/hasta-ahora-no-veo-un-candidato-presidente-mejor-que-macri-544852.html, (27/02/19).
Recordando a los detractores del Sr. Lopérfido y a los enemigos de la verdad que:
Precisando una vez más a los defensores del relato ucrónico oficial bajo el modelo de la ley 14910[3] de la Provincia de Buenos Aires, adeptos al revisionismo histórico, a la desinformación, la propaganda, que:
  • En Argentina, jurídicamente, no existe ni hubo genocidio, por ende, no hay genocidas. Utilizar esa palabra es despreciable y miserable por la memoria de las víctimas y sus familias, que vivieron esa inhumana situación en un momento histórico.
  • Jurídicamente el delito o crimen de Terrorismo de Estado, es inexistente, esa expresión es una utilización conceptual únicamente política-ideológica porque no tiene realidad como sistema o régimen, analizado desde la óptica del derecho político, constitucional o la ciencia política. La Audiencia Nacional (española), Sala Penal, 28 abril 2008, en la negativa de extradición solicitada por la Argentina contra la ex presidenta María Estela Martínez, precisó que: “La expresión Terrorismo de Estado no existe, el Estado no puede subvertirse a sí mismo” (http://estaticos.elmundo.es/documentos/2008/04/28/auto1.pdf ). Asimismo, el Secretario General de Naciones Unidas, expresó en 2005 la conceptualización de terrorismo y en forma clara y precisa la inexistencia del terrorismo de Estado[4]. Por otra parte: la CIDH[5], la Unión Europea[6], la ONU[7], la Sociedad de Naciones de 1937[8], y el Código Penal Argentino (art. 41 quinquies)[9], encuadraron el concepto, la definición de terrorismo. Es decir, aterrorizar las autoridades públicas, el Estado, y no lo contrario.
    • Ninguna de esas convenciones, códigos o documentos de organizaciones internacionales mencionan el Terrorismo de Estado como pretenden los defensores de ese concepto, con la clara intención de crear una conceptualización criminal ex-nihilo
  • En Argentina, no existe el negacionismo como infracción penal pese a las pretendidas acusaciones de las notas periodistas de la organización Pagina 12: Darío Lopérfido sacó a relucir otra vez su negacionismo https://www.pagina12.com.ar/175824-loperfido-reivindica-su-negacionismo o del militante Werner Pertot :El negacionista que quiere ser candidato https://www.pagina12.com.ar/172092-el-negacionista-que-quiere-ser-candidato. La creación y objetivo del vocablo fue definido por el historiador Henry Rousso en 1987[10].
    • La utilización de ese término en el debate de la historia política argentina no solamente es inoperante, inexacto e ilegal, sino que moralmente injustificado. Es sorprendente la utilización de la palabra negacionista en la boca de revisionistas, que es más una tautología que un análisis político e ideológico. Al utilizar amalgamas, efectúan un proceso de intención, adoptan un negacionismo histórico.
  • La cifra de 30000 desaparecidos no tiene validación jurídica, ni empírica y no corresponden a los informes vertidos por la Argentina al comité contra la tortura de la ONU (Comunicaciones 1/2/3 de 1988 del Comité contra la Tortura http://acnudh.org/wp-content/uploads/2014/09/1989.11.23_No.1.19881.19883.1988_O.R-y-otros-v.-Argentina_INADMISIBLE.pdf ), ni los publicados por el gobierno nacional.
  • Los combatientes de Montoneros y de los otros grupos terroristas en los años 70, no defendían los derechos humanos, ni el Estado de derecho y aún menos el régimen democrático.
Pero lo más grave con las declaraciones del ex ministro Lopérfido, es la conducta de sus enemigos que buscan por todos los medios censurar sus expresiones, sus ideas, realizando acusaciones graves, infundadas, con el objetivo de limitar, coartar sus derechos fundamentales cuando lo que está en juego es la libertad de expresión, de opinión, garantías constitucionales, convencionales, los derechos humanos…Muchas personas fueron calladas con esos “métodos totalitarios de las organizaciones y militantes de derechos humanos”, ante el silencio de la justicia y del gobierno.
  • Pero, ¿quiénes son estas personas para juzgar e imponer reglas de juego jurídicas, ideológicas, históricas, sociales, acusando ilegalmente a todos sus opositores? Desde donde hablan, a quienes representan. Que proyecto político de sociedad proponen.
El Sr. Lopérfido, afirma verdades con palabras crudas, para las almas sensibles, pero reales: ¿En sus declaraciones públicas mintió, violó principios jurídicos, constitucionales, convencionales, normas penales?, es la sola pregunta que deben hacer sus irracionales opositores. En realidad, nadie puede demostrar objetivamente que el ex ministro de la cultura se apartó de la verdad. ¿Porque entonces va a arrepentirse de algo que es verdad?

Finalmente,
La horda defensora de la mentira oficial que ataca al Sr. Lopérfido con argumentos ideológicos inoperantes no puede con la finalidad únicamente política, continuar a deformar el sentido de un hecho histórico y negar realidades que existieron en la Argentina de los 70′. Los enemigos de la verdad son negacionistas al realizar un revisionismo histórico con intencionalidad política, (aunque afirmen lo contrario es decir manipulan no interpretan). Utilizan para negar la verdad histórica, objetiva, completa, los mismos métodos y técnicas de los negacionistas que ellos dicen combatir. Por ejemplo: utilizando la retórica del espantapájaros, la estratagema de la extensión de Arthur Schopenhauer (El arte de tener siempre razón). https://elocuencia1ucr.files.wordpress.com/2011/02/schopenhauer-dialcticaersticaoelarte.pdf), la hipercrítica de fuentes (pruebas insuficientes).
La palabra negacionismo, no puede ser utilizada para criminalizar, callar, perseguir, escrachar o intimidar los opositores a las afirmaciones dictatoriales de la historia oficial sin posibilidad de ejercitar el principio del debate contradictorio, propio de la historia. No se puede asociar ese vocablo creado por una situación dolorosa, muy grave, particular, para así justificar toda aventura política.
–           El argumento de negacionismo de los detentores del relato oficial es en la practica la negación como mecanismo de defensa, rechazando aspectos de la realidad que se consideran desagradables, negando la existencia y responsabilidad de hechos. Es negar la verdadera historia de los 70 en Argentina. Es negar los actos terroristas, los crímenes y delitos de la lucha armada o de los que intentaron tomar por las armas el gobierno, que cometieron atentados, secuestraron, asesinaron…y hoy día se presentan como inocentes que solo querían un mundo mejor. En realidad, son verdaderos cobardes, falsos revolucionarios, puro oportunistas. No hacen honor a sus camaradas combatientes que armas en mano dieron sus vidas por una causa, una idea.
Observando que algunos medios de comunicación publicaron las declaraciones del Sr. Darío Lopérfido, respetando escrupulosamente un embarazoso silencio de comentarios, varios de entre ellos critican sin fundamentos sus afirmaciones, pero ninguna editorial, ningún periodista o columnista que se identifica como luchador por la justicia, comprometido con el deber de informar, hace un artículo no afirmando los dichos de Lopérfido si no es de su agrado, pero si defendiendo la verdad porque no dijo una mentira.
  • Es preocupante que los medios, los partidos, los hombres politicos, si no quieren defender las afirmaciones de Lopérfido deben defender la verdad de los hechos históricos que ocurrieron en Argentina, sino es dejar establecerse una mentira oficial, instalarse una historia oficial, que no la es.
Por la mentira oficial a la cual el Sr Lopérfido opone la verdad histórica, hay 3000 personas acusadas ilegalmente de lesa humanidad, personas encarceladas adultas mayores de 70 años, enfermas, con prisiones preventivas ilimitadas, a quienes se les violan innumerables principios constitucionales, convencionales, los derechos humanos, son verdaderos presos politicos. Por la mentira oficial, muchos viven del curro de los derechos humanos, ocupando puestos oficiales de complacencia. Por la mentira oficial, los terroristas de ayer son en la actualidad defensores de los derechos humanos, junto a asociaciones, organizaciones que se arrogan el monopolio de la victimización. Por la mentira oficial, la justicia federal y sus aliados en el gobierno nacional violan principios jurídicos fundamentales para proteger sus intereses personales, sin interesarles la verdad de la justicia ni el futuro del país. El peso de la justicia de los hombres no tardará en llegar.
Si solo la verdad os hará libres (Juan 8:31-38), ese debe ser el único objetivo final. Yo elegí defender y proteger los derechos humanos de todas las personas por igual, como también la libertad, la igualdad y la democracia, los enemigos de la verdad que atacan las afirmaciones y los derechos fundamentales del Sr. Darío Lopérfido, no. Paris, Prof. Mario Sandoval, marios46@hotmai.com, 03 marzo 2019.

