Zarpando con el Conquistador…

Share

 

lobo-aragon-ups Por Jorge B. Lobo Aragón.

Cuando uno tiene grandes cosas para hacer conviene madrugar y empezar temprano. Y así debe ser porque mi gran amigo Cristóbal Colón me convoca una vez más a modo de frecuencia extraordinaria para describirme una vez más sus expediciones. Hace poco con mi fenómeno de desdoblamiento a cuesta, en una bilocación maravillosa volando el universo he podido observar y relatar el “asombroso viaje con el conquistador, mi navidad y regreso con el almirante”. Como si fuera un vínculo entre existencias interdimensionales, Cristóbal me relata a modo de custodio de sus epopeyas, vivamente el acontecimiento del viernes 3 día viernes 3 de marzo de 1492. Puedo presenciar y percibir sus crónicas y experiencias. Contemplo que media hora antes de salir el sol, zarpan sus bajeles del puerto de Palos de Moguer, en la desembocadura del río Tinto, frente a la ciudad de Huelva. Salen al mar y enfilan hacia las Canarias. Advierto que tiene conciencia de lo trascendente de la hazaña que emprende, y por lo tanto le pone un pomposo prólogo al diario de anotaciones que inicia. colon33Manifiesta que se dirige a las tierras de un príncipe “llamado gran Khan, que quiere decir en nuestro romance “Rey de los Reyes” y sabe cómo muchas veces él y sus antecesores habían enviado a Roma a pedir doctores en nuestra santa fe. Eruditos a los que se suplicaba que lo ilustren en ella, y que nunca el santo padre le había proveído. Así se perdían tantos pueblos creyendo en idolatrías. El con este viaje – me confiaba -, venía a conocer sus tierras y a ver la manera de la conversión. Me resalta el agradecimiento a los reyes detallándome emotivamente sus respuestas de que dende en adelante yo me llamase Don, y fuese Almirante Mayor de la Mar Océana y Virrey y Gobernador perpetuo de todas las islas y tierra firme que yo descubriese y ganase, y de aquí en adelante se descubriesen y ganasen”. Observo al mismo tiempo que a la Pinta se le rompe el timón. Tratan de arrimarse para ayudar pero el fuerte viento lo impide. Menos mal que su capitán, el experto Martín Alonso Pinzón, hábil navegante, se las ingenia para hacer una reparación provisoria. De inmediato, noto por sus gestos que la rotura no sería accidental tal vez la provocarían Gómez Rascón y Cristóbal Quintero, propietarios de la Pinta y que vienen en ese barco. Sé que algunos quieren volver porque les está dando miedo lo aventurado de este viaje a lo desconocido. Llegan a las Canarias pierden tres semanas tratando de cambiarla a la Pinta por algún otro barco, y como no se puede le hacen un timón nuevo. El 6 de septiembre zarpan de la Gomera y desde ese momento se adentran en lo ignoto. El Almirante comunica su plan: navegarán derecho al occidente y a las setecientas leguas (eran leguas de 20 al grado) espera que toparán con tierras. Por las dudas trampea un poco en el cálculo de las distancias recorridas diariamente, no sea que se hallen un poco más lejos. Es una aventura navegar en lo desconocido: no se sabe qué se pueda encontrar. Una cosa alligente que encuentran es que a medida que avanzan hacia occidente varía la declinación de la brújula respecto al norte verdadero. A hombres temerosos eso los puede asustar ya que en estas partes la aguja pierde sus propiedades. Pero a estos marinos avezados solamente los entusiasma. Deducen que haciendo un prolijo relevamiento de su variación podría servir para calcular la longitud geográfica. Pero en un mundo desconocido hasta lo favorable puede ser preocupante. Navegan con suave viento a favor, viento tan adecuado que en varios días no tienen necesidad ni de tocar una vela. Se deslizan tan plácidamente en un mar suave que el Almirante dice que es como navegar Guadalquivir abajo frente a Sevilla. Pero, reflexiono de inmediato. Me asusto. ¡Caramba!, si los vientos son tan constantes. ¿Tendrán vientos para volver? Muchas cosas cavilan estos hombres que marchan a descubrir los secretos del mundo. Pero puedo dar fe, teniendo la dicha y la facultad de bilocación de haber contemplado casi todas las expediciones del Almirante de la magnífica y asombrosa grandeza de sus epopeyas. Testifico que jamás se les pasaría por la cabeza a todos estos titanes y colosos del mar y en especial a mi amigo Colon, que andando los siglos aparecerían ideólogos que deploren este viaje que inaugura y da origen nuestro abandono del salvajismo inicial. Asombrado de lo que contemplo , me vuelvo a estremecer y en ensueño casi fantasmal me despierto de este nuevo viaje astral para relatar ávidamente la conquista que el mismo gigante de hoy y de siempre me describiera para beneplácito de mis lectores.

“EL CLAN ALE” Rubén “La Chancha” Ángel “El Mono” Y otros

Share

 

lobo-aragon27272 Por Jorge Lobo Aragón.

 

A los Ale no solamente se lo investiga por su pasado sino por su presente. Adolfo Ángel Ale sostuvo en una entrevista  en el Diario la Gaceta  de esta Ciudad  – San Miguel de Tucumán – con fecha 22/10/2012. Que no niega su pasado. Aduce que ha peleado alguna vez en su vida; que ha golpeado y ha sido golpeado; incluso, admite que ha disparado, y que ha sentido también el dolor del plomo perforándole las carnes. Adolfo Ángel Ale sabe que todo eso forma parte de la imagen que se ha creado sobre él en las dos últimas décadas. Pero ya no quiere problemas. Por eso, “El Mono” elige mostrar otra parte de su historia: habla del trabajo en el campo; del compañerismo de su esposa Viviana; de la preocupación constante por sus padres, por sus hermanos y por sus hijos. “Quiero vivir tranquilo y en paz”, avisa.  Creo, a lo mejor por mi pasado me quieren condenar. Afirma que tiene armas que son para caza; están en cajas de seguridad y todas fueron registradas. Pide en su diálogo que me  lo dejen de perseguir y a su familia. Pero sus dichos se enfrentan con una realidad. Además del Juicio oral que se le avecina dentro de unos son diversos  los juicios penales en la Provincia los que lo involucran e incriminan. Causas que  también están en estado de Juicio Oral (lamentablemente paralizadas). Se me  atribuye no solamente el rol de querellante sino  de “persecutor judicial”. Las causas elevadas a juicio todas con trascendencia mediática  se originan por delitos similares a su acusación federal en donde existe un común denominador “La Asociación” y la presencia de distintas armas de guerra y hasta  de una ametralladora de mano, pertrechos que desde hace décadas hacen exhibicionismo y despliegue ostentoso. Otro factor reiterado es la intimidación o amedrentamiento de donde surge que la libertad es el bien jurídico afectado. Las bravatas, violencias  y despliegues de armas de los Ale no cesan pese a que según  sus dichos fueron virulentos en el pasado y que sus antecedentes también se remontan a otras épocas.

Las actitudes y posturas que quieren mostrar con su posturas de “Carmelitas descalzas”,  no se condicen con las innumerables causas investigadas por la justicia Federal y Provincial. Para el Ministerio Público está latente la perturbación que implica  el historial  del clan. En los jueces todavía prevalece para integrantes del clan el principio general de libertad del detenido el proceso (Con prisión preventiva domiciliaria). Discusión bizantina y permanente en una sociedad como la actual en donde la inseguridad no es una sensación sino una realidad.  Tristemente son realidades  que emergen lastimeramente con individuos que muchas de las veces se relacionan con el poder.  La actualidad judicial  revela a los Ale como cabeza de una mafia en Tucumán. En muchas causas los personajes dicen no tener antecedentes, que su situación económica es casi de indigencias y en otras son empresarios del campo con manejo de abultadas sumas de dinero y con relaciones personales, profesionales, económicas e inmobiliarias con personas allegadas al juego Clandestino.  Aclaran que no tienen miedo de andar con dinero. Que cargan armamento y son legítimos propietario y portadores de armas de guerra. En su pasado ya le secuestraron del baúl de un automóvil cuando se encontraban detenidos e internados en un conocido sanatorio de esta ciudad, un arsenal en donde se encontraban hasta granadas de mano; escopetas recortadas  e itacas de alto poder destructivo. (Caso Homicidio al Oficial  Salinas – Obviamente no  son coleccionistas-). Desde hace más de veinte años  desde el caso Gardelito; los Remises Cinco Estrellas y sus ocupaciones y impedimentos   para circular obstruyendo todas las arterias de San Miguel de Tucumán.  El copamiento a la Jefatura de policías como también a Gendarmería y  al Concejo deliberante.  Últimamente  los casos de Marita Verón y Lebbos   son los más relevantes en donde siempre surge su presencia.  En otros casos conocidos abogados del foro local  fueron amedrentados con  armas de guerra. Abogado y empresarios que valientemente no se amilanaron. Como en la época del lejano oeste y tal vez con mayor impunidad. Por eso sigo aseverando  y sosteniendo enfáticamente que “Mafia ha habido siempre, pero es escandalosa la ostentación de fuerza realizada por los mismos, con un enorme poder de movilización en todas las esferas. Esta mafia también llegó de su mano al Futbol, como gerencia dores del club más importante de la Provincia al futbol (San Martín).  Una corrupción que “se está haciendo carne en la Argentina” como si fuera el pan de cada día.  Los argentinos y puntualmente los tucumanos, debemos rechazar que sea inevitable que las mafias manejen la sociedad. No debemos bajar los brazos en este empeño que, para todo hombre, debe ser primordial. Recordemos a Sarmiento: “desgraciados los pueblos a los que se les agote ese instinto por mantener la salud colectiva. Los ciudadanos de tales pueblos serán tratados como presidiarios”.

 

JORGE B. LOBO ARAGÓN

jorgeloboaragon@gmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 22, 2016


 

Navidad la Esperanza Cristiana

Share

 

lobo-aragon27272 Por Jorge B. Lobo Aragón.

Reflexión

Ningún acontecimiento tiene tanto impacto en nuestro mundo actual como la Navidad. Siempre anunciaremos su llegada. La Navidad es la gran fiesta de paz y de alegría para todoscristianos o no-, porque es el acontecimiento siempre actual del nacimiento de Jesús, el hijo de Dios, en el humilde pueblo de Belén. Si no se reconoce que Dios se hizo hombre, ¿qué sentido tiene celebrar la Navidad, después de dos mil años de su comienzo? ¿Por qué tanta alegría e ilusión? El Papa Benedicto XVI, publicó en su encíclica sobre la esperanza cristiana, bajo el lema “Spe Salvi”Salvados por la esperanza – . El Santo Padre expone, en carta encíclica, los distintos mesianismos, utopías de una felicidad universal, que se han dado en la historia. Todos han terminado en el olvido, por estar cerrados a toda trascendencia de la vida humana. Desde la fe en el progreso, que imaginaba liberar al hombre de toda opresión; al cientifismo que pretendía poner en la ciencia experimental toda la explicación y la finalidad de la vida humana; hasta últimamente el marxismo, que en busca de una necesaria justicia social, empobreció a tantos países, despojando a las personas de su dignidad y libertad. Jesucristo, desde su pobre nacimiento en un establo de animales y teniendo un pesebre por cuna, anuncia a la humanidad una gran noticia, el amor de Dios que se hace presente. Es la esperanza que se muestra en el Evangelio. Eso significa que el Evangelio no es solamente una comunicación de cosas que se pueden saber, sino una mensaje que comporta hechos y cambia la vida. La puerta oscura del tiempo, del futuro ha sido abierta de par en par. Quien tiene esperanza vive de otra manera; se la ha dado una vida nueva”. Acerquémonos con sencillez al establo de Belén. Como lo hicieron los pobres y humildes pastores ante el anuncio de un ángel, que le dijo: “No teman. Vengo a anunciarles una noticia de gran alegría, que lo será para todo el pueblo: Hoy ha nacido, en la ciudad de David, el salvador, que es el Mesías, el Señor. Esto les servirá de señal: encontrarán a un niño envuelto en pañales y dormido en un pesebre”. Los pastores reconocieron todas las cosas que les habían dicho sobre el Niño. Y regresaron glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto. Sin Dios no hay plena esperanza ni felicidad permanente. El niño de Belén enseña el camino y la verdad. La esperanza busca compartir con los demás el bien. La esperanza cristiana nos compromete con los demás. Por eso, la felicidad de la Navidad nos lleva a compartir con los más necesitados nuestros bienes, a vivir la caridad generosamente y a hacer felices a todos. Feliz Navidad.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

El Mono Ale y sus Monitos

Share

 

lobo-aragon-2 Por Jorge B. Lobo Aragón.

 

 

Tucumán . Argentina

 Opinión:

 

                  En la editorial del Diario “la Gaceta” de mi provincia con fecha 20/12/2016, bajo el titulo “Los casos en los que estuvieron implicados los hijos de “El Mono” Ale”,  se da cuenta que “Juan Facundo”, quien  en la madrugada volcó su camioneta cuando intentaba huir de la Policía y su hermano, “Eduardo Said”, fueron aprehendidos varias veces por diferentes situaciones. Que el hijo mayor de “El Mono”,  afrontó numerosos cargos  durante este año 2016. Que en octubre del 2011, fue aprehendido y detenido por robo y posteriormente liberado. Que en  Agosto del 2013 se le requirió la elevación a juicio por el Homicidio de Roberto Cabrera quien murió en febrero del 2009. Con relación  a los hechos aludidos,  sin querer controvertir con la información del prestigioso Diario, debo decir que el segundo de los hechos enunciados (Homicidio), he sido representante de la querella en la causa que se encuentra caratulada como “Ale Salvador Said (a) “El Monito” y otros s/ Homicidio. (Victima: Cabrera Roberto Salvador) – Expte nº: 1840/09. Por lo que  se confirma una vez más lo que vengo aduciendo y sosteniendo  hace más de veinte años. Que a los integrantes del Clan no solamente se lo investiga por su pasado sino también por su presente. En  algunas de mis publicaciones  como “Las Mafias Golpean Tucumán” y a “Puro Verso” manifiesto que los cabecillas de la organización siguen con las famosas “Mini-Scena” de hoy y de siempre. Abrazados en la primera audiencia de juicio oral  lloraban con” lágrimas de cocodrilos” mientras sus presas habían sido devoradas en el tiempo con absoluta violencia y sadismo. Un gimoteo y apretón que seguramente no fue por remordimiento   de  cientos de víctimas indefensas que fueron amedrentadas, intimidadas, golpeadas y hasta asesinadas por esta banda de malandrines facinerosos. También en otra publicación  rememoro una entrevista en el mismo Diario: “Por mi pasado me quieren condenar”, en donde el “Mono” con total desfachatez y cinismo elige mostrar otra parte de su historia: habla del trabajo en el campo; de la preocupación constante con sus hijos. Otra de las tantas falsedades y engaños a los que nos tiene acostumbrado el Clan.  De este Padre ejemplar que quiere vivir en Paz y de manera honesta – según la misma entrevista-, cuidando de sus hijos. Quien se mostró  dándole un beso protector sobre  los labios de uno de ellos  en la primera audiencia del Juicio oral federal. Nada se dice sobre una causa que se encuentra  en estado de audiencia o debate Oral  y que tuvo en su oportunidad enorme resonancia. Hecho cometido en contra de un prestigioso Abogado y un Empresario de nuestra Provincia. Causa en donde también intervino “El Monito” – Eduardito –  junto con su Padre Adolfo “el “Mono”. Observándose en la misma nuevamente como común denominador “las amenazas, lesiones y abuso de arma de grueso calibre. Evento delictual ocurrido el 09/02/2011, – hace casi seis años -, en la localidad de “Chañar Muyo” departamento Leales. En donde el “Monito Eduardito” portando una “ametralladora” hizo disparos, golpeando al Letrado y amedrentando al empresario.  El Padre Protector “Mono Adolfo” en el mismo hecho extrajo dos pistolas de su cintura,  manifestando en la causa que no tenía miedo de andar con dinero encima ya que cargaba armas y es legítimo propietario y portador de armas de guerra. Dicha causa se encuentra desde hace más de tres años en las Salas Penales  a seis años del hecho y todavía no se dignan a notificarme de la integración de la misma. Causa caratulada: Ale Adolfo Ángel, Ale Eduardo Said S/ Participación Criminal Necesaria Lesiones Leves, Abuso de Arma – Expte Nº: 2383/2011. Lamentablemente la crisis en la justicia penal es un  una realidad indefendible. Los Fiscales de cámaras deben   intervenir sin respiro en varias causas en un solo día y los Vocales deben  clamar por integrar las salas. Una Justicia lenta no es justicia.  

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

jorgeloboaragon@gmail.com

El Pájaro Volador y El Holandés Errante…

Share

 

lobo-aragon-2Por Jorge B. Lobo Aragón.

 

Mis lectores y editores saben ciertamente sobre mis facultades de bilocación y la enorme posibilidad que se me ha concedido para aparecer en lugares diferentes. A través de mis escritos vengo relatando casi semanalmente sobre este fenómeno que me ha dado la posibilidad de realizar mis “Sueño de pájaro” y volar el universo contemplando las estrellas. He podido apreciar y tocar el puente en la luna roja mi gran amiga. He revoloteado con los poetas y navegado en un globo hacia arriba y más allá. He conocido personalmente a mis camaradas Cristóbal Colon y Alvar Núñez Cabeza de vaca con quienes navegamos entre grandes mareas, tripulando sus carabelas. He escalado el Tíbet y llegado al Polo encontrándome en mi planeo con seres monstruosos. Me he contactado con Venus, cleopatra y San Jorge. Acercándome en el tiempo he conocido a José Hernández, Los blancos de Villegas y el Gran Bernabé. Me relacioné con el Tango a través de mi amigo Carlitos Gardel y Alfredo Le Pera. He podido intimar con el famoso cirujano Christiaan Barnard y grandes poetas como Machado, Gorki y Nuestro Jorge Luis Borges. Este fenómeno ha llevado a mi espíritu a que de un modo consciente y voluntario pueda alejarme de mi cuerpo carnal, apareciendo simultáneamente en extravagantes espacios con mi “cuerpo astral”.

flying-dutchman

Y hoy de nuevo aparece mi tribulación etérea y me contacto con quien me dice ser “El noruego Daland” quien regresaba a su hogar en su barco cuando una tempestad lo arroja a una costa rocosa. De improviso percibo que aparece otro buque, negro y de velas ensangrentadas, y su piloto echa pie a tierra. Es… ¡el holandés! Me grita el Noruego. El holandés que según la leyenda ha sido condenado a errar por el océano hasta que encuentre una mujer para siempre fiel. Daland me susurra casi con miedo al oído, que el marino errante cada siete años tiene una tregua que le permite tratar con la gente. En su eterno vagabundeo ya no espera más paz que la muerte. Mi amigo compadecido le concede que vaya a su patria a conocer a su hija. Observo que Senta, la hija del Noruego, está cantando e hilando con las demás doncellas, y queda absorta ante la idea y presencia de un hombre pálido y tétrico. Sin escucharlo a su novio se ofrece a redimir al condenado. Cuando entra el holandés ella adivina quién es y le promete fidelidad eterna. Vislumbro que ya es de noche. En la costa los noruegos danzan; los holandeses mantienen un lúgubre silencio. El mar, misterioso, se agita en torno a su barco. Llega Senta, seguida del antiguo novio que le recuerda una vieja promesa.

flying-dutchman3

El holandés lo oye al muchacho, y para salvarla a ella de la condenación que sufriría faltando a su antiguo juramento, salta al buque y se dirige solo a su irreparable condena. Senta le grita su fidelidad, y desde lo alto de una peña se arroja al mar. El buque fantasma se hunde, y de entre las olas surgen Senta y el Holandés, transfigurados y salvados de la maldición. Final feliz. Desenlace que después de despertar de mí sueño sideral me entero que dio motivo a una ópera famosa, a la que se la llamó “El buque fantasma”. Con letra y música de Ricardo Wágner estrenada en 1843 y basada en la tradición de los pueblos marinos del norte, en los tiempos en que a don Cristóbal Colón ni se lo había oído nombrar. Final feliz en la escena teatral. Pero solamente el que escribe conoce si el holandés, se ha liberado de su maldición. He escuchado versiones que dicen y aseguran que el Holandés viajando a las Islas Orientales sufrió una tempestad frente a Nueva Esperanza, y lo retó a Dios desafiándolo a que lo hiciera naufragar. Dicen que no naufragó, pero quedó condenado a navegar eternamente. Solo yo soy testigo y puedo dar fe que el caso es verdadero.

Después de la primera guerra mundial mientras volaba dando una nueva vuelta al mundo pude divisarlo de nuevo. Pasando frente a la costa de Australia la noche del 14 de julio de 1881 divisé un extraño barco fosforescente rodeado de un halo rojizo. Pude casi tocarlo. ¿Qué fue del holandés? Ah, no sé. Los fantasmas tienen especial habilidad para desaparecer cuando mejor se los busca. Puede ser que en mi próximo escrito les cuente a mis lectores sobre mi conocido condenado a vagar para siempre por los océanos del mundo. Muchas veces he oteado al velero a una distancia prudencial, resplandeciendo con una luz fantasmal. Lo he saludado. Ha tratado de hacer llegar sus mensajes a través mío. Pero algo interior me indica que todavía no es prudente hacerme amigo. Sé que han tratado de hacer llegar sus mensajes a tierra. Así me indicaron personas muertas siglos atrás. Todavía no puedo dar sus mensajes. Seguramente la providencia me dirá cuando pueda develar sus misterios.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 19, 2016


Mi Vuelo de pájaro con los hermanos Machado…

Share

 

lobo-aragon-ups Por Jorge Lobo Aragón.

Hoy me levante, sintiendo una sensación especial. Mi yo físico me decía que seguramente tendría un nuevo viaje astral o desdoblamiento. A los pocos minutos mi ser se estremeció lanzándome a un nuevo viaje interdimensional. Me desperté en la Madre Patria. La España de mis ancestros. En Sevilla en donde “Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, y un huerto claro donde madura el limonero”. Ahí mismo en donde ojala Dios decida que muera y que Él abra mi tumba el último día, pude conocer a dos hermanos. Ambos casi de la misma edad. Al observarlo me parecía reconocerlos de toda una vida. Seguramente a través de la poesía que mis Tíos y Madre decían con excelsa melodía. Conocí a Antonio quien me contó que nació un 29 de agosto de 1874 y casi interrumpiendo apareció Manuel quien sonriendo me dice que es el benjamín por nacer y once meses después. Eran mis conocidos de toda una vida por escuchar y aprender sus poesías. Antonio y Manuel Machado presente en mí sueño racional. Me encuentro en Sevilla, donde vivía la familia que después se trasladó a Madrid. Esa Sevilla que quedará reducida a un patio y a un machado2huerto claro en el que maduraba el limonero, en el recuerdo de Antonio al que lo atrapa sin duda el paisaje adusto de las tierras castellanas. En cambio a Manuel el luminoso ambiente andaluz le pintará con vívidos colores sus recuerdos para toda la vida. Antonio, una cumbre de la poesía española, me sonríe con un guiño de ojo. Como subestimando su estirpe aduce que alcanzó popularidad gracias a las canciones de Serrat. En cambio Manuel, que con gracejo le canta a la bravura de los toros y a la gloria del torero, a la guitarra y al “cante jondo”, y ha inspirado a muchísimos poetas populares, me dice que le gusta el anonimato. Que prefiere quedar tapado por el olvido. Y con sus palabras entiendo porque los biógrafos siempre comenzarán recordando: “hermano de Antonio”. Es que Manuel, de joven, va a París y se empapa en sus novedades artísticas. Vuelve en 1900 y en diez años escribe la mayor parte de sus poesías. Lo toma el desaliento. Entra a la administración pública y se desempeña como bibliotecario de las Universidades de Santiago primero, de Madrid después, y luego de la Biblioteca nacional y en el Museo municipal. Se reduce a colaboraciones en los periódicos y algunas críticas literarias. Más tarde con la misma afabilidad y sinceridad me comenta haber sido galardonado con un asiento en la Real Academia de la Lengua. Me viene a la memoria mi encuentro con Jorge Luis Borges quien casi en secreto y a su modo me confiesa que le gustaba más las obras de Manuel que Antonio, lo que también es un galardón. En cambio también recuerdo que a Antonio lo define Rubén Darío como “hombre de buena fe”. Y él mismo después se pinta – “a mi trabajo acudo”- como un ciudadano diligente. Al mismo tiempo ya en confianza Manuel me revela su afición a la holganza -“mi voluntad se ha muerto una noche de luna / en que era muy hermoso no pensar, ni querer”. ~”Que la vida se tome la pena de matarme / ya que yo no me tomo la pena de vivir”- . Es que en lugar de ahondar en filosofías se siente atraído por el pintoresquismo popular, y por componer alguna de esas coplas cuya mayor gloria será dar vueltas de boca en boca hasta convertirse en anónima. Me confirman emulando al Gaucho Martin Fierro que entre 1926 y 29 trabajan juntos en teatro poético. Los hermanos sean unidos esa es le ley primera, tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea. Aparecen “Julianillo Valcárcel”, “Las adelfas”, “La Lola se va los puertos” (título que con la autoridad de sus autores nos dice cómo es lícito y bello el artículo ante el nombre propio), “Juan de Mañara”, “La duquesa de Benamejí”. De nuevo como en la mayor parte de mis relatos siento que un hilo brillante invisible como el cordón rojo del destino me distancia de mis amigos casi gemelos. Un hilo rojo al que no puedo imponer mis caprichos ni tampoco romper ni deshilachar. Un hilo rojo directo a mi corazón me lleva nuevamente a mi cuerpo físico. Hilo como un aurea encendida, que me conecta en mis éxtasis a los más profundos misterios, que simbolizan el antes y el después. Como si fueran mis almas gemelas, grito sin poder despertar. ¿Cómo se hace para escribir poesía entre dos? No tengo la menor idea. Pero me lo imagino a Manuel caminando por la pieza mientras lanza imágenes quiméricas, y a Antonio, paciente, lápiz en mano, poniéndole orden, juicio y poesía a la maraña de fantasías que ha invadido la habitación. Y siento la voz de mi madre que me murmura al oído. Adiós me dijiste, una tarde plácida, escuchando el lánguido suspirar del agua/ Adiós para siempre repetiste impávida siguiendo el camino sin volver la cara/ Dispersa y atónita quedó mi mirada viendo como un todo “se convierte en “nada”.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 21, 2016


 

La Lucha contra la mafia. A Puro Verso

Share

 

lobo-aragon-2 Por Jorge Lobo Aragón.