 

 

[1] Mario Sandoval, francés, nació en Buenos Aires. Formación y actividades en ciencias políticas y filosofía, habiendo ocupado funciones en la docencia superior y consultorías, a nivel nacional e internacional en los campos de las relaciones internacionales, la geopolítica y una trayectoria publica conocida. Regularmente realiza à nivel internacional conferencias, asesorías y publicaciones. Miembro de centros de investigaciones, asociaciones multidisciplinarias. Presidente del Comité de Ayuda y Solidaridad de los Presos Políticos en Argentina (CASPPA).

[2] Fernández  Meijide, 03octubre2018, https://www.perfil.com/noticias/universidades/en-el-gobierno-de-los-kirchner-los-derechos-humanos-se-usaron-politicamente.phtm

[3] https://www.informadorpublico.com/el-informador-bonaerense/atencion-miembros-del-g-20-la-provincia-de-buenos-aires-por-ley-14910-impone-una-historia-oficial-nadie-puede-oponerse-ni-discutirla-bajo-pena-de-ser-acusado-de-negacionista

[4] A/59/2005, párrafo 91, informe del Secretario General de la ONU.  http://daccess-dds-ny.un.org/doc/UNDOC/GEN/N05/270/81/PDF/N0527081.pdf?OpenElement

[5] Informe sobre Terrorismo y Derechos Humanos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, 22 octubre 2002, parrafo12. http://www.cidh.org/terrorism/span/indice.htm   Introducción, punto B

[6]   Consejo Europeo, articulo 1 de la Decisión Marco del 13 junio 2002 (2002/475/JAI)  http://eur-lex.europa.eu/legal-content/FR/TXT/PDF/?uri=CELEX:32002F0475&from=FR

[7] Convenio Internacional para la represión de la financiación del Terrorismo del 09 /12/1999. http://www.oas.org/juridico/spanish/tratados/sp_conve_inter_repre_finan_terro.pdf

[8]   SdN. Convención por la prevención y represión del terrorismo. Ginebra, 16/09/1937 http://legal.un.org/avl/pdf/ls/RM/LoN_Convention_on_Terrorism.pdf

[9]   Código penal argentino, artículo 41 quinquies: “Cuando alguno de los delitos previstos en este Código hubiere sido cometido con la finalidad de aterrorizar a la población u obligar a las autoridades públicas nacionales o gobiernos extranjeros o agentes de una organización internacional a realizar un acto o abstenerse de hacerlo, la escala se incrementará en el doble del mínimo y el máximo”.

[10] El neologismo negacionismo fue creado por el historiador Henry Rousso en 1987 para designar la contestación de la realidad del genocidio contra los judíos por la Alemania nazi en la II GM. Consiste a pretender que no hubo intención de exterminar los judíos, o que las cámaras de gas no existieron. Designa también la contestación o la minimización de los crímenes contra la humanidad condenados por el tribunal de Nuremberg.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Marzo 3, 2019


 

JUICIOS DE LESA HUMANIDAD PARTE XI.  DE LOS JUICIO QUE HAN NACIDO MAL PARIDOS Y MAL PARIDOS VAN A MORIR. PRESIDENCIA DE FERNANDO DE LA RUA

Share

 

 

Indudablemente al asumir la presidencia Fernando de la Rúa,  el país se encontraba atravesando una grave crisis económica,  todas las transacciones se hacían en el país, por  la convertibilidad en  dólares, el país no tenía reservas suficiente.  La sociedad argentina no quería mantener la paridad económica.
Gracias al desastroso gobierno del traidor a la Patria CARLOS SAUL MENEM, La deuda externa llegaba a US$146.000.000.000 en noviembre de 1999 y el país tenía una población cerca de 36 millones de habitantes: el 32% se encontraba bajo la línea de pobreza y a esto se le sumaba un 16% de desempleo.
Su falta de coraje y la mala conducción del país lo llevó a dejar el gobierno como rata que escapa del barco que se hunde, claro está que lo hizo, no con una soga como lo hace este roedor, sino con un helicóptero.
QUE ERA EL Grupo Sushi
Su hijo mayor, Antonio de la Rúa, camino a la elección, reunió un grupo de amigos políticos que la Prensa denominó Grupo Sushi encargado del marketing político. Al igual que el traidor a la Patria de ALFONSIN, algunos de ellos fueron guerrilleros de extrema izquierda y tuvieron que ver con el ataque al Regimiento 3 de Infantería de La Tablada
Este grupo estaba compuesto a  saber  Enrique Nosiglia,  Aíto de la Rúa, Patricia Bullrich, Fernando de Santibañes, Andrés Delich, Cecilia Felgueras, Darío Lopérfido y Hernán Lombardi, entre otros, que, cuando triunfó De la Rúa, dichos miembros integraron cargos en el Gabinete de Ministros.
Como presidente y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas nombró al general RICARDO BRINZONI como Jefe del Estado Mayor General del Ejército y lo absolvió de la acusación  que  pesaba sobre  su responsabilidad en la supuesta masacre de Margarita Belén, producida en la madrugada del 13 de diciembre de 1976.
Si bien su relación con el Ejército era buena, tal cual lo menciona el 30 mayo de 2001 destacando “esfuerzo institucional que, de manera constante, realizan para la defensa nacional los hombres y mujeres” del Ejército, y en otra oportunidad mencionó su satisfacción por la “capacidad demostrada” por el teniente general RICARDO BRINZONI “al frente de la institución para seguir avanzando en la construcción del Ejército del futuro”.
En el más colmado acto que haya efectuado el Ejército, en el Colegio Militar, en los últimos 18 años para celebrar su día más importante, en el Colegio Militar, las palabras del Presidente fueron de claro apoyo a la gestión de BRINZONI, a sólo 24 horas de haber sido denunciado por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) por su supuesta vinculación con la denominada Masacre de Margarita Belén, en el Chaco.
 
Si bien este presidente, Manifestó un fuerte apoyo hacia su Jefe de Estado Mayor General del Ejército, no dudó en disminuir como todos los presidentes el presupuesto a las fuerzas armadas y con el cuento de siempre, manifestó:
“La coyuntura nacional alcanzó también al Ejército en las restricciones presupuestarias y, como en otros niveles de nuestra sociedad, su gente, toda su gente, trabaja con entereza, con entusiasmo y compromete su convicción para llegar a construir un país mejor”,
“Personalmente -señaló De la Rúa- quiero expresar mi orgullo de comandar fuerzas capaces de esa construcción y de mirar hacia los poderes constitucionales que constituyen una base fuerte para la República y el Estado de Derecho,  y muestran, a la vez, una vocación de servicio que enaltece su misión”.
Estas palabras tantas veces escuchadas de los políticos, el bla bla mentiroso donde solo las fuerzas armadas, a nivel de institución de la Nación, son las que realmente llevan el sacrificio, donde ese ahorro, también es robado por los políticos, no he visto nunca que los magistrados de los tres poderes alguna vez hayan disminuidos sus sueldos, algunos declamaron eso, pero nunca lo han llevaron a la práctica.
La verdad que muchas declaraciones a favor de las fuerzas armadas y sin embargo nada hizo en forma efectiva para mejorarlas y mucho menos intentó reivindicarlas, todo lo contrario, excepto el caso de BRINZONI, permitió que se sigan juzgando a los militares y nada hizo para terminar con tales tremendas injusticias.
En cuanto a BRINZONI, como Jefe del Estado Mayor General del Ejército, a mi entender deja mucho que desear, si siempre se manifestó en contra de estos juicios, ya que el mismo estaba involucrado en uno de ellos, nunca pegó el portazo y se retiró dignamente de la fuerza, previa   declaración de sus motivos de retirarse por estar su fuerza vapuleada, desprestigiada y perseguida por la izquierda que había intentado tomar el poder en la década de 1970.
Lo mencionado precedentemente es una constante en todos los Jefes de Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas  desde 1983 a la fecha, de  aceptar las humillaciones que  han sufrido las fuerzas armadas fuerzas policiales fuerzas de seguridad por parte de los políticos, y esto se resume solo en cuatro palabras “TRAIDORES A LA PATRIA”, que espero alguna vez lo paguen, me gustaría verlo, de todas maneras me queda el consuelo de que el CREADOR de todo el universo los medirá con justa vara.