 

Desde el escándalo del homicidio de los “gardelitos; el crimen de Salinas; El copamiento a la jefatura de Policía; La Ostentosa ponderación de poder ejercida a través de su ejercito de remises “Cinco Estrellas”; La intervención con violencia del Concejo Deliberante de la Capital; El poder de movilización a través de medios de comunicación e innumerables ilícitos más. Causa espanto y pavor la vigencia de tanta impunidad.

 

Opinión:

 

Siempre lo manifesté. Me causa repugnancia la Mafia. El Clan “Ale” invariablemente hizo ostentación y alarde de la existencia de un sinnúmero de agencias de remises ilegales y más de 6.0000 autos “truchos” que recorren y transitaron las calles de San Miguel de Tucumán. Persistentemente denuncie la actuación de estas mafias y otras como el Juego clandestino vinculada en nuestro medio. Publiqué en un sin número de oportunidades que “mafia ha habido siempre, pero es escandalosa la ostentación de fuerza realizada por los Ale con su poder de movilización. Que la justicia debiera tener los elementos necesarios para investigarlas, reprimirlas y castigarlas. Que debemos reaccionar para demostrar que las mafias no son indemnes al poder del Estado sino que caen, como es justo, ante la vigilancia y la corrección de la justicia. Que no debemos bajar los brazos en este empeño que, para todo hombre, debe ser primordial. Ahora bien, si bien “es bueno y saludable”, que el periodismo haya alertado a la opinión pública sobre la actuación de las mafias, poniendo en estado de alerta a la opinión pública. Cuando Juez (Órgano Jurisdiccional) le ordené la prisión preventiva de oficio a los Ale en el año 93 por el Crimen del Oficial de policía de esa Provincia “Juan Andrés Salinas” por ser autores de los delitos de Asociación ilícita y tenencia de arma de guerra. Me preocupa que después de tantos años y ante las innumerables denuncias contra la familia con frondosos prontuarios, y antecedentes tuvo que intervenir la Justicia Federal a través de Gendarmería y otros organismos del estado nacional para que se secuestren elementos probatorios producto de su accionar doloso. Un “Arsenal” detentaban en sus inmuebles los “personajes”, con el encubrimiento de las reparticiones encargadas de registrar las armas y de Fiscales provinciales que miraron de reojo y nada hicieron. Basta cotejar y observar el crimen sucedido el 31 de Enero de 2009 para constatar el poder alucinante de armamento de esta Organización mafiosa que además se acrecentó. Mi estudio fue atacado por atentados con proyectiles y artefactos explosivos en cuatro oportunidades, sin que el Estado actué protegiendo la vida, el trabajo y la tranquilidad de los abogados y de los ciudadanos para establecer mínimamente la confianza en el imperio de la ley y de la seguridad pública. Serví como empleado, funcionario y magistrado a la Justicia por 20 años. Tuve que renunciar por impotencia y cansancio moral. En su momento, todavía recuerdo el “panorama tucumano” en el diario “la Gaceta” en donde en esa época el periodista Federico Van Mameren, publicaba un editorial bajo el Titulo “A puro Verso” recordaba a Enrique Santos Discepolo que murió en 1951. Sus versos o aquellas reflexiones bajo el seudónimo de “Mordisquito” encajan perfectamente en ese Tucumán contemporáneo que alguna vez recibió el mote de “Macondo” y todavía a más de veinte años le cuesta sacárselo. Es que la resolución en ese entonces de la Sala I de la cámara penal (Causa Salinas), mostraba dos caras de una misma moneda. La sonrisa de la Familia ale ante una sentencia absolutoria y la sensación del ciudadano confundido impidiendo reconocer los perfiles (Da lo mismo que sea cura/colchonero, Rey de basto/ caradura o polizón!…). Como Magistrado que soporté el peso del proceso. No se puede luchar tanto para que en 6 días quede todo sin efecto y 40 mafiosos afuera. La sociedad se siente impotente. Qué pensará los oficiales que pusieron el pecho, el carnicero o el verdulero grite y exclame. (Señora de ojos vendados/ que estás en los tribunales/Sin ver a los abogados/ baja de tu pedestales/Quítate la venda y mira/), cantó alguna vez María Elena Walsh. El periodista – Van Mameren-, hace un análisis pormenorizado de esa época en donde también el “Malevo Ferreyra” era condenado por mi investigación, actuando como Fiscal. El periodista aludido de gran prestigio en Tucumán por sus minuciosos y excelentes análisis terminaba que situaciones como las descriptas confunden al ciudadano que ve, casi incomprensiblemente, en una misma línea cómo un hombre condenado goza de la libertad y como otro impotente abandona su destino. Alguna vez hay que ver los contrastes. “Cuéntale a tu corazón/que existe siempre una razón/escondida en cada gesto/ Del derecho y del revés/ uno solo es lo que es/ y anda siempre con lo puesto/ Nunca es triste la verdad/ lo que no tiene es remedio”, recita Joan Manuel Serrat. Qué paradoja estamos en diciembre del 2016 y nada ha cambiado en la Justicia provincial…  SERA JUSTICIA

 

DR. JORGE B. LOBO ARAGÓN

Ex-Fiscal y Juez de Instrucción en lo Penal

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 18, 2016


 

Mafias golpean Tucumán

Share

 

lobo-aragon27272 Por Jorge Lobo Aragón.

“Basta de lágrimas de cocodrilo…”

 

Opinión:

En una entrevista publicada por el “Diario Perfil” en Buenos Aires, bajo el título “Tucumán, la impunidad”, la periodista Agustina Grasso relata con objetividad y crudeza que fue el fallo en el caso Verón el que descorrió el telón sobre el clan Ale y la perversión del caso de Paulina Lebbos, asesinada en el año 2006, supuesta víctima de los “hijos del poder”. La periodista daba cuenta sobre trabajo silencioso de las familias de las  lebbosvíctimas. Artífices necesarios para que las investigaciones no se detengan ante un Estado ausente y un Poder Judicial ineficaz y sin medios. En dicha nota, manifesté que en Tucumán existía miedo, e indiferencia. Funcionarios, jueces e integrantes del Ministerio Publico Fiscal, adepta al oficialismo no actúan con la independencia debida. Los nombramientos tienen siempre alguna relación con el poder reinante. En los círculos de la Legislatura acontece lo mismo con una mayoría y quórum propio miran al sudeste con total impudicia. Un anexo o escribanía de la casa de gobierno. Que decir del otro poder del estado (Ejecutivo) autor intelectual de la desmaña imperante. Es como un trípode con pata larga manejada desde el gobierno, con una voracidad y desenfreno manifiesto. Apetencia verificada con la existencia de alianzas o contubernio entre el poder político, el juego y el fútbol que viene desde décadas atrás. Las mafias como tentáculos de un pulpo se manejan con indemnidad y policías afines y corruptos siguen relacionados con eventos de igual naturaleza. Estos hechos editados con fecha 06/01/2013, por el Diario Perfil de Buenos Aires, fue el disparador para que semanas después el Estudio Jurídico de quien suscribe recibiera amenazas de muerte, balaceras y atentados con artefactos explosivos. Amenazas que fueron denunciadas y como siempre quedaron en saco roto. Esta reiteración de hechos se va agudizando cada vez más con el tiempo. Hoy, la mafia y sus abogados en la primera audiencia del Juicio oral en contra de la asociación ilícita se dieron maña de que a sus defendidos se los mostrara como cándidos inocentes. Unas Carmelitas descalzas. Los dos jefes de la mafia desde hace más de treinta años (El Mono y la Chancha Ale) abrazados y llorando con” lágrimas de cocodrilos” mientras sus presas han sido devoradas en el tiempo con absoluta violencia y sadismo. Seguramente el gimoteo y abrazo no fue por remordimiento a cientos de víctimas indefensas que fueron amedrentadas, intimidados, golpeadas y hasta asesinados por esta banda de malandrines facinerosos. Acostumbrados a la “Mini- Scena” y a los alardes indecentes de inocencia mentida arremetieron principalmente contra la prensa. Un periodismo que conoce a fondo su accionar y a sus tentáculos. Una sociedad que no está dispuesta a resignarse otra vez a su impunidad. Las innumerables causas pendientes en su contra en la Justicia provincial – que resurgieron a la luz- , es otra muestra de sus simulaciones, fingimientos e hipocresías. Además otra confirmación de la existencia de una justicia penal siempre ambigua e irresoluta. O sea que las asociaciones ilícitas, no solo se encuentran muy difundida en Tucumán, sino que también impera en amplios sectores de la sociedad. Pero los Tucumanos no podemos resignarnos. Debemos formar parte de una sociedad que no consiente a la impunidad como si se tratase de una fuerza de la naturaleza. Que no admita una corrupción que “se está haciendo carne en la Argentina” y convirtiendo en el “pan nuestro de cada día en nuestra provincia”. Basta de Lágrimas y llantos fingidos.

DR. JORGE B. LOBO ARAGON
jorgeloboaragon@gmail.com
jorgeloboaragon@hotmail.com

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 17, 2016


 

La Chancha Ale y el Clan

Share

 

lobo-aragon27272Por Jorge Lobo Aragón.

 

TUCUMAN . ARGENTINA

 

Los mismos síntomas de hoy y de siempre 

Sus hábitos y desparpajos

 

OPINIÓN:

 

Hoy con fecha 14/12/2016, a tres días del Juicio oral Federal a los integrantes del Clan. El Diario la Gaceta de mi provincia, bajo el título “Ordenan estar presente en el Juicio a Rubén La “Chancha” Ale”, da cuenta que el Tribunal Oral Federal de Tucumán, falló que, pese a los problemas de salud que padece, lo mismo deberá estar presente en la audiencia oral del viernes. En correspondencia a lo resuelto, el 24 de diciembre del año pasado en una de mis publicaciones sobre la “mafia reinante” manifesté que: “…En los principales matutinos y diarios del país, los tucumanos nos despertamos nuevamente con una noticia que nos alertó. “…La chancha” Rubén Ale manifiesta estar deprimido y enfermo en el penal de Ezeiza”. La cámara de Casación penal ordenó que se revise su actual situación de salud. La defensa de Ale alegaba que le era imposible seguir solventando el costo de internación en el sanatorio. A su vez el Juez Federal, Fernando Poviña – Aquo competente -, recibió la información de que Ale continuaba manejando sus empresas desde la habitación en la que estaba detenido. La Cámara de Apelaciones Federal resolvió conforme los informes médicos su prisión domiciliaria. Me preguntaba nuevamente. Siempre los mismos médicos e idéntico Sanatorio. Dichos problemas de salud debieron ser muy graves para resolver y modificar la cárcel a prisión domiciliaria. Es que jocosa y burlescamente, a los pocos días de conseguir la libertad condicional en una causa Jorrat y otros (Provincial), la chancha, con una fianza estimable, decide muy suelto de cuerpo postularse para ser presidente del club de futbol más importante de la provincia y con relevancia nacional (Club San Martín). ¿Me seguía preguntando? Cómo puede un hombre – salvo milagro –, recomponerse en días de una dolencia que supuestamente lo tenía postrado en su lecho y postularse para cumplir una de las misiones más difíciles para lo que entienden de futbol y su gerenciamiento? Llamó la atención la noticia. Pero la impunidad seguía. Era irrisorio y grotesco, después de una causa que se publicito y difundió en todo el país, el personaje se encontraba en un sanatorio céntrico manejando su Asociación como un titiritero y equilibrista. ¿Seguirá la impunidad para esta Mafia. Hace más de 20 años, en la causa del oficial de policía asesinado “Salinas”, en donde como Juez de instrucción en lo penal, le dicte a todos los integrantes del Clan la Prisión Preventiva de Oficio, por Asociación Ilícita y Tenencia de Armas de Guerras, la chancha se presentó con los similares artilugios o artificios procesales. Después de ordenar su captura, ya que se encontraba fugado, meses después se entregó con su abogado alegando los mismos síntomas de hoy y de siempre. Internándose de igual manera en un conocido sanatorio tucumano. Los médicos de cabecera – invariables – lo examinaron. Mucha coincidencia para ser verdad. Meses después, sacaron a relucir análogos problemas económicos pidiendo ser trasladado a un hospital público. De igual manera con su hermano “El Mono” y Su Padre. Veinte años después, volvemos a revivir las mismas patrañas de una mafia enquistada. La situación de peligro procesal quedaba en saco roto. Lo mismo que sus antecedentes. En su momento rezongábamos… Y bueno que siga manejando su organización mafiosa desde su casa. Hoy con un excelente criterio el Tribunal Federal ordenó que el personaje debe afrontar personalmente, en la Sala Oral el Juicio en su contra.

 

DR. JORGE B. LOBO ARAGÓN

jorgeloboaragon@gmail.com

 

 




PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 14, 2016




 

El Clan Ale me quiere sacar de la cancha…

Share

 

Por Jorge Lobo Aragón.