 

PP-VGMT (PRESO POLÍTICO Y VETERANO DE GUERRA EN EL MONTE TUCUMANO)

 

Ariel Valdiviezo

 

 

POR SETENTA Y CINCO SEGUNDOS CONCUERDO CON EL DETESTABLE EUGENIO ZAFFARONI

Share

 

 Por CLAUDIO KUSSMAN.

 

EL REGLAMENTO GENERAL DE EMPLEO DE ARMA DE FUEGO

En este territorio de locos, todo es posible y así hoy debo reconocer que por setenta y cinco segundos concuerdo plenamente con los conceptos de EUGENIO ZAFFARONI en relación a la Resolución 956/2018, del Ministerio de Seguridad encabezado por PATRICIA BULLRICH (video adjunto).


 

En él sin reforma alguna hasta ahora en los códigos penales,  se introducen algunas normativas PELIGROSAS para la libertad del policía en la utilización del arma que le provee el estado.  Estamos en tiempos en los que  dominan las acciones gubernamentales, los organismos de derechos humanos radicalizados contra todo lo que lleve uniforme. ¿Qué mejor prueba de la blandura y la hipocresía fue la retractación en sus dichos de  BÁRBARA DIEZ, esposa del Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires HORACIO RODRIGUEZ LARRETA?

https://prisioneroenargentina.com/index.php/2018/12/02/nosotros-nuestros-propios-enemigos/  Luego de opinar en Instagram: “Fue una guerra cruel. De un lado y del otro. Nuestro homenaje es para TODOS”.

Primero rectificó y luego borró sus dichos ante una mínima presión de los organismos mencionados. Listo la guerra no existió y TODOS, hombres, mujeres y niños asesinados, dejaron de ser víctimas de los terroristas que tampoco existieron.

¿Otro ejemplo viviente?  DARIO LOPERFIDO, cuando osara decir que no hubo 30.000 víctimas del terrorismo de estado y “debió renunciar”. Por supuesto no puede quedar afuera la reculada más grande de la historia de la Corte Suprema, cuando alguno de sus malparidos miembros se desdijeron sobre la aplicación del 2 X 1 para quienes estamos imputados por los mal llamados delitos de lesa humanidad.  ¿Cómo no voy a concordar con ZAFFARONI a quien detesto,  gran abolicionista que tanto daño hiciera en el poder judicial argentino, cuando habla de la parte más delgada del hilo?

Justamente se refiere a los uniformados y en este caso yo y muchos otros, somos las muestras vivientes y murientes en prisión, ante la mirada impávida de los sucios e hipócritas funcionarios gubernamentales.

 

Estos que  desde sus lujosos despachos pretenden repetir  la historia, enviando al sacrificio a una nueva generación de servidores públicos.

Espero que estos reparen en nuestra experiencia y sepan superar este nuevo desafío, por ellos y por sus respectivas familias.

De no ser así lo perderán todo y sabrán lo que es este mundo paralelo, en el cual nosotros somos sus obligados habitantes hasta el último aliento.

 

Claudio Kussman

Interno L.U.P 345.349

Servicio Penitenciario Federal

Diciembre 04, 2018

 

Donde no hay ley no hay libertad. Pues la libertad ha de ser el estar libre de las restricciones y la violencia de otros, lo cual no puede existir si no hay ley; y no es, como se nos dice, ‘una libertad para que todo hombre haga lo que quiera’. Pues ¿quién pudiera estar libre al estar dominado por los caprichos de todos los demás?”

 John Locke (1632-1704)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 4, 2018


 

María Ferreyra habla sobre Lopérfido, la justicia argentina y los presos políticos

Share

 

La polémica salida del gobierno de Darío Lopérfido, da la cual fue testigo de las palabras del dirigente que ‘gatillaron’ su salida, la ‘justicia’ argentina y la situación de los Presos Políticos, en la opinión de María Ferreyra.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Abril 29, 2018


 

 

Día de la Memoria: La discusión

Share

 

La discusión por el Día de la Memoria

Editorial de LA NACIÓN

Completaremos la memoria cuando, sin odios ni hipocresías, superemos las divisiones y construyamos un futuro sobre la base de la verdad histórica

MARTES 07 DE FEBRERO DE 2017

La decisión, luego rectificada, de hacer móvil el feriado del 24 de marzo despertó el rechazo de los organismos de derechos humanos, así como de una franja amplia del espectro político. También fue criticada por otras entidades y personas, muchas de las cuales están distantes de las ideas setentistas. Distintas fracciones del peronismo, en tanto, aprovecharon esa decisión del Gobierno para atacarlo y encontrar una oportunidad de convergencia partidaria.

Quienquiera que revise los archivos de prensa de los días y semanas previos al 24 de marzo de 1976 podrá hacerse una composición objetiva del marco social, político y económico de aquel momento. En marzo de 1976 se había llegado a un verdadero vacío de poder frente a una situación caótica. El peronismo descartaba el juicio político a la presidenta y carecía de capacidad y programa para apoyarla o sustituirla. Incluso en la oposición reconocían no tener soluciones. El terrorismo montonero y del ERP producía víctimas, atacaba cuarteles y asesinaba a policías y civiles.

Poco antes de morir, Juan Perón había consentido de hecho formas de represión ilegales y su sucesora firmó un decreto que ordenaba a las Fuerzas Armadas aniquilar la acción subversiva. Alrededor de 900 desapariciones fueron anteriores al 24 de marzo de 1976.

La ocupación del gobierno por las fuerzas armadas contó con un amplio consenso de la sociedad, como lo evaluaron en ese momento casi todos los analistas locales y del exterior. La Justicia ya se ha expedido debidamente sobre los orígenes y características del golpe de Estado. Pero la misma Justicia no se ha ocupado hasta el momento de investigar y sancionar a los responsables de la acción de los movimientos guerrilleros, quedando así incompleta no sólo la reconstrucción de la verdad histórica, sino también la sanción penal a todos los responsables.

Los setenta deben juzgarse con la historia y la memoria completas, que es exactamente la contracara del relato kirchnerista durante más de una década, sobre todo en su política de derechos humanos. Los avances anteriores hacia la pacificación y reconciliación fueron retrocedidos y la Justicia, con pocas excepciones, actuó con parcialidad, tanto sobre militares como sobre policías y civiles. Otra vez la contradicción: el carácter de lesa humanidad no se aplicó a los crímenes de las organizaciones armadas, una asimetría que contradice la jurisprudencia internacional.

Es innegable que hubo excesos y crímenes inaceptables de ambos lados, pero no existe una sola razón para que no se juzgue a las organizaciones terroristas, que fueron las iniciadoras del sangriento conflicto. Debe recordarse que el gobierno de Héctor Cámpora, fuertemente influenciado por las organizaciones subversivas, desmanteló el fuero judicial penal que juzgaba esos delitos. Tampoco hay que olvidar que, habiendo sido juzgados y condenados, luego de ser amnistiados en mayo de 1973, los guerrilleros atacaron físicamente a jueces y asesinaron al doctor Jorge Vicente Quiroga.

Las víctimas del terrorismo, que el Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas (Celtyv) identificó en 1355 muertos y 18.300 heridos y afectados, no han recibido reconocimiento ni indemnizaciones, mientras que sus victimarios y familiares fueron indemnizados y han ocupado altos cargos oficiales, especialmente durante la administración precedente. Basta un solo caso para exponer la irracionalidad con la que se manejaron estas cuestiones. El soldado Luis Roberto Mayol, uno de los militantes montoneros que en 1974 coparon el Regimiento de Infantería de Monte de Formosa y asesinaron a 12 camaradas, es recordado con una placa en la Universidad de Santa Fe que lo reivindica como víctima del terrorismo de Estado.

La institución del 24 de marzo como feriado para conmemorar el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia fue una disposición de Néstor Kirchner, quien buscó construir poder e inmunidad haciendo un uso político de la causa por la defensa de los derechos humanos.

Quienes hoy critican al actual gobierno por haber intentado trasladar la fecha de ese recordatorio nada dijeron cuando el kirchnerismo le adosaba feriados puente convirtiendo el 24 de marzo en un fin de semana largo para promover el turismo.

Como sucedió no hace mucho con Darío Lopérfido, quien debió renunciar a un cargo en el gobierno de la ciudad por sus cuestionamientos al número de desaparecidos, ahora hay quienes reclaman la dimisión del jefe de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, por haber opinado sobre estos hechos. Podemos estar o no de acuerdo con los dichos de los demás, lo que no podemos hacer es censurarlos, ser intolerantes. Todos, funcionarios o no, tenemos el derecho de opinar.

Por lo tanto, resultan innecesarias las aclaraciones formuladas, entre otros funcionarios, por el actual secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, en el sentido de que las declaraciones de Gómez Centurión han sido “a título personal”. Son para destacar, en cambio, las del ministro de Justicia, Germán Garavano. “Nunca más -expresó- tenemos que vivir un horror de Estado y nunca más sufrir una dictadura.”

En este contexto deberíamos leer con atención la sugerencia que, entre otros, ha hecho el obispo de San Francisco, Córdoba, monseñor Sergio Buenanueva, respecto de si no sería más apropiado conmemorar el 10 de diciembre, “día en el que los argentinos pronunciamos un sí no sólo a la democracia, sino a todo un modo de entendernos a nosotros mismos y a nuestra convivencia”.

El 10 de diciembre de cada año, además, se conmemora internacionalmente el Día de los Derechos Humanos, pues recuerda la jornada que, en 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la declaración universal sobre esos derechos, que son de todos.

El papa Francisco, en su visita a Filadelfia, cuna de la independencia norteamericana, hizo una profunda reflexión acerca de los pueblos que se empecinan en recordar su pasado, para poder afrontar con confianza los retos del futuro, y los que lo olvidan ignorando las consecuencias. “La memoria -advierte Francisco- salva el alma de un pueblo de aquello o de aquellos que quieren dominarlo o utilizarlo para sus propios intereses.”


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 12, 2017


Cartas de lectores del diario LA NACIÓN

Día de la Memoria

El editorial “La discusión por el Día de la Memoria”, del martes pasado es el aporte más importante que se ha hecho sobre el tema hasta la fecha. Es la primera vez que leo una crónica absolutamente veraz sobre lo ocurrido. Las organizaciones guerrilleras secuestraban y mataban gente con el objeto de pedir rescates o directamente para eliminar rivales políticos representativos de todas las actividades del país. Era evidente que querían derrocar al gobierno constitucional y crear una dictadura al estilo del “castrismo cubano”. El Congreso trató por todos los medios de lograr una salida constitucional a un gobierno indefenso, sin autoridad. Toda la opinión pública e incluso los miembros de los más importantes partidos políticos urgieron al Ejército para que se hicieran cargo de la situación.

Los felicito por haber publicado la verdad histórica.

José Norberto Allende

DNI 4.248.609

 

 

 

*Editorial y Carta de Lectores en el diario La Nación. ¿Cuántas hitorias tenemos?

¿La sociedad esta despertando?


Colaboración: Dra. Andrea Palomas Alarcón.

QUEREMOS UN ESTADO QUE NOS HAGA LIBRES

Share

 

 

Escribe Alejandro Patrón Costas (h).

 

Cada vez que surge el tema de los años 70 sobre el número de desaparecidos, sobre los juicios de “lesa humanidad” o sobre los militares presos, los funcionarios de este gobierno rápidamente se escudan detrás de la frase “este tema es una política de estado” y con ello dan por concluido el asunto. Lo hacen incluso cuando les preguntan por las opiniones de alguno de sus colegas, tal los casos de Lopérfido y Gómez Centurión. A su vez, aquellos que osan mostrar su desacuerdo ya sea con el número de desaparecidos, lo que pasó durante el proceso, o antes del mismo, son acusados inmediatamente de “negacionistas” por el ejército de cultores del relato setentista y del pensamiento único.

Esa acusación se usa mundialmente para defenestrar a aquellos que ponen en duda el genocidio que los nazis perpetraron al pueblo judío. Ahora bien, esa insistente y asesina persecución a los judíos por parte de Hitler y sus secuaces, fue una política de estado de la Alemania de los años 30 y 40; recuérdese que Hitler asume el poder, y lo sostiene, con un inmenso apoyo del pueblo Alemán. ¿No fue acaso aquella una política de estado errónea y criminal? ¿Puede una política de estado estar equivocada?

El ejemplo que traigo a colación claramente demuestra que esto es así, que puede pasar. Pues bien, la política de estado pergeñada por Kirchner, LorenzettiZaffaroni y la mayoría de los políticos de la Argentina, y continuada por el gobierno actual, es una política de la venganza que está llevando a cientos de ciudadanos argentinos, civiles y militares, a la muerte en cárceles federales de todo el país.

El Estado, en todos su niveles y poderes, y con toda su fuerza, atenta contra la libertad y la vida de todo ese colectivo; ¿no es esto un crimen de lesa humanidad? Cómo en nuestro país se le llama “genocidio” a cualquier cosa me permito también preguntarme si esto no está ocurriendo, en este momento, en Argentina. Ante la duda, en este caso y en lo que a mí respecta, prefiero que me llamen “negacionista” y no“cómplice”.

 

 


Centro Estudios Salta

Visita la Página Web 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 11, 2017


 

GÓMEZ CENTURIÓN Y EL DELITO PENSAR DISTINTO

Share

 

 Escribe Mauricio Ortín.

 

La diputada Cecilia Moreau presentará un proyecto de ley que agravará la pena por apología del delito a quienes se atrevan a “Negar la existencia de un plan sistemático de represión y tortura a aquellos que pensaban distinto…” Quiero creer, en el mejor de los casos, que la diputada no vivió esa época, ignora supinamente los hechos a los que alude o, en su defecto y en el peor, pretende imponernos a fuerza de garrotazos el pensamiento único. En contra de esto último, a los que compartan  esta intención, entre asesinatos, secuestros, torturas, heridos, extorsiones, robos, ataques a cuarteles, etcétera, debemos recordar que el número de atentados perpetrados por los terroristas de las bandas Montoneros, ERP y otras asciende a la friolera cifra de 17.000. También, a propósito de que la diputada integra un bloque que presume de peronista, le refiero que fue Juan Domingo Perón (no Jorge Rafael Videla) quien, al referirse a los subversivos, dijo (y actuó en consecuencia) que haría todo lo que esté a su alcance para que “…el reducido número de psicópatas que van quedando, sea exterminado uno a uno para bien de la Republica”. Luego vinieron la represión de la mano de La Triple A, el decreto de aniquilamiento de Martínez de Perón y el gobierno militar. De manera tal que, el ardid de que los reprimieron “porque pensaban distinto” es una burda patraña que tergiversa los hechos. ¡Los reprimieron porque querían tomar el poder a fuerza de asesinar! Esa es la verdad incontrovertible (perdón, por ser tan políticamente incorrecto). Verdad que, cuando se apruebe la ley, convertirá en delincuente a aquel que la empuñe. Se perseguirá, ahora sí, a los que “piensen distinto”. Por lo pronto, los macristas Darío Lopérfido y Gómez Centurión ya sufrieron un adelanto por cuestionar el número de los desaparecidos. Y aunque a ningún diputado como tampoco al ministro de Educación le importen que en las escuelas se mienta a los niños que fueron 30 mil, los datos oficiales (chequeados por el actual y el anterior gobierno) afirman que, desde 24/03/76 al 10/12/83, fueron 6348. Por mi parte, digo que por más ley, amenazas de represión y/o escraches insistiré públicamente en que se trató de una guerra y no un genocidio. Protejo demasiado mi autoestima como para decir o hacer algo que me merezca sentir repugnancia de mí mismo.

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 5, 2017


 

Apología del delito de lesa humanidad. Otro disparate.

Share

 

 Escribe Juan Manuel Otero.

La diputada massista Cecilia Moreau, hija de Leopoldo Moreau, afirma que presentará un proyecto de ley incorporando al Código Penal la tipificación de conductas punibles que hagan apología de los delitos calificados como violación sistemática de los Derechos Humanos por parte de los gobiernos de facto, cuya comisión se sancionará con penas más graves que la apología delictual tipificada hasta ahora, los que tendrán como agravante el hecho de ser cometidos por funcionarios públicos o agentes de las fuerzas de seguridad. También será delito calificado como “atentado contra el orden constitucional y la vida democrática el delito de aprobación, justificación, reivindicación o negación de la existencia de un delito de lesa humanidad”.

En una palabra, será delito pensar diferente al relato K.

Este disparate se suma al coro de fariseos que pidieron la renuncia del Licenciado Lopérfido por haber negado a los
30.000, o la expulsión de Gómez Centurión por igual motivo o por dudar de que haya existido un plan sistemático de desaparición de personas por parte del Estado como afirmó respondiendo a los cínicos y traidores periodistas que le tendieron una trampa y en lugar de reportearlo por su actuación al frente de la Aduana le tiraron carne podrida sobre la mesa.