 

TUCUMAN . ARGENTINA

 

Adolfo Ángel Ale, ya me intimaba, mediante Carta Documento de fecha 28 de Octubre del 2011, recepcionada en el Estudio Jurídico con fecha 01 de Noviembre del mismo año a que mediante un juicio por Injuria , me obligarían a rectificar mis dichos. Yo dije en esa oportunidad lo sostuve en el tiempo – , que existen numerosas querellas y denuncias sobre el Clan Ale por Homicidio Agravado, Amenazas de Muerte, Violación de Domicilio, Usurpación de Propiedad y otros delitos que los representantes de la vindicta pública (Fiscales) deben investigar y las partes se encuentran facultados a ofrecer pruebas y solicitar medidas. El Clan Ale me inicia el juicio por injuria advertido, ante la Excma. Cámara Sala III del 1º al 3 de Octubre de 2013. Juicio en donde fui absuelto por el Alto Tribunal. No importaba ser abogado querellante en ejercicio de sus facultades. A la mafia le importaba a través del juicio solamente sacar de la cancha al abogado que los incomodaba. No importaba bajo que artilugio o ficción procesal. Se trataba de desacreditar de alguna manera. En el Juicio me presente por derecho propio – defendiéndome personalmente- con la gran ayuda de un abogado amigo, tratando de asegurar no solamente el ejercicio de la profesión que se avasallaba de manera ostensible. Un juicio relevante para quienes ejercemos la profesión ya que podíamos quedar en estado de indefensión en cualquier causa en que se denunciara a la mafia. Injuria o calumnia, era el argumento legal. Obviamente – en esa oportunidad -, tampoco hoy, el Colegio de abogados ni aquellos opinologos manifestaron esta realidad de inseguridad procesal ni tampoco la defensa del Abogado. Más que nunca regía la máxima bíblica de que “nadie es profeta en su tierra”, de innegable contenido religioso, que apunta a que es muy difícil predicar en el propio ámbito de pertenencia, sea éste el pueblo de origen, el lugar de trabajo o la familia, no tenemos la suerte de ser escuchados. El silencio de muchos – que no sabemos cómo se ha sido conseguido, aunque lo sospechamos – no es motivo para que la Policía, los Fiscales, Jueces, la sociedad, se desentiendan. ¿Se precisa que lo diga más claro? Las ales son una mafia reinante. El delito de “asociación ilícita” pone en peligro el orden social sin el cual no es posible la convivencia. Vulnera además los sentimientos de seguridad y tranquilidad indispensables para el libre y completo desarrollo de las actividades humanas. Cuando una asociación de personas dotadas de cierta permanencia, actuando de manera planificada (Clan Ale), es capaz de producir por sí misma o por su convergencia otras situaciones (Ilícitos) similares, se encuentran encuadrados claramente en la figura prevista por el artículo 210 del Código Penal. Su permanencia se advierte si existe reiteración en el tiempo de las maniobras delictivas, basadas en un similar modus operandi en un lapso de tiempo prolongado. Me pregunto ¿no existieron en nuestra provincia numerosas ostentaciones de poder, usurpaciones, amenazas de muerte agravadas, abuso de armas de fuego y otros ilícitos en donde se encuentran reunidos evidencias de un acuerdo tácito de voluntades derivados de una división de tareas a efectos de facilitar la perpetración de los ilícitos imputados? Asevero y sostengo que “Mafia ha habido siempre, pero es escandalosa la ostentación de fuerza realizada por los mismos, con su poder de movilización en todas las esferas. La justicia debiera tener los elementos necesarios para investigarlas, reprimirlas y castigarlas. No debemos bajar los brazos en este empeño que, para todo hombre, debe ser primordial.

Dr, Jorge Lobo Aragón.


PrisioneroEnArgentinacom

Diciembre 16, 2016


 

Mi amigo José Hernández

Share

 

lobo-aragon-ups Por Jorge Lobo Aragón.

Uno de tanto leer diarios se hace canchero. Va directamente a lo que le interesa, local o internacional, política o económica, la tómbola, el fútbol. Los chicos aprenden a buscar si las maestras estarán de huelga o volverán a las aulas. Yo me he hecho práctico en no ver la propaganda; por no perder el tiempo a los avisos ni los miro, como si no existieran; puede haber uno de una página entera y ni me entero. ¿Una ventaja? Sí, porque me queda más tiempo para lo que quiero ver, pero también puedo perderme avisos que a veces son interesantísimos. Por ejemplo el que salió en La Nación. Estaba ya fuera de mi cuerpo físico y como mis facultades de bilocación son tal vez más desarrolladas que la de los propios Santos, puedo curiosear o leer cualquier documento o diario de cualquier época. Es así que a fines del el año 1800 en un modesto recuadro se anunciaba la venta de “El gaucho Martín Fierro”. De inmediato como una exhalación me pude enlazar por así decirlo en otro plano con José Hernández, ligado al paisanaje campesino. Tuve el privilegio entre tantos de hacerme amigo. Me contó y lo pude verificar que era un federal declarado. Mucho esperó que Urquiza, el más destacado y con mayores posibilidades de los jefes federales, se pusiera al frente de los jh1suyos y aplastara a la oligarquía porteña. Como periodista varias veces lo alertó: “Tiemble ya el general Urquiza que el puñal de los asesinos se prepara para descargarse sobre su cuello; allí en San José, en medio de los halagos de su familia, su sangre ha de enrojecer los salones frecuentados por el partido unitario”. Pero al jefe lo halagan las visitas unitarias. “No se haga ilusiones el general Urquiza. Amigos como Benavídez, como Peñaloza, como Virasoro, no se recuperan”. Urquiza no reacciona ni ante el asesinato de sus amigos, pero Hernández sigue haciendo lo posible por mantenerse entusiasta. Cuando López Jordán se levanta en Entre Ríos, monta su caballo y allá va a luchar por su patria gaucha y federal. Pero son vencidos. Debe huir al Brasil, a Santa Ana do Livramento. Luego pasa a Montevideo y al fin vuelve a Buenos Aires. Varios meses se mantiene medio oculto en el “Hotel Argentino”. En fugaces escapadas al campo asesora a compradores de estancias, tarea que le rinde sus buenos patacones, y vuelve al escondite del hotel, en el que recibe visitas de los amigos y horas se pasa escribiendo. Escribe lo que le sale; lo que él tiene adentro y se parece a lo que todos tenemos adentro. Historias de atropellos, de angustias y de injusticias, pero que por los milagrosos caminos del arte al leerlas no producen pesadumbre sino que contagian la alegría de ver que alguien las dice como hay que decirlas. ¡Qué de emociones, de pasiones políticas, de coraje, de sereno entrelazamiento con la patria puede haber tras un humildísimo aviso publicado en los periódicos! A raíz de esta nueva experiencia de separación de mi cuerpo al campo astral y mi nueva amistad con el militar, periodista, poeta y político argentino, todos los días miro los avisos del diario. Nuevamente entro en trance y transcribo en un papel lo que he vivenciado a través del campo astral para que mis lectores puedan disfrutar conmigo algunas anécdotas del amigazo Hernández que tuvo el enorme mérito de llevar a la literatura la vida de un gaucho contándola como a mí en primera persona, con sus propias palabras e imbuido de su espíritu. En sus palabras pude descubrir la encarnación del coraje y la integridad inherente a una vida independiente. Lo que debiera ser el verdadero representante del carácter argentino.

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

El Clan Ale y el  Juego de Azar. Mafias  y  Maquinitas

Share

 

lobo-aragon-2Por Jorge Lobo Aragón.

 

OPINIÓN:

 

Me  congratulo y comparto en un todo con el panorama tucumano editado por el diario la gaceta de Tucumán, en donde el columnista Guillermo Monti  bajo el subtítulo “hagan las apuestas, ahora también por la televisión pública”,expone  en una parte de editorial que si durante el transcurso de un partido se incite a apostar desde la pantalla es todo un impacto. Inusual en la TV abierta. Señala además que a las autoridades, parece no importarles la cuestión. Con la anuencia del Poder, la televisión pública tucumana se puso al servicio del juego. No importa  si frente a la pantalla  haya menores cándidos. Es que el  fenómeno de las apuestas y la colonización cultural que ejerce sobre las sociedades es motivo de preocupación y debate global. Pero, al igual que el tráfico de drogas, se trata de una industria que mueve cantidades descomunales de dinero.El lobby que mejor le sale al juego es el del silencio. Hace un minucioso sondeo e introspección del juego a nivel nacional, dando cuenta de una manera prudencial que personas como Roberto Sagra, empresario a la cabeza de Pálpitos Deportivos y ex -dirigente del club San Martín son parte de este mutismo. Ensaya que de manera alguna puede alegar que el suyo  – el mayor empresario del Juego en Tucumán-,  sea un aporte genuino, nacido con la mejor intención para que los hinchas vean al equipo disputando una instancia decisiva del campeonato. Que como en la vida comarcana: la familia Ale (Clan), fue capaz de saltar del para-avalancha a la conducción del club de La Ciudadela. Estos caídos en desgracia, con sus referentes en prisión (Clan Ale), también  se alimentaron del juego para construir poder. Termina su último apartado de la valerosa nota haciendo notar sobre el silencio de muchos. Lo  cierto es que se juega a toda hora y en todo lugar. Hoy en el mismo Diario bajo el Título “El Mono”, que se definió como agricultor, quedó entre las cuerdas por sus números, Se da cuenta que según la AFIP,  se evadió el pago de tributos por $ 2,6 millones entre 2010 y 2013; además, habría omitido declarar la totalidad de sus ingresos Los investigadores pusieron el foco en el patrimonio de Ángel “El Mono” Ale, acusado de liderar junto a su hermano Rubén una banda que se dedicó al lavado de dinero. Hoy con la inestimable ayuda de la televisión pública y en la misma  dirección del periodista, es lo que vengo   sosteniendo y anticipando durante años en mi lucha contra las mafias y en mis distintas notas sobre el juego de azar en la Provincia. Comparto sobre la enorme irregularidad  de los casinos y casas de juego  a nivel nacional. En Tucumán, se repite  esta asociación con distintos nombres y testaferros. Es que el flagelo del juego y sus distintos tentáculos se ha generalizado sin duda alguna en todo el país. Puedo aseverar que en mi provincia – lamentablemente – también tenemos un llamado “Zar del Juego” que nunca fue investigado y  que se encuentra sin duda  interconectado con bandas mafiosas  – como el Clan Ale- . Puedo comprobar sus conexiones a través de querellas interpuestas contra el Clan. Es así. El único ente que efectivamente debe regular el ale2juego en Tucumán, es  la caja  popular de ahorros de la provincia. Lamentablemente – sin puntualizar ninguna gestión -, ningún gobierno jamás los controlo. Nunca se  hizo cumplir  el cupo máximo de cada empresa, que excede  con creces la cantidad de lo legalmente admitido (Todos tienen  más maquinas que lo permitido). El Pseudo empresario Sagra ni siquiera figura como que el explota las maquinas (aparecen  numerosos testaferros en su  nombre), con cupos a nombre  de distintas personas allegadas al juego desde hace mucho tiempo y cuyos nombres la sociedad tucumana conoce. Muchos sucesores dejo Cristóbal López –el que para no involucrarse todavía más, le devolvió el cupo a los innombrables Ale-. También es dable dar cuenta de otra hipocresía que se utiliza en la actualidad cuando se habla de juego responsable, – que sería en todo caso evitar que el ludópata entre en su espiral compulsivo- . Al contrario, los actuales protagonistas del flagelo a través de todos los modos y medios posibles, permiten que los jugadores y  sus consecuencias ingresen con absoluta libertad al laberinto del infierno. De una manera casi inalterable pasan a  engrosar inusitadamente los ingresos de los cabecillas de las casas de juego  con su  sabido lavado de dinero paralelo. Dinero irregular que se puede verificar. Esos recursos y beneficios en negro son incalculables. No existe por supuesto facturación alguna. Tampoco el freno de quienes deben ejercer el control. Asimismo esta contrariedad debe sumarse a  la lista misteriosa de cientos de empleados en negro. La evasión de los aportes previsionales, el impuesto a las ganancias y muchas subterfugios más sigue en la lista inexplicable. Un verdadero empresario (Sagra) no puede ser un licencioso iniciador del vicio para atrapar cada vez más a los jugadores incautos. Lamentablemente  – los juegos de azar – , tremendamente difundidos en la actualidad – son sin duda un agravante de los males que su­fre la sociedad a causa del desquicio económico que se patenta en la desocupación. Ante la falta de trabajos, a muchos el juego se ha de presentar como una alternativa salvadora, sin advertirse que contribuye a hundir más en las perturbaciones causadas por la crisis. Conflicto que conlleva, a descomponer  los hogares y a derrochar indebida­mente lo poco que se consiga obtener. Para peor, el juego que es usado alegre y despreocupadamente como un impulsor de programas de ventas y de búsquedas de audiencias, hace aparecer a este grave vicio como simple e inofensivo pasatiempo. Pero el juego, cuando adquiere el carácter de una compulsión, y es manejado por organizaciones tenebrosas, con cajero de bancos en sus propias instalaciones y demás artificios,  se adueña del ánimo y se convierte en una obsesión casi irresistible. La Organización Mundial de la Salud considera a la “Ludotopia” una enfermedad grave, que progresivamente domina la voluntad del pacien­te perjudicando su apreciación de los valores y su responsabilidad ante las obligaciones de todo tipo, familiares, sociales, laborales y ciudadanas. Por último sería deseable  e imperioso que el estado que últimamente está ejerciendo una enorme presión fiscal sobre el contribuyente, investigue y verifique las enormes evasiones y lavado ejecutados a través del Juego y los casinos de miles de maquinitas no reveladas ni declaradas.Sería de suma importancia, que la justicia actué en todos los niveles y jurisdicciones –  aún de oficio – ante las denuncias realizadas. Es angustioso que muchos delitos e irregularidades se denuncien, se verifiquen y que el Estado  de vuelta la cara como diciendo “nada tengo que ver con esto”,es en la práctica, lo mismo que patrocinar, promover, apadrinar la inmoralidad, que queda expuesta ante la ciudadanía sin que nada la evite, la corrija, ni menos aún la castigue. Si ante las irregularidades el poder administrador va a esquivar el bulto, pretendiendo que solo se han de corregir delitos verificados por el Poder Judicial, no las notables corrupciones del juego, entonces, por supuesto la ilegalidad y clandestinidad ha de proliferar al amparo de esta protección oficial.

JORGE B. LOBO ARAGON

Juicio contra el Clan Ale

Share

 

lobo-aragon-upsPor Jorge B. Lobo Aragón.

 

Tucumán  – Argentina

 

El Silencio de Muchos!

 

 

OPINIÓN:

 

Durante mi actuación en la justicia, -Juez y Fiscal- , tuve oportunidad de juzgar al Clan Ale con el dictado de una prisión preventiva de oficio como órgano jurisdiccional. En aquella oportunidad recibí terribles amenazas, que no lograron amedrentarme. Pero aquella instancia, pasó, ya no soy un funcionario de la justicia, ni mi función es la juzgar a nadie, solamente ejerzo la profesión de abogado penalista. A la justicia ordinaria no se la teme, se la supone inocua (todo el mundo “confía en la justicia”; muchos, en realidad, confían en su torpeza), pero se sospecha que las mafias tienen poder, tienen fuerza y que son duchas en su aplicación. De todas maneras el debate sobre esta mafia nos alerta: los argentinos, en estos momentos, estamos ante la evidencia de mafias que extiendan su poderío hasta ciertos despachos que debieran mantenerse inconmovibles. Que la iniciación del juicio oral por similares delitos a la causa “Salinas” en donde se encontraban acusados los mismos personajes por asociación ilícita y tenencia de arma de guerra viene a corroborar que la arma1absolución de los mismos durante mi función como juez en  mi  provincia (Tucumán) dejó mucho que desear. Es que en casos de corrupción, si los Jueces en  el país y en especial mi provincia Tucumán no reaccionan, las consecuencias se agravaran sin duda.  Esta asociación que no solo se encuentra difundida, sino que también impera y se despliega en amplios sectores de la sociedad, jamás alcanzo los alarmantes niveles de impunidad, que  adquiere  en la actualidad, y lo que es peor, el grado de resignación, de tolerancia y hasta de paciente aceptación.  Debemos formar parte de una sociedad  que no se resigne a la impunidad como si se tratase de una fuerza de la naturaleza. Es la corrupción que “se está haciendo carne en la Argentina” y convirtiendo en el pan nuestro de cada día”. Ante el mal que todos vemos y lamentamos, es necesario reaccionar buscando la forma de purificar la sociedad. Existen todavía en la provincia numerosas causas en estado de debate oral con  demoras groseras “esperando el sueño de los justos”. Pareciera que se busca aviesamente el archivo o la prescripción de las mismas. Como muestra del libertinaje y los tentáculos con sectores de poder, el  delegado de la Nación que participo de la investigación, manifestó claramente lo que vengo sosteniendo. Que los Ale hace 20 años que tienen una expansión continúa y que han llegado a tener candidatos a diputados y ha controlado el principal club de fútbol de Tucumán. Prácticamente están  instalada como en una especie de supra poder que llegó a controlar hasta sectores de la justicia”. Precisó que en los allanamientos se secuestraron armas, se decomisó dinero y  que el núcleo principal fue embargado. Asimismo, afirmó – lo sabemos todos los tucumanos – que el grupo tiene un empresa de taxis a la que describió como “una estructura que abarca varias provincias, y son  autos que hacen los movimientos de mujeres a los prostíbulos y las trasladan sin saber adónde van”.  Lo cierto es que si bien  estamos ante un nuevo debate en juicio oral Federal, en Tucumán a nivel provincial, distintas causas se encuentran procesalmente hace más de seis años demoradas injustificadamente. Las Salas penales pesar de las presentaciones incoadas por las enormes demoras y retardos siguen  mirando  al sudeste. Los medios nada dicen al respecto.  Una justicia lenta no es justicia.   

 

Dr. Jorge B. Lobo  Aragón

La Subversión. Cae un avión…Era la hora…

Share

 

lobo-aragon-ups Por Jorge Lobo Aragón.

 

Hubo una guerra subversiva. La nación corrió el peligro de ser tomados por grupos armados capaces de organizarse y emprender acciones conjuntas de profundo alcance. A esta organización no la demostraron en los secuestros que les aportaban gruesas sumas con las que con holgura cubrían sus cuantiosos gastos, pues las técnicas empleadas eran comunes a las de las bandas simplemente delictivas. Demostraron su capacidad militar en los asaltos a los diversos cuarteles y, sobre todo, en su ocupación de las serranías tucumanas. La subversión emplea distintas tácticas. La más generalizada es la subv1gramsciana, basada en copamiento de las conciencias mediante el adecuado empleo de técnicas aportada por la psicología freudiana. Otra era la lucha urbana, para la que se necesita el apoyo de fuertes sindicatos adoctrinados. Y otra la guerrilla rural, con la que Fidel Castro obtuvo el triunfo en Cuba y con la que Ernesto Guevara fracasó en Bolivia a pesar de su dedicación, tal vez coraje y experiencia. Para la guerrilla rural la subversión halló un magnifico escenario en los cerros tucumanos. La espesura de la vegetación permite que un grupo de carpas de campaña quede perfectamente oculto. Se dispone en todas partes de agua para beber sin necesidad de salir a lugares poblados. Pueden caminarse largas distancias sin dejar rastros, aprovechando los subv2arroyitos. En lugares apropiados, desde un árbol elevado se observa al enemigo sin ser visto. Sin duda durante el gobierno de Isabelita Martínez la subversión se fortificó. El cuerpo de Ejército con asiento en Córdoba y jurisdicción sobre Tucumán decidió hacer una inspección aérea, y allá fueron en un avión bimotor. Su jefe, General Enrique Salgado, el jefe de una brigada de infantería, General Ricardo Muñoz, con varios oficiales. Trece en total. En Tucumán lo levantaron al jefe de policía, mayor Roberto Biscardi y, por falta de espacio, lo dejaron al Teniente Coronel González Navarro que gracias a esa circunstancia salvaría su vida. Así el avión fue derribado por los subversivos el domingo 5 de enero de 1975 a las diez de la mañana mientras inspeccionaban esos bosques. Cayó en la selva, cerca de la angostura, a un kilómetro y medio del camino que iba a tafi del valle. Para no alarmar a la población se habló de un accidental choque con el cerro viajando a salta. A la ceremonia de recibir los ataúdes acudió la Isabelita. El comandante del ejército, general Leandro Amaya, dijo: El ejército se pone de pie, presenta armas. Era la hora. Hoy recorriendo la ruta a mi Tafí del Valle puedo apreciar con nostalgia y contrariedad un lugar dejado, casi abandonado. Una parcela como los paisanos del lugar levantan sus santuarios al gauchito Gil o a la difunta Correa. Se llama el Apeadero General Muñoz. Terreno que sirve de homenaje a aquellos militares. Con enorme tristeza me viene a la mente el concepto general de que los ciudadanos son iguales. Bien vale la pena modificarlo separando dos clases. El ciudadano común y los Héroes de guerra. Los que han jugado su vida por la patria y se merecen todos los honores, todos los privilegios, todas las atenciones, todas las desigualdades a su favor. Oficiales y soldados que cumpliendo con su deber defendiendo a su patria la han perdido la vida por protegerla. La expusieron ante el enemigo. Su distinciones, es una obligación nacida de la más elemental decencia. Seríamos unos canallas despreciables regateando esa consideración. Honrar a los que nos defendieron es la mínima política de conservación y de defensa.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

Jorgeloboaragon@gmail.com

 



PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 11, 2016



 

El Gran Bernabé…

Share

 

lobo-river-2Por Jorge B. Lobo Aragón.

¡Era una delicia la Argentina de las primeras décadas del Siglo¡ Es que con mis facultades de bilocación que mis lectores ya conocen, pude observar la ansiedad futbolera de la época. Los chicos eran sujetados en sus ansias por salir a los potreros a retozar, a jugar a la pelota, a bañarse en las lagunas, a gozar del aire libre. Puedo notar en mi desprendimiento a un “grupo de muchachos de Rufino”, un pueblo situado en la punta del pie de la bota santafecina, encajado entre Córdoba y Buenos aires de mi argentina. Visualizo, como colados en el tren se iban hasta la alcantarilla, a una media legua de la estación. La alcantarilla le llamaban a la laguna en donde se bañaban, y por allí jugaban a la pelota. Veo que una tarde al Salir del agua se encuentran con que ha llegado la policía, quizás inspirada por algún vecino. Les requisan la ropa y desnudos lo hacen marchar. Cerca de la Comisaría los dejan vestir pero no se salvan del severo sermón del comisario. Los mandan a sus casas para que ahí les propinen las correspondientes tundas a estos pequeños candidatos a nadadores y futbolistas. Advierto que uno de los más chiquitos del grupo, tenía diez años, se llamaba Bernabé Ferreyra mi tocayo. Puedo conversar con el chiquillo y me cuenta que había nacido en Rufino el 12 de Febrero de 1909. Tenía cuatro hermanos y una hermana y él era el shushco mimado. Su padre murió siendo él de dos años. Su hermano Paulino se ocupó de su educación, especialmente de enseñarle a jugar a la pelota. Lo veo jugar unos picaditos. Salió bueno el changuito. En 1923 lo incorporan al equipo de tercera de un club de Rufino que sobre la entrada tenía un letrero que decía Newbery pero se llamaba Ñubery. En su primer partido mete un gol bernabe-ferreyra-1de cabeza. Con unos cuantos partidos se convierte en una figura popular cuando por su edad todavía era una mascota. Unos años después, antes de cumplir los quince, ya juega en la primera. Agudizo la vista y noto que el pibe empieza a agigantarse. El “ñatito Ferreyra” patea como un “balazo”, es un “Cañonazo”, le dicen la “fiera” por su potencia en los remates al arco. Hace sus tiros justo al lugar exacto al que el arquero no podrá llegar. Pero si el guardapalos se interpone ¡No importa¡ Mete la pelota hasta la red con arquero y todo. Del Ñubery pasa a jugar en un cuadro de Junín. Allí consigue un puesto de pintor – era su oficio – en los talleres ferroviarios donde le pagan siete pesos mensuales. Luego pasa a Tigre, de Buenos Aires. En su primer partido gana Tigre por 4 a 0 y los 4 goles son de él. Al día siguiente firma su contrato: ¡doscientos pesos¡ De su campaña en Tigre será memorable un partido con San Lorenzo en 1931. Domina san Lorenzo y en el primer tiempo mete dos goles. En el segundo tiempo vislumbro que Tigre no tiene salvación. Faltando ocho minutos el escaso público comienza a irse. En eso el “ñatito” de Rufino toma impulso y en ocho minutos mete tres goles. De él se dirá que tiene los pies más grandes, porque alcanzan de donde esté hasta el fondo de la red. En 1932 comienza a jugar en River Plate, con un pase que le cuesta cincuenta mil pesos. River forma con Poggi; Cuello e Irribaren; Santamaría, Dañil y Giglio; Zatelli, Arrillaga, el “Gran Bernabé”, Lago y Sciarra. Comienza una gran historia. En ese campeonato mete 45 goles, solo superado en 1937 por los 47 de un Arsenio Erico. Después de un tiempo con su fama a cuesta pude nuevamente conversar. Era mi amigo. Tímido por naturaleza, Bernabé se sonrojaba cuando lo elogiaban. Me cuenta como su anécdota especial que un hombre trajeado y con sombrero, le pregunto con mucha sencillez. ¡Así que usted es la fiera¡ No, maestro. La Fiera es usted cuando canta, le respondió a “Carlos Gardel” la primera vez que se encontraron. Me despierto sobresaltado y siento que estaba platicando con un ídolo de River. Un bostero como yo dialogando con un Gallina. Me pregunto. Que dirán Maradona y Messi después de que lean mis recuerdos.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón



PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 15, 2016



 

Club Gente de Prensa. 53 años

Share

 

Por Jorge B. Lobo Aragón.