Los argentinos aún estamos discutiendo, sin llegar a un acuerdo, si Dorrego merecía ser fusilado o era inocente, si Rosas era un tirano o un defensor de nuestra soberanía, si Julio Argentino Roca fue quien preservó nuestro territorio del sangriento avance de los mapuches chilenos o fue un carnicero que se cebó en nuestros pobladores originarios, si Perón era un militar golpista (Los fragotes del ’30 y del ’43 lo contaron entusiasta entre sus filas) o era el defensor de los privilegios de los niños y el seductor de las adolescentes … y así llegamos hasta los ’60 en que las ideologías foráneas, alentaron, entrenaron y financiaron, desde paraísos de sangre y esclavitud, a los terroristas argentinos, y ante su reguero de sangre, fuego y muerte, el Presidente de la Nación, general Perón (el mismo que años atrás las había alentado) ordenó a nuestras Fuerzas Armadas combatir la guerrilla de asesinos traidores a la Patria.

Eso fue hace 40 años y es un triste capítulo de nuestra historia, donde hubo excesos e injusticias por parte de ambos bandos, porque fue una guerra reconocida por ambos bandos, con víctimas de ambos bandos, … pero parece que vivir en paz y concordia no está en la mente de algunos argentinos.

Es por eso que hoy, a la grupa de un negocio vergonzoso y multimillonario se ha tergiversado la historia y en lugar de haberse tratado de dos bandos enfrentados en una guerra, como realmente hubo, nos quieren hacer creer que hubo un grupo de demoníacos militares, más malos que no sé qué, quienes un día se levantaron con ganas de asesinar a unos jovencitos idealistas que repartían claveles por las calles mientras propalaban el Evangelio.

Y si bien son lamentables todas y cada una de las víctimas de aquella guerra, repudiables los excesos, no olvidemos que los militantes terroristas por cuestiones meramente dinerarias no tuvieron empacho en mentir las bajas sufridas llevándolas a 30.000 a efectos de poder percibir subsidios indemnizatorios.

Y ese ficticio número se convirtió en un simbolo de la mentira, el cual puesto en duda por cualquier ciudadano le acarrea – como se ve en estos días – el castigo y el rechazo inclusive de nuestras autoridades.

También está probado que en aquellos tiempos, muchas madres embarazadas o con niños de corta edad, habían tomado las armas revistando en Montoneros, Erp y demás organizaciones terroristas. Y que ante su baja en el campo de batalla, sus hijos se ponían a disposición de la justicia a efectos de ser adoptados… y ya sabemos en qué terminó este legítimo procedimiento.

Y hoy tenemos a una joven diputada redactando un proyecto payasesco.

Tal vez mañana presente otro en el cual se castigue con prisión perpetua a quien opine en un sentido que a ella no le guste sobre Lavalle, Dorrego, Rosas, Sarmiento, etc.  Podría utilizar los mismos “argumentos” y “fundamentos”…

Diputada: NO FUERON 30.000, lo afirman los propios terroristas.

Diputada: FUE UNA GUERRA, lo afirman los propios terroristas.

Diputada: Los terroristas fueron premiados, indemnizados, homenajeados, ocupan hoy cargos gubernamentales, tienen los medios a su disposición para decir lo que se les ocurra, en cambio quien los critique firma su crucifixión. Y los soldados que cumplieron la orden presidencial de combatirlos para defender a la Nación, van muriendo en las cárceles, pese a ser octogenarios y nonagenarios, fueron encerrados violando leyes y principios generales del derecho…. y usted se larga con esta tontería? ¿No se le ocurre analizar la verdad de la historia de lo sucedido en aquellos años en que Ud. aún no había nacido?

Le sería de utilidad para no perder el tiempo, no olvide que nosotros, todos los argentinos, la mantenemos con nuestros impuestos.

CONSEJO: Antes de redactar un proyecto de ley, piense bien el tema, asesórese con profundidad y fundamentalmente con objetividad, abreve de fuentes dignas, consulte a quienes tengan conocimiento sobre el tema, a quienes gocen de imparcialidad, piense en el futuro de nuestra Patria, analice si tal ley perdurará en el tiempo o se trata de una simple explosión de bronca momentánea o un rapto de oportunismo político.

Juan Manuel Otero

 



Por aviso de nuestros lectores y ante la duda, decidimos cambiar la imagen previa. La misma no sería real. Estudiaremos el caso y por lo pronto nos disculpamos si esto fuera asi. 

Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

  • Gracias Ingrid y Mariana por ayudarnos a informar correctamente. La lucha es por la verdad.



 


PrisioneroEnArgentina.com

Febrero 4, 2017


 

¿Cuando podremos opinar libremente todos los argentinos?

Share

 

otero-juan-manuel Escribe Juan Manuel Otero.

 

Excmo. Sr. Presidente don Mauricio Macri.

Con profunda inquietud le hago llegar estas líneas, sin por ello desconocer que lo he votado y probablemente volvería a hacerlo, pero hay ciertas conductas, omisiones, silencios, etc. de su parte que me hacen pensar que la promesa de “acabar con el curro de stolb1los Derechos Humanos” fue solo una mentira de campaña. Sin embargo recuerde que tal promesa le acarreó una importantísima cantidad de votos que se le están esfumando.

Daría la sensación de que, bajo su gobierno, el falaz “relato K” sigue vigente, así como su mentirosa política de Derechos Humanos. Un eficiente funcionario como el Licenciado Darío Lopérfido fue despedido por dar simplemente su opinión de que los muertos durante el enfrentamiento del gobierno con los terroristas no habían sido 30.000, embuste que reconocen los propios “beneficiados”. Sin embargo fue despedido sin contemplaciones (¿Por decir una verdad “molesta”?).

El reemplazante en el cargo de Secretario de Cultura, aclaró por las dudas en su primer reportaje que él sí creía en los 30.000 aunque se tratara de un “símbolo”, conclusión lamentable para un funcionario de tal calibre, mostrando su cobardía de no enfrentar la verdad u otro reto suyo, procediendo vergonzosamente a dar vueltas sobre un falso símbolo con tal de mantener un cargo para el cual no está calificado.

Ahora el Director de Aduanas volcó su opinión personal sobre lo acontecido en aquellos tristes años, conceptos que la gran mayoría de argentinos compartimos. Y nuevamente los herederos del “relato” piden su renuncia y Ud. Sr. Presidente lo reta ordenándole que pida disculpas.

¿Es que usted también cree que fueron 30.000?

stolb2La propia Margarita Stolbizer ha pedido enfadada la renuncia de Gómez Centurión bajo el falso fundamento dado a conocer por la agrupación que preside que “Está claro que no ha podido dimensionar lo que ha sido el avasallamiento y la violación de los derechos humanos”. ¿Y los soldados, ancianos, jueces, jóvenes, niños, ejecutivos, empresarios y diplomáticos extranjeros que fueron asesinados por las bombas de los terroristas traidores a la Patria, no tenían derechos humanos? Sus deudos son ninguneados, no hay para ellos las jugosas reparaciones que gozan los deudos de los terroristas, aún de los que “desaparecieron” pero siguen vivos, o de los que fueron asesinados por sus propios “camaradas”. Ni siquiera una palabra de consuelo de ningún funcionario para los familiares de los que defendieron la Nación, por cuya gesta llegó finalmente la democracia y gracias a quienes ustedes ocupan hoy cómodos sillones mientras los soldados que sobrevivieron a la guerra que sufrimos, cumplen prisión ante su absoluto y complaciente silencio, muriendo de a poco abandonados y sin la mínima atención médica ni espiritual, en absoluta violación a los principios generales del derecho..

Hasta el propio Secretario de Derechos Humanos aseguró que la cifra de 30.000 “es un emblema”, Ergo: reconoce que es una fantasía militante…

Sin embargo nadie lo “reta”, por el contrario todos lo alaban.

¿Es que estamos volviendo al triste país en que uno solo de los bandos tiene derecho a opinión, derecho a la justicia, derecho a indemnizaciones, al goce de los derechos humanos, a rentas vitalicias, al acceso irrestricto a los cargos públicos?

La feroz consigna peronista de que “al enemigo ni justicia” ¿Sigue vigente?

Esa tristeza ya la vivimos muchos años y la creíamos desterrada.

Señor Presidente: Es hora de que gobierne para todos los argentinos.

 

Juan Manuel Otero

juanm.otero@usal.edu.ar

El escribano Juan Manuel Otero es secretario de la Fundación Iberoamericana Príncipe de Asturias y autor del libro “El Monumento a los Españoles” (Ed. Dunken – 2007)

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 31, 2017


 

DÍA DE LA MEMORIA: SOBREACTUACIÓN FARSANTE Y ARRUGUE PRESIDENCIAL

Share

 

ortin-mauricio-2 Escribe Mauricio Ortín.

 

El 24 de marzo de 1976 no significó, ni de lejos, un quiebre en la historia argentina. El paso de la democracia a la dictadura no fue un descenso del cielo al infierno ni mucho menos. Eso es pasto para la gilada. El gobierno peronista del presidente Cámpora y los sucesivos de Lastiri, Juan Perón y Martínez de Perón transcurrieron en medio de una guerra civil. Las facciones macri-luzsubversivas de Montoneros y del ERP decidían, quién sí y quién no, de los argentinos debía vivir. El peronismo oficialista respondió con la Triple A. Como si con la carnicería no fuera suficiente, la debacle económica, la anarquía y la corrupción eran imparables. Así fue la tan cacareada democracia que derrocó la dictadura. Adviértase que no estoy justificando el golpe de Estado sino, meramente, describiendo los hechos. Es que a mí no me la contaron. Tampoco se enteraron de oídas los gobernadores Carlos Verna (La Pampa), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Mario Das Neves (Chubut) y Juan Schiaretti (Córdoba); ni los intendentes kirchneristas del conurbano bonaerense. Lo mismo el diputado Ricardo Alfonsín y el quinta columna del macrismo, Santiago carlotto77Cantón. Los radicales y los peronistas (también otros), a lo largo y ancho del país, se hicieron cargo de la mayoría de las intendencias en el gobierno militar. Alicia Kirchner, no Mauricio Macri, fue funcionaria política del “Proceso” ¿A qué viene, entonces, este rasgarse las vestiduras por el movimiento del feriado? ¡Vaya hipócritas redomados! Es lo que debió contestar el presidente Macri a ese coro de farsantes. Lejos de ello, eligió, una vez más, recular en chancletas y dejarse correr con la vaina: ¡Linda manera de “construir” poder. Ya antes (cuando entregó a Darío Lopérfido) demostró su impotencia, tanto como para defender la verdad, como para evitar que le arranquen el poder a jirones. Es difícil de entender el pánico que Macri, el papa Francisco y toda la clase política le tienen a la mentirosa descarada de Estela Carlotto. Repugna al alma semejante cuota de pusilanimidad en jefes de gobierno. Está claro que Macri y su tropa no se animan, no quieren destruir el relato K o, en su defecto, lo asumen como propio. (¡Ojo, Gerardo Morales! La Carlotto va por la libertad de Milagro Sala y, por ende, por usted).
El macrismo ha devenido en algo así como un kirchnerismo no kchorro (lo que no es poco, teniendo en cuenta la ferocidad para robar de la banda que se adueñó del país durante doce años, y sobrevive en muchas provincias). La mediocridad no tiene otro destino que la máquina de picar carne del peronismo. El poder es para los que están dispuestos, para bien o para mal, a ejercerlo. Cuando una mentirosa y unos cuantos farsantes, en algo tan nimio, hacen hocicar al presidente de los argentinos, muchos se preguntan si valdrá la pena defenderlo cuando vengan por él.
Señor Presidente: por usted, pero todavía más por nosotros: ¡Compórtese como un presidente, carajo!

 

 


PrisioneroEnArgentina.com

Enero 29, 2017


 

COMO PARA HACER DULCE

Share

 

ortin-mauricio Por Mauricio Ortín.

El grado de decadencia de una sociedad debería valorarse por la cantidad y la calidad de falsedades que sea capaz de tolerar. En los últimos días, por fin y porque no tenía otro remedio, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación blanqueó el número de desaparecidos y muertos en la guerra contra la subversión. La cifra, calculada desde la asunción de Cámpora hasta la de Alfonsín, asciende a 7010. Muy lejos de los 30.000 que Pérez Esquivel, Carlotto, Bonafini y casi toda la clase política argentina anuncian dogmáticamente como número axiomático. Hace tan solo menos de un año que Darío Lopérfido, Secretario de Cultura de la ciudad autónoma de Buenos Aires, debió renunciar a su cargo presionado por sostener que no eran 30.000. Al respecto, el mismísimo Secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural (sic) de la Nación, Claudio Avruj, expresó su desacuerdo con Lopérfido: aludió a que se trataba de una cifra emblemática y simbólica. En tanto, Malher, el funcionario que reemplazó a Lopérfido, sostuvo que el número de 30.000 había sido adoptado por el pueblo y, por tanto, lo respetaba. No hubo ni un solo político del partido radical o del de Macri que saliera a respaldarlo. Una de dos, o la verdad en la Argentina no es políticamente correcta o no se tiene lo que hay que tener para, siquiera, murmurarla. Porque hay que ser un pusilánime de quinta para soportar impávido que la señora de Carlotto acuse al gobierno de “quererla mostrar como mentirosa ante la sociedad” justamente por mentir de manera escandalosa. ¿Qué es lo que les impide decir que Carlotto MIENTE y Bonafini es una LADRONA? Un tal Daniel Lipovetzky, diputado macrista, se arrugó frente a Rossi y el periodista Silvestre cuando estos le refregaron la “infamia” de no mantener el símbolo emblemático (de la mentira) de los 30.000. Lipovetzky, con cara de “yo no fui”, hizo la defensa del blanqueo mientras, al mismo tiempo, defendía la bandera de los 30.000. Al final, chorizo. Prefiero la actitud cínica y perversa de los que mantienen su mentira a la pusilánime que ni lo uno ni lo otro.

A esta hora de la soirée (cuarenta años han pasado), la defensa sobreactuada de la mentira de los 30.000 huele a podrido. Sobre todo porque Carlotto, Bonafini, Vertbisky, con el apoyo incondicional de los Kirchner durante doce años, no pudieron estirar la cantidad ni a diez mil. De las treinta mil placas del Parque de la Memoria sólo pudieron llenar un tercio. Luego, no es pecar de precipitado el presumir que se quiere tapar un chanchullo mayúsculo. Miles de millones de dólares se destinaron para indemnizar a familiares de desaparecidos ¿Por qué habría de pasar inadvertido a los Kchorros semejante boccato di cardinali?

Ante la evidencia, arguyen que un desaparecido o 30.000 es lo mismo. No, no es lo mismo. Hay que ser discapacitado moral para entenderlo así. Inmoral también es atribuir muertes que no fueron tales a quienes no las cometieron. Pero es que, si fueron tantas, entonces los culpables serán tantos también. La ecuación es: a más muertos, mas “genocidas” a perseguir.

 Con la mentira de los 30.000 se infecta el alma de los niños argentinos en las escuelas; las dirigidas por la iglesia católica, incluidas. Se le atribuye a Hitler la frase: “Mientras más grande es la mentira más gente la cree”. No comparto. Más acertado sería: “Mientras más grande es la mentira más gente teme contrariarla”. Y, de estos últimos, en la Argentina, hay cantidad como para hacer dulce.


 

PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 13, 2016

CARTA NÚMERO CINCO A DARÍO LOPÉRFIDO

Share

 

 

claudio-vv Por Claudio Kussman.

 

 

MÁS CERCA DE LA VERDAD, PERO NO MUCHO

Luego de leer sus nuevas declaraciones sobre la cantidad de desaparecidos, publicadas en los medios, dario1debo decirle como en un título de este mismo sitio, que estamos: MAS CERCA DE LA VERDAD,  Lo cual me alegra, si es que puedo sentir alegría,  siendo desde hace dos largos años un prisionero ilegal. Usted hoy avanzó y quienes mintieron impunemente no son tan poderosos como ustedes creían y evidentemente temían  y por consiguiente ellos están retrocediendo.

Ahora bien usted  expresó: “EN LA ARGENTINA SE LEE LA VERDAD COMO POLÉMICA Y LA VERDAD ES LA VERDAD”. Debo decirle esta lo es cuando es completa, cuando también se mencionan a  los muertos por el terrorismo, y este no es su caso. El no hacerlo es  discriminarlos y  por consiguiente a los sufrientes familiares, que siguen reclamando justicia. ¿No lo pensó o no le interesó?

 

¿CIFRA SIMBÓLICA O RUÍN ESTAFA?