 

OPINIÓN 

 

El periodismo alcanza un poder dentro de la sociedad por su influjo sobre los ciudadanos. El periodismo puede ser un instrumento cultural, si acierta a llevar a muchos un alimento espiritual. Se ha discutido si el periodismo es también un género literario. Hay quienes dicen que sí, pues debiera usar el laconismo con arte para decir mucho con pocas palabras, condición apreciable. Otros sostienen que no, pues todos los géneros caben en él, la arenga escrita, la historia que va haciéndose, la crítica de lo actual, el verso del poder o la novela de la oposición. Todos los tonos, prensa2géneros y maneras le pertenecen con la condición de insertárselos en forma oportuna, atinada, de buen gusto. Hasta el estilo burocrático tendría buena cabida si no se lo usara en dosis apabullantes. Aunque sea discutible el papel de lo literario en el periodismo, es innegable su peso sobre la opinión pública. El periodismo tiene la virtud de interesar a todos en los problemas generales, y por eso es natural que algunos gobiernos pretendan silenciarlo. Para mantener intangible su libertad la Constitución asegura la libertad de prensa, aunque algunos atropellen esa libertad al sentirse tocados. Por su aporte al periodismo en general. Por ser lugar de encuentro de amigos interesados en mejorar  la formación para el ejercicio profesional del periodismo y la comunicación social en consonancia con la fe cristiana, deseo homenajear, felicitar y agradecer al Club gente de Prensa. A cada uno de sus integrantes y miembros por 53 años de aporte a la libertad de prensa en la argentina.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón

El pasado se hace presente… Juicio oral a la mafia

Share

lobo-aragon-ups Por Jorge Lobo Aragón.

Tucumán – Argentina

OPINIÓN:

Hace más de veinte años en una entrevista en la Revista de – “Gente” – bajo el título “Me cansé de luchar solo y en numerosos medios provinciales y nacionales – a raíz de mi renuncia al cargo de juez de instrucción en mi provincia -, daba cuenta de una mafia reinante el Clan Ale. Si, reinante, porque no solo se encuentra muy difundida sino que también impera en amplios sectores de la sociedad, en la jamás alcanzo los alarmantes niveles que alcanza actualidad, y lo que es peor, el grado de resignación, de tolerancia y hasta de paciente aceptación con el que se la ve en estos día. El día 16 de diciembre de este año la Justicia federal le inicia a todo el “Clan” un juicio oral por los mismos delitos por el cual en ese entonces le dicte la prisión preventiva en soledad desde un hotel con amenazas de muerte incluida ante el miedo de los fiscales intervinientes. La sala de juicio oral con el mismo espanto disfrazado de errores formales absolvieron a sus integrantes. Lo que viene a ratificar y corroborar que mi “renuncia” ante la impotencia por inacción de una justicia cómplice no estaba errada. A la justicia ordinaria no se la teme, se la supone inocua (todo el mundo “confía en la justicia”; muchos, en realidad, confían en su torpeza. Pasaron más de veinte años y siguen los mismos tentáculos de un pulpo putrefacto e invasor. En aquella oportunidad recibí terribles amenazas, que no me amedrentaron a pesar de perder un hijo. Pero aquella instancia pasó; ya no soy un funcionario de la justicia ni mi función es la de juzgar a nadie. Pero desde el día que renuncie a cargo de Magistrado con la misma soledad de entonces y el “silencio de muchos” desde mi estudio jurídico ametrallado con numerosos atentados de todos los signos, sigo y continuaré querellando y acusando a la misma asociación y a sus prolongaciones .Sin embargo con el ánimo de hacerle frente de alguna manera a la putrefacción invasora, alguna táctica nueva debía aparecer. Por lo que presente en su momento ante la Legislatura un proyecto de “Comisión Antimafia” que fue aceptado pero nunca integrado. Seguramente las mismas razones. Miedo o impunidad. Poder hoy sospechado y resignado a la impunidad como si se tratase de una fuerza de la naturaleza. La mafia también había llegado al fútbol, llegando a manejar los hilos de uno del club más importante de la provincia. La corrupción “se estaba haciendo carne en Tucumán y en el país”. Para los que opinan que con esta lucha y los recuerdos de más de veinte años busco figuración le contesto que sí la busco. Caso contrario que sean otros abogados; partidos políticos, o el mismo estado o la justicia de oficio, que tanto hablan de corrupción “los que denuncien a las mafias” y se lleven las palmas por procurar a la sociedad la forma más adecuada posible de luchar contra este flagelo que a la “corrupción la están convirtiendo en el pan nuestro de cada día”. Que hechos notorios como el caso Lebbos, Marita Verón, el Cura Viroche , las valijas de la legislatura ; las actuaciones irregulares de Fiscales y jueces y otros casos hayan inquietado a la opinión público poniéndola a la prensa en estado de constante vigilancia, es bueno y saludable. Si la opinión pública no reacciona en contra de ellas sería muy difícil que se pudiera hacer algo por eliminarlas. Y si efectivamente reacciona tendrá por delante una larga lucha, ya que las mafias no renuncian fácilmente a las conquistas que ella ha realizado, pero lucha que vale la pena librarse pues en ella se juega el destino de la patria de nuestros hijos. Lo afirmo y sostengo “la lucha contra las mafias y la corrupción deben ser como la lucha por la vida”. Sabemos que es perdida porque un día hemos de morir, pero el instinto nos lleva a buscar la salud. Se debe mantener el estado de derecho y que no se permita de manera alguna la inmunidad de los bandoleros y de las mafias, que se burlan de los anhelos populares y de la sociedad toda.

DR. Jorge B. Lobo Aragón
Ex fiscal; Ex juez; Ex secretario de seguridad; Ex legislador creador de la Comisión
Antimafia y Familia Menores y Discapacitados. Ex Interventor de Yerba Buena.


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 7, 2016


Mi Asombroso Viaje con el Conquistador…

Share

 

lobo-aragon27272Por Jorge B. Lobo Aragón.

 

Ahora podemos ir a cualquier parte del mundo, teniendo por el estudio de la geografía o por los prospectos de la agencia de viajes, una idea aproximada de lo que hallaremos. En esta semana de descanso mi facultad de desdoblamiento o viaje astral se acentuó. He volado a raíz de mi bilocación a lugares remotos diseminados por el cosmos, describiendo a mis lectores mis distintas visitas o desplazamientos fuera y lejos de mi cuerpo físico. Me he entrevistado con personajes impensables de conocer en esta vida volando a través a través del espacio, las estrellas y constelaciones. En los tiempos del Descubrimiento de América eran vagos esos conocimientos que gracias a mis facultades puedo describir con mayor precisión. Contemplo que en esas épocas todavía se mantenían vivas las leyendas sobre seres mitológicos que habitaban los mares y las tierras encantadas. Fabulosos endriagos, diabólicos faunos, cautivantes ninfas, náyades, nereidas eran motivo de conversaciones diarias. En este viaje astral tuve el privilegio de conocer a mi amigo Don Alvar Núñez Cabeza de Vaca. Fue el propio almirante el que alcanzó a divisar dos sirenas. Las vio desde lejos pero con suficiente claridad como para advertir que no eran tan seductoramente bellas como se las describía. Compruebo vivamente que los conquistadores enfrentan peligros reales. Indios belicosos, páramos hostiles, ríos con pirañas, fieras como el yaguareté, jejenes, frías cordilleras, selvas bochornosas. Pero lo admirable es poder observar que se armaran del valor no solo para vencer esas circunstancias concretas sino también las que legítimamente podían imaginar como posibles. Es que el conquistador me cuenta que pasó tremendas y fabulosas aventuras. En la América del Norte estuvo seis años prisioneros de los indios. Con una nostálgica sonrisa me comenta que no lo pasó tan mal gracias a que apreciaron sus condiciones de curandero, hasta que pudo escapar entre grandes peligros. También me revela que llegó de España como adelantado del Rio de la plata con una lúcida comitiva y tuvo contratiempos frente a las costas del Brasil. Entonces para ir a la Asunción – la capital que entonces era-, en vez de dar vuelta por el plata se largó a cruzar la selva caminando, desde el Atlántico hasta el Paraguay. Admirado por los apacibles relatos del colonizador me preguntaba conectado con mi cordel luminoso ¿Cómo cruzaría esas espesuras? ¿Tendría que abrir picadas a fuerza de alvar1machetes? Me aseguró que no. Los Guaraníes no eran muy civilizados que digamos, pero me dice que dominaban una técnica para hacer caminos. Limpiaban una picada ancha, que al año ya hubiera estado tapada por la espesura. Para evitarlo sembraban en la picada un pasto que crecía tupido y evitaba que naciera el fachinal y se repoblara el bosque. Le pregunte si tenían esa técnica ¿porque se perdió? Y bueno me contesto predispuesto. Los indios andaban a pies por sus caminos tapizados de pastos. Los españoles trajeron el caballo, la vaca, la cabra, culpables de liquidar el bello tapis de esos senderos. Pude apreciar y visualizar que si bien tuvieron esos pavimentos de pastos, la cuestión es que buena parte de su recorrido lo hicieron aprovechando las vías de agua brindada por los ríos. Me contó con la vehemencia e intensidad de su enorme personalidad sus consecutivas y venideras peripecias. Seguramente sabiendo que estaba en un trance en donde podía olvidar algún detalle Don Alva tomo un papel y me escribió. “1º de Febrero de 1542… “…Yendo por dicho rio de Iguazú abajo era la corriente de él tan grande, que corrían las canoas por él con mucha furia; me embarco y da el rio un salto por unas peñas abajo muy altas y, da el agua en lo bajo de la tierra tan grande golpe que de muy lejos se oye; y la espuma del agua, como cae con tanta fuerza , sube en alto dos lanzas más, por manera que fue necesario salir de las canoas y sacarla del agua y llevarlas por tierra hasta pasar el salto”. En mi “doble etéreo” con la salida de mi cuerpo me siento atraído en algún modo como un cordel luminoso con semejante hazaña. El ir avanzando por la selva y darse con semejante maravilla es impresionante. Por más que vinieran dispuestos a encontrar portentos de la naturaleza y que los indios, cuya amistad ya había cultivado, se lo contaran de pronto se encontraron con una de las siete maravillas del mundo. Las Cataratas del Iguazú. Como si una gigante pala fuera se hubiera hundido en la tierra se encontró con la garganta del diablo combinada con un tronar espeluznante y ensordecedor que se sumerge en lo más profundo de la asfixia para luego mansamente desembocar en el rio Paraná. Un milagro que jamás olvido y que en sus retinas cansinas todavía puedo reparar como brillan como si fuera una ensueño los reflejos de los monumentales espejos de aguas. En esa magia sin tiempo ni espacio mi amigo con mucha cortesía me saludo y desapareció. Otras aventuras tendrá que sortear de la mano del Creador en su grandiosa magnanimidad. Mi amigo con un guiño de ojos me revelaba que no iba ser el último encuentro. Solamente pude susurrar un Gracias conquistador.

 

Dr. Jorge B. Lobo Aragón


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 9, 2016


 

Caminando por la Calle o Soñando en una Biblioteca…

Share

 

lobo-aragon-ups Por Jorge B. Lobo Aragón.

Reflexión:

Caminando por las calles de la ciudad se sienten demasiados ruidos. Nada. Son las motocicletas, las cintas de los frenos, algunos gritos. Uno se da cuenta de que los produce gente que trajina, responden a necesidades. Pero puede ser lo peor las radios: Música, que puede resultar hermosa cuando uno tiene tiempo, ganas, disposición de ánimo para escuchar determinadas piezas. Pero en la calle se oyen por trozos, entreveradas con muchísimos ruidos ajenos y a veces mezcladas varias músicas entre sí. Entonces uno recuerda el apacible silencio de una niñez campesina y lo invade la nostalgia. Caminando por la calle, mordido por la nostalgia y aporreado por los ruidajes radiales, busqué refugio en una biblioteca. Me metí en la popular Alberdi, que queda en la 9 de julio al 100, al lado de Las Chismosa. Me puse a leer. Pero en la biblioteca s también tenían radio, que no la ponían a un volumen atronador, no, pero que se la oía. Me puse a leer, decía. Abrí un libro escrito por “San Juan” en el capítulo II, versículo 13: Estaba cerca de la pascua de los Judíos; y subió Jesús a Jerusalén”, (En la radio ¿qué sonaba? ¿Era cuartetazo o chámame?) , Y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados (me parece chámame y que ya termina). “Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas” (Ahora parece que pasan noticias, aunque no se distinga noticias de qué serán). “Y dijo a los que vendían chaplin-ee palomas: quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi padre casa de mercado”. Sorpresivamente, hubo un silencio. Alcé la vista, y lo vi. Joven, hermoso, con abundosa melena de nazareno. No digo que saltó, sino que se elevó como un ángel y se paró sobre los escritorios con un rebenque de cuerdas en la mano. Suavemente apoyó su sandalia sobre la radio, y ésta se despedazó. Salieron rodando unas pilas y había astillas de plásticos. Quedó hermosa, en un magnifico silencio. –Nosotras estamos cumpliendo horario de trabajo y tenemos derecho a distraernos-, dijo una bibliotecariaLa radio es un adelanto de la ciencia que nos ayuda a no pensaragregó otra más atrevida. Pero él haciendo cimbrar el flagelo de cuerdas le dijo: “Los mercaderes no están mal en el mercado, están mal en el templo. Estos ruidos son tolerables en las bailantas, pero la biblioteca es casa de estudio, de meditación, de pensamiento. A lo que sirve para no pensar no hay que traerlo aquí. ¿Yo? ¡Quedé en éxtasis, emocionado! ¿Las bibliotecarias? ¡Hechas un desparramo¡ Me dije: es posible que estemos ante la parusía del señor. Pero sea que “El” haya vuelto o no, lo que acabo de ver es extraordinario, de manera que bien vale la pena que anote esta fecha para continuar con mi reflexión el año que viene. Me fije en mi almanaque y escribí: era…era el 3 de diciembre de 2017. ¿2017? No; pensé: no puede ser 2017 porque recién estamos en 2016 casi a fin de año. Entonces me di cuenta de lo que pasaba: me había dormido y soñaba o estaba en medio de mi bilocación diaria mirando desde algún lugar de las constelaciones y estrellas otro suceso extraordinario para después contarle a mis lectores. La radio estaba entera, y evidentemente las pilas seguían adentro. Entre gangosidades metálicas sonaba un cuartelazo. Me fui a la calle. Para descansar quise oír los escapes de las motocicletas, un ruido sano pues no produce adicción. Pero al fin creo que me desperté. Pude ver en mi celular el mensaje de una amiga. “…Hoy es el 125 cumpleaños de “Charlie Chaplin”. Buen día para Recordar sus Declaraciones Sentimentales ante tanto ruido: “… Nada es para siempre en este Mundo, ni siquiera nuestros problemas. “…Me gusta caminar en la lluvia, porque nadie puede ver mis lágrimas.” “…El día más desperdiciado en la vida es el día en el cual no nos hemos reído. ¡La vida es para disfrutar con lo que tienes. Sigue sonriendo… amigo lector! Si ves la Luna… Verás la Belleza de Dios. Si ves el Sol… Verás el poder de Dios…. Y… Si ves el espejo, verás la Mejor Creación de Dios. Confía en él y disfruta “el Viaje” llamado “Vida”. La vida sólo es una. Con y sin radio… Vive HOY.