 También, a mi entender en forma equivocada, expresó: “DIJE QUE LA CIFRA DE TREINTA MIL dario2DESAPARECIDOS ERA UNA CIFRA SIMBÓLICA”. Al respecto quiero acotar una vez más que esa diferencia abismal, no es un símbolo, sino una cruel mentira. Cruel porque es una falta de respeto a quienes de verdad pudieran haber sido desaparecidos. También a sus familiares, si bien estos más allá de algún caso puntual que todos conocemos, aceptaron mansamente la cifra de la mentira, y hoy guardan silencio. La falacia en sí misma, es el símbolo de lo incorrecto en todo acto de la vida. También es la muestra de lo corrupto de un sistema o una ideología. Eso que usted llama “CIFRA SIMBÓLICA” es simplemente una vulgar estafa. Empleo este término de “estafa” ya que, en una muy burda comparación, sería como si a usted le sustrajeran una de las ruedas del auto y cuando lo denuncia dice: CUATRO.

 

UN PAÍS QUE SI FUE BOMBARDEADO

Usted “equivocadamente” prosigue: “PARA MÍ ES UNA TRAGEDIA 8.600 PERSONAS MUERTAS EN UN PAÍS QUE NO FUE BOMBARDEADO, QUE FUERON MUERTOS DE A UNO, TORTURADOS”  Acá nuevamente se equivoca, o se expresa con mala fe. Con 52 años de edad ya no es un púber, superó el medio siglo de vida. El país si fue bombardeado, no desde un avión en la forma clásica, en una guerra clásica. Esta fue asimétrica y en ella se detonaron 4380 bombas,  que causaron numerosos muertos e inválidos de por vida. ¿Le parece que no fuimos bombardeados?

dario4dario5dario6dario3dario8dario7dario9

 

EL RELATO SESGADO

Sobre “MUERTOS DE A UNO Y TORTURADOS”, también estoy en desacuerdo con su versión sesgada. ¿Que hubo torturas y muertos de a uno? Por supuesto, es evidente que si, y yo los rechazo. Pero también tengo la seguridad POR EXPERIENCIA PROPIA que parte de ellos fueron falaz “RELATO”. Muchos de los que usted describe así, y que están dentro de los 8.630, murieron en ataques a dependencias estatales combatiendo, otros por detonación de las bombas que portaban y otros por ejecución sumaria al haber traicionado a la organización terrorista a la que pertenecían. Posiblemente algunos otros estén gozando de buen pasar y  buena salud en países del primer mundo. Nunca en Venezuela, Cuba o similar.

 

ENOJADOS, CON CAMBIEMOS

Otro grave error de concepto usted lo tiene cuando dice “LOS ARGENTINOS ESTAMOS ENOJADOS Y VIOLENTOS. YO SE LO ADJUDICO ABSOLUTAMENTE AL KIRCHNERISMO, NO EXISTÍA ESTO EN LA ARGENTINA”. En parte es cierto, pero le diré una confidencia.  Yo y otros muchos, estamos más enojados hoy con el CAMBIEMOS, que ayer con el KIRCHNERISMO al que usted se refiere. Antes sabíamos a qué atenernos. Eran unos delincuentes hipócritas que actuaban como tales, y ustedes que se dicen diferentes, no lo son al avalar lo hecho por ellos y mirar para otro lado ante lo que sigue ocurriendo. Se continúan  cometiendo verdaderas aberraciones jurídicas y en prisión siguen muriendo adultos mayores en manos de la “justicia” que no es tal, y que ustedes evasivamente declaran: DEBE SER INDEPENDIENTE. Por supuesto que lo debe ser, pero no ésta, que sobrevive al día de hoy, BAJO LA DIRECTA RESPONSABILIDAD DEL GOBIERNO DEL CAMBIEMOS.

 

 

“Donde hay poca justicia es grave tener razón.”
Francisco de Quevedo (1580-1645)

 

Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 13, 2016

Volvió Lopérfido

Share

 

Después de un paso al costado (¿Ordenes de arriba?) Darío Lopérfido volvió al ruedo con declaraciones calientes que tiempo atrás -tal vez- supo callar. El ex de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires dejó la mesa servida para contestaciones de los intolerantes:

 

“El informe sobre los desaparecidos me da la razón”

“El fanático cree que si yo no digo treinta mil soy un negacionista, es la mayor canallada que escuché”

“En la Argentina se lee la verdad como polémica, y la verdad es la verdad”

“El kirchnerismo hizo lo peor que puede hacer un régimen, que es llenar el país de fanáticos. El fanático no razona, agrede, no escucha los argumentos de los demás. Me tocó un año movido, pero que me da muchas satisfacciones porque parte del servicio público es decir la verdad. La verdad sana. Dije que la cifra de treinta mil desaparecidos era una cifra simbólica y ahora apareció un dictamen oficial del Ministerio de Justicia, por pedido de una ONG, donde dice que fueron 8.630 y pico entre desaparecidos y ejecutados en forma sumaria. También dije que las desapariciones en la Argentina no habían empezado con la dictadura, habían empezado en el gobierno justicialista de Isabel Perón. El informe dice exactamente eso”.

“El informe oficial que se publica me da la razón. Para mí es una tragedia 8.600 personas muertas en un país que no fue bombardeado, que fueron muertos de a uno, torturados. Como decía [Jorge Luis] Borges, ‘un solo desaparecido sería un escándalo de la razón‘. Fue tremendo. El fanático cree que si yo no digo “treinta mil”, soy un negacionista, la mayor canallada que escuché -muy estimulada desde el diario Página 12, que perdió millones cuando terminó el gobierno de Cristina Kirchner, porque les dieron millones durante todos los años a través de la pauta oficial-, es decirme a mí negacionista. Negacionista es, primero, un signo de vulgaridad intelectual, negacionista es decir: No hubo muertes en la Argentina“.

“Yo dije lo que dijo [Ernesto] Sábato, lo que dijo [Graciela] Fernández Meijide, lo que dijeron historiadores y lo que ahora dice un documento oficial que se ocupa de eso. Y no es un número fijo, porque nos podemos enterar dentro de un tiempo de que hubo otra persona desaparecida y se suma, es una lista abierta”.

“Dije que se había hecho el fraude audiovisual más grande de la historia en la época del kirchnerismo. Me acosaron, me amenazaron, me piquetearon. Ahora es público y notorio que lo que dije es cierto”.

“El kirchnerismo adoctrinó fanáticamente y lo hicieron de una manera intensiva, hasta se metieron en Pakapaka, un canal de niños donde se demonizaba a [Domingo F.] Sarmiento. Sarmiento fue Presidente de la República, escribió una cantidad impresionante de libros, fue un hombre que copió el modelo americano, donde había un lugar más pobre había que poner una escuela mejor, creía que la escuela era lo único que podía salvar al país. Y a él lo demonizaban”.

“El populismo te da un subsidio, el puntero que te lo da, se queda con la mitad y con esa mitad que te quedaste estás esclavizado a votar siempre al mismo para que no te lo saquen. Hay que transformar eso en un círculo virtuoso donde la gente tenga trabajo, pague cargas sociales, entonces tenga obra social y asignaciones familiares. Tengo mucha confianza, va a pasar. Lo que sucede es que no hace un año todavía que salimos de eso”.

“El populismo dice: ‘Nosotros estamos haciendo esto para los pobres’. Me sorprende el mal concepto que tienen los kirchneristas de los pobres. A mí me gusta que la gente pobre tenga herramientas culturales para dejar de ser pobre, no lo quiero condenar a que si te gusta el fútbol y la bailanta, entonces fútbol y bailanta toda la vida. No, quiero que tu hijo sea violinista y toque en la Filarmónica de Estocolmo”.

“Los argentinos estamos enojados y violentos. Yo se lo adjudico absolutamente al kirchnerismo, no existía esto en la Argentina. No quiere decir no discutir, yo estuve en muchas posiciones de gobierno y me he dicho de todo con gente por un problema puntual, pero después nos vamos a comer juntos. El poder tiene que ser ejemplificador, debe dar el ejemplo. Acá se han hecho unas burradas que no doy crédito, no te gustaba lo que decía un periodista y le hacían un juicio público. Cuando fue el conflicto por el campo D’Elía y Moreno iban a la plaza de Mayo, puteaban a los tipos que se estaban manifestando y les querían pegar, innumerable cantidad de ejemplos. La Presidente misma por una cosa que dijo Darín lo acusó de algo que además era falso. Si el que tiene el poder hace eso, para abajo se transmite y la sociedad se crispa”.