 


PrisioneroEnArgentina.com

Diciembre 3, 2016


 

El camino y mis muletas

Share

 

lobo-aragon-upsPor Jorge B. Lobo Aragón.

Desde hace tiempo, después de un viaje a Europa y en especial a Españacon mis muletas a cuestas-, las que me dan más libertad de movimiento que la pierna ortopédica, elegí íntimamente viajar a Santiago de Compostela. Durante el periplo al viejo continente me acompañaron mi mujer y mis amigos de aventuras. Tuvimos el privilegio y honor de conocer a Jesús Bujalance a través de las anécdotas de una íntima amiga sobre la vida de este gran ser humano. Este señor con mayúscula, enamorado de la vida y de Tata Dios nos concedió una hospitalidad inigualable. Una Acogida propia de un ser especial el que nos hizo conocer lugares insospechados por su belleza e inolvidables por su historia. Las tertulias con nuestro anfitrión siempre quedaran grabadas en nuestros corazones. Su afabilidad y cortesía tiene una relación intrínseca con su nombre y con el tema providencial que salió de manera impensada. El camino a Santiago de Compostela. Nos relataba nuestro afable y gallardo Jesús que realizó el peregrinaje desde su Andalucía hacia las tierras de Galicia en varias oportunidades. Sus sucesos y narraciones daban paso a que su ser se transformara en una algarabía de anécdotas sobre la solidaridad, la hospitalidad y el misterio del camino. Él contaba con especial sentimiento los recuerdos de su entonces compañero de travesía. Un muchachito hijo de familia tucumana, gran amigo nuestro y de mi hijo Sebastián. Nos relataba como el camino puede convertirse para el peregrino en un cambio con distintas facetas. Algunos pueden entregarse para conseguir metas insospechadas pero su secreto también podía alejarlo. Siempre esta Tata Dios con sus manos abiertas delineando nuestros destinos. Con el tiempo a Jesús lo co- adoptamos y su nombre no deja de tener la trascendencia de los elegidos. Nos visitó en varias oportunidades conociendo los rincones de nuestro Jardín de la República y la de provincias vecinas. Siempre encantador, con una sonrisa permanente y una simpatía que transporta. Tenía a su cargo el mandato de hacerse cargo de una iglesia milenaria en su pueblo y en cada ocasión que podía nos traía regalos y recuerdos que después en el anonimato repartía a los vecinos de una estancia de sus protectores y mejores amigos en Jujuy. En su último viaje en Semana Santa lo despedimos sabiendo que estaba destinado por la mano de Dios a guiar con su simpleza y sabiduría a quienes menos tienen. Como no quedar prisionero del destino. El camino con este hombre sabio era una realidad. Nos contaba que su primera caminata la practicó cuando tenía 60 años de edad y que sus vivencias con la naturaleza, el ambiente y los peregrinos lo acercaron definitivamente a Dios. La Fe, la voluntad y solidaridad nos enfatizabas se encuentra vivo en todo el camino, unido a la esperanza de alcanzar la meta. Me atrevo a publicar mis primeras líneas antes de llegar a mi primer destino Madrid y después León, porque siento la necesidad de hacer conocer que con energía espiritual todo se puede. Hace unos días escribí a través de las redes sociales sobre mi convicción de realizar la travesía con mis compañeras de casi toda una vida – las muletas – y con privilegio de que me encuentro – pese a mis primeros 60 años – en óptimas condiciones físicas para caminar más de 300 km desde León. Jesús conociendo mis sentimientos en un emotivo y afectivo mensaje luego de dejarme su gallardete – la camisa o remera con los lugares por donde atravesó el camino en tantas oportunidades me hablo de la ilusión. La fuerza, la esperanza y la Fe. De que a pesar de no tener una pierna siempre, con voluntad, perseverancia y fe llegare al Obradoiro (la plaza de la Catedral de Santiago) y juntos Dios mediante besaremos el suelo dando gracias al señor por tantas bendiciones y con la promesa cumplida. La camisa cuya copropiedad hoy detento es sinónimo de una historia de sacrificios y fuerza espiritual, la que sin lugar a duda quedara enmarcada en nuestro recuerdo. Como dice Jesús. “…La remera estará estampada además de los lugares señalados con el símbolo de la peregrina andaluza, el bordón castellano y el corazón del peregrino argentino…”. Es esta. Mi primera narración sobre el Camino que no es sino LA MANO DE DIOS, viene a fortalecer y revalidar lo que vengo sosteniendo desde hace décadas. No existe la discapacidad. Capacidad es la potencia, son las fuerzas, con que Dios nos dotó para vivir plenamente nuestra vida. El hombre nace y es siempre entero, completo, capaz, porque es hecho a imagen y semejanza de Dios. Si estamos vivos es para vivir del todo, con todo. Se puede decir y no le ténganos miedo a las palabras que somos rengos, ciegos, mudos, paralíticos, que tenemos uno o varios problemas físicos y psíquicos, pero que no somos capaces eso sí que no. Podemos tener enormes dificultades, pero todos sabemos que algo maravilloso, misterioso e innegable, yo diría que la MANO DE DIOS, nos ayuda a pelear, a vencer, a no flaquear. No te sientas vencido aún vencido, dice el poeta y tiene razón. El orgullo o la dignidad de ser personas, hace que antes que aceptar una expresión de lástima, seamos capaces de mordernos y no pedir ayuda. La mano del piadoso nos quita siempre honor dice Machado y lo comprendo. Cada uno de nosotros tiene una historia diferente en el que el factor común es el esfuerzo y la fe. La voluntad esa facultad humana por excelencia debe ser nuestra aliada, nuestro sostén permanente. Con voluntad suplimos todas nuestras dificultades y siempre está allí Tata Dios que nos manda un cable. La voluntad, voluntad para resistir para emprender, para no cejar. Voluntad y orgullo para demostrarnos que a pesar de todo, contra todo, podemos. Arriba los corazones, siempre más allá, si Dios nos tocó es por algo, quiere mucho más de nosotros, no nos quedemos jamás en la mediocridad. Un chico, una mujer, un hombre con problemas son ante todo y sobre todos “hombres, seres humanos con problemas”. No debemos perder de vista esa dignidad, esa corona, ese soplo de ser hecho a imagen y semejanza de Dios. Hasta Santiago de Compostela…

Muchas gracias.

DR. JORGE B. LOBO ARAGÓN.

jorgeloboaragon@gmail.com


PrisioneroEnArgentina.com

Noviembre 27, 2016


 

El Clan Ale Finalmente a Juicio Oral

Share

 

Por Jorge B. Lobo Aragón.

Tucumán – Argentina

 

Opinión 

Durante mi actuación en la justicia – Juez y Fiscal -, tuve oportunidad de   dictar  la prisión preventiva del Clan Ale. En aquella oportunidad recibí terribles amenazas, que no lograron amedrentarme. Pero aquella instancia, pasó, ya no soy un funcionario de la justicia, ni mi función es la juzgar a nadie, solamente ejerzo la profesión de abogado penalista.  No obstante siguieron con atentados al estudio Jurídico con arma de grueso calibre y artefactos explosivos. Nada se resolvió al respecto. A la justicia ordinaria no se la teme, se la supone inocua. Todo el mundo “confía en la justicia”, muchos, en realidad, confían en su torpeza. Pero se sospecha que las mafias tienen poder, tienen fuerza y que son duchas en su aplicación.De todas maneras el debate sobre esta mafia nos alerta: los argentinos, en estos momentos, estamos ante la evidencia de mafias que extiendan su poderío hasta ciertos despachos que debieran mantenerse inconmovibles. Hoy la Justicia informa que el 16 de diciembre se sentarán en el banquillo de los acusados del Tribunal Oral Federal  a los 16 integrantes del “Clan Ale” para ser enjuiciados. La banda, liderada por los hermanos Rubén (“La Chancha”) y Ángel (“El Mono”) Ale está acusada de lavado de activos, asociación ilícita, evasión impositiva, presunta producción y comercialización de estupefacientes, cobro extorsivo de acreencias propias del grupo y de terceros ajenos a éste y tenencia ilegítimas de armas de fuego.  Todo esto viene a corroborar y ratificar  que la absolución de los mismos en Juicio Oral durante mi función como juez en  mi  provincia  – Caso del oficial Salinas y del  Comando Atila – , dejo mucho que desear. Es que en casos de corrupción, de mafia o narcotráfico, si los Jueces en  el país y en especial mi provincia no reaccionan, las consecuencias se agravaran sin duda. Los acusados que dicen ser “empresarios” y  que  se lo persigue por su pasado,  alcanzaron durante décadas alarmantes niveles de impunidad. Es  que la corrupción “se está haciendo carne en la Argentina” y convirtiendo en el pan nuestro de cada día”. Debemos formar parte de una sociedad  que no se resigne a la impunidad como si se tratase de una fuerza de la naturaleza. Actualmente  existen en la provincia numerosas causas en estado de debate oral contra esta asociación con demoras groseras “esperando el sueño de los justos”. Diría de los injustos.  Pareciera que se busca aviesamente el archivo o la prescripción de las mismas.  Fue tal el libertinaje y los tentáculos con sectores de poder,  de esta pandilla de malhechores  que hace 20 años que tienen una expansión continúa y han llegado a tener candidatos a diputados y controlado el principal club de fútbol de Tucumán. Prácticamente  se instalaron como en una especie de supra poder controlando sectores del Juego, la trata y  la justicia”. Personalmente no lograron amedrentarme y sigo esperando con paciencia Franciscana que se los llame a debate oral en numerosos juicios provinciales con demoras de seis años. Lamentablemente siguen durmiendo el sueño de los injustos con una lentitud exasperante. Una Justicia lenta no es justicia. Será Justicia.

JORGE B. LOBO ARAGÓN



Un hijo diferente…

Share

 

lobo66 Por Jorge B. Lobo Aragón.

 

Con admiración a mi familia“No te des por vencido ni aún vencido”

OPINIÓN

Reflexionando acerca del nacimiento de un hijo, imaginaba un poderoso barco a vela lanzado al mar de la vida. El hijo podría capitanear esta nave bella y contundente, hecha de sus propias esperanzas y sueños. Sordamente navegando las inmensas velas blancas que cogen los vientos de oportunidades. Viajaríamos juntos por un rato, mostrándole lugares donde él podría ir y ayudarlo cuando la necesidad surja. Un día, dejaría el barco y lo dejaría navegar solo. Después de su nacimiento notamos que algo malo estaba sucediendo. Los médicos comenzaron a hacer pruebas con terapias física, ocupacional y de lenguaje. Al principio pensaba que todos se equivocaban. Todavía podía ver mi hijo sobre su nave poderosa. Después me di cuenta que los médicos tenían razón. Algo no estaba bien. Una tormenta de emociones corrió en mi interior envolviendo la nave de mi hijo. Lluvias y gotas de tristeza golpeaban la embarcación. Los truenos la sacudían en ira por tener un niño diferente. Vientos furiosos de duelo dirigían la nave poderosa de mi hijo, rompiéndose contra las chall1rocas. Sentía queperdía el hijo que quería y esperaba”. Con el tiempo la tormenta despejó. Las nubes se abrieron. La nave sobrevivió. Pero se había transformado. Una maquina contundente de competición que fácilmente corta el agua, se convertía en un lanchón navegando laboriosamente por corrientes difíciles. Las velas gigantes habían sido reemplazadas por unas pequeñas, andrajosas, con agujeros en su frente. Me asombre que la nave pudiera flotar. Imaginé que mi hijo todavía estaba al frente del timón, sin darme cuenta que algo esta mal. Me pregunto si algún día el va a comprender que su nave no es como las otras. Mirando al navío puedo ver la labor del solidario trabajando. Algunos están remendando los agujeros masivos que se sabe que tal vez no se podrán reparar. Otros pintando pequeños lugares ofrecen el apoyo donde pueden. Para muchos el trabajo es excesivo. Las esperanzas y los sentimientos de culpa van y vienen como una nave a la deriva. El trabajo de guía y maestro va a ser difícil. Enseñar hacer cosas que otros chicos adquieren naturalmente me desgarra el corazón. Siento una angustia que brota por todos mis poros. Pero las esperanzas, están intactas. Percibo mejoras aunque lentas. Todavía mantengo el mismo orgullo que todo padre siente cuando su hijo finalmente completa una tarea. Recién he comenzado con las preguntas. El futuro que devendrá para mi hijo. Las dudas, los interrogatorios y las consultas me marean. ¿Será independiente. Tendrá un trabajo? Se hará de amigos? Se hace claro que no podré dejar a mi hijo navegar su nave solo. Con pánico, me doy cuenta de que no soy eterno. Que podría morir antes de que el complete su viaje. Las preocupaciones por testamentos y cuidados eventuales me atormentan. La obsesión de quien cuidara de mi hijo me desgaja. Se me dificulta imaginar a quien pedir esa tarea. Más aún conjeturar quien aceptaría. Entonces miro a mi hijo. Simplemente observo y contemplo a un niño feliz. No entiende que es ser diferente. Un halo de sensibilidad superior, indescriptible, sobrenatural lo rodea. La mano de Dios me enseña a comprender. A madurar. Ahora sé que todos los niños nacen con esa inocencia por ser imagen y semejanza de Dios. Que algunos son diferentes y no esperaran cuando el supremo los llame. Se me revela que lo terrible se convierte en bendición. Que su inocencia se esparcirá de manera natural como las aguas que surcan el mar. Que puede ser ejemplo de cómo el mundo deberían conducirse. Cuando está feliz, sonríe. Se ríe. Cuando esta triste, solamente llora. No entiende las reglas de la sociedad que enmascaran con caretas ficticias los sentimientos. No exhibe ningún rasgo de avaricia, deshonestidad, o amargura. Está en el mundo esperando ser insertado sin esperar ni pedir nada a cambio. Solamente amor. Al mirar. Alegremente dice hola. Sonríe y ya ha brindado, un enorme regalo de amabilidad inocente. Me ha ayudado sin duda a comprender lo que es importante en la vida. Tener un hijo con necesidades especiales es un regalo milagroso. Jamás renunciaría a tenerlo. Los desafíos adicionales parecen pequeños, pero existen y debo resolverlo. Las tormentas de ira y emoción todavía soplan. Pero la nave de mi hijo, sobrevivirá. Viajaremos a puertos imprevistos y fascinantes. Es mi hijo.

Dr. Jorge B. Lobo Aragón .

 

MI VUELO CON UN FAMOSO CIRUJANO…

Share

 

Por Jorge B. Lobo Aragón.

 

lobo-aragon-ups JORGE BERNABE LOBO ARAGON

Hay una achura en el pecho / que la llaman corazón; / es como un cencerro gaucho / con un badajo cantor”. Un día nos enteramos de que esa personalísima achura, que la teníamos por ladina y capaz de ganar una discusión cuando de amores se tratase (o de algún “vientito parecido a la ilusión”) había sido sólo un repuesto como un carburador

Reflexión

Hay una achura en el pecho / que la llaman corazón; / es como un cencerro gaucho / con un badajo cantor”. Un día nos enteramos de que esa personalísima achura, que la teníamos por ladina y capaz de ganar una discusión cuando de amores se tratase (o de algún “vientito parecido a la ilusión”) había sido sólo un repuesto cambiable, como el carburador de un auto, digamos. Yo que he viajado por medio de las estrellas. Que he verificado su posición en las constelaciones. Que he inspeccionado sus brillos mientras trataba de recordar sus nombres. Que estampada sobre la Vía Láctea he admirado a la Cruz del Norte (el Águila) detrás de la estrella Vega, mientras en espacios más tranquilos se lucía el centauro Sagitario y el Escorpión se alejaba hacia occidente. Que he percibido el frío invernal debido a la ausencia del Sol. Que mi posición de observador con mis facultades de bilocación no me impide tener un blando balanceo de vuelo a veces caprichoso y también inesperado Siempre en el solemne silencio del espacio sólo se percibe el suave ronroneo que me transporta por los campos celestes con toda mi energía diseminada por el cosmos. Este don inexplicable pero cierto de estar en varias partes no me molesta ni perturba. Es que con la capacidad de alejarme de mi cuerpo carnal, como un foco de energía luminosa, que irradia a donde quiere plasmarse. Me permite desplazarme como un cordel luminoso en un viaje de ave arcano y misterioso. Estoy un tres de diciembre de 1967 en la ciudad de El Cabo. Observo desde mi sitio inocutable a una persona enferma a quien me lo presentan como el doctor Washkansky, 55 años, de larga historia de deficiencias cardíacas. Se había decidido su operación demorada hasta conseguir un donante del mismo grupo sanguíneo. Visualizo que el oferente fue el padre de una joven que había sufrido un accidente automovilístico. De pronto aparece en la sala de operaciones un joven opuesto y vigoroso. Una habitación parecida a la consola singular de una nave espacial que alguna vez tripule. El director del hospital se negó a dar el nombre de los médicos del equipo quirúrgico. Pero pronto me informé que lo dirigía el joven doctor Christian Bárnard, que después ganó renombre mundial. El traspaso duró cinco horas. La operación abría perspectivas impresionantes. De un enorme éxito que dio lugar a un sinnúmero de trasplantes que abrieron una perspectiva de vida sin precedente en todo el orbe. Es que avanzando por este camino no parece imposible que un día se logre un Gilgamés, si se le cambian los órganos a medida que los gaste. Se dijo en un principio que el trasplante se realizaba de un muerto a un vivo. Después supe que huesos, piel, córneas, pueden extraerse de un cadáver y aplicarse al paciente que los necesite, pero que otros órganos, como el corazón, sólo son útiles obtenidos de un organismo vivo. Se trasplantan, pero de un vivo a un vivo. De un vivo con escasas posibilidades de vida a otro que tiene mayores esperanzas. Sentado desde mi posición cósmica, me resultaba pavoroso reconocer que se apresuraba talvez la muerte del moribundo al sacarle un órgano vital. Todo este suceso dio lugar tiempo después a cambios en la legislación en cuanto a las condiciones requeridas para certificar la muerte. Uno muere en el instante en que se separa el alma del cuerpo. La seña más segura es la putrefacción. Antes de eso los médicos la constatan por la detención total e irreversible de las funciones cerebral, cardíaca y respiratoria. Hoy para posibilitar los trasplantes y modificada la ley, se permite diagnosticar el fallecimiento con sólo la muerte cerebral, a pesar de que la medicina conoce casos de recuperados en esas condiciones. En mi introspección especial me preguntaba y al mismo tiempo asentía que con esta operación que acaba de contemplar cambiaba la historia del mundo. Un hombre rico corría el peligro de que lo asaltaran para robarle la plata que llevaba. Ahora ha sucedido que un chico ha desaparecido, y cuando se lo ha encontrado tenía un riñón de menos. Cualquiera puede ser víctima. Y como un pájaro volador y soñador de tantos eventos, con alguna arista de poeta melancólico me sospecho que con cuidado tiene que andar el enamorado que le ofrezca a una dama su corazón! No sea que se lo acepte para venderlo en el mercado de achuras a medio usar. Tenga cuidado amigo lector. Pero es el destino del destino del enamorado.


 

Mi vuelo con el Tigre de los Llanos

Share

 

Por Jorge Lobo Aragón.

 

Mi amigo eterno “Facundo Quiroga”

Reflexión:

Un poco preocupado por el constante fenómeno de bilocación que me viene sucediendo casi todos los días. Seguramente para desgracia de los pocos que leen mis publicaciones. Con excepción de mi familia que a esta altura me niegan como un loco de manicomio. No ceso en mi intento de dar rienda suelta a la imaginación. Pero cuando se trata de encontrarme en diferentes lugares a la misma vez empiezo a preocuparme. Ya he visto de cerca las estrellas y a la luna mi gran amiga. He viajado al polo con mi amigo julio Verne. He gozado de tertulias con Machado y Gorki. También me he deleitado del tango con el zorzal criollo y mi eterno amigo Le Pera. Estuve conversando del Tango argentino con Jorge Luis Borges y su compañera María Kodama. En suma he viajado como pocos en este mundo a pesar de mis muletas y mi bastón. No obstante como católico me siento tranquilo porque la iglesia reconoce a mis facultades. Parece ser una manifestación de la espiritualidad del ser humano con clara orientación mística. Y yo solamente buscaba acercarme al purgatorio. Y bueno mis amigos Budistas dicen que lo mío tal vez sea un fenómeno esotérico al que lo llaman vehículo de diamantes. Pero mi caso es especial porque siento que mi cuerpo se transforma en un pájaro sin ser lo mío ninguna alucinación. No miento. Basta con remontarse a mis escritos y se darán cuenta que no estoy tan loquito. Justamente después de escribir mí vuelo al polo y mi sueño de pájaro. Descansando en Tafí del valle y después de subir con mi viejo caballo al pelao. Un cerro detrás de mi casa que ocupa aproximadamente el 30 % de la superficie central del valle. Enorme espacio propio del paraíso con rocas graníticas de unos 400 millones de años de antigüedad, en donde en cada paso, nos revela sus maravillas de piedras y viento. Lugar sagrado que nos identifica con la mano de Dios. En la cima se avistar ver los cóndores en su aleteo majestuoso y una vista esplendorosa del valle que nos circunda. Un hálito de aire puro me anima a abrir los brazos para facundo-quiroga2recibir al viento y al sol. Es que esta loma de piedras que se mescla en su extensión con un manto de pasto verde. Es una enorme alfombra verde de los más diversos matices que ayuda a meditar y pensar. De inmediato siento en mi cuerpo el cosquilleo de todos los días .Desde mi sitio con el claro sol que ilumina las cumbres me contacto nuevamente en los misterios insondables que me persiguen. Observo a un hombre más bien bajo, aunque de fuertes músculos. Su cabello ensortijado está tapado por el sombrero de alas anchas, a la moda de los provincianos arribeños; a sus recios bigotes que se unen a bien pobladas patillas, ocasiones se los afeita. Lo más notable en su fisonomía son los negros ojos, llenos de luz, de fuerza, de energía bajo las negras cejas encrespadas que hacen más vigoroso su semblante. Viste rico poncho de vicuña, como corresponde a campesinos de calidad. Parece un provinciano. Pero logro ver que llega en galera. Es a Buenos Aires. La ciudad no está a obscuras. Una luna en su cuarto creciente les da a las calles el resplandor preciso para que llegue hasta el centro la galera. El polvo que los tapa delata que vienen de lejos. Y apurado. El que así -nocturno, callado, fugitivo- está llegando mi amigo, se llama Juan Facundo Quiroga. Nombre con renombre en todas partes. ¿Fugitivo? Sí, llega derrotado. Como general ha dirigido los ejércitos federales para salvar a las provincias de la invasión que les hace Paz con las tropas del ejército de línea, pero a pesar de su coraje ha sido vencido en La Tablada, y por confiarse en la caballerosidad lo han sorprendido en Oncativo. Al fuerte gobernador, capaz de poner y de sacar gobernadores en un montón de provincias, sólo le queda un grupito de acompañantes a falta de ejércitos aguerridos y entusiastas. Todavía no es viejo. Tiene cuarenta y tres años. Pero la vida de intemperies que ha llevado le produce un reumatismo que le quitará el placer de seguir montando sus excelentes caballos. Al otro día el gobernador de Buenos Aires le rendirá honores de general victorioso al hombre que ha venido buscando amparo ante su descalabro. Pero bien hace don Juan Manuel, porque ese Tigre de los Llanos que lame sus heridas es un derrotado pero no está vencido, no está acabado, no está entregado. “Mal herido”, sí, pero todavía capaz de “arremeter feroz”, vivo ejemplo del consejo que años después dará Almafuerte.Los comisarios de Buenos Aires le facilitarán vagos y delincuentes. Y al frente de 400 hombres, a los que él deberá impartirles disciplina y contagiarles entusiasmo, otra vez atravesará el país dando batalla donde la patria lo necesite. El general Quiroga tiene tal fibra que no parece hombre de carne y hueso; parece la encarnación de un fantasma destinado a dar aliento a los siglos venideros. Es el hombre al que mi madre llamaba cuando tenía nueve años, luego de perder mi pierna para decirme entre murmullos. Hijito. Se puede. Siempre se puede.

  • DR. JORGE B. LOBO ARAGON