Matemáticas a marzo

Share

El Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado (Departamento que depende del Ministerio de Justicia) afirmó que durante la última dictadura militar hubo al menos 6.348 víctimas de desaparición forzada. El dato surge de un informe que fue remitido a la Organización No Gubernamental Ciudadanos Libres, que había presentado una solicitud de información pública.

Si se desmenuzan los números difundidos por el Gobierno, entre el 12 de octubre de 1973 y el 10 de diciembre de 1983 hubo un total de 8.571 víctimas: 7.010 son desaparecidos y 1.571 personas fueron asesinadas.

La respuestas oficial tiene una contradicción. Por un lado indica que las cifras surgen de las denuncias debidamente formalizadas ante la avruj22Secretaría de Derechos Humanos y “no deben entenderse como la totalidad de las víctimas ya que existen numerosos casos denunciados ante la Justicia y otras instituciones”. Luego aclara que el Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado incluye los casos denunciados ante la Conadep.

La Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo de la Nación a cargo de Claudio Avruj, emitió un comunicado en el que precisó: “Bajo ningún concepto debe considerarse este registro como definitivo en la medida que permanentemente se siguen recibiendo nuevas denuncias y declaraciones testimoniales; el número de personas desaparecidas continúa siendo indeterminado a la fecha”.

José Magioncalda, titular de Ciudadanos Libres, aseguró: “Nosotros advertimos que hubo magioncaldaun funcionario que por opinar de determinada manera fue hostigado y hasta tuvo que renunciar, entonces creímos que si el Estado daba una cifra comprobada podíamos ayudar a que hubiera un respaldo técnico”.

 loperfido-22El funcionario aludido es Darío Lopérfido, actual director del Teatro Colón. En enero, durante un debate, dijo que en la Argentina no hubo 30 mil desaparecidos. Esos dichos provocaron el repudio de algunos organismos de Derechos Humanos. Tiempo después renunció al Ministerio de Cultura porteño. El informe oficial conocido hoy corrobora aquellas declaraciones.

dangelo-joseMientras tanto el investigador José D’angelo se pregunta: ¿Por qué hay quienes afirman que en la Argentina, en los años ’70, el Estado hizo desaparecer a 30.000 personas, mientras en los registros oficiales, a casi  cuarenta años de los hechos, apenas se conoce el nombre y apellido de menos de la tercera parte de esa cifra? ¿Por qué razón no se divulga la identidad de más de 21.000 víctimas?

PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 7, 2016

Dios y el diablo en Balcarce 50

Share

Lo Desconocido de Siempre.

Por Fabian Kussman

En 2001, en pleno ejercicio como gerente general de Telecom, resolvió un recorte del 10% en los sueldos de los empleados telefónicos, pero ante el rechazo de Foetra, amenazó con despidos. “El próximo paso será tomar medidas que incluyan la salida de gente”, declaró entonces Susana Malcorra, lo que provocó una serie de medidas de fuerza del sindicato por las cuales tuvo que dar marcha atrás con su postura. La hoy Ministro de Relaciones Exteriores de Argentina había mandado más de 400 telegramas de despido a trabajadores que no aceptaban una depreciación de sus remuneraciones.

Eran otros tiempos, tiempos duros, no como nuestro presente que nos toma sin sorpresas con un gobierno como Cambiemos que parece no innovar en el delicado proceso de combatir la mentira o es demasiado diplomático con respecto a confrontar malas ideas. Nuestra canciller -Malcorra- se pronunció en un reportaje para Página 12 tratando de enmendar algún supuesto error del presidente Macri con respecto al desconocimiento del Primer Mandatario sobre Guerras Sucias o Cantidad de Desaparecidos en el país en los años 70s. El ciudadano Número Uno de la República Argentina no tiene acceso a estos datos. Usted y yo, tampoco. Solo puedo acotar que estos intentos de interpretaciones perpetrados por quienes rodean al Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas semejan a quienes intentan corregir los exabruptos de Donald Trump en Estados Unidos de América. Cuando el empresario -hoy candidato presidencial- declara que “Rusia no va a enviar tropas a Ucrania” mientras algún periodista algo informado le señala que “Rusia hace dos años ya está allí”, sale a escena algún colaborador a decir que su fallida frase fue sacada de contexto.

¿Malcorra juega ese “importante” papel? Admite no haber escuchado todas las declaraciones, pero le parece que algunas fueron sacadas de contexto. En nuestras tradicionales charlas de café, hemos reconocido no haber visto el partido de fútbol, pero “ese marcador de punta es un desastre, ¿No?”. De todas maneras, la Ingeniera Electrónica trata de cerrar el tema con su idea de que el gobierno tiene un profundo compromiso con los Derechos Humanos, mientras más de treinta Presos Políticos -durante la actuación o inacción de Cambiemos- han cambiado sus status de seres vivos a carne inerte.

La canciller es una adicta a tratar de quedar bien con el paraíso y con el infierno. Respeta la pasión de la representante de Relaciones Exteriores venezolana Delcy Rodríguez, una pasión llena de mentiras, que roza la ignorancia, que abraza el fanatismo y señala su propio descontrol. Vale como ejemplo el instante de fama de esta dama quien en una reunión de la OEA pidió la palabra para indicar que ella “no había pedido la palabra”. Cuando se trata de destruir el rumor de la escasez de alimentos, Rodríguez habla en nombre del pueblo de Venezuela atribuyéndose el rol de los modestos elegidos, mientras sus compatriotas tratan de rescatar algún producto medianamente comestible en grandes basureros caribeños. Cuando no se puede quedar bien con todos, ¿no es mejor recostarse en la verdad? Mientras Rodríguez utiliza el mejor de los capítulos del manual populista y niega pobreza y desabastecimiento en su territorio (Al parecer Venezuela ha recibido premios internacionales por sus afirmaciones…) Malcorra respeta estas convicciones y esta pasión del émulo de Guillermo Moreno.

La señora Malcorra y sus respuestas en el aire son otra Política de Estado, la posición oficial parece ser utilizar la cifra de treinta mil personas desaparecidas como número de referencia. Es cierto. El número de desaparecidos es penoso. ¿Por qué no se utiliza como símbolo El Argentino Desaparecido? Porque no fue solo uno. Pregúntese usted a quién beneficia y a quien perjudica inflarlo hasta treinta mil.

Así camina este Cambiemos, titubeando en su marcha, sin sincerarse, sin comprometerse, sin cambiar demasiado en un país que, por su comportamiento, no va a llegar a ninguna meta y las fervientes esperanzas no son más que una expresión de deseos.

El señor presidente de la República Argentina, después de declarar como candidato que se acabarían los “curros” de los Derechos Humanos, luego del incidente con el Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires Darío Lopérfido, pasadas las declaraciones de Ángel Mahler, ¿no tuvo un momento de curiosidad para investigar el documentado número de desaparecidos? ¿Nunca pensó que el faltante podría ser utilizado para respaldar las causas armadas que están afectando a muchos de sus conciudadanos? ¿No es interesante declarar con la documentación existente en la mano? ¿Nunca dudó de una cifra tantas veces proclamada? ¿No entiende que para instalar una proclama semejante en la mente de personas con pensamiento crítico se deben exponer las pruebas?

La cifra sagrada (la que no se puede discutir porque sensibiliza a una parte de la población) ha sido desintegrada por José D’angelo en una especie de diccionario llamado Mentirás tus Muertos. Hay una respuesta que no es nueva, pero parece haber sido activada ultimamente. El Sociólogo Guillermo Levy escribió: Los números son imposibles de precisar justamente por la práctica misma de la acción genocida que sistematizó las enseñanzas que franceses y norteamericanos aprendieron –sin citar nunca la fuente– de sus maestros nazis: desaparición de cuerpos, destrucción de información y pacto de silencio que los genocidas siguen respetando.  Es decir, hay entre 21.000 y 42.000 personas en Argentina que buscan a sus seres queridos, pero -vaya a saber la razón- nunca denunciaron estos hechos. O hay 21.000 personas que no tenían un solo familiar, un solo amigo, un solo compañero de trabajo que notara sus ausencias. La controversia hubo-no hubo una guerra, también debe mantenerse como apartada del debate honesto para alimentar la victimización y el derecho a la venganza de terroristas. Si una persona afirma que su motocicleta funciona con arena en vez de gasolina, debe mostrar la evidencia. Es simple. Si no se puede quedar bien con dios y con el diablo, ¿por qué no atenerse a la ley y a la documentación existente?

PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 15, 2016

Prisionero En Argentina

Email@PrisioneroEnArgentina.com